Lógica mexicana


Fábulas mexicanas. Actualizado el 23 de enero de 2014
Esto es lo que sucede cuando se ve mucha televisión. Actualizado el 6 de julio de 2017
Profetas, adivinos, brujos y otros cantamañanas. Actualizado el 11 de abril de 2017
  1. No entiendo por qué tantas quejas acerca del "horario de verano". Esa hora adicional de sol les hace mucho bien a las plantitas.
    Llamado de una señora a Radio Metrópoli.
  2. Con el horario de verano obtenemos importantes ahorros en el alumbrado público.
    Político queretano.
  3. A mí no me afecta el aumento de precio de la gasolina. Yo le sigo poniendo al carro los mismos cien pesos de siempre cada vez que voy a la gasolinera.
    Automovilista entrevistado en una gasolinería.
  4. A nosotros no nos afecta que suba el precio de la gasolina... porque ni tenemos carro.
    Vendedora de un mercado de Guadalajara.
  5. Tú sabes que las matemáticas no siempre son exactas.
    Vicente García V., secretario de la Confederación Nacional de Porcicultores, en entrevista en Radio Metrópoli.
  6. ¿Por qué se les llama ecológicos a los taxis de la Ciudad de México?
    Porque están pintados de verde.
  7. Mucha gente no sabe manejar cuando está lloviendo... maneja más despacio.
    Taxista tapatío
  8. Sé que los peatones tienen preferencia de paso cuando cruzan por la esquina, pero yo no se las concedo. Es que podrían mal acostumbrarse y los podría atropellar alguno que no respete su preferencia.
    Otro taxista tapatío
  9. Yo llevaba "preferencia" y el tren no se paró.
    Chofer de un midibús que acababa de ser arrollado por el tren

"El mexicano tiene manía por pronósticos, adivinanzas, acertijos, apuestas y, en general, juegos de azar. Supedita decisiones de su vida, incluso algunas importantes, a la magia. Consulta los horóscopos. Cree en cábalas y talismanes. Lleva su 'moneda de la suerte' en la cartera, y se quiere morir el día que llega a perderla. Utiliza imágenes y símbolos religiosos como amuletos. Ve a los santos como desfacedores de entuertos. Los tiene clasificados, inclusive, por especialidades: desde el cupido hasta el detective que encuentra objetos perdidos. Está convencido, por ejemplo, de que la estampa de San Martín Caballero detrás del mostrador, o la imagen del Señor de los Milagros en la cartera, lo vacunan contra la indigencia. Participa en penosas peregrinaciones y realiza prácticas penitenciales que la Iglesia desaconseja y que sus propios confesores no tienen empacho, en un momento determinado, en calificar de bárbaras."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 7 de mayo de 2003).


"La que está imbatible es la Procuraduría. Pero la de Protección al Medio Ambiente. Después del matadero de peces en Bellavista, cuyo causante fue el ingenio azucarero de allá mesmo, el delegado de la Profepa, Javier Dueñas, dio su veredicto: 'La bronca es de la Comisión Nacional del Agua'. Días después, la perla: 'El impacto ambiental en la presa ya está restaurado, gracias a las lluvias'... antes no dijo gracias a Dios. Bendita inocencia. Que les cuente a los peces."
"Pero fue con su magistral deslinde de antier que nos quedamos más boquiabiertos que las tilapias de Bellavista. Resulta que el Ayuntamiento de Unión de Tula se deshace de la basura de 20 mil ciudadanos sin complicación alguna: nomás llega el camión a una barranquita y así, a gusto, abre la compuerta y la tira. Como va."
"La zona es propiedad federal y ensuciarla es, entonces, delito federal. Es más, un letrero -como chiste- lo anuncia ahí mismo. Ante la denuncia de este periódico, ¿cómo reacciona la autoridad competente (es un decir)?"
"De un modo casi poético. Don Javier Dueñas García brinda nuevo veredicto: 'Nos correspondería solamente que (el basurero) se convirtiera en un problema ecológico serio, pero no podemos intervenir como autoridad porque esto es competencia local'. ¿Autoridad?, ¿pos cuál?"
"En su brillante lógica, lo que corresponde es esto: si tenemos suerte, el basurero crece hasta convertirse en un desastre ecológico y entonces sí, nuestros diligentes burócratas de la Profepa llegan, ponen una multita y el Ayuntamiento paga, que al cabo no es su dinero. Y ya, todos contentos. Eso sí: tendremos un nuevo cochinero irreparable. Y una cantidad cada vez mayor de funcionarios felizmente ineptos."

Paco Navarrete
(v.pág.3B del periódico Mural del 31 de julio de 2003).


"...no pudo certificar su calentador dentro de la Norma Oficial Mexicana (NOM) porque consume menos agua de la que la norma establece, aunque suene ridículo."

(V.pág.52 del periódico Público del 5 de septiembre de 2003).


"Para muchos es cuestión de suerte, para otros más es falta de precaución, pero lo cierto es que antes la sociedad comprenda que utilizar el puente peatonal es proteger su vida, habrá cientos de personas que su estrella los abandonó y murieron atropellados por ahorrarse unos minutitos o evitar el cansancio que provoca el subir los 25 escalones de un puente."
"Ambas cosas son los pretextos más usados por quienes no utilizan los puentes peatonales, sin embargo, el tiempo que esperan para poder cruzar la calle y no correr peligro es de aproximadamente cuatro minutos, prácticamente el mismo que tardan en subir y bajar las escaleras."
"La flojera, es otra de las razones, incluso personas de la tercera edad aseguran que por su estado de salud no deben agitarse, pero a la hora de atravesar el Periférico o los cruceros más peligrosos de la metrópoli, hasta corren, lo que es difícil de comprender."
  1. "Se me hace más fácil cruzar por abajo, no me tardo tanto. Sí me da un poco de miedo, pero te acostumbras y tratas de atravesar hasta que estás seguro de alcanzar a pasar, pero es riesgoso."
    Carlos Hernández
  2. "No lo uso porque casi siempre ando a la carrera y el subir te quita bastante tiempo, de pronto me da un poco de miedo, pero siempre lo hago con precaución para no arriesgarme tanto."
    Elsa Fabiola
  3. "Te tardas más en subirte, yo ya sé que cuando se paran los carros debo correr para que no me machuquen."
    María Candelaria
(B.pág.9B del periódico Ocho Columnas del 8 de septiembre de 2003).

Puente peatonal de adorno

"'El que nada debe nada tiene'. Yo no sé quién inventó tamaña babosada, pero la realidad es justamente al revés: nadie que todavía debe algo lo posee completamente en propiedad. Por eso, en nuestra sociedad, el dinero líquido cada vez tiene más valor, y esto se aprecia en que cuando alguien pone el 'cuajo' encima de la mesa se ahorra en la operación entre un 15 a un 20%; a diferencia que en la compra a plazos, donde se acaba pagando hasta 20% sobre el precio original. Es decir, hablamos de un ahorro real de 35 al 40%."
"Me consta que muchas cosas no las necesitamos tan urgentemente. Comprando lo que uno verdaderamente 'ocupa', aparte de una bonita casa donde vivir y un cómodo carro en el que trasladarnos, a la larga 'ocuparíamos' menos cosas, aumentaríamos nuestro ahorro y la productividad de nuestras pertenencias, y crearíamos cierto capital con el que realizar pequeñas inversiones."
"Otra frase: 'el dinero se hizo redondo para que rodara'. Otro error. El dinero cuesta mucho ganarlo, por lo menos de forma honrada, y una vez que éste se va, tarda un friego en regresar. Generalmente aquellos que usan esta frase, o no tienen lana o la que poseen la ganan con preocupante facilidad."
"Ojo con la frase: 'los empleos informales son la base de la economía mexicana'. Pienso que la creación de empleos está unida a la prestación de verdaderos servicios y no a la cobertura de necesidades inventadas."
"El hecho de que un tipo te de una cuartilla de papel cuando vas al baño, o que la haga de 'viene viene' cuando te estacionas, para después ponerte carita de velorio, no sirve ni para darle a él empleo ni para elevar la economía nacional. Este hombre no puede vivir con lo que gana, ni declara un sólo peso a hacienda, ni tiene seguro social, ni nada de nada. Son empleos inútiles que no habría que alentar, ya que más que dar servicio son serviles, por eso, nos terminan por hacer inútiles a los demás. Además, no contribuyen en nada a crear esa clase media, peleona y equilibrada que, desde mi modesta opinión, es el cimiento en el que se apoya el desarrollo económico-social de cualquier gran país."

Miguel Rumayor, doctor en ciencias de la educación
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 17 de septiembre de 2003).


"En los primeros días de cada año nunca faltan en periódicos, revistas, radio y televisión las tradicionales predicciones anuales. Hay profecías realizadas por brujos o chamanes y horóscopos anuales que hacen astrólogas enjoyadas. Todos tienen en común, sin embargo, que sus predicciones son siempre vagas ('un personaje famoso morirá este año', 'un suceso internacional importante ocurrirá en el primer trimestre', etcétera) y son por tanto difíciles de refutar."
"Desde luego los adivinos, gracias a la ya mencionada vaguedad de sus afirmaciones, siempre podrán defenderse diciendo que sus predicciones sí se cumplieron. Después de todo, cualquier cosa puede calificar como 'un suceso internacional importante', y cada año invariablemente muere algún 'personaje famoso' en algún lado. Por eso un control importantísimo en nuestro 'experimento' sería ver también qué sucesos internacionalmente importantes no fueron predichos por los adivinos. Los atentados terroristas y los desastres naturales, por su naturaleza impredecible, son excelentes candidatos. Por lógica, si los adivinos -o al menos la mayoría de ellos- tienen realmente la facultad de ver el futuro, un gran número de ellos, en todo el mundo, deberían haber podido prever un suceso como la caída de las torres gemelas en 2001."

Martín Bonfil Olivera
(v.pág.33 del periódico Público del 6 de enero de 2004).


"En México ha tenido lugar el ideal de algunos de trabajar poco (o no trabajar) y ganar mucho, lo que ha impulsado una especie de sueño mexicano siempre efímero como lo fue la posibilidad de 'administrar la abundancia' que se derivaba de un incremento artificial de los precios del petróleo por parte de los países exportadores de este recurso en la segunda mitad de los años setenta, situación que contribuyó a que los mexicanos gozaran de un fuerte poder adquisitivo."
"No obstante, algunos habían creído que esa situación de bonanza era para siempre, pero todo era una ilusión y vino la crisis, misma que disparó las tasas de interés a niveles nunca vistos. Esto generó que algunos vieran una nueva posibilidad para el sueño mexicano, el nuevo negocio era vivir de la crisis: vendieron propiedades, hasta la propia casa para poner el dinero en el banco y vivir de los intereses. Un año después el nuevo sueño mexicano se había vuelto a desvanecer."
"En los ochenta el narcotráfico y su derrama económica dio nuevos bríos a muchos ilusos en el país, Guadalajara fue privilegiada pues surgió una clase de prestanombres (nuevos empresarios), modestos transportistas, policías, judiciales, madrinas, etc., todos venidos a ricos. La herencia de esta nueva ilusión para nuestra sociedad fue que percibió como nunca y hasta nuestros días el olor a putrefacción de la droga, el crimen y sus derivados."
"El nuevo formador de ilusiones con el TLC y la apariencia de que poco a poco cada mexicano entraba al primer mundo fue el presidente Salinas de Gortari. En este caso prácticamente todos fuimos engañados hasta que regresamos a una amarga realidad. Después, ya en el 2000, el ahorro de buena fe en cajas populares generó otra falsa expectativa con las consecuencias por todos conocidas: miles de familias defraudadas por vivales."
"Ahora Fox no resolvió Chiapas en 15 minutos, ni todos tenemos changarros, pero él y su partido institucionalizaron una nueva forma de sueño mexicano: muchos quieren ser políticos o burócratas de primer nivel para ganar mucho (como nunca antes) y trabajar poco."

Salvador Caro
(v.pág.6/A del periódico El Occidental del 22 de febrero de 2004).


"Los mismos empresarios que critican el desenvolvimiento de nuestros indicadores microeconómicos y señalan el olvido gubernamental a las empresas, aplaudieron y gritaron vivas al mandatario [Fox], afirmándole que no les haga caso a sus detractores y siga adelante como hasta la fecha... en verdad, ¿quién entiende a los mexicanos?"

Moisés Mora Cortés
(v.pág.2/F del periódico El Occidental del 15 de marzo de 2004).


"El pueblo mexicano desde siempre, ha sido víctima del ciclo sexenal de la esperanza."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 16 de octubre de 2004).


"¡Buenos para las expresiones externas de la fe! En reciente artículo un político norteño, de los llegados aquí, lamentaba con buena inteción, la diferencia entre las expresiones externas de la fe y el comportamiento diario de los mexicanos y mexicanas."
"Como a diario actuamos y vemos comportarse a nuestros correligionarios, no corresponde a lo que se proclama. 'Disonancia cognoscitiva', dirían los científicos sociales del siglo pasado. Dicen que algo es lo bueno, pero hacen todo lo contrario."
"Ese político -Macedonio Salomón Tamez Guajardo, pues- se refiere a la clase de pecadores de la que estuvo rodeado. Torturadores, corruptos, difamadores, envidiosos, injustos, hipócritas, machistas... y no les encontró más defectos, porque Macedonio debe ser muy caritativo."
"Ahí viene el asunto: ¿Cómo es posible de que siendo como somos los católicos mexicanos, el cardenal Angelo Scola, Patriarca de Venecia, asegure que México puede ser un paradigma, un ejemplo? De seguro que no ha platicado con Macedonio, respecto a la clase de pecadores con quienes ha convivido en este país debajo del río Bravo."
"Necesidad de congruencia entre creencias y comportamiento. La mentada autenticidad, el 'sed auténticos' que tanto proclamaron hasta desgastarlo. La obligación ahora recordada y vuelta a recordar, de practicar lo que obliga. La respuesta al dicho clave: '¿Somos o no somos?'."
"Ojalá que algún día, así como somos buenos para salir a la calles a testimoniar creencias, igual de entusiastas seamos para portarnos y comportarnos según las normas. No por darle gusto a Macedonia, sino porque así debe ser."

Gregorio González Cabral
(v.pág.9A del periódico Ocho Columnas del 17 de octubre de 2004).


"Si algo era inevitablemente cierto en esta vida era la convicción de que la muerte llegaría. Por eso, como conclusión muy lógica, los antiguos mexicanos procuraban gozar el presente, que era tangiblemente cierto. El mexicano actual que 'vuela ahora y paga después' es una herencia profundamente náhuatl. Para ellos, los primeros mexicanos, no tenía sentido ahorrar para mañana, algo incierto, y se esforzaban por gozar el momento presente, de ahí su amor a la fiesta: somos pachangueros como tal vez ningún pueblo del planeta. Que me perdonan los ahorradores y los que planean el futuro, que me disculpen los que hacen proyectos para un futuro mediato o lejano: en el fondo del alma mexicana no florece el imaginar el pasado mañana; lo que cuenta es lo presente."

Jesús Gómez Fregoso, historiador
(v.pág.24 del periódico Público del 29 de octubre de 2004).


"La semana pasada, una cajera de banco atendió en su ventanilla a una dama que, en correspondencia, le ofreció sus servicios como esotérica y lectora de cartas: justo de lo que la primera, por sus problemas personales, pedía al cielo su limosna... En las primeras consultas, la cartomanciana pidió a su 'paciente' ciertas cantidades de 'dinero ajeno' para realizar sus 'limpias'. Al final de cada consulta, religiosamente le reintegraba el dinero."
"Mientras fueron 100, 500, 1000 y hasta 10,000 pesos, ése fue el procedimiento. Cuando llegó al millón y la empleada lo tomó 'prestado' de la bóveda del banco, la 'esotérica' se esfumó con él..."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 9 de noviembre de 2004).


Puente peatonal de adorno

"En muchos casos, como el que se aprecia en la fotografía, la gente prefiere arriesgar su vida y la de sus hijos, con tal de no caminar un poco más ni subir las escaleras. Esta joven madre estaba a escasos cinco metros del puente peatonal ubicado en Periférico y Mariano Otero, en donde el tráfico es especialmente complicado por las obras del paso a desnivel que ahí se están construyendo."

(V.pág.1-B del periódico El Informador del 9 de marzo de 2005).


"Sistemáticos, cotidianos suicidios en grado de tentativa, quienes prefieren jugarle 'volados' a la muerte, a hacer uso de los puentes peatonales."
"Dicen que cuando se construyó el Mercado Libertad, alguien le dijo al entonces gobernador, Jesús González Gallo, que los puentes peatonales sobre la Avenida Javier Mina 'saldrían caros'."
"Aunque el tráfico vehicular de aquella Guadalajara nada tenía que ver con el actual, González Gallo, según refieren, respondió con una frase sobre la que deberíamos reflexionar: 'Con una vida que se salve, habrán desquitado lo que cuesten'."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 30 de marzo de 2005).


"Todas las mañanas lo constatamos en los diarios que leemos. El pueblo le cree a cualquiera que hable y encuentre espacios para lo que dice. La credulidad se ha generalizado. Lo mismo da que quien hable o escriba sea un delincuente probado, un charlatán irresponsable, un mercader de la 'información confidencial', un imaginador de escenarios o un saltimbanqui de las profecías no cumplidas. Los 'análisis' y las predicciones, rara vez son sometidos a la prueba de los hechos."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 2 de abril de 2005).


"Tratar de explicar la inseguridad debe incluir entre muchas otras consas una retahíla de creencias profundas que propician el desorden social. Por ejemplo, pensar que todo es de todos y que por lo tanto yo me puedo apropiar de algunas cosas de los demás. Pensar que las leyes se hacen para los tontos y solamente los tontos pagan impuestos o pagan derechos de importación de coches. Pensar que cualquier persona puede ser maestro de primaria. Pensar que el derecho de propiedad es negociable. Pensar que aplicar la ley o no aplicar la ley es un asunto político."
"Pensar que nadie es culpable de su pobreza. Pensar que los vicios no producen pobreza. Pensar que se pueden dar pensiones sin tener respaldo económico. Pensar que estudiar es un engaño y además es una tortura. Pensar que evaluar a cada alumno y a cada maestro es sacrificante. Pensar que la propiedad colectiva es más noble que la propiedad personal."
"Me parece que estamos construyendo una sociedad sobre un pantano de creencias profundas, gran parte de ellas, para mí, falsas por ineficaces."

Enrique Canales
(v.pág.11A del periódico Mural del 2 de junio de 2005).


"A nivel personal la gente espera que la contraten en los mejores trabajos y no quieren comenzar a trabajar en las peores y más difíciles ocupaciones. Al que busca trabajo le conviene pensar y creer que está compitiendo contra todos los que buscan trabajo. La cuestión es no tener la creencia de que uno 'se merece' un buen trabajo remunerador, como dice la Constitución."
"La realidad es que nadie se merece un buen trabajo porque nadie está obligado a darle trabajo a nadie. Estamos tan acostumbrados a que nos llenen de ideas populistas, solidarias y comunitarias del tipo 'todos tenemos derecho a un trabajo', que ya se nos ha acabado el juicio sobre la responsabilidad personal. ¿Estoy yo obligado en lo personal a darle trabajo a alguien? Pues no. ¿Alguien está obligado a darme trabajo? Pues no. Estas simples creencias reales y positivas escandalizan a los populistas."
"Entonces el problema de conseguir trabajo consiste en averiguar: 'a ese patrón, ¿cómo le puedo hacer para ayudarle a ganar más dinero o a reducirle bastante sus gastos?'"
"Encontrar trabajo no es un asunto de suerte, tampoco es un asunto de constancia y tenacidad, si así fuera entonces la virtud a cultivar para conseguir trabajo sería la paciencia. Sin embargo, la virtud más confiable para conseguir trabajo es cultivar la capacidad de aportar. La capacidad, a su vez, se puede desglosar como la voluntad multiplicada por el conocimiento y multiplicada por la habilidad."
"Ante el triste hecho de no encontrar trabajo, la explicación debería ser del tipo: 'no he podido ofrecer una capacidad para ayudar a unos de estos patrones a tener más éxito o para ayudarles a bajar sus costos. Por lo tanto, me urge capacitarme en esto y en esto'."
"Al propagar a diestra y siniestra que la baja de empleo es culpa de un gobierno o de otro, logramos quitarle la responsabilidad a cada persona de ser más útil para conseguir empleo. Obviamente la corrupción generalizada logra la depreciación de nuestro trabajo, pues 15 minutos de corrupción podrían equivaler a un mes de arduo trabajo."

Enrique Canales
(v.pág.8A del periódico Mural del 30 de junio de 2005).


"Estaban todas las carpas y mojarras muertas, se veían blancas y estaban con los ojos abiertos e infladas."

María Cabrera, habitante de La Piedad, Mich.
(v.pág.13-A del periódico El Informador del 1o.de agosto de 2005).


"Los tapatíos (y los zapopanos, y los tlaquepaquenses, y los tonaltecas, y no sé cuántas etcéteras más), por lo visto, están cortados por la misma tijera. Desde que se construyeron los puentes peatonales sobre la Calzada Independencia, a inmediaciones del Mercado Libertad, la gente prefería hacer hoyos en las rejas y pasar por debajo, a utilizarlos. La semana pasada, un peatón fue atropellado y muerto por un automóvil, al pie de un puente peatonal... y ni por esas escarmentaban los demás transeúntes, que preferían seguir pasando por abajo. A puro valor mexicano."
"Lo mismo sucede con casi todos los puentes: en Plaza del Sol, en la mal llamada Carretera a Morelia, en la Calzada Lázaro Cárdenas..., ¡en el Periférico!... En muchos cruces en que tratar de atravesar una avenida es una temeridad equivalente a un suicidio en grado de tentativa, son muchos más los audaces que desafían el peligro, que los sensatos que utilizan los puentes."
"Lo más curioso (y ya tendremos ocasión de comprobarlo en las próximas campañas de los candidatos a munícipes en la zona conurbada), una de las demandas recurrentes de los vecinos es esa: que se les construyan puentes. Los candidatos, en todos los casos, se los prometen; en algunos, se los cumplen... Y el resultado, a la larga, salvo contadas, inexplicables excepciones, es el mismo: los puentes, arriba, subutilizados; convertidos en basureros o cosas peores; y los peatones, abajo, toreando carros..."
"Se me ocurre una fórmula... Total, nada perdemos con probar. Poner a los puentes peatonales, como en Lagos, rótulos con esta leyenda: 'Este puente se hizo en Guadalajara (o en Zapopan, o en Tateposco, etc.)... y está prohibido pasar por arriba'."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 7 de septiembre de 2005).


"La semana pasada, a raíz de que la Universidad de Guadalajara y la Federación de Estudiantes Universitarios anunciaron la próxima puesta en servicio de cuatro rutas de una especie de 'transporte escolar', al efecto de prestar un servicio que en la actualidad es deficiente e insuficiente para los estudiantes que lo requieren, surgieron, de manera preliminar, nuevos barruntos de conflicto..."
"Para empezar, los prestadores del servicio de transporte aseguran tener capacidad de satisfacer la demanda... aunque aducen que los limita el hecho de que todos los estudiantes entren prácticamente a la misma ahora."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 31 de octubre de 2005).


"Todos los días, con una insistencia digna de mejores causas, se anuncian estafas por televisión. 'Amira lee su futuro' ('a tu marido... te lo están sonsacando'), 'Walter Mercado resuelve sus problemas', 'los horóscopos le dicen qué hacer y qué no hacer'. Usted habla a un número telefónico (por supuesto con costo) y su vida se ilumina. Se trata de charlatanes que aprovechan la desesperación o la ignorancia de la gente para realizar, a la luz del día, grandes operaciones fraudulentas."
"Sin el menor rubor engañan, timan, mienten. ¿Y las autoridades?... bien, gracias."
"Pero me temo que el tema resulta más complejo y que la política de 'dejar hacer dejar pasar' en esta materia tiene derivaciones perversas que están a la vista."
  1. Se trata de operaciones abusivas, mentirosas y dolosas, porque se engaña a la población más desprotegida. Se vende un producto -el conocimiento del futuro- que simple y llanamente constituye una estafa.
  2. Se inunda el espacio público de supercherías sin fin que genera un clima no solamente anti-ilustrado, sino plagado de prejuicios, consejas oscurantistas y tonterías recurrentes. Se fomentan creencias irracionales que empobrecen (y en ocasiones degradan) las relaciones sociales.
  3. Se erosionan los valores fundamentales que la escuela intenta poner en circulación como base de una convivencia mejor informada y medianamente racional.
"Recordemos que el artículo tercero constitucional establece que 'la educación... (estará) basada en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios'."
"Es decir, se trata de campañas que engañan a los televidentes, que explotan y fomentan la ignorancia y que sabotean los objetivos que constitucionalmente tiene asignada la educación. Y por ello, la autoridad no debería ser omisa."
"La libertad de comercio y de empresa se encuentran reguladas (o deberían estarlo) para impedir fraudes (entre otros, el de dar gato por liebre). De tal suerte que la inacción de las autoridades resulta inexcusable."
"Hace ya algunos años Alain Finkielkraut escribió: 'se ha vencido al despotismo, pero no al oscurantismo' (La derrota del pensamiento. Anagrama. Barcelona.1987.p.128), en alusión al largo camino recorrido por las ideas ilustradas. Y tiene razón: al parecer, resultó más fácil construir a lo largo del tiempo las normas y las instituciones que hacen posible acotar al poder, fragmentarlo y equilibrarlo, que cerrarle el paso a las engañifas, supersticiones y ficciones producto de la ignorancia y de quienes medran con ella."

José Woldenberg
(v.pág.11 del periódico Mural del 29 de diciembre de 2005).


Puente peatonal de Avenida Colón

"En el crucero de Avenida Colón y Periférico los puentes peatonales sólo están de adorno, pues la gente poco los utiliza por considerar que 'se entretienen mucho porque parecen un laberinto'."
"Como si fuera 'cosa de nada', decenas de personas prefieren atravesar la Avenida Colón entre los autos -casi tropezando con los vendedores de tarjetas telefónicas, voceadores y limpia parabrisas-, a usar el puente peatonal construido para su seguridad."
"La razón que empuja a los peatones a arriesgar su vida entre autos de gran rodado y uno que otro conductor inexperto, maniatado por la gran carga vehicular que este crucero concentra, es la 'tardanza': Manifiestan que es una pérdida de tiempo caminar por el puente."
"Sin embargo, el Reportero Urbano hizo un ejercicio. El semáforo en rojo de la Avenida Colón dura exactamente un minuto, la luz verde igual."
"Entonces, las personas, que en su mayoría salen de la estación del Tren Ligero, deben esperar un minuto para cruzar y tienen otro minuto más para atravesarse. Si caminaran por el puente, tardarían dos minutos en llegar a la parada del camión, a paso regular."
"Hace apenas un año, la parada de los camiones se encontraba en dirección de la estación 'Periférico Sur' del Tren Ligero, hoy se encuentra a unos 100 metros de este sitio. Si la gente utiliza el puente, sale más directamente al punto de ascenso y descenso de las unidades del transporte."
"De otro modo, tienen que caminar por un terreno un tanto irregular y donde se encuentran los accesos a industrias y oficinas, por las que también hay bastante tránsito."
"Mientras don Pedro afirma que él no utiliza el puente porque 'llega más rápido a alcanzar el tren', doña Martha, proveniente de Santa María, de ninguna manera deja de utilizarlo: 'Yo estoy mala de mis rodillas pero prefiero hacer el esfuerzo a quedar ahí aplastada'."
"Por su cuenta, Luis, quien todas las mañanas vende churros debajo de este puente, sostiene que seguido le toca ver 'casi atropellados y choques'."

(V.pág.3-B del periódico El Informador del 18 de enero de 2006).


"Entre tantas cosas que este taxista [del aeropuerto del D.F.] me dijo, hubo una que me llamó la atención: 'Va a ganar la Presidencia el que mejor monte su teatro'."
"'Salinas montó su teatro de solidaridad. Zedillo, del bienestar para la familia. Fox del cambio'. El mismo aceptaba que López Obrador está montando la mejor representación teatral de todos y que por eso, y no por sus propuestas, es que va a ganar. Dentro de mí le di la razón."
"Me atreví a preguntarle si no le importaba que todo se tratara de un teatro, de retórica populista, de planteamientos demagogos, de proyectos y promesas sin sustento práctico y por lo tanto imposibles de llevar a cabo."
"Su respuesta fue una andanada de frases estereotipadas: 'Lo que sea, inclusive una obra de teatro es mejor que otros 70 años de corrupción. Lo que sea es mejor que otro Fox aliado con empresarios chuecos y con intereses extranjeros'."
"Sin compartir su opinión, entendí que hablaba era el resentimiento y la frustración de personas como él, que a pesar de años de trabajo arduo, no han logrado salir de la 'jodidez' permanente."
"Su sentir era que dada su situación, nada pierden con probar un cambio más aunque éste también pueda ser falso, como una persona que sufre una enfermedad terminal, en su desesperación prueba remedios de todo tipo y hasta pócimas 'mágicas', con la esperanza de encontrar alguna cura a su enfermedad, por más descabelladas que sean."
"La decisión política de probar lo que fuere es la que desgraciadamente están adoptando millones de mexicanos que sufren una enfermedad terminal llamada miseria, y ven en AMLO el hechicero que podrá curarles de su pobreza."
"El taxista me decía: 'Que se preocupen los que han hecho su fortuna a base de corrupción y de negocios chuecos con el gobierno, y no nosotros, que ni hacemos negocios ni tenemos fortuna que perder. ¿Qué nos puede preocupar a los que nada tenemos que AMLO sea presidente, que se convierta en un aliado de Chávez o Castro? ¿Qué me importa si el tipo de cambio sube o baja o si los Cetes pagan más o menos, si ni dólares ni ahorros tengo?'"
"Inútil era explicarle por qué la perdida de confianza del sector empresarial en el futuro del país puede afectarle todavía más a su de por sí raquítica economía personal."
"Inútil era discutir por qué los seguidores del PRD deben exigirle a su candidato planes económicos y de gobierno claros y factibles, y sobre todo, los compromisos necesarios para generar la confianza que a su vez genera inversión, empleos y bienestar para todos (aunque esa frase la haya acuñado un priista)."
"Después de haber escuchado los razonamientos de este taxista, que sin duda son representativos del sentir de millones de mexicanos, queda claro que para los más necesitados de nada sirven razonamientos técnicos, financieros, de mercado o de política económica que tienen que ver con 'sutilezas' como la confianza, el estado de derecho o la globalización, sobre todo cuando lo más importante, que es la credibilidad en el gobierno y en los políticos, se ha perdido por completo."
"Los seguidores de AMLO no creen en AMLO, como no creen en nadie ya."
"Siguen a AMLO porque representa un nuevo cambio, y porque sencillamente no tienen nada que perder. Ya probaron el PRI y no les fue bien. Con el PAN no les fue mejor. Ahora probarán al PRD y tampoco les irá mejor. Será hasta que hayamos probado todo cuando nos daremos cuenta de que para salir de pobres lo que tenemos que probar todos es un cambio en nosotros mismos."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.8 del periódico Mural del 16 de marzo de 2006).


"Un estudio llevado a cabo durante seis meses en la universidad de Leicester, Reino Unido, revela que la gente que ha recibido fuertes golpes de la vida al crecer tiende a ser más crédula que quienes han tenido comienzos más protegidos."
"Kim Drake condujo la investigación junto con Ray Bull y Julian Boo. Kim dice: 'La gente que ha sufrido una infancia y adolescencia adversa está más predispuesta a creer información que no es verdadera, en pocas palabras es más sugestionable y fácilmente desviable, lo cual, a la vez, se refleja en sus futuras elecciones en la vida; es gente que puede sucumbir más rápidamente a la presión de sus pares'."
"Si otro estudio comprobara que los pobres pasan por circunstancias más adversas, lo cual es intuitivamente cierto, eso explicaría por qué son presa más fácil de predicaciones, ya sean religiosas o políticas. La religiosidad de los pobres es mayor... hasta en política. Vean cómo los receptores del programa Oportunidades, de la Presidencia, no votaron por el PAN ni por la candidata de izquierda, sino por un mesías, un salvador, así como también creen más en brujas y aparecidos."

Luis González de Alba
(v.pág.35 del periódico Público del 16 de julio de 2006).


"El célebre Alcalde de Lagos se dio de alta en la picaresca mexicana, a pesar suyo, como prototipo del hombre tonto... y como autor de obras maestras del humorismo involuntario. Una de las 'alcaldadas' que consigna su evangelista de cabecera, don Alfonso de Alba Martín, refiere que al peculiar personaje le llevaron un día la noticia de que había aparecido, inexplicablemente, un bache en una calle aledaña a la plaza principal del pueblo... El alcalde, luego de cavilar al respecto, dispuso cavar a 20 metros de distancia y traer la tierra para tapar el bache. Así se hizo... Empero, misteriosamente, quedó otro hoyo. El alcalde entró en acción: ordenó cavar un nuevo agujero... y así sucesivamente, hasta que consiguió sacar al hoyo del pueblo."
"No... No se trata de sugerir esa ingeniosa fórmula a los actuales alcaldes de Guadalajara y anexas, para acabar con los baches que se multiplican en este temporal de lluvias..."
"Se trata de la preocupación de los comerciantes de una zona aledaña a la Expo Guadalajara... Aún festejaban que se había encontrado una fórmula para acabar con las inundaciones en la Avenida López Mateos, a inmediaciones de Plaza del Sol, cuando descubrieron que -inexplicablemente también-, los encharcamientos se reproducían a 500 metros de distancia."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 8 de agosto de 2006).


"Cuando Eduardo del Río, mejor conocido como Rius, elabora uno de sus libros, siempre lo hace 'con la malvada intención de que la gente tome conciencia de las cosas que ocurren; que las personas razonen un poquito, piensen por sí mismas y traten de sacar sus propias conclusiones'. El caricaturista vuelve a la carga y decidido a embestir las 'tomaduras de pelo' que para él representan los horóscopos, el reiki, el tarot, la astrología."
"'Vivo en Tepoztlán, y ahí todo esto abunda'. Cree que todas estas manifestaciones de fe se dan porque 'el hombre tiene necesidad de creer en algo, se siente incapaz de creen en sí mismo. A muchos les da pena declararse descendientes de un chango, prefieren asumirse como descendientes de Dios'. Según el monero, la gente necesita muletas para andar por la vida, y siempre hay alguien que se aprovecha de esta necesidad. 'Nunca faltan otros hombres más listos que sacan provecho de esto, como los curas'. El auge reciente, agrega, se debe a que las personas 'se sienten mejor haciéndose pendejas. No critico que la gente sea religiosa o crea en algo, sino a los que se aprovechan para sacar partido'."

(V.pág.2 del suplemento "Filias" del periódico Público del 3 de diciembre de 2006).


"El consumo excesivo de alcohol por parte de los mexicanos aumenta 30% durante la temporada navideña, lo que incrementa los problemas de salud y sociales asociados al alcoholismo."
"Según diversos especialistas, esta situación aumenta los riesgos de muerte por suicidio, asfixia con vómito o accidente de tráfico. Otro efecto inmediato es la necedad de conducir en estado de ebriedad y que representa el mayor riesgo de morir por accidente, al ser responsable de más de 70% de los percances viales."
"Afirmó que otros segmentos de la población con riesgo de sufrir daño y morir son los mayores de 60 años, al combinar alcohol con antidepresivos o sedantes, y quienes lo hacen con anfetaminas y cocaína."

(V.pág.43 del periódico Público del 22 de diciembre de 2006).


"El democratismo de las ideas pregona que el conflicto entre dos posturas se resuelve con un debate donde el público saque sus propias y maduras conclusiones. 'Levanten la mano quienes estén porque los electrones existen... Ahora los que no...' En esta esquina están quienes sostienen que el sida lo produce un virus, denominado VIH; en ésta otra quienes sostienen que se trata de un gran complot mundial de las compañías farmacéuticas y sus peleles, que el VIH no existe ('nadie lo ha visto') o es un virus inocuo."
"Es el relativismo social, predicado en las universidades por la imbecilidad extrema, llevado a sus más nefastas consecuencias. '¿No creen ustedes que la gente tiene la inteligencia necesaria para formarse una opinión propia sobre el VIH?' Pues no, no la tiene. Pero eso pregunta un melifluo Ricardo Rocha a los especialistas en VIH que se niegan a debatir con charlatanes. Podemos pensar en otro debate: Rocha existe o no, para mí es obvio que no. Y mi opinión es tan válida como otra... ¿o no?"
"Lo cierto es que el público de un programa de TV no tiene la inteligencia ni la información ni la formación académica necesaria para decidir entre una postura y la otra, no sabe ni qué es un virus, menos un retrovirus, una base en un gen, una glicoproteína. El público funciona por simpatía: el expositor antipático o feo estará equivocado siempre y la mujer guapa o el participante ocurrente y con las mejores burlas tendrá razón. Así somos. Por eso los criterios de salud, la historia, la astronomía o la comunicación se discuten en congresos de iguales, no ante el público."
"Es una maniobra astuta buscar un aumento del rating enfrentando opiniones diversas. Se hace mucho. Cuando se trata de platillos voladores es una tontería, pero cuando va la salud de un país de por medio, es un crimen. Los astrónomos se niegan a debatir con los charlatanes que leen horóscopos en la tele, no porque les falten argumentos, sino porque no están en igualdad. Con otro astrónomo discutirán en congresos una nueva teoría cosmológica, pero no con un señor que fue 'abducido' por marcianos y lo jura por su madre. Los licenciados en comunicación no discuten los asuntos técnicos con su público. Y tienen razón. Las ciencias tienen su lenguaje, técnico porque es preciso, y hay que comenzar por aprenderlo. La biología molecular es una rama a tal grado sofisticada que la mayoría de los médicos o biólogos no logran comprender un artículo de hoy. Menos aún el televidente que come unas enchiladas, regaña a los hijos, va por un vaso de leche y opina luego que 'a esa doctora Volkow no se le entiende nada, en cambio, qué buenos tapones le pone este doctor... experto en serpientes'."
"Soy un divulgador de la ciencia y leo todo lo que aparece sobre VIH. Por eso fui el primero en publicar la opinión de Duesberg (que el VIH es inocuo), hace unos 12 años, cuando se debatió el asunto. La disminución de las muertes desde la aparición de medicamentos comprobó, en la práctica, su profundo error. La hipótesis se llevó a congresos mundiales, se debatió entre especialistas y se cerró con un veredicto: era una tontería. Pero el muerto reaparece 12 años después con la moda de negar evidencias."
"También se niegan en estos días el Holocausto y los viajes a la luna. Pero no creo que cinco nietos de judíos muertos en Auschwitz acepten sentarse junto a cinco patanes que 'prueban científicamente' que eso no fue técnicamente posible. Ni cinco astronautas dispuestos a rebatir a la doctora en letras españolas que, hace unos años, afirmaba que la humanidad no había logrado crear un motor capaz de vencer la gravitación terrestre. Ahora son legión quienes afirman lo mismo; ah, pero creen en la base de marcianos bajo el Atlántico descubierta por Mausán."
"Por eso los congresos tienen un comité organizador que acepta o rechaza ponencias; la revistas especializadas tienen comités de selección de pares, de iguales: porque hay niveles. Y no somos iguales. No."
"Pedirle a la gente que forme su propia opinión sobre la masa del electrón es una estupidez; pedirle que decida entre quienes afirman que el alto voltaje eléctrico mata o no mata, es un crimen. También es criminal poner a 'debate' si existe o no un virus del sida. Y para hacerlo porque eleva el rating, hay que ser muy ruin."

Luis González de Alba
(v.pág.33 del periódico Público del 4 de marzo de 2007).


"La que debiera ser anécdota, leyenda urbana o simple chiste surrealista, es parte de la realidad cotidiana: compadecidos de sus pobres familiares, condenados a insípidos tés, leches aguadas, atoles tibios, repulsivas gelatinas -flagrantes atentados, todos ellos, a la congénita proclividad del mexicano a dejarse seducir por los refinados placeres de la buena mesa-, principalmente en los hospitales civiles o en los del Seguro Social, no faltan los buenos samaritanos que se conduelen de ellos..."
"Son centenares los vendedores de alimentos (valga el eufemismo...) que habitualmente operan, sobre todo, a las puertas de nosocomios y planteles escolares. Incapaces como son las autoridades sanitarias de imponer normas básicas de higiene en la preparación de tales viandas y de realizar inspecciones sistemáticas que aseguren su aplicación, las autoridades se adornan con anuncios de "operativos" que probablemente sean -como casi todos- viles llamaradas de petate... mientras en las salas de los hospitales se aplica una pragmática variante a la tradicional bendición de las viandas:"
"-Desinfecta, Señor, los alimentos que por tu bondad vamos a recibir..."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 11 de abril de 2007).


"'Este es el impuesto de los pendejos', confiesa un agente de seguros. ¿Será? Pero la promesa de la tesorería, la bolsa acumulada del sorteo Melate, es millonaria. De 413 millones de pesos. Una oferta deliciosa para dos terceras partes de los mexicanos que perciben menos de dos salarios mínimos y también para los que ganan más, pero sueñan con pertenecer al pequeñísimo grupo de los asquerosamente ricos."
"Hoy se sortea el acumulado más grande de la historia del sorteo Melate en México, la ilusión de los compradores es contagiosa. El agente de seguros que habló del 'impuesto de los pendejos' gastó 225 pesos en boletas. Le descontaron 20 pesos de unos reintegros."
"'Ta fuerte la cantidad. Imagínese que uno se gane ese dinero, lo que podría hacer...', alcanza a decir un mensajero."
"Pensándolo bien, tiene razón. Le pido a Roberto Barbosa que me dé, pues, una boleta de Melate. Antes me había explicado que hay electrónicas, por lo que no tengo que hacer ni un esfuerzo por entenderle al famoso sorteo. La pido automática, con electricidad robada, de una sola serie pero, eso sí, con revancha, que quién sabe para qué sirve. Me retiro, haciendo las cuentas de los 413 millones de pesos y feliz, por haber pagado mi impuesto."

(V.pág.10 del periódico Público del 27 de mayo de 2007).


"Enrique Torres, de 26 años, murió a consecuencia de las heridas que sufrió luego de haber sido asesinado a balazos por un individuo que logró darse a la fuga."

(V.pág.10-B del periódico El Informador del 13 de junio de 2007).


"Proponen cobrar un impuesto adicional de 50% [a] productores de aerosoles porque con ellos, se dice, el ejército de bandas que recorre de noche nuestras ciudades las va pintando hasta no dejarles muro sano."
"Un impuesto semejante habría que poner a negocios como el juego y los sorteos que llenan los muros vacíos de la cabeza de los mexicanos con sueños de riqueza súbita y fulminantes milagros venidos del... juego."
"Como lo demuestran las estadísticas y las utilidades de las casas de juego, el juego público es un timo público: la promesa de un premio que no se cumplirá nunca para la abrumadora mayoría de los jugadores. La ley del azar masivo disfraza la ley del engaño masivo que se hace a millones sobre sus posibilidades de ganar en un sorteo."
"No sé por qué hay que cobrarle al juego impuestos más bajos que a las empresas de aerosoles, ni, sobre todo, por qué hay que dejar exentas a las casas de juegos y sorteos del estado."

Héctor Aguilar Camín
(v.pág.4 del periódico Público del 29 de junio de 2007).


"Tapar un bache tiene su ciencia. No cualquiera puede hacerlo. Hay una técnica aprendida y desarrollada a través de los años. Es un saber específico que sólo los herederos de la tradición pueden lograr. Todo comienza en la madrugada, no demasiado, porque tampoco hay que azotarse. La cuadrilla se reúne en un punto del ayuntamiento donde se verifica que estén todos los que son y que sean todos los que están. Una vez pasada la revisión de rutina, se enfilan a la planta de asfaltos donde se hace cola, a veces de horas, para cargar el camión con asfalto caliente, para dirigirse en feroz lentitud a atacar el bache."
"Tapar un bache no es cosa fácil. Requiere un conductor, un supervisor, un chalán que ponga el asfalto, otro que lo apisone y otro más (ésta es la parte mágica) que le suene con una ramita, pero no cualquier ramita, sino una que tenga la flexibilidad necesaria. La sabiduría bachística dice que de preferencia ha de ser una rama de sauce llorón, lágrima incluida, o en su defecto, otra. Cada bache tomará en promedio de 15 a 20 minutos de reparación, por lo que es imposible terminar con todo el camión de asfalto en el tiempo requerido. El asfalto se endurece y la hora de salida se acerca, así que hay que ir a ver dónde tiramos el asfalto sobrante para llegar a tiempo para checar la salida y sin nada en el camión. Si hay suerte, en su paso se encontrarán una escuela primaria que, por módica mordida, recibirá una capa de asfalto para su cancha de basquetbol, cortesía de un ayuntamiento que no se enteró de su buena obra; si no, terminará tirado en un lote baldío, como una especie de tumor urbano."
"Sobra decir que con ese sistema jamás lograremos tapar los baches de la ciudad, pero también que a ninguno de los que trabaja en bacheo o de los que venden asfalto le conviene que se acaben. Lo haremos así por años y años, porque en la cultura del bache lo que importa es hacer como que se hace. Resolver problemas no es asunto de la burocracia. La Administración pública está plagada de esta cultura del bache. Se hacen libros que se quedan en bodega porque nadie está autorizado (sic) a venderlos. Se revisan tres veces los papeles antes de que pasen a autorización para expedir un pasaporte y es hasta la cuarta revisión que te pueden regresar, porque el papel no es el correcto (literal). El SIAPA abre la calle, repara el tubo pero no está autorizado para taparlo (ése es negocio de otro). El bache es cultura."

Diego Petersen Farah
(v.pág.3 del periódico Público del 13 de julio de 2007).


"La historia muestra que los mexicanos no sólo disfrutan las novelas fantásticas: también los cuentos chinos. El más reciente, bautizado como chinogate, empezó con la declaración del presunto narcotraficante Zhenli Ye Gon de que 150 millones de dólares en efectivo de los más de 205 millones encontrados en su casa de Las Lomas pertenecían (coopelas o cuelo) a la campaña de Felipe Calderón. No dio ni datos ni pruebas, pero todo mundo creyó el cuento. Los medios reprodujeron las declaraciones y los políticos exigieron 'indagar las imputaciones', que resultaron al final insostenibles: Ye Gon negó antier que el dinero procediera de la campaña del PAN."
"El gusto de los mexicanos por los cuentos chinos no es nuevo. 1996 fue un año especialmente rico en ellos, que quiero aquí evocar con dos ejemplos. Son muy buenos."
"El 1 de mayo de 1996 un noticiario de la televisión alertó sobre las mutilaciones de animales en las regiones de Jalisco, Sinaloa y Veracruz. Las primeras especulaciones hablaban de una nueva especie de murciélago gigante de metro y medio de alto y 9 kilos de peso, que habría inmigrado de Sudamérica. La historia fue recogida y difundida por la prensa. El miedo cundió. La gente del campo dejó de salir de sus hogares, sobre todo de noche. Resultó traumática la noticia de que seres humanos habían comenzado a ser atacados por El Chupacabras. Teodora Reyes, vecina de un villorrio de Sinaloa, enseñó a la televisión unas marcas que parecían laceraciones o quemaduras, producidas por una garra del Chupacabras. Angel Pulido, granjero de Jalisco, mostró pinchazos semejantes en su brazo, debidos a un gigantesco murciélago que semejaba a una bruja. En Nayarit, la policía judicial, según se dijo, abrió fuego contra un Chupacabras. Fue el tema de honor durante semanas de todos los diarios y noticiarios de la televisión. La secretaria del Medio Ambiente tuvo que poner un alto, cuando los murciélagos empezaron a ser masacrados por la población: la muerte de los animales, dijo, no estaba vinculada con monstruos, sino con felinos y caninos asolados por las sequías de México."
"El 9 de octubre de 1996 una vidente llamada La Paca reveló al subprocurador Pablo Chapa Bezanilla que en la finca El Encanto yacía enterrado el cadáver de Manuel Muñoz Rocha, asesinado con un batazo en la nuca por Raúl Salinas. Era en realidad la calavera de quien en vida había sido el suegro de La Paca, exhumada de un cementerio de Tláhuac. "¡Es él!", exclamó el subprocurador, ataviado con su ropa de campaña. "¡Es Muñoz Rocha!". Había policías, reporteros y camarógrafos. Salinas acusó a la fiscalía de haber sembrado el cadáver, cosa que negó en el acto ("la acusación es absolutamente irresponsable", dijo) el procurador general de la República. El PAN y el PRD añadieron que el hallazgo mostraba "la profunda descomposición del sistema político de México". La atención del país estuvo acaparada, durante meses, por este ejemplo particularmente fascinante de su género predilecto: el cuento chino."

Carlos Tello Díaz
(v.pág.24 del periódico Público del 16 de julio de 2007).


"La credulidad no tiene más límites que la sensatez: ofrezca usted una información sensata, fundada, y nadie la creerá. Diga que Marte se verá como la Luna llena, que la NASA oculta cadáveres de extraterrestres o que Fox ganó su campaña gracias a teorías esotéricas de Jodorowski y serán verdades irrefutables... Ni cómo ayudar..."

Luis González de Alba
(v.pág.33 del periódico Público del 19 de agosto de 2007).


"'Debe ser castigo de Dios', especuló alguien, a raíz de la tragedia del domingo pasado en el Río Cuixtla, a inmediaciones de San Cristóbal de la Barranca..."
"Si no fuera una expresión ingenua, podría tildársele de blasfema. En todo caso, ninguna de esas desgracias es, en rigor, una fatalidad. Por una razón: porque la inmensa mayoría -por no decir todas-, propiciadas por un candor rayano en la estulticia, con cinco centavos más de prudencia y cinco centavos menos de fe ciega en que Dios nos va a salvar, siempre, de todas nuestras barbaridades, son perfectamente evitables."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 21 de agosto de 2007).


"Por lo visto, el que entiende las telenovelas entiende el corazón de los mexicanos. Yo no. No sé qué demonios le ven a una historia interminable, ni de dónde sacan tanto tiempo para sentarse a vivir las vidas ficticias de otros, en lugar de las propias."
"Hay algo de ilusión constante, de sublimación de los sentimientos y de involucramiento en los espectadores. Tiene que haberlo. Pero yo jamás lo he logrado. La única telenovela que vi completa fue Mundo de Juguete, y eso porque yo era niño y a Graciela Mauri se le veían los calzones cada vez que se subía a los columpios. No sé si era perversidad de los productores o qué, pero ese fue el gancho que me hizo quedarme como menso viendo meses enteros si Irma Lozano se conseguía o no un señor para realizar su más pútrida fantasía: casarse."
"Casarse. Esa ilusión la gente tampoco la ha perdido. Desde la más jipi hasta la más liberal, pasando por todas las mujeres mexicanas, la ilusión de conseguirse un saco de gases que duerma y se despierte con ellas sigue ahí; no importa que los matrimonios duren menos que la carrera de Federico Vega, las mujeres creen que se puede y se podrá. Y ahí las tienen: viendo madrastras y privilegios, Catalinas Creel con mirada tuerta y Angélicas Aragón con mirada de mujer, soñando que algún día aparecerá algo parecido a Fernando Colunga en sus vidas, con todo y espada en la mano, para llevárselas en el barco de la Pasión."
"No lo entiendo. No entiendo ni siquiera el subgénero del 'continuará' y mucho menos cómo pueden volver a una historia que se cuenta, otra vez, en cada capítulo, por si algún alma peregrina decidió esa tarde sentarse por primera vez a verla. En ese sentido las telenovelas son democráticas: nadie se queda atrás. Ves una y te la sabes toda. Es más, ves la entrada y te enteras no sólo de qué se trata, sino hasta en qué va a acabar. Los muy avispados pudieron armar el rompecabezas de la entrada de El Privilegio de Amar y Mirada de Mujer desde el inicio de sus transmisiones; los más lerdos se enteraron hasta el final que la historia había sido completamente contada, cada noche, en cada presentación."
"No me gustan las telenovelas. Me gusta, sin embargo, la música de las telenovelas. Me gustan las cursiladas como aquella entrada con Ana Martin en un columpio como para sueño de travestis de bar de la Zona Rosa."
"Me encantan las leyendas sin contestar, como la del paradero de la Nana Tomasita, y me gusta pensar que el parche de Catalina Creel en verdad había sido recortado de lo que sobró en San Angel de un comercial de Vicky Form. Me encanta imaginarme la cara de Lucía Méndez cuando vio que estaban atropellando un maniquí que supuestamente era su personaje, porque de ella se habían 'encargado' como en la mafia siciliana..."
"Por lo demás, dejo que este país, en paz, siga sentándose frente a los sillones, con sus cigarros o sus refrescos, a imaginarse que son Alma Delfina y se van a ligar a Jaime Garza (Dios mío, si ese es el premio, ¿cómo estará el castigo?). Yo me quedo con el cine, o con las caricaturas que, estoy seguro, deben parecerse mucho a las telenovelas, con la pequeña salvedad que, en los mejores casos, empiezan y terminan esa tarde y, por lo tanto, nos liberan para tratar, tal vez, de perseguir nuestras propias historias."

René Franco
(v.revista Mi Guía del 19 al 25 de septiembre de 2007).


"Se le preguntó a 1,200 tapatíos sobre sus vínmculos entre migración y trabajo."
"¿Debe facilitarse a los mexicanos migrar a otro país para trabajar?"
Sí = 82%
No = 16%
"¿Debe facilitarse a los extranjeros venir a México a trabajar?"
Sí = 61%
No = 39%

(V.pág.23-A del periódico El Informador del 21 de noviembre de 2007).


"La hegemonía del catolicismo en Jalisco no es sólo de membrete. Los católicos son, además de muchos, muy creyentes y muy practicantes, pues según ellos mismos manifestaron al ser encuestados, casi la totalidad de los jaliscienses cree en Dios (95% de la población urbana y 97% de la población rural) y no tiene dudas de su existencia real (80%)."
"La creencia en que existe una vida después de la muerte se mantiene vigente entre los jaliscienses: una tercera parte cree que existe el cielo y el infierno, poco más de la tercera parte cree en la resurrección y el juicio final. Y llama la atención la introducción de la creencia oriental, con matriz en el hinduismo, basada en la reencarnación, ya que una sexta parte de los citadinos dicen creer en ella, así como en la creencia new age de unidad con el cosmos, que tiene como soporte la creencia holística basada en ver a la unidad como parte del total de la energía del cosmos. Sin embargo, a pesar de que la mayoría de los jaliscienses son cristianos, esto no los priva de ser "creyentes a mi manera" y de incorporar diversas creencias, las que se corresponden con la doctrina católica son las que nutren la mayoría de los imaginarios [como son la Santísima Trinidad (80%), el poder milagroso del Espíritu Santo (80%), los ángeles guardianes (66%), las imágenes milagrosas (67%) y el diablo (57%)]. Pero también hay que resaltar que persisten creencias en fenómenos que han sido tachados como supersticiosos y parte de la ignorancia popular, o del medio rural, como son las creencias en fantasmas y aparecidos (39%). Mientras que la creencia en nahuales, que tienen una raíz ancestral en el pensamiento indígena de los antiguos pobladores de Jalisco, ya no tiene mucha vigencia (apenas uno de cada cien cree en ellos); y parece estar siendo suplantada por seres de la mitología escandinava, como son los troles y los duendes (16.5% de creyentes en la ciudad y 32.3% en el campo). Lo que llama más la atención es la aceptación de creencias que provienen del oriente, como son la creencia en el karma (26%), o la creencia espiritista basada en seres de luz (44%), o los relativos al contacto con extraterrestres, que se basan en imaginarios relacionados con la ciencia ficción y en los mensajes mediáticos (22%)."
"Además de las prácticas tradicionales, los jaliscienses son asiduos a la lectura de horóscopos (27.5% de la población urbana y 23.5% de la rural), y tan sólo una décima parte practica la lectura de tarot, I-Ching o caracoles. Vale la pena señalar que la lectura de los horóscopos supera la frecuencia de los pagos de manda y las peregrinaciones a los santuarios."
"Los jaliscienses responden al modelo de "católicos a mi manera". La religiosidad a la carta es cada vez más evidente y está día a día más presente en los hábitos y consumos cotidianos de los pobladores de la región."

(V.pág.6 del periódico Público del 25 de noviembre de 2007).


"Vengo desde El Chico, Estado de México, porque soy mecánico y sólo tú, Gran Señora, puedes hacer que aparezca mi caja de herramienta que es mi modo de vida... De rodillas, Virgencita, vengo hasta tu altar para que me auxilies y me consueles en una gran congoja que tengo: figúrate, Virgencita, que mi marido el Nabor se fue hace tres meses a trabajar con los gringos. Entonces, se me apareció Rufino y yo creo que algo me dio, porque no supe más de mí. Ahora estoy esperando un bebé de Rufino y yo te pido Virgencita, por el Niño Jesús que ha de ser lo que más quieres, que me ayudes a que Nabor se quede en Estados Unidos un buen rato, mientras nace la criatura. Ya si viene Nabor, le explico que me lo mandó de Chignahuapan mi prima Lotaria que es buena de pecadora... Morenita: yo vengo de Cancún y vengo a cumplir una manda que hice. Ahí tienes, Virgencita, que yo le voy al Atlante y en la final contra los Pumas, de puro gusto, creo que me aventé como cuatro six-packs y me quedé como de piedra, haz de cuenta como Chac-Mol. Yo no me acuerdo de nada, pero dice mi compadre el Cautín que, cuando íbamos 1-1, yo hice la promesa de venir hasta acá a darte las gracias si ganábamos. Gracias. Ya llegué. Ya me voy. Cómper... Mira, Gran Señora, el Hugo y yo que me llamo Epigmenio Alpuche, aunque mi nombre artístico sea Alan Rocket; bueno, el Hugo y yo formamos un dueto musical muy exitoso, aunque todavía no nos presentamos en ninguna parte. El Hugo no pudo venir porque se puso muy malo de la pendis y por eso vine yo solo, pero aquí ya entrando a Los Misterios, me robaron mi guitarra; entonces nada más tengo este peine y un papelito de china para agradecer tantos favores con música de Lara, Curiel y Alcaraz que dicen que son tus favoritos. Voy... Yo, Gran Señora, sólo vengo a pedirte la paz mundial y que desaparezcas a mi suegra. Aunque empieces por lo segundo, mucho te lo he de agradecer. No te quito más tu tiempo... Señora bondadosísima, tú me ves muy elegante, pero no siempre he sido dama del Pedregal. Tuve una juventud muy tormentosa y pues ya lo dice el pueblo: primero el retozo y luego el mocoso. Nació Ricky que a los cuantos días de nacido, yo escondí en la maleta de mi prima Conchis que se iba de misionera al Congo. Lo que es la vida: ¿creerás, ¡oh, Señora!, que ya regresó Ricky? Una cosa es tener 10 días de nacido y otra tener 21 años. Según me explicó el tal Ricky, a su tía Conchis se la comieron, pero él logró huir. Ahora quiere mucho dinero, porque si no dice que va a rajar con mi marido y mis cuatro hijos. Yo, Virgencita, no te voy a pedir que lo mates, aunque no sé de qué humor vengas, pero lo que sí puedes hacer es iluminarlo con una vocación misionera para que se regrese al Congo. Te lo encargo mucho. Acuérdate que yo cada año te traigo estas rosas de invernadero y no las que te trae la chancla popular que son rosas muy ruchis..."
"Yo no sé cuántas de estas demasías tuvo que escuchar la Virgen de Guadalupe en las últimas horas. No me parecen síntomas de una sociedad sana, sino de una comunidad sumisa, agachada y haragana. Este es mi punto. Todas las creencias son respetables, mientras no atropellen a terceros, o sirvan para explotar a una comunidad, o mantenerla en la idiotez. La Virgen Morena me cae muy bien y me congratulo de que todo un pueblo celebre su santo, aunque me gustaría que lo hicieran con generosa devoción, sin sangre y con el compromiso de estudiar y trabajar todos. Los templos no son dispensarios, ni agencias de colocaciones, ni lugares para conseguir chamba. Los templos son para estar con Dios y purificar el alma."

Germán Dehesa
(v.pág.1 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 13 de diciembre de 2007).


"El artículo acerca de los rituales, publicado en la edición dominical de 'Desde la fe', el órgano informativo de la Arquidiócesis Primada de México..."
"En la hipótesis de que, como dice 'Desde la fe', sean 'expresiones de magia, y, por tanto, pecado' los ritos del Año Nuevo (las 12 uvas, la ropa interior roja o amarilla, 'barrer hacia afuera para echar de casa los males' o 'dar vuelta a la manzana cargando las maletas para asegurarse un viaje'), cualquiera se preguntaría qué son, si no la promoción abierta, sí, al menos, la complacencia, el disimulo o la sistemática tolerancia eclesial ante prácticas decididamente supersticiosas como el uso de veladoras para obtener bendiciones de Dios o de los santos; o el de velas benditas -por sí mismas: sin necesidad, siquiera, de acompañarlas de plegarias- al efecto de conjurar las cíclicas amenazas de catástrofes, calamidades o 'fines del mundo'; o las imágenes de Cristo o de la Virgen en determinadas advocaciones para asegurar la salud, o las de San Martín Caballero para asegurar éxito en los negocios, o las de San Antonio para conseguirlo en el amor, etc..."
"Al deplorar las condiciones en que se encuentra la fe, en suma, convendría empezar por cuestionarse si no es la Iglesia la principal culpable, al equipararla, en la práctica, con la superstición y con lo que ella misma tilda de 'magia, y, por tanto, pecado'."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 2 de enero de 2008).


"El sacerdote José de Jesús Aguilar, experto en tradiciones religiosas y arte sacro, explicó que confiar en las predicciones va contra el pensamiento católico, pues la Iglesia considera que el hombre es el que decide su propio camino, además de que no cree en la magia."
"Expuso que en la actualidad algunos medios de comunicación han dado cabida a todo tipo de esoterismo, pues personas que se autodenominan brujas, brujos, adivinos, magos y otros se anuncian para prestar sus servicios como si fueran cualquier producto."
"Precisó que una mala reflexión hace que mucha gente desesperada, que quiere comenzar el año de la mejor manera, recurra a las predicciones de esos 'charlatanes'."
"También hay quienes convocan a los medios para dar a conocer sus pronósticos para el año que inicia, confundiendo a la gente sobre los acontecimientos que aseguran ocurrirán y que siempre resultan una falsedad."
"Por ello, el también subdirector de Radio y Televisión de la arquidiócesis pidió a la gente partir de la reflexión, del trabajo y el esfuerzo para lograr sus metas en el año que recién inició."

(V.Notimex del 2 de enero de 2008).


"El gasolinazo es el petate del muerto, envoltorio de cifras, ideas, hechos, que a casi nadie le importan. Por eso fue refrescante leer al lector Javier Mercado (Correo, 14/01/08, p.15), quien sin aspavientos abrió el petate y mostró que no contiene ningún cadáver putrefacto que acabará con la paz y la precaria estabilidad económica nacional: el gasolinazo se traduce, de acuerdo a lo que nos dijo Javier, en el incremento mensual de un peso para llenar un tanque de 50 litros de gasolina, lo que redundará, al final del periodo que abarcará, un año y medio, en un aumento de 18 pesos; es decir: al mismo tanque le pondremos menos de 3 litros de gasolina si como en diciembre pasado quisiéramos gastar los mismos 350 pesos, pero en junio de 2009."
"Otro tanto sucede con el TLC y el fin de los aranceles para ciertos productos agrícolas; el conjuro maligno que las siglas T-L-C representan impide detener la ignición de locomotora del Apocalipsis que muchos buscan echar a andar. Luis González de Alba en su columna La calle (Acentos, 14/01/08, p.17), aportó datos contundentes, y remató uno de sus párrafos así: 'Pero con el TLC que concluyó [Manuel Camacho Solís] como Secretario de Relaciones Exteriores de Salinas nos hizo un país más competitivo. Y comemos mejor. Aunque todavía no todos. Pero si el maíz no paga un 206% de impuesto se debe al TLC firmado por Camacho.' En el mismo tenor se expresó el lector Gustavo Díaz Barriga Arceo (Correo, 17/01/08, p.17): 'Antes del TLC, en México había un consumo de carne de 34 kilogramos más o menos por habitante. Después del TLC, más de 60 en promedio. (...) En maíz, México produjo 24 millones de toneladas en 2007. En 1993 se producían 18 millones. Más competitivos'."
"Tanto los lectores como el intelectual pretenden clarificar el paisaje lleno de declaraciones, marchas y clichés (el campesino pobre y sufriente, la invasión extranjera, el gobierno incompetente, etc.). Javier Mercado, en la introducción de su texto sobre el gasolinazo cuenta la discusión que tuvo con un taxista; Gustavo Díaz Barriga dice que busca contribuir a la explicación de 'los nuevos impuestos y el TLCAN'; González de Alba expuso la información que posee, las conclusiones a las que llega con ella y pidió, irónicamente, que alguien le explique."
"¿Por qué destacar estos 3 textos? Porque si nos atenemos a la percepción que nos queda luego de leer los periódicos, de escuchar los noticieros, es que la cosa no pinta bien para el país: el gasolinazo dará al traste con el control inflacionario y será un hueco en el bolsillo de los ciudadanos; el TLC será el tiro de gracia para los campesinos, para la productividad agraria nacional. No importa que en los medios haya voces que matizan, que representan una realidad otra, los titulares se superponen y siempre tendrá más espacio una manifestación en contra de... lo que sea, que la voz mesurada, con datos y argumentos, que complementa, que invita a la reflexión y a la toma de postura meditada."
"Gasolinazo, TLC, lo trascendente es la capacidad de nombrar los males, de motejar a los enemigos, no importa lo que haya detrás del vocablo acuñado; en el mundo del periodismo, trascendente es un suceso de coyuntura -económica, deportiva, política- que pierde interés al empuje de otros sucesos, pero que no obstante permanece en los titulares -para lo que sea menester- convertido en nombre-noción, estímulo masivo vacío de contenido que provoca reacciones pavlovianas; le viene bien a articulistas, medios con intereses políticos ocultos, opositores al gobierno, a políticos arribistas y a ciudadanos descuidados, pues con una sola palabra definen al país devastado que les gusta imaginar, denuestan, juzgan y sentencian. No es suficiente que con lupa encontremos las distintas versiones, habría que darles la misma jerarquía. Para que un término como gasolinazo alcance ciudadanía es necesario apuntalarlo con una dosis de ignorancia dirigida, la que sólo tiene posibilidad de imponerse cuando es voluntaria y acríticamente aceptada por quien la recibe."

Augusto Chacón
(v.pág.3 del periódico Público del 20 de enero de 2008).


Aún cuando la intención es edificar el nuevo aeropuerto en una zona federal, afectará las tierras de la región, la plancha de concreto de las pistas dañará los mantos acuíferos de la región, por lo que es un riesgo que esté cerca de las tierras de cultivo.

María Trinidad Ramírez, esposa de Ignacio del Valle Medina, líder de los ejidatarios que se opusieron en 2001 a la construcción de la terminal aérea en tierras ejidales y quien ahora se encuentra recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano
(v.pág.3-A del periódico El Informador del 22 de enero de 2008).


Las personas de entre 15 y 29 años de edad son más susceptibles de sufrir accidentes en sus centros laborales, debido a la impericia o incluso al "machismo" con que desempeñan sus actividades.

(V.pág.18 del periódico Público del 24 de febrero de 2008).


"Curioso y elaborado montaje que hemos desarrollado en este país -y supongo que en otros de Latinoamérica- alrededor de la también llamada Semana Mayor: un momento como ningún otro en todo el año en que toma uno a todos los integrantes de la familia, incluidos compadres, primos segundos y parientes políticos, los refunde como puede en cualquier medio de transporte que tenga a la mano y, sin decir 'agua va', se lanzan con singular enjundia a cualquier lugar, siempre y cuando éste tenga alguna relación con el agua, así sea el puro nombre, como Aguascalientes o Chiguagua."
"Y entonces trepan parientes y colchonetas, van por la vereda tropical hasta llegar al paraíso (es un decir: seguro estará atiborrado y se convertirá en un infierno), y luego -como en el poema de San Martín de Porres- comen en un plato perro, pericote y gato... porque no hay lugar donde se pueda entrar sin reservación, ni ajustó el dinero para restaurantes."
"Y entonces, si salir de vacaciones en Semana Santa es una pesadilla, ¿por qué agradezco? Porque siempre me quedo aquí, encerrado. Salgo a trabajar, si acaso, y eso porque no he encontrado el antídoto. Y a veces a un parque, para que la señora se oree, mi espíritu se desfogue y los niños se alegren."
"En Semana Santa, recorrer la ciudad -cualquiera, sobre todo las grandes urbes- es un placer. El tráfico baja a menos de la mitad y es posible pasmarse con el milagro del silencio citadino. Recuerdo haber paseado en bicicleta, no hace mucho, en los mismísimos ejes viales del Distrito Federal. Pero tengo algo que lamentar, por cierto: esta semana no he constatado el prodigio. No sé si son mis nervios, pero fuera del lunes -que fue feriado-, las arterias viales han estado aquí igual de atareadas e histéricas que siempre."
"Aviso a mis conciudadanos: a ver si se van largando. Aquí es-tor-ban."
"Tan hermosas, las playas de Jalisco, Colima y Nayarí, por mencionar las más cercanas. Inspirador, el turismo de montaña -o de cerritos, pues-. Vigorizantes, los deportes extremos... como asomarse a cualquier balneario popular con unos 20 chiquillos ajenos y luego dejarlos por ahí sueltos. Apacible, la búsqueda de alojamiento en el turismo rural. Bueno, apacible luego de encontrarlo, de otra manera, ya te quiero ver a las 10 de la noche, sin habitación, a media plaza del pueblo, con los niños peleando y una mujer al borde de un ataque... en Tepescohuitlán, Jal. Población, 200 habitantes. Principal actividad económica, agricultura... en Texas y California, o narcotráfico en las barrancas que atravesaste para llegar ahí."
"De cualquier manera, la aventura es lo que cuenta. Lánzate. Acá te cuidamos el ranchito."

Paco Navarrete
(v.pág.6 del periódico Mural del 20 de marzo de 2008).


"Resulta sorprendente ver -en las pocas zonas donde sí tenemos puentes peatonales- que todo el tiempo hay personas intentando cruzar la avenida, sacándole la vuelta a los carros como si se tratase de un deporte extremo."
"Es el caso de la entrada de San Juan de Ocotán, en la calle 5 de Mayo, donde, por increíble que parezca, hasta los perros callejeros utilizan el puente. Así es, el otro día andando por la zona me topé con esta imagen, un perro callejero cruzando por el puente mientras que algunas personas cruzaban sobre la avenida, estando a unos cuantos metros del puente construido específicamente para no tener que arriesgarse a ser atropellado. De alguna manera el perro entendió lo que muchas personas aún no entienden o no les importa. Flojera, prisa, o 'no pasa nada', muchos son los pretextos, pero la realidad es que ha habido una gran cantidad de accidentes que pudieron haber sido evitados."
"Si bien es cierto que el pequeño número de puentes peatonales es un problema, el hecho de que los que hay no se utilizan como debiera, es un problema aún más grave. Recuerden que 'más vale prevenir que lamentar'; subir una rampa o unos cuantos escalones no es la gran cosa si lo comparamos con lo que ganamos, o mejor dicho lo que evitamos perder."

Omar Alejandro Aguilar
(v.pág.6 "Cartas del lector" del periódico Mural del 20 de marzo de 2008).


"¿En qué son diferentes el integrante de una barra de futbol, como esas que tronaron un concierto de cumbia villera en un plantel de Lamar, un emo del parque Agua Azul y un punk del Tianguis Cultural? Si nos atenemos a los hechos de las últimas semanas, en nada. Los 3 son personajes urbanos que se parapetan en su supuesta originalidad y comparten ese estado de imbecilidad que caracteriza a todos aquellos que justifican sus ganas de aplastar al otro con un discurso en el que lo único que suena son los golpes."
"Las patéticas guerritas de intimidación urbana entre emos y punks, que esta última semana han sido el tema de moda en los medios para abordar el tema de la intolerancia y la violencia, dan pena ajena. Ver a las tribus juveniles enfrentarse estúpidamente, no es sólo una franca contradicción a la vocación antisistema que se supone las debería animar, sino que las pone al nivel de los patéticos integrantes de las barras deportivas, esos que en bola y sin que la policía ose intervenir pueden desde dar portazo a un concierto hasta desquiciar la entrada al Estadio Jalisco, gracias a una mezcla de corrupción e impunidad que todo mundo pasa por alto."
"Pareciera que ser parte de un colectivo hoy significa enfrentarse a madrazos con los del colectivo de enfrente, ya sean los emos, los punketos, los fanáticos del futbol (antes llamados porristas y entre los cuales hay bastantes ya no tan jóvenes) o los skatos, por mencionar algunos. Claramente nadie esperaba que un verraco con una chela en la mano y la camiseta de un equipo de futbol (el que sea) viniera a cambiar el mundo. Pero quizá sí se creía que podía esperarse algo de esas tribus que se supone logran conectar una neurona con otra y abrevan en tradiciones supuestamente más intelectuales que el color de una camiseta antes de definir sus ideologías."

Myriam Vidriales
(v.pág.14 del periódico Público del 21 de marzo de 2008).


"Una gitana y su marido fueron detenidos luego de que la mujer engañó a otra haciéndole creer que aumentaría su dinero con una 'bendición' y le quitó 60,000 pesos."
"El martes, una pareja fue a Periférico y Mariano Otero a comprar un auto, pero la mujer se separó de su esposo para ir a la tienda."
"Entonces fue abordada por Fresa Mendoza Brandy, de 22 años, y otra mujer no identificada, quienes dijeron ser gitanas y que la harían aumentar su dinero."
"Las gitanas envolvieron los 60,000 pesos en un pañuelo para 'bendecirlo' y hacer que aumentara, pero lo cambiaron por otro que envolvía recortes de periódico y escaparon."

(V.pág.5 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 24 de abril de 2008).


"De acuerdo a un artículo publicado en El Universal por Martha Oliva Hernández en noviembre de 2007, el uso inadecuado y a veces irresponsable que los mexicanos hacemos de los antibióticos se ha convertido ya en un problema de salud pública. Tan sólo en el Distrito Federal 37% de la población ya es resistente a algún medicamento. La automedicación, un mal diagnóstico o el finalizar el tratamiento antes de lo prescrito, facilitan la resistencia bacteriana. México se encuentra entre los primeros lugares de resistencia bacteriana. Triste récord."
"Puedo entender el punto de vista de quienes se auto prescriben medicamentos. El ir a un doctor es caro y toma tiempo. En las clínicas de asistencia la espera es, muchas veces, de varias horas. Nuestras complicadas vidas no necesitan el gasto extra ni las horas de espera. Pero es necesario reconocer que no somos médicos y que en algunos casos la automedicación puede agravar la enfermedad y causar serios daños a la salud. El medicamento que le funcionó divinamente a un tío o a tu hermano puede no ser el que necesitas, aunque los síntomas se parezcan. No basta con ir al doctor, además es necesario seguir las instrucciones al pie de la letra. La dosis debe ser justo la que el médico señala, ni más ni menos. Aquí no aplica la regla de si uno me hace bien, 2 o 3 me curaran más rápido, lo único que nos ocasionaran es una sobredosis. Tampoco se vale el dejar de tomar la medicina cuando ya nos sentimos mejor. Si el doctor dice que 7 días de antibióticos, es por algo. El tiempo y dinero invertidos en la consulta pueden ahorrar a los que te quieren un buen susto; o salvarte la vida."
"El preguntarle al dependiente de la farmacia que nos recete para tal o cual padecimiento, tampoco es solución. Por mucho que lo veamos con batita blanca, el dependiente no es doctor, ni químico fármaco biólogo. En la mayoría de los casos, para obtener un empleo en una farmacia, sólo se requiere saber leer, escribir y atender bien a los clientes. Desafortunadamente, la legislación mexicana es muy flexible para la venta de medicamentos. A excepción de los psicotrópicos, cuya venta está controlada, la gente puede adquirir sus medicinas sin receta. Mientras cambian las leyes, no nos queda más que cambiar nuestra percepción del tema, por que la automedicación puede ser cuestión de vida o muerte."

Fernanda de la Torre
(v.pág.33 del periódico Público del 27 de abril de 2008).


"¿En qué creen los mexicanos?"

"80% de los mexicanos cree en los ángeles."
"65% cree que existe el más allá, pero 85% afirma que las experiencias cercanas a la muerte son evidencia de que hay vida después de ésta."
"Una tercera parte afirma que vivos y muertos pueden comunicarse."
"27% de los encuestados creen en la brujería y dicen que el mejor remedio son las limpias."
"1 de cada 6 coquetea con la idea de la reencarnación. Algunos piensan que, con una regresión, es posible averiguar de qué época venimos y qué fuimos."
"50% cree en la astrología."
"12% recurren al tarot."

Camila Villegas Amtmann
(v.revista Selecciones del mes de mayo de 2008).


"Ernestina Godoy es la presidenta de la Comisión de Garantías del PRD, quien ya fue notificada del fallo del TEPJF y de sus plazos fatales. Ayer me dijo que ahora deberán determinar qué es 100% de los votos, a lo que le contesté que todos, y ella arguyó que eso ya lo verán ellos, en lo que queda de su Comisión Electoral."

Joaquín López-Dóriga V.
(v.pág.2 del periódico Público del 9 de mayo de 2008).


"Cuando se habla de vivir mejor, la gente lo asocia con la suerte o con la posibilidad de que 'alguien' haga algo por ellos y que mágicamente se mejore nuestra situación, como buenos hijos que somos de una cultura paternalista inmersa en nuestra sociedad. Por eso la encuesta que hizo la Universidad Nacional Autónoma de México para Banamex sobre la cultura financiera en México, resulta aleccionadora."
"A 69% de los encuestados no le interesa leer ni enterarse del mundo financiero o del ahorro; 70% piensa que la única manera de ahorrar es en las tandas; 22% cree que ahorrar es tener su guardadito en casa, y 75% de los que han pedido prestado en el último año, lo han hecho de manera informal."
"En promedio, 31% de los encuestados gastan más de lo que ganan y siempre viven endeudados. Entre menor es el nivel socioeconómico, mayor es este porcentaje de endeudados, lo que produce un estado constante de tensión y podemos inferir que se convierten en presas de los usureros, que cobran intereses desmedidos y sin que les importe les embargan lo que sea, incluyendo la máquina de coser."
"No entienden que hay que vivir ajustados a los ingresos y que hay que ajustarse a un presupuesto, menos que dejen de pagar más del doble de que lo que piden a los aboneros que pasan todas las semanas por su intereses, amenazando su vida y creando así el círculo vicioso que exige otro préstamo adicional, hasta el agotamiento y una quiebra moral y económica."
"15% ciento decide ahorrar para poder comer; otro 15% para las emergencias y otro más para la salud; 11% para mejorar su vivienda y 10% para educación, el resto está pulverizado en otros conceptos como la vejez, el desempleo o los gastos personales."

Martín Casillas de Alba
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 24 de junio de 2008).


"English spoken"

Juegos artificiales. Abusan del turista.
Pintura fresca.

"Medicina moderna"

Jarros locos. Se cura el hígado.
Curandera
Para diabéticos. Médico general.
Charales

"Arquitectura mexicana"

Diseño de clase mundial por político anónimo.

Hay que ir llamando a los jurados del Pritzker: tenemos a un nuevo Luis Barragán.


"La Procuraduría de Justicia del estado de Hidalgo presentó a 2 mujeres acusadas de haber matado a su cuñada y a su sobrina por, supuestamente, practicar brujería."
"Ambas mujeres se declararon confesas del doble crimen al advertir que su madre ya había muerto como consecuencia de las prácticas de hechicería que había cometido su cuñada."

(V.pág.10 del periódico Mural del 3 de julio de 2008).


"El episodio del joven [Andrés Leonardo Gómez Emilsson] que eructó, con toda la insolencia de que se puede ser capaz cuando se tienen 17 años y no se ha tenido una buena cuna, el epíteto de 'espurio' al presidente Felipe Calderón, todavía consiguió apologistas (uno, al menos..., de cuyo nombre, como en El Quijote, no vale la pena acordarse) que le elogiaron la supuesta 'congruencia'. 'Congruencia', por cierto, es un hermoso vocablo que suele utilizarse para retratar a quienes se esmeran en ajustar los actos de su vida al rigor de sus principios. La Real Academia lo equipara con 'coherencia' y con 'relación lógica'. De donde se desprende que llamar 'congruente' a quien le dice 'espurio' en su cara al presidente y se niega a estrecharle la mano, pero le recibe el cheque de 130,000 pesos del Premio Nacional de la Juventud, equivale -digamos por ejemplo- a dar por salvada la moralidad de la prostitución, al menos en alguna de sus formas."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 8 de octubre de 2008).


"Esterilidad campesina"

"Gumersindo le decía al dueño de la estancia:"
"Fíjese patroncito que juimos al dotor y le dije: mire dotor, es que tenemos un problema: mi mujer y yo queremos tener condescendencia y no podemos, pero no sabemos si es poque yo soy omnipotente o mi mujer es esmeril."
"Desdiantes juimos a otro dotor y nos dijo que mi mujer tenía la vajilla rota y la emperatriz subida, y como ademá la operaron de la basílica, no sabemos si eso tiene algo que ver. A mí desdiace años mi operaron de la protesta y a lo mejor eso me dejó escuelas en el cuerpo."
"Nos dijeron que juéramos con otro dotor, pero en la capital, que era muy güeno. Con dicirle que en la consulta tenía dos teles conetadas a una antena paranoica. En esa consulta, a mi mujer le hicieron una coreografía y el dotor nos dijo que no veía nada raro y nos recomendo que hiciéramos el cojito a diario..."
"Entonces por 15 días ella y 15 días yo, nos estuvimos haciendo los rengos, pero nada. Nos juimos a otro dotor que nos dijo que hiciéramos vida marítima más seguido. Y nos juimos pallá, pa la costa y en todas las playas hicimos vida marítima, pero nada, eso no ha injluido."
"Más bien yo lo que creo es que mi mujer es frigorífica, porque nunca llega al orégano, pero ella dice quesque lo que yo tengo es un problema de especulación atroz."
"¿Usté qué piensa patroncito?"

(Recibido por e-mail el 22 de octubre de 2008).


"Un vendedor del sitio de subastas eBay afirmaba ayer: 'Esta es una moneda de edición limitada. Sólo se acuñaron 100 para el año 2008, de las cuales 50 fueron pulidas... No hay un idioma único en la moneda: está lista para usarse en Estados Unidos, donde se habla inglés; México, donde se habla español; y Canadá, donde se habla inglés y francés'."
"Lo que el vendedor de eBay no aclara, es que esta moneda, el amero, no es de curso corriente ni legal en ninguno de los 3 países que cita. Ni será."
"La fantasía del amero como moneda de curso corriente deja una gran lección: Internet permite crear cosas que cobran valor y por las cuales la gente está dispuesta a pagar. Lo fabuloso de este caso es que un simple individuo estadunidense haya sido capaz de alimentar una idea que está siendo más creída en México que en el vecino país: que en América del Norte habrá una unión monetaria entre los tres países del TLCAN."
"Para los aficionados a la numismática el amero debe ser una pieza curiosa en su colección. Pero para los ciudadanos mexicanos ese objeto no debería suponer una ignorancia tal como la que se está manifestando, en la que hasta los directores de las empresas preguntan a sus CFOs y a sus casabolseros si ya deben ir cambiando sus pesos por ameros."

Carlos Mota
(v.pág.2 del periódico Público del 31 de octubre de 2008).


