La página de los juegos y pasatiempos


"Tengo la práctica de los deportes en general, y al culto de la práctica de los deportes en particular, por formas extremas de imbecilidad que acercan al ser humano al carnero, las ocas y las hormigas, tres instancias agravadas del gregarismo animal... Las hordas beodas que rugen en las tribunas de los estadios modernos (antes de incendiarlas) en los partidos de fútbol contemporáneo, donde 22 payasos individualizados por uniformes de colorines, agitándose en el rectángulo de césped detrás de una pelota, sirven de pretexto para exhibicionismos de irracionalidad colectiva"...

Mario Vargas Llosa (Los cuadernos de Don Rigoberto)


Festejos por el aniversario del Club GuadalajaraActualizado
Una página para los "Atlistas"Actualizado
Apuntes deportivosActualizado
Coeficiente Intelectual
La regla del fuera de lugar (offside) "imposible de marcar"
Un golfista habla del golf y otros deportes
Futbol para principiantesActualizado
Balón de fútbol
"En el futbol ya vemos que con todos los apoyos, apapachos, árbitros designados y dinero a montón, no crecen los ratoncitos [de la selección mexicana]. Países pequeños, con jugadores a quienes ni les pagan, nos hacen ver nuestra fortuna cada eliminatoria. Resulta mucha terquedad seguir apostando a la patada."

Gregorio González Cabral
(v.pág. 9 del periódico Ocho Columnas del 13 de enero de 2002).


"La Selección Nacional [Mexicana de futbol], un ejemplo extremo de manipulación colectiva alrededor de la mediocridad."

Rafael Loret de Mola
(v.pág.12A del periódico Ocho Columnas del 3 de junio de 2002).


"Un periódico de Galicia, en España, llamaba la atención de que la Catedral de Santiago de Compostela, que es una joya arquitectónica y patrimonio de la humanidad, estaba asegurada por una cifra menor al precio de la transferencia del francés Zinedine Zidane al Real Madrid, tasada en 64.6 millones de dólares. Si los precios de los futbolistas siguen creciendo de la forma en que los han hecho en los últimos diez años, el superestrella del Mundial 2006 valdrá 150 millones de dólares, el doble que el presupuesto público anual de un país como Zambia. ¿Podrá sostenerse esta espiral alcista?"

"Las cifras que se manejan en el futbol son una burbuja tan racional como los miles de florines que se pagaban en Holanda por un tulipán en el siglo XVII. Esta burbuja reventará en cualquier rato..."

Luis Miguel González
(v.pág.21 del periódico Público del 7 de junio de 2002).


"Lo que en realidad molesta en todo esto es la recurrente manipulación masiva y, por ende, la ingenuidad de un importante sector de la sociedad que se deja arrastrar por retórica y experimentos diversos tendentes a distraer e incluso persuadir a la opinión pública respecto a la nueva formación de los mexicanos dispuestos a dejar las ataduras que someten a los pueblos conquistados. Una vieja monserga que recala en la deformación colectiva."

"Obsérvese lo sucedido en el exaltado torneo futbolero, que se presenta como una especie de controversia internacional para exaltar xenofobias y chovinismos al gusto de los publicistas mercenarios que someten a las audiencias hasta hacerlas dúctiles al mandato inapelable del consumismo. Por ello se llegó al absurdo, exaltado incluso desde Los Pinos, de ponderar al equipo nacional de balompié como un conjunto de guerreros y diplomáticos eméritos enfilados a honrar a la patria sin temor a la inmolación."

Rafael Loret de Mola
(v.pág.12A del periódico Ocho Columnas del 20 de junio de 2002).


"Fisicoconstructivistas y atletas en general de destrozan los riñones, las arterias y no pocas veces el estómago atiborrándose de pastillas fortificantes dignas de poner a bailar rave a Godzilla."

Antonio Ortuño
(v.pág.10 de la sección "Cultura y Tendencias" del periódico Público del 26 de julio de 2002).


"Uno puede comprender que los futbolistas, que sólo tienen memorias del subdesarrollo, fallen penaltis, pierdan contra los gringos y sean ratoneros en lo esencial por falta de vitaminas, carbohidratos y viajes a Disneylandia; pero resulta incomprensible que aquellos que provienen de altos niveles económicos, que han abrevado en la educación privada, que comen tres veces al día y que pueden tener acceso a clubes para la práctica del tenis, se comporten como apocados pelones de hospicio."

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.2 del periódico Público del 24 de septiembre de 2002).


"La diferencia entre el sueldo de un jugador de futbol talentoso y el de un músico solista es un indicador del nivel cultural de la sociedad."

Ariël de Graaf


"¿No sería mejor que los mexicanos dejáramos ya el balompié por la paz? Yo diría que nos sería tranquilizador y provechoso."

Germán Dehesa
(v.pág.31 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 20 de febrero de 2003).


"En lugar de atacar las ancestrales carencias físico-atléticas del futbolista mexicano, carencias que por supuesto también tienen los demás deportistas nacionales, en su momento surgieron frases como la siguiente, fácilmente aceptadas sin ser analizadas: 'En el futbol no es mejor el más alto, ni el más fuerte' (¿ni el más rápido, ni el más potente, ni el más resistente?)."

"Es cierto que el jugador debe ser primero futbolista y después atleta, pero se equivocan quienes piensan que no está en desventaja alguna, con respecto al europeo o al estadounidense bien alimentados y mejor entrenados, el mexicano que creció menos porque no comió lo suficiente, o al que le falta fuerza porque no se preparó como debía."

"Para que la capacidad futbolística sea la que incline la balanza, primero es necesario equilibrar las cosas en el renglón físico-atlético, que es en donde los estadounidenses han sustentado su predominio."

Roberto Gómez Junco
(v.pág.2 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 15 de mayo de 2003).


"Jamás he perdido un juego, en algunos, se me acabó el tiempo."

Johnny Unitas.


"Sentarse en un gran campamento base empinándose latas de cerveza -en lo particular no lo considero como montañismo."

Edmund Hillary (quien con Tenzing Norgay fue el primer alpinista en alcanzar la cima del Everest, refiriéndose al aumento de aficionados al montañismo en los últimos 50 años).


"El futbol ya casi no cuenta. Se ha convertido en una pasarela para que desfilen estos post-modernos gladiadores que pasan más tiempo videograbando un comercial que entrenando o arriesgando sus valiosísimos huesitos en favor y en amor de un equipo que, en términos de verdadero compromiso humano, no les significa nada."

"Mientras más negocio hay (no descarten al narco), menos futbol verdadero tenemos."

Germán Dehesa
(v.pág.3 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 26 de junio de 2003).


"Mirando hacia atrás con ira, vengo a descubrir una verdad demoledora: el futbol moderno es aburridísimo."

"La burocracia ha llegado a las canchas y jugadores y técnicos dedican sus mejores esfuerzos a mantener su chamba y a cobrar su quincena."

"Cada vez hay menos espectáculo y, ante esto, el público que es por mucho lo mejor que tiene el futbol, ha comenzado a alejarse no tan solo de las canchas, sino también del televisor."

"La repartición de billetes es cada vez más generosa, pero a la sufrida afición no le toca nada."

"La pregunta es: ahora que el público termine de retirarse, ¿qué se van a repartir?"

Germán Dehesa
(v.pág.3 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 24 de julio de 2003).


Publicado en el periódico El Informador el 26 de julio de 2003

"Es obvio que hay algo que estamos haciendo muy mal. No es lógico que en un país con millones de jóvenes que practican el futbol no podamos conseguir a 20 muchachones que jueguen bien y que sean internacionalmente competitivos."

"Las tareas de demolición de nuestro futbol avanzan de modo incontenible. Cada vez vemos peores partidos, peores arbitrajes, peores canchas y peores y más oscuros arreglos."

Germán Dehesa
(v.pág.3 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 15 de enero de 2004).


"Ha enajenado a tanta gente este espectáculo masivo que me ha tocado ver a tipos que compran un periódico, se quedan con la sección deportiva y tiran el resto. ¿Para qué atormentarse con los problemas que aquejan a la sociedad de nuestro país si existe el futbol que es lo que más importa?"

J.Jesús Jiménez Villa
(v.pág.9/A "Tribuna Libre" del periódico El Occidental del 25 de abril de 2004).


"El futbol es una tortura mental sin sentido. En el mejor de los casos es un medio de autotortura que inventaron los hombres cuando, después de las conquistas del movimiento obrero europeo -en los albores del siglo décimo noveno-, se hallaron con que tenían 'tiempo libre'."

Jorge Octavio Navarro
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 3 de mayo de 2004).


"De tiempo atrás, el deporte del futbol ha ido adquiriendo características de fundamentalismo religioso. Multitudes enajenadas en todo el mundo dirimen con violencia enardecidos nacionalismos que cifran su honor en los resultados de un encuentro. Hoy en día, el orgullo histórico de las nacionalidades ha sido sustituido lamentablemente por insignificantes patriotismos futboleros."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 19 de junio de 2004).


"La patología depredadora de los clubes no es canjeable por una selección que brille en las citas decisivas."

Eduardo Quijano
(v.pág.6 de "La Afición" del periódico Público del 25 de junio de 2004).


"¡Tan bien que me había ido en la vida alejado de cualquier pasión deportiva de origen nacional! Años malhablando de nuestro futbol, poniendo énfasis en su falta de criterio, hombría y talento, como para venir a tropezarme con la misma piedra. A ver, qué necesidad tenía de sentirme apachurrado, si en mi fuero interno ya sabía lo que iba a pasar: que iban a jugar como nunca (bueno, en realidad jugaron peor que nunca) y a perder como siempre. Si me hubiera sostenido en mi habitual malinchismo futbolero, en estos momentos me estaría burlando de todos aquellos que ahora andan cabizbajos y meditabundos mentándole su madre a los dioses del balompié que tanto nos odian."

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.2 del periódico Público del 20 de julio de 2004).


"Ese asunto del dopaje ya huele a rancio. Desde el momento mismo en que los intereses extradeportivos tomaron la delantera, la batalla está perdida: del Citius Altius Fortius, 'más rápido, más alto, más fuerte', se ha pasado al que más rápido se ponga más fuerte, sin quedarse muy arriba en el intento."

"Porque aquí lo que menos importa ya es la gloria efímera de un sitio en el podium que cada año se erige en el centro de un estadio, ante 'la mirada del mundo' (como diría un locutor cursi). No, aquí lo importante son los contratos multimillonarios en publicidad, los derechos de imagen y sobre todo, la posibilidad de convertirse en figuras del pop."

"Porque la tentación y el ego son demasiado grandes. Y claro, también el deporte olímpico tiene sus 'pop stars'. Mujeres bellas, otras con vello. Algún atleta bien dotado y más de uno, bien dopado. Buenos y malos, como en cualquier éxito de Hollywood."

"De eso se trata el negocio, precisamente. Los hay lindos y de sonrisa perfecta, dignos de figurar en la tapa trasera del cereal, y los hay sufridotes, que reflejan en el rostro los largos años de sacrificio, sólo para lograr que su cara aparezca en la etiqueta de una pomada para las hemorroides. Y les fue bien."

"Y los hay atrabancados, que lo quieren todo y lo quieren ya."

"Por eso, precisamente, y por el detallito de los millones de dólares que hay en juego en contratos de publicidad es que surge el dopaje, en el llamado deporte 'amateur'. Y de alguna manera, si comparamos a los atletas actuales con los de hace 50 años (o con los de cualquier país tercermundista), podríamos decir que la competencia es desleal: la tecnología, la dedicación y la alimentación de unos y otros es completamente desigual."

"Así que lo único que cambian son las reglas. Y éstas terminarán por adaptarse a la realidad. O acabaremos teniendo unas Olimpiadas Extremas, donde todo valga. Cirugías, cambio de partes como en las carreras de carros, niveles de dopaje que ya quisieran el hijo de Hank que es ahora Alcalde de Tijuana o cualquier Narcótico Anónimo, hormonas hasta para sacarle vellos a las piedras. Luego, competencias de mutantes. Y ahí si, a ver de qué droga salen más preseas."

Paco Navarrete
(v.pág.3B del periódico Mural del 12 de agosto de 2004).


Publicado en el periódico Público el 13 de agosto de 2004

"En México hay un grave malentendido con respecto al deporte; suponemos que tenemos vocación y aptitudes para practicarlo, cuando la verdad es que para lo que somos buenos es para verlo."

"No puede ser que en este país de más de 100 millones de habitantes seamos tan malos para tantas cosas."

Germán Dehesa
(v.pág.1B del periódico Mural del 16 de agosto de 2004).


"En deporte, como en casi todo lo demás, estamos mal y empeorando."

Víctor Manuel González Romero, profesor, investigador y ex rector general de la Universidad de Guadalajara
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 18 de agosto de 2004).


"¡Ah, cómo nos duele observar, noche a noche, en nuestra pantalla de la tele el 'medallero' de los juegos del día y no advertir en ningún momento el nombre de México! Más que dolernos, nos entristece, como que nos hace sentir chiquitos, vulnerables. Entonces, para amortiguar un poquito ese sentimiento, hacemos bromas: Debería haber un torneo de balero, seguro ése sí lo ganamos. También obtendríamos una medalla en el trompo, o en la 'rayuela', o, de perdis, en 'vencidas'. ¿Por qué no incluyeron un campeonato de canicas? ¿Sabes en lo que sí somos muy buenos los mexicanos? En concursos de albures o de mentadas. ¿Te imaginas un torneo de traga-chiles? ¡¡¡Seríamos los campeones!!! No, más bien, de comer tacos, o de dar arrancones, o para tocar el claxon, o para pasarse los altos..., decimos con cierta amargura. Pero tal vez lo que más nos frustra es no entender por qué nunca la hacemos en los deportes. Nos da coraje. Sentimos feo porque, a pesar de que desde nuestros asientos les mandamos a los deportistas mexicanos toda nuestra solidaridad y entusiasmo: ¡¡¡Sí se puede, sí se puede!!!, gritando como mensos, de pronto escuchamos la voz del comentarista decir: México quedó eliminado. Sí, escuchamos bien, eliminado, del verbo eliminar, el cual también se puede decir: descartar, excluir, expulsar, separar, alejar, dar de baja, quitar de en medio, etcétera. Híjole, qué rabia da, por eso, mientras nos estamos riendo de las payasadas de Ponchito, de vez en cuando comentamos con los amigos y parientes cosas como: Pues ni que fuéramos qué... o quéééééé... ¿¿¿A poco no le pasa a cualquier nacionalidad del mundo de tener uno que otro errorcito??? ¿¿¿A poco todos son los súper deportistas y los súper campeones de todo el planeta??? Ay, sí, los gringos se creen lo máximo, con todas sus medallotas, ¿verdad? Y las medallas de los chinos de seguro son de imitación... Además, son un chingo... así cualquiera... Al fin que nosotros ni queríamos. Al fin que nosotros somos gente mucho más padre, mucho más entusiasta, mucho más entregada y mucho más simpática. ¿¿¿Qué nos duran esos chinos y esos alemanes, bola de pinches extranjeros...???"

"A ver, ¿qué equipo de televisión europea o gringa tiene a un Güiri-Güiri, a un Brozo o a un Derbez? ¡¡¡Ninguno!!! Híjole, sus transmisiones han de ser bien aburridas. En cambio las nuestras son ¡¡¡chidas!!!, son chistosas, relajientas y a toda madre... La forma en que Televisa y TV Azteca han estado transmitiendo desde Grecia, eso sí que habla muy bien de nosotros. No nos acomplejemos, si no fue en esta olimpiada, ya será para la otra, en Pekín... Allí sí que nos vamos a desquitar. Allí sí que la selección va a demostrar lo que vale. Es cosa de ponerse al tiro y ya... Al fin que todavía faltan cuatro años, es un chorro de tiempo para practicar... ¿Sabes por qué no hemos sacado ninguna medalla? Porque está haciendo mucho calor, además, no hablamos griego, la comida es muy extraña y la verdad es que no tenemos las mismas costumbres. Bueno, pues si los del Tri no ganaron por lo menos se echaron su buen viajecito, y la verdad es que lo bailado ya nadie se los quita."

"Poco a poquito nos vamos relajando, ya ni nos acordamos de las medallitas. ¿Para qué? Pues qué somos masoquistas, o qué. Mejor nos concentramos en la transmisión de la gimnasia rítmica. Vemos con cuidado cada uno de los movimientos de las gimnastas: Mira, mira, qué jovencitas son. Mira, mira, qué delgaditas se ven. ¿Cómo le harán para no equivocarse en sus rutinas y siempre caer paraditas? ¿No estarán drogadas? ¿Ya te fijaste lo chaparritas que son? Con ese peso, esa estatura y 20 horas de práctica diarias desde que naciste, pues, así cualquiera... ¿No crees?, preguntamos entre incrédulas y medio envidiosillas."

Guadalupe Loaeza
(v.pág.5A del periódico Mural del 19 de agosto de 2004).


"En todas partes se escuchan críticas acerca del lamentable papel que han hecho los deportistas que fueron a Atenas, pagados con dinero de todos los mexicanos. Por supuesto, al más puro estilo mexicano, pasamos fácilmente de la crítica a la sorna, al chascarrillo, al albur, y luego a lo de siempre: al conformismo."

"Con experiencias como la que estamos viviendo, lo que debe ponerse a debate es el papel de la clase dirigente del país, esa aristocracia de escritorio que se enseñorea con altísimos sueldos, con prestaciones que no tienen ni los que en verdad producen algo, y que -ahí sí- 'olímpicamente' derrochan el dinero de todos nosotros con falsas promesas de que seremos los mejores en quién sabe cuántas cosas."

Víctor E.Wario Romo
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 23 de agosto de 2004).


"México no es país de deportistas, sino de espectadores del deporte. Cuando decimos que somos 'aficionados al deporte', realmente lo que estamos diciendo es que somos aficionados a ver deportes por la tele. Nuestra pasión es levantarnos el domingo a buena hora, correr con buen tranco hasta la miscelánea para comprar una generosa dotación de chelas y abundantes chupifritos de variadísimas especies. Ya con esta munición, regresamos en tiempo récord al hogar, mandamos a los niños a los columpios o a ver una obra de Fred Roldán, recibimos a nuestros amigos dilectos (según nuestra esposa, son puros nakos) y nos disponemos a darnos un megapasón de ocho horas de deportes televisados. Sólo con esta rigurosa y sistemática disciplina se forma un espectador deportivo de alto rendimiento y de competitividad internacional. Somos la verdadera alma del equipo."

"Los jugadores no tan sólo son mediocres, sino que tienen un cúmulo de pretextos para seguirlo siendo. Los directivos son tarugos y son flojos hasta la catatonia; no son capaces ni de programar correctamente el recorrido de una combi que supuestamente recogería a nuestros marchistas de 20 kilómetros. Son un desastre, una lacra y un oprobio importante en un país oprobioso."

Germán Dehesa
(v.pág.3 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 26 de agosto de 2004).


"En el futbol, mientras no se acompañe lo deportivo con su educación profesional, continuaremos viendo futbolistas queriendo vacilar a los brasileños de 1.90 de estatura en la Copa América, donde hacían sólo el ridículo; pero eso sí, ganando millones de pesos en una liga mediocre con un sistema de puntaje que los hace más mediocres y conformistas, donde se preocupan más por cómo se ven con 'diadema' que en pasarle el balón a un compañero y hacer un futbol de conjunto."

Jaime M.Ochoa del Toro
(v.pág.4 "Correo" del periódico Público del 27 de agosto de 2004).


"Todos los deportes en nuestros días, han cobrado un auge inusitado internacionalmente, merced a los medios de comunicación que en todas partes del mundo transmiten en vivo cualquier evento. Ello ha propiciado el fomento de una afición vehemente, adictiva, y en ocasiones poseída por una violencia desbordante en los mismos lugares de los eventos y fuera de ellos. Tal parece que estamos en presencia de un fundamentalismo 'sui géneris' religioso y nacionalista, que cifra el honor de un país en el resultado de un encuentro. Las escenas de los 'fans' de un equipo en las tribunas, son imágenes de poseídos que rayan en extremos casi inverosímiles. Obedeciendo a la inercia histórica de la violencia consubstancial al género humano, bien podríamos decir que los deportes son el escenario de una guerra domesticada."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en derecho y en filosofía y letras
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 4 de septiembre de 2004).


"En México, carecemos de estructura deportiva idónea; existen dos organizaciones (a las que deportistas llaman 'federativos') creadas para impulsar los deportes, una es el Comité Olímpico Mexicano y la otra, la Comisión Nacional del Deporte, pero de dos no se hace una, pues recíprocamente se avientan 'la bolita' en lo relativo al apoyo a deportistas de todas ramas, y, ninguna lo hace, pero eso sí, las mafias (Mario y Olegario Vázquez Raña; Nelson Vargas y compañía; Felipe 'Tibio' Muñoz -otrora medalla de oro- y secuaces, etc.) que alrededor de esas dos organizaciones se han formado, en todas y cada una de las ramas deportivas, se gastan para sí (en viajes de placer personales) todos los presupuestos que del erario público les asignan, utilizando como medio de selección de deportistas el 'nepotismo', el 'amiguismo', el 'compadrismo' el 'ahijadismo', etcétera; esto es, sin beneficio alguno para todos aquellos niños o jóvenes que auténticamente tienen facultades innatas para deportes, en el ramo que a cada uno apasione. ¿Cuándo se ha sabido que alguna de estas organizaciones seleccionen niños o jóvenes en competencias municipales, estatales, regionales o nacionales, para descubrir genuinos talentos en todos y cada uno de los deportes? Nunca, carecen de imaginación. Si ignoran cómo descubrir talentos para algún deporte, menos van a apoyarlos; pero para gastarse el dinero 'mejor apoyar a "cuates" del alma', aunque una y otra vez fracasen en competencias deportivas."

"En estos juegos olímpicos de Atenas sólo obtuvimos cuatro medallas: tres de plata y una de bronce: la de la fondista de 400 metros Ana Gabriela Guevara; la de la ciclista por puntos Belem Guerrero Méndez, la de Oscar Salazar Blanco en Tae-Kwon-Do y la medalla de bronce de su hermana Iridia Salazar Blanco, también en Tae-Kwon-Do."

"Cabe indicar que dichos medallistas mexicanos conquistaron medallas gracias a esfuerzos personalísimos y familiares, jamás por apoyos oficiales. Allí está la medallista Belem Guerrero, que ni bicicleta para competir le consiguieron, tuvo que donársela 'TV Azteca'. ¿No es esto vergüenza nacional? ¿No sería mejor que desde ahora seleccionemos y preparemos un deportista mexicano que gane ocho medallas (como lo hizo el estadounidense), y que a ése solamente enviáramos a los XXIX Juegos Olímpicos de China? Nos sale más barato."

Gamaliel Guzmán González
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 8 de septiembre de 2004).


"Hay quienes se exigen menos a sí mismos que a la Selección Nacional. Como si ésta no fuera, necesariamente, reflejo de lo que es México en otros órdenes de la vida, demandan que funcione, en todas y cada una de sus apariciones, como motor de Mercedes Benz... pero, adicionalmente, con una productividad similar a la del Ferrari de Michael Schumacher."

Jaime García Elías
(v.pág.1-C del periódico El Informador del 14 de octubre de 2004).


"No hay un solo día en que los medios de comunicación no resalten, a ocho columnas, dentro de este ambiente de incertidumbre y de mentira política, los resultados de tal o cual equipo, o de los árbitros o de los mismos jugadores, como si de ellos dependiera nuestro futuro o nuestra propia vida, y poco se ocupan de ir disecando poco a poco la verdad que pesa sobre todos los mexicanos que es ese lodazal y cochambre político, junto con una vida económica incierta."

"¡Por supuesto que la gente sabe más de alineaciones de jugadores de x equipo, que de la sana, o insana, mente de los dirigentes de los partidos políticos! De los primeros, ¡vámos¡ ni siquiera come, y de los segundos... ¡en ellos estamos depositando nuestro presente y futuro!"

Lucio Vázquez, médico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 8 de noviembre de 2004).


"Tenemos que hacer mención de una opinión que apareció en el periódico en relación al estado actual de los jugadores: 'Cuando en un estadio de futbol uno entra al vestidor de los jugadores y sólo huele a perfume y no al olor de algún linimento o fricción muscular, es señal de que ese equipo "ya valió"...'"

Adolfo Martínez López
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 8 de noviembre de 2004).