"La brujería es un recurso habitual en la sociedad mexicana para afrontar las épocas de crisis, dijo hoy el antropólogo Reyes Luciano Alvarez."
"Alvarez puso como ejemplo la época de la conquista española, cuando los brujos indígenas comprendieron que ya no debían pedir a sus antiguos dioses, sino al católico y a sus santos, aunque en sí no variaron los rituales."
"Como muestras más recientes y no necesariamente indígenas que reafirman su teoría, el especialista citó cómo tras las crisis de las 2 últimas décadas los mexicanos han recurrido a diversas variedades de ritos que podrían considerarse brujería, como la santería y la iglesia de la Santa Muerte."
"Recordó que es común oír que 'Los Zetas', el grupo armado del cartel del Golfo, realizan rituales para 'reintegrar el alma' de sus víctimas comiéndoselas."
"'No es canibalismo, sólo comen un pedazo, son muy selectos', bromeó."
"Justificó esta recurrencia a la brujería porque 'la sociedad siempre ha querido restaurar lo roto', aunque sea un corazón roto, y si se les dice que esa actividad es una posible solución la aceptan."
"Su colega Carlos Heiras recordó sin embargo que llamar brujos a los especialistas en rituales indígenas es incorrecto, ya que es un concepto heredado de la ideología católica de la época de la conquista, donde si no te apegabas a la Biblia eras idólatra, brujo y adorador del diablo."
"En su opinión, 'el especialista ritual es el que es capaz de provocar daños en terceros', aunque se llame curandero al que sana y brujo al que daña."
"Heiras sostuvo que en realidad ambos son la misma cosa, ya que 'sólo que el que sabe dañar, sabe curar' con hechicería."
"Ante la pregunta de cómo distinguen a auténticos brujos y chamanes de meros charlatanes para sus investigaciones etnográficas, el etnólogo Alessandro Questa señaló que la auténtica 'guerra de los brujos' es la del desprestigio, ya que uno acusará a otro de charlatán y viceversa."

(V.Agencia Efe del 27 de noviembre de 2008),


"Un dominicano y 2 hombres oriundos del Estado de México fueron detenidos por agentes de la Procuraduría de Justicia del Estado en Ciudad Guzmán debido a que tienen en su contra por lo menos 6 denuncias de haber defraudado a personas a las que ofrecieron hacerles 'limpias' con las que supuestamente iban a obtener fortuna."
"Para llevar a cabo el fraude, el extranjero hacía que los clientes le llevaran cantidades de dinero para "limpiarlo" y se multiplicara, pero terminó quedándose con el efectivo e inclusive con vehículos que le entregaron."
"En las primeras sesiones con los clientes, el extranjero les pedía que le llevaran cantidades de alrededor de mil pesos, las cuales, luego de quedarse con ellas por un tiempo para 'limpiarlas', les devolvía haciendo así que le fueran teniendo confianza. Sin embargo, luego hizo que le entregaran fuertes sumas, que ya no les regresó."
"En la Delegación Regional de Ciudad Guzmán de la Procuraduría del Estado se cuentan al menos 6 denuncias, en una de las cuales se asentó que el desfalco fue de 250,000 pesos en efectivo. En otra de las querellas el ofendido entregó 150,000 pesos y una camioneta Frontier; mientras que las demás denuncias son por montos de 25,000, 60,000, 48,000, y 56,000 pesos, respectivamente."
"Al ser capturado, Luis Germán Bruno reconoció el delito y señaló que conforme la gente le fue teniendo confianza, les pidió sumas más fuerte de dinero, que según dijo, en su mayoría le entregó a otro dominicano que se encuentra prófugo. Los otros 2 detenidos señalaron que sabían la forma de operar del extranjero y que su función era ser sus guardaespaldas para protegerlo."

(V.pág.8-B del periódico El Informador del 6 de diciembre de 2008).


"Una sociedad acostumbrada a que 'alguien' les resuelva todos sus problemas, y añorante de la posibilidad que 'los saque de trabajar' como lo es la lotería, la buena suerte, el suegro, la esposa, la jubilación, en fin; si dejamos de soñar en no hacer nada y transformamos nuestro pensamiento y acciones en un quehacer que nos haga sentir bien, parte activa de la comunidad y hacedores de un mundo nuevo, seguramente que todos los buenos deseos recibidos empezarán a convertirse en una realidad gratificante."

Cuauhtémoc Cisneros Madrid, presidente de Comunicación Cultural, A.C., Asociación de Periodistas de Prensa, Radio y Televisión
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 29 de diciembre de 2008).


"Saber las reacciones del mexicano, conocerlas a través de los escritos de Octavio Paz resulta, para muchos, complejo, pero atraparlas en la comodidad del cine permite en el relajamiento que la diversión ofrece, el libre juego de la jocosidad y la tristeza, el salto mortal de la risa a las lágrimas, desequilibrio de emociones, rudas y cursis que tiñen la vida cotidiana de ésta, nuestra forma de ser. Desde Pedro Infante con su representación de Pepe el Toro, no había habido un análisis cinematográfico del carácter de los mexicanos como el que ofrece la película de Cuarón. Pero si de séptimo arte se habla, no es sólo por el esparcimiento que provoca, cosa válida en vacaciones, sino por el contenido de estas películas donde, además de excelentes actuaciones, se pone de manifiesto los 'síntomas del inconsciente colectivo' como diría Paz, para ponernos al día, ofreciéndonos la enorme oportunidad de penetrar en 'el desolado panorama de Occidente', especialmente del mexicano, para luego comprender el por qué de ese regreso constante al punto de partida: el fracaso violentado."
"Con Pepe el Toro, la identificación del mexicano fue total; no podía saberse quién retrataba al otro en el argumento. Así, se sucedieron: la pérdida del amor, el infortunio, la invaluable oportunidad de ser, de superarse, la habilidad emprendedora del mexicano, la carpintería y sus esfuerzos, y la desgracia que la ignorancia provoca; luego, como se repite todos los días en este país, ante la adversidad que lo atrapa: la bravura, la posibilidad de recuperarlo todo con sus puños; pero cuando todo parece llevar a un fin menos dramático: el exceso y la muerte... Entonces, en la vida violada del mexicano, Pepe regresa al inicio, no logró sus anhelos, no cumplió sus expectativas, pero tiene un sucedáneo... un poco de qué asirse para poder seguir viviendo en ese sin vivir del mexicano."
"Rudo y Cursi, en cambio, es tratada con mucho sentido del humor, aunque no se sabe, tampoco importa, si es planeado como parte de la ilusoria fílmica, o sólo refleja la cotidianeidad, porque todo se desarrolla en una cruda y ruda realidad: pobreza y más pobreza... al final del túnel, la esperanza, la habilidad de los mexicanos, esta vez el fútbol... el Rudo y el Cursi como estrellas llaneras descubiertas por un vivales, extranjero claro, que son llevados al éxito instantáneo, dinero y explotación, abandono y traiciones, lealtades y rivalidad de dos hermanos puestas en el juego de la vida, de la pelota, de la pantalla que se amplía hasta tocar a todos. Y la descripción que Cuarón hace de la camiseta... apego materializado del afecto materno, donde madre y equipo son uno y lo mismo... Al final, la pertinaz ignorancia, otra vez esa ignorancia que devora, lo regresa todo al inicio: los 2 hermanos terminan donde empezaron, experiencias que no suman, anhelos que se desdibujan donde obtener no significa nada y transitar lo es todo."
"Dos películas; una misma visión en 2 contextos, con un mismo final: lo inevitable, 'su propio destino como Cristo humillado'. Sólo una diferencia, la realidad mexicana actual del Rudo y del Cursi tiene una 'salvación': la que el narco ofrece... la muerte como 'máscaras mexicanas' que Paz retrató y que hoy parecen devorar lo que queda de la vida de Pepe el Toro... lo que queda de este violado país.

Lourdes Bueno, investigadora de la UdeG
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 30 de diciembre de 2008).


"Según la Cofepris, en México circulan sin control más de 21,000 productos que obtienen su registro como suplementos alimenticios pero que a la población se vende como 'medicamentos milagrosos'."
"Obesidad, osteoporosis, hemorroides, calvicie y acné, son algunas de las 'soluciones' que ofrecen."
"Las compañías han incumplido con los compromisos pactados con anterioridad y les basta con cambiar el nombre y la presentación del mismo producto, para distraer la atención, incluso pagan las sanciones impuestas con tal de difundir publicidad engañosa."

(V.pág.36 del periódico Público del 16 de enero de 2009).


"Con el apoyo de un operativo sorpresa de la policía municipal, ayer a las 20:30 horas el Ayuntamiento de Zapopan inició las acciones constructivas de apertura en Paseo Royal Country, vialidad que la autoridad asegura es propiedad pública y los vecinos, propiedad privada."
"Por la noche, cuando la policía estableció el cerco para el trabajo de la maquinaria, un grupo de jóvenes gritaba a los agentes: '¡Asalariados, asalariados!', y también: '¡Se les va el camión, se les va el camión!', lo que, sin duda, consideraban ofensas."
[El webmaster les hubiera contestado ¡Mantenidos, mantenidos! ¡Se les va la herencia, se les va la herencia!]

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 17 de enero de 2009).


Periódico Público del 13 de febrero de 2009.

"'El gobernador me habló personalmente por teléfono y me dijo que acudiera con ustedes porque me iban a dar un crédito para poner mi negocio', es la frase que en los últimos días escuchan las telefonistas del call center del Fondo Jalisco de Fomento Empresarial."
"A raíz de las 499,860 llamadas telefónicas a ciudadanos que realizó el gobernador de Jalisco, Emilio González, en un mensaje grabado el jueves y viernes de la semana pasada para ofrecerles créditos del Fojal, el call center del organismo se colapsó, lo que ocasionó la contratación de una empresa externa para la recepción de las llamadas."
"De entre 150 y 200 llamadas por día, subió a entre 300 y 400."

(V.pág.1 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 12 de febrero de 2009).


"En la intimidad del confesionario, mexicanos y mexicanas se confiesan sobre todo y por igual culpables del pecado de infidelidad, seguido de las relaciones sexuales antes del matrimonio y el robo, según la Archidiócesis de México."
"'Se da en ambos géneros por igual, antes eran más los hombres pero hoy están a la par', afirmó el portavoz de la Archidiócesis, Hugo Valdemar, quien definió el grupo de edad entre los 27 y los 50 años como el que más frecuentemente cae en esta tentación."
"El tema preocupa a la comunidad religiosa de México, por lo que ocupa un espacio importante en la predicación sacerdotal, la catequesis y la preparación matrimonial. 'Se ha hecho muy frecuente', explicó Valdemar."
"Normalmente quienes se acercan a confesar este pecado lo han cometido de forma esporádica; cuesta más que se acerque quien mantiene una relación extramatrimonial de manera continuada, 'porque no quiere abandonarla', dijo el portavoz sacerdotal."
"Pero no sólo es la infidelidad el pecado que mancha las conciencias de los mexicanos, las relaciones sexuales antes del matrimonio y el robo son también dos de las faltas más confesadas."
"Igualmente, rencores, odios y envidias en la familia o el trabajo aparecen a menudo en el confesionario."
"'Aunque la confesión ha disminuido, sigue siendo una praxis muy apreciada, con la que se experimenta paz y serenidad', dijo Valdemar."
"Además, 'se ha perdido el miedo a acercarse al confesor', agregó."
"Quienes no ponen un pie en el habitáculo con la reja donde el sacerdote presta oído y consejo al arrepentido son los miembros del crimen organizado, cuya acción ha dejado 10,500 asesinatos en los 2 últimos años de acuerdo a las estadísticas oficiales."
"'Por desgracia este tipo de personas no se acercan a confesarse, son sociópatas que no experimentan culpa', concluyó el portavoz de la Archidiócesis de México."
"Según un estudio publicado recientemente en el diario L'Obsservatore Romano, a nivel mundial los hombres se ven más frecuentemente seducidos por la lujuria y las mujeres por la soberbia."
"El género masculino cae también con frecuencia, por este orden, en la gula, la pereza y la ira. Soberbia, envidia y avaricia, por contra, se sitúan al final de su escala de pecados."
"Las mujeres, después de la soberbia, fallan en cuestiones como la envidia, la ira, la lujuria y la pereza."

(V.Agencia Efe del 20 de febrero de 2009).


"Un joven de 22 años de edad, que se inyectaba desde hace 4 meses aceite comestible, falleció en las instalaciones de la Cruz Verde de Taquepaque."
"La víctima, de 22 años de edad, vivía en la colonia San Pedrito, en el municipio de Tlaquepaque. Se había inyectado en varias ocasiones dosis de aceite comestible y hormonas femeninas en el pectoral, así como en los glúteos, con la finalidad que le crecieran, lo cual le provocó una trombosis, que le quitó la vida, según indicaron paramédicos del puesto de socorro en mención."

(V.pág.9-B del periódico El Informador del 24 de febrero de 2009).


"Fueron consignados una mujer y su novio, acusados de provocarle muerte cerebral a una niña a la que supuestamente trataban de enseñar a perderle miedo al agua, en la alberca de un balneario."
"Se trata de María Guadalupe Pérez Loza, de 23 años de edad, vecina del Municipio de El Salto, y su novio Luis Alberto Villa Martínez, también de 23, con domicilio en la colonia Loma Dorada, en Tonalá."
"La pareja deberá responder por las lesiones de la niña Leslie Denisse Moreno Pérez, de dos años de edad, quien es hija de María Guadalupe Pérez. Los hechos se registraron el pasado 28 de febrero en un balneario que se ubica a la altura del kilómetro 17 de la carretera a Saltillo, en el municipio de Zapopan, donde la pareja llevó a la niña y a su hermanito de 5 años, a las albercas."
"Testigos señalaron que Alberto Villa sumergió en repetidas ocasiones a Leslie Denisse en el agua hasta que la menor quedó inconsciente, esto ante la complacencia de la madre. Posteriormente, la menor fue llevada a la Cruz Verde Villas de Guadalupe y luego quedó internada en pediatría del Antiguo Hospital Civil, pues se le diagnosticó muerte cerebral. La pareja señaló que estaban 'enseñando' a la niña a que le perdiera el miedo al agua."

(V.periódico El Informador del 3 de marzo de 2009).


"Tras la muerte de un trabajador que fue agredido por un automovilista molesto con el congestionamiento que provocan las obras de repavimentación, el Gobierno del DF ofreció acelerar el ritmo de trabajo en ese proyecto del Circuito Interior."
"También se informó que agilizará la vialidad para evitar más incidentes como el registrado el martes que ayer cobró la primera víctima fatal, y dejó a 2 trabajadores más heridos."

(V.pág.5 del periódico Mural del 5 de marzo de 2009).


"Cuando trabajaba limpiando un hospital, a una compañera le asignaron el aseo de los 2 elevadores del edificio, de 7 pisos. Poco después, todos habíamos terminado nuestras tareas, menos ella. Tras buscarla, la hallamos en el tercer piso, muy molesta, donde nos reclamó:"
"-¿Cómo quieren que termine, si me tocó limpiar los 14 elevadores?"

(V.pág.73 de la revista Selecciones del mes de marzo de 2009).


"A pesar de los avances tecnológicos y científicos de los cuales son usuarios todos, la ignorancia o por lo menos la confusión se anida en grandes sectores de la población, así lo demuestra la Encuesta Nacional sobre Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología, realizada por el Conacyt y el INEGI en 2005, en la que se constató que 6 de cada 10 mexicanos creen que la astrología o los signos del zodiaco son una disciplina. Y aunque la mayoría de los mexicanos reconoce que la ciencia es importante, no saben exactamente cómo afecta sus vidas."
"La encuesta abarcó a unas 100,000 personas de 32 ciudades mexicanas, habrá que reflexionar largo rato en el hecho de que la mitad de los encuestados incluyó a la parapsicología y el estudio sobre fantasmas, en el conjunto de las actividades científicas."
"En nuestra región es evidente el desprecio que las autoridades sienten acerca de los temas científicos, tecnológicos y aun de la cultura, porque suelen promover como ceremonias los hechos naturales, como el equinoccio de primavera no solamente con fecha equivocada -lo que demuestra otra vez su ignorancia-, sino exhortan a sus ciudadanos, en este caso habitantes de 'Zapopan ciudad ejemplar', a asistir al tal equinoccio el sábado 21 de marzo, que en realidad fue el viernes 20 de marzo."

Martha González Escobar, divulgadora científica de la Universidad de Guadalajara
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 25 de marzo de 2009).


"Soy fotógrafo y en mi negocio restauro fotografías dañadas por el tiempo o los elementos naturales. Los cientes también suelen pedirme que 'borre' a algunos individuos de las imágenes, por diversas razones. Siempre trato de hacer un buen trabajo, completando un pedacito de ropa o piel que haya quedado atrás de las otras personas. Sin embargo, en una ocasión, una solicitud me dejó mudo. Un cliente me dio la foto de su hija con una vaca, en donde el animal cubría a la pequeña hasta el cuello, y me dijo: -Por favor, quiero que quite a la vaca para que se pueda apreciar el vestido de la niña."

Eduardo Magaña
(v.pág.67 de la revista Selecciones del mes de abril de 2009).


"Producto de un desencuentro, en muchos jardines de las banquetas de la ciudad brota un extraño fruto: recipientes transparentes con agua en su interior."
"La sabiduría popular indica que esta exótica flor tiene la virtud de alejar a los perros y proteger el pasto, pues evitaría que los canes depositen en sus alrededores sus heces u orina."
"Pero, ya sea por ignorancia o simple falta de respeto, la mayoría de los perros hacen caso omiso de los presuntos poderes del brote plástico y, sin la más mínima deferencia, se pasean a su alrededor si así es su deseo y más de uno deja su marca a un lado de éste."

Jorge Valdivia G.
(v.pág.11 del periódico Público del 19 de abril de 2009).


"La megaciudad de México se vuelve un caso mundial sobresaliente. Ninguna otra megalópolis se encuentra con esa cantidad de población a esa altura sobre el nivel del mar. Tan lejos de su abastecimiento alimenticio básico y de agua. Empezamos a reconocer como el mayor error de todos los mexicanos haber subsidiado su exagerada concentración urbana en detrimento del resto del país. Transportar las cantidades necesarias de provisiones diariamente hacia esa altura arriba de los dos mil metros sobre el nivel del mar es contrario, no sólo al sentido común sino sobre todo a las buenas prácticas económicas y ambientales. Es claro que nuestra capital así es insustentable y que gravita sobre ella el momento de mostrarse quizás como el primer ejemplo mundial de una megalópolis moderna que sufra una muerte natural, precipitada por su obesidad urbana."

Norberto Alvarez Romo, presidente de Ecometrópolis, A.C.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 28 de abril de 2009).


"Por internet y por las calles circulan ecos de rumores, leyendas y suspicacias, ante la falta de credibilidad en los gobernantes."
"Para un franelero de la avenida Chapultepec, 'esto es como el chupacabras aquel de (Carlos) Salinas (de Gortari). Ya va a ver, nos van a salir con alguna transa. Y lo malo es que uno pues no saca nada de dinero estos días, porque la gente ya no sale y ¿en qué trabaja uno?'."
"Un niño cree que es como el ántrax: 'Es un atentado terrorista', afirma con la seguridad que le dan todas las noticias que ha visto en la televisión últimamente, 'porque no tengo nada mejor que hacer... ahora sí me siento muy informado'."
"A los correos llegan mensajes de que todo es un negocio farmacéutico o una cortina de humo para despistar a la gente. Otros, los que se quedan en casa o salen con cubrebocas, piensan que son las medidas de protección mínimas para que esto 'no sea una pandemia'."
"La religión católica también está en punto de ebullición. Una creyente afuera del Templo Expiatorio recuerda a los católicos que a esta enfermedad no hay que tenerle pánico. 'Al pecado deberíamos tener miedo. Mire, todo es cuestión de fe, estamos pidiendo a la virgencita de Zapopan para que nos libre de esta influenza. Y vea, no han llegado casos a Jalisco, porque hemos abogado y ha intercedido para que no llegue esta calamidad'."
"Otra mujer va pasando con su cubrebocas y señala que no teme por ella sino por el mundo, porque esta'peste' es una señal de las cartas de Lucía: un símbolo de que se acerca el fin del mundo."

(V.pág.3-B del periódico El Informador del 4 de mayo de 2009).


"Existe en las familias mexicanas, una añeja tradición de ocultamientos, complicidades y connivencias: vean, si no, a la típica madre del delincuente reclamando airadamente la inocencia de su pequeñuelo o recuerden esas escenas de una parentela violenta que resiste ferozmente la aprehensión del ladrón."

Román Revueltas Retes
(v.pág.4 del periódico Público del 24 de mayo de 2009).


Periódico Informador del 25 de mayo de 2009.


Los problemas que tienes.


"El presidente Calderón de manera reiterada remite al pasado o al exterior como causa de nuestros problemas. Es una pésima didáctica social, además de ventajosa, ya que el pasado o el exterior difícilmente habrán de confrontar las palabras presidenciales. Estamos mal porque no hacemos lo debido, no importa lo que hayamos heredado de la Colonia, del despotismo presidencial autoritario, del salinismo o de la frivolidad foxista. Lo importante es lo que hagamos ahora para cambiar las cosas y nada de eso está ocurriendo, al menos a la magnitud del problema."

Federico Berrueto
(v.pág.2 del periódico Público del 7 de junio de 2009).


"Una de las firmantes, Bianca, dijo estar preocupada por el calentamiento."
"-¿Llegaste aquí en camión o en coche?"
"-En coche..."
"-¿No hay una línea de camión cómoda que te traiga?"
"-No, siempre ando en mi coche; los camiones contaminan más."
"La reflexión de Víctor Busteros, coordinador local de Greenpeace México, deja ver que, para evitar el calentamiento, no será suficiente la firma de las personas."

(V.pág.12 del periódico Público del 7 de junio de 2009).


"Esta semana le tocó a Daniel Karam fungir como la cabeza visible de una problemática que es inherente a la cultura en México: no somos conscientes de los riesgos. Recuerdo visitar una tienda de pisos hace 5 meses en la que los conductores de un montacargas fumaban con una mano y con la otra cargaban un bote con 5 galones de gasolina."
"Otros países avanzan porque en su ciudadanía existe una cultura del riesgo. En mi última junta de condóminos advertí a mis vecinos sobre la necesidad de que cada apartamento tenga llave de la puerta de acceso principal del edificio, para entrar o salir en una emergencia (únicamente el portero tiene llave). 'Llevo ventitantos años aquí, y nunca ha pasado nada', argumentó un individuo."
"La tragedia de la guardería ABC deja lecciones básicas; lecciones de ABC: (1) Más nos valdría comprar seguros; (2) No sobraría que los directores de las escuelas estén preparados de las acciones necesarias en caso de tener que operar en un entorno de emergencia; (3) Estaría bien que los inspectores inspeccionaran; (4) Este no fue un tema de leyes o de falta de presupuesto del IMSS, sino de cultura -o falta de ella."

Carlos Mota
(v.pág.2 del periódico Público del 12 de junio de 2009).


"La lógica histórica de la democracia mexicana ha sido quitarle poderes al presidente. Se puso el acento en evitar la sobrerrepresentación de algún partido, limitando institucionalmente la posibilidad de constituir mayorías claras."
"A fuerza de insistir en ese rumbo y de acotar al poder ejecutivo, tenemos ya una Presidencia débil, con minoría en el congreso desde 1997, con escasos poderes de veto y de decreto, y poco poder efectivo sobre los gobiernos locales."
"En el congreso es mayoritaria la oposición. Es lógico que se piense ahí más como oposición que como gobierno, que se piense sobre todo en cómo controlar al gobierno federal y a su presidente, no en cómo fortalecerlo."
"Se entiende que predomine esta lógica, y sólo ella, en partidos que no pueden plantearse el triunfo directo por la vía electoral. Se entiende menos en partidos que pueden aspirar a ganar las elecciones presidenciales y pasar de ser oposición a ser gobierno."
"Si yo fuera un partido como el PRI, que puede ganar la Presidencia en el 2012, me preguntaría qué clase de Presidencia quiero heredar cuando gane, si gano."
"Me preguntaría si quiero la Presidencia un tanto paralítica, que tenemos ahora, sin instrumentos para gobernar. O si quiero una Presidencia con facultades más amplias, capaz de proponerse las muy serias transformaciones institucionales que el país necesita."
"Nuestra democracia es efectiva, pero no es práctica, porque la hemos diseñado para que el triunfador quede siempre en minoría y no pueda gobernar sino mediante infinitas e infructuosas negociaciones con el resto de las fuerzas políticas."
"La nuestra es una democracia que sólo puede plantearse las reformas posibles, no las necesarias."

Héctor Aguilar Camín
(v.pág.4 del periódico Público del 3 de julio de 2009).


"José Ignacio Sentíes, presidente del Colegio de Notarios del D.F., sabe que entre las razones de reticencia para elaborar un testamento está la creencia de un mal augurio: 'Si hago testamento es que voy a morir', además de la cultura del 'ahorita' y de dejar todo para después."

Nantzin Saldaña
(v.pág.104 de la revista Selecciones del mes de julio de 2009).


"Y si esta vez el precio fue un problema, lo será más cuando aumente el impuesto a la cerveza el próximo año, vaticinó Luis Sánchez: 'De por sí ya son muchos impuestos: chelas, tortillas, frijoles, cigarros', los productos de mayor consumo en el país, señaló."
"Otros que tienen en mente el aumento fueron Alberto Moreno, César Sánchez y Brian Pérez, aunque dijeron que el precio no les quita el sueño: 'No vamos a dejar de tomar, es psicológico: al rato se te olvida el costo', dijo Alberto. 'Para el alcohol siempre hay dinero; el pedo es, al rato, pagar las cosas', como la luz, el gas y el 'chivo' de la esposa, que es quien al final va a resentir el incremento, dedujo César."

Sergio Blanco
(v.pág12 del periódico Público del 25 de octubre de 2009).


"¿Ustedes creen amigos que en los aeropuertos se están detectando y deteniendo pasajeros enfermos? Claro que no. De hecho viví una situación absolutamente ridícula hace una semana, cuando horas antes de viajar con mi hija, ésta empezó a tener algunos síntomas de resfriado."
"El pediatra recomendó que no subiera a la pequeña al avión. Hablé con la aerolínea para avisar que por razones médicas perderíamos el vuelo, y estos simple y llanamente me comentaron que lo sentían pero si no me presentaba al aeropuerto con la pequeña en brazos, perdería el vuelo y mi dinero. Que la solución era ponerle un 'tapabocas' a la enfermita. No se imaginan el ataque de coraje que me dio ante esta estupidez por parte de la aerolínea que no sólo estaba sugiriendo que subiera una niña enferma al avión, pero que no me preocupara por si contagiara al resto de los pasajeros."

Ana María Salazar
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 31 de octubre de 2009).


"Las telenovelas... Madres, padres, hijos y todos invierten horas de la vida en verlas. 'Historias de amor, drama y traición' las define TV Azteca en su sitio web. En ellas, los buenos son inverosímilmente estúpidos, adictos al sufrimiento, a las relaciones disfuncionales y a la abnegación. Ah y absolutamente vulnerables, física, económica y jurídicamente. Los únicos que piensan son los malos y durante toda la trama se dan una vida de lujo, corrompen, sobornan, delinquen y sólo al final reciben su castigo (por lo general la muerte, la justicia institucional no está en el guión). Moraleja para novios, esposos, madres e hijos, ciudadanos en general: ahí síganle sufriendo, al final todo se arreglará, y si no, pues siempre queda la posibilidad de ir al cielo."
"Pero bueno, no debería sorprenderme, los dueños de las 'visas' (televisoras) no son como sus personajes malvados, sólo venden lo que se compra. Pero sí hay algo que me preocupa: la delgada línea entre ficción e información para el gran teleauditorio. En las telenovelas, los médicos son el gremio más corrupto: mienten, cambian resultados de exámenes y asesinan. Tampoco conocen el concepto de especialización, un solo médico atiende a cancerosos, cardiópatas, parturientas y enfermos de la vista. Algo por el estilo sucede en los problemas jurídicos de los personajes, nadie parece conocer lo más mínimo del derecho. La salud y la justicia entonces pertenecen a lo mítico, son una cuestión de suerte o magia... Amor, drama y traición, una sociedad de novela."

Fabiola Figueroa Neri
(v.pág.3 del suplemento "ocio" del periódico Público del 15 de enero de 2010).


"Vivimos tiempos de creencias extraordinarias: la gente cree a pie juntillas en un gigantesco hombre patón del que sólo se tiene la foto de una sombra entre árboles de una montaña, en un monstruo acuático cuya foto fue hecha con un juguete de 30 centímetros, reconocieron los bromistas; el chupacabras sigue dando para documentales en canales antes serios, la Virgen de Guadalupe se sigue apareciendo en tinacos manchados y bajo puentes de carreteras."
"Pero también vivimos negaciones extraordinarias: el sida no existe. El sida, señoras y señores, no es sino resultado de la pérfida combinación de alcohol, drogas, orgías, desenfrenos, sexo y sudor que se paga con merecidas lágrimas. El aumento de casos en mujeres casadas, los miles de bebés con sida de nacimiento, antes de que se arrojen a la promiscuidad, y, sobre todo, la súbita detención de las muertes a partir de nuevos antirretrovirales desde 1994, es una perversa manipulación de consorcios médicos, dicen."
"Como el fraude que nadie sabe explicar cómo y cuándo se cometió contra el candidato presidencial del PRD, sin tocar ni perjudicar a sus candidatos a senadores y diputados, así de claro es que el sida no existe."
"Una prueba irrefutable de la eficacia de un medicamento, lo sabe quien haya pedido un remedio en una farmacia, es que la enfermedad cede. La prueba de la relación causa-efecto entre el retrovirus denominado VIH y el síndrome conocido como sida, con su abatimiento de las defensas corporales, fue la eficacia del primer medicamento: el AZT. Enfermos terminales recuperaron peso y volvieron a sus trabajos. Al año todos habían recaído. La conclusión no fue "el sida no existe", sino "el remedio falló" y la explicación nos la ofrecen todos los antibióticos: al descubrir la penicilina, nada se le resistía. Hoy está casi olvidada.
"Pero los negacionistas no son simplemente ridículos esperpentos como los que afirman que ningún cohete ha logrado salir de la atmósfera terrestre (y son millares, con pruebas de cómo las potencias nos engañan, pero sin respuesta para el porqué). Los negacionistas del sida han causado, con la suspensión de los tratamientos, unas 330,000 muertes nada más en Sudáfrica."
"Los medicamentos, disponibles en servicios públicos y hasta en el Seguro Popular, han logrado que la pandemia amaine. Que las tasas de mortalidad se hayan reducido de forma drástica no conmueve a los negacionistas. Como a los creyentes en el fraude del 2006, los mueve su fe. Y ya sabemos que la calidad de la fe se prueba por su resistencia a los datos más abrumadores."

Luis González de Alba
(v.pág.31 del periódico Público del 24 de enero de 2010).


"A pesar de su adicción incurable a la Presidencia de la República, el 18 de julio de 1872, la muerte inmisericorde bajó de la silla al Benemérito. Los periódicos de esos días no dejaban de publicar notas en que se hablaba del 'ilustre cadáver', de los 'venerables restos mortales del gran patricio', de 'los augustos despojos'. Casi al mismo tiempo en que murió don Benito, la policía capitalina ejecutó a 3 peligrosos criminales, de modo que mientras los diarios de la capital anunciaban que el augusto cadáver recibía sepultura, aunque no cristiana, los mismos medios, en una muy pequeña nota, daban cuenta de que se había sepultado a los 3 muertos. Un periodista socarrón publicó una nota discordante: 'Sin duda que cadáver el de Juárez, los demás son pinches muertos'. Algo así acaba de ocurrir en México con el balazo que recibió en la cabeza un futbolista paraguayo de un equipo capitalino, propiedad de una muy poderosa empresa televisora: cada hora los noticieros informaban del estado físico del futbolista, mientras que de otros muchos heridos, asesinados y secuestrados sólo supimos alguna noticia, o simplemente entraban, sin conocer sus nombres, en las estadísticas de los ejecutados o heridos de gravedad. Sin dejar de lamentar lo ocurrido al futbolista, como lamentamos el daño y el sufrimiento de todo ser humano, me atrevo a decir que fríamente, y con no poco de cinismo despiadado, se trató simplemente de una pelea entre borrachos en los baños de un centro nocturno, a horas de la madrugada en que un deportista de alto rendimiento debería estar descansando para cuidar su forma física, desquitando su millonario salario mensual que millones de mexicanos sólo logran devengar en años de trabajo agotador, y muchos nunca lograrán acumular durante toda su vida. Así pues, recordando al ilustre cadáver de 1872, podemos decir que 'tragedia la del futbolista de Televisa, las demás son simples incidentes'. A lo ocurrido al futbolista paraguayo se le dio más cobertura informativa, más importancia puntual que a la tragedia de Haití."
"El asunto del futbolista trae a colación otro hecho parecido: me refiero a las nalgas de Alejandra Guzmán. La palabra es la que emplea el diccionario de la Academia para denominar la región anatómica de la cantante y que trató de hermosear mediante una cirugía plástica. Durante semanas el asunto de la anatomía de la Guzmán fue también tema prioritario de nuestros medios de información y de la curiosidad de mucha gente. Esto nos lleva al círculo vicioso de que los medios informan lo que a la gente le llama la atención, y a la gente le llama la atención lo que los medios le quieren informar. El balazo al futbolista y las nalgas de la cantante fueron más importantes que la reforma política, que el panorama económico, que la inseguridad del país, que la baja en las remesas de dólares, que la adopción de hijos por las parejas gay, que los recuerdos del centenario y del bicentenario. Las matanzas de jóvenes en Chihuahua y en Torreón no tendrán la misma cobertura que la cirugía plástica y el balazo en un antro."
"No cabe duda de que los artistas de telenovelas, los cantantes populares y los futbolistas son los personajes que más nos interesan. Hay mucha más preocupación por ellos que por nuestros científicos, poetas, escritores, investigadores, médicos o filántropos. Sin embargo, en descargo de nuestra población habrá que decir que las noticias relativas a la vida pública y privada de futbolistas y artistas resulta más atractiva, más divertida y más interesante que las actuaciones surrealistas de nuestros políticos, con la excepción de la tragicómica aventura de Juanito y su patrono AMLO. Las alianzas del PAN con el PRD, del PAN con el PRI, del PRI con el PRD ofrecen menos interés que la convalecencia de la Guzmán o del paraguayo trasnochador. En el imperio romano los mandamases tenían mucho cuidado en dar pan y circo a las multitudes; en nuestro México, a falta de pan tenemos mucho circo. Lamentablemente el circo no basta para hacer felices a nuestros millones de pobres y a nuestros miles de jóvenes que terminan sus estudios universitarios y que automáticamente pasan de la categoría de estudiantes a la de desempleados."

Jesús Gómez Fregoso, historiador y catedrático de la Universidad de Guadalajara
(v.pág.18 del periódico Público del 5 de febrero de 2010).


"Es sorprendente la cantidad de terapias, tratamientos de salud y belleza que se ofrecen de manera informal en cocheras y recámaras de casas particulares adaptadas como consultorios y clínicas terapéuticas a todo el que se deja y cree en la seriedad y conocimientos de quienes los ofrecen."
"Muchas de estas terapias son dadas por 'iluminados' que se atribuyen cualidades o poderes especiales de cura, pero las más de las veces por personas que no completaron sus estudios médicos y que convierten sus mediocres y escasos conocimientos en una 'profesión' que se alimenta peligrosamente de la buena fe, la ignorancia y las auténticas necesidades de salud y autoestima de personas con enfermedades psicosomáticas, y de la efectividad que el efecto 'placebo' tiene sobre ellas."
"Al final se trata de negocios informales que en changarros y casas particulares explotan irresponsablemente los males y dolencias que la medicina convencional no ha podido curar -o que sus clientes no han sabido buscar o no han podido pagar."
"La enorme mayoría de estas clínicas de cochera, o de sala-comedor, son dirigidas por charlatanes o charlatanas basados en información generalmente importada de otras culturas o de otras civilizaciones, y de investigaciones o experimentaciones hechas en otros países, y que por extrañas y desconocidas se vuelven más creíbles que la charlatanería local, cuya ineficacia podría ser fácilmente comprobable (nadie es profeta en su tierra). Ilusiones y quimeras para ilusos con necesidades de salud, bienestar o autoestima. Tratamientos falsos pagados con dinero real."
"La charlatanería no siempre es fácil de detectar o descubrir, ya que todos los que la practican tienen alguna habilidad especial que explotan al máximo, siendo la más común el 'don de la palabra', mediante el que logran embaucar a su audiencia, por lo general inculta en la temática que el charlatán postula."
"Son increíbles las locuras que la gente es capaz de hacer y pagar para intentar revertir el irreversible desgaste que los cuerpos gradualmente reflejan por haber vivido la vida."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.6 del periódico Mural del 25 de febrero de 2010).


"Desde muy temprana edad, siempre me ha producido gran curiosidad saber quién en México posee el poder para traducir el título de una película. Evidencia empírica sugiere que el gobierno federal convoca concursos anuales y una vez que encuentran a la persona más espectacularmente tarada, a esa le entregan la medalla de traductor oficial."
"Hace algunos días, estaba platicando este enojo irracional con un amigo quien me ofreció la teoría de palabras claves. Esta consiste en que los traductores consideran que si insertan, por ejemplo, 'amor' o 'loco' en cualquier título, esto aumentará la posibilidad de que la gente la vaya a ver."
"Al parecer, resulta imposible imaginar que quienes vamos al cine sabemos en qué cintas participaron guionistas, directores o actores que nos gustan."
"Todavía peor que la teoría de 'palabras clave', está la fórmula doble de 'Y dónde está...' y 'Un loco...'. Por milagro de Dios, a mediados de los 90 ningún mexicano llegó al cine y pagó un boleto para, Y dónde está el Terminator. ¿Qué pasa con estos títulos? ¿Qué tipo de persona se rehúsa a ver una película a menos de que tenga el nombre más estúpido imaginable?"
"Estos títulos hacen que gente que sí quisiera ver la película no lo hagan, y que quienes sean engañadas a comprar boletos abandonen la sala a la media hora confundidos respecto a en qué momento va a empezar la locura prometida."
"Es por eso que nuevamente convoco a un boicot general. En esta ocasión en contra de los traductores ineptos de películas extranjeras en México."

Rodrigo Espinosa Marván
(v.pág.19 del periódico Público del 5 de marzo de 2010).


"Todo puede ser siempre peor (segunda ley de Murphy) y en eso que hace diez años llaman Universidad Autónoma de la Ciudad de México, ocurrencia desvelada del jefe del gobierno que aún oculta los precios de sus obras mayores, a donde se ingresa por rifa (no, no es broma), se han titulado 28 personas. La formación de cada una nos costó a los causantes 357 millones de pesos, denuncia María Esther Orozco, candidata a rectora de eso. A ver, en una carrera de 5 años cuesta 35'700,000 pesos el semestre. Mil veces más cara que el Tec. ¿Por qué no damos mil becas para el Tec a mil estudiantes pobres? Nos cuestan lo mismo y aprovecharán más que deglutiendo bocados de odio social."

Luis González de Alba
(v.pág.31 del periódico Público del 25 de abril de 2010).


"Por primera vez, la Suprema Corte de Justicia declaró constitucional que la charlatanería sea considerada un fraude y castigada con prisión."
"La Primera Sala de la Corte negó ayer un amparo promovido por 3 personas acusadas en 2008 de participar en un grupo conocido como Los Hermanos Kendall, que se ostentaban como curanderos y obtuvieron casi 600,000 pesos de varias víctimas en San Luis Potosí."
"Los ministros avalaron un artículo del código penal de esa entidad, que sanciona a quien para obtener un lucro indebido 'explota las preocupaciones, las supersticiones o la ignorancia de las personas, por medio de supuestas evocaciones de espíritus, adivinaciones o curaciones u otros procedimientos carentes de validez técnica o científica'."
"Los 3 acusados, 2 mujeres y un hombre, fueron condenados a 8 años de cárcel por una juez de Matehuala."
"En su amparo alegaban que la redacción del código potosino era confusa y podía afectar prácticas legítimas como la medicina natural o la homeopática, así como limitar creencias espirituales."
"Pero la Suprema Corte rechazó el argumento."
"'El objeto de la prohibición no está enfocado a la práctica espiritual o ideológica en sí misma, sino al engaño fraudulento que se da en la falsa oferta de realizar adivinaciones, que tiene como consecuencia un traslado patrimonial al explotar las preocupaciones, supersticiones o ignorancia de la víctima'."

(V.pág.2 del periódico Mural del 3 de junio de 2010).


"Movilización popular y vandalismo sacudieron las estructuras en Tepito, uno de los barrios más bravos en la ciudad de México. La razón era una protesta con alarma y preocupación porque una banda estaba secuestrando niños. Ya llevaban 12, decían los vecinos, y se los robaban a la gente que llegaba al metro. El miércoles, la voz de la calle decía que estaban extripando los órganos a los niños. Prensa, radio y televisión se hicieron eco de la paranoia y contribuyeron a diseminar el miedo. Laura, la escandalosa presentadora de televisión prometió que llevaría a los padres de las víctimas a su programa para que contaran todo lo que habían sufrido."
" Laura no ha podido encontrar a ningún padre. Los vecinos, que reproducen las historias de horror sobre los secuestros de los niños, tampoco han presentado a las autoridades a uno solo de los padres, aunque dicen conocerlos. La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal no tiene reporte de ningún secuestro en esa zona desde el 18 de mayo."
"Como resultado, los vecinos bloquearon avenidas y calles, aprovechando que no era un día habitual de comercio."
" Las autoridades instalaron en la misma calle una mesa del diálogo con los vecinos. Les pidieron mayor vigilancia, y de 10 patrullas de la policía preventiva les prometieron otras 10. La Procuraduría, que tiene nueve unidades, ofreció otras 10. Demandaron mayor vigilancia en las escuelas, y se les concedió. Hacia las 3 de la tarde del martes, después de haber escalado sus demandas y que les cumplieran todas, dijeron que lo pensarían un poco más. El estrangulamiento vial continuó."
"Mientras tanto, el plantón se extendió al llegar el crepúsculo hasta Paseo de la Reforma, y gradualmente se fueron juntando decenas de motocicletas -la policía estima hasta 150-, unas donde llevaban a niños, y muchas más, de mayor tamaño, tripuladas por jóvenes que empezaron a jugar arrancones, a montarlas en una llanta y a echar carreras hasta el Zócalo, a unos dos kilómetros de distancia. En paralelo, comenzó el secuestro de autobuses."
"Con un escenario de revuelta en un perímetro que cada vez se ensanchaba más, la policía decidió encapsular a los vecinos y comenzó a detener a decenas de beligerantes. En total hubo 77 detenidos, de los cuales 46 eran adultos; los menores fueron puestos en libertad. Hubo otros 8, entre 11 y 13 años, que no fueron arrestados. Contra el procedimiento anterior con menores que los dejaban en libertad, en este caso el ministerio publicó abrió una averiguación y fijó una fianza que colectivamente podría alcanzar los 100,000 pesos. Desde el miércoles comenzaron a salir de la cárcel, pero la pregunta se mantiene: ¿Qué sucedió en Tepito?"
"El barrio de Tepito se sacudió a partir de un rumor que movilizó a cientos de personas que tomaron las calles, estrangularon el tráfico durante 24 horas y desafiaron a la autoridad. Pintaron la debilidad institucional que hay en México donde la autoridad no es capaz de ejercerla plenamente -ante la ausencia del jefe de Gobierno Marcelo Ebrard, recaía la responsabilidad en el secretario de Gobierno, José Ángel Ávila-, y mostraron cuán proclive está una sociedad a creer lo que oye en forma acrítica, de manera más emocional que racional, en un contexto de temor ante lo criminal y de total irrespeto a la autoridad."
"Tepito marca un camino para quien quiera movilizar masivamente a la gente jugando con sus ansiedades y sus frustraciones, y donde si el detonante sale de un político, un dirigente o un criminal, es irrelevante cuál pueda ser su fin. Como fue demostrado esta semana, en cualquier caso tendrá éxito."

Raymundo Riva Palacio
(v.pág.9-A del periódico El Informador del 5 de junio de 2010).


"En Monterrey siguen pasando cosas. La semana pasada fue una de las más complicadas. O quizá haya que decir que las semanas se complican cada vez más. El domingo fue secuestrado el director de Tránsito, Reynaldo Ramos. Y el lunes su jefe, Enrique Barios, secretario de Vialidad y Tránsito del municipio; en la madrugada, un grupo derribó la puerta de la cochera de su casa, entró y se lo llevó. El miércoles en la noche fueron liberados los dos."
"No hubo negociación alguna que condujera a la liberación, según declaró (y con insistencia) el alcalde Fernando Larrazábal. Sea cierto o no, el secuestro traía mensaje para él. Un auténtico desafío a la autoridad, uno más en la zona noreste del país donde el crimen organizado ha logrado infiltrarse en los cuerpos policiacos como en pocos lugares."
"Monterrey, el municipio, ha dado de baja a cerca de 180 agentes de policía y más de 100 de tránsito en los últimos meses. Desafiado ahora de esta forma tan directa, Larrazábal ha decidido nada menos que arrancarse al Mundial. Entre todas las cosas que siguen pasando en Monterrey aparece ésta: el alcalde viajará dentro de unos días a Sudáfrica con su familia. De seguro le apuesta a que nada pasará o al menos nada importará mientras la selección también siga allá. Santo remedio."

Luis Petersen Farah
(v.pág.14 del periódico Público del 6 de junio de 2010).


"Me parece interesante la selección de Javier Aguirre como vocero del nuevo México que, como el Japón de Hirohito, está destinado por los dioses a la gloria."
"Es poner todos los huevos en la canasta del futbol calculando que, gracias a nuestra fiebre panbolera, seremos capaces de ignorar los ecocidios, los burdos robos, las farsas como el IEPC, el dispendio cruel y despiadado para engordar 4 bolsillos con chalecos azules y Juegos Panamericanos y seremos capaces de cantar ¡México sí se puede! Mientras gol a gol iremos descubriendo que no se pudo."
"Yo no le entro, yo no juego. Nos vemos en la cruda... cuando Sudáfrica también descubra que gastó tantos millones en entretenernos en lugar de gastarlos en agua potable para su población, y nosotros regresemos a los decapitados y desaparecidos de la guerra contra el narco."

Jorge Zul de la Cueva
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 9 de junio de 2010).


"La mitomanía sobre el futbol excede a lo razonable y esto es posible porque 63% de los encuestados dice creer en los milagros. Todo puede suceder: después del encuentro del viernes, 79% piensa que la selección pasará a la siguiente ronda y 30% considera que puede ganar el Mundial. Apoyar a la selección es cuestión de sentimiento patriótico, pobre del que lo ponga en duda en estas etapas iniciales, pero más que ello, es cuestión de fe. No importa que en unas semanas las trampas de esa fe desencadenen el torrente del desencanto."
"En medio de la fiebre futbolera, 23.5% de las personas dice que el futbol es muy importante en sus vidas."
"Es la televisión la que nos traduce lo que nuestros ojos perciben. Comentaristas hablantines, obvios y trivialmente ocurrentes obstruyen y sesgan el juicio."
"La mitomanía requiere de santos. En el imaginario de la afición, Giovani le hace honor al apellido, le disputa Rafa Márquez. Culpa de la exigencia de los cronistas el que Guille Franco sea sentenciado como el peor. El mejor jugador del seleccionado fue el poste ese que impidió que en el último minuto se concretara la fatídica diferencia. El mejor en la cancha fue el árbitro, que no vio o apreció como tal la falta en el área chica mexicana."

Federico Berrueto
(v.pág.2 del periódico Público del 13 de junio de 2010).


"No nos hagamos los humildes, que no nos queda. Los mexicanos somos bien soberbios. Siempre tenemos un gran equipo, tremendos intelectuales, los mejores recursos naturales, las más inmensas universidades, la cultura más increíble. Siempre."
"Y como nunca llegamos adonde tenemos que llegar, entonces la culpa es del director técnico, del presidente, de los diputados, de los partidos políticos, de los sindicatos, de la academia, de los empresarios, de los medios, de los ignorantes, de los otros."
"El caso es que al final siempre hay una sensación bastante cómoda de 'soy lo máximo' combinada con 'yo no fui', pero ni somos lo máximo y sí, nosotros fuimos, nosotros somos."
"Ver todo lo que se está transmitiendo en la televisión nacional sobre el Mundial de Futbol de Sudáfrica 2010 es como tomar una cátedra de mexicanidad."
"Somos un país que no se quiere ver a sí mismo, que no prepara las cosas con anticipación, que todo el tiempo se está mintiendo, que goza con un estándar de mediocridad y que no sabe trabajar en equipo."
"Somos una nación dominada por los intereses de unos cuantos, buena para la queja pero mala para la crítica, sin proyectos, sin prioridades, entre la euforia y la depresión, entre lo exquisito y lo vomitivo."
"Así no se puede ganar un Mundial de Futbol. Así no se puede llegar a ningún lado."

Alvaro Cueva
(v.pág.13 del periódico Público del 13 de junio de 2010).


"La fantasía de sacarse la lotería es algo superior a cualquier argumento racional. Más todavía, si se trata del Melate -que para algunos se ha convertido en Me-urge-. Yo, como miles de personas, compro de vez en cuando un número al azar y así me hago ilusiones por un rato y aprende uno a resistir la frustración de no atinarle a un solo número y, en el mejor de los casos, a 3, y con eso ganar 40 pesos, como si fuera un reintegro. Pero casi siempre sueña uno entre el día de la compra y el día del resultado."
"Las magnitudes que ofrecen como premio son fuera de serie: 564 millones el miércoles pasado, por ejemplo, y eso lo empiezo a repartir tomando varias decisiones inversamente proporcionales a la realidad: hago y deshago cantidades nunca antes vistas."
"Mejor enfrentar la realidad -me dije- y saber cuáles son las probabilidades matemáticas de ganarlo. Le pedí a María Trigueros, amiga y maestra de matemáticas de primera magnitud, que me ayudara a calcular las probabilidades de sacarse el premio del Melate atinándole a los 6 números del 1 al 56. Se llama análisis combinatorio y la ecuación es la siguiente: 56! / 6!*(56-6)! es decir, factorial de 56 (56*55*54*53 ... *3*2*1), entre factorial de 6 (6*5*4*3*2*1) por el factorial de (56-6, es decir de 50)."
"Calculo todo esto y me da 32'468,436, una cantidad millonaria. Para saber las probabilidades matemáticas de sacarme el premio mayor con un boleto, divido 1 entre los 32'468,436 y me da 0.000000030799143 un número de la familia fraccionaria primo hermano del cero."
"Cuando le explico esto a mi mujer, me escucha y me contesta sin dudarlo un momento: 'Está bien, Martín, entiendo que es casi imposible... pero, ¡alguien se lo ha sacado!, ¿o no?'- y, con esto, recibo un knock out técnico, le doy delete a los cálculos que hice y salgo a comprar otro Melate con mis 20 pesos."

Martín Casillas de Alba
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 19 de junio de 2010).


"La Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucional que la charlatanería sea considerada como un delito, pero autoridades de la zona metropolitana de Guadalajara solapan esta práctica. Decenas de librerías o boutiques esotéricas, así como consultorios de parapsicólogos, operan sin problema alguno. En las viviendas también se ofrecen servicios como adivinaciones, evocaciones de espíritus o curaciones ('limpias'), entre otros, con un costo de entre 150 y 600 pesos por sesión. El exorcismo es el servicio más caro."
"Para los ministros de la Corte, la charlatanería fue penalizada porque existen personas o grupos que se aprovechan de la ignorancia y creencia de otros para obtener un lucro, lo cual termina siendo un fraude."
"Rogerio Escobedo Rivera, titular de la Dirección de Padrón y Licencias del Ayuntamiento de Guadalajara, reconoce que hay 46 licencias para librerías que ofrecen la 'lectura de cartas, manos o tarot'. En Zapopan, Tonalá, Tlajomulco y Tlaquepaque, las autoridades niegan la existencia de licencias o permisos para esta actividad, pero en el último municipio se encuentra una vivienda a dos cuadras de la Presidencia, en la que se ofrece la lectura de tarot."
"Las personas que se dedican a esta actividad se autodenominan con dones de 'videncia' o 'clarividencia', una supuesta virtud que poseen para predecir hechos venideros sin un proceso mental, un método o una razón aparente para acceder a esa información. José Carlos, quien se declara portador del 'don universal', destaca que mantiene una racha victoriosa de cinco años prediciendo el futuro (con sólo 2 equivocaciones). También habla con los muertos, identifica a simple vista de qué está enferma la persona, conoce el pasado, toca las paredes y ve a través de ellas, además de enlazar a vivos con muertos."

(V.primera plana del periódico El Informador del 21 de junio de 2010).


"@josegus69 me envió un twitt diciendo que él no apoyaba a la selección y me preguntó si consideraba que en caso de una invasión a nuestro país, todos los que apoyan a la selección, saldrían con el mismo ardor a defender a su patria. Honestamente, es difícil saberlo. Definitivamente apoyar a la selección en el Ángel de la Independencia es algo muy diferente que tomar un fusil y marchar a la guerra."
"Pregunté en Twitter qué significaba ser patriota. Todos los que respondieron dieron una definición diferente: @adonayflores asegura que el patriotismo no tiene que ver con pagar impuestos, 'pero una cosa si es real... amo mi país y su historia'. @makxter considera que ser patriota es apoyar a su país en todo lo que le corresponda. Algunos dieron un toque más ecológico a la definición de patriota. Para @KarInALoReDo ser un patriota es 'Amar-respetar la tierra que te vio nacer,con amar me refiero a actuar a favor de la Patria y con respetar a no atentar contra ella' y Para César, de Monterrey (en Twitter @LaCAyala) es 'Querer y respetar a México en el cielo, mar y tierra, sus leyes y costumbres'."
"Para @sigypelz, ser patriota no tiene que ver con armas, sino con valores: 'Para mi es amar la tierra en que nací, defenderla no con armas sino con acciones siendo una persona honesta y con valores'. @de_montecristo Considera que ser patriota es el que piensa y actúa para vivir mejor el presente sin olvidar el pasado y aportando mejoras al futuro, piensa políticamente diferente también busca lo mejor para el país y merece respetando la diversidad de culturas dentro de su mismo pueblo sin discriminar a alguien por ningún motivo."
"Para @aurelianogarcia: 'Patriota es el que endosa con ojos cerrados la vida, la mente y el corazón a favor de México' Mientras que para @Miguelireaa una parte de ser patriota sería venerar y amar los emblemas patrios."
"@chimalixtac no considera que patria sea un concepto vigente: 'es un concepto antiguo, que no cabe en ninguno de los quehaceres actuales'. @Jan_Herzog, ciudadano del mundo encuentra el concepto de patria algo limitante: 'Si la patria fuera el mundo entero... sería mejor' me dice. Para @LULUVIDRIALES 'es ver la triste realidad del país y con genuinas ganas, hacer lo máximo que cada quien pueda por mejorarlo'. Los extranjeros que viven aquí, también pueden ser patriotas y sentir ese amor por la tierra en la que escogieron vivir y actuar para su beneficio. Sin embargo, algunos como @xavizaguirre se preguntan por qué la legislación pone tantas limitaciones a los naturalizados. @Tachonauta y @carlosedurico se tomaron la deficinición con humor: para el primero ser patriota es irle a Nueva Inglaterra y para el segundo que le gusten todas las Patricias."
"Definitivamente el tema del patriotismo va más allá de apoyar a la selección en un partido futbol. No tiene que ver con el Mundial, pero tampoco, con los partidos políticos o con las elecciones. El amor a México no tiene conveniencias, límites, colores, ni busca beneficio personal. Busca lo mejor para el país a largo plazo."
"Cada uno, desde su trinchera y de acuerdo con su definición de patria y patriotismo, deberá preguntarse qué puede hacer para cambiar la situación del país para bien. Y cada uno sabe si efectivamente su patriotismo es genuino o nada más somos mitoteros y decimos que amamos nuestra patria pero se queda solamente en palabras."

Fernanda de la Torre
(v.pág.31 del periódico Público del 27 de junio de 2010).


"Los clientes asiduos de los casinos no saben o no se dan cuenta que mientras más jueguen, la perdida de su dinero se podría matemáticamente garantizar. Ese es precisamente el negocio de los casinos."
"Está comprobado que del dinero que una persona arriesga en apuestas y juegos de azar, un diferencial o porcentaje termina en manos del casino, y las pérdidas de la mitad de los jugadores pasan a manos de la otra mitad que momentáneamente se vuelven y se sienten ganadores. Estos diferenciales o porcentajes son calculados por sofisticados algoritmos matemáticos para cada tipo de juego, apuesta o máquina 'tragasalarios', y supuestamente deben ser autorizados y vigilados por comisiones de gobierno especializadas, para que el robo o esquilme al público sea menor."
"Pero la verdad no creo que los municipios de la zona metropolitana [de Guadalajara] tengan ni la capacidad ni la voluntad de control de estos algoritmos, y de los cuales depende la utilidad de los casinos y las pérdidas de los jugadores. Si no tienen personal ni equipo para implementar unos alcoholímetros, mucho menos para estos menesteres."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.6 del periódico Mural del 22 de julio de 2010).


"Ahora que los casinos son una realidad y que para tal uso se destinan fallidos centros comerciales que por años estuvieron abandonados, surge la otra parte: el descubrimiento de que en el juego no sólo se involucran los magnates que encuentran divertido tirar a manos llenas el dinero, sino también los mortales comunes, que lo ganan con el sudor de su frente y sueñan con acrecentarlo como han visto que sucede en las películas: merced a un golpe de suerte; el descubrimiento de que el juego se vuelve una adicción (es decir, una patología), y de que merced al juego se han ido por el caño, en cuestión de minutos -o, en el mejor de los casos, de horas-, pequeños capitales (aguinaldos, 'tandas', cajas de ahorro de las empresas...) con los que inicialmente se pensaba elevar, modestamente, el bienestar de la familia: comprar, pintar, amueblar o remodelar la casa; adquirir un automóvil..."
"Se propone, como solución, advertir a quienes ingresan a los casinos, sobre los graves riesgos de ese pasatiempo..."
"(Obvia decir que esas advertencias prometen ser tan eficaces -según San Lucas...- como las leyendas de que 'el consumo de este producto es nocivo para la salud' en las cajetillas de cigarros, o como la sabia recomendación de 'todo con exceso, nada con medida', en las botellas de alcohol...)."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 26 de julio de 2010).


"Letreros vistos en varias partes de la República Mexicana."

(V.pág.20 de la revista Selecciones del mes de agosto de 2010).


"Me urge... me urge ganar la Lotería. Hacía mucho tiempo que no andaba tan 'bruja', como decía doña Lola cuando tenía apuros económicos. Pero seguramente no soy la única que está en "la quinta pregunta", como solía decir coloquialmente una de las amigas venidas a menos de mi mamá. Qué horrible es 'estar al día' y sufrir cada fin de quincena temiendo que alguno de lo cheques girados sea 'rebotado'. Lo peor de todo es que ya no tengo a quién pedirle prestado. Hay que decir, por otro lado, que ya nadie tiene para prestar. Imaginemos el siguiente diálogo: -Te voy a pedir un favorsotote. No me enojo si no puedes... Créeme que si no estuviera en la situación en la que me encuentro no me atrevería a molestarte. Pero nuestra amistad de tantos años me da confianza para recurrir a ti. Además, me has dado grandes muestras de tu generosidad, así era tu mamá, y me acuerdo que tu mamá grande también. Por cierto, tu marido es adorable. Y tus hijos... bueno... los quiero como si fueran míos. Es normal con la mamá que tienen... Como se dice, tú eres de las que haces el bien sin mirar a quién..."
"-Dime, en qué puedo ayudarte..."
"-No sé ni cómo empezar. Pero... estoy segura de que me vas a entender perfecto... Déjame tomar un poco de aire... Ya sé que lo que te voy a tratar no debe de ser por teléfono. No me lo vas a creer... pero hoy en la mañana me quedé sin gasolina, de lo contrario ya me hubiera ido a tomar un cafecito contigo... ¿Me puedes, por favor, prestar 5,000 pesos?"
"-A buen árbol te arrimas, amiga. ¿Sabes cuánto dinero tengo en el banco? 280 pesos. No tengo ni en qué caerme muerta. Debo 2 meses de hipoteca, uno de Autofin y todas mis tarjetas están bloqueadas..."
"He allí lo que está sucediendo a todos los niveles en nuestro país. Como dijo Javier Aguirre ex entrenador del Tri: 'México está jodido', por ende, los mexicanos también estamos 'jodidos'. ¿Acaso nuestra única esperanza no sería la Lotería? ¿Quién dijo que los mexicanos nada más creemos en la Virgen de Guadalupe y en la Lotería? Por eso le voy a pedir a la virgencita que me saque la Lotería. Había una anécdota que nos contaba mi mamá a propósito de la señora Pani, a quien, en la década de los cuarenta, le colgaban 'muchos milagritos'. En una ocasión fue expresamente a la Villa de Guadalupe a rogarle a la Virgen que su billete de la Lotería fuese el premiado. Devotamente hizo sus oraciones. Salió de la Basílica. Se subió a su automóvil. Y, cinco minutos después, le dijo al chofer: 'Regrésese de inmediato. Se me olvidó decirle a la Virgen el número de mi billete de la Lotería'. Tengo entendido que nunca se la sacó. ¡Cuántos mexicanos le pedirán a la Virgen que les haga el milagro!"
"Pobres o no pobres, eso sí, las y los mexicanos nunca perdemos las esperanzas, por eso, a partir de este sábado a las nueve de la noche en el Canal 13, estaré atenta a la transmisión del nuevo programa de la Lotería Nacional, llamado La Lotería Mexicana, una iniciativa, además de inteligente, muy provechosa para toda la familia, ya que mientras se juega, se aprende. Desde mi casa, buscaré el primer premio, que consta de 2 millones de pesos, o bien el segundo o tercero, por un millón de pesos. Si no existiera ganador, gracias a la Bolsa Acumulada, se podría ganar hasta !!!4 millones de pesos!!! Yo me conformaría nada más con un millón. No pido más... Con esa cantidad me sentiría la mujer más rica del mundo... Me urge, me urge... jugar a la Lotería..."

Guadalupe Loaeza
(v.pág.5 del periódico Mural del 5 de agosto de 2010).


"Con las recientes crisis, pocos se escapan de pasar por un bache económico y verse en la necesidad de pedir dinero prestado. Por supuesto, los amigos y familiares son los primeros a los que recurrimos en estos casos, para salir del apuro. Algunas veces nos ha tocado ser los deudores y otras, los prestamistas, por lo que conocemos ambas caras de la moneda."
"Cabe aclarar que cuando sabemos que nuestro amigo está pasando verdaderas dificultades, y no llega el dinero, no pasa nada. Sabes que cuando pueda, el te hará llegar el dinero. Sin embargo, cuando tu amigo no está en serios problemas financieros y te pide dinero 'mientras llega la quincena'; efectivamente esperamos que cuando llegue el día, recibamos de vuelta nuestro dinero o una llamada con una explicación de las causas con el retraso de pago. El problema empieza cuando días después de la quincena, no has recibido una ni la otra. Te preguntas qué habrá pasado y esperas unos días más. Nada. Decides cobrar el dinero, porque a fin de cuentas, también lo necesitas. Cuando lo haces, resulta que no te puede pagar. Te contestan de mala gana, (eso, cuando finalmente contestan), molestos por la llamada, como si les hubieras ofendido al llamarles para cobrar. Acabas regañado y sin dinero."
"Con relativa frecuencia escuchamos historias acerca de la complicación de cobrar una deuda entre 'cuates' y de la molestia u ofensa porque llamamos para cobrar el dinero. Entiendo que vivimos de arriba para abajo, con mil cosas que hacer y es humano que olvidemos el pago de la deuda. Lo que resulta prácticamente incomprensible, es la actitud de 'ofensa' o 'molestia' ante el cobro, cuando lo que deberían sentirse, es apenados porque olvidaron el pago o no llamaron. Lejos de apenarse, el deudor se siente 'ofendido' el cobro de una deuda."
"Si bien no es algo que suceda en todos los casos, desafortunadamente cada vez es más común toparse con quienes se hacen pato a la hora de cumplir con sus responsabilidades financieras. Lo verdaderamente molesto del caso, es que ellos saben que nuestras finanzas tampoco están tan desahogadas y que si les pedimos el dinero de regreso, es porque lo necesitamos. Ellos, mejor que nadie, saben que no somos el Rey Midas y que al igual que ellos, nos llegan las cuentas. Por eso, su actitud de 'ofendidos' nos enfurece."
"Sabemos que cuando incumplimos ante el banco, recibiremos llamadas, y las contestemos o no, nuestro incumplimiento tendrá consecuencias. De entrada pagaremos intereses y de no cumplir, podemos perder nuestros bienes, o nuestra libertad. Sin embargo, parecería que creemos (erróneamente, claro) que incumplir la deuda con nuestras amistades, no tendrá consecuencias en sus las finanzas o en la amistad. Absurdo."
"María Elena, decidió que cobrar deudas a sus amistades no era para ella. Por lo que decidió que, (a menos de que fuese una emergencia), únicamente podría prestar lo que no necesitaba cobrar. Cuando un amigo le pidió dinero prestado, y ella sabía que no era una urgencia le contesto: 'No tengo esa cantidad, pero con gusto puedo prestarte tanto'. De esta manera, si le pagaba el dinero, ella se sentiría muy contenta; si no, pues tampoco sería tan grave, ni quedaría agobiada financieramente esperando el pago, para a su vez, poder cumplir con sus obligaciones."
"La situación económica de quien nos prestó el dinero, es lo de menos. Puede tener mucho o poco, necesitarlo o no. Nosotros tenemos la responsabilidad de cumplir. Punto. El que estén en una mejor situación económica que nosotros, no nos libera de la responsabilidad de pagarles en la fecha establecida y en el caso de que se hayan complicado las cosas, hablar con ellos antes de que finalice el plazo para explicarles nuestra situación y establecer una nueva fecha para el pago. De la misma manera que nos ocupamos de conseguir el dinero prestado, es necesario ocuparse de cumplir puntualmente. Ya bastante favor nos hicieron al prestar el dinero, como para que encima ellos sean los que tengan que llamar para cobrarlo. Por eso, las llamadas de cobro entre amigos simplemente no deberían existir."

Fernanda de la Torre
(v.pág.31 del periódico Público del 15 de agosto de 2010).


"Comenzó a contarme de un problema económico que tenía, derivado de un negocio en el que se había metido. Dedicó un buen rato a darme los pormenores de su situación para finalmente llegar al meollo del asunto, que no era otra cosa que pedirme un préstamo de 300,000 pesos, mismos que ofrecía pagarme en un plazo máximo de 12 meses."
"Yo había notado que llegó al desayuno en un automóvil relativamente nuevo, con un valor probablemente superior al de su necesidad económica, y opté por darle un consejo en lugar de un préstamo: vende tu coche, le dije. Cómprate uno usado, de mucho menor valor y con ese dinero sales de tu problema; y una vez pasado el año y recuperes el dinero tal y como lo tienes previsto, te vuelves a comprar un coche nuevo."
"Yo creo que mi consejo no le gustó mucho, pues su cara amigable cambió a una de frustración y casi de reclamo por mi negativa a hacerle el préstamo que buscaba, y sobre todo, ante la definitivamente viable e irrefutable solución que le había planteado."
"Y pienso que no le gustó, porque implicaba un sacrificio temporal de su parte en lugar de un riesgo o sacrificio mío."
"Más se incomodó cuando le dije que, para mí, el que alguien pida prestado a un familiar o amigo teniendo a la vista un activo superfluo (como lo es un automóvil de lujo) que cubre, o cuando menos abona a su problema, significaba que el apoyo solicitado no es realmente para solucionar una emergencia económica, sino para pagar un auto nuevo, y que de ninguna manera se justifica pedir prestado para sostener lujos innecesarios."
"La lógica de mi negativa era que sus prioridades estaban invertidas, pues primero hay que pagar las necesidades familiares y de negocios y luego, si sobra, pensar en comprarse un auto de lujo."
"Pedir prestado a familiares y amigos se ha convertido, para muchos, en un camino fácil, que pone en aprietos a todos y, es curioso, pero mucha gente no está dispuesta a hacer esfuerzos personales para solucionar sus propios problemas y busca que terceros sean los que hagan el esfuerzo o corran los riesgos por ellos."
"Estoy de acuerdo en que hay momentos en los que no hay más alternativa que pedir apoyo a alguien, que así como los bienes son para remediar males, las familia y los amigos están para ayudar a encontrar esos remedios."
"Pero cuando las dificultades o las necesidades económicas apremian, hay un orden a seguir para solucionarlas, y si ese orden se rompe, se elimina, en mi opinión, el derecho a pedir ayuda a un tercero, y sobre todo a un tercero ajeno."
"El orden al que me refiero es más o menos como sigue: Primero: agotar las alternativas de solución con los recursos propios, o sea, echar mano de ahorros o de cualquier activo superfluo con que se cuente y que no sea estrictamente indispensable para la supervivencia personal o del negocio, llámese reservas económicas, terrenos, casas y automóviles de lujo, etc.)."
"Segundo: admitir y ajustar el nivel de gasto personal a la realidad de la situación económica (si no hay para coche nuevo, para viajes, cocineras, ropa de marca, equipos electrónicos, etcétera, pues no hay y punto)."
"Tercero: sólo después de haber agotado y explorado las opciones personales de solución es que se vale recurrir a un tercero, y para ello también hay un orden; primero, las instituciones financieras legalmente establecidas, que para eso precisamente existen; luego, la familia directa y relaciones de negocios más cercanas; después los amigos; y por último los conocidos, como era mi caso."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.6 del periódico Mural del 19 de agosto de 2010).


"Lo de menos es que para los mexicanos de aquí y ahora carezca de sentido el belicoso 'Mexicanos al grito de guerra' con que empieza el Himno Nacional del que ya es un lugar común decir que 'le enchina la piel a cualquiera'. Tampoco viene al caso referir las encuestas en que se ha demostrado que pocos mexicanos entienden a qué 'metal' se alude seguidamente, y mucho menos qué rayos es 'el bridón' que debe alistarse..."
"Obvia recordar la añeja anécdota del paisano que quiso bautizar a su hijo como 'Masiosare', porque le gustó el nombre del 'extraño enemigo' -según alcanzó a entender- del que supuestamente habla otra estrofa. Vaya: ni siquiera hay necesidad de recordar una intentona de campaña realizada hace algunos años, cuando a los gobernantes les dio la ventolera de querer impulsar la creación de un nuevo Himno Nacional, dizque más a tono con la 'vocación pacifista' de México."
"Y cualquiera, aun sin conocer ni por el forro ningún manualito de preceptiva literaria, puede tener el criterio y el buen gusto suficientes para poner, sin más trámite, en el lugar que les corresponde, a las estrofas del Himno del Bicentenario, oficial e impunemente anunciado como tal por la Secretaría de Educación Pública: 'Nacimos para cantar, / nacimos para bailar, / nacimos en el lugar / del Cielito Lindo... / La plaza se va llenando, / lo bueno está comenzando, / unidos por lo que viene, / al son del bicentenario / shala lala la...'."
"(Correcto: en el cesto en que dice, con todas sus letras, 'inorgánica')."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 23 de agosto de 2010).


"El gusto por la fiesta es la virtud con la que se identifican un 68% de los mexicanos, mientras que un 32% cree que su principal defecto es ser 'mal hablados', según un sondeo, que sitúa a la Virgen de Guadalupe como la figura más representativa del país."
"La Encuesta Nacional Primer Semestre 2010, difundida hoy por el Gabinete de Comunicación Estratégica, refleja que 7 de cada 10 mexicanos se siente 'muy orgulloso' de su nacionalidad frente a un 1.2% que se considera 'nada orgulloso'."
"Más de la mitad de los entrevistados (51.2%) se mostró totalmente en desacuerdo con la posibilidad de que México forme parte de Estados Unidos y un 10.4% afirmó estar de acuerdo en integrar su país con el vecino del norte."
"Las figuras más representativas de México serían, según este sondeo, la Virgen de Guadalupe, con un 46.3%, el ex presidente Benito Juárez (1806-1872), con un 44.8%, y el actor Mario Alfonso Moreno, conocido como Cantinflas, con un 5%."
"También el día de la Virgen de Guadalupe, el 12 de diciembre, sería el día más importante para el país, según el 36.7% de los encuestados, que optan en segundo lugar por la celebración del Bicentenario de la Independencia, que se realizará el próximo 16 de septiembre."
"La figura que más orgullo despierta en los mexicanos es Juárez, con un 25.6% de apoyo, seguido del prócer de la Independencia Miguel Hidalgo, con un 22.6%."
"Por contra, el personaje que más vergüenza provoca, según un 22.6% de los encuestados, sería el ex presidente Antonio López de Santa Anna, durante cuyo mandato México perdió en una guerra con Estados Unidos los estados de California, Nuevo México, Arizona, Nevada y Colorado."
"Tras este ex mandatario, se sitúan como los más denostados el también ex presidente Porfirio Díaz, con un 6.6% y el conquistador Hernán Cortés, con un 5.6%."

(V.Agencia Efe del 25 de agosto de 2009).


"Millones de los habitantes de este país concibieron el año 2006 como el nuevo momento para atestiguar la llegada de un superpresidente salvador, y le colgaron el sambenito a Andrés Manuel López Obrador. Luego, como el hombre no ganó la elección, se alimentó la leyenda del Gran Fraude y el mito engorda desde entonces, tan enfermo como los millones de obesos que tenemos en México."
"El grueso de los mexicanos, en honor a la verdad, desprecia las reflexiones. Festejarán el Grito y el enorme puente que se acaba, quién sabe, el lunes de la semana próxima. Muy sin cuidado están tanto de los defensores del Honor Patrio como de los observadores de la realidad (la auténtica), que nos humilla frente a los anhelos incumplidos de la Independencia y la Revolución. Y también ignoran a los oscuros agoreros que sospechan (casi anhelan) un tercer gran movimiento armado que hunda al país en una guerra fratricida, 'porque así ocurre cada 100 años'."

Jorge O.Navarro
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 14 de septiembre de 2010).


"El cardenal Norberto Rivera Carrera calificó como 'nefastos traidores de sus creencias' a los católicos que por un lado dicen tener fe en Jesús o en la Virgen de Guadalupe, y por el otro asesinan, secuestran, roban, extorsionan, corrompen, envenenan y destruyen a la sociedad, a la familia y a la vida humana."

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 13 de octubre de 2010).


"Nuestro pueblo es nieto e hijo de nuestros continuados fracasos históricos; es un pueblo hambriento de héroes a nivel de su ingenuidad, su ignorancia y sus pasiones. Estos héroes del momento, bien configuran en la frágil personalidad de los ídolos de papel que a diario fabrica la mercadotecnia, arquetipos de las patadas o de los puñetazos, o bien de la farándula saturada de exhibicionistas y prófugos del clóset."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 16 de octubre de 2010).


"Cada 6 años, en México se piensa que un cambio de hombres pudiera suponer también una distinta dirección. Ingenua fantasía."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 30 de octubre de 2010).


"¿Usted cree que la flamante ley antiobesidad, en el remoto caso de que sea aplicada, nos vaya a convertir en un país de niños sanos y fuertes?"
"Es una ley absurda que en lugar de ir directamente en contra de los productores de alimentos chatarra, se mete en el único sitio donde los empresarios no se pueden molestar: las escuelas."
"Y sí, en las escuelas ya no va a haber publicidad ni venta de comida basura, ¿pero y luego?"
"¿De qué le sirve a un niño que le nieguen la posibilidad de ver el letrero de un pastelito cremosito con sabor a chocolate a la hora del recreo si al salir de clases se va a encontrar con letreros, promociones, canciones y los más seductores anuncios de televisión?"
"¿Qué utilidad tiene que los niños dejen de comprar refrescos en sus escuelas si en lugar de eso van a comprar unos vasos de agua de jamaica con más azúcar que la que tiene una botella de Coca-Cola?"
"¿Ya analizó con cuidado los condimentos que les van a poner a las frutas y a las verduras en las escuelas? No son mejores que los que tienen las papitas y las frituras que todos conocemos. ¡Cuidado!"
"¿Dónde van a hacer ejercicio nuestros niños si muchas escuelas no tienen ni patio? ¿Usted permitiría que un hijo suyo tomara agua de un bebedero público tal y como sale el líquido de nuestras tuberías? ¡Por favor!"
"¿Y todo este escándalo para qué? ¿Para que los niños que no puedan comprar comida basura en las cooperativas de sus planteles, la lleven desde sus casas porque la ley va a prohibir la publicidad y venta, pero no el consumo?"
"Por eso le digo, qué ganas de perder el tiempo. No es lo mismo ser gordo que tonto."
"Los alimentos chatarra no son malos porque sí. Aunque a muchas personas les moleste, desayunar un pan de dulce y una botella de refresco es la única posibilidad que millones de familias mexicanas tienen para obtener un poco de energía para comenzar bien su día."
"¿A qué horas, una madre de familia que invierte más de tres horas en ir y venir de su trabajo, que llega harta a su casa y que encima de todo tiene que atender a su familia, se va a poner a preparar y empacar frutas frescas con yogur natural en porciones perfectas para que sus hijos lleven a la escuela?"
"Y ni hablemos de la parte del dinero. ¿De dónde va a sacar la gente pobre dinero suficiente para comprar golosinas que le den gusto a las buenas conciencias?"
"Es un cacería de brujas de comida, el principio de una nueva psicosis infantil."
"Si te comes unos fritos, mereces que te escupan. Si te tragas un plato de a kilo de frutas con yogur, miel, granola y crema batida, aunque tenga 18 veces más calorías, estás bien. ¡Felicidades!"
"Vivimos hundidos en la obesidad porque somos pobres, porque carecemos de oportunidades hasta para alimentarnos, por factores psicológicos, culturales y comerciales. ¿Quién se va a meter con esto?"
"Una sociedad tragona y antojadiza como la nuestra es una sociedad débil y manipulable."
"Sigamos perdiendo el tiempo con medidas como la ley antiobesidad, finalmente seguiremos siendo lo que somos y no sólo eso, terminaremos dándole gusto a las buenas conciencias que nos quieren hacer a su modo: consumidores, pero de chatarra fina."

Alvaro Cueva
(v.pág.13 del periódico Público del 7 de noviembre de 2010).


"Rogelio no quita su mano del botón. Hace 3 horas el menor de edad tenía esa misma posición. Le echó 20 pesos a la maquinita en espera de multiplicar por 10 su inversión. El joven llegó a juntar 500 pesos, pero en sólo 2 horas los perdió. Siempre tuvo la idea de que en la siguiente jugada sí ganaría."
"El chico asiste a las máquinas que están a unas cuantas calles de su casa. Ya no le interesan los videojuegos, sino la suerte de ganar dinero."
"Esas tragamonedas se ubican en establecimientos comerciales, casi en cada esquina de cualquier colonia popular, donde hombres, mujeres y niños pueden jugar sin limitaciones, más que las del monto de su apuesta."

(V.pág.15-A del periódico El Informador del 11 de noviembre de 2010).


"Festejar el 12 de diciembre es más importante para los mexicanos que la independencia y la revolución aunque les pese a los herederos de una clase política quienes apostaron a levantar un México descreído y con fe sólo en la Patria en cuyo altar oficiaban los héroes y sus apoderados. Tan desatinados éstos como quienes pensaron y aun piensan que las creencias religiosas deben ser la única inspiración y fundamento de la vida pública."

Miguel Bazdresch Parada
(v.pág.17 del periódico Público del 12 de diciembre de 2010).


"Los mexicanos, por falta de información, piensan que las bacterias causan los resfriados, y utilizan mucho antibiótico; sin embargo, debemos recordarles que el 100% de los resfriados son producidos por un virus."

Dr.Gustavo Acosta Altamirano, director general de la Clínica de Inmunodiagnóstico de México
(v.pág.138 de la revista Selecciones del mes de diciembre de 2010).


"El uso de los producto 'milagro' -que promueven la curación instantánea de enfermedades crónicas- puede causar daños a la salud de la población, porque propician la automedicación y retrasan la visita al médico."
"En México, ya sea a través del Internet, medios impresos o electrónicos, circulan 22,000 productos de este tipo, señalaron, a través de un comunicado, la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios y la Secretaría de Salud Jalisco."
"Generalmente, destaca el documento, estos artículos son elaborados a base de plantas, pero no cuentan con el aval científico sobre su eficacia."
"Algunos son suplementos alimenticios que se publicitan como medicamentos sin contar con el permiso de la Secretaría de Salud federal."

(V.pág.4 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 13 de enero de 2011).


"Las supersticiones se pueden agrupar en 2 grandes categorías: la primera, es la creencia en que la ejecución de determinados actos como ensalmos, conjuros, hechizos, maldiciones y otros rituales, tienen influencia en la vida de las personas. La segunda es el poder atribuido a objetos tales como los llamados 'cuarzos', los amuletos, perfumes, figuras, etc. Respecto a la primera categoría, no debe confundirse superstición con tradición, aunque las tradiciones serían prácticas supersticiosas a partir del momento en que se les atribuyesen poderes mágicos."
"Una investigación realizada por Adam Galinsky de la Universidad del Noroeste de Evanston, Illinois, en colaboración con Jennifer Whitson de la Universidad de Texas en Austin, mostró que los individuos que experimentaban una sensación de falta de control sobre su situación, eran más propensos a ver imágenes que no existían, a percibir conspiraciones y a desarrollar supersticiones. Galinsky afirma que 'cuanto menos control tienen las personas sobre sus vidas, más propensas son a procurar recuperar el control a través de la imaginería'."
"El Catecismo de la Iglesia Católica (2111) afirma que la superstición 'es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone. Puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, por ejemplo, cuando se atribuye una importancia, de algún modo mágica a ciertas prácticas, por otra parte legítimas o necesarias. Atribuir su eficacia a la sola materialidad de las oraciones o de los signos sacramentales, prescindiendo de las disposiciones interiores que exigen, es caer en la superstición (Cfr. Mt 23 16-22)'. Por ejemplo, cuando en vez de valorar un objeto religioso por lo que representa, se le atribuye un poder intrínseco, como el caso de quien lleva un escapulario pero no guarda en su corazón fidelidad a la Virgen Santísima sino que se entrega al pecado pensando que tan solo por llevarlo se salvará."

Antonio Lara Barragán Gómez OFS, Escuela de Ingeniería Industrial, Universidad Panamericana Campus Guadalajara
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 23 de enero de 2011).


"Confieso que nunca había visto el programa de Top Gear y que no sabía siquiera de su existencia, hasta que vi que en Twitter este show televisivo de la BBC era uno de los temas más discutidos. Vi el video en YouTube sobre la burla que sus tres conductores hacían sobre el auto Mastretta, el cual tampoco conocía, y las referencias que hacían con la comida mexicana y con los estereotipos de los mexicanos. Confieso que más que sentirme indignado, me dio mucha risa. No le di mayor importancia."
"Sin embargo, el tema ha ido creciendo en la cobertura mediática de una manera impresionante, hasta el punto que mereció una 'enérgica condena' de nuestra diplomacia nacionalista mal entendida e incluso llevó al Instituto Mexicano de la Radio, donde colaboro semanalmente desde hace tiempo, a tomar una errónea decisión editorial: dejar de transmitir los excelentes cortes informativos de la BBC como protesta por la 'ofensa' contra el pueblo de México. Afortunadamente, el IMER reculó."
"No entiendo esos gritos que sólo hacen perder tiempo. No lo entiendo, porque si uno prende la televisión en México, en cualquier televisora y casi a cualquier hora, hay referencias xenofóbicas y llenas de estereotipos hacia otras nacionalidades. Desde los comentaristas que se burlaban de Kalimba por su negritud, pasando por las ya cansadas imitaciones de los argentinos, los clichés sobre los estadounidenses y en particular sobre sus mujeres que vienen a las playas mexicanas a 'buscar lancheros que les hagan el favor', o las de los asiáticos, que en el imaginario colectivo todos los asiáticos son 'chinos' y todos éstos 'se parecen'. Nuestros medios y nuestras conversaciones son pesadas y se mueven en el menosprecio a la otredad."
"Y sin embargo, nos llevamos, pero no nos aguantamos. La discriminación vive en lo más profundo de nuestras raíces. Desde el ex presidente que decía que las 'mujeres eran lavadoras de 2 patas', hasta el presidente o el gobernador que lanzó una acción de inconstitucionalidad para impedir la ampliación del reconocimiento público a las parejas del mismo sexo y el otorgamiento de derechos que ello conlleva."
"Por todo ello, la reacción del gobierno mexicano me ha parecido un exceso de hipocresía y hasta francamente absurda. Porque quienes aplauden la enérgica condena del embajador Medina Mora son los mismos que se mueren de la risa al encender la televisión y ver a Esteban Arce llenar un espacio televisivo con chistes homofóbicos o misóginos. Porque en lugar de aprovechar esa coyuntura para invitar a los 3 conductores de Top Gear a grabar un programa en México para promocionar la dañada imagen del país en el exterior, lo único que están haciendo es contestar con indignación."
"A final de cuentas lo de Top Gear debería servir para que con capacidad de autocrítica encendiéramos nuestras televisiones, escucháramos detenidamente nuestras conversaciones, nos miráramos al espejo, respiráramos profundo y nos alivianáramos un poco, que al final el que se lleva se aguanta."

Genaro Lozano
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 5 de febrero de 2011).


"Condenamos los datos del programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA por sus siglas en inglés), que muestran el rezago de nuestro país en materia de lectura y comprensión. Cuestionamos los datos de la Encuesta Nacional de Hábitos y Consumos Culturales que, según la mala lectura hecha por los medios de comunicación, a una parte importante de la población no interesa la cultura. Vemos con relativo entusiasmo la proliferación de cuentos, novelas, guiones, exposiciones, producciones y hasta reconocimientos internacionales cuya materia prima es la documentación de nuestro pesimismo."

Carlos Alberto Lara González
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 5 de febrero de 2011).


"Nuestras autoridades que nos aman y se sacrifican por nuestra felicidad han decidido hacer más prohibiciones, siempre en nuestro interés, entre lo que piensan prohibir esta semana están los llamados 'productos milagro' que lo mismo curan la migraña, que el mal del pinto, que las hemorroides, y la más notable aumenta la guapura en ellos y la belleza en ellas. Yo ya estaba a punto de comprar uno que nada más curaba 300 enfermedades, con una sola pastilla, ¡qué cosa tan maravillosa! y pensar que la prohibieron."
"No puedo entender por qué los prohibieron, para tratar de entenderlo sugiero varias hipótesis: la primera que a nuestras ínclitas autoridades les gusta prohibir cosas, sólo por el gusto de hacerlo; otra puede ser que sea una conspiración de empresas farmacéuticas que temerosas de quedarse sin ventas pusieron de acuerdo a la autoridad para eliminar la competencia; la tercera es que las 'pastillas milagro' no sirven para nada y la cuarta que encelados los del gobierno porque les estaban ganando en anuncios televisivos y eso es algo que nuestras autoridades no resisten, ellos deben de ser los máximos anunciantes, aunque nadie los vea."
"El hecho es que siempre hubiera querido creer en esos productos, los que salen anunciándolos se ven tan convencidos, lástima que no les creo, lo que sí no pude resistir fue comprar los tenis mágicos, si, ya lo habrá adivinado usted, son esos tenis hechos con tecnología astroespacial, los que con sólo ponértelos bajas de peso y provoca que el tafonario se endurezca y suba de nivel, digo si una vez con los tenis puestos puede usted mantenerse de pie, bailan más que el aparato que hace que te tiemble hasta la factura."
"Compré también el fitness shock, un aparato que a base de electricidad le deja a usted la panza de lavadero, sólo que no lo pude usar hasta que conseguí las extensiones porque no me quedaban los cables con los electrodos necesarios para que se queme la grasa, se quemó la piel ya que me tatemó la panza, la que me quedo de lavadero pero con el puño de ropa lavada. Para cubrirme las quemadas me sugirieron un body, de marca 'elegancia corpórea', que según eso oculta las lonjas sin que se note, pero no lo notan los invidentes porque a algún lugar se tiene que ir, en mi caso escaparon por arriba, de tal modo que parecía paloma buchona, calculo que el ombligo me quedó como a una cuarta de la piocha."
"Total, parece que la autoridad al prohibir los productos milagro no quiere que adelgacemos o quiere que lo hagamos por la vía difícil, esto es, dejando de comer y haciendo deporte, y la verdad, así no tiene chiste."

Carlos Enrigue
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 20 de febrero de 2011).


"Estoy seguro que en México los estadios están llenos de gente y que los boletos son bastante más caros que algunos libros. Eso ocurre en Perú, lo he comprobado. Hay personas que no tienen ningún escrúpulo en gastarse parte de sus escasos ingresos para ir a ver el futbol."

Mario Vargas Llosa
(v.pág.24 del periódico Público del 4 de marzo de 2011).


"Abstenerse de carne los viernes de Cuaresma podría tener otro significado para los católicos, a quienes el cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, pidió realizar mortificaciones que ayuden a vencer los vicios y pasiones carnales."
"'Hay personas que prometen, en Cuaresma, no tomar agua entre las comidas, es un ejemplo, pero a lo mejor no guardan la fidelidad en el matrimonio y siguen con sus aventuras amorosas, ofendiendo la santidad del matrimonio', planteó ayer en su homilía."
"'Prométele a Dios dejar esos malos caminos y ser fiel en tu matrimonio. Otros prometerán no fumar, pero son injustos en los negocios, ventajosos e, incluso, corruptos, pero prometen no fumar. Prométele a Dios no robar y, entonces, el Señor aceptará tu sacrificio'."

(V.pág.1 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 10 de marzo de 2011).


"¿Usted, por ejemplo, encuentra alguna diferencia entre las alianzas que compañías enemigas como http://www.televisa.com.mx/Televisa y Azteca están haciendo para derrotar a Carlos Slim y las alianzas que los partidos políticos más opuestos en términos ideológicos, como el PAN y el PRD, están realizado para detener al PRI?"
"Tan polémicas y válidas son unas como tan polémicas y válidas son otras. ¿Y en qué cambia para nosotros que no juegue Slim? ¿En qué cambia para nosotros que no gane el PRI?"
"Y lo mismo aplica para el deporte, la cultura, la religión, la seguridad pública. ¡Para todo!"
"Lo increíble es que hay gente que se traga este modelo y que se pone a defender con vehemencia a un empresario, a un canal o a un partido."

Álvaro Cueva
(v.periódico Público en línea del 13 de marzo de 2011).


"Afortunadamente ningún punto de México se sitúa al norte del Círculo Ártico ni al sur del Círculo Antártico. Nos podemos 'cargar' de energía todos los días del año. Sin embargo, preferimos la superstición de que el día del equinoccio (día en el que la línea ecuatorial coincide con el plano de traslación de la Tierra alrededor del sol) es el día que recibiremos la energía del sol. Estamos al sur del Trópico de Cáncer y en todo caso antes del 21 de junio (solsticio de verano) es cuando deberíamos vestirnos de blanco y alzar las manos para recibir la 'energía' (me imagino que se refieren a una energía cósmica o una jalada por el estilo)."

José Javier Coz
(v.pág.16 "correo" del periódico Público del 25 de marzo de 2011).


"Vamos a Estados Unidos y manejamos justo como se debe. Ponemos las direccionales. Nos detenemos en los semáforos incluso cuando sentimos la tentación de pasar porque 'veníamos bien rápido y bien cerca' del alto que se acaba de poner. No estacionamos en cocheras, ni en lugares reservados para personas con capacidades diferentes. No nos paramos en dobles filas para recoger a los niños en el colegio, ni andamos como locos en las avenidas porque tenemos un coche que sí 'jala durísimo'. Dejamos de hacer todas esas cosas que hacemos sin problemas en México, porque allá sí nos multan (y sí nos cobran la multa, no las condonamos con algún 'influyente'). Hasta en la cárcel podemos parar por infracciones de tránsito más serias."
"¿Aquí? Bueeeeeeeeno, aquí estamos bajo la cultura del 'no pasa nada'. Si nos para un policía de tránsito, ya medio sabemos cómo hacerle. Ya medio entendemos de 'a cómo nos toca'. Criticamos la corrupción con la boca, pero la incentivamos con acciones. Que los demás se porten bien. Nosotros no lo necesitamos porque somos 'más listos' que los demás. En un embotellamiento somos los primeros en ir por el acotamiento o, de plano, en sentido contrario. Nos creemos los reyes de la improvisación, de la picardía. Llevamos nuestro doble sentido verbal, el tan celebrado 'albur', a nuestra forma de conducir (y a muchas otras cosas, pero mejor hablemos solo de los coches y sus conductores, por ahora)."
"Pero, en el Períférico y en algunas avenidas de la zona metropolitana de Guadalajara, a partir de ahora, tenemos cámaras que vigilarán, en principio, la velocidad en que estamos conduciendo. Ya no habrá el clásico: '¿Cómo podemos arreglar esto, oficial?'. Ni modo de pararnos en frente a la cámara para decirle: 'Oiga, no sea malita. Traigo prisa porque ya va a empezar el partido de Chivas'. Ni para qué decirle al cartero: 'Perdón, multa yo no recibo'. Con las cámaras, nos veremos forzados a vivir en una ciudad muy distinta. Vamos habitar una en que, si no cumplimos la ley, tendremos que pagar por ello. Más vale acostumbrarnos."
"Estoy seguro que el resultado será tan positivo que las cámaras comenzarán a multiplicarse. Porque será más eficiente poner cámaras que te multen por estacionar mal o por pasar el alto del semáforo, que colocar a un policía de tránsito en cada esquina. Las cámaras son más baratas que aumentar considerablemente el sueldo de los policías y aumentar el número de oficiales en las calles, buscando con esto desincentivar la corrupción. Las cámaras no tienen jefes que exigen una cierta cantidad de infracciones o, peor, de 'mordidas' por día. No estoy diciendo que esto ocurra, sólo levanto la posibilidad de que, en algún lugar, esto haya ocurrido y llamo la atención para el hecho de que a partir de ahora, tendremos sobre la ciudad muchos ojos, todos incorruptibles. Más vale que comencemos a portarnos bien."

Sergio Oliveira
(v.pág.2-E del periódico El Informador del 9 de abril de 2011).


"Para el mexicano común, tan poco ilustrado, tan apático para estos menesteres -por el "asquito" que, vía de regla, le causa la política-, tan despreocupado de llegar a la jornada electoral con una decisión tomada en función de un análisis serio del curriculum vitae de los candidatos, de los méritos acumulados por ellos y el prestigio ganado a lo largo de su carrera; de sus atributos intelectuales, y, sobre todo, de la viabilidad de sus propuestas, el 'voto razonado' se apoya en elementos de juicio tan 'sólidos' como la intuición, las 'latidas', las corazonadas y las apariencias."

"Es previsible que las 'guerras de lodo', con calumnias a guisa de misiles y con ironías a guisa de torpedos, terminen por inclinar la voluntad de los electores..."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 11 de abril de 2011).


"Como el gobierno no confía en los ciudadanos, entonces nos atiborra de trámites inútiles, según ellos para controlar. Como un servidor público no confía en otro servidor público, entonces se sacan copias de todo y a lo baboso. Como un político no confía en otro político, porque 2 perros no comparten un hueso, entonces todo lo que haga otro está, por definición, mal."

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 13 de abril de 2011).


"Aunque se venden como 'pan caliente' las micas para placas que supuestamente impedirían que la fotoinfracción registre la matrícula del auto que vaya a más velocidad, se señaló por autoridades que éstas no evitarán la multa de 580 pesos si excede el límite."
"Los vendedores de algunas tiendas de autopartes señalan que son de lo más solicitadas ahora que va a entrar en vigor, el 1 de mayo, la fotoinfracción por superar la velocidad establecida en algunos de los cruceros de riesgo."
"MURAL adquirió una de estas micas, y realizó pruebas de día y la noche con el apoyo de la Secretaría de Vialidad y la empresa proveedora de la tecnología."
"Pasando con el auto a mayor velocidad, el equipo tomaba la foto de la parte posterior del auto y tras un acercamiento a la placa, el número de matrícula era visible."
"Las micas lo único que pueden hacer es llamar la atención de los agentes y detener el vehículo por alterar la visibilidad de la placa que se establece como sanción en el Reglamento de la Ley de los Servicios de Vialidad, Tránsito y Transporte."
"También se comercializa un spray, que MURAL no encontró en los establecimientos comerciales. Sin embargo, Ferrer aseguró que sólo abrillantan la lámina lo que no impide leer la matrícula."
"Otro hecho difundido es que si un auto se cambia de carril, el equipo no lo detecta, lo cual es falso, pues incluso han sido registradas motocicletas que circulan sobre la línea que divide los carriles, comentó Ferrer."
"La recomendación es que ya no busque aparatos para evadir la fotoinfracción y pise el freno, es decir, respete la velocidad marcada para no ser multado."

(V. primera plana del periódico Mural del 17 de abril de 2011).


"Algunos sanitarios que prometen gastar menos de 5 litros de agua por descarga terminan consumiendo el doble, de acuerdo con pruebas realizadas por un productor de válvulas."
"En el mercado existen escusados que fueron diseñados para funcionar con 6 litros, pero les modifican la válvula para que trabajen con 5, por lo que su eficiencia resulta hasta 15% mayor a la que deberían tener."
"Este ajuste no necesariamente implica un cambio en el sistema de funcionamiento del retrete, por lo que no se descargan por completo todos los sólidos, obligando a los usuarios a jalar la palanca 2 veces."
"Así, al final, se termina gastando el doble de agua, explicó la fuente, quien prefirió omitir su nombre y el de su marca."
"'El problema es que el sanitario es el mismo, originalmente para 6 litros, y no se le hicieron cambios, lo que reduce el desempeño del sanitario', señaló."
"Esta situación ya ha sido detectada por la Comisión Nacional del Agua, pues desde hace más de un año comenzó a otorgar una certificación llamada Grado Ecológico, que reconoce a los sanitarios que funcionan con menos de 5 litros."

(V.pág.4 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 28 de abril de 2011).


"Los casinos están diseñados para hacer que los jugadores pierdan su dinero. Para llevar a la perfección esta tarea, los dueños dan empleo a un grupo de expertos, desde diseñadores de interiores hasta psicólogos y matemáticos del juego. Ningún detalle se les escapa."
"Las máquinas tragamonedas están diseñadas para hacer creer al jugador que está a un tris de ganar."

Robert Kiener
(v.pág.103 de la revista Selecciones del mes de mayo de 2011).


"La situación es complicada para el infelizaje, porque a la fecha yo no conozco a alguien que sea de derecha, todo mundo, hasta los que son considerados como tales, se declara de izquierda, vamos, los más extremos dicen que son de centro izquierda y yo creo que alguien habrá de derecha o a la mejor tienen el mismo tipo de requisitos o más para pertenecer a la tendencia en la que todos los que pertenezcan a ella deben ser terriblemente malos. Izquierda igual a buena onda derecha igual a mala onda, lo que no sé es quien o quienes ponen las reglas."

Carlos Enrigue
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 15 de mayo de 2011).


"Capitalinos pagan hasta 50 pesos por una reunión en el Bosque de San Juan de Aragón que les permitiría contactar extraterrestres y pedirles que los clonen al morir para conseguir la eternidad."
"'Allá arriba guardan un archivo con ADN de la gente buena para ser clonada al morir. Cuando el fiel acepta que los extraterrestres lo crearon, entonces mojamos su frente y miramos al cielo. Eso es todo', explicó Benigno Reyes, líder y vocero del movimiento Raëliano en México."
"Esta asociación religiosa, ha encontrado en este bosque de la delegación Gustavo A.Madero, cada primer domingo de mes, un punto de contacto con los Elohim, a quienes consideran sus creadores y divinidades superiores."
"Aunque Reyes asegura que participar en su credo no tiene un costo específico, sí pide una cooperación voluntaria que puede alcanzar hasta 50 pesos."
"'La clonación es un paso importante para los seres humanos. Ya no hay porque morir, nunca dejaremos a nuestros seres queridos sí estamos vivos', aseguró Laura González, seguidora de este credo surgido durante los años 70 en Europa."
"Para el Movimiento Raëliano, la clonación es de suma importancia. Su objetivo es clonar a las personas cada vez que estás mueren y transferir su memoria a un cuerpo nuevo, para vivir eternamente."
"El pasado 6 de agosto, un grupo de raëlianos enviaron el ADN de los nuevos seguidores a las naves de los Elohim, que circundan la Tierra, para ser clonados."
"A partir de 2002, este grupo han difundido el nacimiento de 12 niños clonados. Ningún caso se ha podido comprobar."

(V.periódico El Universal en línea del 30 de mayo de 2011).


"'Sabía de un ratero de Acapulco que venía acá. Iba con el señor del Santo Sepulcro, frente a él hacía la señal de la cruz, luego un sorbo de aguardiente y a robar ya protegido. Nunca le falló', relató Guadalupe, vecina del Centro Histórico del D.F."
"En templos del primer cuadro del D.F. se ubican imágenes religiosas que son veneradas por delincuentes."
El Señor de la Humildad.
El 16 de agosto, día en que los vecinos celebran al Señor de la Humildad, los carteristas y otro tipo de ladrones no ejercen su oficio, por temor a ser desamparados por la imagen, revelaron fuentes policiales.
"Muchos vienen, se les ve en la cara, hasta cargan con sus navajas, pero se quitan la gorra para entrar a visitarlo", comentó David, vendedor de dulces y cigarros.
Hermanas de la congregación de Carmelitas Descalzas, que están a cargo de esta capilla del siglo XVI, reconocieron que este rumor está presente desde los años 40. Ellas aseguran que se debe a que los ladrones confunden esta figura con la de San Dimas, uno de los ladrones que crucificaron junto con Jesús de Nazaret y que es popular en este sector.
San Judas Tadeo.
Cada 28 de mes, día en que celebran al santo en el templo de San Hipólito, feligreses consultados aseguran que muchos hombres y mujeres acuden a verlo para implorarle su ayuda en robos y otros actos delictivos.
"Por eso hay tanto asalto ese día afuera de la iglesia", consideró Armando, vecino de Tlatelolco y seguidor de este santo desde hace 15 años.
En 2004, EL UNIVERSAL informó sobre el patronazgo de San Judas Tadeo en El Hoyo, una calle con forma de herradura en Iztapalapa alrededor de la cual se agrupan casas de ladrones peligrosos. La figura funge como centro y punto de reunión en ese barrio.
Virgen de la Candelaria.
Del barrio que fuera considerado más bravo que Tepito, carteristas y otros ladrones van a encomendarse a esta virgen desde principios del siglo pasado. Chóferes del paradero de microbuses que se encuentra junto al templo aseguran haber visto a varios ladrones ocultarse en esta iglesia para no ser capturados.
El Santo Sepulcro de Jesucristo.
Al Jesuscristo, que está colocado dentro de un cajón de vidrio y madera, le imploran protección para no ser sorprendidos y castigados, aseguran vecinos de la zona.
"Nos molesta mucho esta mala fama que se debe a los malvivientes que abundan afuera del templo, además de que la prostitución es devota de la Virgen de la Soledad (dentro del templo)", declaró Sofía, encargada de un puesto de tamales en la zona.

(V.periódico El Universal en línea del 1o.de junio de 2011).


"La idea de clases sociales sigue viva en la sociedad mexicana. El dinero es la principal diferencia entre los mexicanos, según se desprende de los datos que arroja la Encuesta Nacional de Discriminación, presentada este año por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación."
"Según la encuesta, 6 de cada 10 mexicanos consideran que el dinero es, por mucho, la principal causa de diferencias entre personas que habitan una comunidad."
"La opinión respecto a la capacidad divisora de la riqueza, es compartida, casi uniformemente, por los distintos niveles de desarrollo socioeconómico. Sin embargo, la población situada en los niveles más altos de confort son, también, los que más ven en el dinero un instrumento de separación (63.9%). Los estratos socioeconómicos ubicados como clases medias (media-alta y media-baja) son los que menos perciben separaciones a raíz de los recursos económicos (57.9-59%) [es normal, quieren pensar positivamente y sentirse igual que los ricos - el webmaster]. Por su parte, los deciles más afectados por la inequitativa situación económica del país, al igual que los más favorecidos monetariamente, presentan altos niveles de opiniones negativas respecto al papel del dinero en la sociedad (60%)."
"Los entornos que resultan propensos para materializar un sinnúmero de discriminaciones producto de las disparidades económicas son desde lugares de recreación (antros, bares, etc.) hasta escuelas u hospitales. En la zona metropolitana de Guadalajara, la discriminación por motivos económicos, tanto en escuelas particulares como en planteles públicos, crece día a día. Una tercera parte de los mexicanos considera que han sido discriminados por su situación económica, o para ser más específico, por 'no tener dinero'. Dicha discriminación ha conllevado violaciones a sus derechos más elementales. Así, el dinero se ha convertido en la principal razón por la cual un tercero no respeta los derechos de las personas, superando a la apariencia física (24.5%) o la religión (20.5%). Para los mexicanos, el color de la piel no constituye un rasgo que genere altos niveles de discriminación (18%)."
"Las encuestas sobre cultura política en México han demostrado el bajo nivel de politización que vive la sociedad mexicana. A la gente no le gusta hablar de política, y aquella frase de los padres 'en la mesa no se habla de política', sigue imperando en muchos de los hogares en México. Sin embargo, para la sociedad, los partidos políticos son la segunda causa de división entre los mexicanos, sólo por detrás del ya mencionado caso del dinero. 46.9% de los encuestados cree que los partidos políticos dividen 'mucho' a los miembros de una comunidad. Porcentaje que supera al 39% que ve en las ideas políticas un motivo de disociación entre los ciudadanos. Así, es evidente que para muchos mexicanos las ideas políticas y los partidos políticos no son la misma cosa, o, en otros casos, opinan que navegan por rumbos distintos."
"Uno de los hechos sorprendentes, esbozados en la encuesta, es la tolerancia que muestran los mexicanos para aceptar a personas que no profesan la misma religión. Para los encuestados, el credo religioso es la tercera causa que menos divide a la sociedad, sólo por delante de la etnia y los migrantes. En este sentido, los mexicanos consideran que la religión separa 'poco' a los miembros de una comunidad."

(V.pág.6-B del periódico El Informador del 8 de junio de 2011).


"'¡10,000 a rojo!' Me parece increíble que haya casinos en este país. Culpo a la pobre escolaridad porque la gente no sepa matemáticas, los juegos de azar son llamados el impuesto a la estupidez, pero en realidad es el impuesto a no saber estadística y, quizás, un poco al exceso de adrenalina."
"No puedo creer que nuestro sentido común colectivo los permita. Pensé en este artículo porque viviendo en Australia me impactó el gran alboroto sobre la adicción al juego. Inicialmente se me hizo una exageración, no la consideraba una adicción seria, pero con el paso del tiempo me pareció evidente la problemática; no es una enfermedad para tomarse a la ligera, es un cáncer en la sociedad. Ni siquiera a los deportistas les pagan por divertirse, ganamos dinero trabajando en labores que no quieren o no pueden hacer quien nos emplea y por supuesto que a nadie le van a pagar por irse a divertir, menos en maquinitas; es dinero fácil, una droga no menos adictiva que la cocaína o el alcohol y los mexicanos somos particularmente débiles ante ella, sociedad paternalista, valiente, orgullosa y de emociones al flor de pecho que somos; y por si lo pensaban defender, en Australia también -solo son legales los tragamonedas y el bingo- y eso no los ha exentado de las consecuencias."
"Aun así, como si la adicción en sí no fuera suficientemente mala, está el descaro de permitir este giro ilegítimo que se presta al lavado de dinero en plena guerra contra el narcotráfico. Por si fuera poco, no se han tomado la molestia de modificar la ley para cobrar impuestos más altos sobre las ganancias en este giro, práctica común en los países en los que se ha legalizado."

Juan María Naveja Diebold
(v.pág.47 del periódico Milenio Jalisco del 10 de junio de 2011).


"Hemos vivido durante siglos con la herencia católica del perdón. Una cultura que con confesarse y arrepentimiento es suficiente para borrar cualquier pecado, circunstancia que nos condena a un estado de derecho inexistente. Un Estado que no castiga al que viola las leyes envía un mensaje de que se puede infringir cualquier norma sin consecuencia alguna."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 18 de junio de 2011).


"Antonio Roqueñí cree que 'una de las cosas que estamos descubriendo y que es verdaderamente interesantísima es que México es muy plural en sus manifestaciones religiosas. No es necesariamente un país católico, pero es un país muy religioso y que está abierto a cualquier oferta. Aquí cualquier oferta prende rapidísimamente'."

[...]

"Aquí se puede tener cualquier empleo, sin importar si quien lo tiene está preparado o no, interesado o no, capacitado o no para desempeñarlo. Por eso resulta que hoy se puede ser encargado de una oficina de licencias y mañana de un despacho de asuntos religiosos, hoy delegado político y mañana secretario de Economía. Hay quien pasa sin más de ser artista de cine a senador, de gobernador a secretario de Agricultura y luego a secretario de Gobernación. ¿No vimos durante el gobierno de López Obrador en la capital que una misma persona se hizo cargo de asuntos tan disímiles como la construcción del segundo piso y la ley de protección a los derechos de los animales y todavía unos años después la volvimos a ver, explicando con argumentos de alta matemática, el fraude cometido en las elecciones del año 2006?"
"El problema de este modo de funcionar es que aunque no sepan del asunto tienen que hacer algo que se note y entonces pasa como con aquel señor que había sido gobernador de su estado y fue reciclado como secretario de la Contraloría de la Federación, donde a fuerza tenía que actuar y no tenía ni idea de por dónde, entonces decidió lo siguiente: 'Estamos buscando en una empresa en la que tengo la convicción de que hubo cosas irregulares. No tengo hasta el momento los elementos para probarlo pero sí el convencimiento de que actuaron mal'. ¿De dónde le viene dicho convencimiento? se le preguntó, 'De un tufo', respondió."
"Esto mismo sucede con los burócratas respecto a los requisitos que se deben cumplir y que como desconocen, entonces los inventan. El resultado son absurdos como éstos: para obtener la Clave Única del Registro de Población se exigen 2 documentos oficiales, los cuales a su vez, para poderse obtener, requieren de la CURP. O la Secretaría de Hacienda decide que ya no entrega tarjetas para hacer el pago de impuestos en los bancos, pero los que están en las ventanillas de éstos no aceptan recibir el pago sin la tarjeta. O el Instituto Nacinal de la Senectud entrega credenciales provisionales porque desde hace meses está descompuesta la máquina que hace las definitivas, pero ninguna oficina las acepta. Y cuando el afectado se queja, la respuesta es: 'Dígales que se la tienen que aceptar'. ¡¡!!"
"Pero el ejemplo extremo de esta afirmación de que para las chambas no es necesario tener preparación son los legisladores."
"Entre nosotros basta con tener el nombramiento de 'legislador', 'secretario', 'director', 'encargado', 'jefe', para que ya se considere que se sabe y se pueden hacer las cosas. Es el nombramiento lo que da la capacidad, no la preparación."
"Los ciudadanos también somos así. Por eso cualquiera se pone a decirles a los responsables de la justicia por dónde deben ir sus indagaciones y cualquiera califica los resultados: 'el procurador tiene una actitud facciosa', 'es falso lo que dice la PGR', 'ese gobernador no conoce la ley'. Entre nosotros todo mundo sabe quiénes son los culpables y cómo se les debe atrapar y cuál es el castigo que hay que aplicarles. Somos un país de juristas."
"Y de médicos. Y de economistas. Y de educadores. Y de historiadores. Y de ecologistas. Y de promotores culturales. En México todos sabemos lo que hay que saber en todas las materias. Todos menos por supuesto, los funcionarios encargados de cada uno de esos ramos."
"La falta de preparación es particularmente notable en los medios de comunicación, en donde locutores y reporteros hablan de situaciones y personas sobre las que no tienen la menor idea."
"Armados con esa ignorancia cubren las guerras y los conflictos sociales, económicos y políticos y por eso no hay ninguna diferencia si el reportaje se hace desde Afganistán, Irak, Líbano o cualquier país: siempre nos dirán qué horas son en aquel lugar, qué desoladas se ven las calles, cuántos niños pobres hay por allí y qué duras se escuchan las batallas."
"Nadie considera que necesita asesoría. Y además, porque ello significaría darles a otros la palabra. Y como la palabra en nuestra cultura tiene tanto peso ('las palabras son armas' dice el subcomandante Marcos) y confiere tanto poder, pues por eso el que la tiene no la suelta, no la cede ni la presta. El ejemplo contundente son los entrevistadores de radio y televisión que aunque esté hablando con especialistas, los interrumpen para dar ellos su punto de vista y su explicación del tema en cuestión."

[...]

"Del doble discurso a la doble moral el brinco es casi imperceptible. ¿O será que es al revés y que aquél existe porque ésta existe y lo sustenta?"
"Lo dieron por ejemplo los dueños de gasolinerías que un buen día denunciaron a la empresa Pemex de fraude porque las pipas que compran y pagan completas a la paraestatal llegan con menos cantidad de combustible, siendo que desde hace años ellos han hechos sus negocios en complicidad con estas prácticas. Lo dio Andrés Manuel López Obrador que denunció al presidente Fox por apoyar abiertamente al candidato panista a la Presidencia de la República y por usar recursos del gobierno para ese fin, siendo que él hizo lo mismo como jefe de gobierno de la capital, tanto en su propia campaña para ocupar el cargo de primer mandatario como en las campañas de otros perredistas."
"Un ejemplo sin desperdicio es el que se vio durante el plantón posterior en la ciudad de México en el 2006: en un desplegado publicado por varias organizaciones, se acusaba al presidente de la república por 'suspender la libertad al libre tránsito de los vecinos y comerciantes que vivimos y ejercemos nuestra actividad diaria en las colonias aledañas a la H.Cámara de Diputados, provocando pérdidas económicas'. La razón de esta suspensión de 'la libertad de tránsito de vehículos y personas', era que la Policía Federal Preventiva estaba instalada en los alrededores del recinto del Congreso de la Unión. 'Se trata de un bloqueo ilegal y sin fundamento' decía el texto citado. ¡Lo increíble es que esas organizaciones firmantes habían intentado hacer un plantón precisamente frente a la sede del poder legislativo días antes y lo más increíble es que cuando hicieron pública su queja el PRD, partido del que formaban parte, llevaba más de 2 semanas con plantones instalados en el centro histórico y algunas de las más importantes arterias de la capital, que impedía 'el libre tránsito de personas y vehículos y el ejercicio de las actividades diarias para el sustento de las familias'."
"¿Qué sino doble moral es cuando los que hablan de la importancia de la vida humana y se oponen a las legislaciones que despenalizan el aborto o la voluntad anticipada, callan cuando hay linchamientos y asesinatos contra quienes profesan otras religiones? ¿Y cuando los medios de comunicación festinan durante años el libre mercado y la competencia y el fin del proteccionismo estatal y luego los vemos emprender campañas sucias para evitar que se conceda permiso para abrir una tercera opción en la televisión? ¿Y cuando los padres de familia discursean sobre la necesidad de proteger el medio ambiente pero tiran la basura en cualquier parte y sacan a sus perros a pasear sin recoger los excrementos?"
"Doble discurso, doble patrón para medir, doble moral: ¿Hay algún líder obrero que sea obrero? Pienso en Fidel Velázquez o en Napoleón Gómez Urrutia y lo dudo. ¿Tienen un elevado nivel de moral los que se la exigen a los demás? Pienso en el padre Maciel de los Legionarios de Cristo, acusado de asaltar sexualmente a varios niños cuya educación le confiaron los padres y lo dudo. ¿Viven pobremente quienes dicen estar con los pobres? Veo a los obispos con sus vestimentas principescas, que juegan golf y se festejan sus cumpleaños con grandes banquetes y dudo que les interese ese mundo de miserables a los que dicen amar y que desprecien a los ricos como dicen despreciar."
"Pero no hay ejemplo mejor de la doble moral que impera en nuestro discurso público que lo que sucede con los migrantes. Cuando se trata de mexicanos que van a Estados Unidos, criticamos duramente a los norteamericanos por el pésimo trato que les dan a los connacionales. Pero cuando se trata de centroamericanos que cruzan a México, se les maltrata sin piedad, igual o peor que eso de que tan amargamente nos quejamos. Y para muestra, un botón: en abril del 2005, en el estado de Coahuila, elementos de seguridad de la empresa Transportación Ferroviaria Mexicana golpearon y tiraron desde un tren en marcha a una joven indocumentada originaria de Guatemala, que viajaba con otros migrantes en un tren de carga que se dirigía a la frontera con Texas. Gabriela Maritza Barrios, de 20 años de edad y madre de un niño de 4, sufrió tantas fracturas que los médicos del Hospital Universitario le tuvieron que amputar una pierna."

[...]

"Tanto los ricos como los pobres, en la vida cotidiana como en las excepciones, esperan que el gobierno se encargue de componer las cosas, con el convencimiento de que todo lo puede y todo lo debe dar. Un ejemplo sin desperdicio es lo que está sucediendo en todo el país con la luz: nadie la quiere pagar porque 'es obligación del gobierno dar este servicio' o 'darlo más barato'. ¿No es por pensar así que las mujeres que viven en un predio invadido en Iztapalapa atacaron a los agentes que querían quitar los diablitos y en Chihuahua los productores agrícolas detuvieron y raparon a los empleados de la Comisión Federal de Electricidad que fueron a cortar el servicio que no pagan? ¡Y hay quien considera que esto es incorrecto y le llama 'acciones defensivas' contra 'la miope ofensiva de la CFE'!"
"Del gobierno se espera que cobre pocos impuestos pero haga muchas obras de beneficio colectivo; que dé los servicios muy baratos y si se puede, mejor gratis; que no cambie las reglas del juego a que estamos acostumbrados pero que se modernice, se haga eficiente y ágil; que fomente el empleo pero no la inflación; que se haga responsable tanto del crecimiento económico como de la estabilidad social; que garantice la libertad de expresión pero impida la crítica, que garantice la seguridad pero también el respeto a los derechos humanos, que respete la democracia participativa pero también tome decisiones, lleve las riendas y no pierda el control."

Sara Sefchovich
(v.págs.143, 290, 322 y 326 de "País de mentiras". Ed.Océano, México 2008).


¿Por qué pita la gente?

"El nostálgico. Estos son en general adultos mayores que están en la flor de la senectud. Son primera generación de conductores, pues sus padres nunca manejaron. Cuando ellos aprendieron a manejar y compraron su primer coche, tener un auto distinguía y bastaba sonar el claxon para que les abrieran paso. Ir arriba de un auto los hacia sentir realmente superiores. 50 o 60 años después siguen pitando, pero hoy el mundo no se mueve: nadie les abre paso, nadie los deja pasar. Sin embargo, al sonar el claxon los nostálgicos se acuerdan que un día tener auto los hizo sentirse diferentes y hoy pitan cada vez que algo les pasa por enfrente, es decir, cada 30 segundos."
"El hombre (mujer) de fe. México es un país piadoso, ni quien lo dude. La fe se muestra no sólo en los actos religiosos sino en la vida cotidiana. Siempre estamos esperando el milagro: sacarnos la lotería, que el jefe llegue después que nosotros, que la escuela se queme para que no haya examen, en fin, un milagro. Los piadosos, que están convencidos que la fe mueve montañas, creen fervientemente que el claxon mueve a los coches de adelante y pitan con toda la fe de que, algún día, tras pegarse al claxon, los autos se abrirán, como las aguas del Mar Rojo, y podrán pasar sin contratiempos y llegar a tiempo a donde van (la opción mundana, es decir, salir más temprano de sus casas, no la han considerado)."
"El histérico. Según el Diccionario de Ciencias Mi Alegría, instante es 'el tiempo que transcurre entre que se pone el verde en el semáforo y pita el imbécil de atrás'. Antes había en promedio un histérico por semáforo, hoy el número de histéricos se ha multiplicado de tal manera que cada semáforo es un concierto. Todos saben que usar el claxon no sirve para nada, esto no es un tema de ignorancia ni de educación, es un asunto de trastorno mental psico-móvil: ir por las calles los pone de mal humor, los hace sentir que están perdiendo el tiempo y que hoy su vida es una desgracia. Mañana harán exactamente lo mismo."

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 20 de junio de 2011).


"Al parecer, a los claxoneros no sólo les gusta hacer ruido sino que tienen racionalizado por qué lo hacen. Los argumentos se pueden resumir en 2: los que dicen que pitar salva vidas porque las bestias sin auto, es decir: peatones y ciclistas, son irresponsables, andan por la calle como si fuera suya y no respetan ninguna ley de tránsito. Y la segunda es que el claxon sirve para advertir a los que usan el semáforo como tocador, cabina telefónica o pañuelo de uña, de que el tiempo se agotó y que tendrán que continuar pintándose la cara, mandando mensajitos o sacándose los secos (y uno que otro fresco) de la nariz en el siguiente alto."
"Pero bueno, aceptando sin conceder (porque me sigue pareciendo absurdo) que hay que pitar para despertar a los distraídos y para advertirle a los irresponsables ciclistas y peatones que piensan que son de hule, para usar una frase muy socorrida por los camioneros, lo cierto es que en el 80% de los casos el claxon se usa para descargar la neura y contagiar la irritación: ¿Por qué me voy a enojar yo solo si puedo molestar a otros?"

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 21 de junio de 2011).


"El grupo narcotraficante Los Caballeros Templarios de Michoacán dio a conocer el martes su 'código de conducta', basado en la fe de Dios y en el que se adjudica el derecho de aplicar la justicia, en un cuadernillo distribuido casa por casa."
"El libreto, de 24 páginas, con buena impresión e ilustraciones de los Caballeros Templarios que pelearon en las Cruzadas, incluye 53 postulados que establecen, por ejemplo, que 'para hacer uso de la fuerza letal se requiere de la autorización de un consejo', indica el ejemplar, repartido casa por casa en diferentes barrios de Morelia, capital de Michoacán, bastión del cártel."
"Los integrantes de este grupo, resultado de una escisión del cártel de La Familia, serán castigados 'con la pena capital' cuando cometan una falta contra un miembro del consejo o violen el 'voto de silencio', señala."
"El código establece que una vez que sus agremiados son aceptados en un ritual, y bajo un juramento 'que deberán respetar a costa de su propia vida', están obligados a servir de por vida a la organización."
"Los Caballeros Templarios están encabezados por Servando Gómez, alias 'La Tuta', incluido en la lista de los más buscados por la Fiscalía mexicana y por cuya captura se ofrece una recompensa de 2.5 millones de dólares."
"Gómez, uno de los fundadores de La Familia, decidió separarse de la organización a principios de 2011 para enfrentarse a José de Jesús Méndez, alias 'El Chango', detenido la semana pasada por la policía mexicana y quien se había unido a Los Zetas, sus acérrimos enemigos."
"El código de Los Caballeros es una reedición acentuada del manual que ya tenía La Familia, un sanguinario cártel de la droga surgido en 2006 que se ha caracterizado por crueles asesinatos y por difundir entre la población su filosofía supuestamente basada en la fe en Dios."
"'Esta lucha es por tu gente, por mi gente y por nuestras futuras generaciones', presenta en la portada el cuadernillo."
"Los Caballeros tendrán que hacerse el examen de antidopaje y abstenerse de alcohol y drogas, así como de secuestrar y violar a mujeres 'castas y menores de edad', agrega el texto."

(V.Agence France-Presse del 29 de junio de 2011).


"Cotidianamente los noticieros informan de la fatal combinación de alcohol y volante, pero todos los días los antros se manejan a su antojo, obtienen licencias y más licencias, a la vez que se crea la conciencia social de que sin alcohol no hay diversión, aun si esta diversión acaba con la vida de personas ajenas. No en vano somos ya, y al parecer solamente, un paisaje agavero, cada vez más omnipresente y opresor."

Armando González Escoto
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 3 de julio de 2011).


"Proclives a la esperanza, los mexicanos continúan como víctimas de un bombardeo publicitario de productos 'milagro', que prometen resultados en cuestión de días, sin mayor esfuerzo que tomar un par de píldoras, untarse un gel o utilizar zapatos con ciertas características."
"El presidente de la Comisión de Salud del congreso mexiquense, Juan Hugo de la Rosa García, destacó la necesidad de fortalecer la vigilancia y monitoreo de dichos medicamentos, prohibir su propaganda e imponer sanciones severas."
"'La propaganda que les hacen a estos productos, sobretodo televisiva, provoca que la gente caiga en ese engaño y los compre y consuma, pero pudieran caer en situaciones que agravan sus condiciones de salud, sobre todo si dejan correr las enfermedades esperando encontrar solución a las mismas'."

(V.pág.10-A del periódico El Informador del 17 de julio de 2011).


"Las características del pueblo mexicano son entre otras: que somos mestizos, trabajadores, libres, ingeniosos, sociables, tradicionalistas, religiosos, desunidos, conformistas, conflictivos, malinchistas, egoístas, fanáticos y pragmáticos, según encuesta que aplicamos a estudiantes de nivel licenciatura de la Universidad de Guadalajara en este año."

José de Jesús Covarrubias Dueñas, magistrado del TEPJF
(v.pág.10-A del periódico El Informador del 25 de julio de 2011).


"Cada quien mide la pobreza como le conviene. Hay un discurso recurrente que insiste que México es un país de clases medias. Y en muchos sentidos lo es. Por otro lado, las mediciones oficiales nos dicen que la pobreza en México no sólo no ha disminuido, sino que, producto de la crisis de 2008 y 2009 hay casi 2 millones más de pobres en el país."
"Si nos preguntan, los mexicanos tendemos a contestar que somos de clase media. De acuerdo a un estudio reciente ante la pregunta ¿usted se considera rico, clase media o pobre?, 81% contestó clase media, es decir sólo 19% se consideró pobre o rico. Como en este país hasta los ricos tienen un extraño desprecio por los ricos, nadie se considera a sí mismo rico, por lo que podemos presumir que todos los del 19% restante se consideran pobres. De acuerdo a las cifras oficiales dadas a conocer ayer en México, 46.2% de los mexicanos son pobres, aunque casi la mitad de ellos no lo consideren así. Parte de la explicación a este fenómeno está en el egocentrismo. Como todos conocemos a alguien más rico y a alguien más pobre, consideramos que la clase media empieza y termina con nosotros: los de arriba son los ricos y los de abajo pobres, lo cual hace evidente la falta de una clase media consolidada en términos de su propia noción. Somos pues un país de ricos y pobres vergonzantes y una clase media que no tiene claro qué es eso."

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 30 de julio de 2011).


"Con una marcha integrada por más de 600 migrantes centroamericanos que exigen el cese de secuestros y hostigamiento en su contra, el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra pidió perdón al cártel de 'Los Zetas' porque son damnificados de la sociedad y las primeras víctimas de un Gobierno corrupto, capitalista, neoliberal, enfermizo y fallido y les invitó a integrarse a la caravana. A este cártel se le acusa de varias agresiones en contra de indocumentados, incluyendo las fosas de San Fernando, Tamaulipas."

[¡Vaya pendejada!, exclamó el webmaster.]

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 30 de julio de 2011).


"La expectativa de vida en México es de 76 años. Esto significa alrededor de 28,000 días. A algunos les parecen tantos, que los desperdician viendo la televisión, e incluso practican los llamados pasatiempos, que sirven para darle a la existencia la sensación de que se esfuma con más rapidez."
"Hay otras personas que quisieran días de 100 horas. Vidas de 100 años."
"He notado que la especie humana que más valora el tiempo es la de los lectores. Estos viven con la constante angustia de comparar el universo de libros con la brevedad de la vida. Un lector excepcional alcanzará a leer apenas una millonésima parte de lo que ofrece Amazon."

David Toscana
(v.pág.48 de la revista Dia Siete del 31 de julio de 2011).


"Se está poniendo de moda entre nosotros algo que en cierta forma podría equipararse al llamado síndrome de Estocolmo, por el cual la víctima acaba compadeciendo, justificando, perdonando, y aun defendiendo a su victimario. Esa nueva moda podrá ser políticamente correcta, pero constituye una grave incorrección moral, pues defender al criminal culpando de sus violencias a la sociedad, es hacer eco a las palabras de aquel anarquista cuyo nombre he perdido en la anarquía de mi memoria, el cual anarquista colocó una bomba cuya explosión mató a numerosos hombres, mujeres y niños. Cuando el juez le preguntó por qué había hecho estallar aquel artefacto que quitó la vida a tantos inocentes, el asesino exclamó lleno de rabia: '¡No hay burgués inocente!'. Hay muchos que sufren carencias e injusticias, y no todos terminan en delincuentes o matones. Ciertamente el germen de la maldad está en todos nosotros, pero también en nosotros se encuentra el libre arbitrio que nos permite escoger entre el mal y el bien, y una conciencia que nos hace distinguir entre ambos, por grande que sea nuestra ignorancia y por embotados que estén nuestros sentidos. Debemos ejercitar el don cristiano de la compasión aun con los más malos, pero sin que ello nos lleve a atentar contra el derecho de los inocentes, ni nos haga faltar a lo que piden la justicia y la razón."

Armando Fuentes Aguirre "Catón"
(v.periódico El Siglo de Durango en línea del 4 de agosto de 2011).


Hada mexicana.

"Una figura de plástico de Campanita, propiedad de un albañil, ha causado furor en la ciudad al grado de que miles de personas están dispuestas a formarse por horas, e incluso pagar para ver al 'Hada de Santa Cecilia'."
"El cuento de hadas narrado por José Maldonado Liar, de 23 años, inició el sábado cuando vecinos de la colonia Lomas del Río Verde acudieron a su casa para ver al hada, que él dice encontró entre las ramas de un guayabo."
"Maldonado Liar asegura que la halló viva, pero murió al poco tiempo por lo que ahora la conserva en un vaso de formol y le pondrá un altar."
"El rumor del hada creció tanto que miles de personas, principalmente mujeres y niños, esperan horas para verla, lo que ha resultado un gran negocio para un albañil que regularmente gana 1,500 pesos semanales, cuando hay trabajo."
"El albañil afirma que se ha visto obligado a pedir donativos porque perdió su trabajo luego de encontrar la figura, ya que no ha logrado salir a buscar empleo por atender a miles de personas que quieren verla."

(V.primera plana del periódico Mural del 11 de agosto de 2011).


"Hace muchos años, cuando vivía yo con mis padres, recuerdo que creíamos en la gente:"
"Si enfermábamos, creíamos en el médico. Hoy, nos da miedo que el especialista vaya a operarnos sólo para poder sacarnos más dinero."
"Si alguien amenazaba nuestra seguridad, creíamos en el policía. Hoy, los cuerpos policiacos nos dan más miedo que los delincuentes, sus cómplices."
"Si teníamos alguna duda, le preguntábamos al maestro de la escuela. Hoy, con tristeza, vemos que muchos maestros ni siquiera aprueban los exámenes de conocimientos básicos."
"Si necesitábamos consejo, creíamos en el buen sacerdote. Hoy, tememos que el mal sacerdote vaya a violar a nuestros hijos."
"Cuando murió el abuelo, creímos en el abogado que repartió su herencia. Hoy, desconfiamos de cualquier licenciado, y más, si fue político."
"Y si requeríamos algún servicio comunitario, creíamos en el alcalde. Hoy, estamos seguros que el alcalde ni caso nos hará, porque está muy ocupado buscando el próximo hueso."
"¿Qué pasó en mi México? Todos nuestros íconos de confianza desaparecieron. Y ahora, ¿en quién podemos creer?"
"¡Ah, ya sé! Vamos a creer en una hadita de plástico, que se hizo de carne y hueso, porque el albañil dijo que era de 'a deveras' y hasta la puso en un frasco con formol. O también podemos creer en la justicia ciega, que le da al 'Ponchis', niño multiasesino, 3 años de prisión, y 1,955 años al defraudador dueño de Publitrece."
"O en los candidatos enfermos de poder, guapos o locos, que prometen eliminar a los corruptos, pero que quien sabe de dónde sacan dinero para estar en campaña megamillonaria desde hace 6 años. O creamos en la píldora que nos bajará las lonjas sin hacer molestos ejercicios, aunque sigamos comiendo como marranos. O mejor, podemos creer en melates, pronósticos o casinos para hacernos ricos sin tener que recurrir al odioso trabajo."
"Ya no sabemos ni en quién creer y nos agarramos de cualquier promesa, milagrito o tipejo que nos vendan las televisoras."
"Esto es tan peligroso, que el día que brote un líder carismático y con buena labia lo vamos a elevar al rango de dictador."
"Y puede ser que nuestro dictador resulte ser un 'buen dictador', como el de Singapur o el de China. O medio bueno, como los de Chile o Corea del Sur. La bronca sería que fuera un 'mal dictador', como los de Corea del Norte, Cuba y Venezuela. O peor, que sea un 'dictador bravucón', como el ex presidente de nuestros vecinos del norte, y que nos lleve a una guerra sin sentido (cualquier semejanza, es pura coincidencia)."
"Todos sabemos que, si continuamos como vamos, fracasaremos como país. También sabemos que los actores políticos actuales y futuros no van a permitir ningún cambio, están en su zona de confort."
"Indudablemente, una buena dictadura de mano férrea sería la solución rápida para eliminar a los corruptos y volver a creer en nuestros íconos de confianza. Para eso necesitamos un hombre que ya sea rico, que ya sea poderoso, que sea un estadista, que sea muy valiente y que sea implacable, cero tolerancia. Pero si 'nuestro dictador' nos sale un chalado de derecha, volverá la Inquisición. Y si nos sale un chalado de izquierda, volverá el politburó."

Alberto Martínez Vara
(v.pág.8 del periódico Mural del 18 de agosto de 2011).


"No parece que la necesidad de creer en cualquier cosa explique por sí sola, la facilidad pasmosa que el mexicano tiene de tragar patrañas, pues si se tratara únicamente de la necesidad de ir configurando la vida según determinadas certidumbres, convicciones o historias, tal apetito podría ser igualmente satisfecho con verdades. Digo: tanto trabajo cuesta creer en la aparición de un hadita como en el hecho de que las haditas no se aparecen. Lo malo es que las verdades son escasas, escurridizas, sospechosas siempre y a la postre, generalmente, susceptibles de trocarse en patrañas, de manera que esa voluntad imperiosa de creer en cualquier cosa ha ido modelándose a lo largo de los siglos -y si no por qué la gente sigue acudiendo a las urnas en días de elecciones y refrendando con votos su creencia en las ilusiones y las falsedades propaladas por los mentirosos en turno. Lo demostrable es tan raro, y tan grande el hartazgo de esperar que se manifieste- y tan pocas las ganas de demostrar nada: por eso la prensa más perezosa se basta con reproducir el zumbido de enjambres de declaraciones-, que a la ocurrencia de lo portentoso, por estúpida que termine siendo la explicación, se acude con regocijo y sin dudarlo un instante."
"(Ahora bien: el hadita famosa efectivamente apareció, y fue del todo natural que el afortunado que la halló diera la noticia al mundo, y que luego el mundo fuera a asolearse en largas filas para presenciar el milagro, pagara la entrada, comprara fotos y videos, y a su vez corriera la voz; otra cosa fue que el afortunado resultara un malviviente astuto, que el hadita fuera de plástico y que las multitudes hubieran admitido encantarse de modo tan abrumador por lo que alcanzaron a ver, apenas una figurita como de gargajo en un vasito con dizque formol. Pero de que apareció, apareció)."
"De un tiempo para acá me he aficionado a las ristras de anuncios televisivos que, sobre todo durante los noticieros, divulgan remedios insuperables para la tos, la depresión, los niños lerdos (un shot de porquería que deben beber antes de irse a la escuela, para avisparse), los hongos en las patas, las arrugas, la calvicie, la barriga, la celulitis, el ronquido, la impotencia, la frigidez, la gastritis, las várices, el estrés, la vejez, etcétera. Con pocas variantes, todos incluyen una mona o un mono de buen ver; otro u otra en bata, con título profesional, que infunde autoridad científica, y gráficos grotescos o repugnantes. Vaya afición, se dirá, pero es que ahí encuentro una elocuente explicación del desastre: si tales patrañas no tienen límite, debe de ser porque tampoco ha de tenerlos la voracidad con que las necesitamos."

José Israel Carranza
(v.pág.5 de la sección "gente!" del periódico Mural del 18 de agosto de 2011).


"La Secretaría de Salud afirma que el número de personas adictas a los juegos de apuestas excede los dos millones, cifra que se incrementará en los años por venir con el irresponsable incremento de fastuosos casinos en nuestra ciudad, de los que ninguna autoridad local o federal se hace responsable... Los casinos jamás pierden; en ocasiones el jugador podrá ganar, pero a la larga siempre pierde... Cuando se logra ganar en el juego merced a la destreza mental, la adrenalina acumulada impele a seguir jugando. Por tal razón, el mercado de las apuestas y juegos de azar es uno de los más rentables por la secreción de adrenalina en el jugador... Los aspectos negativos de los casinos son por demás conocidos: problemas de inseguridad, criminalidad, prostitución, lavado de dinero y generación de mafias."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 3 de septiembre de 2011).


"Tengo un primo que estuvo en el tutelar por asalto a mano armada, después de salir de dicho lugar, estuvo vendiendo 'vino adulterado'. Su madre y hermanos estaban felices, porque vendía veneno mezclado con un veneno todavía peor. Decían que era bueno, y que ganaba buen 'dinero fácil' con ello. ¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que en casa dio mi tía a su hijo?"
"Tengo un primo que ya padeció sífilis, gonorrea y se infestó de pedículus humanus pubis (piojos genitales), aunque está casado y tiene ya 2 niñas 'adora a las prostitutas'. Por suerte en la actualidad está sano (o eso espero), y dice que 'ya es especialista en enfermedades de transmisión sexual' (aunque no terminó la escuela preparatoria). Justo hoy fue a gastar otros 550 pesos en una ramera, y se mantiene un poco preocupado de no saber si ya contrajo VIH. Su padre (mi tío), a corta edad lo llevó con una prostituta, 'para que se hiciera hombrecito' y supiera 'qué es estar con una vieja'."
"¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la educación que en casa dio mi tío a su hijo? ¿Por qué mi tío no acudió a donde se les explique sobre educación sexual y no a las 'agencias de masajes'?"
"Tuve un tío, el 'Tío Vicho' (Víctor) que murió hace 2 años por alcoholismo, de joven era bravo y broncudo, le llamaban 'El Burgues'. El me platicaba como se encerraba con mujeres, pues él 'era el chido', el que cargaba 'la cocais', el guapo y fornido (y claro que de joven lo fué, y de sobra). Se internó en centros de recuperación para drogadictos y alcohólicos cantidad de veces. En una ocasión, estando él 'en reposo', en casa de mi madre, en la madrugada empezó a gritar: 'Las arañas, ¡maten a las arañas! ¡Las arañas!'. Cuando corrimos a su recámara mi madre y yo, lo vimos saltar de un lado a otro de la cama, despierto, asustado, con esos ojos gigantes de drogadicto asustado, por fin lo pudimos controlar. ¡En esa limpia recámara no había ningún ataque de arañas gigantes!"
"¿Qué podía hacer el gobierno para corregir la ruta que mi tío fue fortaleciendo entre familia y amigos, hasta lograr su muerte? Mi abuela siempre dijo: 'Son hombres, deben ser cabrones y viejeros'. ¿Esto lo podía corregir el gobierno? ¡Si ni en casa interesó! Cuando Víctor murió, mi abuela y yo contamos 34 botellas de alcohol del 96 de 300ml (el que se usa para curar heridas) encontradas debajo de su cama."
"En México, mi país, cada que tenemos un terremoto o inundación la gente se pelea por la ayuda que llega de fuera y del propio gobierno. Mientras algunos tratan de salvar su vida, otros entran a casas de hermanos y vecinos para ver que se roban, de preferencia en la noche, 'cuando es más fácil', sino es que los propios policias, militares y rescatistas encueran las casas. En Japón, hace unas semanas tuvieron una contingencia nuclear, la gente, damnificados, aun con hambre, esperaban formados agua y alimento, ayudaban a quien podían ayudar, 'nadie robó nada', y se publicó a Japón como un pueblo organizado y moral por todo el mundo. Un ejemplo a seguir, un país que 'aun con hambre y oliendo muerte' se sabe formar y esperar un turno, donde los ancianos son sabiduría y no un estorbo. ¿Qué podría hacer el gobierno mexicano para corregir a un pueblo desorganizado, indiferente, amoral, semirreligioso y conformista, novelero y bebedor?"
"Hace unos días, estando 2 niños menores de 15 años 'jugando' en casa, uno embebió al otro con un solvente y le prendió fuego. ¿Necesitamos un policia en la sala-comedor de cada casa? Mientras, en otra colonia, una mujer permitía que su propio amante violara hasta la saciedad a su hija menor de edad, siendo esta testigo ocular y presencial, 'para que no buscara el hombre algo en la calle y no le fuera infiel' ella mejor ofrecía a su propia hija. ¿Que el gobierno haga algo? A una mujer no le importa su propia hija, ¿Cómo cambia esto el gobierno?"
"¿Que hará el gobierno para tirarnos los televisores a la basura y meternos la cabeza en los buenos libros?"
"¿Qué hará el gobierno para mantener a los 30 vagos, alcohólicos y dogadictos que se juntan en la esquina de mi negocio y de mi casa? Si sus 'mamis' los quieren tanto."
"¿Cuál gobierno? ¿El de hace 100 años o el de hoy...? O peor, el gobierno de mañana... donde estarán tus hermanos y nietos... ¿Que el gobierno haga algo?"
"No estoy de acuerdo en quejarme del gobierno, pues uno u otro partido están 'lleno de mexicanos', como yo, mexicano. Esos que tuvimos una revolución que nos enorgullese, donde soldados por un lado y revolucionarios por el otro violaban ancianas, mujeres y niñas, delante de sus hermanos, maridos e hijos, que después de presenciar el evento serían asesinados, si no torturados antes de esto. Y además, quemaban los cultivos, robaban las gallinas, guajolotes y puercos... los puercos. Mexicanos contra mexicanos, como hoy."
"Los cantores españoles y latinoamericanos 'saben' que vendiendo en México ya se abrieron mercado, porque aquí, cualquier extranjero vale más que un mexicano. 'El argentino' (dueño de una gran maquiladora de Guadalajara), siendo patrón y buen amigo de mi primo 'El Chivigón', en una ronda de cervezas le confesó: 'Alberto, aquí en México españoles y argentinos vivimos felices, llegamos a pedir permisos y hacer trámites y los mexicanos nos tratan mejor que a sus propios compatriotas, nos brincamos filas y ahorramos tiempo gracias a ustedes, las mujeres, por alguna razón, aunque seamos horribles, siempre nos sobran'."
"¡Viva México Cabrones! ¿Viva México? ¿Qué parte de México? ¿Los idiomas indígenas que nos avergüenzan o los tenis Nike que utilizamos? ¡Viva México! Grítalo aquí, en nuestras fiestas patrias, porque cuando te paras en China o España agachas la cabeza, pa' que no te vean que eres mexicano."
"El presidente de mi país dice que acabará con el narco... NO, no es así. Cuando los medios de comunicación le piden resultado el no debe de prometer que terminará con los transportadores y productores de la cocaína, debe de pedir que revisen a 'sus hijos' las narices pa' ver que se están metiendo... ¿quién creen que se está aspirando tantas toneladas de polvo blanco? ¿Los extraterrestres?"
"¿Qué hará el gobierno para que 2 de mis vecinos dejen de querer modificar, pintar y rayar mi propiedad?, ¿qué hará el gobierno para que mi vecina deje de arrojar los escrementos de sus perros en mi azotea?, ¿qué hará el gobierno para que mi vecino deje de fumar marihuana junto a mi tanque de gas desde las 8:00am, cuando sus padres se van?"
"Que si la policía es corrupta... tengo familiares y amigos policias, y sí, (no todos, pues estamos también llenos de héroes anónimos) pues no entran a ese oficio ni por lo seguro del oficio ni por el sueldo. Los médicos, que recién fueron testeados en exámen, no tuvieron aprobación científica ni en 5%... ¿Qué va a hacer el gobierno? ¿Ponerles orejas de burro a todos los que traen batas blancas por que sus pacientes no importan y se mantienen en hospitales solo por las prestaciones, esperando jubilarse tempranamente?"
"En Huentitán, donde vivo, hace 2 años un joven murió a balazos... y no, no fue víctima de la delincuencia, fue víctima de su estupidez. Los de 'los departamentos' contra 'los del panteón' se apedreaban hacía meses o años, un día, uno sacó cuete pa´ darles a los otros, y las pedradas se han convertido en balaceras. Los encuentros se dan entre las 9:00pm y las 3:00am, ¡Que el gobierno haga algo! Si a sus propias madres no les importa que se maten unos a otros, y como son menores, 'no pueden ir a prisión' todavía. Eso sí, a los que han sido recogidos por patrullas, acude la familia rápidamente a buscar hacia donde se los llevaron para liberar a sus angelitos. Se tatúan a 'La Virgencita' en un brazo y una pistola en el otro."
"¿Que el gobierno haga algo? Sí, tienen parte importante, pero organizados no necesitamos ni a un gobierno. El gobierno no es y no puede ser más que 'administrador'."
"¿Que el gobierno haga algo? ¿Qué va a hacer el gobierno para que tu familia y la mía no insulte ancianos, respete a los niños, evitemos las drogas, enseñemos 'valores' en casa? ¿Qué hará el gobierno para que no gastemos más de lo que podemos pagar? ¿Cómo el gobierno nos va a 'desinflar' estos senos jugosos de grasa por comer 10 veces más calorías de las que requerimos? ¿Cómo el gobierno nos pondrá a caminar 2 kilómetros diarios o a trotar 10 minutos por día?"
"¡Que el gobierno haga algo! Porque las calles están llenas de perros y gatos abandonados, porque NO ENTENDEMOS que son seres vivos que respiran, aman y sienten. Porque tu familia y la mía tiran a las mascotas cuando crecen y se hace obvio que 'no son de raza'. Porque todos esos perros y gatos sin raza que están en las calles son como yo, pues soy una mezcla de mayas, aztecas, españoles, árabes y ¿quién sabrá de qué más? Yo, como los perros amarillos. ¡Que el gobierno haga algo! Para que mis jóvenes vecinos (casi niños) ya no electrocuten gatos ni los 'hagan explotar', a veces desechos con vidrio o raticidas que 'compra sus madres' en cualquier ferretería."
"¡Que el gobierno haga algo! Por que en el sanatorio que está entre Circunvalación y Artistas hay una mujer abandonada que dio a luz un niño hace 3 días, no hay quien pague la cuenta ni quien la acompañe en su bendición."
"¡Que el gobierno haga algo! Porque mis tíos que viven en Los Estados Unidos de Norteamérica cruzan las calles por las esquinas, no tiran basura, no manejan bajo los efectos del alcohol..., porque allá te dan 'un ticket' o multa, hay cámaras en las calles y te pueden arrestar o quitar la licencia sino es que te arrestan. ¡Que el gobierno ponga más cámaras! Como las de el periférico de la zona metropolitana de Guadalajara, que multaron a más de 2,300 tapatíos en una semana, porque NO SABEMOS LO QUE SIGNIFICA 80km por hora max. Porque aquí lo 'chido' es rebasar a exceso de velocidad y matar perros, niños y ancianos, aquí es 'chido' burlarnos de los pendejos que obedecen las reglas. Porque Cristo y Gandhi nos enfadan, los chidos son Hitler y Napoleón, ¡Arriba los narcocorridos y la música de banda! ¡Ajúa! ¡Que el gobierno nos presente a Vivaldi, Mozart y a Silvio Rodríguez!"
"Porque aquí 'el que no es transa no avanza', porque en la 'normalidad' somos gandallas. Porque lo 'normal' es quedarte el billete que otro tiró en el piso, el 'anormal' regresa el billete a su dueño. Porque el 'normal' no hace caso al profesor y se burla en su cara, el 'anormal' hace tareas, estudia y se prepara. Por que el 'normal' grita, mienta madres y es agresivo, el 'anormal' es callado, respetuoso y tranquilo. ¡Que el gobierno haga algo! Porque es 'normal' que no entendamos entre lo moral y lo indecente."
"¿Que el gobierno haga algo? Producimos los libros para el sur de América, ¡pero en México no se leen!"
"¡Que el gobierno haga algo! Porque en mi familia son famosas las telenovelas (no las novelas escritas), el refresco negro, la señora Chapoy y el fútbol, porque a mis tías y primos les enfada escuchar hablar de Sócrates, Platón, Aristóteles, Copérnico, Galileo, Kepler, Newton y Einstein... ¿Quién diablos es John Nash? Porque los libros como la Biblia son adornos de casa, 'no para leerse'. Porque sólo los idiotas pagan diezmos e impuestos. ¡Arriba las Chivas! ¡Arriba el América! ¡Arriba el Atlas! ¡Vamos Chicharito! Porque en los clavados, tae kwon do y otros deportes, a los mexicanos campeones se les reconoce en todo el mundo, así como a nuestros ancianos y paraolimpistas medallistas, pero 'me aburre' saberlo, pues a mi compadre no le gusta tomar caguamas (ballenas o chelotas) con esos temas."
"¡Que el gobierno haga algo! Porque Martita es madre soltera y tiene 3 niños de 3 diferentes padres. Y ¡ya está embarazada otra vez!, y ¿sabes qué?, son 'gemelitos' esta vez. ¡Que el gobierno haga algo! Porque aunque Martita 'no sabe' ni quién es el padre, ella pide la 'ayuda' del gobierno, porque también tiene a su madre en silla de ruedas y 'no hay quien le tienda la mano'."
"Cuando el DIF fué a la primaria de mi sobrino Beto, ofreció la institución dar una comida 'de calidad' por solo 5 pesos, un desayuno balanceado con agua de frutas o leche, proteínas, vegetales y carbohidratos de calidad. Las madres de los niños 'se molestaron': 'A mi hijo no le gusta la leche'. 'Mi hijo no come frijoles'. 'Mi hijo no come verduras'. (Mi primo, el padre de Beto y yo, no lo podíamos creer). Así, hasta el día de hoy, los niños siguen comiendo frituras, hot dogs y dulces en el recreo. ¿Que el gobierno haga algo? Porque POR MAYORÍA DE VOTOS se despreció la ayuda de la institución."
"Me asusta cada persona que dice: ¡Que el gobierno haga algo! Y cada que lo pedimos, ni siquiera decimos 'qué debería de hacer' y 'cómo se puede sustentar'."
"De cada 10 amigos que egresaron la facultad conmigo, 8 dicen que en la escuela 'no les enseñaron nada'. ¿Entonces por qué no se salieron?"
"Soy José Alfredo de la Cruz Murillo, Médico Veterinario dedicado a las Pequeñas Especies y Diseñador de Espacios, vivo en Guadalajara, trabajo en mi municipio y en Zapopan, hago práctica médica privada, organizo charlas 'gratuitas' en parques, iglesias y escuelas sobre biología y mascotas, SOY MEXICANO, pero mi familia y mi pueblo no anda nada bien, tengo miedo por mis 2 hijas y el futuro que les espera. Puedo presumirte a mis familiares y amigos médicos, abogados, contadores, arquitectos y morales... pero hoy no es el tema."
"Por el gobierno de este sexenio no podremos hacer nada, pero el que viene en 24 años será un ejemplo mundial, por que allí estará un hijo tuyo, y tú, lo educarás de forma ejemplar: con valores, formación científica, calidad humana, decencia y lo más importante, responsabilidad."
"Te saluda un hermano mexicano."

(Recibido por e-mail el 3 de septiembre de 2011).


"En México los muertos se ignoran o se ven con sospecha. Es fácil para el gobierno y hasta la misma sociedad asumir que su muerte se debe a algún vínculo con el crimen organizado. Esto le da una salida fácil a los gobiernos."
"La sociedad en general también cae en esta trampa por razones de sobrevivencia. La única forma en que la mayoría de las familias que viven en las zonas de guerra del país pueden tratar de llevar cierta normalidad en su vida, es pensando que no les va a pasar nada, porque ellos no están involucrados con la 'maña'. No queremos aceptar la realidad que la muerte acecha a todos, los que están involucrados y los que no."

Ana María Salazar
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 10 de septiembre de 2011).


"¿Alguna vez ha caído en la trampa y ha comprado alguno de esos productos que prometen la figura más esbelta, un estómago plano, la piel más tersa o los músculos más visibles y potentes? Si le ha pasado, tranquilícese, porque no es el único, y además ya está acompañado por unos ingenuos de peso: Pemex, el Ejército Mexicano y varias policías estatales."
"En tiempos de tanta violencia qué mejor forma de proteger a quienes se la juegan por el país que dándoles un aparatito, que cuesta unos 280,000 pesos, para que detecten a una buena y segura distancia armas, pólvora y todo tipo de drogas. La tentación, como en todos estos casos, es grande; ya no se requiere de mayor investigación ni arduos trabajos de inteligencia, un aparato basta para indicar dónde hay armas, droga y quién trae pegadas partículas invisibles de cualquier sustancia prohibida. El problema es que, al igual que las lociones mágicas no hacen que le salga pelo a los que llevan años calvos, este aparato no sirve de nada. Y no crea que es tan difícil de descubrir, la información abunda en la red y no sólo en artículos de periódico, también los trabajos serios como el del Entry Control and Contraband Detection Department del Sandia National Laboratories en Albuquerque, que desde 2002 ya había hecho experimentos para probar la capacidad de detección de explosivos de un aparato similar y había concluido que los mismos resultados se obtenían con el aparato que si alguien estuviera tratando de adivinar."
"El lunes, El Universal publicó la historia de un indígena mixe, Ernesto Cayetano, que en un retén carretero en Veracruz, a principios de este año, fue bajado junto con los otros pasajeros del autobús en el que viajaba y un militar se paseó delante de ellos portando el GT200. Para desgracia de Ernesto Cayetano, la aguja lo señaló. Pasó 8 meses en la cárcel y salió gracias al buen trabajo de la juez Karla Macías Lovera, quien se puso a investigar y determinó que la aguja ésa no podía ser una prueba de cargo. Recurrió, entre otros, a la opinión del físico Luis Mochán, especialista en propiedades electromagnéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Mochán considera, y así se lo hizo saber, que ese aparato es una vacilada. Mochán dice que lo que hace el GT200 es 'literalmente como la ouija, en el sentido que la gente lo mueve inconscientemente sin darse cuenta de qué lo mueve y lo hace de acuerdo a sus deseos, sus creencias o ideas'. La Comisión Nacional de Derechos Humanos ya alertó a las autoridades sobre las violaciones a los derechos humanos que se han provocando por la 'creencia' en la efectividad de este aparato y atribuye parte del aumento de los cateos ilegales a que policías y militares confunden una 'indicación' del GT200 con el descubrimiento de un delito que se está cometiendo en flagrancia."
"No puede haber nada más atemorizador que ver a un aparato dirigir su antenita contra uno y quedar así marcado frente a todos y científicamente como parte de los malos. Hay poco qué decir frente a la ciencia, los policías y militares aceptan el resultado como una verdad incontrovertible y uno seguro acaba en la cárcel dudando de uno mismo. ¡Qué miedo! Porque la antenita ésa, es un hecho, se mueve según los prejuicios o humores de quien la carga."
"Cuando nosotros caemos en la trampa y compramos la crema milagrosa o el aparato mágico perdemos dinero, pero cuando el gobierno es el ingenuo, son mexicanos que acaban perdiendo meses de su vida en las cárceles y con sus familias dañadas."
"¿Cuándo nos anuncia el gobierno que ya dejaron de usar esa ouija? ¿Cuándo nos dicen cómo van a reparar todo el daño que ya se ha hecho?"

Denise Maerker
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 12 de octubre de 2011).


"El ciudadano, el adolescente y el niño esperan la concurrencia de elementos que le acerquen soluciones sin su participación directa. Lo cual relega su capacidad de aportar a la sociedad y, ocasionalmente, restarle."

Carlos Cortés Vázquez
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 16 de octubre de 2011).


"Están de moda 3 tonterías. Una es vender un producto como 'natural', como si no lo fuera todo en el universo. Debe uno traducir 'sin ingredientes químicos', pero todo tiene ingredientes químicos: estamos hechos de carbono, hierro, potasio, calcio, entre otros elementos tan idénticos a los producidos por la industria que es imposible distinguir un átomo de nitrógeno 'natural', por ejemplo de composta, de uno industrial que vende en costales La casa del hortelano."
"Otra es la sección de alimentos orgánicos. Una lechuga o cebolla, para no ser orgánica, debería ser de vidrio. Hasta de plástico serían orgánicas pues se derivan del petróleo: orgánico."
"3: que si no es producto químico fabricado no hace daño. Los suplementos herbales, en todo caso, no sirven de nada, pero daño no hacen. No lo supo Sócrates, que sólo bebió un tesito de cicuta, hierba natural y orgánica. El veneno de una cascabel o una cobra es 100% natural y orgánico."
"Otros hemos pensado que los remedios herbales afectan porque hacen perder tiempo valioso al paciente: en lo que se hace infusiones de gordolobo, se pone magnetos en los huevos o le dan fricciones de aromaterapia, la enfermedad avanza."
"Quienes así pensamos, nos equivocamos: no sólo hay pérdida de tiempo, sino daño directo. Al menos en ciertos casos. 'Los tratamientos médicos complementarios y alternativos, tales como los suplementos herbales, se han vuelto cada vez más populares en los Estados Unidos, en especial entre los pacientes mayores y quienes padecen dolor crónico. Sin embargo, muchos de estos productos pueden tener serios y potencialmente dañinos efectos secundarios cuando se combinan con medicamentos prescritos después de una cirugía', según artículo del Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons."
"La creencia implícita es sencilla: quizá no sirva, pero mal no me hace si no dejo el medicamento prescrito. Así que cerca de un 20% de quienes siguen una receta médica toman al mismo tiempo algún suplemento herbal. Y el porcentaje es mucho más alto, de 35 a 70%, entre pacientes que deberán someterse a cirugía con fines ortopédicos."
"'Los remedios herbales se clasifican como suplementos, lo cual los exenta de las regulaciones para seguridad y eficacia que exige la U.S. Food and Drug Administration', dice David Rispler, director del Grand Rapids/Michigan State University Orthopedic Residency Program. Por eso 'los remedios a base de hierbas en el mercado no se evalúan en amplios ensayos clínicos, y se dispone de poca información acerca de interacciones entre drogas y hierbas'."
"Y como se venden bajo el sello de 'naturales', los consumidores asumen que es, por lo menos, un producto inocuo. Pero la combinación puede resultar dañina. Algunos ejemplos: "Así que la tesis 'lo que no mata, engorda' es falsa."
"Pero, ¿qué puede dañar un rico masaje con aromas? Supongamos que no tengan el efecto señalado: jazmín para x, azahar para y, rosa de Castilla para z..."
"Tampoco son inocuos. Envinmental Engineering Science publica un estudio realizado por investigadores taiwaneses encabezados por Der-Jen Hsu. Probaron fragancias y aceites herbales chinos para localizar subproductos denominados aerosoles orgánicos secundarios que pueden producir irritación de vías respiratorias y de ojos. En una cámara de ambiente controlado hicieron diversas pruebas. También analizaron muestras de aire en diversos centros SPA que ofrecen masajes con aceites perfumados. Concluyeron que la contaminación del aire podía alcanzar niveles dañinos debidos a los contaminantes volátiles orgánicos presentes en la aromaterapia. 'Characteristics of Air Pollutants and Assessment of Potential Exposure in Spa Centers during Aromatherapy'."
"Los aceites con esencias de plantas, pueden despedir compuestos orgánicos que, en contacto con el ozono presente en aire, se transforman en los mencionados aerosoles contaminantes."
"'El doctor Der-Jen Hsu y sus colegas han hecho un bonito trabajo al poner atención a riesgos de salud con frecuencia descuidados en centros de lujo que pretenden mejorar nuestro bienestar', dice Domenico Grasso de la Universidad de Vermont."

Luis González de Alba
(v.periódico Milenio Jalisco del 23 de octubre de 2011).


"Luchar contra la superstición es luchar contra la ignorancia."
"La superstición es 'el resultado de un miedo excesivo y torturante a los dioses' -escribió Plutarco-, y por eso vemos cómo sufren, los que no pueden pisar raya, ni pasar debajo de una escalera, ni prender el tercero de los cigarros, ni, mucho menos, tirar la sal o romper un espejo, porque ¡vamos!, la que les espera por los siguientes años."
"'El hombre que le tiene miedo a los dioses, también le tiene miedo a las cosas, a la tierra, al mar, al aire, al cielo, a la oscuridad, a la luz, al silencio y hasta a sus propios sueños', dijo Plutarco."

Martín Casillas de Alba
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 12 de noviembre de 2011).


"El problema parece ser no que las personas no crean nada, sino que parecen creer todo, de alguna manera en las redes sociales comenzaron a anunciar que el día 11 que a las 11 se produciría una alineación de planetas que producirían extraños sucesos, no sé si la alineación se daría con nuestra ciudad, porque a las 11 de aquí son las 18 en Madrid, pero me impresiona que haya tantas personas que lo mencionan porque, cuando menos, no lo rechazan."

Carlos Enrigue
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 13 de noviembre de 2011).


"Pienso, y a veces por lo que vivo me lo creo, que los mexicanos somos de extremos... De extremos, que sí, cuando el sentido de equilibrio, de centramiento, de ese justo medio en el cual se basa con mucho el fundamento de la razón brilla, con mucho, pero por su ausencia."
"Para los habitantes de este bendito país en todo hay magia. Esa magia que dentro de la expresión del surrealismo más puro nos hace creer en que somos lo mejor; que tenemos lo mejor; que lo mejor es lo nuestro porque México solo hay uno y... Y como México no hay dos..."

Francisco Baruqui
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 13 de noviembre de 2011).


"La verdad es que la numerología encuentra seguidores sólo entre los ignorantes, los supersticiosos y los ingenuos. Nunca entre los matemáticos."
"Lo que hacen los profetas, mensajeros, adivinos y otros 'paranormales' que 'predicen' acontecimientos futuros basados ya sea en señales o cálculos de algún tipo, o hablando en 'nombre' y por 'inspiración' de Dios, es abusar de la credulidad de las personas, aprovechándose de los deseos que tiene el ser humano por presenciar maravillas y milagros."
"En todos los casos los aparentes aciertos predictivos se basan en coincidencias azarosas o en el análisis e interpretación de información previa disponible, las más de las veces desconocida para los creyentes."
"Podemos encontrar 'predicciones' casi en cualquier escrito de tipo creativo que leamos, incluso aunque no haya sido esa la intención del autor, y podemos darle a ciertos datos y coincidencias numéricas de los textos la interpretación y correlación que queramos."
"La verdad es que con un mínimo de creatividad podemos relacionar prácticamente cualquier cosa con otra."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.8 del periódico Mural del 17 de noviembre de 2011).


"En México hubo un caso paradigmático en 1995, que sirvió para aliviar anímicamente ante la debacle financiera."
"En ese año, el presidente Ernesto Zedillo ordenó encuestas para medir el ánimo, y al ver los grados de depresión que había, buscaron cómo enfrentarlo."
"Desecharon la propuesta de spots y optaron por una nueva forma de comunicación: importaron de Puerto Rico a 'El Chupacabras'."
"'El Chupacabras' era algo como un animal diabólico que mataba a quien se le atravesara y se lo comía."
"En Los Pinos decidieron que llegara por Chiapas, y poco a poco, a base de rumor, lo hicieron viajar por el país."
"En unos meses, comunidades enteras habían cambiado sus patrones de comportamiento y en algunos casos llevó a gobiernos a modificar esquemas de seguridad. Comenzaron a denunciar robos y crímenes adjudicados al él, e incluso que había embarazado a una chica."
"Al empezar a convertirse en un problema social, 'El Chupacabras' se fue de mojado a Estados Unidos y desapareció del imaginario mexicano."
"El invento no resolvió el problema financiero, pero le dio espacios al gobierno de Zedillo para ir enfrentando la crisis."

Raymundo Riva Palacio
(v.pág.9-A del periódico El Informador del 21 de noviembre de 2011).


"Quiero referirme -como participante convencido que soy de la causa de la atención a niños con discapacidad, cáncer y autismo del Teletón- a uno de los 'argumentos' de rechazo: Televisa evade impuestos vía Teletón."
"Si no me equivoco, en diciembre del año pasado lancé un respetuoso reto en estas páginas a quienes dicen esto: presenten una prueba. Debe ser fácil conseguirla: las finanzas de Televisa son públicas y si llegase a mentir sobre sus estados financieros se metería en un broncón que haría que sus acciones se desplomaran en los mercados bursátiles."
"Hasta este momento, una sola prueba no ha aparecido. Con mucho menos éxito que años anteriores -a pesar de la mayor penetración de las redes sociales- algunos críticos del Teletón insistieron en el asunto fiscal."
"El tema es bastante sencillo por donde se vea:"
  1. "Todo el dinero que la gente (80% del total) y las empresas (20% restante) donan al Teletón se deposita directamente en la cuenta bancaria de esta fundación sin pasar ni un instante por las finanzas de la televisora."
  2. "Lo que dona Televisa como empresa al Teletón es 'tiempo aire': las casi 30 horas de transmisión con todo el equipo de producción, estudios, escenografía, cámaras, unidades móviles y señales satelitales que implica. Para cualquiera que haya estudiado administración, contabilidad o economía, resulta de broma pensar que un consorcio con el flujo financiero de Televisa tiene la producción de un programa televisivo altruista como eje central de su estrategia fiscal."
"Sin razones, sólo quedan los robots que repiten y repiten."

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 6 de diciembre de 2011).


"Quiero encontrar la razón por la que tiramos 12 meses de nuestra vida a la basura, por la que no protestamos, por la que no hicimos nada y por la que, en contraste, nos desgarramos las vestiduras con los temas más idiotas del universo."
"¿Fue por miedo? ¿Estamos tan aterrorizados por el fenómeno de violencia que estamos viviendo que nos estamos yendo al extremo de la estupidez como evasión, como negación, como mecanismo de defensa?"
"¿Es por hartazgo? ¿Estamos tan fastidiados de tener una realidad tan espantosa, unos políticos tan malos y unos empresarios tan abusivos que, como sabemos que hagamos lo que hagamos no va a pasar nada, pues mejor nos evitamos la molestia y nos ponemos a discutir sobre otras cuestiones?"
"¿O es por ignorancia? ¿Es tan grande la complejidad de lo que está sucediendo, de los términos políticos, de los conceptos económicos y de las implicaciones legales que, como no entendemos, preferimos quedarnos en la superficie y pelearnos por conflictos que sí están a nuestro alcance y por personas a las que sí podemos superar?"
"A mí se me hace aterradoramente sintomático que la mayoría de los grandes debates nacionales del último año hayan tenido que ver con educación y cultura."
"Al parecer, a las grandes masas de nuestra nación les molesta mucho que los demás no tengan elaborados títulos académicos, que no hablen inglés con perfecto acento británico y que no lean 14 libros por semana."
"Sí está de pensarse porque si algo le ha dado fama a México en los últimos años ha sido su bajo nivel de escolaridad y porque si algo se le atacó a los candidatos a las últimas elecciones presidenciales fueron sus innecesarias propuestas de darle clases de inglés y computación a toda la gente."
"Estamos presumiendo lo que más falta nos hace, estamos utilizando la educación y la cultura como objetos de odio, ¡cuidado!, nos estamos regodeando en nuestra ignorancia, la estamos presumiendo, la estamos disfrutando, las estamos utilizando como un factor de clase."
"Esto es tremendo porque si seguimos así, no vamos a llegar a ninguna parte, porque estamos perdiendo la oportunidad histórica de corregir un sistema y porque a estas alturas del partido ya ni siquiera necesitamos que nos manipulen, nosotros nos manipulamos solos."
"Si hubiera que definir 2011 con una frase, yo diría que fue el año en que nos volvimos estúpidos."