"Los directivos se disputan sus acostumbradas parcelas de poder y se pelean. Mientras tanto, vas y conoces el México profundo y, por ahí, te encuentras con algún chico prodigiosamente dotado para la caminata y con otro que podría ser un gran gimnasta y con una niña que nada como una sirena y con un adolescente que está a punto de romper las marcas nacionales. Pero ¿qué pasa? Pues, que a nadie le importa. Todo el sistema está hecho para satisfacerse a sí mismo, para mirarse en el espejo y aplaudirse, para organizar pomposos encuentros entre las 'Federaciones', que son decenas y decenas. Pero, cuando se trata de ocuparse de un caso concreto, de ayudar a un niño muy prometedor en Colima o a una chica oaxaqueña que, con un poco de apoyo, podría llegar a destacar, nuestros jerarcas deportivos miran hacia el otro lado y no hacen nada. ¿Cuántos niños y jóvenes no llegan a ser unos grandes deportistas dignos de su potencial simplemente porque necesitan trabajar para mantenerse, porque no tienen siquiera el poquito de dinero para comprarse los aditamentos que requieren, los zapatos para correr, los suplementos vitamínicos, las raquetas, los remos, etc.? Ahí están, perfectamente desamparados en un país que prefiere pagar la abultada nómina de las federaciones en vez de apoyar a la gente de carne y hueso."

Román Revueltas Retes
(v.pág.2 del suplemento "La Afición" del periódico Público del 31 de diciembre de 2004).


"Cómo ganar la copa del mundo."

"Hay varios métodos: que sea de creatividad en pretextos, o de madres sufridoras, o de políticos corruptos, o de políticos idiotas, o un combinado de estos dos últimos. En todas estas disciplinas, México tiene muy buenas posibilidades de coronarse. Ahora, si lo que quieren es una Copa Mundial de futbol, el asunto se complica más, aunque no se imposibilita."

"Sería cuestión de que hubiera un aniquilados tsunami en Sudamérica, una gran hambruna en Africa y un letal terremoto en toda Europa. Ya con esto, no sería tan difícil que la Copa del Mundo la disputaran Estados Unidos y México, aunque no es imposible que gane el primero."

"Para lo que solemos hacer en esas justas mundialistas, un mes de concentración es más que suficiente y no veo por qué, si ésta dura más, nos va[ya] a ir mejor."

"Desde ahora les puedo anticipar el resultado más viable: México tiene equipo para, con un poquito de buena suerte, pasar a la segunda ronda; a partir de ésta, no ocurrirá nada con nosotros. Esto sucederá si nos concentramos durante seis meses o si quedamos de vernos en el estadio."

Germán Dehesa
(v.pág.2 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 10 de marzo de 2005).


"Tenemos que hablar de nuestra lastimosa vocación de derrota. No sabemos ser implacables, nos tiembla la mano al querer dar el tiro de gracia, con el enemigo rendido lo perdonamos absurdamente y le damos la oportunidad de que nos inflinja esa derrota que, todo lo indica así, es el ámbito donde nos sentimos agusto."

Germán Dehesa
(v.pág.2 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 7 de julio de 2005).


"Para referirse al actual estado de cosas en el futbol mexicano, nadie mejor que ese comentarista que padece de una especie de 'dislera futbolexia' que lo lleva a mezclar refranes, confundir palabras y reiterar conceptos que en realidad no llegan a tanto."

"Sobre la actual problemática de nuestro balompié, más o menos así opinaría ese comentarista que suele exigirles a los técnicos que al atacar sus equipos 'pongan toda la carne en el refrigerador':"

"'A mí, que no tengo vela que me entierren ni cola que me agarren, cada vez que florece un caso de dopaje lo que me preocupa es la insistencia de los dirigentes en hacerse del oído gordo y como que la Virgen sopla'."

"'Nada más sale algún jugador indebidamente dopado y de inmediato, y además ipso facto, los federativos buscan minimizar lo menos posible el asunto, hasta que éste se les sale por completo de los pies'."

"'Quizá esa manía de echarle agua a las cosas en lugar de limpiarlas, sea la que tanto enloda a nuestro futbol, manejado por dirigentes que actúan sin son ni ton, tratando siempre de proteger sus propios intereses de ellos mismos'."

"'No hay que buscarle tres pies al pato: al dopaje hay que combatirlo con mano pura, no sólo por lo antideportivo que resulta el tratar de sacar ventajas que favorezcan, sino por la propia salud del jugador, porque ningún futbolista es de acero inexorable como para andarle buscando ruido al guitarrón al entrarle con alegría a tantas sustancias prohibitivas, como la tal nandronona o como los asteroides anatómicos, que no crean que son ana-tómicos o ana-tónicos o lo que sea porque los consuma alguna Ana, porque en ese caso se convertirían en "carmenbólicos" cuando los consumiera alguna Carmen'."

"'Y no es que yo vea por doquier y por todos lados moros al garete, sino que conozco bien de dónde masca la rana, y me arrullo los cabellos como cualquiera se los mece al ver el desbarajuste que opera a niveles delictivos en la FMF'."

"'Claro que tampoco la actitud de La Volpe fue la errónea, y por supuesto que brinca a la vista que el tal doctor Jalapeño traicionó por completo el juramento hipotético, pero que por favor los jugadores susodichos que tantas veces han sido mencionados reconozcan su error, que apachurren, y que los dirigentes no nos salgan con que ni en el Cruz Azul ni en ningún otro equipo nadie más le entra a esas gotitas de complemento alimenticio que producen un efecto similar y parecido al que producía en Popeye el brócoli que comía'."

"'Por eso prefiero ya no meterme en holguras, y mejor le doy banquetazo al asunto'."

Roberto Gómez Junco
(v.pág.2 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 21 de julio de 2005).


"El 'síndrome del nosotros' agudizado como nunca. No sólo jugarán los 11 tricolores en turno, sino que en cada partido jugaremos todos, incluso aquellos que quisimos ser futbolistas, pero no pudimos, pero que en cada compromiso del Tri sentimos que ganamos y perdemos, y que el prestigio de la patria y del país entero están en juego."

"Aunque después reviente, el globo tricolor es inflado con increíble anticipación, con mexicano entusiasmo; y en algunos casos, con patético desparpajo."

"La gallina de los balones de oro exprimida con tiempo y a tope, desde hoy a junio y de aquí hasta Alemania."

Roberto Gómez Junco
(v.pág.2 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 11 de agosto de 2005).


"Lo de la actitud es y ha sido siempre nuestro grave problema. Seguramente iremos a Alemania; no me queda claro a qué vamos, salvo que se trate de levantar dólares para la televisión, para los refresqueros y cerveceros fenicios; pero esto se trata de futbol. Los equipos que allá nos encontraremos nos marcarán igual y serán tan o más duros que el, apenas medianito, equipo de Estados Unidos. Chapultepec volvió a caer y ahora sin Niños Héroes. Así las cosas, ¿a qué vamos a Alemania?"

Germán Dehesa
(v.pág.2 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 8 de septiembre de 2005).


"Habemos muchos aficionados que repudiamos las conductas antideportivas; y no faltan los comentaristas que aplauden cuando un jugador superado en una corrida, aprieta la pierna y golpea al contrincante para evitar un gol. 'Es una falta técnica, era lo único que podía hacer', dice complaciente una voz en la televisión."

Alejandro González
(v.pág.41 del periódico Público del 16 de septiembre de 2005).


"Como bien sabemos, la televisión sirve exclusivamente a sus propios intereses económicos y esto convierte a Televisa y TV Azteca en propagandistas parciales e interesados de un producto que, por muy deplorable que sea, ellos tienen que vender como si fuera la mismísima encarnación de la patria. Esto da como resultado que frente al más mínimo logro de nuestro equipo, los jilgueros electrónicos se arranquen a entonar la novena de Beethoven y en el caso de que se hagan evidentes las mediocridades o las carencias, esos mismos jilgueros disimulen, vean para otro lado y nos digan que todo es 'parte de un proceso'."

"Ante el deslumbramiento mediático, el aficionado común pierde toda proporción y no sabe qué tan bueno o qué tan malo es nuestro actual equipo representativo. La televisión se esmera en que no lo sepamos. Es imperativo que Televisa ordeñe al máximo su muy estúpida campaña, en la que ya llevaron al baile hasta al presidente Fox, de '¡Ponte la verde!'. Igualmente es prioridad nacional que los babas de TV Azteca se sigan pintarrajeando dizque llenos de fervor patriótico."

Germán Dehesa
(v.pág.24 del suplemento "Señor futbol" del periódico Mural del 20 de octubre de 2005).


"De las mafias que controlan el deporte olímpico mexicano sólo se suele hablar cada cuatro años, cuando ante el desencanto de millones, nuestros atletas ensartan derrotas en las olimpiadas. Al final de las penurias, las autoridades hacen una tibia autocrítica, recogen la pedacería, prometen cambios profundos y regresan a sus oficinas como si nada grave hubiera ocurrido. Y ahí se quedan cuatro largos años más."

"Son contadas las voces que se atreven a denunciar los abusos de los jerarcas que manejan el deporte nacional como si de una dictadura perfecta se tratara."

Ciro Gómez Leyva
(v.pág.28 del periódico Público del 2 de diciembre de 2005).


"Tras muchos años, finalmente México es cabeza de grupo para el Mundial de Alemania 2006."

"O sea, la FIFA reconoció el poderío no futbolístico, sin comercial del Tri."

"Pues desplaza a equipos con cierta tradición pero con muchos menos aficionados al soccer, menos consumidores, menos telespectadores, menos dinero en pago de derechos, menos patrocionios..."

"A la FIFA la podrán acusar de injusta, pero no de tonta."

S.Cabañas
(v.pág.10 del periódico Mural del 8 de diciembre de 2005).


"En este país de ignorantes es más fácil armar mesas de discusión y debates en torno a por qué no está fulanito de tal en tal equipo que saber por qué se tienen representantes populares que tanto joden al país."

David "Negro" Guerrero
(v.pág.10-B del periódico El Informador del 5 de abril de 2006).


"En el futbol está prohibido abusar de la tontería. Todo equipo que representa a la condición humana debe incluir a un par de tarados, pero de ahí no puede pasar la cosa. Esto no significa que un mediocampista deba pensar como Julio Verne, pero sí que sea capaz de mover el balón no en función de lo que sucede sino de lo que puede suceder. Algo distingue al jugador de prosapia del esforzado atleta: sus prodigios sólo resultan razonables cuando ocurren; un segundo antes eran imposibles."

"Un mexicano adicto al futbol es, entre otras cosas, un masoquista que colecciona agravios, jueves de dolor para los que no hay domingo de resurrección. ¿Qué sería de nosotros sin este agitado melodrama?"

Juan Villoro
("Dios es redondo". Ed.Planeta).


Mujeres contra la Copa del Mundo

"Varias mujeres holandesas, hartas por la obsesión de sus parejas por el futbol, se unieron para rebelarse contra la Copa del Mundo que comenzará el 9 de junio en Alemania."

"En su sitio de internet, las esposas señalan: 'Nosotras, las mujeres por una Holanda sin futbol, nos hemos rebelado contra la Copa del Mundo. Desháganse de la Copa de una vez y para siempre'."

"'Las mujeres nos vemos amenazadas de estar envueltas en una nube de testosterona anaranjada [color del uniforme holandés] y una locura futbolística. Esto debe parar. Aquí y ahora. Se ha llegado muy lejos. No podemos quedarnos más calladas'."

"Además quieren invitar a las mujeres para que cambien la mentalidad de los hombres, de que la vida no es sólo una pelota de futbol."

"'Estamos aburridas de esto, todos nuestros muchachos están pegados a la televisión, olvidándose de nosotras y de todo lo demás. Creen que las mujeres no entendemos el juego y que estamos solamente para servir cervezas y botanas'."

"Las mujeres dicen que deberían tener el control remoto en sus manos, rehusarse a lavar la ropa naranja de los hombres, y por ningún motivo servirles el desayuno en la cama."

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 29 de mayo de 2006).


"Los futbolistas, y los atletas profesionales en general, nunca han destacado por sus lecturas o por su involucramiento en actividades culturales. Esto resulta en buena parte del hecho de que hacer una carrera profesional en el deporte es una decisión que se toma a muy temprana edad y exige una concentración total, lo que deja poco tiempo para la educación en general. Pero es también resultado de una tara nacional, en la que [en] los mundillos del deporte y la política (que además de ser parecidos están muy relacionados) la cultura siempre ha sido considerada una actividad accesoria, propia de debiluchos y útil sólo para tomarse la foto o conseguir votos."

Myriam Vidriales
(v.pág.20 del periódico Público del 2 de junio de 2006).


"Ningún otro equipo ha aparecido más que México en los mundiales, 13 veces, sin ganar el título."
"Los mexicanos, con la complicidad de la FIFA, han sido conducidos reciente y repetidamente a creer que el nivel de su futbol se encuentra entre los diez mejores del mundo. Todos sabemos que no es cierto, pero nos da la gana soñar con ello. Los resultados en la cancha suelen volvernos a la realidad con una brutalidad digna de tarjeta roja."

Félix Cortés Camarillo
(v.pág.28 del periódico Público del 9 de junio de 2006).


"Podríamos apuntar el menosprecio que podría provenir de quienes glorifican la llamada cultura del esfuerzo 'y no sólo quienes se benefician del esfuerzo ajeno', seres éticos y luchones que simplemente no entienden qué puede llevar a un hombre a buscar justificaciones de todo tipo 'hasta médicas', para quedarse en calzones y calcetines hasta las cuatro de la tarde, a media semana, para recetarse el apasionante duelo Túnez-Arabia Saudita con una caguama en la mano."

"En esa población trabajadora 'que son franca minoría en el planeta' también se produce una justificable reacción, aceptémoslo, de ver qué grados de enfermedad mental alcanzan algunos necios durante mes y medio en que, haciendo caso de aquel comercial de refrescos, sólo comen, sueñan y viven futbol. Enajenados, les llaman. O babosos."

Paco Navarrete
(v.pág.14 del periódico Mural del 15 de junio de 2006).


Publicado en el periódico Mural el 15 de junio de 2006

"La derrota ante Portugal, de hecho, por lo menos está cumpliendo con una función práctica. Nos está ayudando a colocar a la Selección Nacional en su verdadera dimensión. No es el peor equipo del mundo. Es una escuadra que tiene lo suficiente para vencer a Irán y para empatar con Angola, pero no para triunfar sobre un equipo europeo como Portugal."

"La publicidad hizo creer a muchos mexicanos que teníamos un equipo mejor que eso. El equipo nacional llegó a la Copa del Mundo en el cuarto lugar en la clasificación de la FIFA. Pero nadie nos explicó que esto se debe a que estamos en una zona muy débil de clasificación, la de Concacaf, por lo que acumulamos triunfos ante equipos muy malos, y a que en el sistema de la FIFA los triunfos como visitante cuentan más, incluso en los partidos amistosos. Esto significa que una victoria de la Selección Nacional en Los Ángeles, California, nos da más puntos porque nominalmente somos visitantes. Poco importa que en realidad un juego del equipo mexicano en casi cualquier lugar de Estados Unidos es un juego como local."

"Quienes verdaderamente conocían las posibilidades de la Selección Mexicana en esta Copa del Mundo pronosticaron con bastante precisión lo que iba a ocurrir. México pasaría a la segunda fase del torneo. No en balde estábamos en el grupo D, el más débil de todos. Irán y Angola difícilmente podían detenernos. Quizá lo único que falló en los pronósticos fue pensar que México podría ser superior a Portugal para terminar en primer lugar del grupo."

Sergio Sarmiento
(v.pág.8 del periódico Mural del 22 de junio de 2006).


"Un equipo nacional es sólo el reflejo de las condiciones reales del deporte en un país, y por lo tanto, juega simple y sencillamente en su nivel verdadero. Que nos lo quieran vender como casi campeón del mundo es otra cosa. Y que haya quien les crea... bueno... ¿cómo decirles? ¡Cositas!"

Luis Francisco Navarrete
(v.pág.10 del periódico Mural del 22 de junio de 2006).


"¿Qué demonios quieren que haga este o cualquier otro entrenador del mundo si sus jugadores son tan chafas? Si tu central estrella mete mano en el área como niñita; tu goleador sorpresa en un acto de carácter, según él, agarra el balón y tira el penal a la tribuna; si nadie le atina a la fregada portería de siete metros por dos y tantos."

"Admitámoslo, ya después de casi cien años de futbol en México, el jugador mexicano es malo, chafa, barato, corriente; no juega en el extranjero porque nadie lo contrata. Que no los inflen los locutores de TV Azteca y Televisa: México está haciendo el ridículo en el Mundial, hasta con su musiquita estridente de banda se cargaron los cheleros que andan deambulando, con sus sombrerotes y panzotas, por las calles alemanas. Da pena ajena la participación de jugadores con su mal futbol y aficionados llevando la naquez y el mal gusto hasta Alemania."

Hugo Bellow
(v.pág.21 "correo" del periódico Público del 23 de junio de 2006).


"No hay razón alguna por la que un equipo carente de verdaderas estrellas -los hay que han llegado con media docena- deba hacerse con el trofeo de campeón. Nos han abrumado día y noche con algo que podríamos llamar la 'publicidad demagógica': toneladas de patrioterismo ridículo y barato, exaltaciones desmedidas del sentimiento nacional ('¡Méxicooo, Méxicooo, Méxicooo, vamos a ganaaaar!' o '¡Así juega Máxico!' por todas partes). Resultado: ahora no puede bastarnos, ni mucho menos consolarnos, las escueta sencillez de las cosas, a saber, que ese México que apenas ayer sacaba el pecho en cada esquina ha vuelto a ser simplemente un pueblo como todos los demás."

Román Revueltas Retes
(v.pág.4 del periódico Público del 25 de junio de 2006).


"Nada es tan absurdo como las palabras de Fox después de la derrota ante Portugal, pidiéndole al equipo que siga por el mismo camino."

Juan Villoro, escritor
(v.pág.41 del periódico Público del 25 de junio de 2006).


"Hoy por hoy, México cuenta con uno o dos jugadores en Europa."

"Evidentemente, cuando salen a jugar con equipos más altos, más fuertes y acostumbrados al choque, los pequeños jugadores mexicanos salen volando. Sí, México tiene al equipo más bajo de estatura en el Mundial. Sin embargo eso se puede suplir. Basta recordar a Maradona."

"Los jugadores argentinos o brasileños que juegan en Europa están más que acostumbrados al choque y a enfrentar a jugadores físicamente más grandes. Han aprendido porque llevan décadas compitiendo con ellos. Entonces, no podemos afirmar que hay razones de fondo limitando el posible desarrollo de los jugadores mexicanos."

"La protegida liga profesional mexicana sobrepaga a sus jugadores pues tiene que llenar a sus equipos con ellos. No hay una adecuada relación entre su calidad y su salario. Tampoco son atractivos para los equipos profesionales europeos; por ese precio pueden encontrar alternativas mejores en otros países."

"Esto explica que países con menos tradición futbolística -como Estados Unidos, Irán, o los africanos- tengan más jugadores en Europa que México."

Jorge Suárez-Vélez
(v.Yahoo! Finanzas del 27 de junio de 2006).


"¿En dónde pueden descansar su soberbia humillada los amos y señores de la televisión? Los mismos que se frotaban las manos aspirando el olor del dinero que caía a borbotones gracias a ese excelente producto comercial capaz de manipular con desparpajo nuestras más inocentes ilusiones: Jugar el mentado quinto partido. ¿Se alcanzó a escuchar el chasquido de los labios secos, intentando amarrar argumentos, dejando escapar disculpas que sonaban a campanadas de muerto? Lo mejor vino al día siguiente, pues por arte de magia el interés nacional por la aventura emprendida devino en indiferencia y orgullo tragado a punta de distracciones baratas. Análisis, mesas redondas, programas especiales, entrevistas, crónicas y una marea de estrategias mediáticas ornamentaron el rostro derrotado de quienes apenas hacía unos días cantaban, hilarantes y confiados, '¡este campeonato nos lo vamos a llevar!'."

"El país se está cayendo, sí, pero no por culpa de los tricolores eliminados en Alemania, sino por la tremenda crisis que atraviesa, desde hace ya muchos años, todo el aparato político nacional."

David "Negro" Guerrero
(v.pág.12-B del periódico El Informador del 28 de junio de 2006).


"Se insiste mucho en que nos falta mentalidad y corazón; revise un poco el partido y ninguna de las dos cosas estuvieron ausentes, lo que no ocurrió fue un gol y para hacerlo en esas condiciones nuestros delanteros estaban atenidos a un balón aéreo o una equivocación de la defensa argentina."

"La mentalidad no es un tema, como en el caso de los brasileños, cuando se cuenta con las habilidades suficientes para resolver un partido frente a un adversario calificado."

"Las potencias, primero se saben capaces y por esa causa es que son fuertes mentalmente, es inútil insistir en que la garra da origen a potenciar la capacidad de un equipo, es al revés."

Javier Alarcón
(v.pág.22 del suplemento "Cancha" del periódico Mural del 29 de junio de 2006).


"Dentro de este proceso de partidos mundialistas en Alemania 2006, a través de entrevistas y análisis con dueños de negocios, empleados, amas de casas, obreros y hasta mujeres de apoyo doméstico, comparto los siguientes aprendizajes:"
  1. No todos los jugadores tienen el mismo nivel.
  2. Que existen estilos de juego muy diferentes. Y que no siempre el más bonito gana (Brasil), y hasta el local puede perder (Alemania).
  3. Cuando no se conocen bien las reglas del juego, se critica todo.
  4. Que el temor se vuelve un aliciente si se sabe manejar adecuadamente, y se puede volver un arma a tu favor.
  5. Que todavía existen profesionales que se siguen tirando clavados dentro del área y queriendo engañar al árbitro a toda costa.
  6. Que todos soñamos con ver a un campeón.
Rogelio Gómez
(v.pág.2 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 6 de julio de 2006).
"Siempre que los deportes juegan una parte importante en la vida de la gente, se puede tener la seguridad de que son estúpidos aburridos sólo esperando para romper el mobiliario."

James Graham Ballard
(Kingdom Come)


"Ellos son tesonudos soñadores que tienen que vencer la resistencia presentada por la deficiente infraestructura deportiva, que comprende desde la escasa importancia de la educación física en las escuelas, hasta la 'chanclez' exacerbada en que las pugnas entre COM y Conade tienen inmerso al deporte federado. Sin olvidar los feudos y cotos de poder que establecen algunos presidentes de ligas, asociaciones y federaciones."

"Pues bien, el Premio Nacional del Deporte se entregó una vez más a quienes han desafiado y derrotado a un medio que no los 'pela' hasta que el peso de sus triunfos es aplastante: ¡los garbanzos de a libra!"

"Vinicio Castilla, Lorena Ochoa y Everardo Cristóbal Quirino no son producto de la estructura deportiva de este país."

Georgina González
(v.pág.10 del suplemento "Cancha" del periódico Mural del 23 de noviembre de 2006).


"Las cosas se ponen peor, porque nadie ha logrado frenar los cada vez más frecuentes hechos delictivos que se presentan en las graderías y las afueras de los estadios. Legiones de fanáticos, en su mayoría muy jóvenes, gritan como enajenados y con frecuencia se desentienden del espectáculo deportivo por el afán de gritar desaforadamente hasta desatar la violencia en contra de quien se les ponga enfrente."

Víctor E.Wario Romo
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 10 de diciembre de 2006).


San Cadilla
(v.pág.4 del suplemento "Cancha" del periódico Mural del 28 de diciembre de 2006).
"Un reportaje de The New York Times revela los terribles problemas de salud de los ex jugadores de la NFL cuando se retiran: depresión, pérdida de memoria, atrofias motrices, hipertensión... en pocas palabras, acaban hechos pomada y nadie se acuerda de ellos."

Roberto Velázquez Bolio
(v.pág.2 del suplemento "La Afición" del periódico Público del 2 de febrero de 2007).


"De todos los delanteros mexicanos -como antes, después y siempre- no se hace uno. Ni siquiera en los tiempos del susodicho goleador [Hugo Sánchez]: nunca hizo nada decente en la tricolor."

Paco Navarrete
(v.pág.8 del periódico Mural del 8 de febrero de 2007).


"Tal parece que nuestro país ha tomado conciencia de ser una nación de masas cargadas de frustración y coraje, urgidas de ídolos de papel y de victorias deportivas."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 17 de febrero de 2007).