Álvaro Cueva
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 25 de diciembre de 2011).


"En México, 84% de la población no ahorra, y quienes lo hacen ahorran poco, tarde y a corto plazo y sin prever hacia el futuro, lo cual podría traer consecuencias negativas para el bolsillo personal y la economía mexicana."
"De acuerdo con especialistas, la edad ideal para comenzar a ahorrar voluntariamente para el futuro es a los 20 años, pues si bien en 2010 había 9.8 millones de mexicanos mayores de 60 años, en 2050 la cifra ascenderá a 36.5 millones de personas, advierte la aseguradora Axa."
"Además, los bajos niveles de ahorro de mediano y largo plazo también afectan la capacidad de México para invertir en proyectos de infraestructura."

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 31 de diciembre de 2011).


"Lo primero que debe establecerse antes de aventurar cualquier clase de pronósticos, es que un fulano que poseyese talento probado en estos asuntos habría ganado el Melate hace años y, con seguridad, no estaría preocupado por arrojar a la mesa vaticinios sobre lo que podría o no suceder con la narrativa mexicana durante 2012 (si es que los falsos mayas a los que se refieren las apócrifas profecías que han ocupado tantas y tantas páginas de mal periodismo en tiempos últimos fracasan y, por tanto, el mundo continúa existiendo como hasta hoy)."

Antonio Ortuño
(v.pág.6-B del periódico El Informador del 31 de diciembre de 2011).


"Bajo el peso de un planteamiento cíclico, oriental e indiano, muchos pensaban y acaso hasta deseaban que la fatalidad de 1810 y 1910 se repitiera en 2010, ignorando que en 1710 y en 1610 no había habido precedentes; se trataría en todo caso de un fatalismo independentista, pero ya de por sí discontinuo. Este tipo de conciencia que culpa al destino, permite ignorar que la verdadera fatalidad ha sido sexenal y ha sido fatalidad por la tolerancia imperdonable de la sociedad a un estatus político que no hace sino repetir promesas y fraudes, incursionando, eso sí, en las nuevas carreteras de la comunicación y la mercadotecnia, de la imagen y del discurso, con declaraciones manidas, denuncias maniqueas, gestos estudiados y alebrestos teatrales, frente a grupos de acarreados esperanzados, de paracaidistas en busca de aterrizaje, de amplios y muy bien encorbatados correligionarios, todos aplaudiendo a morir, entre abrazos y palmadas, para que todos puedan seguir haciendo lo mismo, lucrar en provecho propio a costa de los demás."

Armando González Escoto
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 8 de enero de 2012).


"El rumor es hijo natural de la malicia o la ignorancia de unos, y del candor o el cretinismo de otros... Para que el rumor prospere, se necesitan 3: el que lo inicia de manera irresponsable, el que lo difunde sin tomarse la molestia de confirmarlo y el que lo recibe y lo procesa, si no como verídico, sí, al menos, como posible."
"En el origen -como canta Don Bartolo en 'El Barbero de Sevilla'- es 'un amable vientecillo' que cobra fuerza poco a poco, vuela de un sitio a otro, y a la postre 'produce una esplossione... ¡comme un colpo de cannone!'."
"Ese estruendo de cañón fue, toda proporción guardada, el ausentismo ('hasta del 30%', según datos oficiales) en planteles de la zona sur de Guadalajara. Fue la consecuencia de las versiones que desde la semana pasada comenzaron a circular, acerca de supuestas 'amenazas' a escolares: 'bromas de mal gusto', las denominó el secretario de Educación en Jalisco; 'bromas' como las amenazas de bomba en edificios públicos, o como las llamadas de auxilio apócrifas que llegan a los teléfonos de emergencia: síntomas, todas ellas, más que de un discutible sentido del humor, de una estulticia indiscutible."
"El único beneficio que queda al cabo de la experiencia, es que muchas personas habrán aprendido la lección. El adagio afirma que 'el número de los estúpidos es infinito'; algo debe hacerse, en consecuencia, para conseguir que el número de los crédulos sea menor."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-B del periódico El Informador del 10 de enero de 2012).


"Es desalentador observar cómo están vendiendo chatarra con el nombre de productos naturales a los consumidores, que por ignorancia y por ilusión compran cualquier cosa en aras de bajar de peso, recobrar energía y en general, mantenerse saludables, sin pensar ni digerir intelectualmente, si el producto que les ofrecen es realmente auténtico y terminan comprando solo ilusiones."
"La ignorancia de los consumidores, hace el negocio de vivales y ponen su vida en manos de analfabetas ambiciosos."
"Con este panorama, para las empresas que le apostamos a la calidad y a la autenticidad de los productos, resulta muy difícil competir en un mercado cuyos consumidores carecen de cultura consumidora y prefieren precio en lugar de calidad. Prefieren ilusiones en lugar de realidad. Eligen la chatarra en lugar de productos auténticos, reina la ignorancia."
"La incultura consumidora es impresionante en México. Es incongruente que la gente compre productos carísimos y falsos, solo porque los vieron en la televisión, sin tener en cuenta que su salud está en riesgo. Los ingieren sin pensar."
"La ignorancia es un caldo de cultivo perfecto para creer en las falsas promesas hechas por charlatanes."
"La mayoría de estas supuestas empresas, no cuentan más que con una oficina y cientos de secretarias para vender sus productos chatarra por TV o Internet."
"Se conservan el tiempo suficiente para ganar dinero y desaparecer. Cuando se trata de hacer el recuento de los daños ocasionados por sus productos 'milagro', estas empresas fantasmas desaparecen como por arte de magia."
"Nadie supo, nadie responde por nada."

Trinidad Terrazas Gastélum
(v.pág.22 del periódico Milenio Jalisco del 13 de enero de 2012).


"El éxito comercial de los 'productos milagro', ya se sabe, está emparentado con la astucia y la desvergüenza de unos -los que los venden-, y la ignorancia, la credulidad y la pobreza de otros: los que los compran. Tardíamente, si se quiere, porque en los países civilizados se persigue legalmente, desde hace mucho tiempo, a los charlatanes que se dedican a vender talismanes y pócimas supuestamente portentosas, en México el Presidente de la República acaba de firmar un decreto, no precisamente para cortar de raíz con esa engañifa profundamente arraigada entre la gente sencilla y sancionar con severidad a quienes han hecho de ella su modus vivendi, sino, simplemente, para reformar la regulación sanitaria de la publicidad correspondiente."
"Algo es algo. Por algo se empieza... Sin embargo, en el plan de evitar que continúe el bombardeo sistemático de publicidad con respecto a los productos que prometen adelgazar, embellecer, sanar, hacer crecer el pelo, ganar la lotería y triunfar en el amor y en los negocios a quienes los consumen, quizá convendría también, para evitar que de la ilusión de las campañas se pase al desencanto de la grosera realidad, extender los alcances del decreto presidencial a los consabidos discursos de candidatos, precandidatos, similares, conexos y derivados."
"Los bombardeos cotidianos, 'a cualquier hora, en la radio, en la televisión, en el internet, en los medios impresos -dijo el presidente- (...), de promocionales de artículos presuntamente curativos', no sólo pretenden vender menjurjes. Las acciones 'en contra de los que son -también lo dijo el presidente- auténticos fraudes a la salud y al bolsillo de los mexicanos', no deberían limitarse a pomadas y comprimidos: deberían incluir a spots, declaraciones y discursos. Las promesas de las modernas versiones de los antiguos merolicos de plazuela, son hermanitas carnales de las que venden, en mítines, 'foros', 'páneles', 'encuentros' y entrevistas de prensa, los aspirantes a ganar puestos de elección popular... 'Qué más quisiéramos -dijo el presidente-, pero no es así'."
"La aseveración presidencial de que 'con esto -el decreto que firmó la semana pasada- se remedia el hecho de que, hasta hoy, muchos productos que se anunciaban con verdaderas características terapéuticas, de rehabilitación, curativas, no contaban con ninguna evidencia científica', debería enfocarse hacia los vendedores de paraísos en la tierra, desprovistos de hambre, dolor e injusticia, y no sólo hacia los (al final de cuentas bastante menos nocivos) vendedores de emplastos que supuestamente curan el insomnio, enderezan jorobas, planchan arrugas, eliminan el mal aliento y restituyen el vigor sexual."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 23 de enero de 2012).


"Que por qué critico tanto a los funcionarios públicos, me pregunta un lector, si desde su punto de vista están haciendo lo mejor que pueden para que las cosas les salgan bien."
"Qué bueno que desde su 'punto de vista' los funcionarios estén haciendo las cosas lo mejor que pueden, pero son los resultados los que importan, y si los resultados no son buenos, pues entonces hay que decir que no lo están haciendo bien."

Cuauhtémoc Cisneros Madrid, presidente de Comunicación Cultural, A.C., Asociación de Periodistas de Prensa, Radio y Televisión
(v.pág.2-D del periódico El Informador del 5 de febrero de 2012).


"'¡Óiganme, riquillos! ¿De dónde sacan es loca idea de que yo tengo que pagar impuestos y respetar el derecho ajeno? Escuchen bien. ¡Yo soy pobre! No tengo obligaciones y tengo muchos más derechos que ustedes los ricos, que son los culpables de que yo no haya tenido educación ni oportunidades. Y para subsanar esas injusticias, deben otorgarme el derecho compensatorio de ser dueño de todo.'"
"'Los ricos son perversos, los pobres somos chidos. Así lo dicen la Biblia, los políticos y hasta las telenovelas. Y para mí, es rico cualquiera que tenga empleo, sueldo, horario, jefes, coche, casa... y que pague impuestos.'"
"'Admítanlo, ustedes me envidian porque soy libre, no tengo horario, jefe que me mande, esposa que me reclame ni policía que me controle. Y no se hagan, quieren ser como yo. Hasta ya hablan como yo, con groserías: weyes, fuistes y trajistes. Sus chavos chatean como yo escribo, pasándose la ortografía por ahí. Ya casi se ven como yo, llenos de tatuajes, con pantalones rotos y camisetas con calacas. Y les fascina pachequearse como yo. ¿Entonces, quién es el que manda? Yo mero. El pobre. El dueño de todo. ¿Entendieron?'"
"'Todas las mujeres son mías: puedo insultarlas en la calle, manosearlas en el camión, prometerles matrimonio y luego no cumplirles. Y si les salen hijos, no tengo obligación de educarlos: para eso está la educación gratuita. Ni mantenerlos: para eso están las sufridas madrecitas mexicanas.'"
"'Las banquetas son mías: tengo el derecho a poner un puesto y vender comida bien cochina y hasta piratería. También tengo la facultad de apartar estacionamientos y exigir el pago a quien quiera usar mi banqueta.'"
"'Las calles son mías: puedo invadirlas con mis tianguis y llenarlas de basura. Tengo el derecho inalienable de limpiar a fuerzas sus parabrisas y exigirles mi propina. También tengo el derecho de manifestarme, bloquear cualquier calle, saquear, apedrear autoridades e incendiar gasolineras. Y si un policía se atreve a agredirme, lo refundo en la cárcel.'"
"'Sus paredes y puertas son mías: tengo permiso para pintarrajearlas con mi hermosísimo arte grafitero.'"
"'La luz es mía: puedo robármela del poste con un diablito. Y si alguien quiere quitar mis cables, ¡uuy, no se la va a acabar!'"
"'Los terrenos son míos: puedo invadirlos y construir mi casita de cartón en donde se me antoje y luego el gobierno me tiene que dar luz, pavimento, agua y drenaje.'"
"'Y la beneficencia es exclusivamente para mí: si me enfermo, tienen que curarme gratis. Si me tiro al alcohol o a las drogas, me tienen que rehabilitar sin costo.'"
"'Es más: exijo que haya dos Constituciones, una para ricos y otra para pobres. Aunque de hecho ya es así, debe quedar por escrito. Papelito habla.'"
"'Entiendan, riquillos, no estoy alardeando de mi pobreza. ¡Claro que me gustaría progresar! Pero a mí no me conviene ser rico, perdería mis privilegios. Y mientras ustedes no creen nuevos empleos, no me pueden exigir nada. Han establecido un sistema que promueve la baja productividad, el subsidio, la limosna. Y una maraña de leyes que premian la holgazanería y la irresponsabilidad. Y para hacerme productivo, tendrían que cambiar todo su sistema.'"
"'¿Quieren hacerme productivo? En vez de darme limosnas, denme escuela. En vez de comprar mi voto, compren mi trabajo. En vez de crear impuestos, creen empleos.'"
"'Pero como no lo van a hacer, me tienen que seguir respetando mis canonjías. O si no, me uno a Chávez y les quitamos todas sus empresas. Soy mayoría y la virgencita está conmigo.'"
"'Porque ella también era pobre...'"

Alberto Martínez Vara
(v.pág.6 del periódico Mural del 9 de febrero de 2012).


"Nadie negará la necesidad de garantizar una educación media y superior de calidad para todos los mexicanos. Anteayer fue promulgada una reforma constitucional para que eso sea no sólo deseable, sino obligatorio."
"El hecho refrenda 2 tradiciones, que a la vez son dos fantasías, de la relación de los mexicanos con la ley. Una, que las leyes deben reflejar propósitos más que obligaciones. Otra, que si se quiere que una ley se cumpla y valga, hay que ponerla en la Constitución."
"La primera tradición es determinante de nuestra cultura jurídica. Las leyes entre nosotros no son sólo reglas que regulan nuestra conducta, sino también instrumentos para expresar las aspiraciones más nobles de nuestra sociedad, con frecuencia las más demagógicas."
"El razonamiento es más o menos así: ya que no podemos dar educación media superior a todos los jóvenes, volvámoslo un precepto constitucional para que ese precepto vaya obligando a los gobiernos y algún día esta cosa deseable se haga realidad."
"Entendemos todos que el precepto constitucional empezará por no cumplirse, por ser incumplible. Pero algún día, en el tiempo, con la acción de los gobiernos y la demanda de la sociedad, aquel imposible se hará realidad. La Constitución habrá sido un proyecto de sueños que la historia futura hará mundo."
"A partir de ese supuesto sería absurdo, en cierto sentido injusto, imponer a los gobiernos una sanción por no cumplir la noble y por lo pronto incumplible norma."
"Estamos poniendo en la Constitución algo que sabemos que no se cumplirá sino andando el tiempo. Pero donde no hay sanción, no hay exigibilidad y, en el fondo, no hay verdadera obligación de cumplir la ley."
"Entramos entonces en el gigantesco vacío de que muchos de los derechos que consagra nuestra Constitución: con ser tan puntuales son inexigibles, es decir, a nadie puede demandarse por su ausencia."
"No sé cuántos miles o millones de jóvenes no podrán empezar a cursar este año el bachillerato. A partir de este año, todos ellos podrán acusar al gobierno, a los gobiernos, de no cumplir la Constitución."
"Pero, ¿a quién específicamente pueden acusar? ¿Al presidente, al gobernador, a los secretarios de Educación, al congreso, a la Suprema Corte? ¿Y cuál es la pena de los acusados en caso de ser culpables? ¿Cuál es la garantía para el querellante de que su derecho será respetado o su querella satisfecha por el responsable de no haber cumplido la Constitución?"
"No hay pena en realidad, ni hay responsable. Hay sólo el sueño constitucional de algo que algún día se hará realidad."

Héctor Aguilar Camín
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 10 de febrero de 2012).


"Tenemos un negocio de mascotas, y siempre han sido nuestra prioridad los dueños de los animales enfermos que están internados en el hospital. Como los domingos hay un solo veterinario haciendo guardia, a veces tiene que salir y deja un letrero colgado en la puerta, el cual dice: 'Regreso en 15 minutos'."
"Un domingo llegué al negocio y se me hizo muy largo el tiempo que el médico tardó en regresar, así que le sugerí que la próxima vez anotara a qué hora se fue, para que los clientes supieran el tiempo de espera y se preocuparan menos por sus mascotas. A la semana siguiente, cuando llegué al negocio, me topé con el letrero siguiente: 'Regreso en 15 minutos... me acabo de ir'."

Adriana Ornelas
(v.pág.91 de la revista Selecciones del mes de febrero de 2012).


"Ante el crecimiento de un 20% en las quejas sobre productos milagro, la delegación Jalisco de la Procuraduría Federal del Consumidor intensificará la vigilancia de los anuncios de artículos que prometen resultados imposibles y ponen en riesgo la salud del cliente."
"Lilia Bejarano Cásarez, delegada estatal de la Profeco, especificó que a partir de la primera semana de marzo se lanzará un portal de Internet para que los consumidores conozcan las alertas para verificar la autenticidad del tratamiento que adquirió."
"'Este tipo de publicidad ha crecido y día a día se sigue incrementando en los diferentes medios de comunicación, principalmente en la televisión', dijo."
"Incrementar el vigor sexual, adelgazar, desinflamar la próstata, controlar la diabetes y la hipertensión son algunas de las promesas más recurrentes de esta publicidad engañosa."
"De hecho, Bejarano Cásarez lamentó que la mayoría de las compras de este tipo de remedios se realiza por Internet o teléfono, medios que permiten la falsificación de domicilios a donde acudir para una posterior reclamación."
"Según datos de esta delegación, la mayoría de los quejosos advierte que no recibió el producto que solicitado o que los resultados no fueron los esperados."
"De acuerdo con datos de la Cofepris, en el mercado nacional hay 270 productos milagro."

(V.pág.3 de la sección "Negocios" del periódicfo Mural del 16 de febrero de 2012).


"La mayoría de la gente basa sus dogmas en torno a su experiencia de vida, frecuentemente cayendo en una lógica basada en premisas erróneas: como lo he hecho repetidamente, manejar intoxicado no es tan peligroso; ya que nunca se me ha dificultado conseguir empleo, todos los desempleados son flojos; si nunca he necesitado un seguro médico, seguramente no es tan necesario. Estos argumentos difícilmente serían defendidos en público, pero ciertamente son utilizados por todos para tomar las decisiones más importantes de sus vidas, de la manera más arriesgada posible."

Juan María Naveja Diebold
(v.pág.47 del periódico Milenio Jalisco del 17 de febrero de 2012).


"De mal en peor: me llegó por internet publicidad de Bancomer para que use mi magnífico crédito y los beneficios de mis tarjetas en ir a 'cargarme de energía positiva' este próximo equinoccio de primavera..."
"Va de nuevo: durante el equinoccio no llega ninguna energía que no llegue en cualquier otra fecha, no tenemos los humanos pilas recargables, no se ve nada, no hay señales en el cielo ni serpientes que bajan escalinatas. Anda por la red una foto preciosa del solsticio de verano (junio) en Nueva York: el sol poniente pasa de forma exacta por en medio de sus avenidas... En 10,000 años, no habrá manera de convencer a los creyentes de que la traza de Nueva York no se hizo para indicar a sus habitantes el solsticio de verano. Dirán que los escépticos no vemos lo evidente."
"Equi-noccio significa 'noche igual', igual al día: en todo el mundo hay las mismas horas de luz y de noche, sale el sol por el este exacto y se pone por el poniente exacto. Pero el equinoccio preciso no es un día, sino un instante que ocurre entre el 19 y 21 de marzo, según el año y el horario de cada lugar sobre el planeta. En algunos sitios ni siquiera hay sol. Por ejemplo, el próximo equinoccio ocurrirá el 20 de marzo a las 5:14 UTC (Universal Time Coordinated o GMT: Greenwich Meridian Time), las 5:14 en Londres. La mayor parte del territorio mexicano se rige por el meridiano 90 grados (que pasa junto a Mérida) y tiene 6 horas menos (90/15). Así que en Chichén Itzá y en Teotihuacán serán las 11:14 de la noche ¡del 19 de marzo! Como es año bisiesto, el día extra de febrero adelanta un día la fecha del equinoccio."
"¿Qué ocurre? Al proyectar el ecuador terrestre sobre la bóveda del cielo tenemos una curva imaginaria: el ecuador celeste. El equinoccio ocurre cuando el sol lo cruza: hacia el norte celeste en primavera, hacia el sur en otoño. Ese movimiento aparente del sol se da porque el eje de rotación de la Tierra está inclinado 23 grados con 27 minutos respecto al plano de la órbita."
"Otra más: si la Tierra no tuviera atmósfera y fuera lisa como bola de billar, con los polos marcados por una extensión del eje, al contemplarla desde el espacio en ese instante, vería usted que la línea de noche-día, o sombra-luz corta el planeta exactamente por los polos. Es apenas un instante... un instante después esa línea ya rebasó los polos."
"¿Ocurre algo más? En estas latitudes nada, pero sí en el ecuador, pues el sol llega al cenit por primera de dos ocasiones, la segunda es en el equinoccio de septiembre. El cenit se obtiene con una plomada de albañil: la sostiene por la cuerda e imagina la continuación de la cuerda hasta dar con la aparente cúpula del cielo. Entonces, con el sol en ese punto, los objetos no proyectan sombra (la tienen debajo) y el sol puede verse reflejado en el agua de un pozo porque sus rayos no entran en diagonal, sino perpendiculares a la superficie del agua."
"Conforme nos alejamos del ecuador, estas 2 fechas se van acercando hasta que, sobre la línea del trópico, el sol alcanza el cenit sólo una vez al año: en el solsticio de verano. El trópico cruza muy cerca de Mazatlán y Tampico. Fuera del trópico, nunca llega al cenit."

Luis González de Alba
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 18 de marzo de 2012).


"La creencia de que recibirían protección y dinero de la Santa Muerte llevó a los integrantes de una secta a asesinar a 3 personas."
"Al ser presentados a los medios de comunicación, los 7 delincuentes -4 mujeres- del municipio de Nacozari de García, Sonora, se declararon responsables de la muerte de 2 menores de edad y una mujer. José Larrinaga Talamantes, vocero de la Procuraduría General de Justicia, afirmó que una de las detenidas convenció a los demás para llevar a cabo los asesinatos, ya que eso les traería beneficios económicos y protección."

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 31 de marzo de 2012).


"Además de los miembros de partidos convencidos, nos encontramos con varios tipos de votantes potenciales que en seguida describo:"
"Votante convenenciero: no le importa el futuro del país sino el de su círculo inmediato. Si le prometen que habrá huesos, chambitas, servicios públicos en su colonia o limosnas de algún tipo, amarra su voto."
"Votante telenovelera: las mujeres de entre 18 y 50 años que viven sus vidas a través del culebrón mexicano. Consumidoras de la telebasura, las hijas de Televisa que se compraron la historia creada por la televisora y el PRI para vender al galán en turno. Ellas votarán por él y su esposa no porque les consideren inteligentes, sino porque en el fondo prefieren a los hombres de ficción que a los reales. Harán de su voto parte de un reality show, de un romance empaquetado como producto de consumo; les espera un melodrama de decepciones e infidelidades."
"Votante hijo-resentido: votará por otro partido diferente al que siempre eligió por la simple razón de que el otro no le cumplió sus promesas. Estas personas no están necesariamente politizadas y su relación con las elecciones y los políticos es digna de diván. El gobierno ha sido una especie de padre ausente y maltratador a quien se someten y de quien esperan más de lo que les puede o quiere dar. No creen en la democracia sino en el Estado paternalista en el que ellos obedecen y unos cuantos mandan y son culpables de todo. El padre en turno puede ser AMLO o Peña."
"La y el promotor del voto duro: viven con la convicción de que el acarreo es un acto cívico. Asumen con dignidad la compra-venta del voto. Son comerciantes de la voluntad del pueblo, lo mismo hoy acarrean a su familia, a su sindicato o a sus fieles religiosos para el PAN que mañana para el PRI o el PRD y los otros. Son una especie de promotores de la anti-democracia en venta por catálogo de casa en casa. Quien más votos amarra y manipula más dinero recibe y más estatus comunitario adquiere en la escala del poder local."
"Votante culposo-deprimido: Estas personas están convencidas de que deben hacer algo por el país. Votarán no necesariamente por sus convicciones sino por el sentido de culpa de no ser partícipes de un proceso democrático que les necesita. Se debaten entre el desgano y la decepción."
"No creen en ningún candidato/a y votarán de forma combinada para mantener un equilibrio en el poder legislativo. El voto nulo les da fobia."
"Votante de izquierda en conflicto: Sufren de insomnio. Vivían con la convicción de que lo mejor que le podía suceder a las y los progresistas era que Marcelo Ebrard fuese el candidato de izquierda. Perciben con angustia secreta el extraño comportamiento de AMLO y algunas tribus corruptas, pero se rehúsan a admitirlo públicamente por miedo a debilitar a la izquierda y con ello favorecer a los otros partidos en quienes tampoco confían."
"Votante 'de género': estas personas, convencidas de que todos los partidos son un asco, han decidido llevar a cabo el experimento de votar por Josefina para ver si las cosas mejoran. Creen que si una mujer toma las riendas tal vez la casa/país entre al orden y cambie el modelo de ejercicio de poder."
"Votante nulificador: este creciente grupo social está convencido de que todos los partidos han secuestrado al país, que no hay principios ni valores en las instituciones y que es su deber nulificar el voto. Asumen que el PRI ganará (con voto duro y probables fraudes locales) y saben que mientras menos votos se registren, menos dinero entregará el IFE a los partidos en las próximas elecciones. Y cuando tengan menos dinero, los partidos deberán llevar a cabo transformaciones de fondo para ganarse nuevamente la confianza del electorado. Buscan que eventualmente el voto nulo sea reconocido por el IFE como una forma de resistencia civil y castigo a los partidos; lo cual le daría más poder de incidencia futura al electorado."

Lydia Cacho
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 9 de abril de 2012).


"Suele pasar que armamos aparatos, instalamos equipos, usamos celulares y hasta preparamos medicamentos e insecticidas, sin leer los instructivos y manuales operativos."
"Es un mal hábito, sin duda, refleja la pobre cultura de la información que tenemos y con el agravante de que nos sentimos tan capaces de hacer muchas cosas, sin necesitar que nos digan el cómo.
"Eso sí, si se descompone o de plano no funciona, entonces buscamos en el instructivo, con cierta desesperación, qué es lo que hicimos mal o nos faltó hacer, para que sí sirviera."
"Simplemente parece que no nos gusta leer, nos vamos derechito al grano. Por eso mismo los diputados no leen las iniciativas de ley y llegan a votar algo que desconocen a cabalidad, solo levantan la mano en señal de aprobación o desdén. Pero el ejercicio de leer los documentos, se lo saltan olímpicamente."
"En las escuelas es un triunfo que los alumnos cumplan con su tarea de leer un texto y de entregar un resumen bien hecho, prefieren el típico copia y pega, que hacer el esfuerzo de enterarse de lo que está escrito."
"Si bien, hay lectores adeptos a revistas chocantes y fútiles, la mayoría de la gente vive a ciegas con los libros y la información fundamental, que nos ha de guiar y enriquecer nuestras tareas cotidianas."
"Hay gente que hasta los recados familiares, los ve y no los lee. Bueno, hasta los mensajes de texto en un celular, pueden provocar flojera hacerles caso."
"Parece que nos enseñaron: 'Hágalo usted mismo y después averigua', si te salen bien, de nada sirven las instrucciones y si no, pregúntale a quien sí sabe."
"Nos resistimos a que nos digan cómo hacer las cosas y a que nos conduzcan por caminos que son diferentes a los nuestros."
"Somos impulsivos, ansiosos y sobre todo rebeldes, pues nos gusta que las cosas se hagan como nos plazca."
"Si leyó esta reflexión, quizá sí lea los instructivos ¿O ni así?"

Guillermo Dellamary
(v.pág.6-B del periódico El Informador del 22 de abril de 2012).


"A principios de la década de los 80 -sí, hace más de 30 años-, cuando la publicidad y la mercadotecnia se volvieron tema de moda para consumo popular gracias al libro Seducción subliminal, hubo quien caracterizó al pueblo mexicano como psicológicamente inmaduro, anclado permanentemente en esa estación de paso que significa su proyección aspiracional al futuro cercano y que en el lance nulifica pasado y presente; arcilla moldeable para quienes quisieran crear artificialmente una necesidad para vender un producto, botín para la política del más bajo cuño."
"El asunto era (y es) que el mexicano en términos emocionales se puede ubicar como un eterno adolescente que busca afanosamente en quién proyectar su objeto amoroso para satisfacer su necesidad de encontrar cierto sentido a su propia existencia. Y una vez que se encuentra, pues se le perdona todo, literalmente todo."
"En este sentido no debe sorprender que la gran mayoría de los ciudadanos que vieron el primer debate de los candidatos presidenciales manifieste que simplemente no se modificó su intención de voto. La mayoría vio lo que quería ver, a su 'gallo' literalmente aplastar al resto de los aspirantes con la fuerza de sus argumentos, con sus propuestas y con su manifiesta habilidad de salir airoso ante los cuestionamientos o descalificaciones de los adversarios."

Alejandro Irigoyen Ponce
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 8 de mayo de 2012).


"Marcela quiere alejar las malas energías de su casa."
"Compra una veladora azul para hacer una oración frente al ramo de flores, ruda y romero que lleva entre sus brazos. Con eso confía en devolverle la salud a ese familiar que hace unos días sufrió un asalto y hoy se encuentra con heridas graves en el hospital."
"Ella, al igual que Tomás, Manuel y Virginia, deposita en sus imágenes y rezos una confianza total. Los 3 se ubican dentro del 70% de los mexicanos que confían más en la fe que en la ciencia, cifra que, sin embargo, se redujo 11% entre 2009 y 2011."
"Además, se mantiene en un poco más de la mitad, el número de mexicanos que considera que los científicos 'tienen un poder' que los hace 'peligrosos' para el país, de acuerdo con la Encuesta sobre Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología en México 2011."
"La encuesta que elaboró el Instituto Nacional de Estadística y Geografía para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología -la 7a.de su tipo- encontró que una tercera parte de la población mexicana dice que limpias, homeopatía, quiropráctica y acupuntura son alternativas adecuadas que la ciencia no reconoce."
"El nivel cultural, educativo y de conocimiento sobre ciencia de la población mexicana hace que una tercera parte afirme que algunos de los ovnis (objetos voladores no identificados) que 'se han reportado, son en realidad vehículos espaciales de otras civilizaciones'. O bien, confían en 'los números de la suerte', como lo hace Virginia Castillo, quien cada 15 días gasta 100 pesos para jugar a la lotería."
"Hay baja educación"
"Para René Asomoza, director del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, recurrir a rezos y limpias sólo refleja que los mexicanos 'continúan pensando ancestralmente'."
"'Representa que no tenemos un nivel educativo adecuado. La población no puede distinguir entre los recursos que le pueden ayudar a resolver sus problemas y los que no la llevarán a nada. Es el resultado de una educación de baja calidad. En general, creo que los científicos hemos comunicado mal lo que hacemos'."
"Para Arturo Menchaca, titular de la Academia Mexicana de Ciencias -que agrupa a los 2,000 científicos más destacados del país-, advierte que este río de prácticas muestra el 'nivel de ignorancia' y la falta de una educación científica para que no sólo se le proyecte como un asunto de ciencia ficción."
"'Si nuestra educación es deficiente, nuestra educación en ciencia es todavía más mala, porque la gente no está consciente del impacto de la ciencia en la vida diaria, cuando es innegable que, por ejemplo, la mayor expectativa de vida de los mexicanos se debe al desarrollo de investigación y de la tecnología. No es producto de milagros'."
"Defienden el mundo espiritual"
"Tomás Paredes Delgado observa las imágenes de los puestos del mercado de Sonora -ubicado al sureste del Centro Histórico- al cual asiste con regularidad."
"'Dios nos dejó los elementos materiales para servirnos de ellos. Creo en la ciencia, pero también creo en la espiritualidad'."
"Para la señora Marcela Pineda, mezclar la fe y la ciencia es parte de la vida espiritual. 'Aunque mucha gente desconecta lo real o de lo científico, todo el ser humano tiene 2 partes: la espiritual y la física', explica en el mercado Sonora."
"'Lo que nosotros hacemos, o lo que yo hago con las veladoras, es ayudarme en mi parte espiritual; de hecho tengo ahorita un enfermo y quiero ayudarlo a través de la luz de una veladora'."
"Manuel Marcelino Barrios, de profesión militar, camina con sus 3 pequeños hijos y su esposa. Salen del santuario de San Hipólito adonde fueron, como cada mes, a agradecer la intervención divina para conseguir una casa."
"'Vengo por muchas cosas aquí, por salud, para estar bien en la casa. Los métodos científicos son otra cosa y aquí se viene con la voluntad de uno mismo. Todo lo que le he pedido (al santo), gracias a Dios sí me lo ha dado'."
"La encuesta, que se levantó en 3,300 viviendas de 32 áreas urbanas del país, revela también que en México, 4 de cada 10 mexicanos tienen gran interés en los deportes."
"Las personalidades del espectáculo, así como lo que se difunde en las páginas de sociales generan gran o moderado interés entre 7 de cada 10 personas."
"En cambio, los nuevos inventos y la tecnología sólo están en la preferencia de 40%; la afición y desinterés por los descubrimientos científicos se presentan en la mitad de la población."
"Además revela que 6 de cada 10 ve entre 1 y 16 horas de televisión a la semana, y que 40% no lee periódicos."
"40% de los encuestados opinan que las personas poseen poderes psíquicos."

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 8 de mayo de 2012).


"'¡Se acabó! ¡Es el fin del mundo!', exclamó Carmen, de 23 años, y pidió a sus familiares que cerraran los ojos, y entre rezos e implorando a Dios, con sus manos le extrajo los ojos a su hijo Fernando, de 5 años, y además en varias ocasiones le mordió el rostro, el cuello y otras partes de su cuerpo."
"Este hecho de fanatismo religioso ocurrió en Nezahualcóyotl, Estado de México; sin embargo, el secretario de Seguridad Ciudadana, Salvador Neme, reveló que la mujer y otros siete familiares declararon ante el Ministerio Público que se trató de un ritual satánico, en el que decidieron quitarle los ojos al menor para 'evitar un terremoto de grandes magnitudes'."
"De acuerdo con agentes que participaron en la detención, 'al momento en que los policías municipales y ministeriales ingresaron al domicilio advirtieron que se encontraban personas cercanas a un menor y una de ellas decía ‘¡vamos a matarlo para sacarle el demonio, hay que evitar el terremoto para salvar este mundo terrenal!’', mientras los demás rezaban y decían palabras incoherentes, complementó Neme."
"Los hechos ocurrieron en la casa ubicada en manzana 34 lote 5 de la calle Graciano Sánchez, colonia San Agustín Atlapulco, y de acuerdo con los vecinos de la familia, ésta decidió encerrarse en su domicilio desde el domingo pasado."
"'Ellos eran muy tranquilos, decían que eran cristianos, y comentaban que estaba por llegar el fin del mundo, que se iban a encerrar en su casa porque ahí se sentían seguros', comentó un vecino."
"Ayer, los habitantes de la calle Graciano Sánchez volvieron a tener noticias de sus vecinos, aproximadamente a las 7:45 horas. 'Uno de ellos salió gritando de la casa pidiendo que le ayudáramos, que estaban matando a uno de los niños'."
"La policía recibió llamadas telefónicas reportando el hecho, por lo que varias patrullas arribaron al lugar y al salir de la casa lo hicieron llevándose al niño Fernando, quien llevaba el rostro cubierto de sangre."
"'El menor está grave, presenta un traumatismo severo ocular bilateral; lesiones oculares severas con probable enucleación bilateral con laceración en ángulos de los párpados, varias mordidas en la cara y cuello en el brazo izquierdo y oreja derecha', dio a conocer la Secretaría de Salud."
"Y agregó: 'El menor está estable, pero delicado dadas las agresiones. El pronóstico esperado es bueno para la vida y malo para la función ocular con riesgos altos de infección local y diseminada, así como los riesgos inherentes de procedimientos quirúrgicos'."
"Los involucrados son Carmen Ríos García, de 23 años, y sus hermanos Jesús, de 25, y Ruth, de 22, así como Joselyn Mayela Maciel, de 20, Martha García Vargas y Ciro Ríos Benítez, de 48 y 57 años, respectivamente, además de tres menores de edad."

Rodolfo Montes
(v.pág.26 del periódico Milenio Jalisco del 25 de mayo de 2012).


"Siempre ha habido gente perfectamente dispuesta a creerse las más disparatadas fantasías. A estas alturas, algunas personas están convencidas de que los estadunidenses no llegaron jamás a la Luna, de que aquello fue un montaje; otras (o, muy seguramente, las mismas) no se tragan los atentados del 11-S y te dicen que el propio gobierno de George W.Bush fue el que puso cargas explosivas en las Torres Gemelas; otras más, se toman al pie de la letra esas presuntas profecías mayas que, según parece (no estoy nada enterado del tema), anunciarían el inminente fin del mundo o algo así."
"El pensamiento mágico, que se manifiesta en supersticiones de la más variada naturaleza, tiene inclusive una localización bien precisa en el cerebro y resulta de aquellos tiempos en que el hombre, sin conocimientos y profundamente atemorizado por sucesos que no podía comprender, asignaba orígenes sobrenaturales a casi todas las manifestaciones que ocurrían en su entorno inmediato."
"No compartimos ya las rudimentarias creencias de los primitivos pero nuestra disposición a las supersticiones permanece casi intacta o, en todo caso, se ha apenas recubierto de un barniz de modernidad: las supercherías llevan hoy todos los elementos de la actualidad y son, en este sentido, más sofisticadas y, por ello mismo, más irrebatibles. Y, en la era de la tecnología popularizada, damos entrada a los más delirantes engaños y le conferimos al rumor, en abierto desafío a la lógica y los elementos que se pueden correlacionar racionalmente para establecer una creencia (o una simple opinión), la categoría suprema de lo incuestionable por el mero hecho de que ha sido difundido en las redes sociales, fuera de los circuitos 'habituales', a saber, los de esos medios que, encima, están bajo sospecha (y a los que hay que 'democratizar')."
"Es decir, ahí donde los rumores, en tiempos pasados, se alimentaban de la mera trasmisión oral, hoy se magnifican exponencialmente en un espacio electrónico donde es posible propagar cualquier chisme y cualquier infundio sin rendir cuentas a nadie y sin siquiera cumplir con el pequeño trámite de revelar la identidad del maldiciente. Circulan así las más esperpénticas fábulas y los más insidiosos rumores. Es más, se publican textos enteros cuya autoría no es la del firmante y de los cuales el presunto responsable no está siquiera enterado. Se atribuyen posturas a personas que nunca las han asumido, se suponen adhesiones que jamás se han expresado y se inventan, de cabo a rabo, panfletos cuyo impacto sería prácticamente insignificante de no llevar la firma robada de algún personaje de relumbrón."
"Ya en algún momento comentó Héctor Aguilar Camín que él no escribió cierto texto que circulaba en las páginas de la Internet y se refirió, a su vez, a una columna donde Mario Vargas Llosa denunciaba ser víctima de la misma impostura. El gran literato peruano se resignaba, además, a no poder aclarar todos y cada uno de los casos de suplantación de identidad porque, decía, casi no tendría tiempo ya de dedicarse a atender los asuntos que más le importan. Estamos hablando, pues, de un fenómeno tan inevitable como incontrolable."
"Pero, precisamente esta realidad -la de que en la red circula información que no sólo no es fidedigna sino que ha sido publicada con perfidia y vileza- es la que debiera poner las cosas en su lugar: estamos ya avisados de que una parte de las supuestas revelaciones no son ciertas. Y, a partir de ahí, nuestra credulidad debiera mitigarse grandemente. Mucho antes, por cierto, de pensar siquiera en el más mínimo recurso de control o de supervisión. Es mucho más preferible el exceso -que, encima, no es de uso universal en la red- que cualquier forma de censura."
"Y, en efecto, ya se difunde ampliamente en la red, por ejemplo, la especie del inminente 'fraude' electoral junto con otras acusaciones, de variopinta categoría y diferentes proveniencias, tan absurdas como incomprobables."
"Pero a cada quien, digo yo, la facultad de decidir, en pleno ejercicio de su soberanía, lo que le plazca creer e interpretar."

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco del 10 de junio de 2012).


"Hay grupos numerosos que ya dan por robada la elección presidencial. Se sabe que el discurso de la desconfianza es un discurso que prende y se alimenta y se engorda con argumentos ajenos al asunto."
"Las razones callejeras para aceptar este rollo del fraude inminente se escuchan por todas partes: 'Así ha sido', 'aquí todo puede pasar', 'a la historia me remito'... No quiero insultar a nadie, por eso no digo 'con todo respeto', pero esas razones pertenecen al mundo mágico: ninguna toma en cuenta lo que nuestro país ha vivido en los últimos 25 años, vaya, por si alguno de veras quisiera remitirse a la historia."
"Pero el problema mayor es que hay personas a las que uno no podría achacarles el pensamiento mágico como su manera propia de encarar las realidades, que también dan por un hecho el fraude o al menos permiten que se piense que esa es su postura. Leí en La Jornada del jueves que 600 organizaciones saldrán a las calles si no se respeta la voluntad popular: 'Podría ser la última oportunidad para generar un cambio por la vía de las urnas', advierten."
"Yo también tomaría las calles si hubiera fraude. Pero ellos ya lo dan como un hecho. Y no lo definen. Ponen como ejemplo ciertas 'prácticas de fraude e imposición': la utilización de dinero de crimen organizado, rebase de topes de de campaña, compra de votos, incapacidad e ineficiencia de órganos electorales, uso propagandístico de las encuestas electorales 'e incluso intimidación y muerte'. Todo junto."
"Y hay firmas detrás de este planteamiento: Javier Sicilia, Raúl Vera, Pablo González Casanova... Ellos ya deberían haber visto y denunciado un buen número de casos que avalen cada uno de esos actos ilegales, suficiente como para dudar del resultado: uno por uno, sí, como en buen estado de derecho."
"Yo solo espero que ellos se hagan responsables de meter el freno si no se acredita un fraude. Si tras la elección el perdedor sale con aquellas banderas, reinstalará el pensamiento mágico en la política mexicana: de ahí al pasado priista, un pasito. Ahora, si realmente están dispuestos a aceptar el resultado, díganlo fuerte."

Luis Petersen Farah
(v.periódico Milenio Jalisco del 24 de junio de 2012).


Fallecen al ser asesinados.

"Las dudas que la gente plantea sobre las encuestas son directamente proporcionales a la mala formación en matemáticas que tenemos en este país. Es cierto, el promedio de estudio de los mexicanos es segundo de secundaria, pero si se estudiara bien eso sería suficiente para entender cómo funciona una encuesta. El problema es que ni los que salieron de prepa, ni muchos egresados de universidad, entienden lo que es una encuesta. El principal motivo para dudar de la veracidad sigue siendo, dicen, que no conocen a nadie que haya sido encestado, o peor, dudan que una muestra de 1,500 o 3,000 casos sea representativa de 49 millones de votantes potenciales. Las encuestas son excelentes sistemas de medición, que no de predicción, siempre y cuando se hagan bien y se interpreten bien. Las encuestas son también inmejorables elementos de propaganda para generar una percepción."
"Más allá de la mala leche y venta de resultados de encuestas al mejor postor, también es cierto que cada día es más difícil la medición de los fenómenos electorales. La inseguridad y la desconfianza no son el mejor ambiente para levantar encuestas y el grado de no respuesta ha crecido significativamente, lo que hace que las encuestas sean más caras, las buenas, y menos confiables, la mayoría."

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 3 de julio de 2012).


"Hay 4 razones para explicar que en las encuestas no se puede confiar, ni en el DF ni en ninguna otra parte del país."
"La 1a. es la evidente, la respuesta fácil. No sirven porque están hechas para mostrar un resultado favorable a quien las paga, ya sea para mantener su ego y el negocio o para usarse como propaganda."
"La 2a. razón es metodológica: las casas encuestadoras no tienen el rigor que deben durante los procesos electorales. Es tan buen negocio que todos quieren entrarle con palitos para sumar."
"La 3a. razón da miedo: con todo y la rigurosa metodología y la comprobada honestidad de las empresas encuestadoras, la gente le da la vuelta a su voto con más facilidad de la que se creía. Y aquí sí no hay nada que hacer: tirar toda la herramienta a la basura."
"La 4a. razón es perversa: los partidos voltean las preferencias el día de la jornada electoral con todos los medios a su alcance: llevan más gente a votar de la que habría ido, compran votos, coaccionan, hacen trampa o a ver qué."
"Son 4 razones, pero una sola basta para echar por la borda la confianza ciega y absurda que se tiene en las encuestas durante los procesos electorales."

Ivabelle Arroyo
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 4 de julio de 2012).


"En este entorno no es nada extraño que la práctica del voto 'comprado' muestre de pronto las fauces. Lo más llamativo, sin embargo, es que las denuncias sobre estos métodos implican el obligado sometimiento de unos ciudadanos que, por lo visto, no pueden resistir las tentadoras ofertas de unos y otros: se dejan comprar con una despensa, un monedero electrónico, una limosnita o un par de costales de cemento. Así de necesitados estamos los mexicanos. Ah, y cuando no es la penuria la que determina la disposición a venderse al mejor postor, entonces es el embelesamiento por la corrupción, como tuvo a bien proclamarlo el señor Obrador al referirse a los votantes del PRI: o sea, o vendidos o corruptos. Ejemplar ciudadanía."
"Ocurre así que la celebración de unas elecciones impecablemente conducidas en el terreno de la organización, la supervisión y los procedimientos se puede descalificar porque los votantes han sido previamente inducidos, coaccionados, comprados y constreñidos. Luego entonces, ya no es el proceso en sí mismo el que pudiera ser cuestionado (aunque, de todas formas, los inconformes de todas las proveniencias y los partidarios de Obrador no dejen de denostar al IFE y de denunciar trampas perpetradas en las mismísimas casillas) sino la propia condición de los ciudadanos que van a votar. Vistas así las cosas, serían ellos los primerísimos responsables de la situación en tanto que están cometiendo una especie de infracción cívica de manera plenamente consciente. Pero, más allá de las ofensas que ha proferido el candidato perdedor, la culpa se ha trasladado a los partidos corruptores lo cual, después de todo, es bien comprensible: no hay manera efectiva de castigar a los millones de mexicanos que, según los denunciantes, venden sus votos. Son inocentes de necesidad. Y, sobre todo, no hay tampoco forma de revertir el mecanismo una vez que ya ha sido consumada la compra: ¿cómo diablos compruebas que tal o cual papeleta, con una cruz a favor de tal o cual candidato, resulta de una previa coacción o, más benignamente, de una recompensa ofrecida? En este sentido, la petición de Obrador de que se anulen los votos 'comprados' es absolutamente irrealizable."
"Sacamos, de todo esto, una conclusión: los mexicanos, en la visión de quienes deben a toda costa desacreditar el proceso electoral, somos corruptos, tontos y manipulables. Vaya realidad tan triste."

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 8 de julio de 2012).


"Como esta presidencia la va a tener el PRI, por el más elemental tradicionalismo, en muchas partes comenzará a surgir la nostalgia por el PAN."
"Millones de personas empezarán a reconocer las aportaciones del gobierno de Felipe Calderón y hasta a encontrarle cualidades a la administración de Vicente Fox."
"Así de ilógicos somos los mexicanos y ahí va a estar el arma más poderosa de Acción Nacional en 2018."
"¿Con qué van a competir contra eso partidos como el PRD y el PT? ¿Atacando a los medios, maldiciendo a 'la mafia' o pronosticando impugnaciones? ¿Otra vez? ¿No les da flojera?"
"Si el PRI, en 6 años, pudo convertir a Enrique Peña Nieto en una estrella, ¿por qué las izquierdas no podrían hacer algo similar con alguien como Marcelo Ebrard?"
"¿Sabe por qué? Porque ahí, lo que es, es lo que diga Andrés Manuel López Obrador y, pues ni modo, el señor fue, es y será, eternamente, nuestro candidato 'ganador', nuestro 'campeón sin corona', nuestro 'presidente legítimo'. ¡Felicidades!"

Álvaro Cueva
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 8 de julio de 2012).


"Desde su aparición pública, el cártel 'La Familia Michoacana' se presentó como un grupo moralizador. Fue la primera vez en este país que el fenómeno del narco y el fenómeno religioso se juntaron de manera explícita. Los narcos, según las crónicas a las que hemos tenido acceso, se nos han presentado siempre como personas muy religiosas y muy creyentes a su manera. El caso de Jesús Malverde en Sinaloa es el ejemplo clásico del santo secular, venerado por quienes se dedican al narco. Luego vino la Santa Muerte, otra imagen secular venerada por los excluidos y los malandros. En mayo pasado comenzaron a circular las primeras noticias de que en Tierra Caliente se estaba destruyendo imágenes de 'San Nazario', la figura santificada de Nazario 'El Chayo' Moreno, líder de 'La Familia'. Ante el hostigamiento del Ejército y la policía le cambiaron el nombre a la imagen, un caballero cruzado tomando una gran espada con los 2 puños a la altura del pecho, por San Bartolomé. Sin embargo el culto se mantuvo y en estos días circularon ya algunas de las oraciones con las que los seguidores de la otrora 'Familia Michoacana' hoy 'Caballeros Templarios' veneran a este singular personaje."
"Nazario fue un converso. Fue bautizado como católico, como la gran mayoría en este país, pero se convirtió en seguidor de los testigos en Jehová y luego en predicador. 'San Nazario' tuvo 2 libros inspiradores: 'Salvaje de Corazón', un texto de superación personal de inspiración cristiana escrito por John Eldredge, quien asegura que todo varón lleva la herida de Adán, la herida causada por el padre, y que el hombre debe superar esa herida y recuperar la pasión en la vida cristiana; y 'El Loco' de Gibrán Jalil Gibrán, al grado que él mismo firmaba todos los libros que regalaba y dedicaba como 'El gran loco'."
"'San Nazario' es la síntesis de un fenómeno poco estudiado y comprendido. El narco es un asunto criminal y económico pero también cultural. Mientras no entendamos qué hace que una persona decida arriesgar su vida e ir a una muerte segura a cambio de dinero, sentido de pertenencia y protección no avanzaremos mucho. El narco en México es mucho más que un fenómeno criminal, es un cultura que ha echado raíces a lo largo de más de 50 años, por eso es tan difícil de comprender y de erradicar. El caso de 'La Familia' permite ver con mucha claridad que el tema va mucho más allá de las armas y la aplicación de la ley. Pero si no entendemos que la lucha contra el crimen organizado es un tema de política cultural seguiremos dando palos de ciego y perdiendo batallas que creíamos ganadas. En Michoacán se ganó la guerra de balas, pero se está perdiendo la guerra de las conciencias."

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 11 de julio de 2012).


"Sistema de creencias muy extendidas con las que conecta en forma magistral López Obrador, un creyente auténtico, a escala religiosa, del credo que profesa y que predica. Creencia 1: las inconformidades acumuladas no son responsabilidad de personas y grupos, sino que tienen su origen en este sistema podrido. Y aquí va la conexión con el cambio verdadero. Creencia 2: el poder presidencial lo puede todo; lo mismo entregar al país a sus enemigos de dentro y de fuera, como se habría hecho hasta ahora, que atender todas las inconformidades descritas y otras más. Y aquí entraría la conexión con la necesidad inexcusable de poner ese poder presidencial en manos del portador del cambio verdadero. Y creencia 3: el sistema electoral forma parte del sistema podrido y por tanto dejó pasar las trampas que falsificaron la voluntad de los mexicanos para bloquear al presidente verdadero."
"Si no se quiere tener a éste o a otro liderazgo providencial en 2018, será necesario leer bien las inconformidades de que se nutre y ponerlas en las vías modernas de la gestión política y de sus soluciones, ahora sí que verdaderas."

José Carreño Carlón
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 18 de julio de 2012).


"Debido a diferencias de credo, fieles de la Virgen del Rosario destruyeron el pasado 6 de julio el jardín de niños y la escuela primaria de la comunidad de La Nueva Jerusalén, en Michoacán."
"El grupo religioso, cuyo líder espiritual se hace llamar San Martín de Tours, tomó esa decisión argumentando que el funcionamiento de ambas escuelas iba en contra de la Virgen."
"Por esa razón, este grupo tomó los 2 planteles educativos desde el mes de agosto de 2011, afectando a 240 niños que tuvieron que recibir clases en casas particulares."

(V.pág.8 del periódico Mural del 19 de julio de 2012).


"La lógica (por demás peculiar) de los inconformes con el resultado de la elección federal del pasado 1 de julio, hasta donde alcanza a percibirse, sigue la siguiente (y por demás tortuosa) ruta crítica:"
"'Puesto que vivimos en una democracia, las autoridades electorales no pueden cerrar los ojos y los oídos ante las expresiones de inconformidad surgidas con respecto a los resultados globales de los comicios. En consecuencia, si una cantidad significativa de ciudadanos solicita la reconsideración de los resultados que en primera instancia se obtuvieron (el mismo día de las elecciones a través de las encuestas de salida o de los conteos rápidos, o tres días después, al difundirse los resultados preliminares oficiales, pendientes aún de las impugnaciones que los opositores consideraran pertinente interponer), las autoridades electorales están moralmente obligadas a impedir la imposición del candidato que ganó, y a invalidar y a repetir el proceso'."
"Más claro -desde su óptica-, imposible."
"Sólo que, con su venia, el asunto no funciona exactamente así..."
"De entrada, en las pasadas elecciones participó 60%, en números redondos, de los ciudadanos inscritos en el padrón; eso significa que el abstencionismo fue de 40%. El ganador en la contienda presidencial obtuvo cerca de 40% de los votos efectivos; es decir, que la mayoría de los ciudadanos que ejercieron su derecho al voto, porque así lo decidieron en conciencia, lo hicieron a favor de los candidatos que quedaron en los lugares segundo, tercero y cuarto; de los perdedores, pues. La lectura superficial del hecho, a partir de esos elementos, sería ésta: el presidente electo lo es -o lo será, si se prefiere-, con apenas alrededor de 25% de los votos de los potenciales electores."
"Sin embargo, falta señalar que los abstencionistas, al no haber ejercido activamente su derecho al voto, renunciaron tácitamente a pronunciarse sobre el resultado de una elección en la que optaron libremente por no participar. Vaya: si no votaron en su momento, no pueden hacerlo después. Y en cuanto a los que participaron, por haberlo hecho aceptan, implícitamente, el resultado de la elección que legitimaron con su voto."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 31 de julio de 2012).


"María de las Heras advirtió con tiempo la necesidad de que los estudios de opinión, y principalmente los electorales, incluyeran variables adicionales. ¿Qué es eso de las variables? Elementos que modifican los resultados."
"Si las casas encuestadores salen a preguntar por quién van a votar los ciudadanos, se enfrentan a algo muy simple: a la mentira. Esa mentira es la variable que María de las Heras intentaba acotar."
"Y es que cuando los resultados no se parecen a las encuestas, los malos encuestadores se excusan diciendo que los indecisos tuvieron la culpa, o que los mexicanos cambiaron de opinión o que los electores no salieron a votar. Es decir, que mintieron. Y tienen razón, pero el efecto de esa variable se puede limitar si se estudia con atención el contexto político en el que se hace el estudio. Les digo, no sólo se trata de sumar."
"De las Heras explicaba, por ejemplo, que en México el porcentaje de electores que sale a votar no es igual para todos los sectores de simpatizantes. Los que afirman que votarán por el puntero o el oficial, tienen mayor tendencia a ausentarse de las casillas y eso genera una sobreestimación, todo el tiempo, del porcentaje de ese candidato. Por eso pasó lo de Vicente Fox. Por eso ella sí vio menos distancia entre Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto. Porque los números solos no sirven. Los números son una herramienta extraordinaria para 'modelar' la realidad política, pero si ésta no es estudiada con otros elementos, las encuestas no sirven para nada."

Ivabelle Arroyo
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 15 de agosto de 2012).


"La ciudadanía mexicana tiene una memoria histórica vigorosa, llena sin embargo de fantasías que ayudan poco a la construcción de una cultura democrática. Nuestra memoria histórica tiende a glorificar la rebelión, más que la negociación, y la violencia más que la política. En el almacén de esa memoria hay demasiados monumentos para los héroes derrotados y pocos para los triunfadores, lo cual introduce en el ánimo nacional cierta ambigüedad frente a los logros, cierta proclividad glorificante a la derrota."
"Los sentimientos públicos que fluyen de esa pedagogía no son los de la competencia democrática abierta, sino una mezcla de resentimiento y victimismo. Nuestra enseñanza de la historia patria alimenta la idea de un pueblo caído, sometido, víctima de sus triunfadores, no la idea de un pueblo soberano, libre, que encumbra a quien lo merece."
"Algunas de nuestras creencias colectivas son comprobables falsificaciones históricas: mentiras fundadoras."
"La historia patria nos ha enseñado a los mexicanos a celebrar la violencia. En las aulas se prodigan elogios al espíritu guerrero de los aztecas más que críticas al olor a sangre de sus templos. Cuauhtémoc es un héroe guerrero. Los padres de la patria, Hidalgo y Morelos, son dos curas insurgentes. Juárez es el triunfador de una guerra civil y una guerra de intervención extranjera. Los héroes de la Revolución mexicana son todos hijos de la rebelión militar. Nuestro panteón patrio está lleno de hechos de violencia no sólo dignos de admiración, sino que explican nuestra grandeza."
"Ocupan un segundo plano en nuestra historia los héroes civiles y culturales, los constructores y los civilizadores."
"Nuestra historia celebra la rebelión y la revolución, la larga lista de héroes insurgentes, rebeldes y revolucionarios: nuestros Hidalgos incendiarios, nuestros Morelos guerrilleros, nuestros Villas violentos, pero justicieros; nuestros Zapatas intransigentes, pero heroicos."
"Todos ellos, nos dice la cartilla de la historia patria, fueron llamados en su tiempo rebeldes, antipatriotas, irresponsables, criminales, infidentes, robavacas. Pero al final, justamente con su violencia, su valor y su radicalismo, fueron ellos quienes abrieron los caminos de la patria, con actos intransigentes que la historia nacional ha impreso con orgullo en la conciencia de millones de mexicanos."
"Se es mexicano, entre otras cosas, porque se comparte la veneración de ese martirologio."

Héctor Aguilar Camín
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 17 de agosto de 2012).


"Pues ‘ora resulta que a todo mexicano que se convierte en nuevo rico, se le refina el paladar, se vuelve 'catador' y puede distinguir perfectamente si un vino es bueno o malo, si es caro o barato, de que uva esta hecho y hasta de que cosecha es. Como James Bond. ¡Ooooraleee!"
"Varias veces pregunté a los enólogos (los que organizan las catas), a que se debe que no pueda distinguir tales sutilezas y siempre me han dicho lo mismo: 'La anosmia' (incapacidad de percibir un aroma) es una condición que afecta a la mayoría de los humanos. Y especialmente a los mexicanos, ya que comemos muy condimentado y con chile, fumamos, tomamos bebidas muy fuertes, y respiramos, smog y partículas fecales (¡guaaacala!) entonces nuestro cuerpo, como defensa, bloquea parcialmente la sensibilidad en olfato y gusto. Quienes beben vino desde niños y viven libres de contaminación, como James Bond, sí pueden reconocer esas pequeñas variables. Nosotros, los que respiramos caca... no."
"Si quieren divertirse, háganle una prueba a sus amigos 'catadores' para ver si su delicado paladar reconoce sutilezas. Les digo como:"
"Compren 3 botellas de vino de uva con mucho tanino, como la Cavernet Sauvignon; uno francés, otro mexicano y uno muy barato. Numeren cada botella, tápenlas con una bolsa y pongan el mismo número por fuera. Luego denle a probar las 3 copas a cada 'catador' y pídanles que identifiquen cuál es cual."
"Se van a sorprender con los resultados. Nadie da una. Y la razón es muy sencilla: el epitelio y el bulbo olfativo funcionan junto con la memoria: para poder reconocer un olor y sabor requieren que se les haya sembrado antes ese sabor. Si sus amigos son como los míos, traen en sus epitelios memoria de: birria, jalapeño, tequila y Delicados... sin filtro."
"Y luego, pregúntenles de que clase de uva es cada botella. Nadie dirá que las 3 son Cavernet. Porque cada una les supo diferente debido a la irritación en las papilas gustativas por la acidez del primer trago."
"Después de que sus cuates hayan quedado en al más absoluto ridículo, van a ver como se les quita un poco la pose de 007."
"La receta básica para disfrutar el vino, según el famoso enólogo Michel Rolland, es probar, probar y probar. Primero beban vinos de diferente uva y escojan una. Luego prueben de diferente marca. Y finalmente, no le hagan al cuento: compren la más baratita, porque recuerden que el costo de cualquier botella de vino es el mismo, el precio depende de la mercadotecnia. Y adentro todas traen lo mismo; jugo de uva fermentado y química."
"No caigan en el esnobismo de los nuevos ricos 'catadores' que se quieren sentir... como James Bond. ¡Salud!"

Alberto Martínez Vara
(v.pág.6 del periódico Mural del 23 de agosto de 2012).


"La comunidad religiosa michoacana La Nueva Jerusalén, fundada a principios de los 70s luego de una supuesta aparición de la Virgen del Rosario a una tal Gabina Romero, 'intermediaria' que sería para el párroco de Puruarán, Nabor Cárdenas, transmitiéndole instrucciones de La Virgen que le habló... 'Papá Nabor' fue reconocido por los nativos imponiendo un código a las féminas para que se vistieran como La Señora Aparecida, empañuelando sus cabezas y con faldones hasta el piso."
"El tal Naborcito hacía lo que en gana le venía, aprovechando con sus secuaces la ignorancia en una población fanáticamente creyente en la 'divinidad', que ha sido manipulada en su fe, y avasallada por un séquito de oportunistas que han cometido todo tipo de abusos y tropelías en contra, principalmente, de mujeres y niñas, amurallando a la población a fin de que gente ajena no pudiese entrar a su territorio."
"Como 'videntes' se conoce a los controladores asotanados que manejan a los incautos cuando muerto Nabor, surgió como líder de la secta un sacerdote pomposamente afrancesado de nombre Martín de Tours una vez que hay división entre los habitantes cuando unos quieren la educación laica siendo amenazados por el líder de marras para ser expulsados."
"Quemaron la escuela pública impidiendo los canchanchanes del tal Martín el inicio de clases, y los niños sin ir al colegio, afirmando Tours amenazante que la situación puede desencadenar violencia cuando sentencia que 'La Virgen quiere mártires y sangre...'."
"Con la falta que hace la educación en estos tiempos, pena me dio escuchar a una mujer por televisión declarando que el tal Nabor los dirigía con la sentencia 'divina' instándoles a la ignorancia absoluta asegurando que La Virgen prefería: 'BURROS EN EL CIELO Y NO SABIOS EN EL INFIERNO'."

Francisco Baruqui
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 3 de septiembre de 2012).


"La idea en México de que el empresario es el malo de la película, es generalizada, y eso hace cada vez más difícil aceptar que una empresa pueda necesitar ayuda externa."
"Hay situaciones en las que las empresas pueden hacer frente a sus problemas, pero en otras ocasiones necesitan la ayuda del gobierno, de la sociedad y sobre todo, de los medios informativos.
Informar objetivamente a la población de manera correcta, veraz y oportuna nos evitaría tragedias como la que acabamos de pasar con la industria avícola."
"La población nunca es informada con la verdad de lo que pasa tras bambalinas en contingencias como la de la gripe aviar, que estuvo a punto de convertirse en un problema de dimensiones gigantescas a no ser por la excelente estrategia que llevaron a cabo los empresarios avícolas del norte de Jalisco, específicamente en Tepatitlán, que es una de las más importantes productoras de huevo y pollo de todo el mundo."
"Se sacrificaron casi 20 millones de gallinas para detener el avance de un virus letal. Pongámonos en el lugar de ese empresario, que de la noche a la mañana, ve desaparecer su patrimonio y su fuente de empleos."
"Llama la atención la falta de sensibilidad de parte de la población. Se critica el alto precio del huevo, como si esto fuera especulación pura. ¿Cómo no entender que sin gallina no hay huevos? Ante un desabasto, cualquier producto se dispara en su precio."
"¿Cómo el gobierno en lugar de concentrarse sólo en importar huevo, no se apresuró a ayudar a estas empresas en tremenda contingencia?"

Trinidad Terrazas Gastélum
(v.pág.31 del periódico Milenio Jalisco del 7 de septiembre de 2012).


"La cultura de legalidad no es común encontrarla entre los mexicanos. Las razones por las que la mayoría de las personas frenan o llegan a pensar 2 veces la comisión de un acto ilícito no tienen nada que ver con lo que la ley señala, sino con la evaluación de los riesgos y consecuencias que sus acciones podrían llegar a ocasionarle."
"Si una persona deliberadamente incumple un reglamento o un contrato, da 'gato por liebre' o finge demencia para quedarse con algo que no le pertenece; si maneja en estado de ebriedad, da una vuelta prohibida, comete un fraude, falsifica un documento, etcétera, lo que evalúa a la hora de decidir hacerlo no es el hecho de que violará la ley, sino cómo esconderá su acción y cómo saldrá del problema si es que llegan a 'cacharlo'."
"En nuestra cultura, el que una determinada acción sea ilegal no es consideración suficiente para frenarla."
"Cometer un ilícito en México es una decisión basada por lo general en lo siguiente: en el cálculo de probabilidades de que nadie se entere; en la existencia de caminos para salir impunes en caso de ser descubierto, mediante el uso influencias y corrupción, y en el simple cálculo del costo-beneficio derivado de las penas económicas que sus actos podrían acarrear y si los montos resultantes pueden ser considerados como 'pagables'."
"El tipo de educación que la mayoría de los mexicanos reciben en sus casas y en las escuelas, y los argumentos que se esgrimen para decir 'no' a ciertas actividades riesgosas o ilegales, se basan casi siempre en meras demostraciones de autoridad, carentes de argumentos y sin siquiera ser predicadas con el ejemplo."
"Las personas inteligentes necesitan respuestas inteligentes. Y es más inteligente decirle a cualquier persona, '¡no, porque es ilegal!', que '¡no, porque yo digo y punto!'."
"Una respuesta tonta dada a un niño o a un joven inteligente produce insatisfacciones, ansiedad o rebeldía al no dar argumentos sostenibles y suficientes para resistir la presión del grupo social al que pertenece, a la hora de tener que negarse a hacer determinado acto."
"Ningún adolescente le dice a sus compañeros que no hará tal o cual cosa porque su papá le dijo ¡que no, y punto!, pero muchos pueden defender su negativa diciendo porque ¡es ilegal y punto!"
"El hecho de proporcionar a los hijos, y a los jóvenes en general, razones y argumentos acerca de un determinado comportamiento o de las reglas a seguir les permite actuar convencidos y teniendo claras las consecuencias de sus actos."
"La cultura de la legalidad no es parte de la cultura mexicana, porque la mayoría considera el respeto a la ley y el freno que la ley representa como una forma de sumisión y conformismo."
"La mayoría de los mexicanos acata las leyes sólo en la medida en que se siente vulnerable a la autoridad. Otros, los que se sienten parte de un grupo de poder o con influencias y dinero suficientes para actuar al margen de la ley, lo hacen con un grado de cinismo tal que hasta presumen su desacato."
"Vean la diferencia cultural: cuando en Estados Unidos la autoridad o un ciudadano dice 'is the law' se acaban las discusiones, pese a que se trate de disposiciones legales aparentemente ridículas. Si en México un ciudadano o la autoridad misma invoca la ley, es cuando las discusiones empiezan y la cosa se pone buena."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.6 del periódico Mural del 4 de octubre de 2012).


"Apenas el martes, jóvenes autodenominados del movimiento yo soy 132 fueron a acampar a las afueras de Televisa Chapultepec, en la Ciudad de México."
"La razón era el encubrimiento informativo de Televisa en ese 68. Nadie les explicó que en ese año ni siquiera existía Televisa. Sí, había el canal 2 y el 4 y el 5 y hasta el 8 según su posición en el dial capitalino, pero los noticiarios tenían otras dinámicas editoriales. Apenas en 68 se creó la dirección de noticieros de lo que entonces era Telesistema Mexicano y el periodista nocturno no era aún un joven -bueno, no tan maduro- Jacobo Zabludovsky, sino un Ignacio Martínez Carpinteyro que con un guiño del ojo despedía el noticiero Excélsior. Sí, el noticiero del periódico que ese 2 de octubre ya era dirigido por Julio Scherer."

Gonzalo Oliveros
(v.pág.19 del periódico Milenio Jalisco del 5 de octubre de 2012).


"Una tercera parte de los mexicanos es supersticioso y se asusta con temas relacionados al Día de Muertos, señaló una encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica."
"De acuerdo con la compañía de investigación, la encuesta que consideró las opiniones de 800 mexicanos arrojó que 32% dijo haber tenido alguna experiencia sobrenatural."
"De esta manera, 68% de las personas es incrédula ante temas relacionados con fantasmas o historias sobrenaturales."
"Contrario a lo que parece, existe un mayor índice de hombres (36%) que opina que los fenómenos sobrenaturales existen, en tanto que las mujeres (28%) son menos crédulas ante este tipo de historias."
"En cuanto a la creencia de supuestas situaciones de corte sobrenatural en los días cercanos al Día de Muertos, 46.6% de los encuestados señala que es posible que éstas sucedan, mientras que 47.9% considera la inexistencia de este tipo de eventos."

(V.Notimex del 29 de octubre de 2012).


"Morelia, Mich.- Cientos de mujeres, armadas con piedras y palos, echaron fuera a una docena de policías estatales que resguardaban la seguridad de la Nueva Jerusalén desde los hechos del 6 de julio, cuando fue derribada la escuela primaria 'Vicente Guerrero'."
"Pobladores del lugar que no comulgan con las enseñanzas religiosas del líder autonombrado obispo 'Martín de Tours' dijeron a los medios de comunicación que las mujeres del pueblo, la madrugada del lunes, decidieron echar fuera a los policías, argumentando que era un mandato directo de la Virgen del Rosario, que está enfadada por el encarcelamiento del encargado del orden Cruz Cárdenas Mejorada."
"Además, y por órdenes directas de la Virgen del Rosario, que según dicen habla a través de Martín de Tours, los feligreses tendrán que aportar una cuota por familia de 3,000 pesos para pagar la fianza de 2'774,000 pesos, que le ha sido impuesta a Cárdenas Salgado por estar señalado en un proceso judicial como autor intelectual de la destrucción de la escuela."
"Oscar Montero Arreola, un joven estudiante y habitante de la Nueva Jerusalén, dijo que en la noche del lunes las mujeres de La Ermita, como se le conoce al núcleo de los seguidores de la Nueva Jerusalén, comenzaron a tocar las puertas de la gente del pueblo para que se uniera a la turba que demandaba la salida de los policías y quien rechazaba la invitación era amenazado con sacarlo también del pueblo."
"Cruz Cárdenas permanece preso en el penal de Mil Cumbres de la ciudad de Morelia desde el pasado 18 de octubre cuando se negó a pagar la multa imputada para que pudiera salir en libertad bajo fianza y encarar su proceso legal."

(V.periódico El Informador en línea del 30 de octubre de 2012).


"La izquierda mexicana rechaza o ignora, en el mejor de los casos, la existencia de dictaduras de izquierda; sólo figuran en su firmamento las de derecha."
"Heydar Aliyev no sólo fue el primer presidente-dictador de la República de Azerbaiyán después de su independencia, no sólo le heredó el poder a su hijo; no sólo reprimió opositores en su país. Fue durante 5 años miembro del politburó de la Unión Soviética, y director de la KGB en la ex República Socialista Soviética de Azerbaiyán, es decir, de la sucursal de la temida policía política del régimen soviético que contribuyó al asesinato, tortura y destierro de millones de personas. Para la izquierda mexicana esos crímenes son excesos, errores, puntos posibles de desacuerdo, pero no algo que obligue a una ruptura categórica con regímenes de ese tipo como el de la ex República Soviética de Azerbaiyán, de la ex Unión Soviética, el de China, el de Cuba, el de Vietnam, el de Nicaragua, etc., etc. Las únicas dictaduras realmente malévolas y condenables son las de derecha: Pinochet, los argentinos, el Apartheid sudafricano, Somoza, Guatemala hasta 1992. Cuando la dinastía Somoza robaba, torturaba, asesinaba y reprimía, era condenable la situación en Nicaragua; cuando hacían y hacen lo mismo los sandinistas, no lo es porque existe una causa que al final del día justifica esos actos. Por tanto, resultaría contra natura e inexplicable que Marcelo Ebrard, Martha Delgado, mi amigo Felipe Leal y el resto del PRD en el DF se percataran o, mucho menos, se indignaran por el ofrecimiento de una dictadura de izquierda de comprar un espacio en el Paseo de la Reforma. Que otros se suban al tren y traten de sacar raja, como la colonia armenia -con razón- en México, es harina de otro costal. Para la izquierda mexicana, en la noche todas las dictaduras no son pardas. Hay niveles."
"La 2a. reacción automática de la izquierda es la aberración épica -e incluso hoy diplomática- de la no intervención. Todos los involucrados han balbuceado distintas versiones de esa doctrina: quiénes somos para juzgar lo que pasa en Azerbaiyán; no nos corresponde opinar; le toca a otros decidir; con otras palabras 'no es mi pex'. Claro, no lo es mientras quienes violan derechos humanos son de izquierda, pero sí lo es cuando son de derecha y se denuncia -con toda razón- el Apartheid, las dictaduras del Cono Sur, las dictaduras centroamericanas, las dictaduras mediterráneas en los años 50, 60 y 70. Pero sobre temas espinosos no se opina, no se toma partido, porque son muy 'delicados', son muy 'complejos', y porque respetamos el derecho de cada pueblo (es decir de cada dictadura) de torturar, reprimir y matar como mejor le parezca."
"Me gustaría saber qué opinarían las mujeres de izquierda, entre ellas Martha Delgado, si el gobierno saudí quisiera erigir una estatua en el parque de Chapultepec dedicada al extinto rey Faisal, fundador de la dinastía Al-Saud, que ha gobernado durante más de medio siglo a un país donde las mujeres se ven obligadas a caminar 3 pasos atrás de sus maridos. ¿De veras no es asunto nuestro?"

Jorge G.Castañeda
(1o.de noviembre de 2012).


"Hay 3 eventos muy cacaraqueados en noticieros que hacen que a mí me dé escozor:"
"El primero es que digan que Obama ganó gracias al voto de los mexicanos. ¿Puede ser cierto? No. Según el Latino Voting Power Report, los mexicanos que pueden votar en Estados Unidos representan tan sólo el 4% del electorado."
"El segundo evento, es que armemos un pancho por la famosa 'Operación rápido y furioso', que introdujo 2,000 metralletas a México. ¿Tenemos razón en ofendernos? No. La DEA calcula que ese mismo número de armas pasan de contrabando a México... ¡diariamente! ¿No deberíamos estar más ofendidos con el director de Aduanas o con el secretario de Hacienda?"
"Y el tercero, es la regañada que le dio nuestro presidente al Congreso estadounidense, exigiéndoles que dejen de vender armas dentro de su territorio porque los narcos mexicanos las compran, se las traen de contrabando y con eso han matado a chorro mil competidores. O sea que la lógica presidencial es: 'Dejen de venderles 30,000 millones de dólares anuales de armas a sus ciudadanos porque nos estamos quedando sin narcos'. ¿Lógico? No. Se me hace que hasta se vieron muy decentes al no contestarle: 'Pos si no quieres que pasen armas a tu país, controla a tus aduaneros corruptos. La aduana de la frontera es tuya, no nuestra'."
"Yo ya no entiendo cuál es la lógica mexicana. ¿de veras creemos que a EU le importa lo que pensemos o hagamos? Analicemos datos:"
"¿Somos indispensables laboralmente? No. Nos hemos ido con la finta de la malísima película 'Un día sin mexicanos', en la que todos los gringos se vuelven locos porque ya no hay mexicanos que recojan cosechas, poden jardines o laven los platos. Si los 20 millones de mexicanos ilegales que viven allá se regresaran mañana, en un mes tendrían 20 millones de asiáticos ocupando esos puestos... por la mitad del sueldo."
"¿Somos indispensables económicamente? No. El PIB estadounidense es de 16 millones de millones de dólares. El de México es 1.6 MMD."
"¿Somos indispensables turísticamente? No. ¿Tienen ustedes idea de qué le pasaría a Las Vegas si dejáramos de visitarlas los latinos? ¿Creen que quebrarían? No, ni se darían cuenta. Según Las Vegas Chamber of Commerce, sólo el 3% de visitantes es latino, 4% es asiático y el resto es estadounidense. Podrían cerrar sus fronteras y seguir viviendo como magos de su turismo interno."
"¿Nuestra guerra contra el narcotráfico les importa mucho? No. En 22 Estados de la Unión Americana ya se puede vender mariguana 'con fines medicinales o recreativos'? ¡Ay mis ternuritas! Y nosotros aquí matándonos pa'que no pase la droga p'allá."
"Ton's, ¿de qué estamos hablando? ¿A poco el presidente Calderón y la gente de los noticieros no tienen acceso a estas cifras? ¿No se dan cuenta que están acusando a los estadounidenses de nuestra propia incompetencia y corrupción?"
"Ya se que van a decir que soy gringófilo, pero insisto que, en vez de tirarles cacayacas deberíamos aprender a hablar inglés para asociarnos con ellos y negociar proveedurías, contratos y maquilas que nos den a ganar dólares."
"Es increíble que vivamos pegaditos a la economía más grande del planeta y, literalmente, nos estemos muriendo de hambre."
"Políticos y noticiarios, ya dejen de chamaquearnos diciendo que EU no puede vivir sin nosotros."

Alberto Martínez Vara
(v.pág.8 del periódico Mural del 15 de noviembre de 2012).


"Y qué tal de empeño por abarrotar tiendas, mercados, plazas y cuanto lugar sea atractivo para abalanzarse y adquirir algo más barato."
"Jajaja, en muchos lugares el súper ofertón que ofrecieron en el Buen Fin era que compraras a plazos de 3, 6 o 12 meses sin intereses. Que en realidad no ofrece ningún descuento real, sólo enganchar más al cliente con facilidades en la forma de pago."
"Me consta que en Sanborns Vallarta dieron en algunos productos descuentos de hasta 25%, pero que a la hora de aplicar en caja apareció una condición, que siempre y cuando no fuera en productos que ya tenían descuento. O sea no hubo nada. Y peor aún, en otros productos, los que ya tenían descuento se cancelaban para darle sólo cabida a los del Buen Fin, lo que hacía claro que si ya tenían un 50% se quedaba en un 25%, es decir, ¡más caro que antes! Hay tiendas que nunca pierden ni regalan nada, y la idea de fondo es que al menos un fin de semana, los negocios realmente sacrifiquen algo de sus utilidades en pro de beneficiar a los clientes."
"Y eso, la verdad es un sueño que en México es difícil, tal y como lo dijo un dependiente con larga trayectoria en tiendas departamentales y almacenes. Los empresarios mexicanos son codos, abusivos y ventajosos."
"Claro que hay muchas excepciones, pero me gustaría encontrarlos, como Diógenes lo hacía con su lámpara en busca de un verdadero hombre."
"Es cierto que la euforia por comprar es una respuesta a las buenas estrategias de mercadotecnia y publicidad, cada vez queremos conseguir lo que no necesitamos y gastar lo que no tenemos. Ahora sí, que estamos de lleno, en la economía de la deuda, compra ahora y pague después."
"Al fin y al cabo que el mañana no existe."

Guillermo Dellamary
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 18 de noviembre de 2012).


"Ignoro si efectivamente exista alguien que se llame Aniv de la Rev o sea sólo un mito urbano, pero conociendo este país no lo dudo ni tantito. Si hay un Apolocho, en memoria del Apolo Ocho; un Tigre XIV Camote, porque a su hermano le habían llamado León XIII Papa; si hay un Nicolaou, por el Papanicolaou, pues no faltó quien confundiera la prueba ginecológica con un pontífice, es muy probable que en más de un pueblo de este país exista un Aniv de la Rev que hoy esté festejando su onomástico a todo pulmón."

Diego Petersen Farah
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 20 de noviembre de 2012).


"Tarjeta en mano, me lancé de compras, esperando encontrar descuentos similares a los que en Estados Unidos hacen en el famoso Black Friday."
"Entré a una tienda especializada en ropa de hombre que mostraba en su aparador un letrero del Buen Fin. En el interior no vi por ningún lado señales de descuentos: ni en los anaqueles, ni en las etiquetas de las prendas. Mientras veía algunas cosas, pregunté a una empleada si estaban ofreciendo algún tipo de rebaja. Inmediatamente me respondió que todo lo que había en la tienda tenía el 30% (de descuento) lo cual me pareció bien y suficiente."
"A la hora de pagar, noté que el total que cargarían a mi tarjeta no tenía aplicado el descuento ofrecido. Me dijeron que el monto equivalente lo recibiría por separado en un monedero electrónico. Bonita cosa, dije yo. Para mí un descuento del 30% significa que si la cuenta a precios normales es de 6,000 pesos, al final solamente pago 4,200. Eso es un descuento, lo demás son trucos y mañas comerciales."
"Cuando la empleada entendió que lo que yo quería era pagar menos y no obligarme a comprar más, se puso creativa y me propuso una complicada mecánica con la que finalmente pude pagar menos. Esta mecánica -que solo era posible porque había comprado 4 prendas de más o menos el mismo valor cada una- consistía en lo siguiente: cancelar la compra total inicial, para hacerla en 2 partes: en una primera compra pagaría sólo 3 prendas, aplicándome el 30% del valor de esta compra a un monedero electrónico. Luego me daría el monedero, para lo cual tuve que llenar una forma con ciertos datos personales, y así recibir la tarjeta de la tienda que no me interesaba tener. Luego haría la 2a. compra, a la cual le aplicarían los puntos que la 1a. compra acumuló en el monedero. Brillante y mañosa resultó la empleada."
"Accedí al complejo procedimiento porque era la única manera de pagar menos. Pero ahí no terminó la cosa. Como la segunda compra fue de sólo 1,850 pesos y el descuento de 30% en el monedero electrónico sólo aplica a compras mayores a 2,000 pesos, la empleada me dijo que si compraba algo más con valor mínimo de 150 pesos me aplicaría 600 pesos al monedero electrónico para futuras compras. Esto es el cuento de nunca acabar, me dije a mí mismo. ¿No quiere unos calcetines?, me dijo la dependiente."
"Así una transacción económica que debió durar unos cuantos segundos tardó más de 15 minutos. Al final salí de la tienda con mi descuento, con unos calcetines que no quería y una tarjeta con 600 pesos virtuales que caducan si no los uso."
"Si finalmente están dispuestos a dar un descuento, ¿por qué no lo dan directamente y punto? ¿Para qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo?"
"Los comercios que no quieran dar descuentos especiales ese día, mejor que no le entren al tema. Tienen todo el derecho de no hacerlo. Pero quienes sí deciden participar y anuncian que forman de una iniciativa comercial como esta, deberían hacerlo con ciertas reglas mínimas y sin trucos, para que el objetivo central del Buen Fin se cumpla; que los compradores obtengamos descuentos especiales e imposibles de obtener en otras fechas, y que los establecimientos comerciales hagan ventas, si bien con menores márgenes de utilidad, en volúmenes significativamente mayores."

Ricardo Elías, arquitecto y empresario
(v.pág.6 del periódico Mural del 22 de noviembre de 2012).


"De acuerdo a estudios realizados por investigadores de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México, El Buen Fin representa más bien 'una campaña publicitaria para incrementar la venta de las empresas participantes a costa del endeudamiento de los asalariados'."
"En sus análisis, detallaron que 75% de las ofertas promocionadas en El Buen Fin no constituyen disminuciones en los precios de los productos, sino una forma más adecuada de pago a crédito sin intereses a 12, 18 y 24 meses."
"Lo bueno es que muchos consumidores organizados y prudentes, pueden aprovechar comprar productos largamente acariciados, como televisores, motocicletas, línea blanca e inclusive automóviles, aprovechando el crédito a plazos largos y sin intereses."
"Este año, mucha gente se quejaba de haber visto los precios más bajos antes del anunciado El Buen Fin y esto, aquí y en China, es un fraude para el consumidor."
"Muchos amigos míos constataron que el producto escogido lo habían visto más barato la víspera de El Buen Fin y ahora estaba más caro, pero con un descuento ficticio, que al fin y al cabo, lo vendían al mismo precio."
"No se vale que se engañe al consumidor que va con la ilusión de conseguir ese producto deseado a muy buen precio, como lo hace el consumidor estadounidense, que en verdad, en ese país, las ofertas son verdaderas."
"Qué lástima que gracias a nuestra idiosincrasia en la que permea la deshonestidad y el fraude, se desperdicie una oportunidad de oro que beneficie las empresas y los consumidores."
"Una solución sería multar a las empresas deshonestas que engañen al consumidor con descuentos falsos."
"Comencemos por denunciar el engaño para pulverizarlo. Creo que sería un Buen Fin del engaño."

Trinidad Terrazas Gastélum
(v.pág.30 del periódico Milenio Jalisco del 23 de noviembre de 2012).


"Llevo varias semanas recibiendo mensajes, por diferentes vías, de personas que me suplican boicotear el Teletón, que hable pestes de él, que le pida a mis familiares y amigos que no donen."
"Y la frase es contundente: 'ni un peso al narcoteletón'."
"Ahora resulta que el Teletón es propiedad de Televisa, que como es de Televisa, el Teletón es malo, que da lo mismo que uno done o que no done porque siempre va haber millones en las arcas."
"Que cuando uno dona, Televisa se hace más rica, que si uno participa, está cooperando pero con el lavado de dinero y que atrás de Teletón tenemos al mismísimo crimen organizado."
"Es lo más bajo que me ha tocado leer en mucho tiempo. No lo puedo creer. No me cabe en la cabeza que haya tantas personas tan enfermas de odio, tan ignorantes y tan dispuestas a hacer daño."
[Es la gente que de todos modos no daría dinero, pero se han inventado una razón para justificar su mezquinidad - el webmaster.]
"Teletón es una de las más grandes obras de la nobleza mexicana. Sí, Televisa está detrás, pero no solo Televisa, también algunos de los peores enemigos empresariales del consorcio de Emilio Azcárraga, como Carlos Slim."
"Y no solo ellos, también una larga lista de empresarios y medios que año con año se parten el lomo con tal de ayudar a los niños con discapacidad."
"Fundación Teletón es algo tan bueno, tan lleno de amor, que es capaz de hacer que los hombres más poderosos y que los medios más importantes de nuestra nación se unan en una misma causa."
"¿Por qué, si ellos pueden olvidar, por un momento, sus rencores, nosotros no podemos hacer lo mismo? ¿Por qué en lugar de buscar la forma de perjudicar algo tan bello no buscamos la manera de apoyar, de que se multiplique, de hacer que crezca?"
"Teletón está cada vez más presente en más puntos de nuestro país con instalaciones prodigiosas que han recibido galardones a nivel mundial y con lo último de lo último en cuanto a ciencia y tecnología."
"Estos hombres y mujeres hacen lo que muchos de nuestros más elegantes hospitales privados y lo que muchas de nuestras más altas autoridades, por diferentes motivos, no han podido hacer."
"¿Qué? Darle atención integral a miles de niños discapacitados y a sus familias sin importar si son ricos, si son pobres, si son hombres, si son mujeres, si viven en el campo o si viven en la ciudad."
"¿Qué sería de todos ellos si jamás hubiera nacido el Teletón? ¿Qué sería de ellos si lo cerraran? ¿A dónde se irían?"
"Yo, personalmente estuve en uno de los centros Teletón, y no precisamente en un bonito evento de prensa, y pude constatar con mis propios ojos la eficiencia de estos señores."
"No nos confundamos, no es lo mismo Teletón, la fundación, que Teletón, el programa, y no es lo mismo ese bellísimo milagro, el que yo pude constatar, que lo que se está diciendo en las redes sociales."
"Si no le gusta el programa, no lo vea, pero done, infórmese, participe. Vale la pena."

Alvaro Cueva
(v.pág.42 del periódico Milenio Jalisco del 30 de noviembre de 2012).


"Al ser dado de alta por el Hospital General en que fue atendido, Uriel Sandoval Díaz, el joven activista que perdió el ojo derecho en los virulentos enfrentamientos del sábado, hizo una demanda que no admite discusión:"
"'Pido liberación de los compañeros que injustamente fueron presos...'."
"Y es que, hasta para el nuevo jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, es muy probable que, entre las 69 personas consignadas, haya un número aún impreciso de inocentes."
"Uriel expresó también que 'esta lucha no terminará (sino) hasta que la miseria termine', lo cual ni en Suecia parece haberse conseguido."
"Pero añadió:"
"'Reivindico todas las formas de lucha; todas son válidas, porque tienen un mismo fin, que es la búsqueda de un mundo diferente, un mundo honesto...'."
"Estudiante (parista) de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Uriel ha de saber que se atribuye a Maquiavelo (1469-1527), pero también al teólogo jesuita Hermann Busenbaum (1600-1648), la abominable receta de que el fin justifica los medios, sin que importen la ética ni la moral..."

Carlos Marín
(v.primera plana del periódico Milenio Jalisco del 7 de diciembre de 2012).


"Hace 3 años, en diciembre de 2009 cuando los ataques contra el Teletón estaban en su apogeo, lancé un respetuoso reto: que alguien presentara una sola prueba de que Televisa usa al Teletón para evadir impuestos. Han pasado 3 años y nadie ha puesto un documento sobre la mesa."
"Televisa es una empresa cuya actividad financiera está reportada ante las autoridades financieras fiscalizadoras tanto de México como de Estados Unidos (sus acciones cotizan en las Bolsas de ambos países), por lo que tener acceso a su información contable es tan fácil como dar un clic en internet: por ley en ambos lados de la frontera, es información pública."
"Si alguien no confía en los mecanismos de control de la Bolsa Mexicana de Valores o de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de nuestro país, o dude que se atrevan a hacerle algo argumentando el poder de Televisa en territorio nacional, será difícil que ponga en tela de juicio a la Securities and Exchange Commission (equivalente a la CNBV mexicana) que se ha lanzado contra compañías mucho más grandes y poderosas que la televisora cuando les descubre irregularidades o mentiras."
"Si nadie ha pasado de la saliva para atacar al Teletón por atacar a Televisa (yo estoy convencido que la bronca no es con la organización altruista que apoya a miles de niños con discapacidad, cáncer y autismo, sino con la televisora y su capacidad de influencia) es porque nadie tiene ninguna prueba. Además, en Teletón participan 680 medios de comunicación -tv, radio, periódicos, revistas, internet, espectaculares, etc.- que ponen sus páginas y señales al servicio de la causa. Televisa es sólo uno de ellos, muy visible por su tamaño, pero uno más de la lista."
"Por alguna razón que desconozco, este 2012 los dardos al Teletón fueron mucho menores y menos escandalosos que otros años. Siguieron circulando correos virulentos y mentirosos pero se esparcieron en menor medida, trataron de crear nuevos 'hashtags' (#NiUnPesoAlNarcoTeletón) en Twitter aún más agresivos, pero no tuvieron mucho eco, hubo menos columnas, opiniones, caricaturas, memes adversos."

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 11 de diciembre de 2012).


"Mañana revienta todo. O entre mañana y el domingo, según los cálculos más escrupulosos. Se acaba el mundo, y con él se extinguirá, por fin: la gente que no sabe poner comas, los programas matutinos de la televisión abierta, el aguacate, las motocicletas retumbantes, Hacienda, aquella maldita maestra de 2o. de primaria que nos jalaba las patillas (si es que aún resuella), los que gorrean cigarros, los partidos políticos y cada uno de sus militantes, el cine de González Iñárritu, las prisas y los plazos perentorios y todo combustible de la neurosis, los 'viene-viene', Facebook, el redondeo, la musiquita de 'Zeta-Zeta-Zeta Gas', la llamada 'narcoliteratura', los mariachis graciositos, el noticiero del llamado 'Teacher' y el perro histérico de los vecinos (y los vecinos). Visto así, es un alivio."
"Tanto tiempo lleva anticipándose este fin del mundo que ya aburre, además de que sus explicaciones son tan intrincadas que desalientan al más entusiasta... aunque no: bien sé que sobran quienes lo encuentran perfectamente comprensible y verosímil, y que están alistándose con esmero para el cataclismo cósmico: la fascinante cultura de los preppers, por ejemplo, que por todo el planeta toman previsiones según la paradójica certeza de que el mundo podrá acabarse, pero ellos sobrevivirán: almacenan víveres, construyen refugios subterráneos, se adiestran en técnicas de autosuficiencia agrícola o pecuaria, hacen simulacros en familia para ponerse a toda velocidad las máscaras antigás o para escapar de la radiación, han hallado cómo volver agua potable su orina y tienen un rifle automático sobre el regazo, esperando a los intrusos que llegarán."
"Sin embargo, por tedioso que resulte el cuento, yo no dejo de sorprenderme en suspenso cada que sale el tema, ni consigo apagar de inmediato con un manotazo de raciocinio -o de cinismo, tan útil ante la necedad como la serenidad científica- la brasita inextinguible de la pregunta: '¿Y si sí se acaba?'. Y es que no es el primer apocalipsis que me toca vivir. Habrá sido a finales de los años 70 cuando cundió también la noticia, si bien, a diferencia de la versión actual (esta interpretación de las ocurrencias de los mayas), más bien como una variante de la escatología cristiana: posiblemente se trataba de una admonición desprendida del 'mensaje de Fátima' que circuló ampliamente, supongo que consentida o incluso alentada por la primaria católica en que estudiaba: Diosito ya iba a terminar con todo porque no teníamos remedio, caería un diluvio de fuego, la luna estaría empapada en sangre, vendría el Juicio Final, nos aguardaba el infierno llameante y eterno si no alcanzábamos a enmendarnos en el poco tiempo que nos quedaba. No recuerdo si había, una fecha precisa, pero sí que era inminente, y a mis seis o siete años me angustiaba horriblemente. Las que tuve por consiguiente debieron ser las peores pesadillas de mi vida. Y ahora, sí, mucha risa con el fin del mundo y mucho cotorreo, pero ¿estamos cuidando que los niños lo entiendan así? Porque podrá haber alguno que, a solas con su imaginación, esté muy seriamente aterrado. No creo que esté de más averiguar, con los que anden en nuestras inmediaciones, cómo están tomándoselo, y explicarles. Yo estaría muy agradecido si alguien lo hubiera hecho conmigo y me hubiera ahorrado aquel miedo."

José Israel Carranza
(v.pág.5 de la sección "gente!" del periódico Mural del 20 de diciembre de 2012).


"Los estereotipos de liberales y conservadores son en general correctos, pero exagerados, señala investigación, a cargo de Jesse Graham, de la University of Southern California y sus colegas en las universidades de Virginia y Nueva York, recién publicada en PLOS ONE."
"Los estereotipos morales fueron, básicamente, que a los liberales no les importa la lealtad, la autoridad ni la santidad, y que a los conservadores no les importa para nada la compasión ni la igualdad. 'Estos hallazgos sugieren que liberales y conservadores, si bien difieren de forma sistemática en su visión del mundo, en realidad son más similares en sus juicios morales de lo que cualquiera piensa'."
"En México los ejemplos abundan: 'Peña Nieto no sabe el nombre de 3 libros'. No, no fue así: no pudo mencionar 3 que le hayan cambiado la vida (y yo tampoco podría). Salinas de Gortari 'ni ve ni oye a la oposición'. No: Salinas dijo que desde la tribuna de la cámara donde leía cada año su Informe, a los escandalosos de abajo ni los veía ni los oía."
"Que según el papa Benedicto XVI fue común la 'violación de menores' hasta 1970. O sea que no hagan tanto escándalo. ¡No, no, no... no dijo eso! No me simpatiza éste ni papa alguno, pero no dijo semejante aberración. Dijo que hasta fechas recientes las relaciones sexuales, consentidas, aceptadas, de un adulto con un menor de 18 años (o de 21 años, según el país), no eran mal vistas. Lo cual es cierto: de los 3 novios en mi vida, 2 fueron niños y adolescentes que se ligaban adultos. Alguna vez dije que 'había adolescentes seductores' y hubo quienes, por simple y llano odio, quisieron leer eso como quien acusa a la mujer violada de provocar por el hecho de ser guapa. Seductor es participio activo de seducir, cautivar, conquistar: jóvenes menores de 18 años que buscan, activamente, encuentros sexuales con mayores que ellos porque les gustan los mayores que ellos. Son conquistadores."
"Otros ejemplos de odio, muchos, se dieron con el presidente Felipe Calderón. No dijo que había ganado la elección 'como dicen en mi rancho: haiga sido como haiga sido', lo cual es reconocimiento del fraude. Lo dijo antes de las elecciones entrevistado por Denise Maerker, el motivo no importa: no eran unas elecciones que aún no ocurrían."
"Luego vino el insulto de tonos racistas: chaparro. Y vean lo que son las cosas: parece que a estas alturas todavía nadie nota que Peña Nieto es ligeramente más chaparro que Calderón. El odio es menor y no sucedió al más alto de los presidentes en la foto de toda reunión internacional, como fue Vicente Fox."
"Pero hay la inversa: '¡Me quieren encarcelar por abrirle una calle a un hospital!', mintió el entonces jefe de Gobierno del DF. No, no fue así: Te desaforaron para juzgarte por el delito de robar a un particular un terreno para abrirle calle al hospital más caro de México, exclusivo para muy ricos. Ah, los defensores de los pobres. Es muestra de su notable habilidad retórica para mentir con verdades a medias."
"Repito el ejemplo por inmejorable: el 1 de diciembre acusó al nuevo gobierno de la república de estar, en ese preciso momento, '¡reprimiendo y golpeando estudiantes!'. Las imágenes en TV mostraban los hechos opuestos: gente joven (estudiantes no sabemos) golpeando y quemando policías, de los que siete fueron hospitalizados. Manifestantes, uno solo, alcanzado en un ojo por un petardo. La policía no dispara petardos. Su habilidad retórica, con una sola palabra, estudiantes, invoca el fantasma del 68: es un genio del mal."
"El liderazgo del dueño de Morena es asombroso por muchos aspectos. No es menor el que se desprende al revisar estudios sobre las preferencias de los subordinados: 'Líderes varones o mujeres con voces masculinas se prefieren tanto por hombres como por mujeres. Sin embargo, aún en roles de liderazgo que típicamente desempeñan mujeres, ambos sexos prefieren a mujeres líderes con voces de timbre grave', sostiene investigación publicada el día de la Morena del Tepeyac en PLOS ONE. Los autores son Rindy Anderson, de la Duke University, y Casey Klofstad de la Universidad de Miami."
"Los investigadores dieron a escuchar la frase: 'Los incito a votar por mí el próximo mes de noviembre (julio, diríamos aquí)' dicha por 2 voces sólo distintas en tesitura. Descubrieron que tanto hombres como mujeres preferían candidatas con voces más graves. Los hombres también prefirieron voces graves, masculinas, en candidatos. Pero las mujeres no distinguieron entre las voces masculinas graves o agudas. Voilà! De ahí el éxito del supradicho entre féminas: no las afecta su tono chillón que nos irrita a los hombres."
"GONZALO RIVAS. Se investiga la muerte de 2 normalistas en la refriega con policías al liberar una caseta de pago, ¿y el asesinato de Gonzalo Rivas, quemado vivo por esos normalistas al incendiar la gasolinera donde trabajaba?"

Luis González de Alba
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 6 de enero de 2013).


"No hay un número oficial de desaparecidos en México durante los últimos años. En general se estima que esa cifra ronda en las 20,000 personas, a las que se podrían agregar los de origen, sobre todo centroamericanos, que desaparecieron al transitar como migrantes hacia el norte en nuestro país."
"En México no hubo ni hay una política de Estado en ese sentido. No fue el gobierno, ni sus instituciones, las que realizaron esas desapariciones, tampoco hubo estrategia alguna destinada a impulsarla. Ha habido casos, debidamente denunciados y muchos de ellos ya juzgados, específicos de personas que fueron secuestradas o asesinadas por miembros de fuerzas de seguridad. Son un puñado de casos. Los otros miles son producto, sobre todo, de la lucha de las diferentes organizaciones criminales entre sí. Ahí está el caso de 'El Pozalero' y los más de 300 cuerpos que le tocó desaparecer y como él muchos otros sicarios que a eso se dedicaban. Hay personas que fueron secuestradas por esos grupos para cobrar un rescate y luego asesinadas, que fueron tomadas como rehenes o, como se comprobó con los casos de las fosas comunes encontradas en San Fernando, en Tamaulipas, por migrantes secuestrados buscando incorporarlos a la fuerza a esos grupos criminales."
"Insistir sin prueba alguna que hubo una estrategia de Estado para desaparecer personas es equiparar la lucha contra la delincuencia organizada con la llamada guerra de Calderón y responsabilizar al Estado de la violencia que se vivió en los últimos años exonerando así a los grupos criminales, como lamentablemente lo hacen las organizaciones que giran en torno a Javier Sicilia."
"Es una falacia e implica un profundo daño a la sociedad interpretarlo de esa manera porque lo que se busca, paradójicamente, es castigar a funcionarios que pudieron haber hecho bien o mal su labor, pero que cumplieron su responsabilidad y no rompieron las leyes al hacerlo, dejando en la impunidad a los verdaderos responsables que son los grupos criminales. En otras palabras, lo que buscan no es quién se las hizo sino quién se las pague. Y esa lógica puede resultar muy costosa en el futuro."

Jorge Fernández Menéndez
(v.pág.3-A del periódico El Informador del 15 de enero de 2013).


"En mis lares los diablos de las pastorelas no son llamados 'diablos'. Hay el temor supersticioso de que si se pronuncia la palabra los espíritus malignos pueden oírla, y acudirán pensando que se les está llamando."
"En vez de decir 'los diablos' la gente dice 'los nombrados', para que los demonios no se den por aludidos. Quizá por lo mismo no decimos 'la muerte'; para que no venga."

Armando Fuentes Aguirre "Catón"
(v.periódico Milenio Tamaulipas en línea del 24 de enero de 2013).


"Los mexicanismos -vocablos de invención y uso casi exclusivo de la raza de bronce, muy frecuentemente salpicados de generosas dosis de malicia, sarcasmo, picardía y mala leche- suelen ser sabios... Ejemplo, uno que circula desde el jueves pasado, a raíz de la explosión en uno de los edificios administrativos de Pemex en la ciudad de México... y, sobre todo, de la recomendación, demanda, petición, exigencia o lo que haya sido, del presidente Peña Nieto, de evitar especulaciones, hasta en tanto no se conozcan los resultados oficiales de la investigación que ya se puso en marcha."
"El vocablo en cuestión: 'Sospechosismo'."
"Sospechar, ya de por sí, significa desconfiar. El sospechosismo sería el ánimo o predisposición permanente a negar el crédito a la palabra de alguien; de la autoridad, por ejemplo."
"Porque 'la burra no era arisca...', podría aseverarse que el mexicano es sospechosista por naturaleza. Acostumbrado a que quienes se ostentan como 'sus legítimos gobernantes' o 'sus genuinos representantes' le mientan por sistema, al mexicano le queda chico el escepticismo de Santo Tomás: 'ver y creer'. Aunque sea ingenuo y hasta crédulo en muchos rubros, el mexicano, en muchos otros, ni viendo cree."
"Gobernantes ha habido que han prometido 'la renovación moral de la sociedad'; otros advirtieron que había que prepararse para 'administrar la riqueza'. Otros mienten a toro pasado: poniendo su mejor cara de que son felices comulgando con ruedas de molino e invitando a que se les imite, aseguran, cínicamente, que -gracias a sus desvelos, por supuesto- 'estamos mejor...'."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 4 de febrero de 2013).


"En uno de los reportajes de costa a costa del país del norte, apareció Nuevo Laredo. En días pasados las autoridades mexicanas apresaron a varios extranjeros y mexicanos pertenecientes a la secta 'Defensores de Cristo'."
"El texto inicial rebosa de faltas de ortografía. Eso debería bastar a cualquier persona con computadora para identificar el fraude, pero al parecer, no es así."
"El autor de defensoresdcristo.blogspot.mx califica a la secta de peligrosísima, muestra la invitación VIP del 'Maestro Fénix', su líder, y reproduce algunas de las preguntas con las que atraen a los ingenuos, necesitados y desamparados."
"'¿Quieres ser como Dios? ¿Te gustaría ganar muchísimo dinero? ¿Deseas tener los poderes de Cristo? ¿Quieres convocar ángeles para tu propio placer? ¿Cuántos años tienes? ¿Quieres rejuvenecer milagrosamente? ¿Qué enfermedad padeces? ¿Quieres que te curemos el sida o el cáncer? ¡Sólo con rezar!'."
"Por supuesto, las preguntas son tentadoras para quienes no tienen ninguna preparación y no cuestionan nada de lo que leen."
"La secta, como tantas otras, estaba dirigida por extranjeros: un español se hacía pasar por la reencarnación de Cristo y tenía un grupo de 'apóstoles' entre los que había más españoles, bolivianos, brasileños, venezolanos, un argentino y un ecuatoriano. Todos estaban en México ilegalmente. Además, había 10 personas de Tamaulipas, Sonora y Coahuila."
"Cuando las autoridades los apresaron, muchas de las integrantes del culto declararon que eran sometidas a maltratos, abusos y humillaciones, y forzadas a permanecer ahí bajo las reglas impuestas por los guías."
"El principal objetivo de la secta era hacer dinero y explotar a las mujeres en una de tantas redes de prostitución y trata de personas. De hecho, a las mujeres les tocaba atraer a otras y cuando las nuevas llegaban, debían acostarse con los apóstoles y con el líder."
"En el programa televisivo se señaló que la secta permitía el matrimonio entre adultos y menores. No se ha comprobado, pero al parecer una de las niñas del grupo, de 11 años, estaba casada con un hombre de 40."
"Hay muchos estudios serios sobre las sectas en todo el mundo y en México. Con frecuencia nos enteramos de grupos que decidieron morir juntos antes del fin del universo, o para ser recogidos por los extraterrestres, o para no contaminarse con el resto de la humanidad, o..."
"Es comprensible que cada quien busque algo que satisfaga sus necesidades anímicas. Lo que no es comprensible es que ingresen a instituciones pseudorreligiosas, abiertamente inhumanas, creadas con el único fin de manipular a los débiles y de enriquecer a quienes se hacen pasar por santos, ángeles y, ahora, Cristo."

Rosaura Barahona
(v.pág.7 del periódico Mural del 14 de febrero de 2013).


"¿Ustedes se han puesto a pensar que eventualmente un día su vida podría depender de la eficiencia de un médico de emergencias? ¿Y en la posibilidad de que ese 'ángel salvador' no haya dormido desde hace 23 horas, y por lo mismo esté estresado, nervioso, irritable o agotado? Tomen en cuenta que de las decisiones que él tome en los primeros cinco minutos dependerá su salud, su futuro en una silla de ruedas... o su vida."
"¿O que se ven envueltos en un asalto, secuestro o balacera y el francotirador de la policía (¿hay en México de esos?) que los puede defender tampoco ha dormido desde el día anterior? ¿Tendrá buen pulso y puntería para meterle una bala entre ceja y oreja al idiota que los tiene encañonados?"
"¿O que la escuela o el antro se incendien, y la vida de nuestros hijos, que están adentro, dependerá de las decisiones de los bomberos cuyo turno empezó el día anterior, y que todos están hasta el 'keke'?"
"¿A qué mente brillante se le ocurrió que el personal que nos protege y que tiene que estar totalmente alerta, trabaje 24 horas seguidas?"
"Este esquema laboral, llamado 24x24, podría ganar el concurso mundial de 'El más estúpido sistema de trabajo jamás inventado'."
"¿Y por qué los jefes de personal no se dan cuenta que eso es una verdadera pendejada? Ni ahorra dinero de nómina ni mejora el servicio ni es divertido. ¿Ton's pa' qué?"
"Y además, todo ese personal de emergencias, por alguna otra extraña razón, está verdaderamente mal pagado."
"¿Y quiénes son estos pobres individuos que viven con lagañas eternas? Médicos, enfermeras, choferes de ambulancia, policías y bomberos. ¡Nomás!"
"Yo no quisiera ser el paciente que llega de emergencia al hospital y que es atendido por un doctor que está en su hora 23 de trabajo, sin haber dormido, mal comido, barbón y extenuado. ¿Qué juicio puede tener alguien en el límite de sus fuerzas?"
"No se necesita ser un científico para saber que no tiene los mismos reflejos un hombre descansado que uno cansado."
"Tampoco es secreto que muchos de estos desdichados trabajadores, para poder aguantar esas jornadas, empiezan a tomar estimulantes, que finalmente los convierten en dependientes de las drogas."
"A ver, ¿con quién prefieren ustedes caer, en una crisis de emergencia? Con un experto tirador, que tiene en su hombro y mano un rifle M24 que dispara 7 balotas de 30 milímetros por segundo, con el dedo en el gatillo... y en el mero momento tiene que bostezar porque no ha dormido en 24 horas? ¿O con un cirujano expertísimo, con un bisturí recién afilado en su mano, pero que anda medio pacheco? Escojan."
"Quienes defienden ese sistema laboral alegan que de esa forma cubren sus 48 horas semanales en sólo dos días, pero la realidad es que esas personas, que normalmente están muy mal pagadas, tienen un segundo trabajo que les impide descansar correctamente."
"Urge cambiar esa aberración 24x24. Eventualmente podríamos necesitar los servicios de alguno de estos personajes y nuestro futuro podría quedar en las manos de un 'desvelado'."
"La Ley Federal del Trabajo permite cualquier tipo de horario, así que cambiar eso no depende ni de los legisladores ni de los políticos, depende de la Iniciativa Privada o de los directores de recursos humanos. Esos no son tan tarugos como los otros que mencioné. Por favor señores, hagan ese cambio."
"¿Ustedes ya se han puesto a pensar, también, en que los asaltantes, secuestradores y sicarios chambean estando bien descansaditos?"

Alberto Martínez Vara
(v.pág.6 del periódico Mural del 14 de febrero de 2013).


"El enfrentamiento sin cuartel contra el narcotráfico que se libra en nuestro país, ha propiciado un fenómeno peculiar y alarmante: la proliferación de homicidios múltiples. Se trata de homicidas que cometen crímenes al por mayor, no por estar poseídos por una psicopatía, sino como una forma de merecimiento para ascender la escala de mejores posiciones dentro del círculo de las mafias a las que pertenecen. Ejemplos estremecedores abundan, pero con uno muy significativo basta y sobra: el apodado 'Compayito', que lejos de inmutarse al confesar que mató al menos a 300 personas a las que en ocasiones descuartizaba con cuchillos y sierras, se sentía orgulloso y ufano de sus 'hazañas'. El análisis de su personalidad hecho por especialistas, reveló 'no mostrar signo de arrepentimiento alguno por los crímenes cometidos'. Por el contrario, 'goza de la admiración de quienes ven en él lo que quieren llegar a ser en las filas de la delincuencia'."
"Estaba satisfecho en haberse convertido en la más destacada figura multihomicida de la actual guerra contra el narcotráfico, sin incluir decenas de crímenes que ordenaba perpetrar, puesto que no han sido ejecutados por él mismo. Son muchos los casos similares a este criminal paradigmático que nos estremecen y asombran. Son verdaderos profesionales del crimen. ¿Son psicópatas? ¿Perturbados mentales? ¡No! En ellos no se dan explicaciones biologisistas ni psicopatológicas. No son sujetos peligrosos porque tengan algún problema en el lóbulo frontal o por traumas infantiles, o bien porque provengan de una familia disfuncional. Terapias y psicoanálisis no alcanzaban a explicar ni a resolver este problema. Responde simple y llanamente a una lógica economicista: matan para desplazar del mercado de las drogas al rival; se trata de ganar o defender la plaza. Lo que priva es la ley de la oferta y la demanda, la lógica del dinero. A estos homicidas, no se les puede explicar más que como la personificación de un sistema que aniquila y de un enfrentamiento sin tregua. Los cárteles de la droga operan como empresa, que para subsistir, requieren matar. Para enfrentar al Ejército, a la policía, o a los cárteles rivales, se requiere gente de sangre caliente que se enfrente y mate. Matar, es garantía de ascenso en los ámbitos de la criminalidad. Triste e incomprensible meritocracia de ese sub-mundo abyecto, repulsivo y ruin."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 16 de marzo de 2013).


"La palabra 'dicen' es la fuente más pastosa, resbaladiza y enlodada en la que se puede fundamentar la veracidad de un hecho. Pero más me llama la atención que sea tan popularmente aceptada como argumento para sustentar cualquier suceso, sin que medie la información, la reflexión o hasta la mínima lógica al respecto."
"Que levante la mano quien no haya escuchado que, sin más fundamento científico que el 'dicen', afirman sin admitir réplica que la coca cola es muy mala, que los edulcorantes artificiales son mortales, que si haces un coraje y comes aguacate te tuerces, que si te bañas después de comer te congestionas, que si te da aire en los ojos te salen perrillas que puedes desaparecer frotándoles un chile asado, que si cenas sandía te dan retortijones, que si te aletea encima una mariposa negra te quedas calva."
"Por el 'dicen', me he enterado de disparates tales como que 5 estornudos al hilo son síntoma inequívoco de gripe, y a los 10, se puede decir que anda uno bordeando la pulmonía; que las cataratas se curan con emplastos de cebolla y que una veladora encendida absorbe el humo del cigarro. 'Dicen', aunque nadie sabe dar razón de dónde ni a quién, que juntando las orejitas de las latas de refresco regalan una silla de ruedas, y ai andan todos desorejando sin permiso sodas ajenas y rellenando bolsas que luego no saben qué hacer con ellas. Porque 'dicen' que así es, he sido instada a no quitarme los zapatos en cuanto llego a casa, porque es la causa de que se formen juanetes; que no planche ni un pañuelo después del baño porque por eso da la lepra; que renuncie a mi tapatía costumbre de poner limón en todo, porque es el irrefutable origen de la caída de los dientes."
"Pero cuando creí haber escuchado todas las burradas posibles, basadas con tanta firmeza en el categórico, rotundo e irrebatible 'dicen', me encontré con una antigua amistad quien, atendiendo a tan concluyente motivo, en cuanto consiguió reunir algunos centavos, corrió a adquirir una propiedad para asegurarse su ineludible futuro en un cementerio. Según me relató, tan previsora medida se le volvió obsesión porque alguien le dijo que 'dicen', que si no se cuenta con un espacio propio para el descanso eterno, jamás podrá un difuntito reposar en paz."

Paty Blue
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 17 de marzo de 2013).


"Algunos usan el auto para transmitir una imagen que no poseen como persona. Encuentran en él una forma de compensar alguna frustración que, a veces, ni siquiera saben que poseen. Así, muchos bajitos se hacen de inmensas camionetas y unos llegan a extremos como subirles aún más la suspensión para, al menos cuando está en el auto, mirar a los otros desde arriba."
"Una compensación muy común es hacerse de un auto poderoso, con muchos caballos de fuerza, buscando así demostrar un poder que en la vida no tienen."
"O el señor que a sus 60 años compra un Porsche convertible, buscando recuperar una juventud que no volverá ni con mil cirugías plásticas. También es común modificar autos baratos, poniéndoles equipo como sonido, rines, alerones y más, que con frecuencia cuestan más caro que el auto, pero que pueden ser comprados poco a poco. Desafortunadamente a más de uno el amor por su auto rompe la barrera del buen gusto y sentido común para entrar en el territorio de la agresión visual hacia los demás."
"Uno de los deseos más comunes es estacionar un auto Premium en nuestra cochera. Hoy que hay muchos usados a precios razonables, esto es más fácil. Hay que tomar en cuenta, sin embargo, que no siempre la experiencia de tener uno es buena. Un amigo compró un Audi A4 con cinco años de uso, que cuesta lo mismo que un Corolla nuevo. Feliz, llega a su trabajo y todos lo miran con cara de: 'Órale, te va muy bien'. Las miradas, antes de amistad, pasaron a ser de envidia y muchos empezaron a creer que él estaba haciendo algo mal para 'subir en la vida' así tan rápido. Tres meses después no aguantó la presión y regresó a un Corolla."
"El tipo de auto que tienes puede influir en conseguir o no un empleo. El Vochito que tanto quieres y está en la familia desde el abuelo, probablemente no pasa una imagen muy exitosa en tu entrevista de trabajo. El otro lado de la moneda también es válido. Una muchacha, hija de un hombre adinerado, no logró un puesto de ejecutiva de ventas porque al contestar la pregunta de cuál auto tenía -requisito fundamental para la posición que buscaba- contestó: Un BMW. Pensaron que ella no n ecesitaba el trabajo y no le echaría todas las ganas en el puesto. Tal vez tenían la razón."
"Pero no es sólo el tipo de auto lo importante. También cómo traerlo es vital. La limpieza del auto es tan fundamental como nuestra higiene personal. Claro que luego de un día de lluvia, todos entienden que es casi imposible tener el auto limpio. Pero traerlo sucio siempre habla mal de ti. Y no es sólo por fuera. Por dentro, con mucha frecuencia vemos autos llenos de tierra; basura; papeles de gomas de mascar; de helado; botellas de plástico; pañuelos desechables (a veces usados); discos; restos de fruta y toda suerte de tiliches que se pueda imaginar. La imagen que pasamos con esto es pésima, de desorden, descuido. De falta de higiene, en pocas palabras."
"Por supuesto que es más que comprensible que el amor por los autos nos lleve a hacer 'locuras' como tener un coche mayor que nuestra capacidad de pago. Pero es importante saber que no engañamos a nadie más que a los desconocidos. A los que de verdad queremos impresionar, haremos el ridículo ostentando un Infiniti cuando ellos, que ya nos conocen, saben que cuando mucho nos alcanzaría para un Nissan."
"Sí, el auto transmite nuestra imagen, pero debe transmitir la impresión correcta, no por arriba ni por debajo de lo que realmente somos. De lo contrario, en lugar de la admiración que buscamos, causaremos risa. O peor, pena."

Sergio Oliveira
(v.pág.3-D del periódico El Informador del 23 de marzo de 2013).


"En México la gente encuentra un placer extraordinario en comer y beber. Pero este disfrute por la comida, que no tiene en mente las consecuencias, genera ahora una alerta de salud pública, pues el país es uno de los de mayor sobrepeso del mundo y hay un repunte de la diabetes, que se disputa con las enfermedades del corazón la mayor causa de muerte, plantea The Economist."
"En un análisis denominado 'Comer hasta la muerte', la revista expone que a los mexicanos no les importa que les llamen 'gorda' o 'gordo'. Incluso, dice, 'gordito' o 'gordita' es una expresión de cariño y hasta los niños portan con orgullo ese apodo."
"Pero la realidad es que México ya rebasó a Estados Unidos en el problema del sobrepeso: una cuarta parte de los hombres y un tercio de las mujeres son obesos."
"La Federación Mexicana de Diabetes dice que entre las mujeres de 20 a 49 años, el promedio del tamaño de la cintura es de 91.1 centímetros, más de 10 por encima del ideal."
"Como consecuencia, añade la revista británica, las tiendas están ahora llenas de tallas grandes y extra grandes de ropa."
"El staff de The Economist en la Ciudad de México reporta que si bien en un tiempo tener una 'circunferencia prominente' era una prueba de prosperidad, ahora es una serio riesgo de salud."
"Se estima que más de 10 millones de mexicanos o casi una sexta parte de la población adulta sufre de diabetes, en gran parte debido al exceso en la ingesta de comida y un estilo de vida cada vez más sedentario."
"México, destaca la publicación, es el 6o. país con enfermos de diabetes en el mundo. 'La diabetes es una de las 2 principales causas de muerte en el país, junto con (y en ocasiones se superponen) las enfermedades del corazón."
"La Federación Mexicana de Diabetes dice que la enfermedad mata a 70,000 personas al año."
"Sin embargo, se tiene mucho menos atención a ésta que a las enfermedades mucho menos mortales, como el VIH/SIDA, por no hablar de la delincuencia organizada (que es responsable de alrededor de 60,000 muertes en los últimos 6 años), destaca The Economist."

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 11 de abril de 2013).


"El viernes y sábado pasados se celebró el Primer Encuentro Nacional de Comunicadores en Seguridad Pública, en donde algunos funcionarios del gobierno federal dieron línea (o nuevas directrices) a los encargados de comunicación de los estados para evitar el uso de lo que se conoce como 'el narcolenguaje'."
"Según estos expertos en comunicación, la idea es 'evitar una percepción en la ciudadanía de que los criminales son poderosos e incluso héroes imbatibles, y al mismo tiempo generar más confianza en las instituciones de seguridad y procuración de justicia'."
"¿Usted cree que cambiando el lenguaje, los ciudadanos vamos a dejar de creer que los criminales son poderosos e imbatibles, cuando controlan parte del país desde hace años?"
"Antes, la censura silenciaba muchas cosas. Hoy, con las redes sociales, sabemos de los muertos en Campeche antes de leerlo en la prensa o de verlo en la tele."
"La censura no ha desaparecido, pero su concepto ha cambiado porque hoy nos enteramos de más cosas de las que le gustaría a la autoridad."
"Por otro lado, ¿cómo explicarles que el lenguaje no cambiará mientras no cambie la realidad a la cual se refiere?"
"No por decir: 'En México cancelar un teléfono celular es rápido y sencillo' es verdad. ¿Cambia nuestra percepción sobre la calidad de ese servicio? No, porque hacerlo es un viacrucis."
"Muchos mexicanos somos adictos a los eufemismos y a los rodeos inútiles, por eso los funcionarios federales recomendaron ya no usar 'levantón', 'ejecutado', 'capo', 'cártel', 'jefe de finanzas', 'lugarteniente', 'encajuelado' o 'encobijado' al informar sobre lo que suceda."
"Muy bien, desechemos esos términos. ¿Cuáles debemos usar ahora para describir lo que pase? ¿Cómo describiremos a un encajuelado? ¿Un ubicado en el maletero del automóvil? ¿O mejor no decimos nada y le ponemos silenciador al crimen, aunque no acabemos con él?"
"Uno de los funcionarios dijo: 'La percepción de inseguridad en México creció a raíz de tanta exhibición, de tanto detenido y la forma en cómo se estaba haciendo'."
"¡Menos mal! Yo creía que mi percepción de inseguridad aumentó cuando a una vecina le robaron su carro en la frutería y a una sobrina el suyo al bajarse en la tintorería; a otra, le tocó una balacera con todo y su bebé; a una amiga de mis hijas la secuestraron; a otra, la asaltaron mientras le ponían la pistola en la sien a su bebé; a otro, lo mataron al ir por unas hamburguesas y al hijo de un conocido lo desaparecieron."
"Le garantizo que el terror que me provocó todo eso no fue causado por el lenguaje. Y si alguien lo duda, podemos discutirlo."

Rosaura Barahona
(v.pág.9 del periódico Mural del 18 de abril de 2013).


"Vecinos, los menos, y visitantes, los más, del Parque Metropolitano, pusieron, el domingo, el grito en el cielo: llegaron las autoridades, y, sin decir '¡agua va!', colocaron sendas infracciones por 800 pesos (susceptibles del 50% de descuento si se pagan dentro de los siguientes 5 días) en todos los automóviles que estaban estacionados en lugar prohibido."
"-¡Es una injusticia, un atropello, una arbitrariedad!- fue el clamor generalizado."
"Como dicen que dijo Jack el Descuartizador: 'Vámonos por partes...'."
"Primer punto: estacionar automóviles en los camellones, sobre la banqueta o en la acera con franja amarilla, está tácitamente prohibido. No se requiere, por tanto, colocar señalamientos adicionales, expresos, en ese sentido."
"Segundo: que la 'h.' autoridad ordinariamente haya sido omisa para hacer cumplir esa restricción no significa que la ley haya sido abolida o derogada, o que la omisión sistemática la vuelva inoperante. Que la misma autoridad decida actuar donde no acostumbraba hacerlo significa que hizo bien, excepcionalmente, lo que ordinariamente hacía mal."
"Tercero: si la injusticia es, por definición, una acción contraria a la justicia, y si la justicia -un concepto, una entelequia, una abstracción-, a su vez, se materializa en la ley, la aplicación puntual y estricta de la ley puede ser lo que se quiera y mande, excepto un atropello, una arbitrariedad, un acto de prepotencia... o, precisamente, una injusticia."
"En esas condiciones, que a los infractores, ocasionales o contumaces, se les sancione por infringir la ley es, por parte de la autoridad, un acto irreprochable. Es su obligación. A eso se comprometen, esencialmente, los funcionarios públicos cuando asumen sus cargos: a 'cumplir y hacer cumplir las leyes'. ('Y si no -agregan, muy orondos-, que la sociedad me lo demande')."
"Conclusión: las multas que se levantaron el domingo, a inmediaciones del Parque Metropolitano, son justas, porque las aplicó la autoridad, y son legítimas, porque lo hicieron, a todas luces, en aplicación puntual y estricta de la ley."
"La duda, en todo caso, estriba en si lo que fue excepcional será, en lo sucesivo, lo habitual -como debería de ser-... o si el episodio se consigna como una más (la enésima, para ser exactos) de las 'llamaradas de petate' a las que son tan afectos quienes de vez en cuando, para efectos mediáticos, para cubrir las apariencias -o, como dicen los rancheros, para taparle el ojo al macho-, hacen como si de veras gobernaran."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 21 de mayo de 2013).


"Marinela Servitje, presidenta de Compromiso Social por la Calidad de la Educación, cuestionó que si bien los padres tienen altas expectativas respecto al éxito que tendrán sus hijos en su vida profesional (60% confía en que sus hijos sean universitarios), no atribuyen estas posibilidades a la escuela, sino a la suerte o a las 'palancas'."
"'En México, muchísimas de las expectativas de éxito de los papás es relaciones públicas, a ver a quién conocen que pueda colocar a mi hijo, o a la suerte o a la Virgen de Guadalupe. Todavía fundamos el éxito fuera de la escuela', apuntó."

(V.pág.2 del periódico Mural del 23 de mayo de 2013).


"Son tantas las cosas que no marchan bien, tantos los problemas y las formas en que intentamos conciliar lo que es con lo que debería ser -simplemente para sortear el día a día-, que operamos como sociedad bajo la lógica del avestruz: apostar a que con ocultar la cara, con no ver, es suficiente para que las amenazas desaparezcan, para que los peligros se evaporen."
"Ante la amenaza, preferimos confiar en que por gracia de Dios estaremos blindados permanentemente contra todo mal."
"En términos de una corresponsabilidad efectiva en todo aquello que nos concierne, como la educación de nuestros hijos, qué sucede realmente en las escuelas, la eficaz y transparente administración de la hacienda pública y el paulatino, pero cotidiano deterioro del tejido social, derivado de la desigualdad económica y especialmente a la inseguridad, parecemos una sociedad vencida, resignada y anclados en ese sendero jamás se logrará cambiar sustancialmente 'todo lo que marcha mal'."
"Las redes sociales pueden significar un mecanismo para hacer sentir una suerte de empoderamiento ciudadano; una plataforma para escuchar y a la vez dejar constancia de nuestro sentir y parecer, de acceder a información de nuestro interés, pero también una ventana de riesgo para la propagación del ruido público, de expresiones de la más supina ignorancia y vulgarización de todo lo que nos rodea, e incluso herramienta para el delito."
"Las escuelas deberían significar (ante el evidente deterioro del proceso enseñanza-aprendizaje), al menos un lugar seguro, pero en los hechos representan otra ventana de riesgo en la que nuestros hijos están expuestos (ante la incapacidad o indolencia de las autoridades, directores y maestros), a toda clase de riesgos de violencia física o psicológica o incluso a 'ser enganchados' por bandas de la delincuencia organizada."
"En nuestras colonias y barrios se tejen cotidianamente entramados delictivos que nos parecen ajenos, que inmersos en la condición de negación, suponemos nunca tocarán a nuestra familia, y esa es precisamente la vía para que lo hagan más pronto."
"Se trata de una sociedad permisiva que alimenta el contexto en donde todo eso es posible y que seguirá tal cual mientras todos, cada quien de acuerdo a su capacidad y responsabilidad, no haga el esfuerzo por sacar la cabeza para ver y enfrentar lo que es nuestra realidad."

Alejandro Irigoyen Ponce
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 3 de julio de 2013).


"He estado considerando que muchísimos mexicanos, incluidos los gobernantes, vivimos obsesionados con que cada uno tiene la idea que solucionaría los problemas del país y pensamos que, sin importar la complejidad del problema, con una solución simple puede resolverse."
"Pongo como ejemplo un tema que yo mismo apoyo, aunque no considero sea definitiva: el promover la cultura de ciclo vías. No me cabe duda que estimularla puede ayudar a solucionar el problema de la movilidad y de cierto que la considero más una aspiración que una realidad, aspiraciones idénticas lo son leer, tener vida saludable y otros, en idea a la mayoría nos encantaría que estas cosas sucedieran, pero sólo las minorías lo practican en realidad."
"Consulte usted los propósitos de lectura del público, la gran mayoría declarará que tiene proyectado leer varios libros y lo piensa sinceramente, pero la realidad es que somos un país de personas que no leemos. Mi tío Felix acostumbra tener en su mesa de noche un libro para que cuando entren sus hijos lo miren leyendo, no sé qué resultados haya logrado, pero por ejemplo no quedará."
"En mi trascurrir citadino, circulo a diario por Federalismo, donde hace muchos años existe una ciclo vía en la que no es frecuente que vea ciclistas, curiosamente veo más ciclistas en el arroyo de la calle que sobre la vía."

Carlos Enrigue
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 14 de julio de 2013).


"No hay manera de llevar a cabo unas votaciones en este país sin que se escuchen airadas reclamaciones, sin que los candidatos directamente enfrentados reivindiquen cada uno la victoria y sin que todo ello no parezca oscuro, truculento y desaseado."
"Tenemos, diría yo, uno de los mejores aparatos electorales del mundo entero, un sistema a prueba de fraudes en el que participan personalmente miles de ciudadanos, gente elegida al azar que se desempeña como inspector el día de las votaciones y que cuenta escrupulosamente las papeletas delante de los representantes de los diferentes partidos políticos; los resultados son anunciados en todas y cada una de las mesas electorales; las urnas con los votos están selladas y permanecen todo el tiempo a la vista... ¿Qué más podemos pedir? ¿Qué otros procedimientos necesitaríamos para no sospechar, para no lanzar acusaciones a los cuatro vientos, para no descalificar el proceso, para no desconfiar y, sobre todo, para aceptar los resultados así como son, aunque no nos gusten?"
"Las instituciones suelen estar por encima de los ciudadanos en su condición de garantes obligadas de la legalidad. Pero aquí la distancia es abismal porque una estructura sólida y confiable, construida trabajosamente a lo largo de muchos años, puede ser denostada, a las primeras de cambio, por la persona más desinformada y superficial, así nada más, sin pruebas, por pura costumbre y como si el hecho de consignar irregularidades fuera no sólo una suerte de obligación sino una prueba, en sí misma, de agudeza."
"El mexicano se precia de exhibir su desconfianza en todo momento y por eso se solaza en la suspicacia como respuesta casi automática a cualquier posible presunción. Esta malicia crónica no es otra cosa que una especie de ingenuidad al revés: el cándido se lo cree todo, como bien sabemos. Pues bien, el presunto astuto también se traga cualquier patraña siempre y cuando se trate de algo dudoso y, desde luego, conspiratorio. Y así, en esta cultura nacional de la sospecha, las cosas nunca pueden ser simplemente lo que son. Es decir, una jornada electoral celebrada en México no puede ser un día regular, un tranquilo testimonio de nuestra normalidad democrática, sino que debe llevar historias de chanchullos, trapacerías, trampas y complots."
"El comportamiento de algunos integrantes de nuestra clase política, en este sentido, no podría ser más desafortunado: son los primerísimos en gritar ¡al ladrón!, los más visibles quejicas, los más directos agraviados y los más combativos denunciantes. En lugar de irse a casa como buenos perdedores, aducen 'irregularidades' e interponen de inmediato querellas en los tribunales electorales manchando así todavía más el precario prestigio de una democracia, la nuestra, que debería, por el contrario, merecer el reconocimiento de sus propios protagonistas."
"Y, bueno, ya sabemos quien puso el ejemplo, en 2006, y los réditos personales que obtuvo de su interesada rabieta. Emuladores no le faltan, por lo que parece, sin importarles a ellos el daño que le causan a nuestras instituciones en un momento, por si fuera poco, en el que los organismos electorales padecen la creciente embestida de los partidos políticos."
"Al ver los excesos perpetrados por los hombres del poder en ciertos países del subcontinente latinoamericano, nuestra primera reacción debiera ser un reconocimiento a la fortaleza y autonomía de muchos entes del Estado mexicano: ahí están, para mayores señas, el IFE, el Banco de México, el INEGI, el Coneval y otros que no pueden ser manipulados a su antojo por los politicastros de turno. Esta realidad es innegable y cuanto antes nos enteremos los ciudadanos, mejor."

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 14 de julio de 2013).


La pendejez del tal Pinto es perfecta.

"Hace casi 2 años, en agosto de 2011 el furor y las inmediatas multitudes de incautos aparecieron en la colonia San José Río Verde."
"Esa ocasión fue la historia extraordinaria de la supuesta aparición de una pequeñísima hada en el fondo de un vaso de vidrio, que según relató el que propaló el hallazgo, era un mensaje de su padre que acababa de morir."
"Sin embargo, este episodio fantástico resultó todo un fiasco de José de la Luz Maldonado Liera, quien ya había esquilmado a sus vecinos y otros curiosos que habían llegado de más lejos, inclusive en camiones procedentes de municipios cercanos a la zona metropolitana, a los que pedía una cooperación de 2 o 3 pesos por ver la supuesta aparición."
"Obviamente se trató de un fraude ya que era evidente la farsa que quedó demostrada cuando se supo que se trataba de una diminuta muñeca que alguna niña perdió en el vecindario y encontró Maldonado, quien se inventó el cuento con el que timó a miles."
"Una expectación similar ocurrió el miércoles pasado en la colonia Jardines de la Paz, cuando el párroco del templo María Madre de la Iglesia, hizo repicar las campanas para cumplir con una petición divina que asegura, se le acababa de manifestar y le pedía convocar a la feligresía para mostrarles una hostia que sangraba, como prueba del evento sobrenatural."
"Miles acudieron al llamado y en las redes sociales rápido se empezó a hablar del hallazgo. Ayer siguió la visita de muchos al templo, pero como el Arzobispado pidió ya no mostrar la hostia hasta no hacer estudios para probar la autenticidad 'del milagro', los feligreses aseguraron que en uno de los mosaicos del piso apareció el rostro de un ángel."
"'No se trata de ninguna broma, ni de algo que el padre haya inventado de la nada o que él haya provocado. Algo sucedió y eso es lo que se va investigar, a ver con mucho escrúpulo y con mucha cautela, entonces de parte de la Iglesia Católica vamos a hacer las cosas con todo cuidado, ya el cardenal Francisco Robles ha nombrado a un vicario para que coordine la investigación para llegar a confirmar si en verdad se trata de una hostia consagrada bañada en sangre', me dijo ayer el padre Antonio Gutiérrez, vocero del Arzobispado, cuando le pregunté escéptico sobre el tema."
"-Me recuerda mucho el caso de la hadita padre-, le repliqué."
"'Son 2 cosas diferentes, desgraciadamente fue un manifestación privada al señor cura José Dolores y no hubo testigos. Pero no se puede desprestigiar su dicho, se tiene que ver como algo prodigioso, ya que no se puede considerar aún milagroso (...) como algo que ha pasado sólo 10 veces en 20 siglos de historia de la Iglesia católica', concluyó el Padre Toño para insistir que lo ocurrido en Jardines de la Paz nada tiene que ver con lo ocurrido hace 2 años en San José Río Verde. Todo un acto de fe."

Jaime Barrera Rodríguez
(v.pág.3 del periódico Milenio Jalisco del 26 de julio de 2013).


"Un pequeño escándalo acaba de suscitarse por los recientes resultados (que no son tan recientes, ya que datan de 2011) de la encuesta sobre percepción sobre la ciencia y tecnología en nuestro país, elaborada por CONACYT e INEGI."
"De ella se desprenden datos francamente asombrosos, como:"
"22% de los encuestados piensan que es falso que el universo se iniciara con una gran explosión."
"29.69% no creen que los seres humanos se desarrollaron a partir de la evolución de otras especies animales. (Lo siento Mr.Darwin)."
"Un alarmante 37.55%, está convencido que los primeros humanos vivieron en la misma época que los dinosaurios. (¡Maldito Parque Jurásico!)"
"34.06% cree que el sonido viaja más rápido que la luz. (¡Me estás oyendo, inútil!)."
"Casi la mitad de los encuestados piensan que la astrología y la parapsicología son ciencias y sólo el 35% consideran a la economía como tal (será que así nos ha ido confiando en los economistas)."
"33.53% asegura que los objetos voladores no identificados (ovnis) reportados, son vehículos espaciales de civilizaciones extraterrestres (sin darse cuenta que lo verdaderamente increíble es que haya vida en este planeta)."
"Pero lo mejor es que muchos (72.59% de las personas consultadas) confían demasiado en la fe y muy poco en la ciencia."
"Y como somos sincréticos, bullangeros y contradictorios, se piensa, simultáneamente que los científicos pueden ser 'peligrosos' debido a sus conocimientos (57.5%), pero que en México debería haber más personas trabajando en investigación (77.6%). Peligrosos, pero sin duda muy necesarios."
"Parece ser que seguimos viendo a los científicos como al Dr.Frankenstein o al Dr.Jekyll y nos horrorizan sus inmensas posibilidades para hacer el mal."
"No me asusta en lo absoluto que el paciente entre a la sala de operaciones confiando en el médico, pero llevando en la mano un rosario, y por si estos 2 fallan, un ojo de venado."
"Así estamos hechos; somos el producto de siglos de pensamiento mágico mezclado con pequeñas dosis de ciencia. Los evolucionistas fueron perseguidos durante la Guerra Cristera y son perseguidos hoy en algunas comunidades como Nueva Jerusalén, Michoacán, donde no conciben otra posibilidad que la de haber sido creados por un dios."
"El panorama es muy triste, y sin embargo..."
"Sacarnos de la cabeza el pensamiento mágico y sus inmensas posibilidades no es una tarea fácil, y menos, si pensamos que hay muchos intereses oscuros que prefieren que las cosas sigan como hasta ahora."
"Vivimos tiempos banales y violentos a partes iguales y frente a la ausencia de legalidad, de justicia social, de oportunidades, el pensamiento mágico, el horóscopo, la 'limpia', el ojo de venado, la sábila para la suerte y los números que soñamos del Melate, parecen seguir siendo una alternativa más cercana y viable que el reconocimiento de nuestras enormes debilidades."
"Soy un escéptico profesional, creyente absoluto de la ciencia y sé de cierto que las brujas no existen."
"Pero de que las hay, las hay..."

Benito Taibo
(v.pág.9-B del periódico El Informador del 31 de julio de 2013).


"No toda la gente piensa igual ni toda la gente quiere las mismas cosas. Esta perogrullada, cuya mera enunciación parecería completamente innecesaria, viene mucho a cuento en un país, como el nuestro, en el que las diferencias dificultan grandemente la normalidad. Uno pensaría (o desearía) que la evidencia de ciertas realidades propiciara un mínimo entendimiento entre una gran mayoría de los mexicanos y, por lo tanto, que las inevitables divergencias no se manifestaran de manera tan recurrente y tan perturbadora como ocurre ahora en el espacio público nacional. No estoy diciendo que el lugar natural de la disidencia sea la marginación ni que deba ser confinada. La protesta social es tan indispensable para la democracia como el pensamiento crítico. Pero, lo repito, hay algunos puntos esenciales en los que debiéramos coincidir prácticamente todos los mexicanos porque, para empezar, no resultan de propósitos aviesos ni de oscuros designios, sino que son principios consagrados por la lógica del beneficio colectivo. Justamente es esta misma noción del bien común la que parece muy deficitaria en México: en una suerte de pernicioso individualismo, atendemos, antes que nada, nuestros beneficios particulares y sacrificamos así, una y otra vez, el bienestar de la nación."
"Miren ustedes, para mayores señas, el dañino activismo de ese tal Frente en Defensa de Tepoztlán que ha bloqueado la carretera Cuautla-La Pera, en el estado de Morelos, para exigir que no se realicen las obras de ampliación de la autopista que llega a su localidad. Es el mundo al revés, señoras y señores: por una vez, los habitantes de una comunidad se oponen a estar bien comunicados. Lo que en otros muchos rincones del territorio nacional es una aspiración prácticamente universal -tener caminos buenos y seguros-, para esta gente significa una especie de atropello, una injuria, algo perjudicial. He aquí lo que aducen, en la página de internet de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales: 'Esa ampliación no es una necesidad de nuestra comunidad. La problemática única de tránsito la provocan los enormes tráileres que se dirigen hacia el poniente del país [...] no podemos permitir la devastación ecológica [...] para rendirle pleitesía a su majestad el tráiler que lleva de pasajera a la mercancía globalizada que cruza el planeta [...] no queremos agua purificada que llega en tráiler, queremos tierra y aire limpios y manantiales de donde podamos beber el agua sin tener que ser purificada [...] ¡No a la ampliación de la autopista! ¡Evitemos la destrucción de nuestra Madre Tierra! ¡No más proyectos neoliberales que provocan pobreza extrema para la gran mayoría y riqueza extrema para unos pocos!'."

"Estos, y otros, promotores de una Arcadia mexicana -un territorio idílico, poblado de gentiles pastores en perfecta comunión con la naturaleza, donde reinaría automáticamente la felicidad- se han opuesto a proyectos tan diversos como la creación del parque eólico en San Dionisio del Mar, Oaxaca -que iba a ser el más importante de América Latina, con una inversión de mil millones de dólares, y que se ha cancelado-, la explotación minera en San Luis Potosí o la mismísima construcción de un aeropuerto para la capital de un país tan importante como México."

"Lo más desalentador de este tozudo y trasnochado obstruccionismo es que tiene también una expresión en el ámbito partidista: los conflictos son oportunamente reciclados por las agrupaciones de nuestra 'izquierda', beneficiarias directas de la agitación que, en una postura de decir no a todo, se frotan las manos cada vez que se malogra un proyecto. A nivel nacional, las consecuencias están a la vista: nuestro país no crece, Pemex se hunde cada vez más, las inversión extranjera se ha estancado (la venta de Grupo Modelo, con perdón, no aporta nada al crecimiento de la riqueza nacional, sino, por el contrario, es una flagrante desincorporación de capital) y, peor aún, la posibilidad de cambiar de una buena vez las cosas -es decir, de emprender las reformas de fondo que se necesitan en el sector energético y el ámbito fiscal- se ve amenazada por la obtusa politiquería que practica la oposición. ¿Cuánto más estancamiento necesitamos para llegar, algún día lejano, a ponernos de acuerdo?"

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 4 de agosto de 2013).


"El asunto de la reforma energética, en este país, se reduce prácticamente a un solo tema: Pemex. Y los mexicanos tenemos ya implantada cierta idea de lo que significa la gran corporación paraestatal. Para empezar, nos han machacado, desde pequeños, que la expropiación petrolera es una gran gesta nacional. El 18 de marzo, en consecuencia, es una efeméride irreversible, tan obligatoria como ese otro aniversario, el de la Revolución Mexicana, que retorna cada año al calendario aderezado de fieras retóricas. Quienquiera que hable de 'privatización' tendría que afrontar, por lo pronto, la colosal empresa de reprogramar una fecha cardinal en el almanaque de los grandes festejos cívicos, algo que no resulta tan evidente."

"Pero, ¿qué tan enterados estamos de las cosas, más allá de que el 'sistema', a punta de propagandas, discursos, calculadas demagogias y deliberados sentimentalismos, nos haya lavado nuestros cerebritos y adormecido nuestras conciencias?"

"Cualquier posible revisión de la historia patria coloca a la gran mayoría de los próceres en un territorio de muy dudosas calificaciones. Golpistas, los unos, traidores, los otros, violentos y sanguinarios, los de más allá, conforman ciertamente una muy equilibrada galería de las debilidades humanas aunque la glorificación oficial los haya sacralizado. Lo que pasa es que la nación necesita de esta divinidad para consolidar los valores que le dan cohesión y para conformar una leyenda tan necesaria como provechosa. Todas las sociedades humanas se alimentan de mitos."

"Lo del petróleo, sin embargo, es una historia moderna escrita de manera muy deliberada por autores directamente interesados. En su momento, la recuperación de un recurso estratégico administrado por empresas extranjeras significó un jubiloso y valiente ejercicio de soberanía. Otros países productores, que no han nacionalizado jamás su industria energética, no lo tienen tan claro pero reconozcamos, en el caso de México, que la expropiación petrolera pretendía ser beneficiosa para los mexicanos y que nadie imaginó, en su momento, que la gran empresa nacional iba a ser un botín de grupos, empresarios coludidos con las autoridades y, sobre todo, que iba a servir de caja chica a un gobierno comodón, incapaz de cobrar impuestos y de apañárselas, como cualquier hijo de vecino, para cuadrar las cuentas sin el dinero fácil del petróleo."

"Lázaro Cárdenas deseaba que Pemex fuera un motor del desarrollo nacional en abierta alianza con los empresarios mexicanos. Resultó, con el tiempo, que ese propósito primigenio se fue diluyendo en un mar de intereses tan espurios como particulares. Eso sí, la retórica estuvo siempre ahí, a la mano, para justificar engañosas modificaciones constitucionales que habrían de servir, miren ustedes, para acotar la participación abierta de todos los posibles aspirantes y reducirla a un círculo de amiguetes. ¿Quién transporta los combustibles y cómo logró los contratos? ¿Quiénes pueden aspirar a obtener una plaza en la empresa? ¿Cómo se reparten las licencias para realizar trabajos y obras de infraestructura? ¿Por qué es necesario subsidiar las gasolinas en un país productor de petróleo y por qué, a pesar de la estratosférica suma de recursos públicos (dinero que sale de nuestros bolsillos, no lo olvidemos) que se destinan a esas asistencias, el litro de combustible cuesta lo mismo en Estados Unidos (Mexicanos) que en Estados Unidos (de América) donde, encima, las compañías petroleras son privadas y el pueblo soberano, más próspero y con mayores niveles de bienestar que el de aquí, se acomoda perfectamente a esta realidad? ¿Por qué los pasivos laborales de la empresa son tan gigantescos? ¿Por qué no tiene la capacidad de invertir ni de refinar combustibles?"

"Pemex es de 'todos los mexicanos', dicen por ahí. Ya basta de vernos la cara de tontos, por favor."

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 11 de agosto de 2013).


Aprendiendo a exigir pendejadas.

"Seguidores del grupo Big Time Rush, que hoy se presenta en la Ciudad de México, se manifestaron frente a Palacio de Gobierno para pedir que la banda estadounidense se presente en la ciudad. '¡Queremos que Aristóteles nos escuche!', dijo César Guerrero de 12 años, quien no pierde la fe en que la banda venga a Guadalajara."

(V.pág.11-C del periódico El Informador del 14 de agosto de 2013).


"Cuando los opositores a la reforma energética del actual gobierno se pronuncian porque ese recurso siga siendo propiedad 'de la Nación', en realidad no saben lo que dicen ni lo que están defendiendo."

"Dado que la Nación es una entelequia que no tiene personalidad jurídica propia, esta debe ser representada por el gobierno federal (tal como se establecía Constitución desde 1917 a 1992, con los efectos que a la jurisprudencia ello produce). Así las cosas, decir que algo es propiedad 'de la Nación', equivale a asumir que es propiedad del gobierno federal, y más específicamente del Presidente de la República en turno."

"Una izquierda moderna, más que defender que el petróleo siga siendo propiedad 'de la Nación' por lo que pugnaría sería por superar ese anacronismo y permitir que esa riqueza en realidad pueda ser y estar al alcance de todos los mexicanos, mediante la participación de particulares en esas actividades."

Javier Hurtado
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 17 de agosto de 2013).


"El ejercicio del poder en nuestro país se encuentra desacreditado hasta la médula y la desconfianza priva hacia quienes nos gobiernan. Lo mismo sucedió con Calderón y con Fox: los representantes de los sectores, los líderes, invariablemente dividen opiniones y califican de acuerdo a su cercanía con el poder, desde la óptica de su trinchera ideológica-partidista, mientras que la población encuentra en el cobijo del anonimato del sondeo, una oportunidad para la catarsis y dejar sentir su permanente malestar por el orden de las cosas."

"El ciudadano de a pie cíclicamente renueva -en cada elección- su esperanza de que la nueva administración, ya sea municipal, estatal o la federal, habrá de corregir el rumbo, solucionar los problemas, abatir la inseguridad, crear más y mejor pagados empleos y que por fin se cimentará la ruta del progreso económico y bienestar social. Y cíclicamente la realidad nos coloca en el sitial de la decepción."

"Ahora le toca a Peña Nieto, como en su momento le tocó a Felipe Calderón y antes a Vicente Fox y así hasta que la memoria nos falle. Cada uno recibió en mayor o menor medida el repudio popular, básicamente en función del tamaño de las expectativas creadas y en el caso del priista, fueron (o son) altas."

"Pareciera que no terminamos por entender que no existe una varita mágica que nos permita corregir el rumbo, y menos cuando la población en general hace poco por contribuir en el día a día a un México mejor; no terminamos de asimilar que nuestra clase política es pobre y pequeña, que los estadistas brillan por su ausencia y que en el entramado del poder existen más elementos que alimentan la corrupción que aquellos que obligan a la transparencia y rendición de cuentas, muchos más que permiten la opacidad y que el yerro y la omisión no tengan consecuencias, que aquellos que asegurarían un desempeño de la función pública en los terrenos de la eficacia y la honestidad."

"No entendemos que el poder -ya sea por cuestiones estructurales y/o culturales- dicta sus propias reglas y quien accede a él termina reducido a mero administrador de posibilidades e intereses, a un engranaje más de la obesa maquinaria que se niega a cambiar."

"En el más reciente sondeo, los ciudadanos son implacables: Peña Nieto no está a la altura del reto... como tampoco lo estuvo Calderón y mucho menos Fox y la mayoría de los priistas que les antecedieron. Será cierto, pero también el que la población, la ciudadanía, aún la más crítica y comprometida, tampoco."

"Cada quien hace lo que puede y termina por defender sus propios nichos de confort. Exactamente lo mismo hacen los gobernantes y gracias a nuestro pensamiento mágico, eso de que con desear que las cosas cambien es suficiente y que nunca tenemos la culpa de lo que nos sucede, podemos descalificar a la autoridad por no hacer lo que nosotros en nuestros muy acotados y particulares esferas de influencia y responsabilidad tampoco hacemos: un esfuerzo serio y realista por cambiar todo aquello que sabemos está mal."

Alejandro Irigoyen Ponce
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 2 de septiembre de 2013).


"Hoy en día a los presidentes se les ponen más obstáculos y al mismo tiempo se les exige más de lo que pueden realizar. Pese a que cada vez más se les trata como a un hijo de vecino, al mismo tiempo parece que se exigiera que poseyeran cualidades cuasi divinas. Lejos ha quedado la descripción de López Mateos: 'Durante el 1er. año la gente te trata como Dios y lo rechazas con desprecio; en el 2o. te trata como Dios y no les haces caso; en el 3o. te trata como Dios y lo toleras con incredulidad; en el 4o. te trata como Dios y comienzas a tomarlos en serio; en el 5o. te trata como Dios y no sólo lo crees: lo eres'. Ahora, se les trata con desprecio como humanos; y se les exige ser Dios cuando apenas empiezan a tomarse en serio que son un simple ciudadano en el ejercicio de un mandato popular."

Javier Hurtado
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 7 de septiembre de 2013).


"Tita Cueva ha visto a Dios. Y dice ella que lo ha visto no una ni dos veces. No: Dios y Cristo en la cruz y el Espíritu Santo y la Sagrada Familia han aprovechado la vida cotidiana de Tita Cueva para manifestarse: en una nube borrascosa, en la oscuridad espesa que se esconde tras sus párpados cerrados, en la rama de un árbol, la cera de una vela, el hueso de un espinazo de cerdo, la clara de un huevo frito... hasta en un trozo de cecina frita."

"La más famosa manifestación de Dios que ha visto Tita Cueva en su vida, y una de las más impresionantes, dice ella, es la de la cecina -un bistec de carne de vaca seca y frita-. Ocurrió hace 3 años, durante un fin de semana de descanso en los bosques de Mazamitla."

"El viaje mismo fue prodigioso. Tita y su esposo, Wenceslao Zúñiga, se habían ganado una noche en una cabaña, a la cual invitaron a otra pareja de amigos. 'Desde que llegamos me quedé impresionada con una escultura del Gran Maestro, de tamaño real, en uno de los jardines. ¡Jesús está aquí!, pensé'. Y sí. A la hora de comer en el restaurante del fraccionamiento campestre ahí estaba Cristo crucificado, en el mero centro de aquel diezmillo que, de puro milagro, nadie se comió antes."

"No faltó quien trajera una cámara en Mazamitla; hay fotografías del pedazo de bistec rojizo en el que, efectivamente, la grasa y los tejidos del corte de res forman una cruz. Sobre ella, y ya clavados en la textura, se aprecia a Cristo 'hasta con su pañal', afirma la bendecida."

"Como el hambre tampoco faltaba aquel día, Tita Cueva accedió a que su esposo y los otros acompañantes se engulleran los alrededores de la cruz. ¡Error!, sabe ahora. Luego su primo Salvador Vázquez miró a San Juan, en el costado derecho de la fotografía impresa. A alguien más le pareció ver a la Virgen María en el derecho, al pie del crucifijo. Y dispuestos a encontrar, otro encontró un ángel arrodillado, atrás de San Juan."

"Una lástima: el santo, el ángel y la virgen habían sido devorados, digeridos y desechados a esas alturas."

"Para mostrarle al mundo el trozo original de carne con todos lo personajes originales de la escena, la mujer mandó imprimir 300 copias de la fotografía. 'Doy y doy y doy y cuando se me acaban hago más'. También hizo separadores de lectura donde la cecina está acompañada de una oración que compuso su esposo Wenceslao, quien murió hace 4 meses."

"-¿Se deshizo del bistec?-, le pregunto a Tita."

"-¿Cómo crees?-, responde, espantada."

"Tita Cueva es una mujer elegante que ronda los 60 de edad y es una católica fiel, uno lo nota desde que llega a su casa, en un barrio residencial de Zapopan."

"Sobre una cómoda rústica, al lado izquierdo de la puerta de entrada, destaca entre varios objetos un Niño Dios estofado. Enfrente, la pared entre la sala de estar y el jardín interior aloja una colección de 60 crucifijos, sobre los que no se mira ni un rastro de polvo."

"Las manifestaciones milagrosas de Dios en la tierra de Tita no cuelgan en ese muro, están resguardadas en un trastero muy antiguo, en el comedor."

"Ahí uno puede ver, dentro de un portarretratos redondo de alpaca repujada, cubierto con plástico adherible, al Cristo de la cecina ya descolorido y desmorusado, después de 3 años."

"Es el consentido de Tita, parece. Pero no el único, porque a partir de su encuentro con él, Dios comenzó a manifestarse hasta en la sopa: literal."

"6 meses después del bistec, en una crisis familiar la mujer encendió una vela de parafina que le regalaron durante una primera comunión. Cuál fue su sorpresa cuando descubrió que en una de las paredes de la vela consumida se había esculpido la imagen de la Sagrada Familia: 'Al principio vimos nomás a la virgen y a un hombre. Pensamos que era Cristo. Un sacerdote amigo nos hizo ver que el hombre no es Jesús ¡Es San José! Y si miras, trae de la mano al niño Dios'."

"Aunque también podría ser una pareja de enamorados, un hombre cubriendo a un hijo con una sombrilla, unas amigas que se saludan de mano."

"En un estante del viejo trastero reposa, además, un hueso de espinazo de cerdo -cocinado en salsa abundante un día lejano-, en el cual el pequeño José Luis Márquez, 8 de edad, nieto de Tita pudo vislumbrar la figura de Cristo en la Cruz, cuenta la abuela con un orgullo irradiante que sugiere que el don es familiar."

"Ocurrió hace 10 meses, cuando don Wenceslao convalecía en el hospital por el cáncer de páncreas que acabó matándolo. 'Llevándoselo a otro sitio mejor', corrige su viuda. '¿Qué me quieres decir?', dice Tita que le preguntó a Dios la tarde del hallazgo. 'Y pensar que aquel día mi hija me obligó a comer'."

"Le digo a Tita que, a diferencia del Cristo en la cecina, acá no veo nada. Ella se esfuerza en mostrarme el hueso de espinazo desde varios ángulos, hasta que se da por vencida."

"Entonces habla de la aparición de la paloma, también por aquellas fechas de dolor y encierro hospitalario. ¿La paloma? 'El Espíritu Santo'."

"Ella había preparado un huevo estrellado para la empleada doméstica que la asiste, con tan mala suerte que la empleada había almorzado en su casa. Como Tita es de buen apetito decidió comerse el platillo y como es muy observadora pudo ver al Espíritu Santo en una parte de la clara del huevo."

"Hizo lo acostumbrado: recortó a la milimétrica tórtola y la enmarcó en un relicario pequeño. El ave luce amarillenta estos días. El color tiene sin cuidado a Tita."

"La última manifestación de Dios le ocurrió a la viuda Cueva hace apenas un par de semanas, en las islas Marietas, en la Bahía de Banderas, a donde fue a practicar snorkel con una amiga."

"Allá Tita se enfrentó a un mar violento y una arena infestada con basura de unicel. Como no le gustan ni lo uno ni lo otro le pidió a Dios una bolsa para recoger la basura, a lo que Dios le respondió con bolsa, entre unas rocas, a la orilla del mar -'no una bolsa cualquiera, una negra, especial para basura'-. Recogiendo la pedacera de hielo seco, Tita se encontró otro crucifijo enterrado en la arena gruesa. O, para ser precisos, se halló una rama en forma de cruz, que conserva en una copa de coñac con arena del sitio, en el mismo trastero de las otras reliquias."

"-¿Será que Dios se le aparece a usted o que usted está más dispuesta a verlo?"

"-Lo pienso cada que me pasa. ¿Por qué tanta diocidencia? Yo creo que Dios me da regalos porque yo lo agradezco a Dios cuando llueve, cuando hay sol, cuando está nublado, cuando arreglo mis plantas... a toda hora pienso yo en Dios y él me da regalos para compensarme que se llevó a mi Wence. Ahora: antes que se lo llevara yo ya encontraba a Dios. Hace unos 15 años miré que la virgen daba vueltas en mis párpados cerrados. Hace 11 años la cruz se manifestó en una nube en la sierra Tarahumara. Hace 7 la virgen se me apareció en otra nube el día que iban a operar a mi hija de la vesícula..."

Vanesa Robles
(v.pág.1-B del periódico El Informador del 15 de septiembre de 2013).


"Andaba yo en el patio trasero, entregada a los oficios propios de mi género (ajá), con las manos enjabonadas y ni un trapo a la vista para enjugarlas, pero la insistencia del llamado era tal, que me palmoteé los cuadriles y ocurrí presurosa hacia la puerta que abrí, en cuanto me pude reponer del zapotazo que me di con la perversa escoba que se me atravesó en el camino. Ahí, frente a mí, una ilustre desconocida me notificó que me estaba haciendo llegar una sarta de crespones y composturas albiazules que, ciertamente, yo nunca ordené pero que, según me dijo la interfecta, era necesario adquirir para ornar la fachada y la calle por donde, justo al siguiente día, pasaría la Virgen de Zapopan en su recorrido hacia la parroquia más cercana."

"En una devota acción que, según me aseguró la vehemente emisaria, la misma Virgencita me reintegraría con sobradas creces, por módicos 25 pesos podría yo dar cuenta de mi fe y agradecimiento hacia la venerada patrona cuyo itinerario anual hincha el fervor urbano y desata en las vecindades una copiosa parafernalia ornamental en cuyos gastos nadie repara, porque se trata de un tributo del que no se vale escapar sin desafiar la ira divina. Pero mi horno económico no estaba para bollos, ni mi voluntad para hacer un trueque de mis centavos por moños y mecates que lleguen a renovar los restos descoloridos de los que desde el año pasado no se han acabado de caer con la lluvia ni con los ventarrones más feroces."

"De modo que, desafiando su mirada de reprobación ante mi flagrante acto de impiedad, despedí a la insistente vendedora que en mí no encontró el entusiasmo de los moradores de fincas vecinas que, en cosa de dos horas, adquirieron sin chistar todos los adminículos para engalanar puertas, ventanas y espacios aéreos con plásticos y papeles en diversas formas y presentaciones que, a no dudarlo, se irán cayendo a pedazos, sin que las laboriosas manos que los colocaron intervengan para retirarlos."

"Para el mero día del evento, en cuanto llegué a comer se presentó el vecino de al lado para informarme que, por democrática decisión en la que no intervine, el pleno de la cuadra resolvió que a cada finca tocaba desembolsar 20 pesos para el arco florido con que honrarían el paso de La Generala y, apenas media hora después, me visitó la de enfrente para solicitar mi cooperación de 10 pesos para adquirir la alfalfa fresca que haría las veces de tapete sobre el arroyo, y cinco adicionales para cubrir el monto solicitado por un par de artistas que pintaron sobre el mismo 2 palomas con sendos letreros implorando la bendición de la patroncita."

"No sé si sería un honor o una pelada venganza porque me abstuve de unirme a la coperacha pero, aún indignados por mi impiedad, los promotores del asunto hicieron colocar el citado arco justo en dirección de mi cochera, tal vez para que ahí se detuviera la santísima imagen y me reprochara mi condición de farisea y sepulcra blanqueada, y también para que mi auto quedara varado por casi 4 horas. Afortunadamente, en cuanto la procesión avanzó dos metros a partir de ahí, con insospechada celeridad los mercaderes de la fe removieron la referida arcada, seguramente para desplazarla al siguiente punto del itinerario religioso en donde nuevos devotos pagarían por su colocación. Y me han de disculpar, pero si eso es fe, no me da pa tanto."

Paty Blue
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 15 de septiembre de 2013).


"Hay gente a la que le llueve sobre mojado. Por eso aprovechan las romerías para pagar sus culpas, para pedir o suplicar una mejor vida o para reclamar en lo íntimo por qué les ha tocado esa vida. De cualquier manera es un rito que se cumple todos los años."

"Caminando, rezando y cantando alimentan su esperanza para que las cosas mejoren, como si fuese posible que suceda sin que haga falta poner algo de su parte para resolverlo. Mejor caminamos 8 kilómetros, entre rezo y rezo, entre canto y canto para que a la hora del dolor, reclamen: ¿por qué, por qué Señor, por qué me pagas de esta manera?... mientras la imagen de La Generala adornada con ricas joyas, deslumbra a los que todavía no han perdido la fe."

Martín Casillas de Alba
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 12 de octubre de 2013).


"Era plena Noche Buena, se dieron las 12:00 horas del 25 de diciembre y el casino en Plaza Andares donde trabajaba Diego Rodríguez estaba lleno. 'Yo estaba ahí porque tenía que trabajar, y ellos pudiendo ir a celebrar, a abrazar a sus familias'. Así es el vicio."

"La relación con los clientes era estrecha porque el casino es un sitio que se vuelve hábito diario. Diego se percataba de cómo se gastaban hasta 50,000 o 60,000 pesos al día."

"Recuerda a una señora de la 3a. edad que llegaba desde la apertura hasta el cierre del casino. Ahí desayunaba, comía y cenaba; el mismo lugar lo provoca, explica el ex empleado."

"El sitio está oscuro para que los clientes no se percaten de qué hora es; encerrado para que se sepa poco lo que pasa afuera. Adentro están todos los servicios para que no haya necesidad de salir. Así pasan las horas frente a las máquinas de juego."

"Un día otro cliente ganó 50,000 pesos libres y con el dinero embolsado decidió irse. En su camino a casa se cruzó con otro casino y no se resistió a entrar. En menos de una hora lo perdió todo."

"De tener el dinero en la mano a perderlo sale la furia. Es muy usual que los jugadores, en su crisis de desesperación, le peguen a las máquinas. Como si así se compusiera su juego. O también se enojan con el personal, los culpan: que por su mal servicio perdieron."

"Los viernes se le iban en jugar."

"Corría por llegar al casino. Rosa C. dejaba a sus amigos y las cervezas habituales de los viernes al salir de la universidad porque se tenía que ir a jugar. Al salir de la escuela se iba directo al lugar de apuestas y ahí comía, cenaba y le llegaba la madrugada frente a las máquinas. Su suegra la invitaba y pagaba."

"Nunca sintió que fuera una adicción suya, sino una compartida; las personas de su alrededor le señalaban los comportamientos obsesivos: su mamá, su abuela, sus amigas. O le reprochaban las reuniones y salidas que dejaron de ocurrir porque ella se la pasaba en el casino."

"En un viernes rutinario, de 12 horas adentro del centro de juegos, Rosa C. y su suegra bien se podrían gastar 6,000 pesos cada una. Llegó el día en que tuvieron que ponerse un límite de dinero para jugarlo: eran 2,000 pesos cada una."

"Luego de un par de años, Rosa C. terminó con su novio, con la relación con su suegra y con el hábito casinero. Se le antoja volver a jugar, pero no podría costear los miles de pesos que antes apostaba."

"¿Cómo detectar a un enfermo?"

"Etapas de la ludopatía puestas por la especialista en adicciones Laura Rocío Salcedo Fuentes:

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 26 de octubre de 2013).


"Hace años, en una reunión del Comité Central del Partido Socialista Unificado de México, un compañero, del que omito su nombre porque ya falleció, tomó la palabra en medio de una discusión sobre la que debería ser la línea política del partido. Esos debates suelen ser alambicados y zigzagueantes, pero en aquel entonces me llamó la atención un dictado que realizó con la mayor fuerza y convicción. Dijo, palabras más palabras menos: 'no podemos apoyar lo bueno que hace el gobierno y criticar lo que hace mal, porque eso acabaría por convertirnos en un partido como el Popular Socialista de Lombardo Toledano'."
"La formulación siempre me pareció descabellada porque las otras posibilidades que lógicamente se abren son, sin duda, peores."
"Otra posibilidad es apoyar lo bueno y lo malo. Durante décadas, las del sistema de partido 'casi único' y la Presidencia todopoderosa, no fueron escasos los que aplaudieron, una y otra vez, todo lo que surgiera del gobierno. Era la fuente de la que emanaban los bienes terrenales y los proyectos luminosos y las rutas a seguir. Ese aplauso, sin embargo, tenía escaso significado, precisamente porque se negaba a reconocer 'lo malo', sólo estaba capacitado para apreciar -por su lente o su filtro- lo bueno. Sobra quizá decir que todos los gobiernos tienen una cauda de apoyadores que no están dispuestos a reconocer un solo mal 'porque eso le hace el juego a la oposición'."
"La tercera posibilidad se sitúa en el otro extremo. Se trata de combatir lo bueno y lo malo. Es una especie de oposicionismo absoluto, redondo y contundente. Todo lo que surge del gobierno es malo. Dado que en su 'esencia' los que gobiernan encarnan a las fuerzas del mal, de sus filas no puede salir sino una espiral de acciones malévolas. Pero en democracia (así sea germinal o contrahecha como la nuestra), esa actitud invariablemente conduce a una especie de enajenación que resulta incapaz de ponderar, evaluar, aquilatar. Sobra quizá decir que todas las oposiciones tienen una cauda de apoyadores que no están dispuestos a reconocer un solo bien 'porque eso le hace el juego al gobierno'."
"La lógica simplificada de la política de hoy, que ofrece, alimenta y reproduce alineamientos acríticos, conduce casi de manera inercial a la construcción de 2 bloques -gobiernistas y antigobiernistas- que se comportan y se seguirán comportando como los casos 2 y 3. Quizá eso se encuentra en el código genético de la política de masas. Pero el asunto se vuelve más grave cuando esa lógica se instala en los circuitos de la academia o el periodismo."