"Un fanático del futbol le cuenta a su amigo: 'Mi esposa va a dar a luz nuestro primer hijo, y quiere que yo esté presente en el alumbramiento; pero el niño nacerá el mismo día del clásico'. Pregunta el amigo: 'Y, ¿qué piensas hacer?' Responde el otro: 'Dejaré funcionando una videograbadora'. 'Buena idea' -comenta el amigo. 'Sí -responde el otro-. Así podré ver el nacimiento del niño cuando regrese del futbol'...

Armando Fuentes Aguirre "Catón"
(v.pág.9 del periódico Mural del 29 de marzo de 2007).


"Nada peor para empezar a encontrar soluciones que negar la realidad. Esa, que nos dice por vía de las estadísticas y de los videos, que la selección de futbol de Estados Unidos es mejor que la nuestra desde que empezó el nuevo siglo. Que fuera del Azteca es muy difícil vencerles. Que lo raro es que los superemos física, y lo peor, futbolísticamente. Que corren con mas sentido y que tratan la pelota con la misma calidad que nosotros, y que Donovan podría ser titular con el Tri por su talento. Son verdades que se rechazan sin reflexión, se niegan sin acudir a los números e imagen. Se asume que quien acepta tal circunstancia está traicionando a la Patria."

"La selección de Estados Unidos debe ser considerada favorita sobre México tres de cada cuatro veces que se enfrenten si la cancha es neutral. A muchos el tema les parece una exageración, se escandalizan pero no es mas que una escalofriante certeza que dejamos llegar. Ellos hacen mucho por un futbol planificado, con rumbo y claridad en sus objetivos, sin prisas y con el respaldo incondicional, fuera de toda grilla, para el entrenador."

"A éste se le avisa que está a prueba y sin chistar, ni envuelto en la bandera de la vanidad, asume con profesionalismo el reto. Convence, se queda y cuenta como todos sus antecesores con el respaldo militar de los jugadores que nunca cuestionan procedimientos, estilos y capacidades entre el presente entrenador y los anteriores."

"Nos rebasaron sin la receta secreta de los pollos, lo hicieron con la fórmula que lleva al éxito a todos: planeación, trabajo y responsabilidad. Nos pasaron y los dejamos pasar. Por acá, todavía no sabemos qué queremos exactamente de la Selección, además de que genere dinero y gane siempre."

Javier Alarcón
(v.pág.7 del suplemento "Cancha" del periódico Mural del 14 de junio de 2007).


Publicado en el periódico Público el 17 de junio de 2007

"México se sigue creyendo superior, pero el marcador global contra Estados Unidos en partidos oficiales (Mundial, eliminatorias, copas de Oro, América y Confederaciones) durante el zedillismo, foxismo y calderonismo es un apabullante: 13 a 6 (a favor de ellos, desde luego)."

dos por tres
(v.pág.4 del periódico Público del 25 de junio de 2007).


"Considero que ganarle a Estados Unidos (de América) en una cancha de futbol es una auténtica prioridad nacional. Hasta nuevo aviso, no hay ninguna otra actividad humana donde podamos imponer una supremacía tan efímera, temporal, intrascendente y fútil pero, a la vez, tan absolutamente necesaria para nuestra autoestima."

"Antes, lo lográbamos. Hoy, ya no."

Román Revueltas Retes
(v.pág.47 del periódico Público del 25 de junio de 2007).


"El presidente de México, Felipe Calderón, mostró hoy su disconformidad con los pocos resultados deportivos de México, al insinuar que con más de 100 millones de habitantes el país debía tener más triunfos."

"'La sola probabilidad debiera decirnos que por el tamaño de la población, por el hecho de ser 105 millones de mexicanos aquí en el territorio, más quizás otros 12 más fuera de él, por ese solo hecho debieran salir campeones en todas las especialidades y atletas de primer nivel', dijo Calderón."

(V.Agencia Efe el 3 de julio de 2007)


"El pasado 4 de junio, Carolina Aranda Cruz, estudiante de 11 años, fue invitada a dar un discurso en el World Trade Center de la Ciudad de México."

"La joven estudiante dijo al final del mismo: 'Pobre México nuestro, tan cerca del futbol y tan lejos de la ciencia'."

"Durante su exposición se cuestionó: '¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los científicos?, ¿son mejores personas?, ¿producen mayor riqueza? ¿nos divierten más? No creo, gracias a los científicos también nos divertimos, ellos inventaron las computadoras. Además, salvo algunos casos, los jugadores de futbol nos hacen ver muy mal mundialmente y nuestros científicos, que nadie apoya, no'."

"En otra parte expone: 'Me da pena que nuestro gobierno y empresarios inviertan tanto en el futbol y seamos tan malos. ¿Por qué no apoyar a lo que ya da resultados? Un país que no invierte en ciencia y educación siempre será un país pobre. ¿Queremos un México pobre?'."

"Justo el día que Ana Gabriela Guevara se colgó la medalla de plata en Atenas 2004, en Dinamarca tres mexicanos ganaron oro, plata y bronce en la Olimpiada Científica que se realizó en Dinamarca entre 52 países, y que ningún medio, absolutamente ninguno, hizo referencia alguna."

"La inequitativa distribución de atenciones es evidente y no nos deja bien parados. Carolina tiene razón, sería bueno que las prioridades fueran repartidas de mejor forma para promover el crecimiento de México en rubros más trascendentes para el bienestar de la población, cerrar las brechas sociales tan lastimosas."

"Además, el futbol mexicano crecería de inmediato, porque los futbolistas no estarían tan cómodos y dejarían de sentirse imprescindibles."

"Lucharían más por cada propósito y no pondrían condiciones desproporcionadas."

"Bien por Carolina."

Javier Alarcón
(v.pág.15 del suplemento "Cancha" del periódico Mural del 19 de julio de 2007).


"'No hay argentino pequeño' decía Fontanarrosa y aunque ésta como toda generalización, implica una exageración; estando el futbol de por medio, es una afirmación plena de certidumbre. O sea que los argentinos que entre nosotros pululan están en un plan muy levantisco con nosotros. Olvidan quizá que si bien el futbol no será jamás nuestro deporte, sí lo es y lo ha sido por muchos siglos, el de los sacrificios humanos. Así es que cuídese, amigazo Oswaldo Perutti, no vaya a ser que cualquier día de éstos amanezca su calavera en un tzompantli."

Germán Dehesa
(v.pág.1 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 2 de agosto de 2007).


"La televisión es muy ingrata pues transmite cada fin de semana las mejores ligas de Europa, donde juegan los mejores futbolistas, donde hay respeto por los aficionados, donde la infraestructura es una perfecta maquinaria de efectividad en aras del espectáculo. Comparar a México contra la Premier, la Bundesliga, la española o la italiana es muy cruel."

Roberto Velázquez Bolio
(v.pág.2 del suplemento "La Afición" del periódico Público del 3 de agosto de 2007).


"Gracias al parco nivel del Tri, no se perderán bonitos usos y costumbres futboleros como el 'ya merito', el 'jugamos como nunca y perdimos como siempre', el 'gol de último minuto' y el 'otra vez perdimos en penales'. También, el jogo chafiño, ayuda a la economía de los aficionados, no gastarán en gasolina para salir a festejar triunfos ni en playeras de equipos losers."

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.50 del periódico Público del 14 de septiembre de 2007).


"En México, como en la mayor parte del mundo, el deporte es un asunto de estado."

"Su administración corre a cargo de diferentes dependencias donde, además de burocracia, pasa lo mismo que en todas nuestras secretarías, especialmente después de la transición política del 2000."

"¿Qué? Que todos se sienten más capaces que los capaces, que nadie está de acuerdo con nada, que todos se pelean contra todos, que si se hacen bandos y que si los miembros del partido enemigo los atacan."

Alvaro Cueva
(v.pág.15 del periódico Público del 20 de enero de 2008).


"Dirigir a la Selección Mexicana [de futbol] es una chamba consistente en servir a los comensales guisado de liebre todos los días... en un país que -futbolísticamente hablando- sólo produce gatos."

Jaime García Elías
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 2 de abril de 2008).


"Casualidad si un ciudadano puede activarse físicamente cuando no puede pensar más que en lo indispensable para subsistir con su familia, tampoco habrá consistencia en el alto rendimiento si no 'puedes vivir para el deporte' y 'puedes competir contra los mejores siempre y en semejantes circunstancias'."

"Lo que ocurre es lógico: no hay país de grandes resultados deportivos cuando su principal adversario no es el rival en turno sino el subdesarrollo."

Javier Alarcón
(v.pág.11 del suplemento "Cancha" del periódico Mural del 10 de julio de 2008).


"Si en muchas áreas prioritarias de la vida nacional los vicios del viejo sistema no han podidos ser eliminados, pues ni que decir del deporte. Ahí sigue el COM en manos de Vázquez Raña, la Codeme y las federaciones deportivas manejadas como negocios familiares, y la Conade sin encontrar el rumbo. Ahí siguen los atletas y su eterna falta de actitud: los de 'élite' mas preocupados por la grilla que por su preparación, y el resto esperando el milagro para convertirse en esos 'garbanzos de a libra' que surgen de vez en vez."

"Tomando en cuenta el ejemplo español, habría que ser sensatos y reconocer que antes de que podamos tener una edad de oro en el deporte mexicano hay muchos y mucho más importantes pendientes en la vida política, económica y social de nuestro país. Lo que me entristece, sin embargo, es que no me parece que estemos avanzando. Ni con los pendientes fundamentales, ni tampoco en el deporte, que pronto, en Beijing, habrá de recordarnos su triste realidad."

José Pablo Coello
(v.pág.2 del suplemento "La Afición" del periódico Público del 11 de julio de 2008).


"Por cada atleta mexicano que va a Beijing, el gobierno gastó en promedio 141,000 dólares en el último año, mientras que cada brasileño implicó un gasto de 54,000."

"En total, México dedicó unos 12 millones de dólares y logró calificar a 85 deportistas, mientras que Brasil invirtió 15 millones y estará representado por 277 competidores."

"En los últimos 3 Juegos Olímpicos -Atenas, Sidney y Atlanta- los brasileños cosecharon 37 medallas, 8 de ellas de oro. México sólo obtuvo 11, una de ellas de oro."

(V.primera plana del periódico Mural del 7 de agosto de 2008).


"Nuestros atletas van de relleno del relleno y resulta que un país de más de 100 millones de habitantes ya se conformaría con obtener 2 o 3 medallitas que le lavaran la cara a forajidos tales como el Tibio Muñoz, el momificado Vázquez Raña y demás ralea de vividores del olimpismo cuya existencia es la que explica tal ausencia de preseas. Además, como me decía un comentarista de la BBC allá en Sydney: los mexicanos no vienen a cubrir un encuentro deportivo, sino a traer un circo completo con payasos, alambristas y cirqueros (yo no quepo en mí de la emoción de saber que ahora también los chinos y el mundo conocerán la irresistible simpatía del Compayito y demás mamones que quieren cubrir con sus gracejadas nuestro seguro fracaso olímpico). No pienso verlas, prefiero leer y, de vez en cuando, vivir."

Germán Dehesa
(v.pág.1 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 7 de agosto de 2008).


"Hoy que se inauguran las Olimpiadas sorprenden el uso y la ineficiencia de los recursos gubernamentales aplicados al deporte. La Conade recibió este año 1,529 millones de pesos, de los cuales apenas 130 fueron para la preparación de 85 atletas que están en Pekín. Esto significa que la inversión por atleta es de 1.5 millones de pesos. Cuba invirtió por cada atleta 485,000 pesos y tiene una expectativa de 21 metales. La delegación mexicana tiene una de 5 medallas."

(V.pág.28 del periódico Público del 8 de agosto de 2008).


Publicado en el periódico Público el 10 de agosto de 2008

"Dos jóvenes deportistas mexicanas -Paola Espinosa y Tatiana Ortiz- el día de ayer lograron ganar la primera medalla olímpica para México en Pekín, China. ¿Cómo resumir en la mente los desvelos, las malpasadas, los sacrificios, los esfuerzos, la disciplina, la entrega, el compromiso, la dedicación, el talento y todo lo que estas dos maravillosas clavadistas han dejado a lo largo de semanas, meses y años de entrenamiento y preparación? ¿Cómo le han hecho para lograr salir adelante en un país que evidencia todos los días, de manera física e ideológica, la miopía, ineptitud, ineficacia, desdén, ignorancia y abandono que se tiene en materias de políticas públicas dedicadas a elevar -no sólo a fomentar- el deporte y la cultura deportiva entre los mexicanos? ¿Puede mentir el comentarista de TV Azteca (Cristian Martinolli) cuando señala que lleva casi 8 años siguiendo de cerca los ires y venires de la selección mexicana de futbol por todo el mundo, con todos los apoyos posibles para ese grupo de jugadores y cuerpo técnico, y lo único que ha logrado narrar son los fracasos y derrotas casi constantes de los representantes del futbol nacional, y que no se compara para nada con lo vivido en el famoso 'Cubo de Agua'?"

"El presidente Felipe Calderón le dijo a los deportistas mexicanos que están en China: no pelen las críticas. Tal vez tenga razón; pero tal vez no: las críticas y señalamientos, por lo regular, no aterrizan ni se centran en los atletas -particularmente a todos los que no están en el maldito mundo del futbol-, sino en la paupérrima labor que se hace a nivel municipal, estatal y federal a favor del deporte. Por ejemplo, hemos escuchado hablar a Carlos Hermosillo y, la verdad, como dirigente deportivo es un buen rematador de cabeza."

David "Negro" Guerrero
(v.pág.8-B del periódico El Informador del 13 de agosto de 2008).


"Y de entre todas [las delegaciones], como Estrella Polar en el firmamento, pregúntenme cuál brillaba más fuerte, dónde saludaban al respetable público con más enjundia, quiénes desfilaban bailando con el pasito tun tún, ¡alegres! Pues claro: la delegación de mi México lindo y querido. Con más entrenadores que atletas, y más funcionarios que gente dispuesta a sudar su camiseta (ésta de calidad ínfima, por cierto)... ¡pues mi México!"

Paco Navarrete
(v.pág.8 del periódico Mural del 14 de agosto de 2008).


"Pensemos en que Phelps solito ha ganado ya más medallas de oro que México en toda su historia."

"No perdamos de vista a Phelps y a las múltiples ventajas que ofrece el hecho de nacionalizarlo azteca y con ello ahorrarnos la pena ajena y propia de enviar, por ejemplo, a nuestro equipo de velerismo que por más manazos y jondeones que le dan a su embarcación, ésta permanece tranquilamente al pairo meciéndose suavemente mientras otras naciones ya van llegando a la rayita del horizonte; por no hablar de nuestras gimnastas que tienen insalvables problemas de diseño. Hay que aceptarlo: la raza tenochca es petacona y no hay concurso de Televisa que la redima. Tendrían que diseñar para nuestras chicas ejercicios especiales que no comprometieran el aguayón, porque de otra manera nuestro ineludible destino será el de que nuestras náyades se vayan de náilons reiteradamente."

Germán Dehesa
(v.pág.1 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 14 de agosto de 2008).


"Desafortunadamente, la mayoría de nuestros atletas y nuestro deporte en general, es el reflejo de la vida nacional."

"¿Tenemos algún político que sea de los mejores en el mundo?, ¿tenemos el nivel estudiantil de los mejores del mundo?, ¿abundan las empresas mexicanas que sean las mejores a nivel mundial?"

"Y si te vas renglón por renglón verás que todo son 'honrosas excepciones'."

"Desafortunadamente en este país los atletas reman contra corriente durante la mayor parte de sus vidas, sacrifican mucha de su juventud, se privan de bastantes cosas, sobreviven grillas, vivales directivos y regularmente no reciben ni los apoyos ni el reconocimiento que se merecerían."

"Mucho he leído y escuchado que a esta generación de atletas se les ha dado el dinero que nunca se le había proporcionado a otros, como si hacer campeones fuera cosa de abrir la cartera. Digo, de ser así, los hijos de Donald Trump o Carlos Slim serían campeones olímpicos, pero no vemos nada de eso."

"El meollo del asunto está en los entrenadores, que no tenemos a los capaces, pero no hablo de traer a un chinito o un cubanito a trabajar con algunos cuantos, sino que en todos los estados del país y ciudades importantes existieran estos preparadores capaces de descubrir y desarrollar el talento."

"¿Te has fijado cómo en juveniles somos capaces de competir en casi cualquier deporte?, bueno, de hecho, nuestro único título en el futbol lo tenemos en la Sub 17; eso es porque a ese nivel las diferencias aún no son tan grandes, pero resulta que en México son miles de veces que el alumno, cuando tiene que dar el estirón, se topa con un maestro que sabe menos que él y no tiene la capacidad de desarrollarlo."

"Por cierto, México está inundado de entrenadores cubanos, que porque supuestamente son lo máximo; al margen de que en lo general nos mandan a los peorcitos, pues los mejores se quedan trabajando por allá."

"El martes pasado, fuimos con unos cuates a un puesto de tacos a degustar de las delicias que la vida nocturna tapatía ofrece, y ahí había una televisión."

"En cuanto comenzó la carrera de Michael Phelps, encaminándose a ganar su cuarta medalla de oro, todos los comensales guardaron silencio y voltearon a ver la tele; cuando terminó, comenzaron los comentarios, pero el que más me sorprendió fue el rollizo taquero, quien con sus chalanes comenzó a burlarse."

"'¿Y el mexicano on'ta?'... 'Uh, tenemos puro maleta'... 'Ha de haber andado crudo'... 'N'ombre, son remalos, nunca ganan nada'... 'Puro, luser, compa'..."

"De no ser sus tacos de lengua excepcionales, le hubiera dicho algo, pero sí me puse a pensar que es probable que los mexicanos tengamos los atletas que nos merecemos."

San Cadilla
(v.pág.31 de la sección "Cancha" del periódico Mural del 14 de agosto de 2008).


"Sr. Presidente:"

"Le escribo para que deje la demagogia y actúe por el bien del deporte en México. Para que se dé cuenta que durante su mandato habrá otros Olímpicos. No sé si Carlos Hermosillo ya le informó, pero en 2012 serán en Londres y hay 4 largos años para prepararse. Sé que México tiene problemas más graves y urgentes que resolver, pero si va a invertir en el deporte, entonces hágalo bien y dése cuenta del gasto en burócratas relacionados al deporte y cuánto dinero se le da a deportistas y entrenadores. Que le informe uno de sus asesores de la grilla que se vive entre el COM, Conade, Codeme, etc.. Muchas organizaciones deportivas para ganar3 o 4 medallas, ¿no cree? Que se motive a los niños a hacer deporte. Que la SEP le mande sus programas de estudio para que se dé cuenta del patético sistema de educación física que tenemos. ¿Por qué no invertir mejor en eso que al futuro nos dará una verdadera cultura deportiva? Los 130 millones de pesos asignados a los deportistas a Pekín, sabe que no son suficientes y aun así los presume. Sabe que existen directivos en el deporte que son corruptos y aun así se les paga dinero del erario. Pobres deportistas que no encuentran apoyo y que no sólo es dinero, sino una estructura sólida y competente que desarrolle día a día sus actividades deportivas. El deporte no es hablar a las 3 de la mañana a las que consiguen un bronce o recibirlos en Los Pinos. El deporte debe ser parte de nuestra cultura. ¿Por qué permitir que cada vez que llega un presidente a la Conade empiece de cero? Cuatro años nos separan de Londres y hay tiempo de corregir. Ojalá se haga y se limpie de una buena vez la basura que rodea a los reales deportistas. Usted, Sr. Presidente, tiene todo por hacerlo, porque es el Jefe de todos ellos. Ahora, si el deporte se trata de presumir 1, 2 o 3 medallas, continúen con la misma política y seguiremos observando ganadores hechos por su propio esfuerzo, por la dedicación apoyo de sus familiares y no por la estructura deportiva mexicana Conade, Codeme, Com, Coandeip todo lo que empiece con 'C' debe unirse y no estar dando pasos en falso. Hay tiempo, Sr. Presidente, hay tiempo."

Gerardo Velázquez de León
(v.pág.3 de la sección "La afición" del periódico Público del 15 de agosto de 2008).


"Los directivos de las federaciones, los llamados 'hombres de pantalones largos', con sus sueldazos, sus carros de lujo, su ropa de marca, sus gustos caros, ya se preparan para las próximas Olimpiadas, para los Panamericanos, para el Mundial, para estar presentes ellos, no para conformar una delegación mexicana con deportistas del más alto nivel y regalarnos satisfacciones."

"Debo confesar que hace tiempo, como la mayoría, me decepcionaba profundamente de la falta de resultados de los mexicanos en las justas deportivas internacionales; y me emocionaba hasta el llanto con los triunfos, pero de pronto me doy cuenta que las emociones de la sociedad mexicana, buenas y malas, no pueden depender de los resultados deportivos."

"Somos mucho más que eso, aun cuando nos quieran vender otra idea. Sobre todo en estas Olimpiadas, las de Pekín, cuando nos damos cuenta de la falta de apoyos, de cómo los que están prácticamente llegaron solos y que ni soñando recibirán un respaldo como sí lo tienen los atletas de los países que son potencia en materia deportiva."

"No estaría mal que nos ubicáramos en la realidad y que no esperáramos tanto de las Olimpiadas ni del Mundial, tenemos lo que tenemos porque hay corrupción en las federaciones; porque no hay escuelas de alto rendimiento, porque los que tienen talento deportivo, muchos, la mayoría, dejan sus prácticas para buscar empleo; porque de pronto nos atrapa el desaliento o el pánico escénico y porque a lo mejor no es lo nuestro, vaya."

Laura Castro Golarte
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 16 de agosto de 2008).


"La cultura deportiva moderna es retrógrada. El circo predilecto de las masas embrutecidas, las dictaduras populacheras y el fascista de la familia. Hay una relación directa entre frustración y afición por los deportes ajenos. Entre menos realizada esté una persona o una nación, más le gustará ver futbol. Es incómodo decirlo. Pero auch: es la realidad."

"Una mente sana no se pasa horas gritando a centenares de kilómetros de la jugada. O aventando controles remotos por la derrota del equipo."

"El tercer milenio es la pubertad malograda de la humanidad. Y con la mentira flagrante del 'espíritu deportivo' de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 hemos llegado al límite más oprobioso. A nadie parece molestarle la propaganda del régimen chino. Ni siquiera hubo intento de boicot."

Heriberto Yépez
(v.pág.11 del suplemento "Visor" del periódico Público del 17 de agosto de 2008).


"En sólo 2 días de competencia la minúscula -y casi paupérrima- isla de Jamaica conquistó más medallas que México en las últimas 4 Olimpiadas."

"Por eso no deja de causarme ternurita mis paisanos jalisquillos -gente decente- que suspiraron aliviados cuando ganamos (¿ganamos, kimosabi?) la medalla de oro. Por fin iban a poder dormir tranquilos. Incluso, alguno dijo '¿cómo es posible que países que no pintan en el mundo ganen medallas de oro, y México, que sí pinta, no gane ninguna?' Bueno, porque México sí pinta... para estancarse."

"Eso es lo terrible de este país: no que esté para llorar, como muchos en Africa, sino que desde hace muchas décadas, como Argentina, está listo para salir del subdesarrollo, y nomás no se decide a hacerlo. La falta de visión, las ganancias a corto plazo, la mediocridad de los burócratas... llegaron para quedarse. En eso sí podemos competir por las medallas..."

Paco Navarrete
(v.pág.10 del periódico Mural del 21 de agosto de 2008).


"Nuestro sistema deportivo mexicano ha quedado exhibido en estos Juegos Olímpicos y particularmente con el caso de éxito de Guillermo Pérez, quien gana una medalla de oro a pesar de todo."

"Mucho cacarean las autoridades deportivas la lana que le han invertido a los atletas, pero lo que no dicen es que los apoyan una vez que ya están consagrados... o sea, ya pa'qué. De hecho, los deportistas que más recibieron lana en su preparación en el ciclo olímpico de Beijing 2008 fueron Ana Guevara y Belem Guerrero ¡y ambas están retiradas! claro, con su lanita en el banco."

"Sobre la televisión mexicana es patético, pero ayer, después de ver llorar a la 'Magdalena' Rosique por el triunfo de Memo Pérez y observar a los televisos llamando a la gente a que fuera a festejar al Angel, me quedó más que claro que nuestra televisión está al nivel de nuestro deporte."

San Cadilla
(v.pág.31 de la sección "Cancha" del periódico Mural del 21 de agosto de 2008).