José Woldenberg
(v.pág.7 del periódico Mural del 31 de octubre de 2013).


"'De la fuerza de tu fe, depende su regreso', le dijo un pastor a una madre que llora a su hijo ausente. Palabras crueles, perversas en mi opinión, que responsabilizan a esa mujer del regreso de un desaparecido."

Josefina Leroux
(v.pág.6 del periódico Mural del 31 de octubre de 2013).


"Muy productivo dicen que resultó para todos los que participaron en el programa denominado El Buen Fin, que este año alcanzó su 3a. edición en el país."
"Muy endebles han quedado las opiniones de sus críticos que se sostienen en señalar el carácter netamente consumista del proyecto y las afectaciones que provoca en la economía de las familias en virtud de la carga que les representa a futuro sobre todo cuando se toma en cuenta que si bien existen promociones y ofertas que no son para nada extraordinarias, el mayor atractivo lo constituye las facilidades de pagos diferidos en instrumentos de crédito y es dicen, finalmente lo que permite cerrar la venta."
"Lo cierto es que disponer de recursos económicos anticipados aun cuando sean tomados de un instrumento de crédito, el riesgo de usarlo en productos que quizá no sean necesarios y que redunden en lo suntuoso, traerá irremediablemente una afectación al propósito con el que fue implementado desde hace mucho años el aguinaldo para los trabajadores."
"Aun cuando puedan ser acertadas estas precisiones señaladas, que seguramente algo tendrán de razón, la idiosincrasia mexicana hará caso omiso cuando algo le haya llenado el ojo y realizará esfuerzos y ajustes para hacerse de algún bien aprovechando las facilidades que se le ofrecen en cascada hasta el agobio."
"Sin embargo, cuando se trastoca la costumbre de las familias propiciando condiciones para el gasto irracional, lo que ahora se considera buenas ideas pueden traer repercusiones sociales que luego se verán reflejadas en reclamos y manifestaciones mayoritarios, evidenciando la falta de información de las consecuencias personales y familiares de comprar impulsivamente y sin control, en especial se notará al momento de enfrentar la llamada cuesta de enero."
"Por ahora, se ha consumado una edición más de un programa imitado del vecino país del norte."

Celso Rodríguez González
(v.pág.18-A del periódico El Informador del 25 de noviembre de 2013).


"¿Usted es de las personas que ama al Teletón? ¿Usted es de las personas que lo odia?"
"¿Por qué lo ama? ¿Por qué lo odia? Independientemente de cuáles sean sus razones, le voy a pedir que done, que establezca una diferencia entre lo que es Teletón, la fundación y Teletón el programa."
"¿Por qué le pido que done? Porque esto es de a de veras, porque en esos centros de rehabilitación se hacen milagros, porque toda la gente que trabaja ahí, desde su director general hasta el más humilde de los colaboradores, son seres humanos excepcionales y verdaderamente comprometidos con cada caso y porque esos niños nos necesitan."
"Yo ya estuve ahí, entendí muchas cosas, aprendí otras, conocí a los chiquitos, saludé a sus padres, recibí una cátedra de transparencia y lo único que le puedo decir es: done."
"Atrévase a reconocer la magnitud de esta fundación, atrévase a celebrar que la tengamos aquí, en México, en nuestro México. Atrévase a abrir los ojos. Atrévase a ver."
"¿Por qué le propongo que establezca una diferencia entre Teletón la fundación y Teletón el programa?"
"Porque son 2 cosas completamente distintas, muchas personas las confunden y ahí comienzan los problemas."
"Fundación Teletón es una institución a prueba de todo. Pasa desde las auditorías contables más sofisticadas hasta las evaluaciones tecnológicas de los países más desarrollados del mundo."
"Es todo un tema, un orgullo nacional, una obra maestra de la responsabilidad social como no hay otra en ningún otro lugar."
"Teletón, el programa, es otro asunto. Ahí lo mismo nos podemos extasiar con momentos exquisitos que nos podemos volver changos de la rabia, el asco y la decepción."

Álvaro Cueva
(v.pág.43 del periódico Milenio Jalisco del 29 de noviembre de 2013).


"Héctor es un pequeño de 5 años y es muy despierto a todo lo que sucede a su alrededor. Nació con parálisis cerebral y sus padres desde hace 2 años lo llevan al Centro de Rehabilitación Infantil de Occidente para que le atiendan a desarrollar sus capacidades psicomotrices."
"Como mucha gente actualmente, en su momento, el papá de Héctor no creía en la Fundación Teletón, criticaba y creía que lo recaudado fuera a manos de una empresa privada, que al final destinaba los recursos."
"'Ese tipo de comentarios hasta yo lo tuve, antes de que tuviera a mi hijo, el problema es que nos tiene que pasar algo para venir y conocer que sí de verdad ayudan; sigue habiendo mucha gente que piensa que esto es solamente para beneficio de las empresas, pero no, ya cuando uno está dentro ves que sí nos ayudan en mucho y no solamente al paciente, sino a toda la familia, porque nos encausan con psicólogos y gente preparada, ves que sí es cierto', comparte Jaime Salas, papá de Héctor."
"No solamente es la batalla para mantenerse con los recursos de las recaudaciones que se hacen, ahora el Teletón se enfrenta a una lucha contra la gente que no cree en las ayudan que dan; es por eso que este año, en el CRIT de Occidente hacen una atenta invitación a toda la gente para que conozcan este lugar con lo mejor en tecnología y que sirve a la sociedad jalisciense."
"'Más que pedirles que crean, lo que les queremos pedir es que lo constaten. Es muy diferente creer 'porque me digan', a que vengan, conozcan, conozcan a fondo el proyecto y la verdad es que es un proyecto muy transparente donde todos caben y viniendo a conocer el CRIT todos se llevarán una mejor impresión de todo lo que conoce; la puerta está abierta a todos los que quieran venir a constatar', comenta Julio Borrego, director de operaciones del CRIT Occidente."
"Con 13 años de edad, el CRIT de Occidente ha ayudado a un total 11,584 niños y a sus familias, y se espera que el número ascienda, pues cada vez es más conocida esta fundación y más las familias que necesitan de una ayuda de calidad."

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 1o.de diciembre de 2013).


"El actual programa del alcoholímetro tuvo ciertamente sus etapas previas. En primer lugar se desarrolló todo un proceso de relativización del principio de autoridad donde quiera que éste se encarnara anulando cualquier esfuerzo tendiente a transmitir a la ciudadanía el sentido de responsabilidad. Este 1er. paso incluyó la percepción constantemente avalada por todo tipo de medios de que la libertad individual es una conquista incomparable, más valiosa que ninguna otra, que está por encima de quién sea, y nadie tiene derecho a limitarla. Adicionalmente y por los mismos recursos quedó claro a todo mundo que en esta vida canija lo que importa es tener dinero y divertirse, sin detenerse en los medios para adquirirlo ni mucho menos poner límites a la diversión. Por supuesto, dada nuestra idiosincrasia, muchos dieron de inmediato con los recursos para efectivamente divertirse de lo lindo y lo que es más lindo, de a gratis."
"El 2o. paso lo dio el perspicaz instinto empresarial tapatío con la decidida cooperación del buen Gobierno. Guadalajara se volvió la ciudad del agave desde el aeropuerto hasta los sitios más emblemáticos, como es el caso de la glorieta Minerva. El mensaje de fondo era beber y beber al infinito hasta agotar todas las reservas habidas y por haber ya que sólo bebiendo se olvidan las penas, se alegran las fiestas, se adquiere estatus, se sube a la onda, se confirma la identidad, se socializa, se presume desinhibición, se rompen los límites del género y ya al volante se muestra audacia. Desde luego lo de menos era beber agave azul tequilana, se bebe lo que sea con tal de que embriague."
"El 3er. tiempo es el CURVA. La idea no es enseñar a beber, mostrar la diferencia entre gustar del alcohol o atragantarse con él, prevenir el consumo de la bebida, hacer responsable al ciudadano de sus acciones o cosas por el estilo. Usted puede seguir bebiendo hasta la brutalidad, asunto suyo, al CURVA lo que le importa y hace bien, es que no arruine la vida de los demás. De nuevo nuestra idiosincrasia advierte que lo grave no es alcoholizarse o manejar alcoholizado, sino caer en un reten; las nuevas tecnologías ya informan en tiempo y forma sobre las vialidades donde se instalan los operativos, hasta los mismos bares, antros y tugurios quieren hacerlo, no se les vaya a espantar la clientela. Desde luego es también comprensible la preocupación de lamineros, hospitales y funerarias ante una posible baja de sus ingresos. Esa es la ciudadanía que hemos construido, lo mínimo es que el libertinaje irresponsable de unos no afecte la vida de los demás."

Armando González Escoto
(v.pág.8-B del periódico El Informador del 1o.de diciembre de 2013).


"Corre ya el año 18 del Teletón y el seguimiento, la intensa vigilancia y las cíclicas investigaciones periodísticas no han producido un solo documento, una sola prueba sobre los presuntos esquemas para evadir impuestos que, no obstante, no cesan de denunciar."
"Ni un solo fruto de las obsesivas investigaciones sobre una empresa, Televisa, que presenta informes públicos anuales a las bolsas de México y Nueva York y que está sometida a la supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en nuestro país y de la Securities and Exchange Commission en Estados Unidos. Por ley, en ambos países, la información financiera de la empresa es pública y basta un clic para tener acceso a ella en internet."
"Aunque no han logrado presentar una sola evidencia de algún manejo indebido, cada año, cuando se acerca el Teletón, surgen de nuevo las denuncias."
"La verdad es que la motivación es política. En 2011, cuando estaban a la vuelta de la esquina las campañas políticas, se registró el mayor número de críticas y acusaciones."
"Al año siguiente, pasada la contienda política, bajó la intensidad de manera notable. En 2013 ha sido aún menor. Pero no deja de estar presente la campaña antiTeletón."
"Me queda claro que la bronca de fondo no es con la organización altruista sino con la televisora. Se olvida con facilidad que en el Teletón participan 800 medios de comunicación: televisoras, estaciones de radio, periódicos, portales de internet. Entre ellos está Televisa y con eso basta para atraer los dardos."
"Críticos o escépticos del Teletón que se han atrevido a visitar un CRIT (Centro de Rehabilitación Infantil Teletón), y ver directamente el trabajo y las historias de vida que se desarrollan cada día en ellos con los niños, terminan convertidos en promotores entusiastas de la causa."
"Quienes no se animan a asomarse a un CRIT persisten en su denuncia sin preocuparse por sustentarla, encontrarle un asidero. Es pura política. No les interesa documentar nada sino sostener su campaña antiTeletón y antiTelevisa."
"Pero el trabajo de estos 18 años, el cambio cultural que ha producido frente a la discapacidad y el beneficio concreto a cientos de miles de personas, no se detiene. Tampoco la conciencia de una sociedad que ve los resultados concretos de este gran esfuerzo y decide seguir donando."
"Esta vez va de estreno en Querétaro el HITO, Hospital Infantil Teletón de Oncología, el primer y único centro especializado con la más avanzada tecnología médica para el diagnóstico y tratamiento de niños con cáncer. Y continúan los 20 CRIT y el CAT (Centro de Autismo Teletón), además de la Universidad Teletón y el Instituto Teletón de Estudios Superiores en Rehabilitación, que forman terapistas de clase mundial."
"Por eso este año de nuevo superamos la meta de 473 millones de pesos, porque el Teletón es fuerte, da resultados y realiza una labor que los mexicanos reconocen y quieren."

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 3 de diciembre de 2013).


"Por supuesto que la solución del Gobierno de la Ciudad de México al nuevo golpe al empleo formal producido por un aumento de 20% en el impuesto sobre nómina es un nuevo subsidio. El secretario de Finanzas, Édgar Amador, ha anunciado ya que el gobierno capitalino va a subsidiar el incremento para las pequeñas y medianas empresas: 'Estas empresas pagarían el mismo 2.5% que vienen pagando ahorita', dijo. El gobierno tiene planeado así quitar 2,500 millones de pesos a las empresas formales, pero utilizar 1,000 millones para subsidiar a algunas de ellas."
"Lo mismo ha ocurrido con la decisión de subir el impuesto predial a los capitalinos al cambiar el criterio para fijar el gravamen del valor catastral al valor comercial. No hay nada de qué preocuparse, señaló el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, porque si bien subirá el impuesto predial, éste se subsidiará para que nadie pague más... por algún tiempo. Es el mismo caso que tenemos en la tenencia vehicular, que sigue existiendo en la Ciudad de México sólo que su costo se subsidia en el caso de los autos de menor valor."
"No es la capitalina la única administración que recurre a este juego perverso. El gobierno federal de Enrique Peña Nieto está subiendo 45% el IVA en la frontera, pero crea al mismo tiempo un subsidio, bajo el nombre de fondo fronterizo, para paliar parcialmente el daño del impuesto. También impone un punitivo gravamen a los refrescos, pero rescata a la refresquera Pascual."
"La Comisión Federal de Electricidad cobra a sus usuarios tarifas altísimas, que duplican las que se cobran en los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, pero aplica un subsidio que baja la tarifa a los usuarios con menor consumo."
"Uno podrá preguntarse por qué se mantiene esta situación. ¿Por qué no tienen los gobiernos políticas sencillas y transparentes en que se cobre lo que se tiene que cobrar sin recurrir a subsidios?"
"Muy sencillo. Los políticos derivan su poder de la cantidad de recursos y burócratas que manejan. Así como una persona común y corriente buscará siempre incrementar sus ingresos y una empresa los suyos, así también los políticos buscan mejorar su influencia e ingresos elevando la recaudación y su gasto. Es una tendencia natural. Por eso tanto el gobierno capitalino como el federal tendrán en 2014 gastos récord a pesar de la alicaída situación de la economía nacional."
"Otra razón es que los subsidios son una manera eficaz de comprar apoyo político y votos. Si despojas a las empresas formales del Distrito Federal de 2,500 millones de pesos con un aumento al impuesto a la nómina, pero inviertes 1,000 millones para subsidiar a las pequeñas y medianas, te quedas con 1,500 millones pero además compras la lealtad y el voto de los dueños de las empresas y de los trabajadores que reciben el subsidio. Poco importa que en el camino se dé un golpe importante a los empleos formales."
"La economía nos ha enseñado que los individuos toman sus decisiones por los estímulos que tienen. Como vemos, los incentivos de los políticos no están alineados con los de los ciudadanos que dicen representar. Por eso los políticos suben impuestos, se quedan con la mayor parte y reparten lo que les sobra en subsidios. Es una fórmula que les permite mantenerse en el poder aunque dañe la economía."

Sergio Sarmiento
(v.El Diario mx del 19 de diciembre de 2013).


No es fácil explicar el crear
cosas bellas y admiradas
para luego destruirlas con
violencia.

Menos aún si las piñatas
adquieren formas amables
o queridas.

Conejos, venaditos, Bob
Esponja, Batman y más.

Para apalearlos y destruirlos.

¿Cuál es la enseñanza que
damos?

¿Algo navideño?

O simplemente a dar palos
de ciego.

Y dulces de recompensa.

Nemesio Maisterra
(v.pág.12 del periódico Mural del 19 de diciembre de 2013).


"Cambia tu suerte, cambia tu vida. Este es el engañoso, por no decir manipulador, slogan de la Lotería Nacional. La probabilidad de que alguien se gane la lotería es casi de cero y de ninguna manera justifica el costo de participar. Lo más grave es que los más afectados de esta fantasía son los pobres, quienes son los que más juegan a la lotería."

"La realidad es que jugar a la lotería no hace ningún sentido económico. La relación riesgo-rendimiento esperado es negativa. De hecho, la lotería es de las peores apuestas que podemos hacer. Por algo ganan tanto dinero quienes las operan. La decisión racional es clara y contundente: no deberíamos jugar."

"Puedo entender que gente juegue por entretenimiento, tal como lo hacen en un casino, donde, al igual que en la lotería, las probabilidades de ganar están en su contra (aunque en mucho menor grado que en una lotería). El problema es que muchos juegan con la genuina esperanza de ganar, de pegarle al gordo, de transformar sus vidas. Y una gran parte de esta gente es pobre. Los pobres no solo participan de manera desproporcional sino que destinan un mayor porcentaje de sus limitados ingresos en comprar sus 'cachitos'."

"¿Y quién está detrás de las loterías? ¿Quién está dispuesto a crear falsas expectativas en la población más vulnerable a cambio de recabar fondos? ¿Una descorazonada empresa privada? No. Es el gobierno. Por algo se les describe a las loterías como un impuesto a los pobres."

"La situación no sería tan reprobable si el gobierno utilizara una publicidad menos engañosa; esto es, si promoviera la lotería como una simple forma de entretenimiento. Pero no es así. Solo hay que escuchar los anuncios de radio de la Lotería Nacional de esta época navideña para percatarnos de que lo que se está vendiendo son ilusiones: 'con la Lotería Nacional tendrás una vida de 10'. Los anuncios de televisión son similares. Uno de ellos sugiere que solo hace falta ganarse el premio mayor para quitar al malvado jefe y volverse dueño de la empresa."

"A los gobiernos -porque no es sólo el gobierno mexicano el que las promueve- les gustan las loterías porque son una manera fácil de recaudar fondos, y las justifican porque los fondos se destinan en su mayoría a causas sociales. Habría que ver qué porcentaje del dinero acaba llegando realmente a su destino, sobre todo en un país como el nuestro donde se ha acusado a la Lotería Nacional en el pasado de manejos corruptos. Pero aún reconociendo que sea la gran mayoría, no me queda clara la lógica de sacarles dinero a los pobres para apoyar a los pobres."

Julio Serrano
(V.periódico Milenio Jalisco en línea del 25 de diciembre de 2013).


"La devoción mexicana por los eufemismos es notable. Pero alcanza el ridículo cuando llega a la Secretaría de Salud. Excusado es eufemismo de retrete (lugar a donde uno se retira para no ser visto) que es eufemismo de evacuatorio o cagadero. Es el nombre del que estoy excusado de pronunciar. Ha ido sustituyéndose por baño porque suelen estar juntos el lugar para el baño y la taza de evacuar."

"Ahora la Secretaría de Salud anuncia que debe uno lavarse las manos 'después de ir al baño'. ¿Debo lavarme las manos después de bañarme?"

Luis González de Alba
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 5 de enero de 2014).


"De sus 7 películas como director, Alfonso Cuarón ha filmado 2 en México."

"De las 30 y tantas películas que Emmanuel Lubezki ha fotografiado, menos de 10 las ha fotografiado en México."

"Cuarón nunca ha ganado un Ariel como director ni a la mejor película. Cuarón nunca ha dirigido una película bajo el 'estímulo fiscal' conocido como el 226. Cuarón estudió en el CUEC, pero abandonó la institución por una disputa con las autoridades universitarias alrededor de la producción de un cortometraje."

"Por razones que tienen que ver con las grillas y particularidades de nuestro cine, Cuarón decidió hace unos años no inscribir la más exitosa de sus películas mexicanas: Y tu mamá también, a competir en el Ariel."

"No soy crítico de cine, pero tengo la impresión que La Princesita, Harry Potter, Los Hijos del Hombre y Gravity no pueden calificarse como cine mexicano."

"Cuarón y Lubezki son ciudadanos del mundo. Hacen cine universal. Eso han decidido. Y en ese ámbito, en medio de esas circunstancias y frente a esa competencia, se cuentan entre los mejores desde hace mucho."

"El color de su pasaporte tiene poco que ver con su genialidad, sus éxitos o su reconocimiento."

"Lo escribo porque he leído a más de un despistado hablando de una nueva etapa de oro del cine nacional por el Globo de Oro y las nominaciones de Cuarón. O el desbordamiento en Twitter y la radio por las nominaciones de ayer. El 2 de marzo habrá más de uno que propondrá ir al Ángel."

"No creo que Cuarón o Lubezki -ni Del Toro, ni González Iñárritu, ni Arriaga- representen al cine nacional. Como no creo que James Cameron haga cine canadiense; ni Ang Lee y su Brokeback Mountain sea cine chino. O el de Polanski sea cine polaco, o El último emperador de Bertolucci cine italiano; por mencionar algunos ganadores de la estatuilla."

"Mal haríamos en cargar sobre los hombros de los talentosos Cuarón y Lubezki alguna especie de representación nacional que no han pedido."

"El cine no es un deporte olímpico."

"Uno de sus aciertos fue haberse ido para hacer un cine que nuestra industria y nuestro mercado no resisten."

"Es decir, en buena parte sus éxitos son porque se fueron."

"Por eso, los vivas a México de ayer (y los que nos faltan) no son más que nacionalismo ramplón, chafa... Sobre todo, falso."

Carlos Puig
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 17 de enero de 2014).


Test de inteligencia.


"Raúl Arriaga, vicepresidente del Colegio de Biólogos de México, opinó que una desventaja en México es que 'la cultura poblacional es más de Hollywood que de ciencia, es como el caso de Jurassic Park, lo que la gente sabe es lo que ve en la película'."

"Arriaga comentó que 'en transgénicos hay más leyenda que realidad, sobre todo por la perspectiva de efectos a la salud y daños colaterales'."

"No obstante, el experto explicó que 'los experimentos genéticos existen desde Gregorio Mendel en 1800. Después se hicieron injertos tomando ramas de árboles y de esa manera hemos producido mucha fruta, como las mandarinas, se mejoró la especie'."

"La modificación genética 'siempre ha existido, es una condición propia de la naturaleza pues el proceso evolutivo implica que haya mutaciones que solo son eso, modificaciones del ADN, la diferencia es que ahora podemos hacerlo a nivel molecular y, en vez de que sea una mutación aleatoria, es dirigida para producir algo benéfico para la sociedad'."

"Sobre el argumento de que los OGM pueden causar mutaciones en los humanos, Arriaga destacó: 'Si tú te comes un tomate transgénico no te van a salir raíces. Para que el ADN se combine con otro tiene que ser de la misma especie, cuando argumentan eso yo digo que es ir contra la lógica y la base de la biología'."

"Ricardo Medina, presidente del Consejo Directivo del CBM, también ejemplificó un caso donde la ficción hace que las personas tengan opiniones infundadas. 'A mí me tocó hacer un estudio para la construcción de una gasolinería y la gente protestó. Les pregunté ¿por qué no la quieren? y me contestaron textualmente: 'es que como en la película de Rambo las gasolinerías explotan'. ¡Ese fue el argumento!'."

(V.pág.31 del periódico Milenio Jalisco del 24 de enero de 2014).


"El pueblo de México es más católico que cristiano y más santero que católico."

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 8 de febrero de 2014).


"El manejo de la captura del 'Chapo' concilia tanto la frivolidad como el interés, favoreciendo la edición novelesca del asunto y por lo mismo la opción de ofrecerlo por entregas durante un buen tiempo, para alivio de los noticieros y hartazgo de los consumidores, en un mes anodino que ya había tenido bastante con la producción 'invasión de Michoacán por las fuerzas federales'. No extraña pues que una información apta para los titulares de la nota roja, apareciera en los titulares de las primeras planas lo mismo en la prensa, que en el radio, la televisión y el internet."

"Efecto colateral de este tipo de manejos es que el edificio donde capturaron al señor Guzmán se convierta en lugar turístico, que 'medio Culiacán' realice una marcha estruendosa exigiendo su liberación, y las nuevas generaciones sigan persuadiéndose, ilusoriamente, de la alta rentabilidad que tiene dedicarse al narcotráfico, como si cualquier despachador de tachas tuviera los recursos para convertirse en capo."

Armando González Escoto
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 2 de marzo de 2014).


"Las nuevas generaciones están acostumbradas a que todo se les haga a su modo."

"Si van a una cafetería, no piden un café. Cada quien pide una bebida de diferente tamaño, con distintos ingredientes, eligiendo entre varias clases de leches, de endulzantes, de coberturas y hasta de tazas."

"Si van a ver la tele, no se sientan a ver el mismo monitor, cada quien enciende su dispositivo favorito y escoge entre una película, una serie, una caricatura, una telenovela o un documental, y lo mira como quiere, donde quiere y hasta que quiere."

"Con la pena, pero con la información no es así. La información no se hace al gusto del cliente, la información existe y se difunde, aunque el receptor no esté de acuerdo, aunque represente un fracaso para sus ideales, aunque no la quiera creer."

"Alguien le tiene que enseñar a las nuevas generaciones que la vida no es un paseo por las redes sociales."

"Y lo digo así, la vida, porque de la misma manera como muchas personas jamás van a aceptar que el hombre que se detuvo hace poco más de una semana era El Chapo Guzmán, hay otras que jamás van a obedecer las leyes."

"¡Para qué si estamos en la época de la individualidad! ¡Para qué si cada quien hace lo que quiere!"

"¿Quieres pasarte el semáforo? Te lo pasas. ¿Quieres comprar cosas piratas? Te las compras. ¿Quieres saltar los torniquetes del Metro? Te los saltas. ¿Quieres bloquear las calles? Las bloqueas.

Si hay algo que no te parezca, entonces sí, que se aplique la ley, hagamos escándalo, vayamos a la Profeco, a Derechos Humanos, a los medios, adonde sea."

"El caso es que aquí cada quien quiere hacer su santa voluntad, cada quien se quiere salir con la suya y no se puede."

"Hay algo que se llama contrato social y que urge que vayamos desempolvando, porque si seguimos jugando así, a 'hago lo que quiero', a 'creo lo que me conviene', al final todos vamos a perder."

Álvaro Cueva
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 2 de febrero de 2014).


"Todas las posibles sospechas de que Felipe Calderón no hubiera realmente deseado aprehender a El Chapo -por alguna extrañísima razón- se desvanecen ahora mismo al ver la desbordante cosecha de parabienes, cumplidos y felicitaciones que ha recogido el actual presidente de la República. Tan beneficiosa para Peña Nieto ha sido la gesta que el señor Obrador, en un arranque de desvergonzada mezquindad, ha declarado que se trata de una 'cortina de humo' -o sea, algo que se puede programar convenientemente, con toda oportunidad, para ocultar realidades desagradables- como si esto, lo de atrapar al delincuente más buscado del planeta, fuera muy sencillo, algo así como una mera estrategia propagandística o un recurso, disponible en permanencia, al que se puede recurrir en cualquier momento. Resultaría, entonces, que lo que hubiera sido un momento triunfal del anterior inquilino de Los Pinos -considerando, sobre todo, que el hombre se empeñaba tozudamente en redoblar su combate al crimen organizado- se reduce a una simple maniobra de disimulos y enmascaramientos armada por su sucesor."

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 2 de febrero de 2014).


"El nacionalismo es en general una actitud que suele exagerarse y llevar a conductas fanáticas e irracionales, pero es también un sentimiento fundamental para mantener cohesión e identidad en una nación o territorio. De entre todas las formas de los nacionalismo, el nacional, o sea el nuestro, es de los peores, pues los mexicanos hemos fincado el sentimiento de orgullo patrio en las pequeñas venganzas sobre un ente construido llamado extranjero."

"La construcción de la identidad nacional se ha hecho a partir de un sentimiento de inferioridad, un complejo de enanez, que hace que ese 'otro' siempre sea visto como un enemigo a vencer."

"Nunca vemos a los vecinos del norte, que en nuestra versión de la historia se 'robaron' la mitad del territorio, como un socio posible, sino como el gandaya al que tememos, odiamos, pero que a la menor provocación nos refugiamos en él."

"Muchos de los pasajes de orgullo nacional tienen que ver con haber hecho pequeñas dagas a ese 'otro' construido como enemigo, aunque a la postre reconozcamos la derrota con absoluta naturalidad. Nos da orgullo que Pancho Villa haya entrado a territorio estadounidense (el único extranjero que ha 'invadido' territorio gringo, decimos, aunque la 'invasión' no haya tenido consecuencia alguna); nos da orgullo haberle ganado una batalla a los franceses, a pesar de que esa 'gesta heroica' no haya tenido consecuencia alguna para la historia final, pues de cualquier forma perdimos la guerra."

"La sobre reacción de los mexicanos ante los Oscar ganados el domingo por dos cineastas con pasaporte nacional y una mexicana por accidente (Lupita Nyong´o nació en México pero nada más) es una radiografía plena de este nacionalismo ramplón. Los premios nada tienen que ver con México sino con la extraordinaria capacidad individual de Emmanuel Lubesky y Alfonso Cuarón, cuya carrera se ha desarrollado fuera de México desde hace más de una década. Pero lejos de verlos como talentos que han tenido que dejar el país por falta de oportunidades y ver en ellos el reflejo de la decadencia del cine nacional, los vemos como Speedys González posmodernos que cruzaron la frontera para 'derrotar' al gato gringo."

"Por supuesto que a las personas que los conocieron en México les debe dar mucho gusto ver a los cineastas triunfar el Hollywood, y que es normal que la película donde alineaban fuera la favorita de los mexicanos, como lo es el Manchester United en la liga inglesa con el 'Chicharito', o eran los Dogders en la era del 'Toro' Valenzuela, pero México no ganó nada. No somos mejores ni peores porque 3 Oscares están ahora en las vitrinas de mexicanos que residen en Estado Unidos."

"La única diferencia del domingo para acá es que le pusimos una raya más al ya de por si patético nacionalismo nacional."

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 4 de marzo de 2014).


"No conformes con que Alfonso Cuarón sea mexicano, muchos mexicanos quieren que también su trabajo lo sea, en concreto la película que acaba de reportarle el Oscar como mejor director. No es así, por supuesto, pero tal aspiración es azuzada por los medios, incapaces como son de enfocar en los hechos antes que en sus interpretaciones convenencieras."

"Y es que el verdadero bastión del peor nacionalismo (si es que hay alguno que no sea en el fondo indeseable) está en la comprensión, por lo general superficial, que los medios tienen de la actualidad noticiosa que ellos mismos vehiculan. Cuando un mexicano gana algo, importa menos la razón de su triunfo que el hecho de que sea compatriota: el día que se anunció el Nobel de Octavio Paz, un reportero -lo sé porque me lo contó- se vio obligado a sacarle la declaración: «Mi Nobel es para México», que incluso ya figuraba como titular de la primera plana lista para imprimirse. «¿Para quién es su Nobel, maestro?». «Bueno, para mí, desde luego, para mi obra...». «Pero ¿no es también para México?». «Sí, claro...». «¡¿Sí qué?!». «Sí, mi Nobel es para México». «¡Gracias!»."

"Ese afán histérico de pintarlo todo con los colores patrios es causa de que sea tan difícil discutir con un mínimo de serenidad cualquier tema, trátese del petróleo, el futbol, la cultura, la farándula, etc."

"El orgullo nacional siempre está en juego, y si se nos olvida, ahí estarán los locutores arrebatados, los opinadores exaltados o los redactores poco imaginativos para recordárnoslo."

José Israel Carranza
(v.pág.5 de la sección "gente" del periódico Mural del 6 de marzo de 2014).


"Lamentablemente estamos muy lejos del ideal, que consiste en que los reglamentos se respeten por convicción, pues eso no forma parte de los 'usos y costumbres' de algunos, que en lugar de procurar ser ciudadanos en toda la extensión de la palabra, son simplemente gente que cree que sus derechos son infinitos y mínimas sus obligaciones."

Gustavo Gallegos C.
(v.pág.4 "Cartas a Mural" del periódico Mural del 6 de marzo de 2014).


"En 1957, pocos días después del accidente aéreo en que pereció el galán por antonomasia del cine mexicano de la época, un vespertino de la Ciudad de México dio, en una "cabeza" descomunal, llamativa desde cualquier perspectiva, la noticia: '¡Pedro Infante no ha muerto...!'. Ya en páginas interiores, en el cuerpo de la nota, se puntualizaba: 'Pedro Infante -en efecto- no ha muerto: vive en el corazón de todos los mexicanos'."

"A partir de una premisa similar, el vigésimo aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio se conmemora con una serie de eventos, algunos de los cuales auspiciados por una fundación que trata de perpetuar su nombre y -se supone- su ejemplo. (De ahí su divisa: 'Colosio vive')."

"Tanto Colosio como su asesino -Mario Aburto- se han convertido en mitos: el primero, en un santo laico de la política mexicana; el segundo -según el mito-, en el chivo expiatorio que purga en Almoloya el crimen que cometió 'el otro' Aburto: 'el verdadero'..."

"Colosio fue 'canonizado' en forma expedita a raíz de su trágica muerte. La insidiosa aseveración de que el presidente en turno -Carlos Salinas- había sido el autor intelectual del crimen (un crimen desprovisto de toda lógica, puesto que, de conformidad con una de las leyes no escritas de la política mexicana, él mismo lo habría designado candidato) convirtió en mártir a la víctima. Y como Colosio no llegó a gobernar, a partir de algunas frases de sus discursos -algunas, probablemente, de su autoría; otras, hechuras de los amanuenses que los partidos políticos contratan para escribir las piezas oratorias de sus candidatos- se ha confeccionado, como quien une retazos de tela para hacer una colcha de parches, todo un 'ideario' que supuestamente siguen al pie de la letra los devotos de su memoria."

"Colosio fue instalado en los altares y sometido a la veneración pública porque, dentro de su tremendo infortunio, tuvo la indiscutible fortuna de no tener que pasar por la prueba del ácido. Luis Donaldo saltó de la condición de 'virtual presidente' a la de mártir, porque la vida no le dio tiempo de ver menguado su prestigio con las acciones de gobierno que generan polémicas y que desgastan, fatalmente, las figuras de los gobernantes."

"Colosio, provisto de la correspondiente aureola, está en un nicho -como Manuel J.Clouthier- porque no tuvo la desventura que sí tuvieron Díaz Ordaz, Echeverría, López Portillo, De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña Nieto... y los que sigan en la lista."

"Morir -¡oh, paradoja macabra!- es lo mejor que puede sucederle a algunos."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 24 de marzo de 2014).


"En sus orígenes, la Cuaresma era para los católicos un periodo de oración y austeridad para preparar la gran fiesta de la Pascua. En México, los conventos virreinales, comenzando por el de Sor Juana, fueron tomando sabor propio y la cuaresma se fue haciendo mexicana. Los conventos inventaron formas de cumplir con la abstinencia de carne en la mesa y se crearon las tortas de camarón, las capirotadas y las torrejas, los chiles rellenos de queso y mil maravillas más. Dijo José Fuentes Mares que la Iglesia fue muy comprensiva en la interpretación de las mortificaciones cuaresmales: "hay que ver el dineral que se gasta en los días de vigilia para cumplir con la abstinencia de carnes rojas". Larga sería aquí la enumeración de las delicias que nos heredaron los conventos para la cuaresma y que, con el tiempo, han ido aumentando. Antonio García Cubas en su Libro de mis recuerdos, al hablar de la ciudad de México a fines del siglo XIX nos ilustra sobre el tema: 'los días de vigilia no eran, como tampoco hoy lo son, de penitencia, sino de recreo y satisfacción al apetito de la gula. Asombrado has de quedar, lector amigo, al pasar tu vista por la interminable lista de conservas y potajes con que los días de abstinencia se regalaban, tanto las familias ricas, como las de medianos recursos y las pobres... en los días de vigilia las cocineras se afanaban por hacer gala de sus conocimientos culinarios dirigidas muchas veces por las señoras de las casas o por las amas de llaves, que solían acercarse al brasero para observar el conveniente punto de la miel de las torrejas o de los huevos reales, o para agregar a los guisados y potajes, como complemento indispensable de la buena sazón, una puntita de ajo, una puntita de orégano, una puntita de pimienta o una puntita de canela, todo lo que solía producir sus puntitas de indigestión al que bien librado salía de las comidas de vigilia. En las casas ricas las suculentas sopas de ostras o de ravioles rellenos de espinacas y sardinas, los delicados pescados a la veracruzana, la sabrosa lamprea, la excelente mayonesa de langosta o de salmón, las famosas empanadas de Emilio Lefort, aquel pastelero que con sus reclamaciones contribuyó a la invasión francesa de 1838, y algunos buenos potajes, ricos vinos, licores, exquisitas frutas y dulces constituían las comidas de penitencia, o sea de viernes... La clase menos que mediana, se conformaba con abastecer sus mesas de un buen caldo de habas con su indispensable puntita de aceite, capirotada o sea sopa de pan dulzona, con sus rajas de huevo cocido; lonjas de pescado róbalo envueltas en huevo y fritas, con su correspondiente ensalada de lechuga, o bien ensalada de remolacha; tortas de camarón, de ranas o de almejas; el famoso revoltijo de romeritos, chile, papas y camarón, en cuyo buen condimento fundaron su orgullo algunas damas; frijoles refritos y por último fruta y dulce. Los pobres que siempre se tratan como pobres, agregaban como extra, a sus comidas ordinarias, algunos animalejos y productos de las lagunas; así como uno que otro potaje de hierbas de infinita variedad. Entre los primeros, se contaban los ajolotes o axholotl de piel negra y carne blanca, de un gusto semejante al del pescado bagre; a cociles, parecidos al langostín de color pardo, cuyo sabor se acerca al de los mariscos; atepocates, rana pequeña en estado de transformación; amarillitos o charales, pececillos de color amarillo... no faltaban los quelites, verdolagas, espinacas, quintoniles , romeritos y otras plantas, así como el huitlacoche u hongo del maíz con el que se hacen quesadillas y por último, claclaoyos o sea quesadillas de maíz azul rellenas de frijol... En las casas se preparaban las aguas de chía con zumo de limón, y las de piña, tamarindo, limón solo y por último horchata de pepitas de melón con su polvo de canela.' (El libro de mis recuerdos, editorial. Porrúa, pp. 313-314)."

La cuaresma tapatía actual no es tan sabrosa como las que vivió García Cubas; aunque para mucha gente en esta Perla 'la vigilia' es el precepto principal de la vida cristiana".

Jesús Gómez Fregoso, historiador y catedrático de la Universidad de Guadalajara
(v.pág.22 del periódico Milenio Jalisco del 28 de marzo de 2014).


"¿Es válido usar el zafarrancho como misil político? La respuesta la deben tener los policías golpeados, pateados, aventados de un piso a otro para, al aterrizar, seguir en el recibimiento de golpes."

"¿O pensarán estos críticos que los golpes contra los policías son justificados por -según sus datos- las malas cifras en seguridad, empleo o movilidad? ¿Que ingresaron las bengalas, que violentaron seguridad y dignidad por su antipatía al actual gobierno?"

"Justificar la violencia del estadio por la mala actuación policiaca es justificar la violencia en las calles, el crimen organizado, el caos."

Gonzalo Oliveros
(v.pág.23 del periódico Milenio Jalisco del 28 de marzo de 2014).


"Comprar un auto debería ser un acto lógico, cerebral, comandado por la razón. La respuesta a ser contestada en el momento de entrar a un distribuidor y firmar un cheque por algunas decenas de miles de pesos, tendría que ser una atención a las necesidades. Estas pueden ser transportar a una familia compuesta por una pareja y dos niños -lo que representa una gran mayoría de casos- o un simple vehículo para ir al trabajo de lunes a viernes. En ambos casos un auto simple cumpliría la función. Un pequeño hatchback es capaz de atender esas necesidades sin problemas, probablemente sin vaciar la cuenta bancaria o generar deudas difíciles de pagar. Tampoco exigiría mucho sacrificio en el momento de visitar la estación de servicio para poner combustible."

"El más consciente debería buscar también la seguridad como tema central. Lo que el Gobierno mexicano falla en exigir de las marcas, el consumidor debería demandar por necesidad: bolsas de aire frontales y frenos ABS, como mínimo. Pero la mayoría prefiere rines de aluminio, grandes estéreos, quemacocos y el gadget del momento: pantalla táctil. Luego hacen el discurso de que lo más importante para ellos es la seguridad de sus hijos."

"La realidad insiste en mostrarme, casi diario, que no hay que tener muchas esperanzas en este sentido, porque cuando veo más posible que el gobierno haga su parte antes que los consumidores, es porque la cosa está realmente fea. Somos todos clientes irracionales, dominados por nuestros gustos y por la moda."

"Los hombres queremos potencia, sea en un pequeño deportivo alemán, comprado por más dinero que el necesario para hacerse de una casa, o en una inmensa camioneta que deje en claro que el tamaño sí importa. Y con esto muchas veces estamos simplemente presumiendo de qué carecemos."

"Las mujeres, tradicionalmente más racionales que los hombres en materia de automóviles, también cargan con su parcela de culpa. Por moda, todas quieren una camioneta, cuando estarían más cómodas y seguras en un sedán o hatchback, que además gastaría menos gasolina, ayudando a la propia economía y a la salud del planeta (las que sí creen en la ridícula acusación que cae sobre los hombros de los autos con relación a la contaminación del aire)."

"Todos, sin embargo, tratan el auto como un símbolo. Su coche es su declaración de estatus, estilo de vida, capacidad de compra. Y casi siempre el mensaje que transmitimos a través de nuestro vehículo es el que quisiéramos que se percibiera, no lo que realmente somos."

"Si recibimos una crítica a nuestro coche, la tomamos personal, como si el crítico nos hubiera ofendido la inteligencia, cuando lo que realmente ocurre es que nos estamos dejando cegar por la emoción."

Sergio Oliveira
(v.pág.10-B del periódico El Informador del 19 de abril de 2014).

"Según José Román, Director de Nissan en América Latina y el Caribe, el consumidor mexicano de autos es más cercano al estadounidense que al latino. En México se compran autos mayores, más equipados y potentes que lo que se hace en toda América Latina. El problema es que tenemos gustos estadounidenses pero poder adquisitivo latino. Esto amplía los contrastes y crea un mercado tan peculiar como el nuestro."

"Durante 2013, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, entraron al país 644,000 vehículos usados importados."

"Esos usados -llamados 'chocolates' por una derivación de la palabra 'chueco' utilizada en la época en que la importación de los autos era ilegal- son lo que una buena parte del mercado quiere, al precio que puede pagar."

"México no sólo es el patio donde Estados Unidos tira mucha de su basura automotriz, es también el lugar donde se produce mucho de lo que consumen los estadounidenses. Esto ha hecho que produzcamos aquí autos que los vecinos del norte pueden comprar, no lo que nosotros podemos. Por esto, todas las plantas mexicanas tienen vocación exportadora. Claro, esto es bueno para el empleo, pero no tanto para el consumidor local."

"El día que aquí comencemos a fabricar autos del tamaño que necesitamos a los precios que podemos pagar, el mercado de usados importados comenzará a regularse solo. Entonces los distribuidores estarán más contentos, al igual que los fabricantes. Esperar a que los políticos olviden su apetito voraz por votos y frenen -aunque sea a través de más que justas y necesarias regulaciones- la importación indiscriminada, se ha mostrado históricamente utópico."

Sergio Oliveira
(v.pág.2-D del periódico El Informador del 3 de mayo de 2014).

"México es un país sui generis cuando nos referimos a los festejos históricos. En la Independencia no festejamos el día de la conclusión, sino el inicio; algo similar ocurre con la Revolución Mexicana. En el caso de la Intervención Francesa en México, por muchos años la historia oficial ocultó el desenlace de la guerra."

"La Batalla de Puebla representa soberanía, defensa nacional y orgullo patriótico. Más que una narrativa completa sobre lo que ocurrió en esos años, la invasión francesa (la primera y la segunda, aunada a la estadounidense y, por supuesto, a la española) ha moldeado la suspicacia que el mexicano tiene por lo extranjero."

"Posiciones políticas que se ven reflejadas en debates como el del petróleo o de los recursos naturales."

(V.pág.2-A del periódico El Informador del 3 de mayo de 2014).

"Nuestra historia que involucra la insana relación que ha existido entre políticos y celebridades, ha forjado en la cultura política mexicana una especie de 'mito de la imparcialidad'. La opinión pública les pide a los 'hombres públicos' ser objetivos, desprenderse de sus creencias ideológicas y ser un frio retratista de la realidad. El compromiso político debe estar reservado para los políticos, los académicos tienen que ser imparciales; los periodistas deben informar sin tomar partido y los artistas deben poner sus ideas políticas en 2o. plano. Los mexicanos seguimos creyendo en ese bicho raro, ya desterrado en otros países, de que la imparcialidad se consigue con voluntad, ética y congruencia. Mientras en España, las mesas de tertulianos se componen de intelectuales que han salido del clóset, que apoyan a socialistas o a populares, a Izquierda Unida o a Convergencia i Unión, en México pensamos que 'tomar partido' es renunciar a la credibilidad de opinión. No es raro encontrar en las redes sociales, la frase 'me caía bien Cuarón'; es decir, 'me caía bien cuando no opinaba' o 'me caía bien cuando sabía que no era de izquierda' o 'me caía bien cuando no sabía que le tenía fobia al PRI'. El personaje manchado por sus ideas, su compromiso ensombrece su trabajo. Nunca hemos entendido que el debate público es en realidad la coexistencia e interacción de parcialidades, la riqueza de la pluralidad atenta contra ese 'mito de la imparcialidad'."

Enrique Toussaint
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 11 de mayo de 2014).

"A la hora de comer Sara recibió un mensaje de su compañía telefónica que le avisaba sobre un premio de 100,000 pesos y 2 teléfonos celulares; que debía comunicarse para reclamar su generoso obsequio. Su hija la animó a llamar. Primero le contestó una mujer que hablaba 'de Gobernación' y le dijo que para obtener el dinero debía pagar los impuestos, equivalentes a 2,000 pesos. Un supuesto supervisor de la mujer le dijo que debía depositar el dinero en una cuenta en menos de una hora."

"A Sara le pidieron depositar más dinero para obtener su premio rápido y otra cantidad para no tener 100, sino 250,000 pesos. Ella habló con 4 personas distintas que la mantuvieron en el teléfono casi 3 horas, hizo 4 depósitos y elevó hasta 11,000 pesos 'los impuestos' y al final no obtuvo nada: fue víctima de una extorsión [estafa, la calificaría el webmaster].

"¿Quién se gana premios sin participar en un concurso?, ¿debes llamar para ganarte dinero?, ¿puedes crecer 150,000 pesos un obsequio si depositas 5,000?, ¿por qué debes pagar tú los impuestos?, son las preguntas que en este caso la afectada no se hizo y los extorsionadores [estafadores, los calificaría el webmaster]. aprovecharon para acrecentar sus problemas económicos, esos que la ilusionaron para caer en la trampa."

"El fin de semana la Policía Federal dio a conocer que el año pasado recibió 87,506 denuncias en todo el país; en promedio 239 se reciben cada 24 horas: ésos son los números rojos. Jalisco es el 3er. lugar en número de afectados y, si se toma en cuenta que menos de 15% de los delitos son denunciados, tenemos un problema enorme, al que las autoridades sólo han respondido con una intensa campaña en medios de comunicación que advierten del problema. ¿Y las soluciones?"

"Muchas extorsiones telefónicas provienen del norte del país, desde Tamaulipas hasta Ensenada, y los números de los que se reportan los delincuentes suelen empezar con 8."

"El problema de las extorsiones telefónicas tiene números al alza desde hace 5 años; ¿cuántos detenidos van? ¿Qué hacen con las cuentas incluidas en las denuncias? ¿Las empresas telefónicas pondrán filtros de seguridad para beneficio de sus usuarios?"

Gabriela Aguilar
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 20 de mayo de 2014).

"El aumento en el número de personas que rechazan su responsabilidad de velar por las necesidades de sus familiares tiene que ver con razones económicas, pero también con un cambio en la percepción de la importancia de las obligaciones."

"Para Guillermo Ogarrio, abogado especialista en materia familiar y profesor de la División de Estudios Jurídicos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la UdeG, la edad es un factor."

"'Las personas como que se cansan. Ahora se casan muy jóvenes y cuando empiezan a ver las responsabilidades quieren ‘aventar el arpa’ y dejarle 2 o 3 niños a la mujer y decirle ‘tú hazte responsable de ellos’', señaló el experto quien, de las citas profesionales que hace, más de la mitad es para tratar el pago de pensión alimenticia."

"Aunque la edad no sea la razón, estos expertos sí observan un cambio en la importancia con la que se toman estas responsabilidades. 'Se modifica la conducta, las costumbres, el respeto que se tenía a las obligaciones que cada uno debemos de cumplir, y ahora quieren modificar esa parte no en lo legal sino en lo moral, y buscan cualquier argucia para dejar de cumplir', contó Rosario Castellanos Contreras, directora del área familiar de la Procuraduría Social."

"Uno de los argumentos más recurrentes entre las personas que dejan de cumplir con su responsabilidad de proveer alimentos a sus familiares es que el dinero no es suficiente."

"'La gente que justifica el no otorgar alimentos tiene que ver con la cuestión de que no hay trabajo, de que no tienen ingresos suficientes para cubrir las necesidades propias de las personas con las que tienen obligación, porque hay personas que, de repente, nos encontramos que tienen 2 o 3 familias', señaló Giovanni Joaquín Rivera Pérez, subprocurador de Representación Social de la Fiscalía Social."

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 28 de mayo de 2014).

"Aunque la encuesta 2013 del Observatorio Jalisco Cómo Vamos reveló que un tercio de los entrevistados vive en pobreza alimentaria, ellos se perciben en una situación optimista y tienden a hacer relativa su pobreza, indicó David Pérez Rulfo, académico en temas de desigualdad y pobreza."

"La manera en que los encuestados relativizan su pobreza alimentaria es comprándose con otras personas que viven una situación más precaria que ellos. 'Todos tendemos a relativizar las situación personal no tengo trabajo, pero hay otros que no tienen qué comer y la gente en extrema pobreza termina comparándose con los indigentes y es una cascada de relativización de su situación'."

"El especialista agregó que la vulnerabilidad de las mujeres a sufrir pobreza alimentaria grave está relacionada con la cultura machista del país y con la falta de oportunidades para su desarrollo personal."

"Consideró que uno de los aspectos a considerar en los estudios de percepción ciudadana es que la población tiende a sobredimensionar las expectativas de que el gobierno desarrolle políticas públicas basadas en los resultados de este tipo de estudio, pero estas situaciones difícilmente suceden de inmediato."

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 3 de junio de 2014).
Doy gracias...

"El sentimiento y la fe de los mexicanos no tienen límite. El futbol es prueba de ello, ya que en cada Mundial no pierden la esperanza de que la selección nacional haga un buen papel. Los fieles hacen cosas increíbles: visten al Niñopa, a la imagen del niño Jesús que se venera en Xochimilco; llevan un sinnúmero de milagros a los altares de todo el país, mientras que otros, inspirados por el arte sacro, mandan pintar exvotos."

"En los campeonatos mundiales de futbol pasados, los exvotos fueron una manera muy socorrida de pedir con toda devoción a la Virgen y a todos los santos que la selección nacional pudiera participar en esa contienda internacional; sin embargo, ahora esa práctica religiosa es reportada a la baja."

"La Basílica de Guadalupe, donde se resguarda una colección considerable de exvotos, incluidos aquellos con temas de futbol, no registra una sola obra ofrecida a la virgen de Guadalupe con el tema de la participación de México en Copa Mundial de Futbol FIFA 2014."

"Alfredo Vilchis, el máximo retablero mexicano, asegura que la tradición de mandar realizar exvotos -pequeños cuadros acompañados de un algún texto a través de los cuales se pide o agradece un favor recibido a la divinidad- ha disminuido."

“'Se ha hecho a un lado esta tradición, no sé si porque la gente se encuentra un poco alejada de la fe, o por la situación del país, en especial por la economía, ya que el dinero no alcanza'."

“'Ya es muy raro que la gente te pida un exvoto pictórico; hoy prefiere llevar un milagrito de latón y colgarlo en la basílica, o una fotografía con su petición', dice."

(V.pág.28 del periódico Milenio Jalisco del 13 de junio de 2014).

"La perspectiva que los mexicanos tenemos de nosotros mismos es que no somos un pueblo racista. O cuando menos, que el problema de la discriminación racial no es como el que existe en Estados Unidos (para no mencionar a la Sudáfrica del 'Apartheid'), o que, en todo caso, las actitudes racistas son más acentuadas en aquel país que en el nuestro."

"Si eso fuera verdad, la nota aparecida ayer en este diario, sobre el dueño de una gasolinera que agrede y maltrata a una pareja de indígenas que comían pizza en un punto de la gasolinera de su propiedad, donde no estorbaban a nadie, sería un caso excepcional. Lamentable, pero poco común."

"El fulano en cuestión, molesto por la presencia de la pareja de indígenas, les espetó: '¡Indígenas mugrosos! Este lugar no es para que estén tragando. ¡Váyanse a la chingada de aquí, mugrosos!'. Así de amable y considerado. El hecho trascendió, como muchos otros que hemos visto en imágenes, gracias a un avispado testigo que alcanzó a filmar parte de la bochornosa escena con su teléfono celular."

"Estos acontecimientos no son tan inusuales en nuestro medio."

"En México no hay segregación racial instituida, la violencia racial se mantiene contenida dentro de parámetros aparentemente bajos, hay una opinión pública vigilante de las conductas racistas (como es el caso que comentamos), y en general se condena fuertemente el racismo en los medios políticos, culturales, intelectuales y artísticos del país."

"Pero eso no significa que el problema sea menos grave. Se trata de un racismo diluido y extendido, manifiesto en las actitudes habituales de los mexicanos, en su trato cotidiano con las personas y, sobretodo, en el habla coloquial y las bromas difundidas en todos los niveles."

"Peor aún: es un racismo que se mezcla con un clasismo igual de abominable. A los indígenas se les desprecia por ser indios, pero también por ser pobres. Parafraseando un filme de Ettore Scola, por nacos, feos y sucios. No tanto por ignorantes, curiosamente, porque tenemos una clase media racista y clasista que se regodea en su propia ignorancia. Y la festina."

Marco Antonio Cortés Guardado, exrector de la Universidad de Guadalajara
(v.pág.7 del periódico Mural del 19 de junio de 2014).
"En el resto del mundo es diferente. En México -¿quién lo ignora...?-, 'Si el enfermo se muere, es culpa del médico; si se salva..., milagro de la Virgencita de Guadalupe'."

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 24 de junio de 2014).


"Todos hemos oído historias de malas prácticas médicas. Desde aquella paciente que le dejaron unas tijeras en una operación, hasta el ginecólogo que recomienda a sus pacientes la cesárea para poder controlar su tiempo y sus jugadas de golf. Todo eso es cierto, tristemente. Pero no nos hagamos, también hemos escuchado historias de pacientes que decidieron no tomarse el tratamiento completo, aquellos que van con 2 o 3 médicos al mismo tiempo y hacen un poco de lo que les dice cada uno; o los que creen en la alopatía, pero nomás poquito, y hacen tratamientos paralelos, en el mejor de los casos de acupuntura u homeopatía, que son alternativas serias y más o menos vigiladas, pero en la mayoría de los casos van con sobadores, brujos de mercado, curanderos poseedores de magia, etc. La diferencia es que las fallas de los doctores son noticia; las burradas de los pacientes son historias que se quedan en familia o chisme de barrio."

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 24 de junio de 2014).

"Un niño era amarrado de pies y manos a los barrotes de una ventana en la Colonia Américas de Xalapa, Ver., pues sus padres aseguran haber recibido un 'mandato divino' para disciplinarlo de esa forma."

"Fotos del pequeño fueron difundidas en redes sociales por su vecina, quien acusó que los padres lo maltrataban por fanatismo religioso."

(V.pág.8 del periódico Mural del 26 de junio de 2014).

"Una de las más lamentables costumbres de los mexicanos es dejar todo hasta el último momento. Sin sentido ni necesidad, el mexicano prefiere esperar a que se agote el tiempo para concluir un trámite o cumplir con una obligación."

Celso Rodríguez González
(v.pág.14-A del periódico El Informador del 30 de junio de 2014).

"Los conductores del programa inglés de TV 'Top Gear' (30 de enero del 2011) se rieron de los coches mexicanos porque reflejan los rasgos del país: 'son vagos, irresponsables, flatulentos y pasados de peso'. Fuera de lugar, el embajador mexicano en Gran Bretaña reaccionó presentando una enérgica protesta diplomática, cuando la respuesta que cabía era sobarse el chipote o, en todo caso, seguir el cotorreo y regresarles una bromita sobre los ingleses -Monty Python tiene muchas, buenísimas-."

"Además, la verdad, no cabe que los mexicanos tengamos la piel tan delicada: si para algo somos buenos es para inventar bromas a costillas de medio mundo. Y no está mal del todo. Digo, nos divertimos."

Marco Antonio Cortés Guardado
(v.pág.7 del periódico Mural del 3 de julio de 2014).

"Ideológicamente, ¿cómo nos definimos los mexicanos? Tomemos los datos de la Encuesta Nacional de Cultura Política, elaborada por la Secretaría de Gobernación. A la izquierda, solamente se definen 12% de los mexicanos. Siendo el segmento más alto el de la extrema izquierda (5.19%). A la derecha, se definen 40% de los mexicanos, de los cuales la mitad se encuentra cercana o en la extrema derecha. Y en el centro encontramos a uno de cada 3 mexicanos. Los restantes no se definen o respondieron que 'no saben'. Así, los 4 partidos de izquierda se dividen a un segmento de votantes que se encuentra entre 12 y 15%, mientras que los 4 partidos de derecha van por un electorado que alcanza a 4 de cada 10 mexicanos. El centro, aunque tradicionalmente ha sido dominado por el PRI, suele ser un electorado que puede tender para un lado o para el otro dependiendo de los candidatos, la fama pública del partido o las propuestas en campaña."

"Sin embargo, por más que exista una repartición ideológica que le permita a los mexicanos elegir una alternativa según sus posturas, la crisis más grave de los partidos se encuentra en su poca legitimidad. Siguiendo con el análisis de la ENCUP: uno de cada 3 mexicanos cree que los partidos no son necesarios; también uno de cada 3 está de acuerdo que el Presidente no tome en cuenta a los partidos; 36% cree que los diputados sólo obedecen los intereses de sus partidos para legislar en el congreso y 7 de cada 10 creen que influyen mucho, pero que resuelven poco."

Enrique Toussaint
(v.pág.3-A del periódico El Informador del 13 de julio de 2014).

"Cada vez que alguien me ofrece un producto de salud de esos que se venden mediante esquemas 'de pirámide', dejo de tomarlo en serio. Cada vez que alguien me dice 'no vengo a venderte un producto sino un estilo de vida', no puedo evitar responderle que ya tengo uno y que consiste en que cuando quiero decir que no, digo que no (y, claro, procedo a decírselo). Las historias de éxito milagrosas que nos cuentan los vendedores en pirámide son como las anécdotas de casas llenas de fantasmas o los chismes sobre la hospitalización más reciente de Alejandro Fernández: nadie las atestiguó pero todos conocen a alguien que conoce a alguien a quien apodaban el hombre-lobo y que, luego de tomar unas tabletas que consisten en medidas similares de azúcar, colorante y benzoato de sodio, ahora parece Leonardo Di Caprio."

"¿Por qué, si los productos piramidales son tan maravillosos y los inventó un científico ucraniano que hace ver a Einstein como un pelmazo, no son expendidos en farmacias normales y son ya un éxito? Ah, responde el converso al esquema piramidal (que nunca es médico ni cosa semejante) porque hay una conspiración de los farmacéuticos y el gobierno. ¿Y si hay una conspiración, cómo es que es legal vender el producto mágico en empaques industriales, con logotipos y hasta registros de salud que los califican como 'complementos alimenticios' y cómo es que, cuando uno consigue inscribir a 100 en su esquema de venta, se gana un viaje en crucero? ¿No se corre el riesgo de que los farmacéuticos hundan el barco a cañonazos? Como podrá suponerse es el cuento de nunca acabar, porque la única respuesta posible a estas preguntas es que le arrojen a uno a la cabeza una caja llena de coloridos botecitos de plástico."

"Recuerdo que la 1a. referencia a este tipo de milagritos encapsulados la oí como a eso de los 5 años. Una vecina le dio una muestra gratis a mi madre de unas pastillas fabricadas a base de algo llamado 'alga espirulina' que contenía, según la explicación, más proteínas que la carne (lo mismo se decía del pulque, por lo que imagino que debía ser la obsesión predominante en la época). Así, durante una corta temporada, en casa pasamos de consumir la famosa Emulsión de Scott (un aceite de hígado de bacalao que se les daba a los niños para que crecieran), a echarnos las cápsulas dichosas, que eran verdes y sabían discretamente a jabón. No deben haber sido la gran cosa porque igual me quedé chaparro."

"Al poco tiempo, una amiga le explicó a mi madre que en realidad el 'alga espirulina' era buenísima pero en forma de crema para las arrugas y las estrías."

"A lo largo de los años han intentado venderme botecitos coloridos respaldados por historias sobre beneficios asombrosos atribuidos a cosas como el cartílago de tiburón (que fortaleció la virilidad de un actor), el concentrado de alcachofa (que hizo adelgazar a un rinoceronte), y hasta unas misteriosas bayas de Brasil (que hicieron a Pelé mover el balón como un bendito)… Según el proveedor en turno, sus productos lo mismo curaban las caries que remediaban la calvicie, lo mismo estimulaban el apetito lo contenían, lo mismo prevenían el herpes que atenuaban el pie de atleta."

"Y la primera muestra era gratis."

Antonio Ortuño
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 13 de julio de 2014).

En la capital de Jalisco, 37 de cada 100 habitantes tienen como principal preocupación cubrir los gastos corrientes, apenas 5 de cada 100 tiene un seguro para el retiro y sólo 6 de cada 100 considera que la planeación a largo plazo es de más de 10 años.

A pesar de ser poco previsores, 37% de los tapatíos se ve en la vejez de descanso y 28% de viaje.

Este fenómeno obedece a que el grueso de los tapatíos tiene una proyección de futuro inferior a los 3 años: 31 % a menos de un año y 34% entre uno y 3 años.

30 de cada 100 habitantes de Guadalajara sí ahorran con la mira en el retiro: 75% lo hace a través de un banco, 11% en alcancía y otro 11% por medio de tandas.

Sin embargo, no blindan el fondo para que no tenga otro uso: 40% lo desembolsa en emergencias y otro 35 % ocasionalmente. Únicamente 9 de cada 100 ahorradores "nunca" toca esos recursos.

(V.pág.16-A del periódico El Informador del 23 de agosto de 2014).

La procuraduría mexiquense informó que ya fueron juzgadas con 30 años de prisión 6 personas de una familia por el delito de homicidio en grado de tentativa, ya que agredieron al pequeño Fernando, de cinco años, en Nezahualcóyotl.

A María del Carmen Ríos García, madre del menor, así como Martha García Vargas, Ciro Ríos Benítez, sus abuelos, el magistrado les impuso una pena de 30 años de prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa, con la agravante de haber sido cometido en contra de un descendiente consanguíneo en línea recta.

Además de la condena deberán pagar una multa de 105,280 pesos y una reparación del daño que asciende a 129,385 pesos.

En tanto que Yesenia Macías, Jesús Ríos y Ruth Ríos, tíos del pequeño, también fueron sentenciados a 30 años de cárcel por el delito de homicidio en grado de tentativa, con la agravante de haber sido cometido con ventaja.

A ellos se les multó con 105,285 pesos y 59,008 pesos como reparación del daño.

El pasado 24 de mayo del 2012, Carmen y Lizbeth, la madre y tía del niño Fernando le sacaron los globos oculares al infante porque se negó a cerrarlos durante un ritual satánico-religioso en la colonia San Agustín Atlapulco en el que esperaban el fin del mundo.

"¡Cierra los ojos, cierra los ojos!" fue la orden de la madre. "¡No, no los quiero cerrar!" respondió el pequeño Fernando. Su mamá ordenó que le sacaran los ojos al niño.

(V.pág.16-A del periódico El Informador del 8 de septiembre de 2014).

Ricardo de Miguel Benítez, de 27 años, maneja todos los días el Tsuru azul del 98 que le permite desplazarse por la ciudad para instalar cortinas y hacer otros arreglos de decoración de interiores. Apenas la semana pasada acudió a la recaudadora ubicada a unos pasos de la Secretaría de Movilidad y casi termina en el suelo cuando se enteró que debía 16,000 pesos en multas.

Conducir a exceso de velocidad, estacionarse en zonas prohibidas, pasarse la luz roja, hablar por teléfono y manejar con unas cervezas encima son las infracciones que acumula, además del adeudo del refrendo. A la cuenta se suman otros 2,000 pesos del corralón y la grúa de la vez que acabó en la Curva. En total son 17 multas. Pero ni las 12 infracciones por exceder el límite de la velocidad son suficientes para que deje de pisarle al acelerador. "Me vale que me vuelvan a multar, no ando pensando en si van a volver a 'atorarme' una multa, prefiero ir rápido y pagar la multa después. Todo el día ando en el carro de un lado para otro por la chamba. La prisa me gana siempre".

Si se descuenta el refrendo, lo que Ricardo tenía que pagar por violar las reglas asciende a 12,000 pesos, aunque por el descuento que le hicieron quedó en 8,000. Pero ni con las sanciones piensa mejorar sus hábitos: "Si me suena el celular, ¿ni modo que no conteste? ¿Tú crees que, con todo lo que tengo que hacer, andaré pensando en la seguridad de los demás?". De lo que sí aprendió fue de su paso por la Curva. "Me agarraron y sólo traía 2 chelas encima, apenas estaba empezando a ponerme a gusto... de perdis hubieran sido más chelas para que valieran la pena las 24 horas que me encerraron".

Lo peor es que ni tiene licencia vigente: "Ya se me venció y prefiero sacarla en Michoacán, allá no tengo que hacer fila ni exámenes; nunca he tenido la de Jalisco".

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 23 de septiembre de 2014).

En un estudio realizado por Gabinete de Comunicación Estratégica, el 80% aseguró que no piensa mucho al momento de gastar, y 46.5% señaló que acostumbra guardar parte de sus percepciones.

En ese sentido, el 52.3% consideró que son parte de una sociedad que no ahorra, en tanto que 10.9% aseguró lo contrario, y 9.3% no habló del tema.

Además el 57% refirió que no tiene ningún ahorro para afrontar alguna emergencia.

Aunque se podría pensar lo contario, los hombres están más acostumbrados a reservar dinero que las mujeres.

Así, el 49% de los varones suele guardar recursos económicos, mientras que 65% de las féminas aceptó que "son menos previsoras con el ahorro".

Desde los muebles de la casa, pasando por el clásico colchón, hasta el banco, los mexicanos emplean diversos métodos para hacer su "guardadito".

Así, 43.1% ahorra en una cuenta bancaria, 15.7 lo hace a la antigüita en algún mueble de la casa, 10.2% cree que no hay nada mejor que invertirlo, 10% prefiere ponerlo en una Afore, 4.1% "lo guarda de otra manera" y 3.3 no respondió.

El 56% de los entrevistados refirió que confía en las instituciones financieras y deposita su dinero en cuentas de distinto tipo.

Para el 33% lo más seguro al momento de ahorrar es ponerlo "bajo el colchón", mientras que 10.7 subrayó que no tiene idea del lugar en donde guardarlo o prefiere mantener en secreto lo que hace con sus recursos económicos.

(V.pág.3 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 9 de octubre de 2014).
Antes de salir a robar hago una oración...

(En Facebook el 11 de octubre de 2014).


Con un alimento o una supuesta vacuna, hay quienes en la ciudad ofrecen curar el ébola.

Consultoris que anteriormente ya ofrecían tratamientos "milagrosos" para erradicar el VIH y cáncer, aprovechan ahora la alerta por la propagación del ébola para engañar a la gente.

Celso Montiel, titular de la Comisión para la Protección de Riesgos Sanitarios en Jalisco, exhortó a no caer en el fraude.

Anunció que en coordinación con la Cofepris ya se inició una supervisión de la publicidad de esos consultorios, y 2 están en proceso de ser sancionados hasta con 500,000 pesos.

También revisan negocios que ofrecen procedimientos estéticos sin que ahí haya cirujanos plásticos, así como los que ofrecen tratamientos con células madre, sin garantizar la adecuada transportación.

(V.pág.1 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 23 de octubre de 2014).

La asfixiante información sobre violencia y vandalismo parece haber curtido el entendimiento de la población, al grado de ubicarse finalmente en un estado de indiferencia. Todo es escandaloso y un hecho sepulta al anterior; sólo evocado tendenciosamente por líderes afectos al aprovechamiento de cuanto ocurre en México y el mundo, en espera de no ser víctimas.

Carlos Cortés Vázquez
(v.Razón y Acción del 15 de noviembre de 2014).

El jueves el vocero de los familiares de Ayotzinapa, Felipe de la Cruz, entrevistado sobre las cancelaciones turísticas en el puerto de Acapulco, dijo que ellos con sus manifestaciones y bloqueos "no afectaban a terceros, los que se quejan son los hoteleros, los que tienen dinero, pero nosotros no hemos afectados a la gente". O sea que los hoteleros o "los que tienen dinero" no son gente, y no se comprende que es en esos hoteles donde acuden "los que tienen (mucho o poco) dinero" de donde vive un porcentaje altísimo de familias guerrerenses. Habría que preguntarle a las familias que estuvieron varadas durante horas en la carretera o a los hoteleros (y sus trabajadores) que vieron disminuida a menos de la mitad las estancias en el puerto si están siendo o no afectados.

Jorge Fernández Menéndez
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 17 de noviembre de 2014).

Alguna autoridad secuestró a un acelerado. Es obvio que esa autoridad debe pagar por cometer una detención al margen de la ley (no se diga de la sensatez). Pero también es desconcertante que los miles de manifestantes que les exigen a los encapuchados mostrar el rostro como prueba de civilidad, incorporen al rostro de su indignación el de alguien habituado a esconder el propio. En estos días de pasmosos virajes, ha sido muy extraño observar que los anarkos que fueron acusados de ser "infiltrados del gobierno" se rediman de pronto como víctimas inermes.

Hay una benevolencia poco racional, si no es que francamente sentimental, que propicia estos virajes. La victimización genera zonas de impunidad cuya esencia es poco diferente a la impunidad que pretenden combatir. El joven víctima del atropello policiaco a su vez ha victimado a quienes protestan con civilidad, buleándolos no sin autoritarismo y, desde luego, victimiza a los policías destinatarios de su violencia física. Los normalistas, víctimas de tantas cosas, victimaron en 2012 a Gonzalo Rivas Cámara, muerto en la gasolinera, y hoy victiman a los choferes de los autobses que tienen en su poder, que llevan semanas sin ver a sus familias o cobrar su salario.

Presentar en la UNAM como víctimas de una (igual de estúpida) agresión a los posesionarios del auditorio Justo Sierra, soslaya cómo ellos han victimizado desde hace años a la vasta universidad con un autoritarismo al que la voluntad de la mayoría -inhabilitada en los hechos para hacer valer esa mayoría- le merece el desprecio propio de dictador total.

Esos posesionarios que consideran acto de fe las palabras del ideólogo anarquista alemán Wolfi Landstreicher, pronunciadas hace unos meses en "su" auditorio: "la totalidad de las relaciones sociales que llamamos civilización sólo pueden existir robando nuestras vidas y reduciéndolas a pedazos". He ahí a la víctima ("nosotros") y he ahí al victimario (la civilización). ¿Qué hacer? Responde Landstricher: "aquí es donde la forma anarquista de concebir la vida entra en juego: captar la totalidad de nuestra propia vida para usarla contra la totalidad de la civilización: nuestro anarquismo es esencialmente destructivo". En esa lógica (es un decir), las víctimas de esa "destrucción" merecen castigo por haber sido, primero, victimarios.

Curioso privilegio de esta relativización del delito: los victimarios conscientes de que se les reclasificaría velozmente como víctimas si la mayoría (no se diga la razón), cansada de ser victimada, decidiese "liberarse" de su yugo, el que impone una minoría aristocrática e intocable. ¿Y qué ocurriría si las familias de los choferes detenidos marchasen para liberar a sus parientes de la extraña tiranía a la que se hallan sujetos? ¿Quienes serían las víctimas y quiénes los victimarios?

Por lo pronto, la legítima indignación ante las arbitrariedades, los crímenes, la violencia, la corrupción y la impunidad está siendo distraída y ensuciada por unas víctimas que tienen el privilegio real de haberse autonombrado más víctimas que las otras. Privatizar la indignación, banalizar y monopolizar la calidad de víctima para crear otras, no debería incluir formas de lucha excepcionales ni privilegiadas: habría demasiadas víctimas.

Guillermo Sheridan, investigador de la UNAM
(V.periódico El Universal en línea del 2 de diciembre de 2014).

Fue el peor año de su historia para el Teletón. La transmisión tuvo que extenderse para recaudar más y declarar alcanzada la meta.

¿Por qué fue más difícil que nunca?

Es posible que se deba a la situación económica vigente: crecimiento estancado, reforma fiscal recesiva, la confianza de los consumidores en el sótano histórico. Sin embargo, en otros momentos de crisis el Teletón no sufrió tanto.

Una 2a. explicación puede encontrarse en el cambio de formato del programa: este año la emisión tuvo menos rating y hubo más comedia que drama. Quizá para motivar al donativo hace falta enfatizar más en la tragedia de la discapacidad.

Pero entonces -3er. factor- la ONU expresa su molestia. No la ONU en pleno, sino su Comité para los Derechos de las Personas con Discapacidad, que en un reporte reciente acusó que "dicha campaña promueve estereotipos de las personas con discapacidad como sujetos de caridad". En el documento de 12 páginas dedica sólo 2 párrafos al Teletón.

El presidente de la Fundación, Fernando Landeros, respondió que los "investigadores" de la ONU, durante sus supuestos 4 años de indagatoria, no visitaron un solo Centro de Rehabilitación Infantil Teletón ni entrevistaron a una sola familia o niño beneficiado.

Esos 2 párrafos del comité de la ONU fueron gasolina pura para los detractores que desde hace años repiten la mentira de que Televisa usa al Teletón para evadir impuestos (la acusación no pasa la prueba del 1er. semestre de Contabilidad), y se montaron en el dolor por Ayotzinapa y la indignación por el escándalo de la casa del presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera.

Es profundamente injusto cobrar a los niños con discapacidad la factura de la indignación social.

Por Ayotzinapa hay que reclamarles al alcalde de Iguala y su esposa, al gobernador que los protegió, al PRD y a López Obrador que les dieron cobijo e impulso político, a Los Pinos por la impunidad y violencia que privan en el país. Pero ¿los niños con discapacidad merecen pagar por esto?

Por la mansión del presidente y su esposa, y las explicaciones oficiales insatisfactorias sobre su financiamiento, hay que criticar a Enrique Peña, a Angélica Rivera, y si quieren incluso a Televisa, de la que fue estrella, pero me resulta fuera de foco atacar al Teletón, dizque porque es un símbolo.

Boicotear al Teletón es cerrar la puerta de la rehabilitación a miles de niños con discapacidad. No actúan contra el gobierno ni contra Televisa sino contra los más desamparados.

Yo reto a los detractores a que visiten un CRIT. Media hora. Hablen con los niños, entrevisten a sus familias, hurguen en los estados financieros de la Fundación. Sin miedo a la verdad. Sin telarañas. Y luego seguimos debatiendo.

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 9 de diciembre de 2014).

Ban Ki Moon exige la renuncia de Peña Nieto, científicos de la NASA dicen que el ADN del normalista identificado en Innsbruck fue sustituido, una mujer relata que la secuestraron 3 días unos narcos de Acapulco mientras cenaba con su novio en un restaurante de lujo, aquí está la foto de los chavos de Ayotzinapa tendidos en el suelo.

El rumor, lo saben los políticos desde la antigüedad, es un arma poderosa. Mentira, insidia, calumnia, da igual. Echado a andar, se esparce y causa daño.

En la era digital, los profesionales del rumor han encontrado su mina de oro en las redes sociales. Cuando se vuelve "viral", el cometido se cumplió. Y muchos se lo tragan completo, otros parcialmente y en algunos cuando menos siembra una duda.

Es, a fin de cuentas, política. Y desde las redes se hace política a la buena y política sucia. La hacen individuos que quieren participar y son espontáneos de una causa, pero también ejércitos pagados de rumorólogos.

La potente irrupción de las redes sociales en la escena pública, en la 2a. mitad de la década pasada, causó reacciones entusiastas. Se les atribuyeron revoluciones y generación de cambios trascendentes, y desde los medios tradicionales y la política misma muchas voces declararon inaugurada la era de la libertad democrática plena.

Muy pronto la aparente inocencia de Twitter y Facebook, las más populares, se fue derrumbando para los más analíticos y observadores. Pero ante la masa, su poder positivo, democrático, de participación libre sigue intacto... y también su poder desinformador.

Es común confundir los conceptos y hablar de Twitter como si fuera un medio de información, como si sus contenidos fuesen responsabilidad de una entidad o institución. Es simplemente un canal de comunicación.

En tiempos de efervescencia social y política, naturalmente las redes hierven. Se puede encontrar en ellas todo el espectro de opiniones, tendencias, filias y fobias. Y es fácil "entuiterarse" y creer que las expresiones más estridentes representan el sentir de la mayoría de la sociedad, del país entero. Creer que la verdad, o peor aún, la realidad está en Twitter.

No hace falta explicar la existencia de bots, trolls, oficinas enteras de personas pagadas por grupos de interés (políticos, empresariales) que tienen cada una 30 o 40 cuentas y se hacen pasar por mucha gente, que consiguen posicionar "trending topics" a gusto de sus clientes. La propaganda tiene mil formas de aparecer, pegar y hacerse "viral". Simplemente es recomendable que al toparse con información, videos, fotos, documentos, declaraciones, se detenga uno a pensar unos segundos y buscar confirmación o señales de manipulación.

Que vivan las redes sociales, con sus tonos ruidosos y divertidos. Sólo estemos atentos para no caer en campañas mentirosas, manipulaciones políticas, propagandas malintencionadas que terminen beneficiando a quien menos imagina uno. Y no se trata de prohibir, como piensan algunos legisladores trasnochados, sino de que la propia comunidad usuaria vaya desarrollando vacunas contra las mentiras virales.

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 18 de diciembre de 2014).

Todos tenemos un amigo o familiar pasado de kilos, que garantiza que es gordo por su mala suerte. Es capaz de jurar que come poco, que se está cuidando, que ha bajado recientemente de peso. Tiene años diciendo lo mismo y usando la misma talla de ropa, si es que no mayor. En una comida, lo ves alborozarse sobre el pan con mantequilla; luego comer un kilo de ensalada, claro, mostrando a todos que está comiendo "sano"; después, deglute -con la prisa de quien sabe que el mundo termina mañana- un inmenso trozo de carne con papas a la francesa y remata con un flan napolitano. Cuando termina de tomar su 2a. botella de refresco de dieta, ordena un café americano, claro, con crema y "Splenda".

Hace unos días conducía yo temprano un fin de semana por una avenida ancha, con muchos semáforos y, por el día y la hora, poco tráfico. Manejaba una nada económica, en todos los sentidos, BMW X6 V8. Delante de mi, un mucho más ahorrador (también en todos los sentidos) VW Polo. Apenas se ponía en verde un semáforo, arrancaba muy velozmente. No hacía patinar los neumáticos en el piso, pero aceleraba mucho más velozmente de lo que me parecía necesario. Claro, siempre llegaba antes al siguiente semáforo, pero todos los demás que conducíamos a velocidad normal, le alcanzábamos. Su conducción fue arriesgada, pero mi punto en este caso es que probablemente él no sepa que gastó más gasolina que yo, incluso usando un auto muchas veces más económico.

Así como los gordos quisieran una píldora mágica que les quemara la grasa y les permitiera comer lo que sea cuando sea, a los conductores de vehículos nos pasa lo mismo. Lo que tenemos que hacer para adelgazar, es comer menos. Para gastar menos gasolina, acelerar menos.

Sergio Oliveira
(v.pág.2-D del periódico El Informador del 20 de diciembre de 2014).

Cada vez que alguien me anuncia que cenará pavo en Navidad lo miro con la misma conmiseración que le dedicaría si me participara que el médico le acaba de dar un mal diagnóstico. Seamos sinceros: el pavo podrá ser considerado un manjar en Nueva Inglaterra, en donde la comida ha sido malísima desde tiempos de la última glaciación. Pero, francamente, no existe justificación para que en un país donde se cocina tan bien como en México terminemos engullendo guajolotes con gravy o rellenos de ciruelas en vez de ingiriendo algo infinitamente superior, como un lonche de pierna.

Antonio Ortuño
(v.pág.6-B del periódico El Informador del 21 de diciembre de 2014).

Si se considera que, en México, la religiosidad, más que una posición filosófica, se limita a ser, entre los núcleos culturalmente más rezagados de la sociedad, la tablita de salvación a la que se aferra el hombre para buscar, mediante la devoción, la solución mágica a sus problemas -de salud, familiares, de penuria económica...-, se comprenderá que el peso específico de recomendaciones morales como el respeto a la vida, a la propiedad y a los derechos, en general, de terceros -los prójimos, se diría-, es insignificante si se compara con la ambición y el afán de beneficio económico que parece ser la norma suprema para la mayoría de los mortales.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 29 de diciembre de 2014).

El conductor, José Ernesto Torres Hernández, se defendió diciendo que fue el tren quien "se pasó el alto".

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 29 de diciembre de 2014).

Si en la boleta correspondiente a la elección de presidente municipal de Guadalajara apareciera el nombre de Guillermo Cienfuegos, habría -¡por supuesto que habría!- quienes votaran por él: los que saben quién es... y algunos que sabrían, al menos, que no es uno de los vividores de la política que ya han demostrado su ineficacia o su falta de probidad en el desempeño de cargos públicos. Pero si en la boleta aparece el alias de "Lagrimita", es muy probable que su cosecha de votos fuera mayor... aunque se trate -como es el caso- de la misma persona.

Guillermo Cienfuegos ya ha dicho que no sabe de política, a partir de que éste es -como dice la Academia- "la actividad de los que rigen o aspiran a regir los asuntos públicos". Si tuvo la ocurrencia de postularse como "candidato ciudadano" a la alcaldía de Guadalajara, es porque percibe que la población, en general, está desencantada del desempeño de los políticos. Supone, posiblemente, que los gobernantes, por el simple hecho de serlo, disponen de una varita mágica que resuelve cuantos problemas se le presentan, y tienen a su disposición el arca de Rico McPato, y, por ende, la capacidad de aliviar, en un santiamén, todas las enfermedades que se curan -supuestamente- con el santo remedio del dinero. Lo anima, por tanto, la plausible intención de reparar, si no todas, sí algunas, siquiera, de las lacras y carencias sociales del entorno.

A reserva de ahondar más en su ideología, o, al menos, en sus proyectos, a medida que avance en su proyecto de disputar la alcaldía de Guadalajara -antesala de la gubernatura de Jalisco, recuérdese- con los lobos de mar que ya andan "sobres", "Lagrimita" percibe, pues, por lo que se infiere, que para el ciudadano común, el "buen gobernante" no es el que estudia, consulta y finalmente toma decisiones trascendentales para sus gobernados, sino el que un buen día se saca del costal, como Santa Claus, mochilas con útiles escolares y las reparte alegremente entre los muchachos, y al siguiente saca televisores del mismo costal y los entrega a las personas mayores que se agolpan, anhelantes, a pedírselos.