"Era natural que en Pekín no se consiguieran buenos resultados. La gran cobertura en vivo que se tuvo en la televisión por cable desenmascaró que la mayoría de atletas mexicanos no tenía preparación para competir contra los mejores. He insistido que no es culpa de los deportistas, que hacen un esfuerzo extraordinario para llegar a unos Olímpicos. Pero el responsable directo debe rectificar de inmediato. Si es un sistema deportivo dependiente del gobierno, el culpable es Felipe de nombre y Calderón Hinojosa de apellido. Sí, el mismísimo presidente de la república debe responder, o por lo menos Josefina Vázquez Mota, secretaria de Educación. Si Carlos Hermosillo es empleado de Vázquez Mota y no funcionó el proyecto olímpico, deben reconocer el fracaso y aceptar las consecuencias. Es evidente que a los políticos les encanta subirse al éxito de los deportistas. Aun cuando no tengan ni idea, los reciben en sus oficinas, se toman fotografías y los presumen. Ya verán la recepción en Los Pinos. ¿Pero quién explicará que en un país de 110 millones de habitantes, sólo enviamos 85 atletas, y muchos a terminar de media tabla para abajo? ¿Quién dará la cara? La Conade maneja el dinero del deporte en México y el COM le mandará la responsabilidad de las explicaciones. Hermosillo, Felipe Muñoz y quien maneje la Codeme deben explicar y ser autocríticos. Sé que cada cuatro años es el mismo tema, que mientras pasen los días se va olvidando y tal vez no pase nada y que todos estos personajes querrán estar en el poder deportivo porque se acercan los Panamericanos de Guadalajara. La escasa capacidad de gestión de Hermosillo ha redituado en caos. No hay quien no se pelee y el poder es más importante para ellos que los atletas. Qué lástima que el presidente Calderón destine presupuesto a mantener este clan de pésimos directivos. Entre COM, Conade y Codeme deben dar la cara. Si no lo hacen, que el jefe de todos ellos lo haga. Por un lado el arcaico multipoderoso Mario Vázquez Raña y por el otro Felipe Calderón. Si no existe un cambio en la estructura, estarán nuestros nietos y bisnietos viendo cada 4 años cómo se celebra una medalla de oro que se consigue cada 24 años."

Gerardo Vázquez de León
(v.pág.3 de la sección "La afición" del periódico Público del 22 de agosto de 2008).


"Antes de la medalla de bronce del dúo de clavadistas en Beijing, la última vez que México ganó una medalla olímpica en deportes de equipo (baloncesto) fue en Berlín en 1936. En medio de estas gestas hubo premios al esfuerzo individual y los conjuntos hípicos en 1948 y 1980 destacaron, pero no se ganó en deportes de conjunto."

"Algo dirá de nuestra cultura, no sólo en el ámbito deportivo, que cuando se trata de medirnos en relación a los estándares internacionales, lo poco que asoma de México sean las historias de sacrificio personal, de tenacidad propia para imponerse ante la adversidad social, pero no de capacidad de organización en equipo."

"México sigue sin aprender a trabajar en equipo en muchos sectores, no sólo en el deporte, donde después de los resultados obtenidos en esta Olimpiada, la porra nacional para recibir a los directivos que administraron este fracaso debería ser: ¡Que se vayan todos!"

Rossana Fuentes Beráin, profesora e investigadora de la Universidad de Guadalajara
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 23 de agosto de 2008).


"Los deportistas mexicanos, esta vez, no tendrán mucho de qué presumir. Las excepciones serán los medallistas, y ellos sí, con méritos más que suficientes y gracias al esfuerzo propio, aunque ahora surjan muchos que quieran adjudicarse el triunfo para sí mismos."

"Lo mostrado por México en esta Olimpiada es la repetición de ediciones anteriores: poco, muy poco para sentirse orgullosos como país, y mucho, pero mucho lo que se debe reflexionar para encontrar qué es lo que se ha hecho mal, o qué no se ha hecho para alcanzar alturas que otras naciones con aparente menos potencial han logrado. Es la hora de pedir cuentas a las autoridades responsables del deporte, a presidentes de federación, a directivos, a entrenadores y a deportistas... cuentas que sin duda reflejarán un déficit, y a partir de ellas actuar en consecuencia."

"Empieza un nuevo ciclo que habrá de cerrarse con los próximos Juegos Olímpicos a celebrarse en Londres en 2012; 4 años por delante para corregir lo que sea necesario, partiendo de la falta de una política de estado en materia deportiva, de la necesidad urgente de acabar con compadrazgos y amiguismos, del manejo transparente de recursos y poner un freno a quienes mantienen secuestrado al deporte mexicano para beneficio propio."

"Se requiere una reestructuración total del deporte nacional que ponga orden, y este proceso debe arrancar ahora mismo, cuando todavía esté fresco el mal sabor de una actuación que dejó mucho a desear. El gobierno federal y los entes responsables como la Comisión Nacional del Deporte, la Confederación Deportiva Mexicana y el Comité Olímpico Mexicano tienen una tarea por cumplir."

Editorial
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 23 de agosto de 2008).


"Acabamos por concluir que el nuestro no es un país apto para este tipo de certámenes. Que vivan el pozole, las tortas ahogadas y el desenfreno alcohólico de fin de semana."

Oprobio
(v.pág.3 del suplemento "Tapatío" del periódico El Informador del 23 de agosto de 2008).


"¿Por qué somos tan malos en casi todo? Nos preguntamos inevitablemente al terminar las Olimpiadas. Por días las noticias más relevantes acerca de nuestra delegación olímpica son pavorosas: que no les dieron uniforme, que hay más funcionarios que atletas en tal especialidad, que pidieron prestados unos trajes de baño, que no los dejaron entrar a la inauguración."

"Cada 4 años nos sentamos con deleite a vernos perder sin complejo alguno. Debe haber algo en la estructura nacional que nos impide acercarnos a la victoria. Se nos enseña desde chicos a ver la derrota como algo normal, cercano y hasta consolador. Y claro, si nos hacen cantar 'No quiero oro ni quiero plata, yo lo que quiero es romper la piñata' es posible que esta maldita tonada se haya metido en nuestro inconsciente y nos impida obtener lo que en otros países consideran como formativo: ganar. Pero no, a nosotros lo que nos gusta es 'romper la piñata', echar desmadre, decir que estuvimos cerca o que perdimos porque los otros 'están bien grandotes'. Cuando uno escucha que el gran nadador, el que ha ganado más medallas que nadie, ha faltado a entrenar 5 veces en 7 años, el comentario general es 'no mames. Qué hueva'."

"Esta preparación natural para la derrota es el fruto de toda una serie de pretextos ya instalados en nuestro lenguaje. 'Se aprende más de la derrota', nos comentan con ánimo educativo. 'Empate con sabor a victoria', nos dicen cuando no nos golean en el Mundial; 'dimos un juegazo contra ¡Honduras!', se felicita la gente. Y la joya de la corona: 'Hay que saber perder', como si no fuera esto lo único que hacemos con verdadera dedicación. A fuerza de perder sistemáticamente las expectativas están a nivel del suelo. Esperamos no perder contra Belice, calificar a los Panamericanos o enorgullecernos porque ganó la medalla un fulano de otro país cuyos papás son mexicanos. Los consuelos deportivos son cada vez más deprimentes."

"Cuando uno de nuestros atletas gana una medalla la algarabía nacional no tiene límite. Entonces nos cuentan la historia del atleta y dan ganas de llorar. Resulta que llegó a las Olimpiadas en contra de los deseos de la federación de su deporte, que no tenía tenis para entrenar, que practicaba en las noches porque trabajaba de sol a sol y hacía dos horas y media al trabajo, que sus papás vendieron la casa para pagar el boleto del competidor a las Olimpiadas porque su boleto se lo agandalló un funcionario deportivo. Se vuelven entonces glorias nacionales por unos meses para pasar después al deporte nacional más practicado: el olvido."

"¿En dónde están nuestros medallistas? No es extraño escuchar las historias de quienes acabaron, con la medalla al pecho, hundidos en el alcohol y el desempleo. Y esas historias también nos gustan mucho porque son muy nuestras y porque no es justo que alguien sea ganador toda la vida."

Juan Ignacio Zavala
(v.pág.13 del periódico Público del 24 de agosto de 2008).


"Las Olimpiadas, cuyo evento tuvo lugar en el año 776 antes de Cristo en Olimpia, Grecia, no son en nuestros días la fiesta de la armonía, de la concordia y demás hierbas de la juventud. Han sido, y cada 4 años lo son en mayor medida, una nueva forma de guerra fría entre los países más desarrollados. Las Olimpiadas se han convertido cada vez con mayor fuerza, en una exaltación hostil de las nacionalidades."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 20 de septiembre de 2008).


"Que el futbol mexicano tiene materia prima de exportación, es verdad... pero en ese rubro hay muchos más albañiles que arquitectos. La prueba de que es así se tiene cada semana, al constatar que los auténticos protagonistas del campeonato mexicano siguen siendo, en mayor o menor medida, los jugadores importados."

Jaime García Elías
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 14 de octubre de 2008).


"Basura en el Tri."

"Me refiero, como ya habrán adivinado, a nuestra DECEPCION NACIONAL de futbol, mejor conocida como EL GIGANTE DE CONCACAF, mote patriotero, mentiroso y mamonsísimo que los acomplejados y babosos siguen utilizando a pesar de que la realidad dice lo contrario... ¿EL EQUIPO DE TODOS?... SI, DE TODOS LOS DESVERGONZADOS QUE GRITAN COMO MEROLICOS EN EL MERCADO PARA VENDER."

"Y qué decir de la actitud de algunos seleccionados que con el tiempo y tantos descalabros han desarrollado una coraza en contra de la realidad, asumiendo una actitud vergonzosa y una serie de argumentos demagógicos y estúpidos para justificar sus pésimas actuaciones."

"Ejemplo vivo de este tipo de actitudes lo tenemos en OSWALDO SANCHEZ, quien se atreve a pedirle a la afición que 'RIA' DESPUES DE LA HISTORICA DERROTA FRENTE A JAMAICA, O QUE 'DISFRUTE LA PRESION' DESPUES DEL VERGONZOSO EMPATE CON CANADA.. FRASES COMODINAS, CINICAS, SIN SENTIDO ALGUNO."

"Baste recordar cómo celebraron NUESTROS 'GIGANTES' el segundo gol, el del empate... como si hubiéramos ganado un título o algo trascendente, se amontonaron y gritaron como poseídos por el dios de los campeones... cuando, ¡OH DESILUSION!, SOLO SE HABIA CONSEGUIDO UN EMPATE FRENTE A LOS SUPLENTES DE LA SELECCIÓN DE CANADA, PAIS QUE NO TIENE LIGA PROFESIONAL DE FUTBOL... así de jodidos estamos."

Carlos Albert
(v.pág.3 de la sección "La afición" del periódico Público del 17 de octubre de 2008).


"El deporte, dicen los políticos, nos aparta de las drogas. Y por eso proclaman y recomiendan el deporte en la juventud. ¿Pero, de veras, nos aparta de las drogas? De algunas, sí, seguramente, pero todos los días leemos de deportistas encumbrados, admirados, del más alto nivel competitivo, que se dopan, es decir que se drogan, para conseguir un mayor rendimiento. Y es del todo frecuente que los esteroides y los suplementos alimenticios y vitamínicos estén llenos de sustancias, no precisamente muy saludables, que son consumidas lo mismo por los deportistas aficionados que profesionales, y que se vuelven del todo adictivas (muchas de ellas recomendadas por los mismos entrenadores)."

Domingo Argüelles
(v.pág.8 del suplemento "Visor" del periódico Público del 2 de noviembre de 2008).


"Cada 4 años es el mismo teatrito. Los medios inflan a la selección [de futbol] casi al mismo nivel de Peña Nieto con todo y glostora, exaltan los méritos de los jugadores; después, conforme los desastrosos marcadores se van concatenando surgen los melodramas rancheros, los linchamientos, persecuciones y la promesa de los directivos de poner orden y progreso en el campo de juego. En algún momento se dan algunos buenos resultados pero, al final, terminan jugando como nunca y perdiendo como siempre... en penales."

"Si ya nos la sabemos mí no comprende ¿por qué tanto inútil derramamiento de bilis? Quizá sea el momento de seguir las enseñanzas de Homero Simpson: 'Si no hay esperanza, no hay decepciones'."

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.4 del periódico Público del 21 de noviembre de 2008).


"El Tri es el resultado de la Liga mexicana, y ésta, amigos aficionados, es una porquería que las televisoras dueñas del espectáculo y del futbol nos venden como algo de calidad."

"PERO LA CULPA NO ES DE ELLOS, SINO DE USTEDES POR COMPRARLES SUS MENTIRAS, olvídense de Eriksson, La Volpe, Aguirre, Meza, Lapuente, Mejía Barón, Bora, etc., olvídense de la larguísima lista de seleccionados de los últimos 40 años, ellos no son responsables más que en una mínima parte. El problema del TRI y de nuestro futbol es responsabilidad de los directivos, ellos y sólo ellos han optado desde siempre por acciones tendientes a ganar dinero fácil y rápido, olvidando la seriedad y la lógica deportiva, HAN OLVIDADO AL AFICIONADO, se han prostituido, viven del cuento, son advenedizos, vividores, comerciantes sí, pero deportistas nunca, padrotean al futbol, lo utilizan para sus promociones empresariales o personales, no le dedican el tiempo mínimo indispensable para planear y proyectar a corto, mediano y largo plazo, son rémoras que sangran y explotan al espectáculo sin tener claro de qué se trata esto del futbol profesional, abusan porque papá gobierno les permite todo y de todo con tal de mantenerlos como aliados en sus campañas políticas y personales."

Carlos Albert
(v.pág.2 de la sección "La afición" del periódico Público del 21 de noviembre de 2008).


"Las listas que ofrece regularmente la denominada Federación Internacional de Historia y Estadística del Futbol suelen ir de lo sublime a lo grotesco."

"Dicha Federación consideró en su último informe que la Liga Mexicana de Futbol es la octava mejor competencia del mundo, mismo puesto que ocupó el año anterior."

Héctor Huerta
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 7 de enero de 2009).


"Nuestro país ha tomado conciencia de ser una nación de masas cargadas de frustración y coraje, urgidas de ídolos de papel y de victorias deportivas."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 17 de enero de 2009).


"Las dificultades, cada vez mayores, que confronta México para hacer efectiva su añeja condición de 'Rey Tuerto en la Tierra de Ciegos de la Concacaf' y clasificar a campeonatos mundiales y juegos olímpicos, han terminado por exhibir, por una parte, las limitaciones de la 'Raza de Bronce' para el juego de la pelota gallega; por la otra, el crecimiento cualitativo de los vecinos de la zona geográfica; muy particularmente, el de Estados Unidos. (Ahí, simplemente, se consumó lo previsible: que cuando los estadounidenses se decidieran a tomar en serio al futbol, México dejaría de ser, en esa materia, 'El Coloso del Norte')."

Jaime García Elías
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 17 de enero de 2009).


"Lo que se debería de hacer es echar a patadas a un montón de compatriotas francamente inútiles y contratar más y mejores jugadores extranjeros."

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.4 del periódico Público del 23 de enero de 2009).


"La Constitución en su Artículo 1 prohíbe 'toda discriminación motivada por origen étnico o nacional'. El Artículo 30 es contundente: 'La nacionalidad mexicana se adquiere por nacimiento o naturalización'. De ahí para adelante, no discrimina, todos somos ciudadanos mexicanos. Sólo establece una diferencia entre los que nacimos y los que se volvieron: el Artículo 82 marca que para ser Presidente de México 'se requiere ser ciudadano mexicano por nacimiento'."

"Considerar a los mexicanos por naturalización como no-100%-mexicanos viola la Carta Magna. Es racista, discriminatorio, xenofóbico e ignorante. Demuestra la mediocridad del que no quiere competir más que contra los del vecindario, la cortedad de miras del que se niega a pensar en México como un país cosmopolita y marcha a contracorriente de potencias que flexibilizan sus fronteras, unifican sus monedas y consiguen el progreso de sus pueblos creando nacionalidades comunes."

"Si cualquiera que mete 15 goles se vuelve mexicano, el problema no es de Sven Goran Ericsson que los alínea, sino de Gobernación que les da el pasaporte por la vía rápida, quién sabe con cuántas corruptelas en el camino de autoridades, representantes de jugadores y directivos de equipos. Habrá que pedirle a Migración que endurezca los trámites, no a la Federación de Futbol que ponga límites racistas. Y que 'la verde' la porten los mejores con nacionalidad mexicana, por nacimiento o naturalización."

"La otra es que se consense una reforma constitucional para reescribir el Artículo 82. Quedaría así: 'Para ser Presidente o delantero central de la Selección Nacional de Futbol es necesario ser ciudadano mexicano por nacimiento'."

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 27 de enero de 2009).


"Resulta que la selección está jugando igual de mal con el sueco de lujo que con el mexicano de presumir (el que tiene un ego tan grande que no le cabe en el cuerpecito y tiene que hablar de ese otro yo en tercera persona). Cualquiera que le eche un minuto de cabeza al asunto podrá concluir que el problema no es el entrenador, son los jugadores: no sé si son malísimos, lo que sí sé es que son más malos que los otros con los que juegan y con eso basta para perder. Que no nos extrañe: México va a perder frente a Estados Unidos. Los gringos son mejores que México para el futbol desde 1994, es decir hace catorce años que el balance de resultados nos es desfavorable, así que no hay ninguna razón para pensar que les vamos a ganar en el hexagonal. Nuestros verdaderos rivales serán Costa Rica y Honduras con quienes pelearemos 2 lugares. Uno de los 3 tendrá la oportunidad de ir a que lo derroten en Sudáfrica. Lo peor es que los 2 están jugando bien."

"Dice Sven que gracias al partido contra Suecia B puede analizar cuáles son los problemas de México A, pues se trata de un equipo similar al de Estados Unidos. Lo que no dice Sven es que a ese mismo equipo malo que le ganó a México, Estados Unidos ya le ganó, así que nos daremos de santos con no regresar con una goleada."

Diego Petersen Farah
(v.pág.3 del periódico Público del 30 de enero de 2009).


"¿Qué nos sucede a los mexicanos que no terminamos por entender los límites de nuestra selección de futbol? ¿Por qué les exigimos a los jugadores que la componen resultados y actuaciones más allá de sus capacidades? ¿Por qué nos cuesta tanto trabajo asimilar que simple y sencillamente los estadunidenses juegan mejor futbol y que los triunfos que consiguen cada vez con mayor asiduidad cuando nos les enfrentamos a estos niveles, son producto de una mejor calidad y no de nada raro o malévolo?"

"¿De dónde sale el impulso que lleva a ciertos aficionados (en sus casas ante el televisor, en la tribuna del estadio o invadiendo los palcos de prensa a los que ingresan con fatuas credenciales), a gritarle al árbitro: '¡Pinche guatemalteco hijo de puta, ladrón!', cuando éste (ahora mismo no importa el nombre, ni la nacionalidad, puede ser cualquiera y de cualquier lado), aplica la regla y expulsa al capitán, al más guapo, al más líder, al intocable del equipo?"

"¿Y qué es lo que lleva a esos mismos aficionados, expertos, periodistas a quedarse mudos, sumidos en el rencor de sus excesos, cuando ven en la repetición de esa jugada a la víctima en realidad siendo un gandalla? De niños héroes defendiendo el Castillo de Chapultepec, se convierten en temerosos roedores que, con el indulgente rubor nacionalista en sus mejillas, se agazapan para empezar a construir otro complot que ponga a salvo su raquítica autoestima. ¿Quién les supervisa la congruencia?"

"Cada vez me gusta menos la manera en la que el mexicano (claro que hay excepciones) vive su pasión por la selección 'de todos'. Pone demasiado en algo que no vale la pena. Pierde honestidad y se acerca a la estupidez cuando se empeña en ver en ella lo que no es. No me enoja, me da profunda lástima ver a un trabajador ilegal que pagó 100 dólares o más por un boleto, borracho y desolado, con la mirada doliente, rodeado por diez chamacos gringos que le bailan y le cantan el 2 a 0 de Columbus."

Rafael Ocampo
(v.pág.2 de la sección "La afición" del periódico Público del 13 de febrero de 2009).


"Antes de exigir, gritar y victimizarnos, arreglemos y ordenemos nuestra casa, reorganicemos nuestro patio, administremos nuestros recursos con seriedad y honestidad, seamos congruentes y justos, ya basta de tanta basura mediática que le hace mucho daño a nuestro futbol. Mienten quienes insisten en que tenemos capacidad para competir en 2 frentes, vean a la crema y nata de nuestro patético futbol: América, Cruz Azul, Chivas, Tigres, etc., no saben cómo arreglar sus problemas internos, van de fracaso en fracaso, enseñando el cobre, dando lástima... ¿y de esto... también debemos culpar a la Conmebol?"

Carlos Albert
(v.pág.2 de la sección "La afición" del periódico Público del 15 de mayo de 2009).


"El domingo antepasado, como cualquier buen mexicano, estuve pegado a la televisión y con gusto vi como los esfuerzos del 'escuadron B' de nuestra selección venció al equipo gabacho en un convincente 5-0 que nos hizo acreedores a la Copa de Oro."

"La única objeción que tengo respecto al partido pasado es la reacción de los comentaristas de las 2 grandes televisoras. Apenas íbamos arriba por 3 tantos y ya se escuchaban gritos apasionados de 'los verdaderos gigantes de la Concacaf', 'el equipo supremo de América del Norte' y otro tipo de sandeces similares. No se acababa el encuentro, cuando un optimista que por alguna razón se le permite narrar partidos de futbol ya pedía la Copa del Mundo."

"Estas actitudes no hacen más que dañar nuestro futbol. Más allá, son parte del veneno que ayuda a perpetuar el cuento de hadas que por tantos años vivimos y del cual la selección estadunidense nos ha ido despertando. No somos el mejor equipo de la Concacaf. Los gringos nos han ganado de manera sistemática no por trampa, imperialismo o provisiones del Tratado de Libre Comercio, nos han ganado porque han entrenado más y tienen un sistema de reclutamiento y desarrollo de talento razonable, opuesto a lo que existe en México."

"Al momento de forjar la Concacaf, imaginábamos que habíamos garantizado nuestro eterno pase al Mundial y así se había asegurado rating e ingreso para las televisoras que transmitieran los partidos. El hecho de vencer por 9 goles a países que existen por razones fiscales nos llevaba a pensar que en verdad éramos tan buenos. Llegando al mundial -o a competencias con países de la Conmebol- rápidamente la realidad se hacía presente."

"Aparte de enviar jugadores a Europa para que vean lo que cuesta meterle un gol al primer equipo de Valencia, el futbol mexicano tiene que ser replanteado. El sistema de play-offs debería de ser relegado a una segunda copa y la liga se debería de disputar por el mayor puntaje, lo cual en verdad premia al equipo que haya hecho la mejor campaña. Además, la formación de jugadores debe de hacerse a través de un proceso más sano."

Rodrigo Espinosa Marván
(v.pág.17 del periódico Público del 7 de agosto de 2009).


"La televisión que transmitió antier el partido de futbol de México con Estados Unidos suprimió del sonido la rechifla de la afición al Himno Nacional de los visitantes. Lo mismo había sucedido hace unas semanas durante la final de la Copa Oro, en un estadio lleno de mexicanos, ¡en Estados Unidos!"

"Me pregunto lo que estaríamos diciendo los mexicanos si el asunto hubiera sido al revés: si un estadio lleno de estadunidenses chiflara en México el Himno Nacional mexicano, e hiciera lo mismo cada vez que la selección juega en Estados Unidos."

"Antier un grupo estuvo a punto de agredir a los escasos aficionados estadunidenses que tuvieron la temeridad de ir al juego, los cuales, para garantizar su seguridad, debieron ser escoltados por granaderos. Entre los nacionalistas que los asediaban, hubo algunos descerebrados que gritaron: 'Osama, Osama', y 'Viva Bin Laden' (¿recordarán que en las Torres Gemelas también murieron mexicanos?)."

"Hace unas semanas, durante las celebraciones por la victoria sobre Estados Unidos en la Copa Oro, unos turistas de Holanda, tomados por estadunidenses, fueron cercados y hostilizados por otros vándalos de la gradería nacionalista, hasta que los detuvo la policía."

"No sé cómo se ha llegado a esto, ni creo que nadie lo haya planeado, pero no es cosa de grupos locos o 'seudoaficionados' que equivocan las cosas."

"Es la expresión final del patrioterismo de baja ley sembrado por los medios a propósito de la rivalidad futbolera con Estados Unidos. La mala vibra brota con vigor de los bajos fondos de ese nacionalismo barato en la ofensa y peligroso en la conducta."

"Toda multitud enervada es un riesgo de estupidez colectiva. La masa iguala a la baja, se rige por las pasiones más simples. Lo demuestran los estadios llenos de mexicanos abusando de su número para ofender al adversario, como una forma de 'hacerse sentir'."

"Pocos le señalan y le reprochan al público su majadería patriotera, los medios deberían ser más activos y claros en la condena de los fuegos que ayudan a encender. Deberían, para empezar, no encenderlos."

"He gozado mucho el triunfo de México, y su buen futbol, superior al resultado. Es el futbol que queremos pero no es la afición que queremos. No al menos en sus desahogos nacionalistas, tan inciviles como degradantes precisamente de eso que quieren exaltar: la superioridad o la grandeza de México."

"Ahora sí que como dicen los gringos: bullshit!"

Héctor Aguilar Camín
(v.pág.4 del periódico Público del 14 de agosto de 2009).


"'¡Puuuuutos!¡Puuuuuutos!¡Puuuuutos!' Eso gritaban, felices, los aficionados al futbol que fueron a presenciar el triunfo de 'la verde' frente a los gringos. Me gusta la idea de pensar que esos aficionados son retrógradas panzones de derecha, que no ven más allá de su nariz y gustan de usar la palabra puto para referirse a alguien que consideran inferior. Pero la realidad es que en el estadio había de todo. Papás con sus hijos, mujeres veinteañeras, abuelos y abuelas, bolas de amigos de la prepa, solteras en busca de un galán, gente como uno pues, gritando a calzón quitado '¡puuuuutos, puuuuuutos, puuuutos!...' como si eso no significara gran cosa, como parte de la diversión."

"Dirán los menos alarmistas que entre esos gritos, el 2 a 1 de México sobre Estados Unidos, y 500 cromañones mexicanos en la persecución de 6 gringos que tuvieron la mala suerte de cruzarse en su festejo bajo el Angel de la Independencia no tiene nada que ver. Pero la triste realidad es que entre esa actitud, el grito de puto, y la violencia que cruza nuestras vidas hay una línea bien estrecha. En México la euforia se convierte en golpes."

"¿Por qué son así las cosas aquí y no en otros países? Digo, tienen sus hoolingans, o las pandillas, o las barras, pero son grupos de violencia acotada, que no extienden sus tentáculos atávicos a otras zonas de la vida común. Quizá porque somos el país en donde los hombres son libres de gritarle a una mujer en la calle sin que nadie intente detener esa violencia, aceptada y socializada como una cruz que se lleva para expiar el pecado de no tener pene. Quizá porque somos una sociedad en donde si una mamá o un papá está tundiendo a un pequeño nadie se mete, aunque la paliza nos ponga los pelos de punta. Quizá porque este es el país del clóset, el país en donde todos rezan, pero nadie levanta la voz cuando el cura viola a un niño o a una niña, pertrechado en su hábito y su vicariato divino. Quizá porque hace falta que levantemos la mano, que digamos basta, que nos animemos a dar un paso y salirnos del montón y ser capaces de entender que gritarle puto a alguien no nos hace mejores, sino simple y llanamente imbéciles."

Myriam Vidriales
(v.pág.20 del periódico Público del 14 de agosto de 2009).


"Publicó Héctor Aguilar Camín un texto titulado El juego. Dice que el futuro previsible es el del dominio de los estadunidenses en este deporte y nos da los datos que le escuchó a Leonardo Cuéllar: en Estados Unidos, a todos los niveles y todas las edades se juega soccer y se tienen registrados 24 millones de jugadores, en la rama varonil, y 14 millones de mujeres; en México parece que solamente hay 400,000 jugadores. El destino a la vista."

Juan Ignacio Zavala
(v.pág.13 del periódico Público del 16 de agosto de 2009).


"¿Qué esta gente [de la prensa] no se da cuenta en dónde está parado nuestro futbol, empantanado, sumido en la mediocridad?"

Cuauhtémoc Blanco, futbolista
(v.pág.2 del suplemento "La afición" del periódico Público del 4 de septiembre de 2009).


"Ninguna sorpresa ha sido la ubicación del TRI en la urna de los malitos del Mundial, eso somos y ni modo, démosle gracias al Señor Todopoderoso de que el formato del Mundial nos permite asistir a la justa merced al sistema de PRESENCIA POR CONFEDERACIONES, porque si fueran sólo los mejores del mundo, aún estaríamos esperando y soñando la primera oportunidad."

"Sí, somos de los malitos y ni modo, la verdad no peca aunque incomode, somos equipo 'DE RELLENO'."

Carlos Albert
(v.pág.3 del suplemento "La afición" del periódico Público del 4 de diciembre de 2009).


"Ninguna federación de ningún deporte en México nos apoya económicamente, hay deportes en los que necesariamente uno necesita dinero para poder salir adelante. Nadie proporciona esta ayuda en México."

"En algunas ocasiones, la Federación Mexicana de Tenis dice que va a apoyar a los 2 mejores mexicanos de cada categoría de juveniles. Sin embargo, el apoyo es mínimo, y lo peor no es sólo eso, sino que en realidad no apoyan a los mejores 2. Apoyan al hijo, al sobrino, al amigo o al que le deben un favor."

"Consideremos el caso de Lorena Ochoa, nadie en el gobierno la apoyó, gente dentro de su club la apoyo y el resto se las ingenió como pudo. Pero ahora sí, tenemos un gobierno y una federación orgullosa, la cual seguramente ya se adjudicó parte del crédito."

"El caso de Guillermo Pérez Sandoval, campeón olímpico de taekwondo en Beijing 2008. Es el vivo ejemplo de la falta de apoyo en México, fue humillado, pisoteado, incluso intentaron excluirlo de las villas olímpicas. Nadie recuerda eso, todos ven su victoria como la victoria de México."

"El entrenador de la federación no quería entrenarlo por ser un obstáculo para uno de sus hijos."

"Antes de los Juegos Panamericanos y los Juegos Olímpicos, el entrenador se había encargado de dejar fuera a Guillermo y de darle el lugar a su hijo, el cual ya tenía todo arreglado por los federativos, el selectivo arreglado lo impulsó la propia federación."

"Después de los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, en donde el hijo del entrenador hizo el ridículo, la federación comentó que si él no conseguía boleto para Beijing, Guillermo conservaría una esperanza de ir a los Juegos Olímpicos."

"Así como el caso de Guillermo Pérez, hay miles en México, de los cuales nunca nos damos cuenta."

"El primer paso que se debe llevar a cabo es por parte de las federaciones, lo poco que se aportó utilizarlo para su causa, no para que se lo roben los federativos..."

Gerardo Balderrama
(v.pág.8-C del periódico El Informador del 26 de enero de 2010).


"Es lamentable que a una actividad en la que abundan los vividores, estafadores y mafiosos, como el póker, se le dé una cobertura y un tratamiento cual si fuera una disciplina deportiva más. En alguno de los programas de análisis deportivo que me gusta ver, un tipo se aventó la puntada de afirmar que para ganar una partida se requiere de 90% de habilidad y 10% de suerte. Qué tontería. Que lo diga y que alguien se lo crea. Pero bueno, si hay cobertura es porque debe haber televidentes e, insisto, dinero."

Antonio Salcedo Morales
(v.pág.3 del suplemento "Ocio" del periódico Público del 2 de abril de 2010).


"No sabía que desde 1314 se jugaba futbol en Londres y que, desde entonces, era tan popular, tanto que Eduardo II promulgó un decreto para prohibir que se jugara, pues 'el ruido en la ciudad producto del ajetreo público durante los partidos de futbol es causa de muchos males (que Dios prohíbe, por eso): a nombre del Rey, declaramos y prohibimos, bajo pena de cárcel, que se juegue futbol en el futuro'. El decreto no funcionó ni cuando los siguientes reyes medievales intentaron aplicarlo por su cuenta y riesgo."

"Phillip Stubbes (1555-1610), autor de 'La anatomía de los abusos', puritano de pura cepa que escribió protestando contra el futbol y los futbolistas."

"Decía que 'ése no era un ‘juego amistoso’ sino que, en realidad, era una manera de practicar sangrientos asesinatos... Cuando va el contrincante corriendo, lo tiran al suelo y le sangran las narices... Otras veces les rompen el cuello o los brazos, y cuando les dan en los ojos parecen que les salen. Son pocos los que se escapan de salir maltratados y sufren las consecuencias, pues en cada partido hay heridos, magullados, agrietados, y si tratan de escapar (con la pelota) son perseguidos y los chocan entre dos dejándolo con el corazón apachurrado, si es que no lo golpean con los codos debajo de las costillas y con las rodillas, cerca de las caderas o le dan puñetazos como si fuesen armas mortales'."

"'Me opongo a ese juego -decía Stubbes-, porque ahí es donde nace la envidia, la malicia, el rencor, la cólera, el odio, los disgustos y esas enemistades que muchas veces terminan en peleas, contenciones, pica-pleitos y homicidios, partidos donde hay una gran efusión de sangre como ya lo hemos visto por experiencia propia. ¿Será este juego asesino un buen ejercicio para los días de descanso (Sabbath)?'"

"Otro texto del siglo XVI es de Shakespeare: cuando el rey Lear ha sido ofendido por su hija mayor y el ambiente está caldeado, el fiel amigo del rey como era Kent, le llama la atención al mayordomo de la hija prepotente diciéndole: '¡Tú, miserable futbolista!' -'You base football player!' (Rey Lear, 1.4. 84-5). Con esto creo que nos podemos dar cuenta lo que pensaban de los futbolistas en la época isabelina."

Martín Casillas de Alba
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 17 de abril de 2010).


"El analista francés Poyetán Le Blanch desmenuza la ‘realidad' del futbol mexicano en una colaboración especial para el sitio goal.com, de cara al enfrentamiento que sostendrán Francia y el Tricolor en el segundo partido del Grupo A en el Mundial de Sudáfrica del presente año."

"Bajo el título de: ‘México, el mito de un país que pretende ser un Grande'; el periodista galo asegura que el Tricolor aún tiene un futbol en desarrollo por no contar con las victorias necesarias ante potencias del mundo."

"'Para que un equipo pueda ser considerado grande debe mantener una historia a la orden de la grandeza, no basarse en hechos aislados para considerarse grande o tener aspiraciones de ser el mejor del mundo', señala."

"Le Blanch explica que el mejor ejemplo de esto es la actuación que tuvo el combinado azteca en la cita mundialista de Alemania 2006, donde quedó a deber ante las altas expectativas que la prensa mexicana, según su perspectiva, vislumbró para el equipo que dirigía Ricardo Lavolpe."

"'Tal es el caso de México, un seleccionado que cada día que pasa está mejor rodado, cada Mundial que se avecina, su prensa nacional lo catapulta no como candidato pero sí le traza un objetivo que está fuera de su historia: quedar entre los primeros 4'."

"'so pasó en 2006, un Tri rutilante, que sabía lo que quería en un campo de juego, con jugadores consolidados, y sin embargo, una vez más, se marchó en octavos de final', redacta."

"El francés menciona y reconoce los logros del Tricolor en el área de Concacaf, sin embargo, no perdona que la zona donde se desarrolla es de un nivel bajo al enfrentar países centroamericanos y del Caribe, pero insiste en que los medios mexicanos son quienes han puesto las ‘falsas' expectativas en el equipo."

"'El mito de que México es un grande del futbol mundial está sólo amparado por una prensa nacionalista sedienta de triunfos ya que forja la ilusión en otras competencias de segundo orden: México se consagró 8 veces y fue 2 veces subcampeón en 19 Copas Concacaf que se han disputado'."

"'Sin dudas ocupa el primer lugar del escalafón en América del Norte, donde se enfrenta con seleccionados como Honduras, Jamaica, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos, El Salvador...', apunta."

"Poyetán Le Blanch recuerda las actuaciones del Tricolor con los 2 subcampeonatos en Copa América, a Hugo Sánchez, Luis García y Luis Hernández como los máximos artilleros; la conquista de la Copa Confederaciones en 1999; la obtención del campeonato mundial Sub 17 con la ‘generación dorada', encabezada por Giovanni dos Santos y Carlos Vela, pero, para él, no es suficiente."

"'Los lauros más recientes demuestran el crecimiento azteca en esto del balompié pero está claro que todavía es demasiado poco para las aspiraciones que se crean los mismos mexicanos con el comienzo de cada Mundial'."

"'Un baño de humildad vendría bien, la crítica constructiva y asumir la realidad podría ser un buen comienzo para que el Tri siga creciendo'."

"'Pero sin fanatismos, al día de hoy México no es más que un seleccionado de segundo orden, como lo pueden ser Croacia, Serbia, Bulgaria o Rumania', manifiesta en su artículo."

"Finalmente, el analista francés envía un consejo para los aficionados al Tri y a la prensa, a la que tanto señala como impulsor de sueños: 'Porque como diría Santiago Segurola "el edificio de la historia se construye a costa de la historia de los demás" y a México le faltan muchas grandes victorias para edificarse como grande'."

(V.periódico El Universal en línea del 26 de abril de 2010).


"La gira por Europa del combinado tricolor ha servido, entre otras cosas, para ponernos en nuestro lugar. Las televisoras y la prensa nos venden a nuestro representativo nacional como algo que no es, y ahora se dicen sorprendidos y decepcionados por los resultados obtenidos en Europa, cuando la realidad, esperar otra cosa, sería ilógico."

"Si no le podemos ganar a Jamaica o a El Salvador en sus estadios, ¿qué nos hace pensar que le íbamos a ganar a Inglaterra en Wembley o a Holanda en Alemania? No señores, nuestra Selección está para darle pleito al que sea en base a garra, entrega, corazón, pero no en futbol, ni talento, en eso no somos de los principales."

"Ahí está el juego contra Inglaterra; generamos más opciones de gol nosotros, pero ellos meten las que tienen, y la contundencia en el futbol vale millones."

Ricardo Malacara
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 31 de mayo de 2010).


"Como hoy en día sólo se habla de futbol, puro futbol y nada más que futbol, no queda de otra más que hablar de futbol. El futbol es la única disciplina que nos permite decir cuantas tontería se nos vengan a la mente y nadie te reclama rigor, seriedad o método científico. Cualquiera puede opinar cualquier cosa y a todos se les escucha por igual (y si alguien tiene alguna duda, lo remito al cuadrante radiofónico todas las tardes, donde podrá escuchar las mayores sandeces dichas con una propiedad y seguridad dignas de un predicador). Cuando se habla de futbol uno se puede pelear, pero jamás se hará nada por callar al de enfrente. Por el contrario, de lo que se trata es que siga diciendo tonterías para poder seguir atacándolo sin piedad, porque la conversación sobre futbol, como la cosecha de mujeres, nunca se acaba."

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 9 de junio de 2010).


"México tiene un primer lugar en las tablas históricas de la Copa del Mundo de Futbol: somos el país que acumula más derrotas. De 45 juegos, la selección nacional ha ganado solamente 11, empatado 12 y perdido 22. Los equipos mexicanos han anotado 48 goles y recibido 84."

"La idea de que a los mexicanos nos entusiasma el futbol es desmentida por los hechos. Los estadios nacionales suelen estar vacíos durante buena parte de la temporada, en tanto que en otros países es difícil encontrar un asiento vacío."

"Los mexicanos no somos siquiera proclives a ver partidos por televisión. Los mayores ratings se registran en Croacia (12.4), Noruega (11.9), Países Bajos (11.5), Uruguay (10.5) y Dinamarca (9.1). Los mexicanos estamos en uno de los últimos lugares con sólo 2.0 (Kevin Alavy de Initiative, future sports + entertainment citado por Simon Kuper y Stefan Szymanski en Why England Lose o Soccernomics)."

"México es el sexto país del mundo en personas que dicen jugar futbol: 8.5 millones (FIFA Big Count 2006). En términos relativos, sin embargo, nos encontramos muy lejos de países como Costa Rica, donde el 27% lo afirma, o Alemania, con el 20%."

"Pero aun cuando fuera cierto que tantos mexicanos juegan futbol, no figuramos entre los primeros 20 lugares en jugadores registrados en la federación nacional. Esto es, los mexicanos no participamos en las ligas organizadas que son la cantera para los jugadores de alto desempeño."

"Estados Unidos ha avanzado en el futbol porque tiene 4.2 millones de jugadores registrados, el segundo nivel del mundo, de los cuales 3.9 millones son jóvenes, el mayor número del mundo."

"Brasil es el equipo nacional más exitoso según datos acumulados de 22,130 juegos internacionales de 1980 a 2001 por el matemático Russell Gerard, con un porcentaje ganador de 74.2% (los empates son considerados como media victoria). Le siguen Alemania (unida), Francia e Italia. Curiosamente, Irak ocupa el quinto lugar con 69.2%, ayudado por la débil región en la que juega. México queda muy lejos de estos primeros lugares con un porcentaje ganador de 61.3 a pesar de jugar en la también fácil Concacaf. Con esta metodología, el porcentaje ganador de México en Copas del Mundo sería de apenas 35.5%."

"Usualmente la población de un país, su riqueza y su experiencia futbolística permiten predecir el desempeño de su escuadra nacional. Si se sopesan estos factores, el país que ha tenido mejores resultados ante lo que de él podría esperarse es -sorprendentemente- Honduras (Soccernomics). Brasil se encuentra en séptimo lugar y España en octavo. México registra resultados inferiores a lo que podría esperarse ante su población, riqueza y experiencia futbolística."

Sergio Sarmiento
(v.periódico El Siglo de Durango del 10 de junio de 2010).


"No dejemos en manos de 11 jugadores nuestro estado de ánimo como nación, somos mucho más que eso. No nos podemos hundir si pierden ni enloquecer si ganan."

Laura Castro Golarte
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 12 de junio de 2010).


"Es un milagro que la selección mexicana haga buen papel en un Mundial. Es mérito de unos cuantos porque el país, como tal, no pone nada de su parte. Bastó con ver las tribunas en el Francia-México: 80% de los mexicanos con plumas padecían grave sobrepeso. Somos el primer lugar mundial en obesidad. El segundo es Estados Unidos, pero con una gran diferencia estadística: tiene también uno de los porcentajes más altos de deportistas de barrio, de escuela, basquetbolistas neoyorquinos de cancha West Side entre alambradas, básquet de secundaria, fut americano de prepas, jogging de parques y calles (que medio importamos). Por eso les bastó con proponerse entrar al soccer y comenzaron ganando."

"¿Cuáles son las canteras juveniles del deporte mexicano? No hay fut interescolar que sea un verdadero hábito, quizá la excepción sea Guadalajara, pero no lo suficiente."

"Uno ve a los hinchas, fans y hooligans mexicanos de Sudáfrica y no hay rastro de deporte callejero en esas panzotas, esos cuellos desaparecidos entre hombros inexistentes: gente que jamás ha hecho deporte, expertos de tele y cheve. Una tristeza de carnes fodongas. Y de ahí sale una selección que le ganó al campeón mundial en juego amistoso y al subcampeón en eliminatoria: es un milagro que no nos merecemos, para el que no hemos puesto nada."

Luis González de Alba
(v.pág.31 del periódico Público del 20 de junio de 2010).


"Nunca he visto un juego de futbol y eso me hace pertenecer a una minoría inconcebible. ¿De qué me he perdido al no ver estos juegos? Cito algunos de los muchos estímulos de los que no he participado: no saber de la exaltación patriótica que otorga cada gol de la selección nacional; no ser un experto a nivel planetario sobre las posibilidades de cada uno de los equipos de la copa. No ser desde la casa el técnico suplente de la selección nacional. No poder evocar a los ídolos de la infancia ni puntualizar la alineación de una oncena de 1965. No ser fan, hincha, o como se diga, de un equipo desde el principio de los tiempos personales, y hasta siempre. Carecer del único tema de conversación que jamás cae en el vacío. No examinar con dureza el daño que el espíritu comercial y todas las patrias de la FIFA le hacen a la ilusión deportiva. No entender 84% de las alusiones en el habla coloquial. Desde que me acuerdo, al excluirme de las emociones del futbol, me he separado de la inmensa mayoría."

Carlos Monsiváis
(v.pág.38 del periódico Público del 20 de junio de 2010).


"El futbol es un deporte maravilloso, entretenido, que genera una emoción colectiva en la población como ningún otro espectáculo. El único problema es que le dan demasiada publicidad y elevan a los jugadores a niveles fantasiosos. Voy a recordar la frase de una niña durante su discurso frente a unos pediatras: "¡Pobre México! Tan cerca del futbol y tan lejos de la gente". Si mañana el brasileño Ronaldo entrara a un restaurante, todos los comensales voltearían a verlo, incluso le pedirían un autógrafo, pero si detrás del brasileño apareciera Albert Sabin, que fue quien desarrolló la vacuna contra la polio, ninguno de los comensales sabría quién es. ¿Qué es más importante? ¿Meter un gol o producir la vacuna contra la polio que salvó a millones de personas? Hay científicos que producen cosas que nos cambian la vida y son unos desconocidos. Hay un desequilibro entre esa heroicidad que le dan a los deportistas contra la falta de reconocimiento para los hombres de ciencia. No debería ocurrir. Todos estamos muy contentos de que México le haya ganado a Francia, pero no exageramos. Si no se mete un gol o no se gana una medalla, no pasa gran cosa, pero si se deja de hacer la vacuna contra la polio, o si no se hubiera descubierto la fibra óptica que nos cambió la vida a todo mundo, ésa sí sería una derrota dolorosa. La fibra óptica transformó las comunicaciones de manera impresionante. ¿Quién fue el responsable de la fibra óptica? Nadie lo sabe. Ése debería de ser un héroe, pero no lo es. Por eso digo que la comercialización del futbol es un negocio que apesta."

René Drucker Colín, científico

"No hay que hacerla tanto de tos por una victoria. Además, no fue un partido deslumbrante. No quisiera pensar que los jugadores mexicanos tienen el techo tan bajo como para creer que el triunfo frente a los franceses representa lo mejor que pueden jugar. Y luego contra esa Francia que hoy no vale ni 2 centavos. Yo lo que les diría a los muchachos del Vasco Aguirre: "O se ponen las pilas o los van a eliminar al ratito". Para mí les falta mayor ambición. Siempre me ha molestado que los aficionados griten: "¡Sí se puede!", porque es una frase de perdedores. Una frase a tono con la generación pasada de futbolistas que eran todos unos loosers. ¿A qué chingaos voy a estar yendo al Ángel? ¿Qué voy a festejar? Aún no se ha ganado nada."

Carlos Cuarón, cineasta

"Aunque estoy alejado de este deporte, entiendo que para muchos sea el único modo de cambiar su fin de semana por un poco de felicidad. Pegarle a la pelota y codearse con otro, tratar de llegar a la portería contraria, es una forma de poder alcanzar logros. Como están las cosas, el futbol da un sentido de esperanza a este país, que en apariencia se encuentra en un callejón sin salida. En el campo de juego tratamos de probar que no somos los más tontos ni los más incapaces del mundo."

Abraham Oceransky, director teatral
(v.pág.39 del periódico Público del 20 de junio de 2010).


"Todavía no llegamos al México del "ya se pudo". Difícil de entender en pleno ambiente de euforia. No se trata de armar una legión de aguafiestas. Cierto es que como nunca hemos tenido la costumbre de triunfar, cualquier victoria la queremos perpetuar. Aunque quedemos endeudados por ese ratito de felicidad. Hay que gozarla, ojalá que nos dure. Y si no, ya vendrá Brasil a contentarnos con su jogo bonito. Y nosotros a reeditar el ¡sí se puede!"

Víctor Wario Romo
(v.pág.6-B del periódico El Informador del 21 de junio de 2010).


"Advierta la diferencia: la semana pasada, contra Francia, "ganamos" (primera persona de plural: nosotros); ayer, contra Uruguay, "perdieron" (tercera persona de plural: ellos).

Lo sucedido ayer tiene que aceptarse como una invitación a recordar que 'una golondrina -el triunfo sobre una selección francesa irreconocible, lamentable: ‘pour le chat’; es decir, ‘pa’l gato’- no hace verano'."

"Todo eso, por supuesto, porque la única manera de regresar al nirvana de felicidad plena y optimismo a tope en que este país vivió desde el jueves hasta ayer, consistiría en vencer, el domingo, a Argentina: algo que 98 de cada 100 mexicanos consideraba, "desde endenantes" -y no por complejo de inferioridad sino por conciencia de lo mismo-, una misión imposible..."

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 23 de junio de 2010).