Intuye, en suma, que un gobernante no es mejor cuanto más contribuye a que los gobernados tengan a su alcance -valga la metáfora- un lago donde pescar, sino cuanto más generoso sea para regalar pescados a quienes se lo pidan.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 31 de diciembre de 2014).

Antes de entrar en acción se encomiendan a San Judas Tadeo. Un sujeto sube por delante, otro por detrás de la unidad de transporte público, y es así como utilizan una de las técnicas más practicadas en el Distrito Federal para asaltar una "pesera" o camión.

Víctor Rivera
(v.pág.4 del suplemento "O2cultura" de La gaceta de la Universidad de Guadalajara del 5 de enero de 2015).

Desde que se conoció el asesinato de 43 estudiantes durante la madrugada terrible de Iguala, ocurrida hace exactamente 100 días, la sociedad mexicana transitó del estupor al dolor, y de la confusión a la indignación, en una intensa sucesión de reacciones que dejaron escaso espacio para la reflexión.

Espontánea, e incluso reivindicable porque mostró a una sociedad refractaria a la indiferencia, tal irritación condujo a apreciaciones superficiales acerca de las causas de ese espantoso crimen. Cuando millares de ciudadanos salieron a las calles a proclamar "Fue el Estado", se equivocaron en el diagnóstico y por lo tanto en la solución para enfrentar a bandoleros como los que perpetraron ese asesinato.

Entender, y eventualmente resolver el clima de extendida violencia en Guerrero, implica reconocer el deterioro institucional pero también de la cultura cívica en esa entidad. La empresa Parametría encontró en 2013 que el 28% de los mexicanos estarían de acuerdo "en que las personas apliquen la justicia por mano propia". Ese era el promedio nacional. Sin embargo, en Guerrero los ciudadanos que compartieron esa postura fueron el 56% -exactamente el doble-. En Morelos quienes avalaron la "justicia" por mano propia fueron el 48% y en Michoacán, el 36%.

La desconfianza en las instituciones estatales y la propensión a reemplazarlas con instancias ajenas al control legal se han manifestado en el surgimiento de los grupos de "autodefensa" que con tanto candor e irresponsabilidad han sido aplaudidos desde variadas franjas del escenario político y que fueron legitimados, en una de sus peores decisiones, por el actual gobierno federal. Un recelo similar alienta a los provocadores que irrumpen en manifestaciones para violentarlas. Esa convicción en la justicia por mano propia y la desconfianza en el Estado también han sido coartadas políticas de grupos como los que han controlado la Normal de Ayotzinapa.

El crimen de hace un centenar de días es absolutamente injustificable. Pero para comprender su contexto, es preciso recordar la propensión violenta de muchos de los estudiantes normalistas y sus dirigentes políticos. Y hay que reconocer que, ahora, el dolor y la indignación de los familiares de los jóvenes asesinados son aprovechados por organizaciones como las que predominan en esa Escuela Normal, emparentadas con la ultraizquierda de larga data en Guerrero pero sobre todo obstinadas en una confrontación sin opciones con las instituciones estatales.

La culpa de tragedias como la de hace 100 días no es del Estado. Pero de nada servirá ese reconocimiento si no somos capaces de emprender, pronto y en serio, reformas para enmendar contrahechuras de nuestras instituciones estatales comenzando por la corrupción, la injusticia y la pobreza.

Raúl Trejo Delarbre
(v.CRÓNICA.com.mx del 5 de enero de 2015).

En Twitter, más que en Facebook, causó indignación un artículo de Román Revueltas que firmo, suscribo y le pongo veladora: Nuevo negocio particular: agitadores de toda ralea se apoderan impunemente de peajes en las autopistas y cobran ellos las cuotas "para los padres de Ayotzinapa".

Aun si fueran para los padres, que lo dudo, han montado un negocio particular. Los padres ya deberían admitir que sus hijos están muertos, calcinados, molidos y echados al río San Juan. Prueba: con buzos se han podido recuperar 4 bolsas como las descritas por los detenidos y confesos: negras, para basura, y con restos de cuerpos quemados, ceniza y huesos rotos, como dijeron. ¿No trabajan esos padres de normalistas? Van a Chilpancingo, al DF, a Chiapas a que los del EZ les den un abrazo.

Los indignados recurren a la falacia más barata: ¿Por qué no hablas de la casa de la mujer de Peña Nieto? A ver, a ver... Primero, porque no sé más que el lector común: nada puedo añadirle. Segundo porque es la falacia de "historia sin fondo": si no mencionas que Julio César acabó con la República romana denuncias tu oportunismo, eres aliado de Augusto y te paga el Imperio Romano.

Puesto que me indignan los indignados, su falta de recursos lógicos, de datos nuevos, de otra información, su falta de indignación por el centenar de fosas clandestinas descubiertas en torno a Iguala, llenas de cadáveres que nadie buscaba y personas que nadie echó en falta en su familia, muertos viles que no son normalistas rurales, y hasta sus faltas de ortografía y sus menciones a hechos inconexos o invenciones de Morena, le subo a la vara del salto: Los políticos mexicanos son corruptos porque son mexicanos. Muchos mexicanos en un puesto público son rateros, no porque pertenezcan a la raza, a la subespecie Homo politicus, al genotipo de los burócratas, sino porque todos somos producto de nuestro sistema educativo, que comienza en casa.

No todos los rateros llegan a primeras planas porque los mexicanos de abajo necesitamos que la corrupción sea en decenas de millones para que nos escandalice. La menor no es noticia.

Por años le pedí a un cartero que devolviera revistas, de aspecto caro, dirigidas a inquilinos anteriores. Su respuesta era siempre que la tirara yo a la basura, él no quería volver a cargarla en su morral.

Al fin mexicano, me asombró la escena en Brokeback Mountain en la que a Ennis le devuelven una postal dirigida a Jack invitándolo a unas semanas de montaña solos y la postal, postal abierta, sin sobre, el timbre más barato, trae un sello: Deceased, fallecido. ¡No la tiró el correo!

Nuestro alto nivel de corrupción es producto de la cotidiana autocomplacencia que justifica la corrupción en los de abajo, por no ser mucha, porque tienen necesidades: es que la Revolución, es que Zapata, es que, es que... Y luego se alarma cuando la encuentra arriba: misma pero hay para juntar millones. Somos los mismos: el político mexicano corrupto es un mexicano que aprendió que "la familia" justifica todo sacrificio.

Los mexicanos ni siquiera deben emigrar a Estados Unidos para cambiar sus hábitos, basta que crucen la frontera. Se convierten en gringos respetuosos: no tiran la bolsa de las papitas en la calle, no intentan parar un autobús urbano fuera del paradero, en auto no invaden los pasos para peatones... Son otros, y la educación es la misma. ¿Qué cambió? Desapareció la impunidad: falta leve, multa leve.

La campaña de Carlos Castillo por el GDF se vino abajo cuando creía dar un golpe demoledor a Cárdenas: tenía pruebas de que como gobernador de Michoacán le había regalado un terreno público a su madre. Castillo se hundió: los mexicanos piensan que eso es natural y denunciarlo es no tener madre.

Martí Batres vendía una leche Betty. Analizada se vio que a) No contenía leche, b) Sí contenía mierda. Encarcelaron al productor. Martí sigue mamando presupuesto a carretadas junto a López Obrador.

Luis González de Alba
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 5 de enero de 2015).

Durante muchos años, desde la aparición de estos diabólico-maravillosos aparatos en los años 90 hasta la fecha, los teléfonos móviles se han convertido en parte de la vida de las personas en un grado obsesivo, un hábito muy similar a un vicio. Llegamos a un semáforo y lo primero que hacemos es checar quién nos mandó cualquier tipo de mensaje, sea directo o por redes sociales, y olvidar, perder el celular, o quedarse sin conexión, pude generar angustias terribles, como si el mundo se fuera a acabar o a ponerse en nuestra contra si no estamos conectados.

Nos va a costar muchísimo trabajo dejar el teléfono a un lado o incluso apagarlo mientras manejamos, es el equivalente a dejar de fumar; hablar por teléfono, revisar mensajes y contestar mensajes en el coche es un mal hábito que tenemos completamente asumido.

El problema no es el mundo exterior: las empresas no se van a derrumbar porque el jefe responda 15 minutos después la pregunta, normalmente idiota, que le plantean los subordinados, ni tampoco se va a caer la productividad porque los empleados se enteren 20 minutos después de la gran idea que se le ocurrió al jefe mientras manejaba. A nadie lo van a divorciar por no mandar un mensajito que diga "voy para allá", ni nadie va a llegar antes porque alguien le pregunte "a qué hora llegas".

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 6 de enero de 2015).

En los alrededores del Antiguo Hospital Civil "Fray Antonio Alcalde" se vende de todo. Diferente tipo de comida, ropa usada, aguas frescas y otras cosas.

También se venden cosas que en ningún lado se ven. Una bicicleta con una canastilla comercializa una "planta de insulina" que, según el vendedor, sirve para tratar la diabetes, lo cual es totalmente falso.

La insulina es una hormona que produce el organismo humano y en ningún caso se encuentra en alguna planta, advierte el director general del Hospital Civil de Guadalajara, Héctor Raúl Pérez Gómez, quien asegura que el problema radica en que alguna persona crea en el mensaje y deje sus tratamientos farmacológicos para probar remedios supuestamente "naturales" que sólo le perjudicarán.

"Es una farsa, no lo veo de otra manera; (es importante) que estén muy atentos a su seguimiento médico, con sus expertos, que no dejen sus medicamentos. La diabetes es una enfermedad muy seria, que si dejamos de darle control adecuado, a mediano y largo plazo genera complicaciones".

Como esta planta hay decenas de recetas, remedios y productos "milagro" que prometen mejorar la condición de los diabéticos o incluso curarlos, a pesar de saber que no existe ninguna cura para la enfermedad.

La Asociación Mexicana de Diabetes en Jalisco A.C. conoce este y todo tipo de casos. Su directora, María Elena Mota Oropeza, refiere que muchos de los pacientes que llegan han tenido el ofrecimiento de esta supuesta "planta de insulina".

La mayoría no cae, pero hay quienes caen en la tentación y utilizan un remedio alternativo antes de seguir con sus tratamientos.

"Hemos recibido a varias personas que nos han dicho que hay gente que está afuera del Hospital Civil ofertando esta planta de insulina, pero bueno, la gente que tenemos aquí se ríe, porque ellos saben que la insulina es una hormona que secreta nuestro cuerpo y que no se da en una maceta".

Cuando una persona es diagnosticada con diabetes mellitus, una de las etapas por las que atraviesan es la negación.

En un intento por encontrar una cura para la enfermedad, el paciente puede caer en la búsqueda de una cura milagrosa, lo cual es una pérdida valiosa de tiempo y de años saludables al no integrarse a un tratamiento integral, asegura María Elena Mota Oropeza.

Señala que, de acuerdo con las estadísticas de la asociación, sólo 2 de cada 10 personas se adhieren a su tratamiento de manera correcta.

"Cuesta mucho trabajo que las personas asimilen la diabetes, que sigan al pie de la letra lo que les dice el médico, hay mucha resistencia, y en parte es por la no aceptación de la enfermedad; no es fácil aceptar de un día para otro que perdiste la salud".

"Entre más tiempo nos pasemos buscando una cura milagrosa o buscando si con una planta, un té, un agüita o con algún remedio me voy a controlar mejor que con una pastilla, pueden pasar muchos años y la gente se va deteriorando".

Aseguró que son más las mujeres quienes buscan tratamientos alternativos.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 12 de enero de 2015).

En algunos territorios periodísticos existe una defensa a ultranza de la libertad de expresión... para quienes piensan igual o pertenecen a la misma cofradía ideológica, política o de intereses económicos empresariales.

Curiosa su defensa de la libertad, en la que justifican y aplauden la intolerancia y los ataques a periodistas cuando son cometidos por sus afines: desde linchamientos de líderes políticos contra sus críticos hasta las vejaciones y humillaciones orquestadas por grupos magisteriales contra periodistas que no se pliegan a su propaganda.

Quienes piensan como ellos son héroes de la libertad. A quienes piensan distinto no les otorgan ese derecho.

Algunas y algunos periodistas mexicanos, campeones de la corrección política, defienden la bandera de las víctimas mientras alimentan el pensamiento de los victimarios. A veces lo hacen por convicción propia y a veces por intereses de camarilla o por impulsar las posiciones del grupo económico que los cobija.

Por ello, en realidad su grito es de intolerancia, de acatamiento del pensamiento autoritario que dicta lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto e imparte bendiciones a quienes se ajustan a sus cánones y maldiciones, y desde una superioridad moral autoasignada, condenas a quienes se niegan a hacerlo. Igual que los terroristas que intentaron acallar con balas la crítica.

Durante las manifestaciones en Francia, muchos se expresaron en contra de la posición editorial de Charlie Hebdo pero marcharon para defender el derecho de los colaboradores del semanario a caricaturizar lo que opinan. Libertad de expresión en serio, pues.

En los países con mayor tradición democrática se discuten los límites de la libertad, el derecho a la ofensa, al insulto, lo sagrado del derecho a opinar, satirizar y mofarse de lo público. Lo que no está a discusión es que resulta absolutamente inaceptable la violencia contra quien sea por expresar públicamente su visión del mundo, su opinión, su ideología, su parecer.

Ojalá en México se entendiera eso. Los fanatismos son por naturaleza opuestos a la democracia porque no aceptan la existencia de maneras distintas de pensar. Quienes no comparten su doctrina merecen ser acallados y si no, eliminados.

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 13 de enero de 2015).

Durante los últimos 30 años los mexicanos han vivido convencidos de un paradigma: la democracia y la ciudadanía se fundan y se sostienen en el derecho a votar y ser votados. Las elecciones se convirtieron en el eje fundamental de la vida pública. La oportunidad de participar y aún más, de ser parte del cambio, se restringe al proceso electoral que se repite cada 3 años, ya sea en el nivel estatal o federal.

Cuando la gran exigencia del mexicano era que su voto se respetara y contara, las estructuras de gobierno se flexibilizaron hasta el punto de que se reformaron las reglas del juego y se crearon organismos responsables de organizar los procesos electorales que estaban en manos de los ciudadanos. Nació entonces el Instituto Federal Electoral, que estaba en manos de la gente, no de los gobernantes.

Y la expectativa entonces era que el ciudadano, a fuerza de votar, se impusiera al sistema. Y ocurrió la alternancia. En el año 2000 un no priista ganó la presidencia del país.

Al día de hoy, asumido (que no es igual a asimilado) el desencanto de la alternancia, desmanteladas las instituciones legales del siglo XX y agobiados por fenómenos como la inequitativa distribución de la riqueza, la violencia provocada por el crimen organizado y la ineficacia de los aparatos de gobierno, los mexicanos comprueban que el paradigma nacido con la década de los años 90 era limitado.

Es posible afirmar, a la luz de los hechos, que uno de los más graves problemas del país son justamente los procesos electorales.

Las elecciones son un gran negocio que alimenta, además, el tráfico de influencias y los acuerdos políticos y empresariales hechos a espaldas del ciudadano común, el mismo que creyó en el voto como una posibilidad de mejoría.

Jorge Octavio Navarro
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 20 de enero de 2015).

El discurso político en México se ha tornado dicotómico: ciudadanos contra políticos. Los primeros, honrados, trabajadores, incorruptibles; los segundos, abusivos, corruptos y sedientos de poder. No dudo que haya buenas razones para establecer esta dicotomía. Es innegable que en este país se ha configurado una clase política que domina los cargos públicos y negocia como propio lo que es de todos. Este diagnóstico provoca que periodistas, especialistas y analistas políticos pongan tanta esperanza algo ilusa en el poder de las candidaturas independientes. Es como si las candidaturas independientes fueran el vehículo de salvación de una ciudadanía desprotegida ante los abusos de una clase política que está lejos de representar los intereses de la población. Sin embargo, más allá de las candidaturas independientes, este discurso ciudadanos vs político, ¿qué tan útil es para el debate político en México? ¿Esta dicotomía nos sirve para explicar la crisis de representación en México?

México es uno de los países de América Latina en donde menos mecanismos de participación ciudadana existen. Hacer un referéndum, un plebiscito o una iniciativa popular es prácticamente imposible. Asimismo, es uno de los marcos normativos que más atribuciones concede a los partidos políticos y que más cierra la posibilidad de que ciudadanos sin partido se postulen para cargos de elección popular. Hay que admitirlo, los partidos políticos se han vuelto hegemónicos en prácticamente todos los espacios de representación, incluso en aquellos donde no deberían extender sus tentáculos (poder judicial o universidades, por ejemplo). Es decir, el sistema de partidos en México es uno de los más protegidos del mundo, desde el punto de vista jurídico, económico y político.

Sin embargo, este discurso dicotómico no es nuevo; es más, lo podemos identificar como un discurso común en la política. Ahí tenemos la "casta" en Italia y España; la partidocracia en Francia o la oligarquía en Sudamérica. La división en 2 del espectro político es tan viejo como la política misma. Sin embargo, la división entre políticos y ciudadanos que han utilizado partidos políticos como Acción Nacional, en el pasado y lo han retomado a nivel nacional en el presente, o Movimiento Ciudadano, actualmente en Jalisco, plantea al menos 5 dilemas que es necesario atender de fondo.

En 1er. lugar, y desde mi punto de vista el más preocupante de los argumentos: "Los problemas de este país se resolverán cuando se vayan los políticos malos y lleguen los ciudadanos buenos". Es decir, aquéllos que ejercen el poder en los gobiernos son corruptos por naturaleza y constituyen el cáncer a combatir. Parte de la idea de que la corrupción se encuentra encapsulada en el gobierno, y que por lo tanto la reforma debe ser ahí y sólo ahí. Por lo tanto, obvia que los problemas gubernamentales en México son más complejos que las personas que ocupan los cargos, ya que los malos gobiernos no son sólo producto de malos gobernantes, sino también productos de instituciones pervertidas que bien podrían "torcer" a supuestos ciudadanos con buenas intenciones. Es decir, las nuestras son instituciones que generan incentivos que premian la corrupción y que castigan la honestidad. Esta dicotomía moraliza la política y nos aleja de las necesarias reformas institucionales.

De la misma manera, esta narrativa de ciudadanos vs políticos crea la "falsa percepción" de que reformando el gobierno, todo lo demás encontrará su cauce. Cuando la corrupción, la falta de observancia al estado de derecho, una economía que no crece y la inseguridad rampante no son problemas que se deriven únicamente del gobierno, sino que están presentes en los barrios, las colonias, las escuelas, los hospitales, los comercios. ¡Bueno sería que todo nuestro problema fuera el gobierno!

En 2o. lugar, al reducir el espectro político a 2 actores (ciudadanos y políticos) se pone más atención al mensajero que al mensaje. El problema de esta narrativa es que califica cualquier iniciativa que tiene su origen en la sociedad civil como algo positivo o anhelable, sin entrar a fondo al análisis de los impactos de la propuesta. En contraposición, cualquier propuesta que nazca de los "políticos", provoca un juicio condenatorio casi en automático. Digamos que nos despoja de la postura crítica al calificar tal o cual iniciativa por su origen y no por su sustancia. Esto genera que el periodismo, los medios de comunicación y la opinión pública no se metan a analizar a fondo las consecuencias positivas o negativas de tal o cual política pública.

La propuesta de candidaturas independientes entra en esta categoría. Si bien, muchos dijimos que son necesarias para restarle poder a los partidos políticos que controlan todo el espectro de representación, también era importante señalar que sólo le estamos dando la vuelta al verdadero desafío: reformar de fondo el sistema de partidos y generar mejores condiciones para que los ciudadanos puedan fundar partidos, así como involucrarse en candidaturas externas. Otros, por el contrario, le dieron a los candidatos independientes una función mágica: ahora sí vienen los ciudadanos (y apareció Lagrimita). Algo así como el discurso que llevó a Silvio Berlusconi a la jefatura del Gobierno en Italia o el discurso anti-partidos de Fujimori en Perú. No conozco ningún sistema democrático de avanzada que se base en candidatos independientes; su importancia es innegable, pero su impacto es mínimo.

En 3er. lugar, confunde la deformación de la política con la esencia del quehacer político. Es cierto, la política se ha deformado alejándose de lo que debería ser. Secrecía, negociaciones oscuras, dinero que puede comprarlo todo, marketing e imagen por encima de propuestas, o corrupción. Sin embargo, la política en esencia no es ni debe ser nunca sinónimo de todo eso. La política es la herramienta que nos dotamos como sociedad para resolver los problemas inherentes a la pluralidad. Pensamos distinto, por ello la política es el arte de ponernos de acuerdo para lograr los objetivos comunes. Al plantear la dicotomía político-ciudadano, lo que se denigra no es al político corrupto, indigno, sino a la política en general. Así, la ciudadanía escucha política y ya recibe todas esas cargas negativas que la perversión del concepto le ha provocado.

En 4o. lugar, si bien pone en el centro de la discusión a los políticos que deshonran su profesión (lo que de entrada es un acierto), también esconde a muchos otros culpables de en la problemática del país o del Estado. ¿No es cierto también que detrás de un político corrupto podemos encontrar a un empresario corruptor que llena de billetes al político a cambio de contratos, obra pública o una licitación a modo? ¿O no es cierto que detrás del problema de inseguridad en que vivimos no sólo están políticos incapaces, sino también narcos despiadados que están dispuestos a todo por unos dólares? ¿No es cierto que detrás de los malos servicios de telefonía o internet, o incluso televisión, hay monopolistas que se resisten a abandonar su férreo control del mercado? Se debe admitir, muchos problemas surgen de un Estado incapaz de regular, pero eso no excluye a muchos más sectores sociales y económicos que se encuentran vinculados a los problemas tenemos como sociedad. Creer que todo es culpa de los políticos, nos lleva a una confusión y a un reduccionismo claro.

En 5o. lugar, mete a todos los políticos en el mismo cajón. "Todos los políticos son iguales", así de fácil. Sin ningún acercamiento crítico y partiendo de una base empírica muy limitada, esta narrativa dicotómica provoca que perdamos el juicio para identificar las diferencias que sí existen entre políticos y entre proyectos partidistas.

La brocha gorda de esta dicotomía lleva implícito el asignarle valores negativos a toda la clase política, sin importar trayectoria, propuestas, logros o fracasos. En el mismo ejemplo, tampoco es capaz de dividir entre "ciudadanos". Al ser el ciudadano una oposición al político que representa todo lo malo y corrupto, eso quiere decir que el ciudadano que no es político significa todo lo bueno, deseable e incorruptible. Así, le damos el mismo juicio al ciudadano que atiende bien sus deberes, paga impuestos y es ético en su relación con los demás, que aquel ciudadano que paga viola las normas, corrompe y abusa de los demás. Esta dicotomía nos traslada al relativismo, donde uno es según el lado de la moneda en la que se encuentre.

He decidido poner especial énfasis en lo que considero nocivo para el discurso político, aunque es innegable que esta narrativa acarrea consecuencias positivas: pone en el centro del debate la apertura del sistema político; visibiliza la actuación opaca de aquellos que como clase monopolizan el acceso a los cargos públicos; evidencia a deformación de la política en una actividad que abandona su naturaleza pública para constituirse en un negocio privado de unos pocos.

La decepción para muchos ha sido más que profunda. La transición en el año 2000 no sólo no resolvió los problemas de fondo del país, sino que la transparencia y la pluralidad parecen haberlos multiplicados. Sin embargo, la dicotomía ciudadanos-políticos nos aleja de las soluciones estructurales a los problemas que vive el país. Ni la impunidad, ni la falta de estado de derecho, ni menos la corrupción, son problemas que sólo afectan a los políticos. Este discurso fue clave para crear el Instituto Federal Electoral o para constituir los organismos autónomos de transparencia o fiscalización a nivel estatal y nacional. Sin embargo, no resulta tan efectivo para resolver problemas como el estado de derecho o la corrupción.

Enrique Toussaint
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 25 de enero de 2015).

En muchas ocasiones los sucesos cotidianos hacen que nos desesperemos a tal grado, que nuestra capacidad de racionalizar los sucesos queda de lado y buscamos o pretendemos que "alguien pague los platos rotos". "Alguien" que por supuesto, no sea de nuestra familia, de nuestros seres queridos, vamos, que ni siquiera conozcamos, pero a quien le atribuimos poderes excepcionales. En algunas culturas se pretende que sea su dios o dioses los que resuelvan los problemas cotidianos, en México se lo dejamos al Presidente de la República, al gobernador del estado, al presidente municipal, a las autoridades competentes -bueno, eso es sólo un decir-, a quien sea, con tal que no nos involucre personalmente.

Lo más fácil es dejar que la tarea la hagan otros: Superman, Dios, el gobernante en turno, la autoridad en la materia, entre otros, y en ese tenor pretendemos entender que las mejoras en la economía significa aumentar el salario mínimo. O tendrá que ver con un esfuerzo personal, familiar y social para iniciar un hábito de ahorro, evitar despilfarrar, y lo más importante: producir más, producir lo suficiente -todos y cada uno de nosotros- para alcanzar la sustentabilidad... por supuesto que es pregunta.

¿Cuándo pensaremos en trabajar más, para poder ganar más?, ¿cuándo aportaremos más para vivir en una mejor comunidad? Porque vivir esperanzados a lo que otros hagan o dejen de hacer es muy cómodo, pero ni por asomo será suficiente para lograr un mundo mejor, vamos, ni siquiera una familia mejor, y menos aún, mejores seres humanos.

Cuauhtémoc Cisneros Madrid, presidente de Comunicación Cultural, A.C., Asociación de Periodistas de Prensa, Radio y Televisión
(v.pág.13-A del periódico El Informador del 2 de febrero de 2015).

En un sondeo a partir de 600 llamadas telefónicas a hogares en Guadalajara, el 23% dijo que votaría por Guillermo Cienfuegos 'Lagrimita'. Y lo más sorprendente: casi el mismo porcentaje lo califica como 'muy capaz' para gobernar. ¿Cómo les quedó el ojo? El nivel de apoyo para 'Lagrimita' está muy por arriba del 14% de ciudadanos que votaría por Cuauhtémoc Blanco para alcalde de Cuernavaca. En el caso de Guadalajara parece que la candidatura de 'Lagrimita' puede ser más que una 'payasada' y mover las aguas de un elección que de por sí ya pinta reñida.

Allá en La Fuente
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 2 de febrero de 2015).

Testimonios de trabajadores de servicios de emergencia públicos en Jalisco:

Casos perturbadores como el del niño de 5 años que llevó la madre para atención urgente. El miembro masculino estaba literalmente mutilado, faltaba poco para que lo perdiera. No era abuso sexual, sino físico, derivado de la falta de información e ignorancia de los responsables a su "cuidado". El niño padecía una insuficiencia en los riñones que favorecía incontinencia urinaria. Al no tener dinero para pañales y el fastidio de los olores, los padres tuvieron la brillante idea de hacer un nudo. Así que amarraron con un lazo el pequeño miembro del niño a un palo para terminar con el desbordamiento de líquidos.

Este caso es el poco conocido maltrato por omisión, agresiones hasta cierto punto aceptables porque quien las comete es el padre o madre y van desde la falta de atención a las necesidades básicas del bebé, hasta pellizcos, nalgadas o las sacudidas enérgicas del cuerpo que provocan -sobre todo en los recién nacidos- lesiones cerebrales o desprendimiento de retinas, provocando en el peor de los casos ceguera, como sucedió al bebé de 7 meses de edad que fue abandonado por la madre, atendido por 6 meses en lo que se definía su situación legal y enviado a una casa hogar que lo quisiera, porque algunas ya no quieren recibir a pequeños en estas condiciones debido al cuidado especial y a una difícil adopción futura.

Gabriela Aguilar
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 17 de febrero de 2015).

Servando Gómez Martínez "La Tuta", fue capturado por la Policía Federal.

Tal parece que el sujeto era extremadamente supersticioso y muy adicto al ocultismo, y desde los días en que figuraba como capo de la Familia Michoacana, recurría a métodos pseudorreligiosos de adoctrinamiento buscando el reclutamiento de miembros poniendo en uso textos evangélicos, para someterlos a ritos de iniciación.

Se desempeñaba como una secta en la que sus integrantes tenían la prohibición del consumo de drogas y alcohol.

Y mire usted a lo que lleva la superstición -algo muy común en el ambiente político de nuestro país desde tiempos atrás incluyendo a Don Francisco I.Madero- que "La Tuta" tenía su brujo personal experto en Tarot, un tal Juan Víctor Fernández Castañeda, que a confesión de testigos protegidos, ejercía una influencia inductiva en el delincuente, que determinó que cambiara de giro, de maistro a criminal.

Francisco Baruqui
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 2 de marzo de 2015).

Santiago Ramirez, médico y psicoanalista, fundador de la Asociación Psicoanalítica Mexicana, escribió un libro publicado en 1977 sobre la psicología de las motivaciones del mexicano. Una referencia ineludible, cuando se trata de estudiar algo sobre nuestra identidad.

Sólo como ejemplo de lo que llega a decir, leamos algo de lo que dice en su introducción: "Todo el tinglado tiene que llenarse, para encubrir su drama, de afeites, cabaret y danza ramplona. Carencias básicas, leche ausente; sustituto, pulque, cerveza y hermandad. Apariencia de convivencia, hermano querido a la luz del alcohol y fritanga, a la postre hermanos odiados; atrás de las fritangas, odio, rivalidad, recelo. Fritangas, fritangas, fritangas, fritangas, alimentos sin proteína, tristeza, dolor y hambre".

"Tres días sin verte mujer, tres días llorando tu amor, tres días que no sé de ti". Entre muchas fritangas, el dualismo del mexicano, llega a querer encubrir su dolor con falsas fiestas y apariencias de afecto, que realmente pueden ocultar un profundo odio a sus propios hermanos.

Un mexicano que vive de frustraciones, carencias y que engendra violencia.

"Cuando se logra sustituir la carencia se llega a lo cursi" agrega el autor. Es capaz de ponerse un diente de oro en una dentadura llena de caries, o vivir de promesas, mentiras y hacer fiestas con sillas prestadas.

El mexicano aficionado a la mordida, ¿de dónde procede el dinero que encubre la miseria? un mundo de privaciones y carencia, de resentimientos... "Somos los andrajosos y los lujuriosos, sur y norte. Imbéciles de un mismo destino".

Un psicoanalista que habla fuerte de nuestra manera de ser, que desnuda con coraje y valentía los conflictos que se encuentran a la base de nuestras ambigüedades y ambivalencias. En definitiva una esquizofrenia también a la mexicana.

"Así es nuestra vida, monotonía de chisme, monotonía de chisme! qué cansado! qué cansado! Chismes de vecindad y pleitos de borrachos que no escuchan. Nos mandan a fregar nuestra madre (con una palabra soez) pero a la postre la hemos fregado. Viva México, hijos de la fregada".

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 5 de marzo de 2015).

Tengo 3 hermanas a las cuales les tengo gran admiración. Ejemplo de talento y astucia, las tres son mujeres ejemplares y exitosas. Estoy seguro de que ellas han de pensar y sentir lo mismo por mí.

Una cosa es cierta, nunca nos hemos visto como trampolín ni como cofradía para joder la vida de otros. Las veces que puedo convivir con ellas -cosa cada día más difícil por tiempo y distancia- nuestros trabajos no son tema.

Ninguna de mis hermanas me ha pedido ayuda profesional y, en sentido contrario, he procurado no usar sus influencias para ascensos profesionales.

Esto es cosa poco común en México, más aún en la política.

Hermanos, padres, hijos, sobrinos, orgullos del nepotismo que se alimentan del favor profesional o existencial de un miembro del clan. Me viene a la mente un par de hermanos, uno más pendejo que el otro que, eso sí, aprendió la mala arte del robo y la extorsión a través de los medios. El tonto chupa del éxito -si así se le puede llamar- del corrupto, se escuda en él y muestra sus limitaciones cada vez que puede. Se siente intocable, obvio, bajo la capa de la impunidad de su pariente.

Y así para adelante: los hijos y hermanas de López Portillo, la esposa de Echeverría, el hijo rockero de Díaz Ordaz, el hermano incómodo de Salinas, los hijos de Marta y los que se me fueron en la lista.

La experiencia es amplia pero, de pronto, nos gusta juzgar antes de tiempo y desde la fantasía.

Ahora, la historia es que la hermana de un ejecutivo de una televisora ha llegado a un puesto clave del gabinete federal solo por su parentesco. No se investiga ni se cuestiona si los hermanos son cercanos -al parecer, no es así-, si la señora tiene capacidad o si tiene ideas nuevas para un puesto que no ha servido en décadas.

La obsesión por Televisa hace que el punto de los críticos se invalide. Su reiterado fanatismo por encontrar el poder en Chapultepec 18 inhibe su capacidad de análisis a niveles donde el rigor periodístico los deja en ridículo, penoso en extremo.

El riesgo de escribir con la fobia puesta de bufanda.

Gonzalo Oliveros
(v.pág.16 del periódico Milenio Jalisco del 6 de marzo de 2015).
Narcolimosnas

(V.La gaceta de la Universidad de Guadalajara del 9 de marzo de 2015).


"Subió el dólar" es una frase atemorizante para los mexicanos. Fruto de traumas históricos, momentos en los que la economía se vino abajo en cuestión de horas, la devaluación de nuestra moneda es un indicativo de que las cosas van mal. Mientras otros países disfrutan de la debilidad de su moneda -China, por ejemplo-, en México la posición de nuestra moneda frente al dólar es un indicativo simple y llano del rumbo de nuestra economía. Sabemos que las cosas no son tan sencillas, pero en la cultura no se manda con los argumentos; en los miedos no se manda con la razón. Con el peso débil hay ganadores y perdedores, no todo es sombrío. Sin embargo, en la complicada coyuntura económica que vive México al día de hoy, la cotización del dólar frente al peso ocupa las primeras planas de los periódicos. Poco se analiza el impacto de la apreciación de la moneda del vecino, se parte del supuesto de que el incremento del precio del dólar es veneno para nuestra economía.

Sin embargo, a pesar de esta propensión muy mexicana a encontrar en la cotización del dólar un número que expresa toda la desconfianza de la ciudadanía con respecto a aquellos que toman decisiones en materia económica, lo cierto es que muchas de las propiedades negativas sobre nuestra economía que se le suelen achacar al dólar caro, no son comprobables en la realidad.

El gran temor que subyace a este debate es que un dólar caro desencadene una espiral de inflación. Es decir, que el incremento en el costo de los bienes importados, así como el repunte de precios en los insumos necesarios para la producción nacional, provoque un ascenso en el Índice de Precios al Consumidor. La relación es innegable, sin embargo habría que poner algunos asegunes. Entre 2014 y 2015, el dólar se ha apreciado casi 20% con relación al peso. Un ascenso que, si bien ha sido gradual, no se veía desde hace algunos años. Sin embargo, esta depreciación del peso no se ha traducido en inflación.

"En México se ha logrado desvincular la inflación del tipo de cambio. Ése es un éxito" señala Raúl Feliz, académico y consultor.

Este débil nexo puede ser explicado por muchas variables. Un mercado interno muy débil que no figura de forma determinante en el global de la economía; empresas que no le han trasladado al consumidor -hasta hoy- el incremento en mayores precios; la debilidad de la confianza y del consumo. No es improbable que veamos un alza en los precios, pero lo que resulta muy difícil es que la inflación se dispare por encima de 5%.

La tercera parte de nuestra economía son exportaciones. Es el gran motor de la economía mexicana, aunque también su gran límite. Sin embargo, una moneda débil siempre favorece la competitividad en el plano internacional. Los productos mexicanos son más baratos para el consumidor de los Estados Unidos. Sin embargo, también hay un punto importante a plantear.

El peso no es la única moneda depreciada. Si revisamos las monedas de los países exportadores, también se encuentran en una situación de debilidad aguda con relación al dólar. Hasta el euro y la libra están sufriendo esta alza sostenida el dólar. Por lo tanto, no sólo México se puede beneficiar del tipo de cambio, sino que también los demás países exportadores podrían ver en la actual coyuntura una ventana de oportunidad.

Ningún analista económico ve en el tipo de cambio una posibilidad para que el país crezca a tasas más altas que las pronosticadas a inicios del año.

La estabilidad de las finanzas en México, si bien no ha dado resultados en otros ámbitos como el combate a la pobreza o la generación de empleos, le permite al país poder aguantar a un temporal que conjuga los retos del tipo de cambio, con otros como la debacle de los precios del petróleo. Estamos en mejor sitio que antes para hacerle frente a una devaluación del peso, sin embargo en el imaginario de muchos mexicanos el dólar caro seguirá siendo una preocupación.

Enrique Toussaint
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 15 de marzo de 2015).

Hemos pasado de la descomposición social a la vorágine. Me preocupa que haya gente que crea que la Chingada se va a llevar sólo un pedazo del país. Chingo mi madre si la Chingada, cuando llegue, no nos lleva a todos.

Guillermo del Toro
(v.pág.9 del suplemento "O2 cultura" de La gaceta de la Universidad de Guadalajara del 16 de marzo de 2015).

Una de las consignas más divertidas de las que se gritan en las marchas, por romántica y hasta un poco ingenua, es aquella de "Si Juárez viviera, que friega les pusiera". Digamos que es el equivalente ideológico al "mi papá es bombero y le gana al tuyo" de los pleitos infantiles. Hay en esta consigna un dejo de derrota, una búsqueda de un Chapulín Colorado de la política que pueda defendernos de tanto atropello.

Pero si Juárez no hubiera muerto muy probablemente se habría convertido en dictador (era un enamorado irredento del poder) y festejaríamos el natalicio de "su ilustrísima don Benito" con primaverales desfiles conmemorativos el 21 de marzo.

Pero también es cierto que si Juárez viviera los sueldos del sector público nunca habrían llegado a los absurdos que los han llevado los burócratas que hoy nos gobiernan.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 16 de marzo de 2015).

La aseveración del Papa Francisco, en el sentido de que "el Diablo le pasó la boleta histórica a México", por un sentimiento de envidia ("de bronca", dijo textualmente) del Príncipe de las Tinieblas por la devoción de los mexicanos hacia la Virgen de Guadalupe, no fue una declaración "ex-cathedra". No asumió, pues, el privilegio de la supuesta infalibilidad de los pronunciamientos pontificios en materia de fe y costumbres. Fue, en todo caso, una respuesta volandera, disparada "de bote-pronto", en ocasión de una entrevista difundida la semana pasada por la televisión mexicana.

La declaración del Papa fue -dicho sea con todo respeto-, la clásica "salida de pie de banco"; una respuesta simplista; una frase indigna de su ingenio e impropia de su investidura. Culpar al Diablo de las desgracias de México es irse por la vía más fácil; es aligerar de responsabilidades a quienes, por complicidad o negligencia, han propiciado el actual estado de cosas que impera en el país.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 18 de marzo de 2015).

Hace unos pocos días leí en redes sociales el desahogo de un automovilista contra las autoridades tapatías. En una carta bien escrita, que demostraba un nivel cultural al menos mayor al promedio, el autor reclamaba vehementemente el hecho de haber recibido algo así como 3 infracciones por exceso de velocidad en menos de un mes. Su mayor indignación venía del hecho de que la cámara que lo captó repetidamente no estaba señalizada y por lo tanto, ni él ni su esposa tenían cómo prevenirse y evitar las multas que ahora tendría que pagar. Lo que más me llamó la atención fue el hecho de que, aún mostrándose una persona con un nivel cultural más que aceptable, jamás le pasó por la mente -y sí le pasó lo ocultó para defender sus intereses- que el remedio para ya no ser infraccionado por exceso de velocidad es muy sencillo: conducir más despacio.

Puedo entender que muchos se sientan enojados con la llamada "foto-infracción". No dudo que haya casos de injusticia en el uso de ese mecanismo, que podría tener fines recaudatorios más que educativos. Pero no acepto que como ciudadanos no estemos dispuestos a hacer nuestra parte y mucho menos a pagar las consecuencias de nuestros errores.

Yo fui y sigo siendo uno de los defensores del uso de las cámaras para vigilar nuestra forma de conducir. Porque las cámaras prácticamente eliminan una de las mayores tentaciones que tenemos todos cuando nos vemos involucrados en una infracción vial: la "mordida". Es que todos, por supuesto, levantamos la voz fuerte y claro para hablar en contra de la corrupción y la impunidad, pero apenas susurramos con la mano en la boca en la hora de preguntar "¿No podemos arreglarlo de otra manera, oficial?".

Como si fuera una especie de mensaje divino, pero que en realidad era una simple constatación de nuestra insistente idiosincrasia, ese mismo día vi un BMW Serie 7, un auto cuya versión menos costosa sale por 1.4 millones de pesos, con un acrílico que impedía ver su placa trasera y que, por supuesto, no usaba la placa delantera. Si alguien puede comprar y mantener un auto como ese, puede pagar sus multas. Pero el tema es más grave porque el que lo hace se siente listo, peor aún, más inteligente que los demás, cuando solo está contribuyendo para vivir en una sociedad que funciona a medias. Seguramente en sus reuniones sociales regadas a "Bucanas" (casi puedo jurar que lo escribe así) es de los que alaba la educación europea o la rigidez de la policía en Estados Unidos. Pero aquí es rey, es dueño del mundo, es "influyente".

Las cámaras de foto infracción deben ser una forma de empezar a educar al pueblo. Y no están ahí para que bajemos nuestra velocidad sólo donde hay cámaras, sino en todos lados.

Sergio Oliveira
(v.pág.4-D del periódico El Informador del 21 de marzo de 2015).

Después de haber dilapidado sus centavos, sin obtener satisfacción alguna, en los costosos tenis para adelgazar nomás caminando, la maravillosa compresora manual para pintar, la portentosa manguera que se enrolla sola, los inenarrables cuchillos de filo eterno, el tinte instantáneo para borrar las canas, las camisetas elásticas que disimulan las lonjas y media docena más de fraudulentos enseres que actualmente tiene en desuso, ya era hora que hubiera escarmentado. Pero no cabe duda que sigue habiendo gente crédula...

Paty Blue
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 22 de marzo de 2015).

Azuzados por los oportunistas que encontraron en la desgracia un nicho de oportunidad, los familiares de los estudiantes están obcecados en que los jóvenes están vivos. No porque alimenten, en el fondo, la esperanza de que desde el pasado 26 de septiembre viven una atroz pesadilla que se resolverá, algún día, en un despertar feliz; no porque crean que alguien, en efecto, mantiene vivos, escondidos en algún lugar -¿dónde, a cuenta de quién, con qué pérfidas intenciones...?- a los 43 muchachos; sí porque quienes decidieron comprar el asunto saben que hay en él un filón que pueden seguir explotando en su particular beneficio, a base de sumar el legítimo dolor de sus familiares al ostensiblemente raquítico prestigio de la autoridad.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 30 de marzo de 2015).

Pocas herramientas tan importantes para entender nuestras creencias y actitudes en dicho ámbito como la Encuesta Nacional de Cultura y Práctica Religiosa "Creer en México" 2014, comisionada por el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana y disponible en www.encuestacreerenmexico.mx.

Con una muestra nacional muy respetable, 4,313 mayores de 18 años, 86% dice pertenecer a una religión o iglesia, 92% de los cuales señalan la católica (o sea, 79% de la población total). Concordante con otros trabajos, dicha iglesia es la 3a. institución que más confianza genera entre los ciudadanos, solo detrás de la Marina y el Ejército.

Y, sin embargo, ante la pregunta "¿cuáles son los 3 principales problemas que ayuda a resolver la Iglesia Católica en México?", 28% responde que ninguno, 20% que no sabe y la siguiente mayor frecuencia en las respuestas, 12%, señala "apoyo a la gente pobre". Para un país con nuestros problemas de delincuencia e inseguridad, solo 4% responde que la Iglesia ayuda en resolverlos, mismo porcentaje que considera que la Iglesia apoya contra la violencia. La institución será respetada y vista con confianza, pero se le percibe alejada de varias de las necesidades más reales y apremiantes de la gente.

Como alejados nos situamos, relativamente hablando, del papa Francisco: hace un año, Benedixe-Amandi evaluó la aprobación del Papa en 12 países. Italia y Argentina a la cabeza, claro, con 99 y 97% de aprobación, respectivamente. Brasil, Uganda, el Congo y otros con índices de aprobación en los 80%. ¿México? El más bajo de todos: 70%.

Marco Provencio
(v.pág.3 del periódico Milenio Jalisco del 3 de abril de 2015).

79% de los mexicanos nos decimos católicos. 7% más decimos pertenecer a otra iglesia o religión. Pese a ello, la Encuesta Nacional de Cultura y Práctica Religiosa "Creer en México" 2014 pone el dedo en la llaga: "No es posible que en un país tan católico existan tanta hambre y desigualdades". Más claro, ni el agua.

Pensándolo bien, dicha expresión podría haber hecho referencia también, para desgracia y vergüenza nuestra, a la violencia y a la corrupción, al individualismo y a la ausencia de consideración a los demás como realidades que cuestionan nuestra supuesta religiosidad. Acaso sucede que, pese a ese 79 u 86%, la ausencia de espiritualidad permea nuestra cotidianeidad, desde lo económico hasta lo político y lo social. Total, si hace años que se abolió el civismo y se dejó cauce abierto al cinismo...

La encuesta es un manantial de información. Y de sorpresas que confirman que la supuesta "sabiduría convencional" con frecuencia no es ni la una ni la otra. O lo que es lo mismo, no por ser compartidos son certeros nuestros prejuicios. Así, con relación al comportamiento y actitudes en la espera pública, se pregunta en una escala de 1 a 10, donde 10 sería lo más importante, "¿qué piensa usted de la actitud que las autoridades deben tener en materia de derechos humanos?". El promedio de respuesta de los católicos es 8.3. De los no católicos, 8.7. "¿Qué tan importante es para usted que el gobierno rinda cuentas de en qué gasta el dinero?" Católicos: 8.2, no católicos, 8.8.

"¿Qué piensa usted de pagar mordidas a funcionarios públicos?". Igual, siendo 10 equivalente a completamente inaceptable, católicos: 7.8. No católicos, 8.6. "¿Qué tanto cree que se justifica dejar de pagar impuestos?". Siendo 10 equivalente a "jamás", católicos: 6.7. No católicos, 7.2.

La tarea de la Conferencia del Episcopado Mexicano no es menor. Resulta que quienes dicen no ser católicos dan mayor relevancia a los derechos humanos y a la rendición de cuentas; son también quienes consideran más inaceptable pagar mordidas y evadir impuestos. ¿Acaso, con todo y todo, el Estado ha hecho una mejor labor de formación de ciudadanos que las instituciones o las escuelas católicas, a las que ha asistido en algún momento de su vida 3% de los mexicanos?

Por lo pronto, y sin regresar a épocas pasadas, se sigue escuchando tanto el "ya no hay valores...", que a nuestro país le haría bien una conversación pública más amplia sobre el papel de la espiritualidad en el siglo XXI. Y en ello, es de reconocerse el valor del Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana.

Marco Provencio
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 10 de abril de 2015).

A la ola de rumores en redes sociales que pusieron en vilo a una parte de la sociedad tapatía el viernes por la noche se sumó ayer una serie de narcomantas. El mensaje del viernes fue que el grupo de delincuencia organizada que opera en el Estado tiene capacidad para desestabilizar. No es necesario que hagan gran cosa mientras la gente crea que son capaces de hacerlo. Nadie vio un bloqueo, un incendio o un enfrentamiento, pero muchos creyeron que existían simplemente porque alguien más dijo que existían citando a alguien más que dijo que existían. Esto es, el rumor funciona porque aunque nadie sabe la fuente original todo mundo está dispuesto a creer lo que lee, primero porque es posible que suceda y segundo porque es creíble que esté sucediendo.

El contenido de la comunicación activa el miedo y desactiva nuestra capacidad de cuestionamiento. Si alguien dice que están regalando algo en un centro comercial lo primero que hacemos es verificar la información; de entrada dudamos de la veracidad porque no corresponde a la normalidad. Es una buena noticia pero al ser algo fuera de lo común el instinto básico nos dice que hay que comprobarlo. Si, por el contrario, nos dan una mala noticia nuestra reacción inmediata es creerla, porque tendemos a pensar que nadie daría una mala noticia por el simple placer de crear miedo, y actuamos irracionalmente, disparamos adrenalina y concentramos nuestro esfuerzo en protegernos, no en verificar la información.

El cierre de la pinza fueron las narcomantas. Todas decían lo mismo, la multiplicaron sólo para hacerlas más visibles. La lógica es simple: primero provocar miedo y luego vender protección o seguridad.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 15 de abril de 2015).

Don Lorenzo Servitje, el impulsor de la Encuesta Nacional de Cultura y Práctica Religiosa, afirma "somos católicos de la BBC... bautizos, bodas y comuniones". Lamentablemente, los resultados de la encuesta lo confirman.

Nuestro catolicismo obedece claramente más a una costumbre heredada que a una convicción asumida. Tiene más de museo tradicional que de taller práctico e interactivo, y se oye más como un solista perdido en el desierto -por virtuoso que sea- que como una orquesta intentando hacerse oír entre el gentío de la urbe -por desafinada que esté. Para un país en el que 79% de su población se dice católico, el que sólo 5% señale participar en alguna organización social, una, la que sea, dedicada a la educación o al medio ambiente, a los derechos humanos o a la colonia en la que se habita, inclusive a cuestiones religiosas mismas, es un contrasentido que solo puede entenderse si la práctica es aquella propia de la "BBC".

Y, bueno, ni cómo entender tampoco que más de la mitad de los católicos señalen no creer en algún tipo de vida después de la muerte, poniendo en duda uno de los aspectos torales de su propia fe: la resurrección. Digamos pues que se trata de un catolicismo muy a la mexicana, con su buena influencia tanto juarista como guadalupana, revolucionaria como institucional, liberal como pretendemos ser, pero conservadora como somos en realidad. Digamos también que se trata de un catolicismo obligado a coexistir cada vez más y de mejor manera con una pluralidad religiosa que no tiene regreso y que tampoco tiene una estabilidad garantizada.

Es difícil pensar que buena parte de los fenómenos sociales de las últimas décadas no tengan relación alguna con la pérdida de espiritualidad que nuestra supuesta modernidad genera a su paso.

Marco Provencio
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 17 de abril de 2015).

La muy rica inteligencia de los mexicanos, más que dedicarla a la creatividad, en las ciencias y las artes, se usa para las actividades que pueden influir en el poder público o directamente en las acciones políticas.

Seguimos dependiendo de la inteligencia de otras culturas, y la que tenemos, parece seguir sucumbiendo a la tentación de usarla para conseguir el ansiado poder, y para mantenerlo en las manos de unos cuantos que se benefician de la riqueza que aún nos queda. Muy parecido a lo que aconteció en la época tan criticada en los tiempos de Porfirio Díaz.

Parece que no hemos sido muy inteligentes.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 23 de abril de 2015).

3 mexicanos habrán de morir ahorcados en Malasia. Pero cada quien sabe dónde se está metiendo.

Escribió Robert Green Ingersoll, abogado estadounidense del siglo XIX conocido como El Gran Agnóstico, que: "En la vida no hay premios ni castigos, sino consecuencias".

Los 3 mexicanos condenados a muerte en Malasia son los hermanos Luis Alfonso, Simón y José Regino González Villarreal, nacidos en Sinaloa, que fueron detenidos en la ciudad malaya de Johor Bahru, junto a un cargamento de metanfetaminas valuado en más de 15 millones de dólares.

Acusados de tráfico de drogas, fueron hallados culpables y sentenciados a morir en la horca.

Han utilizado ya todos los recursos legales a su alcance, pero han fallado, y la semana pasada un tribunal ratificó la condena de tal forma que sólo resta esperar la fecha de la ejecución: la horca.

Malasia, al igual que una buena cantidad de países asiáticos, aplica la pena de muerte a narcotraficantes, y son especialmente rigurosos cuando se trata de extranjeros, seguramente enviando un mensaje a los narcos internacionales para no meterse en sus países. Esta misma semana, en la vecina Indonesia, fueron ejecutados 8 extranjeros acusados de tráfico de drogas.

Los hermanos González Villarreal sabían perfectamente donde se estaban metiendo, y debe haber sido muy atractiva la ganancia como para arriesgarse a ser sorprendidos, detenidos, juzgados y sentenciados a morir.

Son las reglas de la casa, correctas o no, pero el que entra ahí sabe a lo que se arriesga.

Y el problema para estos mexicanos en Malasia quizá sea un tema de deformación cultural. Con los niveles de impunidad que imperan en México, y que empiezan a distinguir a nuestro país a nivel mundial, la mayoría de los delitos no se castiga como se debería.

Cuando alguien nace, crece y se forma en un país donde existen las leyes pero no se cumplen, fundamentalmente por un problema de corrupción, no es difícil imaginar que en alguna parte del subconsciente se desarrolle la creencia que al final se puede brincar la justicia y quedar impune si se tienen los recursos adecuados. Es, insisto, una cultura.

Malasia en la escala mundial es un país apenas menos corrupto que México, pero al parecer inflexible en el castigo a los narcos, más tratándose de extranjeros.

Una pena, pues, que 3 mexicanos vayan a morir en la horca en Malasia, pero... ¿para qué se fueron? Si aquí como delincuentes pueden ser reyes y señores y tienen comprada no sólo la justicia sino a distintos niveles de gobierno.

Ni cómo ayudarles.

Pablo Latapí
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 30 de abril de 2015).

Uno de los graves problemas de nuestros políticos, principalmente los diputados, es que creen, fervientemente, que haciendo leyes se resuelven los problemas: si hay una epidemia de gripe hacen una ley para ordenar a la Secretaría de Salud que combata la gripe. Si hace calor hacen una ley de cambio climático; si hace frío, hacen un acuerdo para modificarla. Si los directores de escuela no cumplen con la norma constitucional de educación laica y gratuita hacen una ley para obligar a que se cumpla la ley (¡ése es el Verde!). Si hay muchos secuestros le suben la pena al secuestro; si hay muchos robos le suben la pena al robo; si alguien se pelea en el estadio le suben la pena al pandillerismo; si hay mucha corrupción, se hacen como que la Virgen le habla, dicen que es un tema complejo, llaman a consulta popular, lo mandan a comisiones y concluyen que no hay condiciones políticas para hacer nada.

Así funcionan los congresos y esos son los diputados, ya lo sabemos. El problema es que el poder ejecutivo comienza a padecer de la misma enfermedad, una especie de diputización de los funcionarios (se oye horroroso, lo sé).

El síndrome del diputado, el que cree que modifica la realidad por decreto, está al alza.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 21 de mayo de 2015).

No entiendo la ingratitud ciudadana hacia nuestro Ejército. Esos soldados que combaten valerosamente y que caen en el cumplimiento de su deber -siendo que la tarea no les corresponde siquiera pero que la desempeñan debido a la flagrante ineptitud, por no hablar de la corrupción, de la mayoría de las fuerzas policiacas de este país- son los primerísimos acusados en las manifestaciones y el blanco favorito de los denunciantes de la izquierda: los tildan de "represores" y los identifican con ese "poder", siempre bajo sospecha, que no correspondería a un sistema democrático sino a ese régimen autoritario de antaño que, por lo visto, mucha gente no sólo no se ha enterado que ya no existe -más allá de las evidentes imperfecciones de la democracia mexicana y de todas las asignaturas pendientes que sigue teniendo el actual sistema- sino que pecaría, inclusive, de blandenguería y debilidad en cuestiones como el mantenimiento del orden público y el castigo a los ciudadanos violentos.

Pero, ¿tampoco habremos de reconocer a los policías? ¿Tan divorciados estamos de los individuos que representan a la autoridad y que se encargan de aplicar la fuerza legítima del Estado? Miraba en la tele, apenas anteayer, las imágenes de unos brutos que, protestando por el tema de Ayotzinapa, lanzaban bombas molotov a unos agentes del orden; pues, uno de ellos comenzó simplemente a arder y, según parece, sufrió quemaduras de 2o. grado. ¿No merece simpatía alguna ese hombre? ¿Es meramente un emisario, uno más, de un "sistema" presuntamente opresor al que se le debiera oponer siempre una resistencia total? ¿No alcanzamos a descubrir, debajo del uniforme que lleva, a un compatriota modesto, a una persona que, en una sociedad tan despiadadamente desigual y clasista como la nuestra, sufre cotidianamente las carencias que resultan de su magro salario y que, por si fuera poco, vive la dura realidad de la discriminación?

En una cultura generalizada de incumplimientos, marcada por el espíritu peticionario del profesor que exige no someterse a un examen de control o del vándalo que pretexta antiguos maltratos para destrozar los bienes públicos de la nación, ¿no es verdaderamente ejemplar, aparte de admirable, la figura del marino de nuestra Armada que se somete, desde un 1er. momento, a la implacable disciplina del entrenamiento militar y que se capacita para ser parte de un grupo de elite? ¿Qué posible legitimidad puede tener el sujeto que rechaza cualquier tipo de exigencia frente al otro, al soldado que, día a día, se esfuerza y se prepara para pasar las pruebas y ser seleccionado en una unidad de combate? ¿No resulta completamente aberrante que los más quejicas sean los más irresponsables y que, por si fuera poco, se hayan arrogado el muy dudoso derecho a la violencia sin que las autoridades se sientan facultadas para controlarlos? ¿La fuerza ya no es una prerrogativa del Estado sino que ahora es el monopolio de los salvajes que patean a los policías, que destrozan la puerta de un cuartel o que pretenden impedir la celebración de las elecciones?

Ah, y de los canallas ni hablemos. Porque, señoras y señores, pareciera que no estamos enterados de quién es el verdadero enemigo del pueblo mexicano. Bramamos furiosamente "vivos se los llevaron, vivos los queremos" pero, curiosamente, no denunciamos a quienes sí "se los llevaron" -a los sicarios de las bandas criminales- sino que dirigimos las reclamaciones a los que, por el contrario, han hecho justicia, deteniendo a un centenar de posibles culpables.

Esta ausencia de identificación del enemigo real es punto menos que asombrosa. La espeluznante ejecución, a sangre fría y perpetrando espantosas torturas, de 12 policías federales en Arteaga, Michoacán, en 2009, exhibe, en toda su horripilante dimensión, la catadura de un adversario que no respeta ni las más elementales reglas de la guerra. Nuevamente, nos olvidamos por completo de los Convenios de Ginebra cuando los prisioneros son policías, aunque hayan sido asesinados salvajemente (con el horror añadido de que los delincuentes filmaron la atrocidad), pero nos inquietamos grandemente cuando el nivel de letalidad de nuestras fuerzas armadas nos parece desproporcionado. Esta extrañísima selectividad debiera parecernos, por lo menos, sospechosa. Pero todavía más grave es nuestra ingratitud. Sintamos, por lo menos, un poco de vergüenza.

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 31 de mayo de 2015).

El pasado 20 de mayo, en la Catedral de San Luis Potosí, se practicó un magno exorcismo. "Magno", porque los exorcismos ordinariamente se aplican al efecto de liberar de la posesión satánica a un hombre; este, en cambio, se realizó con la intención de sacarle la tarjeta roja de todo el país al chamuco que andaba suelto por estas "tierras de Dios y de María Santísima". El cardenal Juan Sandoval Íñiguez, arzobispo emérito de Guadalajara, quien presidió la ceremonia (celebrada a puerta cerrada "para evitar el morbo") acompañado del "demoniólogo" español José Antonio Fortea, aludió a "los ajustes de cuentas, ahora entre los sicarios y el gobierno, muertos aquí, muertos allá y muertos por todos lados"; el periodista Roberto O’Farrill, asistente al rito, comparó esas calamidades con "los sacrificios humanos, jóvenes guerreros y doncellas a quienes se les abría el pecho para sacar el corazón y ofrecerlo a estos demonios antes de la evangelización y la aparición de la Virgen de Guadalupe, cuando las culturas precolombinas realizaban sacrificios humanos a sus falsos dioses".

Puestos a luchar contra manifestaciones de la posesión demoniaca como la violencia descontrolada, la despenalización del aborto, los matrimonios entre personas del mismo sexo y un largo etc. -en el que probablemente se incluyeron los casos de pederastia y los pecados de soberbia dentro de la propia Iglesia-, podría intentarse la argumentación dialéctica. Empero, puesto que el exorcismo es más radical, más efectivo y, sobre todo, más expedito, mejor que así haya sido...

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 24 de junio de 2015).

No es que pretenda yo atacar a los homeópatas. No. Lo que me llama la atención es la proliferación actual de esos cursos, talleres, conferencias, diplomados, sesiones de adiestramiento y asesorías de grupo de las que salen muchos de nuestros "profesionistas". Es decir, de esas clases más o menos irregulares, al margen de los programas y los métodos académicos.

¿Cómo es que alguien piensa que va a curar gente luego de 2 sesiones sobre los chacras o el aura impartidas por alguien que se lava el pelo con puras claras de huevo? ¿Se animaría a construir un puente después de una tarde de dibujo técnico? Pero estas dudas no son las que se plantea la mayor parte de las personas. Y hay razones de por medio. La 1a. es que el nivel de muchas de nuestras universidades no está muy lejos del que tienen los cursillos azarosos. Todos conocemos a licenciados que salieron del aula casi cum laude y no sirven ni para amarrarse las agujetas. Lo 2o. es que los programas académicos suelen estar pensados por personas que viven dentro de burbujas y no creen que sus egresados vayan a hacer cosas como pedir empleo. A eso se debe la proliferación de carreras que sirven para formar investigadores antes que profesionales. Pongo el ejemplo de las ciencias de la comunicación. ¿Cuántos "analistas de medios" necesita una sociedad? Seguro menos de lo que necesita periodistas. Sin embargo, hay pocas escuelas de periodismo y muchas que forman "analistas de medios", lo que es tan sensato como entrenar cien árbitros por cada futbolista... Finalmente, hay una enorme cantidad de población que no tuvo dinero para entrar a una universidad, o que debe trabajar y no cuenta con el tiempo para educarse en salones tradicionales. Y no pocos entre ellos desean instruirse y buscan formas de hacerlo, lo cual me parece justo y bueno. El problema no es la necesidad, sino el tipo de personas que suelen avivarse para aprovecharla.

También es cierto que mucho de lo que se enseña en los improvisados talleres de todo tipo no tendría cabida en las aulas de ninguna escuela porque se trata de asuntos al margen de la ciencia. Vaya, no dudo que alguna universidad gringa tenga un departamento de parapsicología pero dudo mucho que se dedique a dar cursos de "tarot tántrico yogui cristiano", como el que ofrece un volante que tengo en las manos (también enseñan técnicas de masaje asiático o al menos eso dicen).

Nadie necesita un doctorado para hacer galletas, es verdad. Pero cuando se trata de la salud de un paciente quizá el estándar debería ser más alto.

Antonio Ortuño
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 28 de junio de 2015).

Aunque culturalmente nos señalemos cristianos, el Pueblo de Jesús, lo cierto es que hemos terminado por adoptar un estilo de vida francamente pagano, que llega incluso a distorsionar la verdad revelada, e intenta en ocasiones manipularla a su antojo, llamándose católicos pero sin criterios de la fe.

Julián López Amozurrutia, canónico teólogo de la Catedral de México
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 6 de julio de 2015).

Un mito urbano es el presunto robo de niños para quitarles los órganos para trasplantarlos. Eso no es cierto, refiere Raymundo Hernández Hernández, secretario técnico del Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos, ya que no se sabe qué tipo de sangre tiene, si es compatible con el receptor, ni qué enfermedades ha tenido, tampoco los antecedentes. Un riñón de un niño o cualquier órgano, por ejemplo, no sirve para un adulto.

Otro mito que muestra la ignorancia sobre el tema de trasplantes es cuando se afirma que se encontró un camión con órganos en refrigeración. Indica que es una falacia, ya que los órganos no pueden guardarse. Cuando un órgano se extrae de un donante es porque ya se tiene a un receptor para trasplantarlo en ese mismo instante.

"El órgano que puede durar más afuera del cuerpo es el riñón, puede durar hasta 12 horas; el hígado dura 7 horas; el corazón 4 horas, entonces no se puede guardar ni almacenar".

(V.pág.2-A del periódico El Informador del 11 de julio de 2015).

“Saldo rojo” de 29 muertos y 147 lesionados.

Se trata de una procesión con motivo de las fiestas patronales de Mazapil, Zacatecas. 300 feligreses se dirigían al templo parroquial, cuando fueron atropellados por un camión de volteo que se quedó sin frenos.

No es la 1a. vez que una celebración de carácter religioso termina en tragedia. Peregrinaciones como la Caravana de la Fe, que se celebra "desde el 1er. milagro atribuido a la Virgen de San Juan de los Lagos, al resucitar a una niña cirquera", en 1623, y que reúne a más de un millón de romeros, o las que cada año convergen desde varios estados en la Basílica de Guadalupe, dan pie, ocasionalmente, a ese tipo de noticias, y más ocasionalmente aún a sucesos como el del buen cristiano que, para "dar gracias" de que salió con bien de una operación a corazón abierto, acudió a la romería del 12 de octubre a Zapopan, y murió en el camino... de un infarto fulminante.

Esas "manifestaciones de religiosidad popular" -como las llamó el Papa Juan Pablo II en ocasión de su 1er. viaje a México- forman parte de las tradiciones mexicanas.

Probablemente sean versiones cristianizadas de prácticas ancestrales, prehispánicas. Aunque la Iglesia ha intentado débilmente atenuar el suplicio que muchas de ellas representaban -la de hacer el recorrido de Guadalajara a Zapopan o el de la Calzada de los Misterios, en México... de rodillas-, tampoco hay señales de que se haya esforzado seriamente por reducir los riesgos que esas costumbres implican.

La recomendación de Juan Pablo II durante su homilía del 30 de enero de 1979, en Zapopan ("Hay que aprovechar pastoralmente estas ocasiones, acaso esporádicas, del encuentro con almas que no siempre son fieles a todo el programa de una vida cristiana, pero que acuden guiadas por una visión a veces incompleta de la fe... A los sacerdotes que conducen peregrinaciones, les invito a reflexionar maduramente acerca del gran bien que pueden hacer a los fieles, si saben poner en obra un sistema de evangelización apropiada... No desaprovechéis ninguna ocasión de esclarecer la fe del pueblo, de robustecerla"), por lo visto, cayó en el vacío.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 3 de agosto de 2015).

Dentro del análisis que hace Aniceto Aramoni con el tema del chiste, nos topamos con un aspecto muy curioso de nuestro humor, que es el de "enojarse consigo mismo", si me permiten este concepto que el autor utiliza acertadamente.

Es una "especie de purga de los humores negros" señala el autor. Pues en la vida diaria el mexicano se anda enojando de todo y por eso acaba por vivir de mal humor. Y claro el chiste le cae como anillo al dedo, para desahogar las constantes frustraciones.

Aramoni lo expresa así: "El hombre se 'molesta' de todo, pero de preferencia contra la propia impotencia; entonces supone o asegura que lo 'hacen tonto' y esta asociación tiene que ver con el engaño, con el abuso, con la infidelidad sexual y con la tomadura de pelo de los poderosos, en forma predominante".

Al mexicano le puede molestar verdaderamente que lo hagan tonto, que abusen de su nobleza y disposición, en pocas palabras que lo hagan sentir y hacer ver como un estúpido. De aquí que la reacción más común es la de enojarse y explotar.

Que se te cierren o no te dejen pasar en un momento de tráfico, puede hacer enojar a cualquiera, al igual que te hagan ver tus errores y devalúen tu trabajo. Y qué tal si te engañan con el cambio en una tienda o descubres un sobreprecio o de plano que te timen, pone de pelos de punta a cualquiera.

Por ello es fácil que nos enojemos cuando nos hacen sentir retrasados mentales, idiotas, imbéciles, babosos y de quien se pueden burlar fácilmente por menso y 'dejado'.

Por otro lado, nos reímos de las estupideces de los demás, y entonces si nos burlamos de las tonterías y mensadas que dice o hace otra persona, especialmente si se trata de un político o una persona famosa. En este caso si se vale hacer chistes de todos los estúpidos. Pero que no me incluyan, porque entonces sí me "enciendo".

A ciertos gobernantes se les puede hacer bromas de cualquier desliz, en cambio a otros ni se les toca con el pétalo de una rosa, es cuestión de saber distinguir a quien hay que "darle con todo" y con quién se va a ser muy tolerante y hasta olvidar verdaderas y mayúsculas estupideces.

Por eso el mexicano de que agarra a alguien para burlarse y hacer chiste de todo cuanto se pueda, no lo suelta hasta que se lo acaba.

"No se desea cambiarlo, tampoco matarlo o encarcelarlo, se le toma como un mal aceptable, que no durará mas de 6 años" dice Aramoni.

Es comprensible, desde la perspectiva de la psicología, que al mexicano le encante el chiste y la broma, como parte de un sistema de catarsis indispensable a su temor a ser devaluado y ofendido, motivo por el cual se puede "prender" muy fácilmente y así andar todo el día, hasta que se topa con un buen chiste y suelta la carcajada.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 27 de agosto de 2015).

A raíz de la muerte del Papa Juan Pablo II, tuvo lugar un hecho inusitado en la Ciudad de México, al explotar la Iglesia la fe del pueblo invitándolo a que masivamente asistiera al paso del "Papamóvil" que utilizó el jerarca católico por las calles de la ciudad. El talentoso periodista Jaime García Elías, hizo al respecto un comentario que mueve a reflexión: "La condición humana nos impulsa a manifestaciones que del fervor pasan al delirio, y de ahí pasan fácilmente a la idolatría. Ejemplo: la enajenación de la pobre gente a la que los medios sacaron a la calle a saludar el paso del 'Papa bus' que usó Juan Pablo II. Actos como éste desnudan la pequeñez de nuestra inteligencia y lo superficial de nuestra fe".

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 29 de agosto de 2015).

Desde siempre se ha manejado la idea de que los mexicanos somos hospitalarios, nada podría estar más alejado de la verdad. El neta es que los mexicanos somos uno de los pueblos más discriminatorios del mundo. Esto se debe a que no hemos terminado de encontrar nuestra identidad. Discriminamos a quienes consideramos inferiores o distintos. El asunto se resume en la frase: pinche indio. Expresión cargada de xenofobia. No somos respetuosos ni tolerantes con aquellos que creemos diferentes a nosotros.

Jaime Marín
(v.pág.9 del periódico Milenio Jalisco del 30 de agosto de 2015).

Nuestro código genético común parece tener una predilección por la fantasía. Por tanto, escogemos como representantes de nuestros miedos, como voceros de nuestros enojos, a individuos que frecuentemente son, también, increíblemente ignorantes. Pero como tampoco saben que no saben, ni les importa, no tienen empacho en llenarse la boca de los mayores sinsentidos para construir soluciones mágicas que nos saquen de nuestro atraso de manera instantánea y sin sacrificios. Total, una sociedad que cuestiona poco a sus gobernantes cuestionará inclusive menos a quienes se les oponen. Es más, tendrá una gran inclinación para tomar sus planteamientos a pie juntillas.

Marco Provencio
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 4 de septiembre de 2015).

No puede nadie con un mínimo de sentido común querer que le vaya mal a un gobernante, es como escupir para arriba, si a él le va mal, a nosotros nos va a ir peor.

Carlos Enrigue
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 6 de septiembre de 2015).

José Torero del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que ha analizado el caso de los estudiantes de Ayotzinapa, afirma que es científicamente imposible que los cuerpos hayan sido reducidos a cenizas como lo describe la la PGR.

La PGR ha anunciado que va a solicitar nuevos peritajes. El movimiento de Ayotzinapa se niega porque considera que las autoridades deben simplemente aceptar las conclusiones de GIEI, que son las que mejor se ajustan a su versión de los hechos. Sin embargo, es común en las investigaciones y procesos jurídicos que cuando hay discrepancias entre 2 peritajes se pida un tercero, sobre todo si lo que se quiere es saber realmente lo que ocurrió.

Sergio Sarmiento
(v. periódico El Siglo de Torreon en línea del 8 de septiembre de 2015).

Resulta ser que, sin temerla pero sí deberla y pagarla, sin que figure en el presupuesto doméstico o social, de pronto lo incluyan a uno en sus bullangueras celebraciones y lo tomen en cuenta para cooperar con el piadoso fandango que unos cuantos arman contando con la generosidad ajena, porque ni modo que, como enfatizó quien se presentó en casa a sablearme el monedero, "a la virgencita le fuera usté a decir que no"; y a la zapopana, menos, tanteé para mis adentros, temerosa de incumplir con tan beatífica consigna anual.

Y como enterada estoy de que a la citada virgencita le encanta pasar por las calles bajo un cielo tupido de mecates con crespones y moños, en cuanto se asomó el Sol mañanero del día del evento aflojé el codo con los 10 pesos que a cada casa ubicada en su trayecto le correspondía aportar, para costear las composturas cuyo diseñador decidió que en el presente año fueran en colores naranja y amarillo, en sustitución del tradicional albiazul con que ancestralmente la han recibido.

Un par de horas después, fui informada de que la venerada señora estaba acostumbrada a que, a su fugaz paso se le tendiera un nutrido tapete de alfalfa fresca y olorosa, para cuya compra bastaban 5 pesitos que más a fuerzas que con devoción erogué, porque no fuera a ser que, como dejó entrever el cobrador correspondiente, por mi avaricia con las causas pías fuera yo a poner en riesgo la salvación de mi alma inmortal.

El colector me convenció con el irrefutable argumento de que, aunque no lo creyera, Dios me tomaría en cuenta lo que hiciera por su santa y paseadora madrecita, pero que también era relevante acatar los protocolos a los que estaba acostumbrada, colocando un arco florido con una piñata que le soltara confeti a la pasada (8 pesos por casa) y detonando en su honor 3 cohetones por cuadra (otros 5 pesitos), además de recordarle amablemente que no olvidara darnos su bendición, por medio de un amoroso recordatorio dibujado sobre el asfalto (ya nomás 2 moneditas de a peso).

Paty Blue
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 13 de septiembre de 2015).

La querella de los peritos ayuda a consolidar Ayotzinapa como un episodio más de esa especialidad mexicana que es creer lo que se quiere creer, en el fondo: la especialidad de no creer.

Héctor Aguilar Camín
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 21 de septiembre de 2015).

Cuando no se quiere asumir la realidad, los acuerdos son imposibles. Los familiares de los jóvenes secuestrados y, según todas las pruebas existentes, muertos en Iguala en la noche del 26 al 27 de septiembre, se reunieron ayer con el presidente Enrique Peña Nieto y presentaron un pliego petitorio de 8 puntos que resultan imposibles de cumplir, sobre todo, la creación de una fiscalía con dos áreas, una destinada a realizar una nueva investigación sobre lo sucedido esa noche, y la otra dedicada a investigar, así dicen, el "montaje" mediante el cual se intentó "engañar" a los padres.

No hay ningún montaje que haya buscado engañar a los padres. Existe una investigación que, salvo en el tema de la calcinación de los cuerpos en el basurero de Cocula, incluso, coincide en todas las grandes líneas con la realizada por el controvertido grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Este grupo, que basó su conclusión con un solo peritaje a cargo del perito José Torero, ignorando todos los llevados a cabo por la Procuraduría General de la República, ha aceptado la creación de un nuevo equipo forense, donde si lo desea se integraría Torero, para realizar un nuevo peritaje en el basurero.

La tesis del "montaje" es doblemente peligrosa porque si avanzara implicaría la posible liberación de los 113 detenidos e inculpados por el caso, la mayoría de ellos confesos de haber secuestrado, matado e incinerado a los jóvenes. No puede considerarse que hubo un "montaje" cuando en el lugar se encontraron restos que le permitieron identificar a, por los menos, 2 de los jóvenes al más prestigioso instituto de estudios genéticos del mundo, con sede en Innsbruck, en Austria. ¿Un montaje en el que participan confesando sus responsabilidad sicarios y policías, aunque ello les ocasione estar privados de su libertad de por vida?, ¿un montaje en el cual se involucra alegremente un instituto científico austríaco? Es una barbaridad plantearlo y a partir de allí pedir, como se pidió ayer, una fiscalía especial para investigarlo.

Si hubo un montaje, esos más de 100 detenidos, esos policías municipales, esos sicarios y criminales serían parte de él, estarían injustamente acusados y tendrían así una línea de defensa inatacable para buscar la libertad. Las fallas al debido proceso han propiciado injusticias mayores.

Los personajes que manejan a los familiares también han rechazado la creación de una fiscalía especializada en la búsqueda de personas desaparecidas. ¿Por qué? Quién sabe. Pero en un país donde hay miles de personas desaparecidas, incluyendo los jóvenes de Ayotzinapa, contar con una instancia con esas facultades es imprescindible.

Pareciera que los grupos que giran en torno a los padres lo que quieren es imponer una agenda política, en la cual hacer justicia es lo de menos: no importa si con tal de imponer la línea de que "fue el Estado" o más sencillamente el gobierno, descalifiquen una investigación que puede llevar a esclarecer totalmente lo que sucedió con los jóvenes y se termine propiciando la liberación de los detenidos confesos por el crimen. No importa si las pruebas científicas confirman lo que ellos no quieren escuchar. Tampoco importa que se termine violando todas las leyes nacionales, proponiendo crear tribunales extraterritoriales para juzgar crímenes de carácter delincuencial dentro del país.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, llegó a acuerdos concretos con los integrantes del comité de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Con ellos se pudo llegar a los acuerdos que los personajes que representan a los familiares despreciaron.

Ayer mismo en el Senado se discutió, también, la creación de una comisión investigadora para el caso Iguala. La comisión se aprobó y no servirá para mucho aunque el senador Pablo Escudero puso sobre la mesa un punto clave: si la idea es investigar lo sucedido, hay que ir al fondo del tema y comenzar por citar a quienes colocaron en el poder a las autoridades de Guerrero, Iguala y Cocula, desde Jesús Zambrano hasta López Obrador, desde Lázaro Mazón hasta Ángel Aguirre. Nada saldrá de esa comisión en términos de la verdad, pero a ver hasta dónde llega el cochinero político.

Jorge Fernández Menéndez
(v.periódico Excélsior en línea del 25 de septiembre de 2015).
Creencias populares.

(V.periódico El Financiero en línea del 30 de septiembre de 2015).


Nuestra identidad se puede entender mejor en la medida en que incluimos la influencia del amor que le tiene el pueblo a la Virgencita de Guadalupe, a la Morenita del Tepeyac, a la Emperatriz de America.

Nuestra historia reclama, en el colectivo, la presencia de la aparición milagrosa de la Virgen María al humilde indígena Juan Diego, hoy santo.

Es la presencia del amor divino entre los indigenas conquistados y vencidos por una avasalladora civilización ibérica. Protege, cuida, sana, hace milagros y acerca a los más humildes y oprimidos a la esperanza del progreso y la prosperidad.

Es difícil querer concebir a un mexicano sin su acercamiento a la "Morenita", una imagen, una gorra, pero sobre todo una estampa del ayate de San Juan Diego, es parte de la fe y la identidad de un pueblo que se siente acompañado por la convicción de que cuenta con su milagrosa presencia, frente a todas las adversidades y complicaciones de la vida.

La realidad del pueblo es una con la Virgen y otra sin ella. De ello no hay duda.

Pero conste que no hemos dicho que ser guadalupano, necesariamente es una realidad de ser verdaderamente católico. Pues aunque muchos se digan que lo son por la voluntad de sus padres y del sacramento del bautismo, en realidad son guadalupanos, no van a misa más que a visitar el santuario o basílica, rezan el rosario y hacen mandas y peregrinaciones a la Virgen Santísima, pero no necesariamente practican los sacramentos y sobre todo no cumplen con la misa dominical ni otras festividades durante el año litúrgico.

Aniceto Aramoni, en su libro "El Mexicano ¿Un ser aparte?" dice: "Se trata de un pueblo y de una religión de vírgenes y de madres. La mujer cuando es virgen, la mujer cuando es madre y cuando esa mujer es deidad son supremas; 3 que no son sino una sola verdadera".

"El día de la madre y el día de la Virgen de Guadalupe son los más significativos para un mexicano religioso y tradicional, pertenezca a la escala social que sea. La Semana Santa, los días dedicados a Jesús-Dios-Hijo son desde hace tiempo objetos de diversión, de vacaciones, de marcharse y comprometerse económicamente, de gozar de la vida, del calor, del sol, de la playa y del mar, del alcohol y de otros placeres más sofisticados que no excluyen el sexo".

Así el Mexicano por un lado es profundamente religioso, y al mismo tiempo guarda una distancia y un desinterés moral muy importante de su conciencia.

Puede robar, asaltar, ser corrupto, vivir en constante pecado, pero por ningún motivo deja de ser guadalupano y "cuidadito" se la ofendan.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 1o.de octubre de 2015).

Si se bautiza a un hijo es para invitar a todos los parientes a celebrar el nacimiento y a festejar con los nuevos compadres el orgullo de un nuevo miembro de la familia. No para incluirlo a un sacramento de iniciación a la fe cristiana y a la Iglesia, eso -tal vez- ni lo entiende.

Va a pedirle a la Virgen de Guadalupe, a la de Zapopan, o a la de San Juan de los Lagos, por todas sus necesidades sin contemplar someramente la realidad doctrinal de la Iglesia Católica.

Al santo patrono del pueblo se le tiene que festejar con devoción, no importan los desmanes y desordenes que esto provoque. Se hace porque se hace.

El párroco del pueblo puede hablar muy bonito y cumplir con lo que la Iglesia manda, pero si no se alinea con las costumbres y celebraciones piadosas del barrio, se queda fuera de la "jugada".

Sólo los que entienden los misterios, el profundo y sutil mundo de la piedad mexicana, comprenderán cómo se le puede danzar a la Virgen de Zapopan y llevar mariachi a los panteones, emborracharse el día de Navidad frente a toda la familia y salir de vacaciones a la playa en Semana Santa. Y seguir siendo guadalupano y católico.

Guillermo Dellamary
(v.pág.10-A del periódico El Informador del 8 de octubre de 2015).

La experiencia demuestra que los criminales, muchas veces, especialmente en el caso particular de México, tienden a la religiosidad; que encomiendan el éxito de sus fechorías a las mismas fuerzas celestiales a las que sus madres -principalmente- encomendaban el remedio de sus necesidades cotidianas.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 13 de octubre de 2015).

"Pienso en desnudarte, y te la voy a pasar por tu pecho, tu espalda y de pronto hacer que grites mi nombre una y otra vez"... "Te puse pechos, te puse nalgas y una cintura donde tu tenías llantas"... "Disfruté engañarte y acostarme con ella, también en la cara y de cuerpo es más bella, tenía muchas ganas de meterme en líos"... "A los que no agarran nada yo les puedo dar un tip: con dinero y troca nueva caen morritas V.I.P."

Todo lo anterior forma parte de letras de canciones, que sin ser narcocorridos, se escuchan una y otra vez en radio, televisión e internet donde algunos videos de estas "joyitas", tienen hasta 8 millones de reproducciones.

Luego de la detención este fin de semana de un joven de 21 años que portaba armas de fuego en Zapopan, la sorpresa se la llevaron muchos al conocer que se trataba de un cantante de narcocorridos, una muestra más de la "oda" que se hace de estas prácticas y acciones, además de la facilidad con la que niños y jóvenes se enganchan en la apología del delito.

Existe otra parte de esta "manifestación artística" que sin presentar exactamente las andanzas de criminales y encapuchados, es lo que escuchan todas las nuevas generaciones que los admiran. En la mayoría el mensaje habla de violencia hacia las mujeres, física, sexual o mental y el factor común es tratarlas como objetos.