No sé qué me inquieta más: que miles de fanáticos mexicanos salgan al Ángel de la Independencia a celebrar una derrota del equipo nacional de futbol o que la celebración se convierta en disturbio violento en que los fanáticos buscan desvestir y manosear a las mujeres y agreden a la policía cuando ésta trata de intervenir.

México, claramente, es un país al que le cuesta mucho trabajo tener triunfos. Estamos habituados a la derrota... y no sólo en el campo deportivo. Quizá por eso nuestros festejos ante las victorias y las derrotas son tan carentes de proporción.

México ha tenido hasta ahora el desempeño esperado en la Copa del Mundo de futbol. Era lógico para el 17º equipo del mundo terminar la primera ronda con una victoria, un empate y una derrota. El orden de los factores no fue el esperado.

Pocos quieren darse cuenta de que el proceso que permite a un país, como Argentina, tener una escuadra vencedora en cualquier Mundial es empezar desde muy temprano con la preparación de jugadores infantiles y juveniles.

Quizá si reaccionáramos de manera distinta a las derrotas podríamos albergar otros sueños. Si nos sirvieran de incentivo para construir canchas de futbol en las escuelas y organizar ligas infantiles y juveniles en todo el país, podríamos construir equipos nacionales más brillantes para las Copas del 2018 en adelante. Mientras las victorias y las derrotas sean un simple pretexto para salir a las calles, intoxicarse con alcohol, lanzar espuma a la gente y tratar de desvestir y manosear a las mujeres que se atrevan a ir al Ángel de la Independencia, seguiremos siendo el país del nunca jamás.

Notable la diferencia de las porras en el Estadio Real Bafokeng de Rustenburgo el martes 22 de junio. Todos los cantos y gritos de los fanáticos uruguayos eran para impulsar a su equipo. Buena parte de las porras de los mexicanos, en cambio, sólo buscaban insultar a los contrarios.

Sergio Sarmiento
(v.periódico El Siglo de Durango del 24 de junio de 2010).


A México le toma una generación, o más, producir un jugador novelesco. Argentina los exporta por toneladas.

Ciro Gómez Leyva
(v.pág.2 del periódico Público del 25 de junio de 2010).


Si enciendes el televisor verás publicidades que trasforman el tema futbolístico en una mezcolanza de feroces bravuconadas patrióticas y arrebatados desplantes: ¿esta chabacana exaltación de "lo mexicano" -con elementos tomados directamente de la iconografía fascista como en ese anuncio donde unas multitudes levantan altaneramente el puño- tiene algo que ver con el futbol? Por lo visto, sí. O, digamos que una cosa lleva a la otra: el posible triunfo de los jugadores en el estadio significa, desde ya, la descomunal, excesiva, descomedida y excedida explosión del patrioterismo más ramplón. Y esta desmesura, curiosamente, ha sido cultivada, fomentada, propiciada y alentada por los mercaderes. Venden más cerveza, supongo, si exhiben los colores de la bandera y remueven las fibras del nacionalismo. Nuestros publicistas se han olvidado de la mercadotecnia y se comportan como propagandistas de una república bananera.

Román Revueltas Retes
(v.pág.4 del periódico Público del 27 de junio de 2010).


Por favor, despierte. Es muy bonito vibrar al ritmo del futbol o de cualquier espectáculo, lo que no es bonito es poner nuestra estabilidad emocional en las manos de Javier Aguirre.

¿Quién es Javier Aguirre como para que nuestra felicidad o nuestra desgracia dependa de él? ¿Quiénes son los integrantes de la selección nacional como para que nuestro futuro esté en sus manos?

Definitivamente estamos ante algo muy poderoso, creado, en gran medida, por los medios de comunicación y sus anunciantes. Sólo ellos tienen fundamentos económicos para tener miedo de lo que pudiera pasar hoy. Sólo ellos. Nosotros, no.

Nosotros nos deberíamos divertir, deberíamos estar contentos de ver a nuestro equipo jugar, deberíamos tener una actitud medianamente festiva.

Pero como los señores de los medios, especialmente de los tradicionales, intuyen que después de esta tarde se les va a caer el negocio, ahora resulta que todos tenemos que estar deprimidos. ¿Por qué?

Otro asunto que es delicado, que se ha estado generando desde que se anunció el partido de hoy, han sido las campañas de odio contra todo lo que suene argentino, que diferentes medios y líderes de opinión han estado desarrollando para calentarle la cabeza a la gente.

Esto no sucede en ninguna otra parte del mundo. Nomás aquí. ¿Por qué? Yo supongo que por el inmenso poder y por el libertinaje en que viven muchas señales y por la ausencia de una autoridad que realmente revise lo que está pasando a nivel comunicación.

Usted lo ha visto. En diferentes lugares las notas son: Argentina es país peor que México, Maradona es un corrupto, los argentinos radicados en nuestro no nos merecen, Argentina nos cerró las puertas cuando lo de la influenza.

¿Cuál es la idea? ¿Que la gente salga a la calle a atacar los negocios de los argentinos? ¿Provocar un derramamiento de sangre? ¿Desencadenar un problema diplomático?

¿Y todo por qué? ¿Por un partido de futbol? ¿Por nuestros complejos? ¿Por seguirle el juego a un puñado de medios y de empresas?

Qué patéticos somos los mexicanos. Nomás nos dijeron que íbamos a jugar contra Argentina en Sudáfrica 2010 y enseñamos el cobre.

Alvaro Cueva
(v.pág.13 del periódico Público del 27 de junio de 2010).


Somos contradictorios. Nos molesta que la selección juegue contra equipos débiles. Criticamos que se enfrenten a Trinidad y Tobago, a Jamaica y a otros por el estilo. Pensamos que había que ganarle a Uruguay para entonces enfrentarse a Corea, que es un equipo menor. No nos importaba ganarle a Uruguay por ser un buen equipo, sino para no enfrentar a otro más poderoso.

Coincido con Leo Zuckermann: es emocionante saber que nos vamos a enfrentar a una potencia futbolística y que podemos dar un buen partido. Dejar las cosas a la suerte, que nos toque un grupo fácil, que los fulanos le ganen a los zutanos para que entonces nosotros podamos subir y jugar contra un debilón. Eso no es futbol y, la verdad, no le ayuda a nadie.

Esta mentalidad ratonera de buscar siempre el camino más fácil, en el que no hay que demostrar nada y esforzarse poco, está muy arraigada entre nosotros y se da en todos los campos: en el de los negocios, en el que es más fácil buscar a quién corromper para colocar el producto o ganar el concurso, que esforzarse en mostrar por qué se es mejor que los otros; en el político, en el que se busca la manera más fácil de ganar una elección, no con la exhibición de talentos y virtudes, sino con la de comprar a cualquier precio una apariencia, una imagen que esconda las carencias y que evite las verdades.

Juan Ignacio Zavala
(v.pág.13 del periódico Público del 27 de junio de 2010).


Javier Aguirre tomó un equipo nacional a punto de quedar descartado de la Copa del Mundo y no sólo logró su calificación sino que lo hizo llegar a octavos de final. La escuadra perdió con una Argentina que tiene quizá el mejor equipo de su historia. Descartar ahora a Aguirre para volver a improvisar nos ratifica una vez más la incapacidad de nuestras instituciones -públicas o privadas- para trabajar en el largo plazo.

Sergio Sarmiento
(v.periódico El Siglo de Durango del 1o.de julio de 2010).


Cada 4 años revive la esperanza de la afición mexicana y el patrioterismo de clóset en ese grito de "Sí se puede", que en algunos casos termina en un "ya merito", o en el mejor de ellos encuentra en la mala decisión de algún juez (como ha ocurrido con los marchistas olímpicos), o en un error arbitral, la frase lastimera del "No nos dejan".

Carlos Lara G.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 3 de julio de 2010).


Este Mundial despertó accesos de ira contenida e indignidad preocupantes. Nunca antes se había visto a las y los mexicanos salir así a festejar a un equipo ajeno por haber derrotado al que eliminó a México del Mundial. El lenguaje de xenofobia, odio y resentimiento fue revelador.

Lo que vimos esta semana muestra los niveles de desgaste emocional que nutren el odio guerrero en México. Muchos podrían decir que este análisis resulta necio ante los problemas del país, pero me parece importante, porque en un México convulsionado por la violencia y la angustia producto de la inestabilidad, estas nuevas reacciones resultan reveladoras; demuestran los efectos secundarios de una violencia que lo permea todo.

Lydia Cacho
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 5 de julio de 2010).


Jugar en Europa foguea al jugador, pero la afición sigue siendo local. Los jugadores mexicanos, sobre todo los jóvenes, están preparados para la competencia global. Son varios los jugadores de la selección que constantemente están en competencia con los mejores del mundo. Basta recordar los partidos que dio Salcido -que salió del país para jugar en Holanda, siendo un palillo; ahora es de los pocos que llena la camiseta-, a Rafa Márquez, por años titular del Barcelona; Giovanni, Guardado, etc. Total, que los peorcitos son los que juegan acá. Sin embargo, nosotros, la afición, seguimos anclados en el mundial del 78. Decimos las mismas cosas, nos quejamos de lo mismo, y pensamos que todo es igual en la selección que hace 20 o 30 años. Falso. Los jóvenes juegan mejor, mucho mejor que antes. Por supuesto que las potencias también. Nuestro nivel no es malo, simplemente no damos sorpresas. La afición espera más de lo que puede recibir. Lo mismo pasa en la política. La gente siente que las transformaciones no ocurren, que todo es igual, que no ha pasado nada más que no sea un simple cambio de jugadores.

Hacer a un lado la soberbia. Hay quienes no aprenden nada. México ganó contra un equipo destartalado como Francia. El equipo se sintió invencible y, seguramente, vieron para abajo a un contrincante como Uruguay. La convivencia con una conductora de Televisa, en la que las fotos permiten ver que circularon cervezas, hace sentido con un sentimiento de superioridad que no llegó muy lejos. Mala consejera de los que compiten, la soberbia acaba por hundir al que enfrenta a un competidor concentrado.

Juan Ignacio Zavala
(v.pág.13 del periódico Público del 11 de julio de 2010).


Mientras en Francia, Italia, Alemania y aun Estados Unidos se revisa la experiencia sudafricana al efecto de detectar errores y empezar a corregirlos, los medios, en México, se interesan más en las sedas y percales con que se vestirán las monas en el torneo doméstico próximo a iniciarse, que en las medidas que sería pertinente tomar para recuperar gradualmente el prestigio que se perdió y escalar peldaños a partir del vigésimo cuarto lugar que asignó la FIFA al "Tri" tras el examen más reciente.

Tanto interés por lo accesorio contrasta bruscamente con el desdén por lo sustancial.

Las camisetas que anualmente los clubes rediseñan y venden a sus simpatizantes forman parte de la mercadotecnia; la comercialización masiva de una serie de productos. En ese aspecto es obvio que el futbol mexicano está tan profesionalizado como el que más...

Lamentablemente, mientras ese afán no se contagie a la preparación física, técnica y mental de la materia prima -el jugador de futbol-, al futbol mexicano parece quedarle a la medida el añejo refrán que Iriarte convierte en moraleja de conocida fabulilla: "aunque se vista de seda/la mona, mona se queda".

Jaime García Elías
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 17 de julio de 2010).


Se hace creer, que los representativos de los países, son "selecciones de lo mejor", cuando es una asociación de los que manipulan y lucran con dicho deporte; lo más grave, es que le hace creer a la gente, que se está representando a su país, cuando unos cuantos, sin el consentimiento de la raza, se arrogan, por sí mismos, la propiedad de la representación de un país.

Así, se explota el sentimiento nacionalista y patriótico o la esperanza, mediante un "deporte" y las televisoras y diversos "medios de información", dicen que "calientan" el ambiente; lo cual equivale a distraer a la gente de los verdaderos problemas del país y del planeta, para que la raza se evada y no reflexione sobre los graves y enormes problemas del país y del planeta como la deuda externa y la inseguridad o la contaminación de donde vivimos.

Los países ganadores, reciben a sus jugadores como héroes, los perdedores, siguen en la mediocridad y se les sigue enseñando el hueso que no alcanzarán, hasta que no ingresen al Olimpo mercantilista actual.

De igual forma, los políticos de los países ganadores, aprovechan la ocasión para usufructuar, unificar al país y obtener votos del botín político que representa ganar un campeonato del mundo o el obtener un buen lugar en la competición.

Debemos retornar al deporte, a comer sano, a estudiar y a prepararnos en serio, me parece que estos son los caminos para engrandecer a la patria y no que nos usen como objetos de comercio o botín político.

José de Jesús Covarrubias Dueñas
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 19 de julio de 2010).


Desde 1968 nuestro país no acude a una cita de las grandes del basquetbol. 42 años fracasando. En el tenis la cosa empeora. Hace decenios que se generan tenistas que ya quisiéramos que fueran de medio pelo. La clasificación de nuestras mejores raquetas en el ranking de la ATP es de risa. Ningún mexicano se incluye en el draw de los torneos más importantes. Ni en los que siguen, ni en los que siguen. No es una cuestión, como muchos pudieran pensar, de dinero. Los argentinos no tienen una economía de Primer Mundo ni mucho menos, pero en los últimos años han generado varios tenistas top10, y han sido protagonistas en deportes como el futbol (no es raro), el basquet y el rugby. En México surgen buenos tenistas y basquetbolistas, pero no hay programas que los encaucen, que les hagan crecer. Lo que sobra, como en muchos otros ámbitos, es la desunión, la corrupción, la abulia y, con todo ello, resultados de país de quinta.

Antonio Salcedo Morales
(v.pág.3 del suplemento "Ocio" del periódico Público del 3 de septiembre de 2010).


Criticamos que no haya entrenador de la selección, cuando el real problema del futbol mexicano es la falta de capacidad de sus directivos en aceptar que desde el torneo regular fomentan la mediocridad. En deportes de conjunto históricamente ha sido un problema destacar. Envidias y grillas siempre aparecen cuando hay mexicanos reunidos para jugar o competir. Nuestro deporte ha tenido logros individuales y muy escasos los colectivos.

La realidad es cruel en el deporte mexicano y por eso tenemos que importar a ídolos y le damos grandes espacios a ligas competitivas y espectaculares como la NFL, NBA y futboles de otras latitudes.

Gerardo Velázquez de León
(v.pág.3 del suplemento "La afición" del periódico Público del 17 de septiembre de 2010).


Es absolutamente cierto y de sobra conocido que las barras (antes les llamaban simplemente porras) de los equipos de futbol, se han ido convirtiendo cada vez más en grupos violentos. Esto no fue de gratis, fueron las directivas de los equipos que promovieron este tipo de fanatismos. Trajeron asesores argentinos y han tolerado que la violencia vaya in crecendo como si ellos no tuvieran nada que ver (nomás los surten de boletos, les apartan lugar y los consienten en el estadio).

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 16 de noviembre de 2010).


El diagnóstico de Poyetán Le Blanch, en el sentido de que la Liga, en México, es "más comercial y espectacular que buena, competitiva", ocasionara que más de algún "masiosare" a ultranza se desgarre las vestiduras y trate -como decía Don Roque, el muñeco de Paco Miller- de "rajarle la cara" a base de discursos capeados (es decir, envueltos en huevo)... La aseveración de que el futbol mexicano es un "paraíso fiscal" en que se refugian jugadores sudamericanos (alude a argentinos, colombianos y paraguayos) más bien mediocres, le ganará, seguramente, ofensas, cuchufletas, ironías.

Después de todo -y habida cuenta de que el tiempo, como la otra vez, le dará la razón-, sigue siendo cierto que "la verdad no peca... pero incomoda".

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 2 de marzo de 2011).


La idiosincrasia del fanático, y particularmente la mentalidad del aficionado que por sistema se identifica con los gigantes del futbol: Se trata, con mucha frecuencia, de resentidos, de acomplejados que tratan de compensar sus limitaciones y carencias, con los triunfos de los equipos a los que adoptan como predilectos, hasta el extremo de hacer de esa simpatía la razón suprema y principal de su existencia.

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 28 de junio de 2011).


Pensar que por el hecho de ganar el mundial Sub 17 ya estamos en otro nivel de futbol en México, o que esto es el arranque de una nueva generación de mexicanos de mentalidad ganadora, o que ya nos cambiaron el ADN, es una verdadera exageración. México ya había sido campeón Sub 17 hace 6 años y había ganado en 1979 el antecedente de este mundial, que era el torneo juvenil. De la generación del 79 salió Hugo Sánchez, el mejor jugador mexicano, y Manuel Manzo, un jugador finísimo; el resto se perdieron en la bola. De la generación 2005 algunos están dando la pelea y otros lástima, pero 6 años después no son una generación que haya cambiado el futbol mexicano. De los chavos recién campeones algunos llegarán lejos, y otros ni a primera división.

No se trata de si son mexicanos o no, si se quiebran o no. México, Nigeria y Ghana han ganado 2 veces el mundial Sub 17, pero ninguno ha llegado a semifinales en selecciones mayores y no se ve fácil que logren en el corto plazo un campeonato mundial. Es mucho más que "el proceso de los chavos", es un asunto estructural de nuestro futbol profesional, que no es que no tenga solución, pero que nunca va a cambiar si seguimos haciendo lo mismo.

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 13 de julio de 2011).


La Noticia -así: con mayúscula- de las últimas semanas, a nivel nacional, fue el arribo de México a la cúspide de La Creación -con mayúsculas también-, merced a la conquista del Campeonato Mundial de Futbol Sub-17.

En medio de la orgía de ditirambos, uno, por la prominencia del autor, sobresalió: fue la declaración presidencial en el sentido de que, después de ese intempestivo arribo a La Gloria -mayúsculas de nuevo-, "este país ya no es el mismo"...

Por favor... Es encomiable que el gobernante comparta ciertas aficiones con los ciudadanos de a pie y que coincida con ellos tanto en los sentimientos de alegría que generan los triunfos -escasos, por desgracia- como los de frustración que ocasionan las derrotas -abundantes, ídem-; sin embargo, de la misma manera que no hay argumentos para atribuir el campeonato que se celebraba estrepitosamente de costa a costa y de frontera a frontera hace una semana a una súbita y saludable metamorfosis en el concepto de las cosas hechas "a la mexicana", tampoco los hay para suponer que la gesta constituye un parteaguas.

Una victoria deportiva, tan plausible como se quiera, en el caso de México, donde los rezagos en materia de justicia, seguridad, educación y demás asignaturas datan de décadas -cuando no de centurias- y no son susceptibles de resolverse con un gesto hipnótico, como los de los magos, no pasa de ser un vaso de agua limpia vertido en un barril de aguas negras. Y cualquier cosa en contrario que se diga, es confundir -por necedad, por torpeza... o por dolo- la borrachera de un día, con la prosaica vida cotidiana.

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 18 de julio de 2011).


Los mexicanos somos muy curiositos, nos encanta presumir de muchas cosas como si fuéramos "la pura verdad", nos encanta cacarear situaciones que damos por "exclusivas nuestras de nosotros", sin importar que en realidad eso que estamos presumiendo ni sea exclusivo y mucho menos sea algo maravilloso; es el caso de la exportación de jugadores al viejo continente.

Nos encanta gritar que tenemos "no sé cuántos jugadores en Europa", que hemos invadido el mercado europeo con la calidad de nuestros futbolistas y que por lo tanto, nuestro futbol es ya un exportador de grandes talentos... blablabla.

Sin embargo, la realidad es muy distinta y de cuando en cuando nos viene a tapar la boca, ciertamente hemos incrementado la exportación de futbolistas mexicanos a Europa, pero si lo analizamos fría y objetivamente, aunque la cantidad aumenta, la calidad no convence, y por lo tanto, las devoluciones son el pan de cada año. Siendo sinceros el número de futbolistas que ha triunfado, o por lo menos ha respondido a las expectativas del fut europeo, han sido mínimos, la mayoría se va degradando visiblemente y ruedan cuesta abajo.

Y por otra parte, cuando nos enteramos de la cantidad de jugadores de otros países sudamericanos, centroamericanos y hasta caribeños y asiáticos (con un futbol normalmente menospreciado y subestimado por nosotros), que están jugando en Europa, algunos muy destacados, la realidad se nos viene encima y nos ubica claramente. Panameños, venezolanos, peruanos, ecuatorianos, paraguayos, japoneses, coreanos, y ni hablar de los africanos, etc... pululan en el fut europero y no lo presumen tanto como nosotros... y lo peor, no fracasan tanto como los nuestros.

PD. Algo estamos haciendo mal como para tener que repatriar a tantos futbolistas que no acaban de cuajar en Europa. Tanto trabajo que cuesta que se los lleven como para que tengamos que ver cómo se van degradando y se pierden en equipos segundones y hasta perdedores.

Carlos Albert
(v.pág.3 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 29 de julio de 2011).


"Le urge a ese mamotreto directivo (la CONADE, el COM y la CODEME), que quienes han asumido una actitud permanentemente crítica, salgan a rogarles perdón y aplaudirles por el gran trato, por el enorme apoyo que le dan al deportista de alto rendimiento de este país."

"Están muy convencidos los señores Bernardo de la Garza, Felipe Muñoz y Alonso Pérez (cabezas respectivas de cada una de las organizaciones citadas), que la Delegación Mexicana ha alcanzado y rebasado el objetivo de las 24 medallas de oro en esta justa, gracias al enorme apoyo que todos los días los tres le dan a los atletas y entrenadores nacionales."

"Justificada la sonrisa, vamos hasta una carcajada si quieren, de Bernardo de la Garza, de Felipe Muñoz y del teniente coronel Alonso Pérez, a quien nadie debería de borrar del plano panamericano. Y bueno, ya entrados en gastos, otra gran felicitación (del tamaño de su ego e influencia), para Mario Vázquez Raña, el supremo dirigente del deporte en el continente americano."

"Pero algo me indica que estos hombres tienen realmente muy poco que ver en el indudable éxito de nuestros atletas y entrenadores en Guadalajara 2011 y que casi todo el oro, la plata y el bronce conseguidos (y los que no alcanzaron medalla, pero mejoraron sus tiempos), se debe a esfuerzos que no contaron con el apoyo debido de los temporales encargados de usufructuar presupuestos."

Rafael Ocampo
(v.pág.11 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 28 de octubre de 2011).


"Muchos atletas han platicado con nosotros y los más se quejan de lo mismo. Los presidentes de federaciones en vez de invertir sus presupuestos en los atletas, lo hacen en otras cosas, sin real control de los recursos otorgados ni la responsabilidad de desarrollar a sus atletas."

Gerardo Velázquez de León
(v.pág.11 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 28 de octubre de 2011).


"La delegación mexicana en los Juegos Papapanamericanos ha superado todos los récords de triunfos de su historia. Por supuesto, todos los burócratas deportivos que de lo único que saben es de pillaje, abuso, improvisación y grillas, se quieren colgar las medallas. Y allí andan en modo Bikina como si ellos hubieran sido los que, a pesar de las malas inversiones, pichicateos o derroches, y sudando la camiseta, alcanzaron el podio de ganadores."

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 28 de octubre de 2011).


"Hace unas semanas, jóvenes futbolistas menores de 17 años dieron a México una enorme satisfacción al coronarse como campeones mundiales: pero de ahí a ser considerados como nuevos niños héroes, hay una exageración rayana en lo risible... Todo tiene su explicación y razón de ser. Nuestro país a lo largo de su historia ha resentido múltiples reveses y fracasos que han frenado su maduramiento como nación. Somos por ello, de tiempo atrás, un pueblo urgido de victorias y de triunfos, aunque éstos sean efímeros éxitos deportivos. El desbordante júbilo popular en toda la república por el éxito alcanzado, así lo atestigua; pero la exageración del alborozo no quedó circunscrita a la euforia popular. El propio presidente Calderón también desbordó su emoción, a grado tal de decir eufóricamente que 'a partir de este triunfo, México sería otro'... En la retina de la memoria, aún se tiene presente la instantánea de otro triunfo similar el 2 de octubre del año 2005, cuando otro equipo de menores de 17 años conquistó una gloria igual, que a la postre resultó fugaz, perecedera, momentánea. Las jóvenes promesas de aquel entonces se desdibujaron con los años y fueron arrolladas por la mafia organizada del futbol profesional que todo devora. Hoy, a 6 años de distancia, otros jóvenes promesas, iguales a los de ayer, han repetido la hazaña. Ojalá su triunfo no se convierta también en una lamentable historia de desencantos."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 29 de octubre de 2011).


"A nadie sorprenden los actuales burócratas de la parte alta del organigrama deportivo nacional, y menos los polacos arribistas que aprovechan los momentos de gloria de algúnos deportistas nacionales para subirse al carro del triunfo y salir en la foto."

"Copiare algunas frases textuales que una gran atleta mexicana externó en una entrevista que publicó La Jornada ayer: Marisol Romero, oro en 5,000 y 10,000 metros en JP 'Soy una atleta persistente que cuento con el apoyo único de mi familia y mi entrenador (Martín Núñez Múgica)... considero que el atletismo en México carece de desarrollo... seguiré en el atletismo pese a la falta de respaldo... no sé cuál será el apoyo que me darán, hasta hoy no he contado con metodólogos ni planes'. Así o más claro, Sr.Bernardo de la Garza y Cía."

"PD. Se necesita cinismo para colgarse medallas y presumir triunfos en los que nada tuvieron que ver, lo de siempre, los de pantalón largo presumiendo con sombrero ajeno los sacrificios y sudores de los atletas... ¡qué poca...!"

Carlos Albert
(v.pág.3 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 4 de noviembre de 2011).


"El director de la Conade, Bernardo de la Garza, está cumpliendo con la fecha establecida para la entrega de los premios económicos a los medallistas de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos. Pero los deportistas están sorprendidos por pagar impuestos sobre ese dinero."

"El premio que se estableció para la medalla de oro es de 300,000 pesos, 150,000 para la plata y 75,000 por el bronce, monto estipulado tanto para los convencionales como paralímpicos."

"Sin embargo, los atletas advierten que no se les hizo saber que la cantidad la recibirían con impuestos retenidos, 28%, por lo tanto el monto real será de 216,000 pesos por presea áurea, 108,000 por la plata y 54,000 para el bronce."

(V.pág.10 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 2 de diciembre de 2011).


"Cuando Winston Churchill llegó a los 90 años de edad, un periodista le preguntó cuál era el secreto de su buena salud. Churchill respondió: 'El deporte, jamás lo practiqué'."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 7 de enero de 2012).


"Chivas hilvanó su segundo triunfo de la temporada, por 2-1, pero Puebla exige castigo para Érick 'Cubo' Torres, por haber fingido la falta que provocó el penal del 1-1. Ignacio Ambriz, técnico del Rebaño, justificó la actitud de su futbolista al asegurar que el engaño es parte de la esencia del balompié. Sin embargo, nunca imaginó que habría una fuerta reacción del Johan Cruyff Institute en México, empresa del nuevo asesor del Rebaño, que reprueba el antifutbol."

"'Hoy es muy fácil, hay muchas cámaras. Yo cuando jugaba metía cada trompada y ni cuenta se daban. Al final, el árbitro es el responsable y debe decidir en fracciones de segundo'."

"'Esas cosas tan bonitas como es la maña, ahora hasta parece que son mal vistas, cuando siempre ha sido así. Lo importante para mí es que la esencia de futbol no se pierda. El futbol es engaño, es error, es acierto. Ése es mi punto de vista. El futbol tiene que tener esa esencia tan bonita', explicó."

"El Johan Cruyff Institute en México, empresa fundada por el holandés en nuestro país sobre cursos de administración y dirección deportiva, de inmediato respondió a las declaraciones de Ambriz, ya que las escuelas del holandés en el mundo, defienden a capa y espada el juego limpio."

"'Abominable la frase de Ignacio Ambriz, completamente en contra de la filosofía de un juego limpio, respetuoso, deportivo y saludable', menciona el Instituto."

"'Nunca se puede defender el engaño en el futbol. Hay que promover el buen futbol y la rectitud siempre, el deportivismo'."

(V.pág.2-C del periódico El Informador del 7 de marzo de 2012).


"Es obvio que actualmente muchos de los asistentes y seguidores de algún equipo 'X', tanto en los estadios como en las pantallas de la TV, han mutado en cavernícolas incapaces de entender la esencia de un espectáculo que ofrecen 2 equipos atados indisolublemente a la necesidad y obligación de ofrecer un solo espectáculo."

Carlos Albert
(v.pág.3 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 23 de marzo de 2012).


"Tardé en enterarme de la multa que impuso la Federación de Futbol Mexicana a 'Kikín' Fonseca por decir públicamente que había mugre y trampa en el futbol mexicano. Más allá de las razones de la FMF, que a todas luces se está pasando y sí está llena de mugre, el tema es fascinante."

"Resulta que quienes participan en este deporte y, por lo tanto, en las instituciones que lo organizan, no deben denigrarlo. ¿No es fantástico? Tiene mucho sentido: si juegas, lo haces con las reglas y sin escupir hacia arriba, de forma que el sistema completo no se vea vulnerado."

Ivabelle Arroyo
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 2 de mayo de 2012).


"Supongamos por un momento que el Comité Olímpico, en un rapto de pintoresco pragmatismo, hubiera suprimido los controles antidopaje. ¿Qué tipo de atletas veríamos en los juegos de Londres? Puesto que, redondeando un poco, todos tomarían las mismas drogas anabolizantes, estimulantes y vigorizantes, ¿llegarían todos a la meta en el mismo microsegundo? ¿Saltarían la misma altura, nadarían igual de rápido, lanzarían el mismo peso a la misma distancia? Seguro que no. Como saben muy bien los biólogos, esos experimentos nunca funcionan así, porque cada atleta tiene genes distintos."

"Los Juegos Olímpicos de Londres, sin embargo, pueden ser los últimos en que los atletas compitan con sus genes intactos. 'Las olimpiadas mejoradas genéticamente están al llegar', aseguran en Nature Juan Enríquez y Steve Gullans, directores ejecutivos de Excel Venture Management, una firma de capital riesgo de Boston que invierte en nuevas empresas del sector de sanidad y ciencias de la vida. Si Enríquez y Gullans saben dónde poner su dinero, como parece muy probable, sus cálculos deben indicar por dónde irán los tiros en este sector."

"Tomemos el gen humano ACTN3 (actinina alfa 3), que fabrica un componente del armazón estructural de las células musculares. El último trabajo científico publicado sobre él se titula Variaciones de ACTN3 y fenotipos de rendimiento de los jóvenes soldados chinos (J Sports Sci 30, 255-60 (2012)). Los trabajos anteriores examinan el mismo gen en relación con la 'composición del cuerpo' de los jugadores de rugby, con la distancia que recorren los skaters de velocidad, el entrenamiento de los futbolistas y la resistencia de los nadadores en Taiwan, por citar sólo los publicados este año."

"Todos los atletas olímpicos que se han examinado tienen la misma versión exacta (alelo en la jerga) del gen ACTN3. Esa versión, sin embargo, sólo aparece en la mitad de la población general europea; es algo más común en la población africana (85%). Como es obvio, llevar ese alelo no garantiza un gran futuro deportivo, pero 'los mil millones de personas que no llevan esa variante deberían reconsiderar sus aspiraciones olímpicas', como dice Enríquez."

"Un gen no hace a un atleta, pero ya se han identificado otros 200 que, como ACTN3, afectan a la fuerza, la resistencia, la rapidez o alguna otra propiedad importante para los deportistas. No todos serán igual de importantes, pero según el experto de Boston 'hay evidencias crecientes de que los atletas de primera clase llevan un conjunto mínimo de genes estimuladores del rendimiento'. El kit hereditario con el que conviene nacer para ganar una medalla de oro."

"Nada de esto quiere decir que el esfuerzo atroz y el entrenamiento extenuante carezcan de importancia: los amantes del sufrimiento pueden seguir tranquilos. Pero sin ese kit genético no hay medalla por más que sufra uno. Valdría decir, parafraseando al evolucionista Stephen Jay Gould, que lo mejor que puede uno hacer para llegar a campeón olímpico es 'elegir bien a sus padres'. Gould lo decía en relación a la inteligencia, pero es sabido que el cerebro no es más que un trozo de cuerpo."

"No sobra mencionar algunos genes más, aunque sólo sea porque en unos años sus nombres pueden ser comunes en la sección de deportes. Un ejemplo es el gen ACE (angiotensin converting enzyme, o enzima conversora de la angiotensina), implicado en el infarto, la aterosclerosis, la hipertensión y la diabetes de tipo 2 (la asociada al sobrepeso), pero también con ciertos tipos de rendimiento atlético. El 94% de los sherpas del valle de Katmandú, en Nepal, llevan una variante concreta (o alelo) del gen ACE, la llamada variante I, que es mucho menos común en otras poblaciones. Los escaladores que poseen esta variante tienden a culminar con éxito una ascensión de ocho mil metros en mayor proporción que sus colegas que llevan otro alelo. Es uno de los genes importantes para los deportes de resistencia, uno que conviene tener en el kit de la medalla de oro, al menos para la de larga distancia."

"Los genes citados son bastante comunes en la población, y es su combinación adecuada la que hace al atleta, o al propenso al atletismo, por mejor decir. Pero también hay variantes genéticas raras, muy infrecuentes en la población, que tienen un efecto muy importante en algunos atletas. Es el caso de Eero Mäntyranta, el esquiador de fondo finlandés que ganó 7 medallas en 4 juegos olímpicos en los años 60 y 70."

"Mäntyranta fue el primer deportista finlandés acusado de dopaje, con anfetaminas para ser exactos, y más tarde reconoció haber usado unas hormonas, legales en su época. Pero su mejor droga la llevaba puesta de nacimiento: una mutación en el gen EPOR (erythropoietin receptor, o receptor de la eritropoyetina) que le hacía producir más glóbulos rojos de lo normal, y por tanto le permitía transportar un 25% de oxígeno por la sangre más de lo normal, a veces hasta un 50% más. Pero eso no es dopaje, ¿no? ¿O lo debería ser? O, como dice Enríquez: 'Si los reguladores de las olimpiadas admiten que el paisaje genético es desigual, ¿deberían analizar a todos los atletas y celebrar competiciones separadas para los poco dotados genéticamente?'."

"¿Descabellado? No tanto como pueda parecer. En todos los deportes hay competiciones separadas para hombres y mujeres. Es una forma de reconocer que la superioridad genética de los hombres para las cuestiones del músculo y la testosterona no tiene por qué privar a las mujeres de competir a un alto nivel digno de sus aspiraciones deportivas. Y los comités olímpicos excluyen de las competiciones femeninas a las atletas que tienen una composición cromosómica masculina. Como siempre, el futuro ya está aquí."

"Enríquez, Gullans y otros expertos creen que el Comité Olímpico tendrá 3 posibilidades en los próximos años. La 1a., naturalmente, es dejar todo como está, una situación definida por ellos como 'un escaparate para mutantes que trabajan duro' -entendiendo mutantes en el buen sentido-, o para 'atletas nacidos con ventajas genéticas'."

"La 2a. posibilidad es imponer categorías o handicaps, como se ha hecho tradicionalmente en el boxeo con los pesos plumas, pesados y demás; así, los que tienen una sangre vulgar podrían tener alguna oportunidad en el esquí de fondo, mientras los Mäntyrantas con todo su atasco de glóbulos rojos se oxigenan sin resollar en la pista de al lado. No es diferente de lo que ya se hace con los torneos masculinos y femeninos: no olvidemos que el sexo es la primera y principal de las diferencias genéticas entre humanos (y entre casi cualquier otra cosa)."

"Y la 3a. opción, sin duda la más chocante en apariencia, es 'permitir a los atletas que no ganaron la lotería genética subir su categoría mediante la terapia génica', que es lo que ahora se conoce como ‘dopaje genético’."

Javier Sampedro
(v.pág.8-B del periódico El Informador del 22 de julio de 2012).


"En los que políticamente toman decisiones, estriba nuestro gran problema deportivo. Puedo decir, sin retórica, que esos sí me parecen un verdadero 'lastre' para la consecución de triunfos deportivos."

"¿Cuánto se gasta en la selección olímpica de futbol? ¿Cuánto en la de tiro con arco? ¿En la de clavados?"

"Hay demasiados intereses, demasiada mercadotecnia, demasiada 'sed de triunfo' y banderas comerciales desplegadas al viento."

Benito Taibo
(v.pág.2-D del periódico El Informador del 31 de julio de 2012).


"El Comité Olímpico de Estados Unidos otorgará 25,000 dólares al que gane oro; plata 15,000 y bronce 10,000, pero con sus debidos impuestos. Esto mientras México se otorgará 500,000 por el oro, 200,000 por plata y 150,000 por bronce. O sea que a pesar de estar más pobres, los mexicanos somos más generosos. Y no creo que sea porque aquí las posibilidades de medalla son mucho menores."

"Pero hay historias tristes. En Pekín, la Conade, a través de su entonces titular Carlos Hermosillo, prometió históricos incentivos económicos, los cuales no cumplió: 5 millones de pesos por oro, 4 mdp por plata y 3 mdp por bronce."

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 3 de julio de 2012).


"¿Se vale sólo plantear que la dicha y el orgullo por 7 preseas, el mayor número en la historia, sea suficiente para olvidar lo que se confirmó en las Olimpiadas de Londres?"

"De ninguna manera. Esta competencia ratificó la mediocridad del deporte mexicano, no de los atletas per se, sino de sus directivos y autoridades, incapaces de producir atletas con calidad."

"Celebremos a quienes ganaron por sus méritos y con los honores que merece su talento y esfuerzo, pero que esto no nos lleve, una vez más, al terreno de la complacencia. No hay una teoría científica del porqué un país gana más medallas que otros. Sin embargo, hay algunas variables macroeconómicas que ayudan a entender los procesos. Como explicó Tim Hollingsworth, director ejecutivo de la Asociación Paraolímpica Británica en el libro 'The Olympics and Economics 2012' elaborado por el banco Goldman Sachs, 'cuando uno crea un entorno de clase mundial, es mucho más probable crear atletas de clase mundial'."

"El entorno al que se refiere fue medido por Goldman Sachs a través de su Índice de Crecimiento del Entorno, que agrega y distribuye valores económicos, políticos e institucionales que afectan la productividad y el crecimiento, y que permiten medir el potencial a largo plazo. De acuerdo con esos indicadores y a partir de un ejercicio empírico que realizaron para las Olimpiadas de Londres, entre mayor es el Producto Nacional Bruto, mayor el número de medallas. Si uno ve el medallero, de los 10 primeros lugares, sólo China, que quedó en 2o. lugar con 87 preseas, no tiene un Ingreso Nacional Bruto superior a los 10,000 millones de dólares, lo que ratificaría la precisión de la herramienta. Los 10 primeros lugares ganaron más de la mitad de todas las medallas (como sucedió en Beijing hace 4 años), y 197 medallas más que las 58 naciones que alcanzaron al menos una de bronce."

"México terminó con 7 medallas (1 de oro, 3 de plata y 3 de bronce), que lo dejó en el lugar 39, 5o. en América Latina, detrás de Cuba (lugar 15), Jamaica (18), Brasil (22) y Colombia (38), y muy debajo de 3 de las 4 economías llamadas BRICs, China (2), Rusia (5) y Brasil, o de otras economías industrializadas emergentes, como Corea del Sur (6) y Sudáfrica (24). Ante sus pares en tamaño de economía quedó ampliamente rebasado, pero ante países cuyo tamaño es asimétrico en términos de Producto Nacional Bruto, quedó profundamente humillado."

"Por ejemplo, con un presupuesto casi 24 veces más grande que el de República Dominicana, se tuvo una misma medalla de oro. Ante Colombia, que tiene una tercera parte del presupuesto mexicano, tuvo una medalla de bronce menos, pero igual en oro y plata."

"¿Qué tienen otros países que no tiene México? Por una parte, parafraseando a Hollingsworth, no hay un entorno de clase mundial, por lo que es improbable crear atletas de clase mundial. El responsable de la Comisión Nacional del Deporte es Bernardo de la Garza, que fue designado en recompensa política por prestarse a chicanadas electorales en 2006 -su conocimiento en la materia era correr triatlón-, tuvo un presupuesto de poco más de 7,000 millones de pesos para el deporte, casi 7 veces más del presupuesto atlético de la Universidad de Florida, cuyos atletas contribuyeron con 8 de las 104 medallas de Estados Unidos, incluidas 4 de oro. Recursos son fundamentales, pero como se ve en varios casos, no es lo único. ¿Qué hacer? Nadie lo tiene suficientemente claro, o lo tienen tan claro que no hacen nada. El deporte es considerado uno de los motivadores del orgullo nacional. En un país desmembrado y angustiado, algo tan noble tendría que ser, mientras resuelven sus diferencias cortoplacistas los políticos, una prioridad para la salud nacional."

Raymundo Riva Palacio
(v.pág.13-A del periódico El Informador del 13 de agosto de 2012).


"En México, los que quieran ovacionar a nuestros 'héroes olímpicos' tendrán que pagar de 200 a 1,000 pesos para ingresar al estadio Azteca. Y es que los vivísimos directivos de la Federación Mexicana de Futbol creen que todos somos idiotas. Así que a algún genio imbécil se le ocurrió que sería muy buen negocio obligar a la gente a asistir al estadio y sacarle lo que se pudiera con el pretexto de un homenaje a nuestros ganadores de la histórica medalla de oro frente a Brasil."

"Una decisión tan centavera que lo único que hace es revelar una vez más la concepción mediocre y mercantilista de nuestros dirigentes deportivos."

"Antes que nada habría que reconocer los admirables esfuerzos individuales de Paola, Alejandra, Germán, Iván, Laura, Aída, Mariana, Rosario y, por supuesto, de todos los integrantes del equipo de futbol."

"Sin embargo, no podemos dejar de reconocer que, como país, seguimos acumulando fracaso tras fracaso en materia deportiva: un potencial de 110 millones de habitantes; el lugar número 12 de la economía global; más de 7,000 millones de pesos en infraestructura, que es el presupuesto de la Comisión Nacional del Deporte y 600 millones de pesos tan sólo en el rubro de atletas de alto rendimiento."

"Y claro que las comparaciones son odiosas, pero más que nunca necesarias. Desde luego no hay necesidad de establecerlas con los países más desarrollados o de mayor crecimiento económico como Estados Unidos, China y las potencias europeas. No es necesario marcar diferencias abismales. Pero basta con mencionar países de economías raquíticas frente a la nuestra -número 12 del mundo- que alcanzaron muchos mejores resultados: Kenia, economía 83, con 11 medallas, 2 de oro; Etiopía, una de las naciones más pobres de la tierra alcanzó 3 medallas de oro y otras 4 de plata y bronce; Jamaica, de la centésima parte de nuestro potencial económico, se llevó 4 de oro y 12 en total. Sí, ya sé que me dirán que estos son países que tienen corredores excepcionales. El problema es que nosotros no somos excepcionales en nada."

"El tema no es ese. Y ahí está el caso de Cuba, que con el PIB 64 del mundo quedó en el lugar 15 del medallero general de Londres 2012 con 5 preseas áureas y un total de 14. La diferencia es elemental: allá el deporte es prioridad nacional, un asunto de Estado; mientras aquí seguimos con los mismos voraces y panzones dirigentes de toda la vida o tenemos al frente de la CONADE a Bernardito, cuyos únicos méritos son la oportunista renuncia a una candidatura presidencial de pacotilla y ser muy cuate del presidente Calderón."

"¡Ah! También están los miserables que quieren cobrarnos por aplaudir."

Ricardo Rocha
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 15 de agosto de 2012).


"Cuando uno ve imágenes de las grandes celebraciones que tuvieron, por ejemplo, los deportistas franceses u holandeses al regresar a sus países y lo compara con el desafortunado evento que se improvisó ayer en el Estadio Azteca, al medio tiempo del partido entre México y los Estados Unidos, no puede más que lamentar el triste sentido de la organización que convirtió en algo casi caótico la presentación al gran público de los éxitos de nuestros mejores deportistas."

"No se preparó un escenario para los atletas, éstos caminaban y caminaban sin saber a dónde, rodeados además por un enjambre de fotógrafos, camarógrafos y alguno que otro fanático colado. Un reportero de Televisa hacía las veces de entrevistador y en las pantallas gigantes del estadio, se proyectaban imágenes de las actuaciones de los atletas en los juegos. Luego se dio pie a una especie de 'vuelta olímpica' en la que cada quien caminaba con quien quería, se paraba donde los fotógrafos se lo pedían y en la que inclusive Paola Espinosa estuvo a punto de ser golpeada en la cabeza con una cámara."

Rafael Ocampo
(v.pág.2 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 17 de agosto de 2012).


"En estos Olímpicos participaron 10,800 atletas, de los que 102 son mexicanos, los cuales alcanzaron una magra cosecha -con todo y que sea la 2a. más importante de la historia olímpica de nuestro país-, no obstante los 5,000 millones de pesos invertidos en la Conade sólo en el presente año, pero ¿y la salud de los otros 112 millones de mexicanos, la mayoría de los cuales padece sobrepeso? ¿Qué se ha hecho por ellos?"

Cuauhtémoc Cisneros Madrid
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 18 de agosto de 2012).


"La conclusión es incuestionable: el resultado, sexenio tras sexenio es mediocre."

"Un fracaso la política deportiva. Por más que cada 4 años nos quieran dorar la píldora con refundaciones del Comité Olímpico Mexicano, no hay resultados sustanciales. Sí algunos particulares."

"El futbol se cocina aparte. No es producto de la organización olímpica, sino de quienes manejan ese deporte en el ámbito nacional."

"Los clavados y la arquería son las únicas áreas en donde se notó el trabajo diciplinado de años, no producto de la suerte."

"El taekwondo es más cosecha de individualidades que de una estrataegia. Y los 'ya meritos' de gimnasia y ecuestres van por el mismo camino. No del trabajo de equipos, sino de voluntades particulares."

"Pero no podemos pedir mucho, porque vivimos un deporte mexicano que se maneja a prueba y error. Para muestra ahí está la incapacidad de sostenernos en otras diciplinas, como el boxeo o la marcha, en las que solíamos cosechar medallas."

"Vaya a visitar cualquier escuela norteamericana y verá sus gimnasios, sus canchas deportivas. Dése una vuelta por Cuba y vea sus instalaciones y lo que se le invierte a los niños y a los jóvenes con aptitudes."

"Fuera de algunos colegios particulares, busque alguna instalación deportiva decorosa en alguna escuela pública."

"México tiene que hacer un examen de conciencia deportiva y acabar de una vez por todas con los personajes que tienen sexenios lucrando personal y políticamente con el deporte."

"Mientras no asumamos esa realidad y no exijamos cuentas sobre resultados, seguiremos cosechando la medalla a la mediocridad olímpica."

Raúl de la Cruz
(v.pág.13 de La gaceta de la Universidad de Guadalajara del 20 de agosto de 2012).


"El fanatismo exacerbado de los aficionados, ya como regla y no sólo como excepción, es asunto relativamente moderno. En México, por ejemplo, donde el comportamiento de los simpatizantes de los equipos respetaba los límites de la civilidad y la decencia, entró en una etapa de descomposición a partir de que alguien tuvo la infeliz ocurrencia de transformar las antiguas 'porras' en las modernas 'barras'."

"No fue el simple hecho de cambiarles la denominación; fue el hecho de imitar, al pie de la letra, las actitudes, cantos y demás -sin tomarse, al menos, la molestia de inventar sus propias cantinelas- de las 'barras' argentinas. Éstas, en muchos casos (el domingo pasado, en ocasión del partido de River Plate ante Vélez Sarsfield, por ejemplo), han sido calificadas de 'vergüenza nacional' por los comentaristas, que se han pronunciado porque a los 'ultras' más recalcitrantes se les identifique, se les niegue el acceso a los estadios, se les obligue a ver los partidos en una comisaría, vigilados por un pelotón de gendarmes, y sólo se les permita volver a casa cuando se tenga la certeza de que no saldrán a desahogar su euforia por un triunfo o su frustración por una derrota, agrediendo prójimos o destrozando escaparates o parabrisas de automóviles."

"En efecto: habiendo tantas cosas dignas de copiar, los dirigentes de clubes mexicanos -los mismos que pusieron el Coco y ahora le tienen miedo-... se pusieron a copiar lo peor."

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.2-C del periódico El Informador del 19 de septiembre de 2012).


"Muy lejos estamos de aquellos tiempos en que alguno de nuestros muy peleones seleccionadores nacionales declaraba, tan pancho, que íbamos a llegar 'caminando'. O sea, que era un paseo aquello de aparecerse en las canchas de los paisitos de Centroamérica o del Caribe. En cuanto a lo de ir a jugar en esos estadios de Estados Unidos repletos de mexicanos patrioteros que te hacían sentir como si estuvieras en el Azteca, pues, pan comido, señoras y señores (por cierto, ¿en qué otro país del mundo llega un equipo extranjero y resulta que el que es abucheado es el de casa?; y, ¿en qué otro país, al ocurrir esto, no pasa nada, no sale la gente a las calles a manifestarse para exigir el desagravio a los colores nacionales ni hay tampoco expresiones de repudio en el Congreso?; imaginen ustedes que viniera, digamos, un equipo de waterpolo de USA a jugar en San Miguel de Allende y que los lugareños, que son gente de nuestro vecino país del norte afincada en esos pagos, lanzaran silbidos contra los de aquí: pues les aplicarían el famoso artículo 33 de doña Constitución, por lo menos, en espera de que nuestro supremo Gobierno decidiera otras drásticas medidas)."

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 9 de junio de 2013).


"DOS MOMENTOS INACEPTABLES"

"Desde luego ese vulgar e inaceptable abucheo al himno nacional de Costa Rica, no entiendo tan estúpida acción, confundir rivalidad deportiva con falta de respeto a símbolos patrios de otros países es una muestra de estupidez."

"Y nuevamente insistir en lo desagradable y peligroso que resulta lanzar proyectiles a los jugadores que tienen que cobrar un tiro de esquina bajo fuego cruzado de sólidos y líquidos, pésima imagen ofrecemos."

Carlos Albert
(v.pág.3 del suplemento "La afición" del periódico Milenio Jalisco del 14 de junio de 2013).


"Empanicados, desubicados, desorientados... revivieron los Ratoncitos Verdes frente a un Brasil que se veía inmenso."

"Sí, después la Selección logró balancear y obtuvieron otra 'honrosa derrota', la cual los jilgueros de la TV se encargaron de ensalzar hasta el cansancio, pues hay que vender esperanzas para que no decaiga el rating."

San Cadilla
(v.pág.9 de la sección "Cancha" del periódico Mural del 20 de junio de 2013).


"Hay una parte -muy pequeña- de mí que quisiera que no llegáramos a Brasil. La última vez que sucedió algo así, hubo un pequeño sismo en la Federación Mexicana de Futbol que sirvió, aunque fuera por poco tiempo, para renovar y sacudir algunas estructuras."

"Este es nuestro futbol, aplastado por los intereses económicos de otros, ni siquiera de los equipos. El nuestro es el futbol que ha desacatado abiertamente reglas de la FIFA en cuanto a multipropiedad de equipos, transferencias de jugadores, hasta publicidad a la hora de la transmisión de los partidos. Queremos estar en ese club, pero no cumplir con sus reglas. Todos los que saben de futbol han dicho una y otra y otra vez que los torneos cortos, el número de extranjeros permitidos, el horario de juego, no colaboran a desarrollar ni los mejores jugadores ni el mejor futbol. Pero nada sucede. Instalados en el confort de la lana, en mucho alimentado por las altas audiencias de nuestra liga en la televisión de Estados Unidos, la competitividad en el campo ha quedado atrás."

"El deterioro ha llegado a la sufrida afición."

"Hace 3 años me tocó presenciar en Sudáfrica a uruguayos desconcertados, porque mientras su equipo nos ganaba en la cancha de Rustenburg, los mexicanos seguían gritando 'puto', 'puto' y 'puto' a su portero cada vez que despejaba. ¿Qué no saben que van perdiendo?, preguntaban."

"Unos días más tarde, en Johanesburgo, los gritos de puto para Sergio Romero fueron acallados por los goles de Tévez e Higuaín y las amenazadoras miradas de las numerosas barras argentinas."

"Hoy en la noche escucharemos ese, nuestro nuevo grito de guerra: ¡puto!, cada vez que el portero panameño despegue. Y así. Putearemos hasta Nueva Zelanda, y no vaya a ser, hasta regresar a casa."

Carlos Puig
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 11 de octubre de 2013).


"A mí me sigue pareciendo increíble que nuestros equipos hagan entrenamientos de menos de 2 horas y los pateabalones, bajo la clásica de 'es que tengo que recoger a mis niños al colegio', se vayan disparados de las prácticas y eso que llegaron rayando, sin desayunar siquiera."

"Creo que ya es momento de aplicar el trabajo de los europeos, que empiezan a las 8:00 horas, desayunando, posteriormente tienen la práctica, después el descanso, sesión de video, la comida y van saliendo a las 5 de la tarde rumbo a sus casas."

"Acá obviamente es diferente; desde Vucetich -quien llegó a hacer entrenamientos de 75 minutos con Monterrey-, hasta Juan Carlos Ortega, quien les puso un regenerativo de 70 minutos la semana pasada después de 2 días de descanso tras perder ante el América."

"Todo para que el jugador no se vaya a molestar, no sea que luego no quiera jugar."

"Ya no digo trabajar 8 o 9 horas, acá apenas les avisan que tienen yoga y se ponen como locos porque '¿entonces a qué horas voy a descansar?'."

"Creo que esa de 'no queda más que seguir trabajando' debería ser 'no queda más que trabajar el doble'."

San Cadilla
(v.pág.5 de la sección "Cancha" del periódico Mural del 17 de octubre de 2013).


"Parece que el engreído fútbol mexicano no aprendió la lección y una vez pasado el susto colosal de una eliminación mundialista, que parecía inminente, las cosas volvieron a la 'mexicana' normalidad. Basados en la autoenajenación de quienes lo manejan, de la idea de que todo se hace bien, cuando la realidad claramente manifestó lo contrario. Nada pasó, ni el más mínimo esbozo de algún incipiente propósito de enmienda, nada."

Jaime Gallardo
(v.pág.6-C del periódico El Informador del 23 de diciembre de 2013).


"Sven Goran Eriksson declaró en Montreux, Suiza, el 20 de mayo de 2010: 'No creo que haya aprendido mucho en México: es un montón de política. Lo que aprendí es a no volver a aceptar un trabajo donde el futbol esté politizado'. El paso de Eriksson por el banquillo mexicano fue breve: del 3 de junio de 2008 al 2 de abril de 2009."

Héctor Huerta
(v.pág.4 de la sección "Cancha" del periódico Mural del 27 de febrero de 2014).


"El tema aparece una y otra vez en las noticias, pero quienes manejan el futbol en nuestro país no parecen darse por enterados. Ahora con el aseguramiento de la empresa Oceanografía, ha salido a relucir la propiedad del empresario Francisco Javier Rodríguez Borgio sobre el equipo los Gallos Blancos de Querétaro. Se está investigando por parte de las autoridades si existen otros delitos relacionados de Rodríguez Borgio, además de las financieras con Oceanografía, pero, por lo pronto, las autoridades insisten en que el equipo habría servido en un esquema de lavado de dinero."

"El 2 de febrero pasado, en León, fue detenido Tirso Martínez o José Tirso Hernández, apodado el 'Doctor', acusado de liderar una red de narcotraficantes que, entre otras actividades, lavaba dinero, transfiriendo jugadores de Colombia a varios equipos del mundo, incluyendo México. Tirso era directivo y uno de los dueños del Irapuato. Contra él declaró Jorge Mario Ríos Leverde, quien trabajó como promotor de jugadores en México y que hoy cumple una condena de 6 años de prisión en una cárcel de Estados Unidos. Ríos Leverde se convirtió en testigo protegido y fue quien delató a Tirso Martínez, que estaba involucrado, también, con la propiedad de los Gallos Blancos del Querétaro. Tirso estaba acusado desde 2004 de introducir 76 toneladas de cocaína pura a los Estados Unidos, asociado con los cárteles de Juárez, Sinaloa y los Beltrán Leyva, entonces organizaciones aliadas. Según el fiscal general de los Estados Unidos, Eric Holder, este hombre envió, producto de la venta de drogas en Estados Unidos, entre 2000 y 2003, unos 5,300 millones de dólares a México. Eso no le impidió ser agente de futbolistas y ser propietario de por lo menos 2 equipos de futbol, Irapuato y Querétaro."

"No es la 1a. vez que algo así ocurre. Recuerdo que el actual embajador ante el Vaticano, Mariano Palacios Alcocer, en alguna ocasión me platicó cómo, siendo él gobernador de Querétaro, se acercó un grupo de empresarios para comprar el estadio Corregidora y traer un equipo de primera división a esa ciudad. Le pareció interesante la oferta e hizo investigar a los presuntos inversionistas, que resultaron ser sospechosos de estar ligados a Amado Carrillo Fuentes. En ese momento se rechazó la operación, pero parece que esos u otros grupos similares de 'inversionistas' tuvieron éxito años después."

"En septiembre de 2012 fue asesinada en Aguascalientes una joven de 27 años llamada Paola Portillo. Se dijo que estaba relacionada con algunos personajes importantes del narcotráfico, con operaciones en Jalisco, como Óscar Araujo López, asesinado poco antes que Paola, en Los Altos, en una pelea de perros. Lo que hizo el caso más interesante fue que entre las pertenencias de esta joven, al momento de ser asesinada, se encontraron los contratos originales de 2 jugadores colombianos que militan en el León, Eisner Iván Loboa Balanta y Hernán Darío Burbano. Los jugadores negaron conocer a la joven y el club se deslindó de ella, pero nunca se aclaró por qué tenía en su poder sus contratos originales, ni qué relación podían tener sus agentes con ella."

"Otros personajes del mundo delincuencial de Colombia han aparecido, incluso más de una vez, relacionados con el futbol mexicano, como el promotor Guillermo Lara colocado en la llamada lista Clinton, de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros en Colombia, donde se incluye a las personas ligadas con el narcotráfico. Pero en México era un conocido agente. En 2008 fueron detenidos 6 elementos del equipo Mapaches de Nueva Italia, Michoacán, vinculados con la venta de drogas y lavado de dinero."

"Y a todos esos casos, muchos de ellos reseñados en la revista Código Topo que está en circulación desde hoy, se le deben sumar otras historias mucho más conocidas, incluyendo el caso de Salvador Cabañas, donde nunca quedó del todo clara su relación con su agresor, José Jorge Balderas, el 'JJ' y la de éste y otros personajes en el mundo de las apuestas e incluso de secuestros de familiares de futbolistas o del entrenador Rubén Omar Romano."

Jorge Fernández Menéndez
(v.pág.11-A del periódico El Informador del 4 de marzo de 2014).


"El fenómeno del futbol, con todo lo que implica, no podría darse sino en una sociedad como la nuestra que favorece el fanatismo; la enajenación; la división entre clases o grupos sociales; la violencia en cualquiera de sus formas de expresión; la protesta anónima; las falsas identidades y el culto a ídolos del dinero y de la televisión. Lo que ocurre en los estadios es producto de la sociedad, la sociedad no es producto de los estadios."

"Nadie podrá negar que lo que caracteriza al mundo del futbol es una pasión exacerbada (que llega casi al paroxismo); los hinchas, fanáticos o aficionados están fuera de sí, no se reconocen a sí mismos ni reconocen la realidad, están como aturdidos y embelesados, dominados por un poder externo y superior (la pasión futbolera). En el futbol se expresan, aunque camufladas, las divisiones sociales: la primera, entre jugadores y espectadores (los ricos de abolengo no van al estadio: son practicantes de un deporte elitista); otra en las zonas al interior del estadio; y otra más de segregación o separación a las barras. A eso súmense las falsas identidades: ser seguidor de un equipo es símbolo de cierto status social o modo de vida. Finalmente, la sociedad de las redes sociales es el medio ideal para organizar la protesta y las conductas anti sociales anónimas, ingrediente fundamental de un coctel explosivo en los estadios."

El futbol cumple un rol de primerísima importancia política y social para el establishment en el mundo contemporáneo (¿qué sería el mundo sin futbol?) y para la existencia de 'válvulas de escape' sociales: los campeonatos mundiales de futbol -además de que someten países y gobiernos a los dictados de la FIFA (que parece una organización más poderosa que la ONU)- generan grotescos espectáculos en los que despliegan los símbolos nacionales como si se tratara de ceremonias de estado o la despedida de combatientes que van a hacer la guerra a otro país; en tanto que, los programas de comentaristas deportivos son la forma más obscena de utilizar la televisión para el embrutecimiento de la población."

"Así entonces una cosa es el futbol como deporte (que como tal no es de los mejores) y otra el mundo del futbol que resulta del todo cuestionable. A la posteridad los estadios serán los monumentos que siglos después causaran el asombro de la humanidad por lo que ahí se hacía, como ocurre hoy para nosotros con los coliseos romanos."

"Dos cosas más: existen muchas cosas más importantes en el mundo que el futbol; y, afortunadamente el mundo, aunque redondo, no es un balón y mucho menos de futbol."

Javier Hurtado
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 29 de marzo de 2014).


"De un tiempo a la fecha, ir al futbol es ir a exponer la vida, a recibir malos tratos, a escuchar groserías, a ver gente borracha y encuerada, a pagar mucho por los peores productos, a que le vean a uno la cara dándole los peores servicios y hasta a salir salpicado de orines."

"El gran problema del futbol mexicano es que ya no es como era antes, ya no es un deporte."

"Ahora es parte de un complicadísimo engranaje empresarial saturado de intereses y dominado por líderes que a lo mejor son muy buenos para los números, pero que siguen mirando este negocio como en 1955."

"¿En qué cabeza cabe pensar que la mejor mercadotecnia para el futbol del siglo XXI es la sustitución de nuestras tradicionales porras por la importación de algo tan peligroso como las barras?"

"¿Qué clase de visión puede tener una persona que, en lugar de elevar el nivel de la experiencia en los estadios, tal y como está pasando en otras partes del planeta, crea que lo mejor es abaratarla?"

"¿Por qué aquí casi no estamos aprovechando ni la evolución de la mercadotecnia ni el desarrollo tecnológico para hacer otra clase de negocios, para acercar a otro tipo de marcas a los partidos o, cuando menos, para la venta de boletos y artículos promocionales?"

"¿Sabe cuál sería la única manera de solucionar esto? Haciéndole como le han hecho en otros países con temas como los holigans: vamos a quedarnos un tiempo sin futbol. ¿Cuánto? Un año."

"Nada de que vamos a correr al primer burócrata que se deje, nada de que vamos a solicitar más policías o a jugar a puerta cerrada: un año sin futbol para que todos aprendamos."

"Por supuesto, esto jamás va a pasar. Si México se queda un año sin futbol, se viene abajo el país además de que es algo que nuestros empresarios jamás van a permitir."

"¿Ahora entiende cuando le digo que esto no se va a resolver? Lo van a utilizar para sus muy particulares campañas de desprestigio y lo van a parchar como se han parchado tantas irregularidades por todos conocidas."

"Yo sí creo que la violencia en nuestros estadios de futbol es un problema bastante grande y ni una ley, de ésas que jamás respetamos, lo va a solucionar."

Álvaro Cueva
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 30 de marzo de 2014).


"Cada 4 años nos venden el ahora sí, y pareciera que el futuro del país, nuestra autoestima y estabilidad estuviera en manos de 11 pares de piernas, lo cual es en sí mismo una estupidez. Lo peor es que cada 4 años la compramos."

"Hay que tener claro algunas cosas: 1o., que aunque la selección juegue con el nombre de nuestro país, no es para nada un representativo nacional. Dicho de otra manera, no representa al Estado mexicano, como puede ser cualquier deportista de alto rendimiento que acude a una olimpiada después de haber sido entrenado y seleccionado por un sistema deportivo nacional, más o menos corrupto, pero de Estado.

La selección mexicana de futbol representa intereses privados, de un organismo privado, la Federación Mexicana de Futbol, en el cual el Estado no sólo no interviene sino que en muchos casos es absolutamente burlado. Los jugadores, por ejemplo, tienen prohibido acudir a las instancias laborales y los sucesivos gobiernos se han hecho de la vista gorda ante semejante arbitrariedad."

"Un 2o. elemento es que lo más importante para los dueños de la selección no es el resultado deportivo sino el económico. Por supuesto que un buen resultado deportivo aumenta las posibilidades de hacer negocio, pero si la selección, como es previsible, no pasa a la siguiente ronda pero coloca 4 o 5 jugadores en el mercado internacional, y los mexicanos vemos los partidos por televisión, como seguramente lo haremos, el objetivo estará cumplido. Los avatares del Piojo no son porque tenga muchos jugadores buenos para cada puesto sino muchas presiones por cada jugador."

"Un 3er. elemento, no menos importante, es que a pesar del lavadero fiscal que es el futbol en este país (y en casi todo el mundo, y si no pregunten en el Barcelona y Bayern Munich) el Estado se beneficia de esta locura colectiva de la patada."

"Moraleja: si pierde la selección que lloren sus dueños y si gana que les vaya bonito."

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 10 de junio de 2014).

"La Copa 2014 de Brasil generará ingresos a la FIFA por 4,000 millones de dólares, de los cuales 1,700 millones serán por derechos de televisión. Después de gastos, la FIFA se quedará con unos 2,000 millones de dólares de utilidad. No está mal. Un margen de 50%."

Sergio Sarmiento
(v.periódico El Siglo de Durango del 12 de junio de 2014).

"México es la selección con más derrotas en mundiales, 24, y la que más asistencias tiene sin ganar el trofeo."

Héctor González Villalba
(v.pág.2 del suplemento "La Afición" del periódico Milenio Jalisco del 13 de junio de 2014).

"Como esos hijos díscolos y expertos en tirarse las muelas, romper ventanales a pedradas y reprobar hasta el examen de educación física, el equipo mexicano de futbol nos ha dado muy pocas satisfacciones y, a cambio, sinsabores suficientes como para amargar a 10 generaciones de aficionados."

"Pero quizá no haya una marca tan tremenda como la que nos ha impuesto nuestra incapacidad para anotar los tiros penales. La poca puntería nacional para cuajarlos es legendaria y se ha convertido en uno de los sellos de la selección. Ahora mismo, sin necesidad de consultar al dios Google, recuerdo los fallos de Hugo Sánchez ante Paraguay; de Quirarte ante Alemania (muy doloroso porque era el ídolo chiva de mi generación, el único tapatío en el equipo mayoritariamente chilango del 86 y había anotado 2 goles en el campeonato pese a ser defensa central); de García Aspe contra Bulgaria (terrible porque anotó uno antes, de manera muy solvente, pero el 2o. lo voló); de Omar Bravo ante Portugal..."

"Parte de la leyenda de hombre bien fajado de Cuauhtémoc Blanco se nutre del hecho de que él sí anotó el penal que le tocó tirar frente a Francia en 2006, pese a que un jugador rival le estuvo mentando la madre mientras acomodaba la pelota y pese a que el portero le adivinó el disparo. Sin embargo, Blanco le pegó con tal destreza al balón que lo acomodó en la base del poste y ni el Hombre Araña lo sacaba de allí. Golazo. Esa tarde, el hijo díscolo nos dio una de nuestras pocas alegrías."

"El miedo del mexicano ante el penalti se ha extendido a nuestros clubes, a los equipos de barrio, a los aficionados. No hay mexicano de pura cepa que, al ver al jugador favorito acomodarse para lanzar un penalti, no exclame en voz alta como el oráculo de Delfos: 'La va a fallar, vas a ver'. Lo cual no impide que grite y se trepe a una mesa como un simio feliz si la pelota entra. Nada de eso: la seguridad de la afirmación es cabalística y expresa que quien la formula espera que suceda exactamente lo contrario de lo que vaticina: quiere el gol pero teme, porque la experiencia se lo indica, que el balón termine en las manos del portero rival o en la tercera fila de butacas."

"El año pasado, en el Mundial Sub 17 México disputó una serie de penales para definir la semifinal contra ni más ni menos que Brasil. Uno de los nuestros falló el 4o. disparo de la tanda pero el brasileño hizo lo propio. Acabamos por ganar 11-10. A lo que voy es a esto: vi esa tanda en compañía de otros 6 mexicanos. A cada tiro de los nuestros nos decíamos: 'La va a fallar, vas a ver'. Cuando se consumó la victoria nos quedamos en silencio, ese largo silencio de quien siente que contempló un milagro. Luego, claro, gritamos y brincamos a las mesas como simios."

Antonio Ortuño
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 15 de junio de 2014).

"El futbol es un negocio que se nutre con la pasión de los aficionados. Unos jugadores suben y otros bajan en la bolsa de las cotizaciones, pero la FIFA cada vez gana más. En la Copa del 2010 ganó 2,360 millones de dólares; 7% más que en 2006 y 22% más que en 2002. Para 2014, la FIFA ganará 2,610 millones de dólares, gracias a ingresos cercanos a los 4,000 millones de dólares y costos cercanos a los 1,400 millones. Su mayor gasto serán los premios a las selecciones participantes, usó 400 millones."

Luis Miguel González
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 21 de junio de 2014).

"Confieso que cada vez que en un partido de futbol se canta el himno nacional del equipo rival, me preocupa que las masas descerebradas de los fanáticos mexicanos se atrevan a chiflar y pisotear orgullos y símbolos patrios ajenos, como alguna vez ya lo hicieron. Confieso la vergüenza que siento cuando la mexicanidad se vuelve sinónimo de borracheras y desmadres."

"Además hacerlo desde el anonimato de una tribuna es una cobardía o una borregada, y ningún desmadre, parranda o diversión justifica conductas ofensivas y estúpidas (como orinar un monumento nacional, parar trenes, insultar porteros, etc.)."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.6 del periódico Mural del 26 de junio de 2014).

"En los últimos 4 mundiales, en octavos de final, hemos ido ganando 1-0 en el minuto 75 y hemos perdido 2-1, frente a Alemania, Argentina y ahora Holanda; ¿no será hora de acudir al diván?"

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 30 de junio de 2014).

"Los viejos dirigentes de la FIFA son un grupo de comerciantes que han hecho del futbol un negocio increíble, la 42 economía mundial, comparada a nivel de países, a través del cual lucran impunemente y sin control alguno, en una forma que podría calificarse suavemente como mafiosa."

Jorge Fernández Menéndez
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 1o.de julio de 2014).

"La gran mayoría de los mexicanos culpan al árbitro, bastante malo por cierto, de la eliminación contra Holanda, pero la verdad es que el equipo se echó atrás en forma incomprensible luego del gol de Giovani, y de la misma forma en que el penal en tiempo de descuento fue un invento de Robben, en el 1er. tiempo, en la jugada en que se fractura la tibia Héctor Moreno, éste y Rafa Márquez le cometieron un indudable penal al mismo Robben que no fue sancionado."

Jorge Fernández Menéndez
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 1o.de julio de 2014).

"Primero fueron los gritos de los aficionados mexicanos a los porteros; la FIFA desistió del afán inicial de sancionarlos, cuando le explicaron que no llegaban a "homofóbicos y machistas": simplemente eran estúpidos... aunque, en el fondo, revelan mucho del verdadero rostro, de la educación y de la cuna de quienes los corean sistemáticamente."

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 2 de julio de 2014).

"Se manifiestan el resentimiento, la frustración y los complejos de muchos mexicanos, incapaces de aceptar deportivamente las decisiones del árbitro (lo que denota rebeldía sistemática contra el principio de autoridad... tal vez porque la autoridad, en todos los niveles -a partir del ámbito hogareño- no ha sabido ser tan respetable como debiera) y por asumirse como víctimas de tortuosas conjuras de poderosos y rufianes, a raíz de un resultado adverso en una contienda que se rige por reglas que de antemano se conocen y cuya aplicación se encomienda a una persona que se presupone competente, honesta... y falible."

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 7 de julio de 2014).

"Aunque la participación el equipo fuera algo lucidora, en mucho gracias a la chocarrera porra mexicana, no cabe exagerar al respecto. México llegó al Mundial en repechaje (es decir, de panzazo), ya en la justa le ganó a 2 rivales menores (Camerún y Croacia) y empató con un deslavado Brasil (equipo que luego fue masacrado por Alemania con 7 goles por 1 en contra). En fin, cuando había que demostrar que los famosos cambios que vive México encarnan en la eficacia deportiva del equipo nacional, durante el juego contra Holanda fue cuando, de nueva cuenta, salieron a relucir las añejas carencias del equipo. Y fueron eliminados."

"Costa Rica logró pasar hasta los cuartos de final, en una brillante participación mundialista. Razón por la cual, de paso, Costa Rica ganó la reputación del mejor equipo de la Concacaf (región donde antes reinaba el equipo mexicano)."

Marco Antonio Cortés Guardado
(v.pág.7 del periódico Mural del 17 de julio de 2014).
Página permanentemente en construcción El contenido de esta página está (permanentemente) en construcción.

Regreso a mi Página Base Regreso a mi Página BaseLinux rules!
Golf: una buena caminata, arruinada. - Mark Twain