Eso escuchan niños y niñas, lo aprendieron de adultos expuestos a lo que investigadores han revelado desde hace años: la alta conexión entre la música y las emociones. Estas canciones actúan en zonas del cerebro donde se ubican las neuronas espejo, ahí se ubica la empatía.

¿Y nos sorprendemos de los actos violentos hacia mujeres y niños? ¿criticamos la nota roja en los medios de comunicación y por las noches, muchos no se pierden el nuevo capítulo de El Señor de los Cielos?

Los mensajes los recibe lo que se conoce como inconsciente y ahí se quedan hasta que se proyectan. "Disfruté engañarte". "Soltero disponible". "Te estoy engañado con otra". "Y ahora resulta". Son títulos de canciones que, al igual que las drogas y el alcohol, están envenenando la mente de millones de personas que forman parte de la red de entretenimiento que aplaude y exalta lo que este mundo criminal realiza.

Gabiela Aguilar
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 20 de octubre de 2015).
El huracán Patricia.

El espantoso suceso de Ajalpan sería, según parece, la más extrema manifestación de la desconfianza ciudadana en las instituciones: el aparato del Estado, corroído por la corrupción y la incompetencia, no previene delitos ni los castiga. Luego entonces, en esta espiral de escandalosa impunidad, la justicia del pueblo ya no puede menos que exteriorizarse.

Ocurre, sin embargo, que esto no es justicia, ni nada parecido, sino simple barbarie, salvajismo bruto y espeluznante bestialidad: dos muchachos tan inocentes como indefensos se encuentran de pronto envueltos en una pavorosa pesadilla, acosados por una turba despiadada que los acusa, sin mayores fundamentos y sin prueba alguna, de robar niños. Nadie sabe de qué pequeños se trata ni cuándo fueron secuestrados; no se tienen sus nombres; no hay datos de las presuntas desapariciones. Por el contrario, antes de ocurrir el linchamiento, los policías locales llaman al empleador de los jóvenes, una compañía especializada en realizar encuestas sobre hábitos de consumo, y comprueban plenamente su identidad. La presencia en el pueblo de los hermanos Copado Molina está plenamente justificada. Pero, la prueba no sirve de nada, no convence a una chusma enardecida que ha decidido ignorar cualquier asomo de razón y perpetrar, en el México del siglo XXI, la irracional salvajería de los tiempos antiguos. Ha desaparecido la civilización y las evidencias probatorias ya no cuentan: sólo queda el oscuro rencor de unos vecinos que, exonerados de sus responsabilidades morales porque se sienten acogidos por la multitud, se olvidan de su esencia humana y que, habiendo también despojado a sus futuros sacrificados de cualquier rasgo fraterno -por el contrario, son monstruos que roban niños y que los matan para vender sus órganos- pueden dar rienda suelta a la más descarnada crueldad, sin los menores rastros de compasión. Y así, mil ciudadanos, gente como cualquier otra, presencian la tortura de estos muchachos y miran, sin horrorizarse demasiado -o, en todo caso, sin decidirse a intervenir para detener la consumación de tan estremecedora atrocidad- cómo arden sus cuerpos ahí, en la hoguera de leños, trapos y gasolina que los verdugos han encendido en la mitad de la plaza.

Nos hemos mal acostumbrado a presenciar diariamente la brutalidad de los canallas, la de esos sicarios y asesinos que destazan o descabezan a sus rivales de otras organizaciones delictivas. Sabemos también de muchos otros horrores: unos secuestradores, en Ciudad Valles, San Luis Potosí, metieron a su víctima -una joven madre de familia, hija de un empresario local- en un tinaco y la arrojaron viva desde un puente, a pesar de que había sido pagado el rescate; y, miles de mexicanos han vivido, en carne propia, las indecibles consecuencias de la violencia criminal, han experimentado secuestros, extorsiones, robos y, en los casos más extremos, han sufrido la pérdida de un ser querido asesinado vilmente por los delincuentes que asolan este país. Pero esto es otra cosa, señoras y señores: esta es la barbarie del pueblo, la brutalidad colectiva de una comunidad, es decir, la ruptura de las más elementales condiciones de la vida civilizada. No es tampoco un hecho aislado y, por si fuera poco, los ajusticiados, en muchos casos, no son siquiera culpables de nada sino jóvenes ciudadanos que desempeñan honrada y tranquilamente sus actividades laborales. En San Mateo Huitzilzingo, Chalco, estado de México, 3 albañiles fueron linchados, en febrero de 2012, por 300 pobladores. ¿La causa? Uno de ellos cortejaba a una chica de la localidad cuya madre, al tratar de impedir que se fugara con el enamorado porque se oponía a la relación, salió a la calle gritando que el hombre quería secuestrarla. Los 3 sujetos, 2 de los cuales eran menores de edad, fueron primeramente rodeados por los habitantes del lugar y luego quemados vivos.

Pero, entonces, ¿en qué país vivimos? ¿No es una auténtica vergüenza nacional, más allá del desprestigio que ya llevamos encima, que ocurran estas atrocidades, hoy, aquí y ahora? Y, ¿qué se puede decir de la conducta de los pobladores de estas comunidades? ¿Resulta de la realidad de ese llamado "México bronco" que sigue coexistiendo entre nosotros y que termina por brotar fatalmente, de manera incontenible, porque el proceso civilizatorio no se ha consumado en esta nación? ¿Cuántos inocentes más van a morir en circunstancias tan espeluznantes? ¿Qué niveles de barbarie podemos consentir los mexicanos sin cuestionar a fondo las raíces mismas de nuestra identidad? ¿No debiera, un suceso como este, significar un auténtico acontecimiento transformador en vez de perderse en las páginas interiores de los diarios? ¿Podemos seguir mirándonos todos los días en el espejo sin que la presencia del horror sacuda radicalmente nuestras conciencias y nos haga proferir un sonoro YA BASTA?

Román Revueltas Retes
(v.pág.2 del periódico Milenio Jalisco del 25 de octubre de 2015).

Aún prevalece en un buen número de conciencias, la idea de que el actor criminal, una multitud pueblerina, es un ente puro, socialmente saludable. El pueblo es bueno, no puede equivocarse y es incapaz de actos injustos. La maldad está en otro lado, en "el Estado", en "el Ejército" o en el mismo diablo.

Esta manera de entender a la "gente de pueblo" obedece generalmente a una forma especial de entender la realidad. Esa que sólo admite una causa única. Cuando se trata del mal, se reconoce solo un origen. Así, por ejemplo, hay quien considera que todos los males de este mundo provienen de "los judíos". Otros ven el origen del mal en "los gringos". También hay quien le atribuye al "Estado" o al "neoliberalismo" cualquier problema. Este es el esquema mental de todos los izquierdistas incapaces de entender realidades complejas. Su explicación se reduce a afirmar "fue el Estado" o "es un crimen de Estado".

Cuando se trata de aclarar el origen de la pobreza, de la criminalidad, de los bajos niveles educativos, etc., el culpable es siempre "el neoliberalismo". Lo pongo entre comillas, porque ellos mismos no son capaces de explicar qué es esto. Sobre las causas absolutas no se puede decir nada. Esta manera de entender la realidad hace imposible que se contemplen varias causas a la vez, o la interrelación entre los fenómenos.

De este modo, aunque las evidencias apunten al narcotráfico, a un autor solitario o a los mismos familiares de la víctima, quien piensa a través de este esquema de pensamiento sólo ve en la realidad la confirmación de su prejuicio. Ni quién lo pueda sacar de su convencimiento. Imposible persuadir a un fanático.

Y si el mal está en el Estado, en el pueblo no puede caber la maldad. Es imposible entender que una multitud pueblerina sea capaz de acciones criminales tan espantosas como un linchamiento. El pueblo, al contrario del "Estado" o del "neoliberalismo", es entendido como el bueno de la realidad social. ¿Quién se preocupa del crimen que cada semana denuncia mi compañero columnista Luis González de Alba? ¡Nadie! Y, ¿por qué? Pues, porque los asesinos del trabajador de la gasolinera, quemado vivo, fueron jóvenes que protestaban. Y estos no pueden ser considerados como criminales en un pensamiento simplista que ya decidió quiénes son los buenos y quiénes son los malos.

Pero, esto, desde luego, no es todo. El linchamiento en Puebla manifiesta, una vez más, la primitiva concepción de justicia, de orden, que existe en muchos pueblos de México. Ahí todavía la justicia por propia mano y la ley del más fuerte son consideradas legítimas. El Estado de Derecho, es decir, un orden que se rige por leyes, es un concepto totalmente desconocido. Pregúntele a sus parientes del ejido o del rancho si entienden lo que es un Estado de Derecho. Verá la cara que hacen.

La moral del pequeño pueblo es generosa, pero esta tiene sus límites ante el extraño. Son capaces de una gran solidaridad, pero esto solamente ante quien les es familiar. El extraño está más allá de las fronteras de la moral.

Laura Ibarra
(v.pág.6 del periódico Milenio Jalisco del 25 de octubre de 2015).

El arribo del huracán "Patricia" a las playas jaliscienses el viernes pasado alimentó una polémica de alcance nacional que, otra vez, acabó por convertirse en una confrontación política entre quienes hallaron motivos para responsabilizar a la administración de Enrique Peña Nieto y aquellos que ahora exigen reconocimiento para el desempeño de las autoridades.

De entrada, es inútil perderse en esa disyuntiva porque no hay posibilidad de conciliación. Un enorme sector de la población en México ya decidió que la administración peñanietista está reprobada y punto. Razones tienen de sobra, pero hay que admitir que en algunos temas -éste puede ser uno- se deja de lado la argumentación y domina la emoción.

En cuanto al fenómeno meteorológico, el que bautizaron como "Patricia", es evidente que se trató de uno de los huracanes de más descomunal tamaño y peligrosidad desde que hay registros. No lo afirmó el gobierno federal sino los organismos internacionales especializados en la materia. Es imposible cuestionarlo.

Por otra parte, es discutible la aseveración de que los gobiernos de Peña Nieto y Jorge Aristóteles Sandoval exageraron, y con alevosía, infundieron psicosis entre la población.

El final de la historia ya se conoce. El huracán llegó a tierra, se debilitó rápidamente y en unas horas pasó de amenaza histórica a pasajera tormenta tropical. Ni siquiera cayeron los abundantes aguaceros que se habían anunciado.

Pero de la mezcla de molestia, crítica e incredulidad debe rescatarse el esfuerzo y la coordinación que efectivamente existió.

"Patricia" será por varios años una anécdota curiosa, porque el huracán más peligroso prácticamente no nos hizo daño.

La moraleja, quizá, es que sí es posible armonizar fuerzas sociales, esfuerzos y herramientas, cuando hay voluntad política, comunicación clara y objetivos comunes.

Aunque exageren.

Jorge Octavio Navarro
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 27 de octubre de 2015).

Religioso y new-age EPN: "De lo que estoy cierto es que, ante el embate de este huracán, convocó a la unidad de todos los mexicanos, cerramos filas, generando una gran energía positiva, hubo -para quienes son creyentes- cadenas de oración, rezos, llamados".

Entre la sintaxis sin sujeto y la oración y la energía ooom ya se nos olvidó que se tomaron medidas correctas. A esto se llama cagarse en sus corn-flakes

Luis González de Alba
(en su cuenta de Facebook el 27 de octubre de 2015).

Hace 2 años, el huracán Manuel, que azotó al Pacífico en combinación con Ingrid proveniente del Golfo -ambos menores de categoría 5-, causó la mayor destrucción de que se tenga memoria en la historia de México, dejando un saldo de 123 muertos, 33 heridos, 68 desaparecidos, 59,000 evacuados, no menos de 218,000 personas afectadas y 35,000 viviendas dañadas.

Recordemos que Manuel tomó a los gobernantes, tanto de Guerrero como el federal, en gran fiesta patria. Los gobiernos fueron acusados con Manuel de omisos, hoy con Patricia, de omnipresentes y demagogos.

En el contexto de la polarización que vive México, el huracán Patricia dejó un desconsuelo mediático, porque no hubo la tragedia correspondiente que se esperaba. Laura Bozzo y el morbo se quedaron esperando, y a la postre, la superatención del gobierno federal al huracán y la falta de tragedia devino en desatención para los damnificados de Patricia, que sí existen.

Tanto por Manuel como con Patricia, por sus diferencias de resultados y tratamiento gubernamental, ¿cuál será el punto de credibilidad para los próximos ciclones y huracanes, si ya tampoco debemos creer en las prevenciones metereológicas y hasta los satélites se han politizado? ¿También en 2018 se resolverá esto?

Marco Rascón
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 28 de octubre de 2015).

Una de las perversiones de las redes sociales es que junto a la voz del Papa Francisco, del Dalai Lama o de destacados Premios Nobel, también tienen espacio enanos mentales que pueden colar sus mensajes encontrando eco entre gente como ellos.

No leí a nadie que reparara en que aquello de llamarlo "El huracán Más Poderoso" también fue por una espectacular fotografía desde el espacio de la NASA, o el centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, entidades que hasta donde entiendo no son manipulables por algún mexicano, siempre tan dados a crear complots o creer que los hay.

Y a aquellos que se decepcionaron, esperando seguramente que México rompiera récords mundiales con "el huracán más fuerte", "el más devastador" y "el más mortífero", no nos queda más que acompañarlos en su pena.

Pablo Latapí
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 29 de octubre de 2015).

En el fondo lo que pasaba es que el Halloween estaba asociado con fiestas divertidas y disfraces chistosos, mientras que el Día de Muertos apestaba a cempasúchiles y rosarios. A nadie se le ocurría disfrazarse de "catrina" hace 30 años (ni, ya en esas, de Frida Kahlo: ese fue un efecto colateral del Halloween) y el molito y los tejocotes se acomodaban en los altares como ofrendas pero rara vez se preparaban raciones extras para zampárselas uno (para eso estaba el pan de muerto, con su sabor a zapato azucarado). La conciencia de que el Día de Muertos era un valor fundamental de nuestra cultura creció con los años. A varios de mis amigos les quería dar un colapso cuando una antropóloga del INAH declaró el año pasado que, según sus estudios, el festejo de los difuntos es una fiesta católica de evidentes trazas españolas y su presunta raíz prehispánica nos la imaginamos y la presumimos pero no es tal.

A como van las cosas, tanto el Halloween como el Día de Muertos terminarán fusionados en nuestro país en una suerte de "semana de los espectros" con disfraces, piñatas, altares, películas de Tim Burton y canciones de Lila Downs. Nos vestiremos todos como darkies tlaxcaltecas. Y, en unos años, el debate estará centrado entre los que celebran el Día de San Patricio y quienes prefieren aferrarse a la Expropiación Petrolera, que, como todos sabemos, era una festividad azteca.

Antonio Ortuño
(v.pág.6-B del periódico El Informador del 1o.de noviembre de 2015).
Indignación de los amigos de un ratero.

(En Facebook el 1o.de noviembre de 2015).


La designación de Fernando del Paso (un poco chilango, porque el destino decidió que naciera en el Distrito Federal; un mucho tapatío, porque él mismo decidió, desde hace varios años, residir en Guadalajara, lo que invita a recordar a Chesterton: "El hombre es de donde quiere") como ganador del Premio Cervantes 2015, reedita, en buena medida, los sentimientos que generaron, hace treintaitantos años, los Premios Nobel que se otorgaron a Alfonso García Robles (de la Paz) y Octavio Paz (de literatura). Aunque un porcentaje significativo de los mexicanos ejerce como analfabeta funcional, porque circunscribe las acciones de leer y escribir al cotidiano -¡eso sí...!- y exhaustivo ejercicio de "chatear", es innegable que algo se remueve en eso que los elegantes llaman "el inconsciente colectivo", cuando un escritor mexicano se hace acreedor a un galardón tan prestigioso.

La generalidad de los mexicanos preferiría, probablemente, que un compatriota (Salma Hayek o Guillermo del Toro, por ejemplo) recibiera, en Hollywood, el "Oscar" de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas; o, mejor aún, que otro (el "Chicharito" Hernández o Andrés Guardado, verbigracia) se hiciera acreedor al "Botín de Oro" de "L'Equipe". Esos sí que serían reconocimientos al auténtico talento mexicano... y, además -y principalmente-, en disciplinas con las que una mayoría de compatriotas se encuentra plenamente identificada; ese sí que sería un motivo de satisfacción y orgullo para la Raza de Bronce.

Y es que en México, donde el promedio de lectura sigue siendo de 1.5 libros per cápita al año, seguimos arrastrando una tremenda asignatura pendiente, considerando que así como aprender a mover de manera coordinada pedales, palancas y volante de un automóvil no significa saber manejar, saber juntar las letras ("la eme con la a...", etc.) no significa saber leer.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 16 de noviembre de 2015).

No es que al mexicano le falte memoria, realmente, sino lo que le hace falta es reconocer que no le interesa su pasado.

Hay quien ni siquiera se lo pregunta, y tal vez quien hasta descaradamente nos conteste que ni le importa.

Así que no sólo nos falta el interés por nuestra historia colectiva, sino que también la familiar y sería el colmo que hasta la personal.

Por eso tenemos una tara pendiente, retomar a fondo nuestra historia y ser capaces de construir nuestro futuro tomando en cuenta los aciertos y los errores del pasado.

Hace tiempo escuché a un prestigiado político decir que se pueden hacer en México muchas barbaridades sociales, porque este pueblo es tan noble que muy pronto olvidará tanto lo bueno como lo malo.

Guillermo Dellamary
(v.pág.9-A del periódico El Informador del 19 de noviembre de 2015).
Creencias mexicanas

(Extraídas de Los mexicanos vistos por sí mismos, UNAM, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 26 vols, 2015)

El 58% de los mexicanos dice ser personas religiosas; 51% cree en el infierno, 45% en la suerte, 21% en las limpias.

La virgen de Guadalupe es el símbolo nacional para 7 de cada 10 mexicanos.

El 73% le pediría un favor a la virgen de Guadalupe o a los santos.

Solo 20% tomaría mucho en cuenta la opinión de su sacerdote o ministro religioso para tomar una decisión.

8 de cada 10 mexicanos dicen creer en Dios. El 65% se identifica como católico practicante. El 15% se describe como ateo o no creyente.

El 41% de los mexicanos con escolaridad superior se define a sí mismo como no creyente, en contraste con el 5% de la población sin escolaridad.

La institución social en la que más confían los mexicanos es la familia, con 8.9 de calificación promedio en una escala del 0 al 10.

Solo 3% de los mexicanos dice no haber vivido su infancia siendo parte de una familia. El 80% de los mexicanos que vivieron en familia, dice haber tenido una infancia feliz o muy feliz.

El 90% de los mexicanos dice que la violencia es parte de la vida familiar.

El 50% justifica la violencia hacia las niñas y niños, 30% para corregirlos, 10% para reprender una falta de respeto.

El 24% de los mexicanos dice haber padecido violencia intrafamiliar.

El 50% dijo que no cambiaría nada de su familia.

8 de cada 10 mexicanos dicen percibir un ingreso mensual de 6,000 pesos o menos.

7 de cada 10 consideran que no ha mejorado su situación respecto a la que tenían sus padres a la misma edad.

7 de cada 10 atribuyen el mal desempeño de la economía al gobierno. Sin embargo, 3 de cada 4 personas se encuentran satisfechas con su trabajo en general.

Si no vivieran en México, los mexicanos quisieran emigrar a Estados Unidos (20.9%), Canadá (7.6%), Francia (6.8%).

El 25% de los mexicanos juzga mala o muy mala la calidad de su vivienda.

Fe de erratas. Corrijo las cifras de mi columna de ayer sobre el aborto: 4 de cada 10 mexicanos están de acuerdo con que la mujer que aborta sea castigada, y solo 2 de cada 10 en desacuerdo. 27.2% no tiene opinión al respecto.

Los mexicanos dicen ser felices en proporciones inexplicables dada la descripción que ellos mismos hacen de sus males.

En una escala de 1 al 10, la felicidad reportada por los mexicanos es de 8.3 en promedio.

El 89% de los mexicanos entre 15 y 24 años dice ser muy feliz, lo mismo que 70% de los mayores de 65 años.

El 43% se siente confiado o muy confiado en que realizará sus proyectos más anhelados.

El 77% cree que tener éxito significa bienestar material: trabajo y dinero.

Los rubros en donde las personas reportan mayor satisfacción (medida con una escala del 1 al 10) son la vida afectiva, con un promedio de 8.2; la vida familiar (8.2) y la salud (8.0).

El 90% de los mexicanos considera la fidelidad como lo más importante para tener éxito en el matrimonio.

Solo 32% de los mexicanos cree haber tenido la educación que quería.

El 28% dice que le es difícil o muy difícil leer.

El 32% no lee libros y al menos 1 de cada 4 no consulta nunca los periódicos.

2 de cada 3 mexicanos no practican ningún deporte.

El 59% no usa computadora.

En una escala de 1 a 10 los mexicanos creen que sus escuelas valen 7.8 como promotoras de valores universales (igualdad, libertad de las ideas, cuidado de la naturaleza, tolerancia).

El 61% cree que los maestros son buenos, 44 por ciento cree que necesitan mejor preparación.

El 42% cree que sus escuelas están en regular o mal estado físico.

Los jóvenes tienen mala prensa entre los mexicanos: 31% cree que "no saben lo que quieren", 27% los juzga "conflictivos", 26% cree que la mayoría de los jóvenes "son irresponsables".

El 92% cree que hay corrupción en el país.

El 77% piensa que lo que más afecta negativamente a la economía es la corrupción.

El 33% dice haber sido afectado por actos de corrupción en el último año.

El 70% cree que hay más corrupción en el sector público que en el privado o el social.

En una escala de 1 a 10, los mexicanos se dan una calificación promedio de honestidad de 7.9.

Sólo 7% de los mexicanos dice interesarse mucho por la política, 38% dijo interesarse "algo".

El 27% cree que la política contribuye a mejorar la vida de los mexicanos (en 1959, lo creía 57%).

Una mayoría de los mexicanos cree que el gobierno no contribuye a resolver los problemas sociales (65%), no vigila la seguridad de las personas (62%), no propicia el desarrollo de la economía (60%), no imparte justicia (54%).

Solo 9 de cada 100 mexicanos cree que quien cometa un delito será aprehendido.

En los últimos 5 años, a 32% de los mexicanos le robaron algo, 24.8% compró algo descompuesto, 24.5% prestó dinero y no se lo devolvieron.

4 de cada 10 mexicanos dijeron haber sufrido robo a bordo de un transporte público.

Uno de cada 4 juzga mejor el transporte de tracción animal (burro, caballo, carreta) que cualquier medio de transporte público.

El 80% de los viajes que realizan los mexicanos es en transporte público.

El 25% de los mexicanos está de acuerdo o muy de acuerdo en que las fuerzas de seguridad maten a una persona, miembro de la delincuencia organizada, aunque exista la posibilidad de detenerla para presentarla a la justicia.

El 71% de los mexicanos cree que en México solo se puede ganar un juicio con dinero e influencias (en 1970 lo creía 78%).

El 38% de los mexicanos cree que las sentencias de los jueces castigan a verdaderos culpables, 37% duda de la culpabilidad de los sentenciados, 11% cree que no son culpables, 16% cree que no hay manera de saber.

El 87% de los mexicanos estará dispuesto a vivir bajo el mismo techo con alguien con menos dinero; 85.8% con personas con alguna discapacidad, 83% con personas de otra religión.

El 38% estará dispuesto a vivir con una lesbiana, el 37% con un homosexual.

México se sabe un país racista: 84.6% de los mexicanos piensa que el color de la piel influye en el trato que se le da a las personas.

Héctor Aguilar Camín
(v.pág.3 del periódico Milenio Jalisco de los días 12, 13 y 20 de noviembre de 2015).

Es lugar común decir que dedicarse al activismo en las redes sociales es la cosa más fácil e inocua del mundo. Tildar a alguien de "chairo" o de "revolucionario de sillón" no lo convierte a uno en Batman. Al menos las "buenas intenciones" socializan cierta información que puede conducir a cambiar gradualmente algunas pequeñas cosas. La manera en que han crecido el movimiento ciclista o el de defensa a los animales, por destacar 2 ejemplos entre varios, es indisoluble de ese "activismo de clic" tan denostado. Por su lado, el sarcasmo reaccionario será todo lo sabroso que se quiera pero no ha sido particularmente útil para nada.

En el fondo, lo que sucede es que nos cuesta aceptar que frecuentar las redes tiene un impacto más bien limitadito en la realidad, digamos lo que digamos, y si creemos otra cosa es solamente porque estamos enredados. Lo mismo sucede, hay que decirlo, con la inmensa mayoría de los medios de comunicación, para quienes una noticia es cada vez más algo que se pone en Twitter o Facebook, de preferencia por algún figurón político o del espectáculo, y cada vez menos algo que sucede en la calle. O con los gobiernos, cuya obsesión por "quedar bien" en la red y dar la impresión de que los siguen multitudes ha provocado horrores como la proliferación de "bots": cuentas manejadas por algoritmos y no por personas, que repiten como loros el mensaje que se les programa o que, en casos extremos, sirven de tapadera para el insulto interesado y la descalificación amenazante. No pueden comprarse lectores, no pueden comprarse televidentes o radioescuchas fieles, pero sí pueden adquirirse unos buenos lotes de bots. Cualquier "auditoría" web nos demostrará que buena parte de las cuentas que inflan las cifras y el ego de nuestros políticos son falsas. Tal cual.

En el ámbito local, esa aparente mina de oro que son las redes sociales se ha convertido poco más o menos en un termómetro de quiénes somos y cómo nos va. Los restaurantes, los bares, los comercios, recurren a "Community Managers" para que les llenen los locales e invierten en ellos cantidades de dinero que se han vuelto exponencialmente mayores con los años. No son pocos los que le dedican más tiempo a darle mantenimiento a esas redes que a sus propios mostradores. Por otro lado, taquerías sin redes siguen repletas y con lo que se ahorran el gasto del tal "Community Manager" seguro que se pagan la posada anual en un casino.

También en la esfera de lo doméstico y lo íntimo ocurre esta confusión entre virtualidad y realidad. ¿Quién no tiene un amigo convencido de que su vida no vale nada porque no cosecha "likes" y atribuye sus fracasos a su incapacidad para reclutar "seguidores" en las redes? ¿Cuántas veces en el año llegan a los encabezados tipos que se quitan la vida luego de anunciarlo en su red sin que nadie haga nada por detenerlos? (y uno se pregunta cuántos suicidios se habrán evitado por un "like" oportuno).

Antonio Ortuño
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 22 de noviembre de 2015).

Hay una constelación de valores que ostentan las mismas personas: disculpa valerosa del Estado Islámico y culpa de EU y Francia; a 43 normalistas los tiene el Ejército; la elección a mano alzada del candidato único para dirigir Morena fue muestra democrática de unidad sin fisuras; Carlos Salinas, y no Echeverría con López Portillo, es lo peor que le ha ocurrido a México en un siglo; Felipe Calderón asesinó a más de 120 mil mexicanos en su sexenio; la Izquierda Mexicana está luminosamente encabezada por Manuel Bartlett, Porfirio Muñoz Ledo, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Monreal y otros que, si fueron del PRI ya no lo son, porque es de sabios cambiar de opinión.

Cuando en 1968 el pueblo de Canoa, Puebla, linchó trabajadores de la UAP que acampaban fueron azuzados por el clima paranoide emanado del gobierno federal; si ahora el pueblo bueno quema vivos a jóvenes encuestadores que preguntaban datos de casa en casa es porque "el pueblo/ se cansa/ de tanta pinche transa", y cuando quema vivos a ladrones de limosnas en una iglesia se lo merecen para que aprendan "a no meterse con los valores del pueblo", dijo el Elegido, el que vive de milagro, el Rayito de Esperanza, la Voz de la Izquierda o sea AMLO.

Pero falta la cereza de este nauseabundo pastel engullido por las clases medias y los universitarios que aplauden a los anti-sistema, y es que san Judas Tadeo es un santo muy milagroso, la Santa Muerte es una respetable tradición del pueblo, la NASA engañó al mundo entero (con la complicidad de la entonces poderosa URSS y China de Mao) porque nunca puso hombres en la Luna (¿ni anda el cochecito Curiosity correteando por Marte?).

Todos han vivido en París y por eso conocen bien a los pinches franceses, ahora tan quejumbrosos. Todos van a Mixquic en Día de Muertos y no se ponen mascarilla de buzo para arrojarse al México profundo, galicismo de un profundo antropólogo mexicano.

Luis González de Alba
(v.pág.3 del periódico Milenio Jalisco del 27 de noviembre de 2015).

Nuestro politeísmo navideño ha alcanzado, desde hace ya unos años, extremos notables. Las escuelas primarias viven la época decembrina en el hervor de un debate perenne entre los niños: a unos, sus padres les han dicho que los regalos que esperan recibir se los llevará el Niñito Dios; a otros les aseguran, en cambio, que el responsable es Santa Claus y no faltan los rezagados a quienes les juren que todo es asunto de los Reyes Magos (me parece que esto sucede mayormente con quienes tienen ascendiente capitalino pero todo está ya tan mezclado que no es posible establecerlo con exactitud). La confusión salta por doquier porque, por si fuera poco, ha crecido de manera exponencial el número de padres agnósticos que de plano les confiesan a sus chamacos: "Los regalos te los damos nosotros" y se los llevan de la mano a un centro comercial para que elijan los suyos. Entretanto, los compañeritos de salón tienen que escribir cartitas y aguardar la benevolencia de los seres superiores e invisibles. Como para volverse loco, pues.

Huelga decir que, salvo por la minoría de niños de familias prósperas y desprendidas, a quienes les dan presentes a nombre de cada uno de los anteriormente mencionados (y estos suelen ser muchachitos sobreprotegidos, chiqueados y respondones que piensan que el mundo está para servirlos), lo que consigue esta multiplicidad de tradiciones y marketing es que los niños comiencen a desarrollar serias dudas sobre lo que les cuentan sus mayores y terminen, luego de unir cabos y de recibir las revelaciones del resto de los compañeritos, por desenmascarar la pantomima decembrina mucho antes de lo sucedía en anteriores generaciones. Cada vez son más tempranas las anécdotas de ese descubrimiento y me parece que menos traumáticas. Algunos compañeros de mi generación ya bebían cuando sus padres les contaron el secreto de los regalos. Una amiga estaba por cumplir 15 años y rebuscando el vestido de su hermana la mayor dio con sus cartitas navideñas escondidas en el armario de su madre... Mientras que hoy día es raro el pequeño que llega a la primaria sin sospechar.

Pese a ello, y en cierta medida, vivimos la edad de oro de las navidades. Nunca, como ahora, tantos padres o tíos se preocuparon porque los niños tengan en su poder hasta el último soldadito espacial, superhéroe, mona o pony de la colección que ambicionan.

Conozco mocosos de 5 años que ya tienen más muñequitos de Star Wars de los que mi amigo, el coleccionista, pudo reunir durante los primeros 15 años de hobby. Esto, en general, no sucede porque los niños actuales sean más exigentes que los de antaño sino porque hay una consciencia creciente de que hay que darles tantas cosas como se pueda, quizá para paliar el hecho de que a nosotros nos tocaron, en general, menos juguetes de los que habríamos querido.

Vistas desde otro campo, el de los creyentes, todo es un desastre. Las posadas están desdibujadas por la pachanga, el comercio avasalla y las costumbres se deslavan. Esto me lo confirma una vecina, ya entrada en años, quien dice que cada Navidad mejor se va a su pueblo y se evita la pena de ver que a casi todos sus nietos les valen gorro los usos y costumbres del pasado. Total que, para algunos, vivimos el Apocalipsis.

Y por ello me atrevo a levantar la pregunta de si este embrollo mental, imposible de dilucidar, entre santacloses, reyes, niños, padres, tradiciones y promociones no es responsable de que ya sean pocos los que se toman en serio lo que sucede en este mes. Empezando por los niños.

Antonio Ortuño
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 22 de noviembre de 2015).

Recuerdo el cuento, creo que es de Juan Rulfo, en el que la madre le dice al hijo que en ese pueblo (Comala) va a pasar algo; el hijo lo platica en el billar y un parroquiano que lo escuchó se encargó de difundir el rumor de que en ese pueblo iba a pasar algo; varios vecinos por las dudas toman precauciones, otros más susceptibles hacen equipaje y deciden cambiarse a otros pueblos, antes de que pase algo, hasta que uno de ellos decide llevarse todas sus pertenencias y prender fuego a su vivienda para que, si pasa algo, no se aprovechen de su casa. El incendio se propagó y destruyó casi todo el pueblo; entonces los habitantes dijeron: Bien decían que en este pueblo iba a pasar algo y... pasó.

Así estamos los mexicanos, siempre criticando al gobierno y resaltando lo que hace mal, como en el caso reciente de la aprobación del uso de la mariguana, con fines recreativos, que la Suprema Corte concedió a cuatro personas, en donde se da pie a criticar al presidente Peña Nieto por haberse manifestado en contra de la aprobación. Si lo hubiera hecho a favor, se le hubiera criticado por irresponsable dados los daños a la salud que causa esta droga y, si se hubiera abstenido, se le hubiera criticado por tibio.

Luis Jorge Cárdenas Díaz
(v.pág.21-A del periódico El Informador del 17 de diciembre de 2015).

De la memoria de muchos testigos saltará, muy probablemente, el gesto de desagrado y el ademán de rechazo de Juan Pablo II cuando, en la misa en que anunció la canonización de Juan Diego, "el vidente del Tepeyac", apartó bruscamente a los indígenas que, en la danza autóctona incluida como parte del ofertorio, intentaron someterlo a una "limpia" a la usanza prehispánica: lo incensaron con un sahumerio y le pasaron por encima las ramas de algunas plantas.

La razón de ser del rechazo era obvia: se trataba de un rito pagano; de una de tantas manifestaciones que la Iglesia reprobó, "por supersticiosas", y trató de sustituir por las suyas.

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 28 de diciembre de 2015).

Un policía de la Ciudad de México, que se encontró una bolsa con una nada despreciable cantidad de dinero (42,572 pesos, para ser exactos) y la reportó para que se localizara y devolviera a quien la perdió, se publicó en la prensa internacional (El País, de Madrid, ayer lunes), con el siguiente título: "La honestidad de un policía se vuelve noticia en México".

La nota destaca lo que en México, por desgracia, se ve con la mayor naturalidad del mundo: que "la corrupción y los abusos de las autoridades", en esta que se precia de ser "la tierra de Dios y de María Santísima", son el pan nuestro de cada día; que es inusual "que un policía haga lo que su deber le indica cuando se encuentra dinero que no es suyo: devolverlo"; que, sin ser una fortuna con la que nadie salga de la pobreza, el dinero que estaba en esa bolsa "equivale a casi 6 veces el salario mensual del agente, que es de 7,395 pesos"; que, según una encuesta de la UNAM, el prestigio de los policías está en el último lugar en el ánimo de los mexicanos...

No lo dice la nota, pero muy bien pudiera ser que, una vez que el policía (Sergio Ángel Soriano Buendía) que encontró el dinero en el estacionamiento de un centro comercial de una zona residencial de la ciudad de México y los administradores de la misma reintegraron a quienes la extraviaron, y éstos, a su vez, "agradecieron la acción del agente", las reacciones, en las consabidas redes sociales (de las que algún estudioso de las modernas formas de comunicación dijo que "sirven para 2 cosas: para 'ligar'... y para lanzar ofensas impunemente") hayan tenido como común denominador, más que el elogio, la cuchufleta...

En otras palabras, que de "tarugo" no hubieran subido a Soriano, y que de la "rara avis" que es un policía honesto, se dijera -con la venia del clásico de las narraciones deportivas- que "la tenía, era suya... y la dejó ir".

Jaime García Elías, columnista y conductor radiofónico
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 29 de diciembre de 2015).

De las personas formadas en las enormes filas de las oficinas recaudadoras metropolitanas, 80% son adultos mayores. La mañana de ayer, hasta por 2 cuadras se alargaban las hileras de ciudadanos que acudieron a cumplir con el pago de impuestos y se estima que en el 1er. día de recaudación en el municipio de Guadalajara, se pagaron 9,000 cuentas.

"Desde las 3 de la mañana había personas formadas, en su mayoría personas de la 3a. edad, les gusta venir aunque ya existen otras formas de pago. Les gusta recibir sus recibos en el momento, por eso las largas filas", afirma Amelia, empleada de la Recaudadora 1 Zona Centro.

Los principales pagos realizados ayer fueron predial, refrendo y licencias.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 5 de enero de 2016).
La conspiración de los bobos.

(V.Paco Calderón del 10 de enero de 2016).


Qué fea es la gente cuando no reconoce los logros de los demás. Es una característica muy común de personas pusilánimes y resentidas que no pueden ver a su prójimo triunfar. Ahora que el gobierno de Enrique Peña recapturó al Chapo, por ejemplo, hay unos comentarios tan estúpidos como que "ya no era tan importante" este delincuente, y cosas similares.

Es quizá por ese mismo recelo -que es muy común en amplias capas de la sociedad-, que no generarán mucho eco las fenomenales cifras reportadas ayer por parte de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz. En 2015 México produjo 3.4 millones de unidades.

¿Cuántos mexicanos viven felices por este dato y los de exportación? ¿Qué tanta popularidad ganan el presidente y el gabinete económico porque nuestro país es puntero en esta industria?

La verdad es que muy poco. A la mayoría de la gente le valen comino estos datos de prosperidad. Si México exportó 2.76 millones de autos en 2015 es, para muchos, algo secundario ante discusiones como la extradición del Chapo, los Globos de Oro de Gael o la ausencia del Chicharito en los premios de la FIFA ayer.

¿Qué se le puede regatear a la industria automotriz mexicana? Acaso lo único es que ningún grupo de exempleados haya podido montar una marca nacional, como sí la tienen Rusia, India o Corea del Sur. Estos países gozan de marcas locales desde hace tiempo, y de hecho las de Corea son globales. Pero en México nadie puede ponerse de acuerdo para hacer un plan de negocios convincente al respecto.

Carlos Mota
(v.periódico El Financiero en línea del 12 de enero de 2016).

Las preguntas de Sean Penn dan pena ajena. La actuación es para profesionales; el periodismo también.

Un capo es un capo. Para todos aquellos que pensaban que "El Chapo" era una especie de Robin Hood, que por ser enemigo de Peña Nieto y haberse reído de él escapándose, en automático pasaba al lado de los buenos (esa dicotomía simplista de las redes sociales nos retrata horriblemente como sociedad) escuchen la entrevista. Cuando el "gran" reportero-actor, seguramente influenciado por la cursilería de Kate del Castillo y su "vamos traficando amor", le pone en bandeja la pregunta de ¿qué cambiarías del mundo? (una pregunta digna de un concurso de Miss Universo) "El Chapo" contesta: "Nada. Así está bien". Salud.

Un capo es un capo, no esperemos que tenga una visión del mundo más allá de drogas y armas.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 13 de enero de 2016).

Un punto a considerar es la relación entre Kate del Castillo y el narcotraficante. Del texto de Penn se deduce que hay una, pero sin importar su naturaleza (es decir, si es amistad, relación erótica o relación comercial), tampoco hay mucho margen para linchar a la actriz, por muy subyugada que esté con el personaje equivocado. Miles de mexicanos están en el mismo lugar: conviven cotidianamente con los malos, viven en la casa de al lado, generan amistades inconvenientes o descubren que amigos viejos tienen negocios ilegales. La complicidad es un tema chicloso: el juez debe considerar intencionalidad, relación filial, gravedad del ilícito ocultado y tipología del delito en el que se participa, entre otras cosas. La manga es ancha y el caso de Kate del Castillo es, en todo caso, una oportunidad del Gobierno federal para hacer labor pedagógica y marcar la raya que no hay que pisar cuando se hace amistad con los malos.

Ivabelle Arroyo
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 13 de enero de 2016).

Inicio aquí retomando desde donde ayer, en este mismo espacio, terminó su texto Adriana Malvido: "... en esta historia faltan las víctimas...". Faltan. Y eso que no son pocas y que todas habrán tenido historia y nombre y apellido.

Faltan en particular las víctimas directas del Sr. Guzmán Loera, aquellas tal vez en el orden de las decenas que él mismo pudo haber asesinado; las indirectas, aquellas tal vez cientos o acaso miles asesinadas a manos de sus segundos o terceros o desde donde estuvieran a sus órdenes, y también las más indirectas todavía, todas aquellas en el orden de un cuarto de millón de personas (1% de la población mundial con problemas de adicción severa, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito) que cada año fallecen a causa de una sobredosis. Y pensar que nuestro personaje dice estar libre... "pues se lo pidió a Dios y todo salió perfecto".

Los verdaderos héroes son todos los que intervinieron de alguna manera en la operación y el 1er. cisne negro del año y sobre todo quienes lo hicieron de manera directa y detuvieron al personaje. ¿Cuántos de éstos, apostaría a que todos, tuvieron una infancia similar a la del capo, con una "familia muy humilde... una mamá que trabajaba muy duro... vendiendo naranjas o refrescos cuando niños... viviendo a los 15 años en lugares sin fuentes de trabajo..."? La diferencia, claro, es que los verdaderos héroes decidieron desmentir aquello de que "origen es destino" y adoptaron otros valores al decidir creer en eso que de chico le inculcaban a uno bajo el paraguas del civismo: el respeto a la ley, el servicio a la patria, la consideración a los demás, el esfuerzo personal como palanca de superación. En contraste con la casi plañidera historia de El Chapo, aquellas de los marinos y los policías federales -las que por su seguridad no se podrían contar con nombre y apellido- no llegarían a las páginas de Rolling Stone, pero servirían para comprobar que hay quien se enfrenta a las dificultades y toma las decisiones correctas.

Marco Provencio
(v.pág.4 del periódico Milenio Jalisco del 15 de enero de 2016).

La mitad de los 113 atropellamientos registrados en Periférico durante 2011 y 2012 tuvieron lugar en las cercanías de un puente peatonal, dentro de un radio de 150 metros, de modo que hubo la posibilidad de evitar 1 de cada 2 percances utilizando los pasos elevados para cruzar.

(V.pág.2-A del periódico El Informador del 16 de enero de 2016).

Las expectativas de Elizabeth Monroy Aguilar ante la visita del Papa Francisco son altas. Tanto, que "siente que verá a Dios"... o al menos a su representación en la Tierra.

"¡Imagínate! Es el apóstol de Pedro e... ¡Híjole! Siento que voy a ver a Dios".

(V.pág.2-A del periódico El Informador del 25 de enero de 2016).

Todos los lunes, las calles de la colonia Juan Manuel Vallarta se colapsan por la asistencia de miles de personas quienes acuden a misa en el templo de San Nicolás de Bari, para pedir por trabajo, salud, amor y mejoras económicas.

En un recorrido por la zona se observó gran cantidad de vehículos estacionados en sitios prohibidos, como en línea amarilla, 2a. fila, rampas para personas con discapacidad, banquetas y cocheras de viviendas particulares.

(V.pág.2-A del periódico El Informador del 8 de febrero de 2016).

"Fue como un pedazo de cielo en la tierra" exclamó una mujer antes de marcharse a su casa. Había cumplido su misión, ver al Papa aunque fuera un instante. Con ese único instante, todo el esfuerzo valió la pena.

(V.primera plana del periódico El Informador del 13 de febrero de 2016).

Hay muchos que están convencidos que el internet, y en particular las redes sociales, pueden convertirse -o que ya lo son- en un medio de información masiva que puede sustituir -o ha sustituido- a los tradicionales.

Esta postura ya ha sido criticada y desmentida por muchos analistas, y hay un aspecto que es muestra de ello: la descontextualización de la información, sobre todo si es en imágenes.

Videos de trombas que se repiten, siempre iguales, en Chapala, Chiapas o Texas; la imagen de Peña Nieto que no da la mano a una mujer de la Marina y suscita revuelo hace pocos días en las redes, cuando sucedió haces más de 2 años; criticas al Papa por haber visitado y estrechado la mano al gobernador de Veracruz Javier Duarte, contextualizando con una foto de hace 3 años, tomada en el Vaticano, y no ahora en México.

El problema no es que la gente no tenga derecho a opinar; y tal vez, tampoco lo más grave es que esta gente -que no tiene rigor ni la ética de un profesional de la comunicación-; la verdadera desgracia es que en internet haya una grey de ovejas acríticas dispuesta a leer, creer y seguir cualquier charlatán o información publicados...

Andrea Salcedo
(v.pág.2 "Correo" de La gaceta de la Universidad de Guadalajara del 29 de febrero de 2016).

Seguros de que resucitaría convertido en un vampiro, 3 jóvenes asesinaron a un amigo como parte de un ritual satánico y luego abandonaron el cadáver a unos metros de la catedral de Chihuahua.

La Fiscalía del Estado informó que gracias a la colaboración de un testigo protegido se logró detener a Omar Sánchez García, de 25 años, alias "El Osiris"; Gustavo Adolfo Dorantes Dorantes, de 18 años, e Iveth Nayeli López Hernández, de 18 años, quienes estrangularon a Edwin Miguel Juárez Palma, de 24, en un supuesto rito de iniciación en un culto demoniaco.

Los jóvenes dijeron pertenecer a una secta denominada Hijos de Baphomet, y según sus primeras declaraciones la víctima estuvo de acuerdo en tomar parte del ritual, aunque desconocía hasta donde llegarían sus "iniciadores". Agregaron que el líder de la secta, quien se encuentra prófugo, fue quien les dio la orden de matarlo y luego lo volvería de la muerte convertido en un vampiro inmortal.

El crimen ocurrió la noche del pasado martes en un cibercafé denominado "Freak Shop". Las autoridades localizaron huellas de sangre de la víctima en el interior del baño.

Al parecer, el ritual fue inspirado en un libro de cultos satánicos, pero al ver que no lograron "revivir" a su amigo decidieron hacer pasar todo como un acto del crimen organizado, por lo que envolvieron el cuerpo en bolsa negras y lo amarraron con cinta adhesiva, dejándolo tirado en una banqueta. Al estilo de las bandas del narcotráfico.

En las próximas horas serán presentados ante un juez, y de ser encontrados culpables al final del proceso penal podrían alcanzar penas de hasta 40 años de cárcel.

(V.periódico El Informador en línea del 5 de marzo de 2016).

Dentro de los adictos a endeudarse y a vivir de lo ajeno, existen los que de plano no quieren pagar. Y se andan escondiendo y dando vergüenza por lo cínicos que se hacen.

En su mente parece operar un extraño mecanismo mental que les hace vivir en un autoengaño, en el que creen que al otro se le va a olvidar lo que deben y que llegará un momento en que se lo van a perdonar. Así que posponen los pagos hasta llegar al punto de esperar a ver cómo se lo van a cobrar. Si no hay exigencias o amenazas, lo sigue dejando pasar, con la fantasía de que en algún maravilloso momento se le va a olvidar.

Lo cual en algunos casos sí sucede y en otros sólo provoca un malestar tan grande que seguramente acabará en una demanda o en una brutal agresión para que cumpla en pagar lo que debe.

El mañoso deudor, se hace un experto para evitar hacer los pagos, prefiere que le cobren, esperando que no lo hagan y a eso le apuesta.

Claro, es sólo su deseo y fantasía, por lo que suele llegar el momento en que los cobradores se juntan, como si se pusieran de acuerdo, y se van en contra él.

En el fondo no quiere pagar, porque siente que el mundo le debe. Es como tener en el inconsciente una voz que le dice que la vida ha sido injusta con él y que se la debe de cobrar usando el dinero de los demás, para hacer sus gastos sin trabajar y así vivir a costa de otros. Es un parásito, de cierta forma. Y no lo quiere aceptar.

Desarrollan un conflicto con base en la envidia y los celos. Llegan a pedir con el deseo interno de que no lo van a pagar. Es más, se cobran con el mundo lo que en su pasado sienten que les pertenecía y nunca les dieron. Y que probablemente se lo dieron a otro hermano.

Por eso muchos adictos a deber y a no querer pagar son hijos de padres ricos venidos a menos y que no quieren dejar de pertenecer a un círculo social. Pero no les alcanza para mantenerlo, así que a pedir, en especial a los padres y parientes, y a no pagar.

Guillermo Dellamary
(v.pág.4-B del periódico El Informador del 13 de marzo de 2016).

Hermosillo, Son.- Un grupo de alrededor de 10 personas mandaron a la sala de urgencias del Hospital General del Estado al payaso Marco Antonio Vázquez, "Tony Tambor", y a 2 de sus asistentes, luego de que un niño de 5 años lloró porque no ganó un concurso. El animador perdió piezas dentales y corre peligro de perder la vista del ojo derecho.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 22 de marzo de 2016 y periódico Excélsior en línea del 23 de marzo de 2016).

En México vivimos en un sociedad donde el resultado del partido de futbol del domingo es noticia de primera plana; los errores garrafales del presidente son el tema en las conversaciones familiares y objeto de burlas en las redes sociales; la trama de la telenovela de horario estelar mantiene a las amas de casa entretenidas y soñando con ser protagonistas de una historia diferente a su realidad y donde la caída al precio del barril de petróleo y las nimiedades aumentadas al salario mínimo pasan a 2o. plano opacadas por los temas primeramente mencionados. Esto habla mucho sobre el desorden de prioridades en la vida de los mexicanos pero, ¿Acaso no es normal que prefieran desviar su atención hacia los logros de su equipo de futbol favorito, los enredos amorosos de alguna ficción televisada y liberar todo ese enojo contenido al burlarse y sacar unas cuantas carcajadas al ver el nuevo "meme" del presidente frente al ordenador? Definitivamente es la opción menos dolorosa, pues si voltean a su realidad se darán cuenta que su salario por trabajar ocho horas durante seis días a la semana es una broma de mal gusto ya que con él no les es posible adquirir ni la mitad de los productos de la canasta básica mensual y aun así tiene que seguir adelante y mantener a una familia de 4 integrantes.

Resulta inverosímil el descaro de los funcionarios públicos al hacer afirmaciones como la del secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong durante su visita al estado de Sonora, pues dice que un familia promedio que habita en una zona urbana puede adquirir los productos necesarios de la canasta básica para una semana con $224.50. Afirmaciones como estas solo aumentan el desencanto de la sociedad mexicana hacia las autoridades, aunque el desencanto solo queda en meras palabras y quejas que no tienen eco, quejas que no serán tomadas en cuenta por los funcionarios públicos que se hacen oídos sordos ante los problemas que no les afectan directamente en su vida privada.

Es por eso muchos mexicanos prefieren encender su televisor, que siguen pagando a "flexibles" mensualidades, pues lo usan como una venda sobre los ojos para no ver que su alacena sigue y seguirá vacía.

Idalia Saharai Rivera Serrano
(v.pág.13 "Los correos del público" del periódico Milenio Jalisco del 25 de marzo de 2016).

Dentro de la reflexión que hemos realizado también se encuentran los que conjugan el arte de mentir con el de no pagar.

De hecho, suelen ir hermanadas, porque los deudores compulsivos se habitúan a echar toda clase de explicaciones y promesas de que ya pronto vendrá el dinero que están esperando para comenzar a pagar la deuda que tienen con muchas personas.

El estilo de mentira que practican es el de tratar de convencerlos de que no es mala intención ni un acto irresponsable, es que no les han salido las cosas como esperaban y por eso no han conseguido el dinero para pagar. Es decir, crean una serie de pretextos para conseguir más tiempo y poder hacer algo, para así darle cara a su compromiso. Desde luego eso no pasa, la siguiente semana o el mes que entra vuelven a estar en las mismas e inventan una nueva mentira para poder salir una vez más librado.

El tema se complica porque por un lado ellos se creen sus propias historias y pretextos, y por el otro acaban por estar convencidos de que los otros también se las creen. Hay algunos que son tan astutos que consiguen algo de dinero para abonar y así demostrar que tienen buena voluntad de pagar, por sobre todo para evitar el enojo o hasta la demanda que acompaña su incapacidad de pagar.

Los deudores habituales suelen también ser mentirosos constantes; tienen una manera tan especial de engañar que saben actuar varios papeles de víctima y de agobiado para seguir con su cinismo y seguir generando una esperanza.

No sólo cuentan historias de incapacidad, sino que se quedan atrapados en el desempleo, la herencia que no llega, el negocio milagroso que no sucede, la venta de una propiedad que no resulta y en fin, muchas inesperadas razones que se inventan para seguir en su papel de deudor y no tener la capacidad de pagar.

Eso sí, sueñan con sacarse la lotería o un inesperado empleo o un gran negocio que los ayude a salir de su miseria. Pero esto no pasa tampoco, esa es una de sus principales mentiras, soñar, soñar y seguir viviendo un mundo irreal.

Guillermo Dellamary
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 27 de marzo de 2016).

Los "gorrones" son los descarados que nunca traen dinero, o lo fingen, y no ponen lo que les corresponde en el pago de las cuentas.

Son parientes cercanos de los adictos a deber, porque de alguna manera también son dependientes de los recursos de los demás. Y fácilmente se acostumbran a vivir como parásitos de los que sí tienen.

Este tipo de dependencia tiene su raíz en disfrutar, secretamente y hasta subconscientemente, el ser un mantenido; les gusta sentir que los demás se hacen cargo de sus necesidades. Es una especie de fijación a la etapa infantil añorando a la madre que los cobijó y satisfizo en todas sus necesidades sin que tuvieran que hacer mucho esfuerzo.

Llegan a disfrutar el ir a fiestas, restaurantes y viajes y que les paguen todo. Es más placer no sacar nada de su cartera, que el mismo evento al que asisten, porque no les cuesta.

Conocí un tipo que asistía a un grupo de amigos y preguntaba con especial curiosidad, si hoy también se iba a repartir la cuenta, si le respondían que sí, bebía y comía todo lo que le viniera en gana. Si no, se limitaba a lo que podía pagar. Sabía perfectamente que entre todos le pagaban sus excesos.

Los gorrones no siempre traen el bolso vacío, sino que prefieren pagar lo menos posible y esperar a que otros lo hagan por él. Son de los que enseñan su cartera con un solo billetito, cuando los demás los trae escondidos en otro lugar.

Desde luego que los gorrones son las rémoras de los ricos y poderosos, Se les adhieren como verdaderos parásitos y viven a sus expensas. Saben ser sumisos, condescendientes y serviciales, porque en el fondo van por los beneficios que reciben de los que tienen todo.

Piden con frecuencia prestada la casa de Tapalpa, el departamento en Puerto Vallarta y hasta el chofer. Con tal de disfrutar lo que no es suyo y hasta presumirlo como si lo fuera.

Estamos rodeados de "gorrones" disfrazados de buenos amigos, pero que en realidad son personas improductivas, deudoras, vividores y llenos de complejos y envidias, que saben compensar muy bien pidiendo prestado los bienes ajenos y pagar lo menos posible las cuentas.

Guillermo Dellamary
(v.pág.4-B del periódico El Informador del 3 de abril de 2016).

El video de Gerardo Ortiz es condenable bajo cualquier óptica. Machismo, elitismo e incitación a la violencia, todo en una cápsula de 5 minutos. Me aterra pensar que hay millones de jóvenes que ven en este hombre un modelo a seguir. Pero también lo entiendo -no justifico-: como sociedad no hemos construido una narrativa alternativa de lo que significa ser exitoso en la vida. Ni el esfuerzo, ni la justicia social, ni el mérito, ni el civismo, y menos el respeto a las mujeres, son hoy atractivos en el mercado de espectáculos. Como dice Bauman, lo que importa es el dinero, sin importar si éste proviene del esfuerzo y la dedicación, o de la corrupción o la ilegalidad. En esos terrenos, el narco se mueve a sus anchas.

Ante esta realidad cultural y social, es de sorprender como los políticos creen que todo esto desaparece cuando el largo brazo del Estado se encarga de decidir qué deben ver y qué no deben ver las buenas conciencias tapatías. Tal cual, como si "poniendo la suciedad debajo del tapete", el problema estuviera solucionado. Es la típica reacción del conservadurismo: "si no lo veo, no existe". No importa que vivamos en un mundo en donde todo corre como agua entre los dedos por las redes sociales, en donde lo prohibido genera una seducción incalculable y en donde la transgresión sea más atractiva que el respeto a la autoridad.

Millones y millones de mexicanos hacen de estas manifestaciones de machismo e incitación a la violencia, su momento placentero del día. Hombres y mujeres, pobres y ricos, urbanos y rurales, se divierten viendo cómo el valiente cantante se despacha a balazos al amante de su mujer y después a su propia pareja.

Enrique Toussaint
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 3 de abril de 2016).

El problema de los apostadores compulsivos es que les encanta ganar, pero les cuesta trabajo saber perder. Porque son buenos para cobrar, pero muy malos para pagar. Entonces saltan de la diversión del juego y la apuesta, al drama del deudor.

Y claro, entonces comienza el cuento de andarse escondiendo para no toparse con las personas o negocios a los que les deben, y peor aún, acumular deudas que acaban por ser impagables. En la mente del apostador está la obsesión por ganar y esa enorme ventana que abre cada vez que apuesta, sólo deja una pequeña apertura a la posibilidad de perder, por lo que insiste tanto que la suerte pronto estará de su lado que sigue y sigue perdiendo con tal de invocar que en una de esas se va a recuperar. Y pues a veces puede llegar a pasar, pero en la mayoría de los casos no sucede así. Y desde luego, acaba por gastar tanto dinero que además de acabarse con los recursos disponibles, se le hace muy fácil incursionar en el crédito y hasta los bienes que posee.

Así que el mundo de los apostadores está lleno de viles perdedores, que su ilusión fue más fuerte, que la lógica de la realidad.

El que apuesta debe de estar siempre dispuesto a pagar y asumir con carácter las derrotas y no vanagloriarse con los triunfos. Pero muchos apostadores no son así, el apostar se hace un vicio adictivo que forma parte de las debilidades de su personalidad y no de sus fortalezas.

Así que es muy sencillo: apuestas y pierdes, a pagar. Lo malo es que se juntan dos adicciones. Apuestan y no pagan.

Guillermo Dellamary
(v.pág.4-B del periódico El Informador del 17 de abril de 2016).

Es posible que la verdad del "Caso Ayotzinapa" ya se conozca; sin embargo, es probable que dicha verdad nunca se reconozca.

Al anunciarse, la semana pasada, que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), integrado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y autorizado por el gobierno mexicano para "coadyuvar" en el esclarecimiento de la desaparición, probable asesinato e incineración de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, ocurridos a fines de septiembre de 2014, dejará de operar el próximo 30 de abril, hubo lamentaciones al por mayor: de los integrantes del propio GIEI, porque no se encontró a los 43 jóvenes: ni vivos, como demandan sus padre, ni muertos, como se les supone a raíz de las declaraciones ministeriales de casi un centenar de personas detenidas y procesadas a raíz de los hechos; de la CIDH, porque "los objetivos (de la creación del grupo) permanecen incumplidos" y porque "no se ha encontrado la verdad"; de los padres de los normalistas porque, al coincidir con el grupo en el rechazo a la "verdad histórica" proclamada por el ex procurador Jesús Murillo Karam, el GIEI debería seguir operando en México hasta que aparecieran -vivos o muertos- los estudiantes.

Puede ser que la verdad del "Caso Ayotzinapa" sea la que dio a conocer Murillo Karam... aunque muchos, entonces y ahora, se resistan a aceptarla... Otros aspectos de esa verdad, por desgracia, siguen formando parte de una realidad social que no se ha modificado a raíz de la tragedia. Uno, la facilidad con que -en Guerrero, Michoacán, Oaxaca y otras entidades del país- grupos de seudoestudiantes secuestran camiones y suspenden clases para participar en "manifestaciones" bajo cualquier pretexto; otro, o la pasividad de las autoridades para detener y sancionar esas acciones antisociales -cuando no, de plano, delictivas-... o el contubernio de las mismas autoridades con grupos delincuenciales (como los "Guerreros Unidos" a los que supuestamente se encomendó que desaparecieran, "por alborotadores", a los normalistas de Ayotzinapa); uno más, la impunidad que suele ser la secuela ulterior de episodios como los de Tlatelolco, Aguas Blancas, Tlatlaya y tantos más que sugieren que el "México Bárbaro" que hace más de un siglo bosquejó John Kenneth Turner, sigue absolutamente vigente.

Jaime García Elías
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 18 de abril de 2016).

Antes de la era digital, cuando las campañas políticas estaban limitadas a la televisión, la radio y los periódicos, las campañas negativas consistían en "investigaciones de oposición": un político contrataba a un equipo de investigadores para rastrear los archivos públicos y encontrar algo negativo sobre su rival, y usaba esa información para desacreditarlo. Pero lo hacía con base en datos reales.

Ahora se contrata a hackers que lanzan en las redes sociales campañas anónimas de ataque basadas en datos completamente inventados. Google, Facebook y Twitter filtran muchas de estas noticias falsas, pero no lo suficiente.

Es más: a menudo la gente les cree más a estas campañas anónimas de ataque que a lo que lee en los periódicos tradicionales. Una de las afirmaciones más interesantes del pirata cibernético o "hackeador" internacional y experto de la desinformación cibernética, Andrés Sepúlveda, en la entrevista de Bloomberg es que "las personas creen más en lo que dice la internet que en la realidad".

El director de la Sociedad Interamericana de Prensa, Ricardo Trotti, me dijo que lo peor que se puede hacer es permitir que los gobiernos regulen los medios sociales. Eso es exactamente lo que los gobernantes autoritarios de Venezuela y Bolivia quieren hacer, y lo que ya hicieron Ecuador y Cuba, dijo.

"Por suerte, existe un proceso natural de autocorrección", me dijo Trotti. "Es ciertos que muchos 'cibermilitantes' contratados están diseminando información falsa en la internet, pero también es cierto que un creciente número de personas están corroborando la veracidad de las noticias, y desmintiéndolas si son falsas. Este proceso va a seguir creciendo".

Mi opinión: estoy de acuerdo en que hay que evitar la regulación gubernamental de las redes sociales. En su lugar, deberíamos luchar contra la basura en internet promoviendo websites de verificación de datos tales como politifact.com y factcheck.org, que verifican lo que dicen los políticos y lo califican según su nivel de veracidad. Habria que expandir esos websites para que no solo verifiquen los que dicen los políticos, sino las noticias dudosas que se convierten en "tendencias" en las redes sociales.

Ya están apareciendo grupos de verificación de datos en América Latina, entre ellos Chequeando en Argentina, Lupa-revistapiaui en Brasil, El Polígrafo en Chile, El Sabueso en México y Ojo Público en Perú. Pero muchos de ellos son subsecciones de periódicos o websites, que deberían tener una visibilidad mucho mayor.

Andrés Oppenheimer
(v.periódico El Siglo de Durango en línea del 19 de abril de 2016).

Es un vicio muy extendido, en nuestra sociedad, el tratar de sacarle provecho al dinero de los demás en beneficio propio. Es una manera de usar lo que no es tuyo para obtener ganancias durante un tiempo, que se decide en base a un capricho. Por ejemplo, si una persona dirige una institución y el pago de la nómina se aplaza 10 días, y si ya se tiene ese dinero, es muy común que se meta a que dé réditos en un banco y a quedarse con las utilidades.

O cuando una empresa compra un producto, lo recibe y lo paga 3 meses después. Eso es "jinetear" el dinero de los demás. La empresa se asegura, a costa de la necesidad que tienen los proveedores de vender, aunque les paguen después. El que compra puede "jinetear" el dinero a su antojo y asegurar que su mercancía se venda en las tiendas y cuando ya tenga todo el dinero, entonces sí paga. Mientras, hace lo que quiera con los ingresos. El que financia es el proveedor. Aunque son prácticas muy comunes, no por ello del todo éticas, se convierten en un vicio y muy frecuentemente caen en una adicción, es decir en una dependencia a no pagar y a deber a capricho y siempre con ventaja.

Es muy parecido a los que piden prestado y pagan cuando ellos quieren. Es una manera de adueñarse de lo que no es suyo y forzar a que sea un compromiso, casi obligado para el otro. Si quieres que te pague, pues vas a aceptar mis condiciones. Quieres venderme algo, pues éstas son las reglas que impongo. Pago cuando se me da la gana, y tengo mis razones. O lo aceptas o si no habrá otros que sí. Los deudores suelen inventar muchas razones para no pagar y mientras son capaces de darse la buena vida con el dinero que ya no es suyo.

He conocido grandes deudores, que viven de lujo, se pasean por todo el mundo y no son capaces de pagar algo de lo que deben. No sienten la obligación de hacerlo. Los que jinetean el dinero de los demás, sienten que es un acto astuto y que está permitido. Es egoísta y ventajoso; pero no les importa para ellos se vale hacerlo y no tienen culpa alguna.

Guillermo Dellamary
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 24 de abril de 2016).

Debía haber sido un grupo interdisciplinario de expertos independientes, pero no era ni interdisciplinario ni estaba compuesto de expertos independientes. 4 de los 5 miembros del GIEI eran abogados: Alejandro Valencia, Ángela Buitrago, Claudia Paz y Paz y Francisco Cox, todos activistas de derechos humanos. El 5o., un doctor en psicología, Carlos Beristáin, era también activista en esta causa. ¿Los descalificaba esto para ser coadyuvantes de la Procuraduría General de la República? No, pero no era el grupo que habría ayudado realmente a resolver las muchas dudas sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014.

El GIEI buscó fundamentalmente comprobar la tesis del "movimiento de Ayotzinapa", un grupo político que existe mucho antes de los acontecimientos de Iguala, y que se resume en 3 palabras: "Fue el Estado". Los activistas no se refieren, por supuesto, al Estado de Guerrero, que encabezaba entonces Ángel Aguirre, o al municipio de Iguala, de José Luis Abarca, sino al Estado federal. Supongo que esta tesis imagina a un presidente de la república que un sábado por la noche dio la orden desde Los Pinos por razones misteriosas de secuestrar a un grupo de normalistas y ocultarlos en un cuartel militar.

La posible quema de los cuerpos de los normalistas en el basurero municipal de Cocula ha sido siempre un irritante para esta hipótesis. El 1o. en decir que esto había ocurrido fue el padre Alejandro Solalinde, un crítico severo del gobierno, quien narró cómo los muchachos fueron colocados en "varias fosas", algunos todavía vivos. "Fueron poniendo leños, maderas, tablas. Luego les echaron diésel y los quemaron". Los líderes de Ayotzinapa, sin embargo, descalificaron a Solalinde. "Ellos me dijeron, me informaron, que ya tienen sus voceros".

La quema de los cuerpos fue confirmada por algunos de los detenidos. Los restos de uno de los normalistas fueron identificados en un costal que presuntamente había sido extraído del basurero de Cocula. Los restos de otro tuvieron una identificación parcial en pruebas de ADN. ¿Demuestra esto que los 43 fueron quemados en Cocula? No, pero sugiere que cuando menos algunos sí lo fueron.

El GIEI ha tratado de desacreditar la posibilidad del fuego, pese a que 2 peritajes dicen que sí tuvo lugar. La forma en que se dispuso de los cuerpos, sin embargo, parece relativamente poco importante. Lo relevante es saber si los normalistas fueron secuestrados en Iguala por policías y ejecutados en Cocula por miembros de Guerreros Unidos.

¿Participaron efectivos de la Policía Federal o del Ejército en el operativo contra los normalistas? Hasta ahora no he visto pruebas, pero hay indicios que obligan a estudiar la posibilidad. Un trabajo realmente independiente del GIEI quizá nos hubiera permitido saber si existió esta colusión, pero la simple afirmación de que hubo una eficaz coordinación en el operativo contra los normalistas no prueba la supuesta participación de las fuerzas federales.

Si el propósito del GIEI era arrojar dudas sobre el Estado mexicano, el éxito ha sido total. Las entrevistas al New York Times y el artículo del New Yorker han juzgado ya y condenado al gobierno federal. Tanto Amnistía Internacional como Human Rights Watch le han dado la razón al GIEI. En el mundo hay pocas dudas hoy de que "Fue el Estado".

Pero si lo que queremos es saber realmente qué ocurrió esa noche en Iguala y en Cocula, las dudas permanecen. Quizá sería bueno contratar a un nuevo grupo coadyuvante, pero esta vez sí interdisciplinario y de expertos independientes.

Sergio Sarmiento
(v.periódico Mural en línea el 26 de abril de 2016).

En la historia de Ayotzinapa sigue habiendo algo absolutamente insólito: la asombrosa incapacidad del gobierno mexicano para explicar un suceso que debiera resultarnos totalmente entendible a todos, incluidos esos fuereños prejuiciadamente dispuestos a desconocer cualquier atisbo de razón oficial.

Por favor, señoras y señores, ¿no tiene lógica alguna la explicación de que los sanguinarios canallas de una banda criminal, en complicidad con unos cuerpos policiacos corruptos y salvajes, hayan podido asesinar a unos jóvenes por creerlos sicarios de una organización rival? ¿No hay testimonios? ¿No hay declaraciones? ¿No hay detenidos? ¿No hay un recuento pormenorizado de los hechos en voz de los mismos individuos que los perpetraron?

Por el contrario, ¿no resulta absolutamente extravagante la suposición de que los 43 (que ni siquiera serían ese número porque los restos de 2 ya fueron identificados) están vivos, en algún lugar? ¿No sería descomunalmente absurdo que fuera el gobierno quien los retiene cuando su desaparición es precisamente lo que sirve de pretexto a quienes quieren desprestigiar al régimen de Enrique Peña? Y, ¿por qué hubiera alguien, en alguna secretaría de estado o en el mismísimo despacho de Los Pinos, decidido una acción tan irracional y desatinada? ¿Para qué? Digo, los asesinos, en cualquier novela policiaca, no matan a lo tonto sino siempre con un propósito. ¿Cuál sería el móvil, en este caso? ¿Qué ventaja estratégica habría de obtener un gobierno al exterminar a 43 estudiantes, hoy, aquí y ahora?

Pues, miren ustedes, ocurre que lo inconcebible y lo improbable es lo que más verosímil le resulta a mucha gente, incluidos esos tales expertos interdisciplinares que, invitados por los mismísimos funcionarios gubernamentales que hubieran tramado tan descomunal desaguisado, se cierran a las evidencias, ignoran las pruebas de la policía científica y desechan deliberadamente los estudios realizados por otros agentes investigadores. Y así, se ha impuesto globalmente la versión de que el "sistema", en el México del s. XXI, sigue cometiendo espeluznantes atrocidades. Peor aún: en la prensa internacional se escuchan las voces condenatorias de quienes, ofuscados por su exquisito humanitarismo y su noble sensibilidad social, no tienen reparo alguno en ignorar sesgadamente los testimonios que les ofrece la fiscalía de la nación mexicana. ¿Y el aparato de comunicación del Estado? Pues, sumido en una increíble inacción...

Román Revueltas Retes
(v.periódico Milenio Jalisco en línea del 26 de abril de 2016).

El mayor golpe del GIEI en todo el proceso fue afirmar que es científicamente imposible que se haya incinerado a los estudiantes en el basurero de Cocula, Guerrero, y para ello se basó en un informe del experto peruano José Torero con faltas de ortografía, simples sumas aritméticas incorrectas y una inspección de 20 minutos en el lugar.

Un peritaje de "desempate", con la participación de 6 expertos internacionales en fuego, incluido el propio Torero, echó por tierra las conclusiones del estudio en el que se basaba el GIEI y encontró que sí hay evidencias de que hubo un gran incendio en el basurero y que fueron incineradas por lo menos 17 personas adultas. Después de exigirlo, pidieron incluso que se ocultara este peritaje porque no se acomodaba a sus teorías y se apresuraron a descalificarlo."

Dice el GIEI que marcó nuevas líneas de investigación, inexploradas por la indagatoria oficial. En realidad, todas ellas estaban desde antes de su llegada a México en la averiguación previa: el 5o. autobús, el narcotráfico en la zona, la posible participación de un policía federal en los hechos, la presencia de un mando del Ejército en el hospital. Mintieron al decir que no se tomó declaración a soldados del Ejército Mexicano desplegados en Iguala la noche de los hechos. Que un militar y un policía federal hayan estado en las inmediaciones con una participación indirecta no es suficiente para decir que "fue el Estado".

Sin que se haya aplicado el Protocolo de Estambul, dejan en su último informe denuncias vagas de presunta tortura, con las cuales podrían quedar libres 17 de los detenidos confesos. Hay en total más de 120 involucrados en la cárcel y la investigación continúa.

Los expertos del GIEI pidieron el escrutinio público del actuar de la PGR pero cada vez que la prensa mexicana, como debe ocurrir en cualquier sociedad abierta, aplicó esa revisión a ellos y a sus antecedentes, se dijeron víctimas de una campaña de desprestigio orquestada desde el gobierno.

Carlos Loret de Mola A.
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 27 de abril de 2016).

Gonzalo N.Santos presumía que él no era de la Huasteca, sino que la Huasteca era de él. En su libro de memorias, este pillo forjador de frases célebres relata que una noche, circulando creo por la carretera México-Matamoros, bajó del auto para orinar a la orilla del camino. Se adentró en la maleza y el ruido de sus pasos sobre la hierba seca disparó el ladrido de un perro, que, a su vez, motivó a otro. La onda expansiva originó en un minuto un concierto canino cuyo origen solo conocía el 1er. perro. Esto, escribió el cacique potosino, es la política.

Un episodio más reciente ocurrió afuera de un hotel donde Felipe Calderón, entonces recién llegado a la Presidencia por menos de un punto porcentual, citó a un grupo de notables para echar a andar un programa nacional como parte de su estrategia para quitarse de encima la presión de la parte lopezobradorista de la población, entre la que figuraban, figuran, ultras. Uno de estos grupos se instaló afuera de la sede de la reunión y tundía con un "¡esos son, eso son, los que chingan a la nación!" a cuanto personaje iba llegando.

Mario Molina, premio Nobel de Química, no se salvó. Este diario reprodujo la escaramuza con la foto en portada de los jóvenes acosando al científico mexicano. El fotógrafo les preguntó si sabían quién era el hombre. Su respuesta: "¡Otro de los que chingan a la nación!". Pero eso es la política, resumía Gonzalo N.Santos.

Hoy el ejemplo no tiene vuelta. Las redes sociales. Al militante intransigente le basta ver un encabezado que se aproxime a su afinidad política para replicarlo. No hay lectura, no hay análisis, no hay comparación. Si pega, no importa que sea ficticio, alterado o cuál su origen. Como en el caso de los perritos de la carretera potosina.

Alfredo C.Villeda
(v.pág.2 del periódico Milenio Jalisco del 29 de abril de 2016).

La pregunta se ha vuelto inevitable: ¿realmente "Fue el Estado"? ¿Ordenó el Presidente una noche de viernes en Los Pinos a un alcalde perredista en Iguala que secuestrara a un grupo de normalistas y pidió apoyo a un gobernador ex priista convertido en perredista así como al Ejército y a los jueces que han visto el caso? ¿Cuál sería la motivación: simple perversidad?

Para los líderes de Ayotzinapa -que no es una escuela convencional sino el centro de un movimiento político que busca derrocar el régimen- el culpable es su enemigo: el Estado mexicano. Así lo han manifestado en consignas, pancartas y carteles. Todo indicio que señale la responsabilidad de alguien más, como la policía municipal de Iguala o la de uno de los grupos de narcotraficantes que se disputan el control de Guerrero, lo descartan y cuestionan.

El padre Alejandro Solalinde fue el primero en señalar, en octubre de 2014, que los estudiantes fueron quemados, algunos vivos. Exigió a la PGR que lo recibiera para proporcionarle la información de un testigo presencial. Cuando el 26 de octubre Solalinde visitó Ayotzinapa, sin embargo, no fue recibido con agradecimiento sino con descalificaciones. "Ellos me hicieron saber que tenían voceros". ¿Cuál era la objeción? Los "voceros" tenían otro guión: los normalistas no estaban muertos sino desaparecidos y el responsable era el Estado mexicano.

La investigación del GIEI ha tenido puntos positivos. Los 5 miembros llegaron a México con abierta simpatía al movimiento de Ayotzinapa y a la tesis de que "Fue el Estado". Esto no es necesariamente malo. El GIEI ha sido crítico y ha obligado a la propia PGR a revisar la "verdad histórica". Y había muchos detalles que revisar. Nunca el resultado de una investigación debe ser una verdad histórica.

Pero las posiciones del GIEI, como las de Ayotzinapa, son más políticas que técnicas. El rechazo al fuego en el basurero de Cocula, aun después de que 2 peritajes señalaron que sí tuvo lugar (y que su propio "experto", José Torero, el que rechazó la posibilidad del fuego, acabó por admitirlo en un panel de verdaderos especialistas cuya composición el GIEI aprobó), huele más a dogma que a convicción por la verdad.

Descartar todas las declaraciones de policías y narcos involucrados en los hechos, con el argumento de que todas fueron producto de tortura, a pesar de que se hicieron en momentos y circunstancias muy distintos, sugiere también una posición dogmática. Lo mismo sucede con el rechazo a considerar los restos de cuando menos 2 normalistas en bolsas plásticas con material del basurero de Cocula encontradas en el Río San Juan, gracias a que uno de los miembros de Guerreros Unidos llevó a las autoridades a ese punto.

Mientras el GIEI y los líderes de Ayotzinapa rechazan estos elementos, insisten en que se investigue la hipótesis de un "5o. autobús" robado por los normalistas que supuestamente habría llevado droga a Estados Unidos. ¿Cuál es la prueba? Que todo el mundo sabe que esos autobuses se utilizan para llevar droga al norte. Cuando el GPS y las declaraciones del chofer señalan que el autobús permaneció en la zona de Iguala y que no llevaba droga, la respuesta es que la PGR debe haber cambiado el vehículo.

Las observaciones del GIEI tienen la virtud del escepticismo. Si hubiera suficiente tiempo y recursos, toda averiguación penal debería tener un GIEI para revisar pruebas, hipótesis y conclusiones. Pero las conclusiones no deben ser decididas por una agenda política. No hay verdades históricas. Entre la hipótesis de una decisión del Estado y la que sugiere que los normalistas fueron secuestrados por policías municipales y entregados a un grupo criminal que los ejecutó, esta última parece más verosímil.

Sergio Sarmiento
(v.periódico Mural en línea del 2 de mayo de 2016).

En México, como he visto a lo largo de los años, se hace de un dicho sin voz propia, de una acusación sin nombre, de un infundio desde el anonimato, una sentencia.

No importa lo disparatado de la calumnia, mientras más, mejor, ni lo falso del dicho ni la ausencia de la verdad; con que sea verosímil, es creíble. Y si va contra un personaje y se comparte ese odio, vale, se da por buena y por hecho confirmado.

Eso es parte de la ruindad humana, de la bajeza.

Joaquín López-Dóriga V.
(v.pág.3 del periódico Milenio Jalisco del 6 de mayo de 2016).

El alcoholismo mexicano -como ya lo observó el padre Sahagún en el siglo XVI- tiene una triste singularidad semejante a la de nuestros días: es eminentemente agresivo.

Flavio Romero de Velasco, licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras y exgobernador de Jalisco
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 21 de mayo de 2016).

El viernes surgió al mediodía la llamada #Ladyempanadas, una señora comerciante notoriamente perteneciente a la economía informal, a la que su cliente -que la graba desde su auto- le solicita la venta del cargamento entero de empanadas que lleva sobre la cabeza:

Oiga, ¿en cuánto tiene las empanadas? A 10, responde la señora. ¿Me vende todas?, le inquiere. Es que no puedo, apenas voy saliendo, señala. P’us de una veeez, para que acabe temprano, insiste. No, no puedo. Es que no se puede, entiende, es que tengo que ir allá pa'rriba.

Provocativo, el cliente señala: Se las pago a 12 pesos, véndame todas. Y la vendedora responde: Las doy a 10, y le ofrece venderle a lo sumo unas 10 o unas 15.

Negarse a vender toda la mercancía había estado en la cultura oral popular con la anécdota de la señora que vendía naranjas y que terminaba respondiendo "¿y luego qué vendo?"; pero esta vez, este vídeo logró documentar una realidad: muchos mexicanos actúan en contra de toda lógica económica, incluso teniendo información clara y precisa disponible. En este caso, lo importante no es vender, sino dedicarse a vender, lo que para la señora implica que todavía debía ir "allá pa'rriba".

Este sinsentido del capitalismo mexicano está muy arraigado.

Carlos Mota
(v.periódico El Financiero en línea del 6 de junio de 2016).

Ana Lilia dice que se fue a vivir a Valle de Los Molinos porque le contaron que las rentas estaban baratas (paga mil pesos al mes). Pero no le dijeron que en la zona había serios problemas de transporte.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 7 de junio de 2016).

En México todavía hay generaciones que no superan las traumáticas crisis financieras de la 2a. mitad del siglo XX. Pero las nuevas generaciones que pudieran acercarse más, carecen de una cultura financiera que no es fomentada ni en la educación formal ni en el hogar.

Estas son las conclusiones de José Sánchez Gutiérrez, jefe del Departamento de Mercadotecnia y Negocios Internacionales de la UdeG, quien fue cuestionado sobre los motivos y las causas que podrían originar los resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, misma que señala que la mitad de los mexicanos no ahorra, mientras la mayoría de la mitad que sí lo hace, ahorra fuera del sector financiero formal.

"En el caso del mexicano, más del 50% no realiza ahorros de una manera formal. Lo realizan cuando tienen un pequeño recurso y lo utilizan para la compra de mobiliario o para pagar sus adeudos hipotecarios... no es la conciencia que tienen los europeos de destinar un porcentaje mayor. El mexicano es de momentos".

Explica que los mexicanos ahorran en virtud a metas cortas. Por ejemplo, juntar una cantidad determinada para dar el enganche de una casa, el anticipo de un auto o la compra de un mueble, electrodoméstico o electrónico.

¿Por qué lo hace de esta manera? "Porque falta capacitación de la gente, en muchas de las ocasiones no sabe qué y dónde ahorrar, y al faltarle la orientación, busca consumir y responde con más facilidad a otros estímulos como la publicidad. El problema también son las metas".

A esto se suma la falta de los salarios dignos que permitan solventar las necesidades básicas de la población. Entonces, las capacidades de ahorro se ven reducidas si primero no se satisfacen otras prioridades.

Pero esta falta de cultura no es privativa del sector más vulnerable, "una persona con estudios y un aumento de salario, puede tener ahorros mayores, pero si no tiene la cultura, la disciplina y la constancia, tampoco ahorra. Uno pensaría que un ejecutivo puede ahorrar más, y no siempre es así".

Añade que "la gente tiene miedo a los bancos con las experiencias vividas", afirma Sánchez Gutiérrez, "recuerdan el 'crack' de la década de los 80, la caída del peso... es toda una generación de gente que no entiende que las inversiones son a largo plazo. Ellos quieren que los beneficios del ahorro y la inversión sean en el pequeño y largo plazos".

Esta visión de corto plazo también influye en la manera en cómo los mexicanos no prevén que los accidentes pueden ocasionar estragos financieros profundos en las familias. Por ejemplo, un accidente donde los participantes no tengan seguro, ocasiona pérdidas económicas que resultan tan traumáticas como el evento mismo, señala el investigador.

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 21 de junio de 2016).

En México todo lo malo lo hacen los demás, menos yo. Desde la corrupción hasta los peores desenfrenos del alma, los ejecutan los de enfrente. A mí que me esculquen. Que no he robado nada.

Por Dios, señor, qué hipócritas somos. A nadie nos gusta confesar nuestras inmundas fechorías. Pero si apuntar con el dedo acusador al otro, que es un vil pecador.

El "mea culpa" no es un hábito adquirido en el mexicano, ni siquiera tiene un modesto espacio en el museo de nuestra insigne historia nacional.

El trato grosero y descarado a la mujer, es obra de mi vecino; el ladrón es un nefasto arrabalero que transita hambriento frente a mi casa, y si me descuido agarra lo que puede. El mentiroso es mi compadre, que alardea de todo lo que ni tiene ni hace. Y qué decir de mi comadre, que tiene todo, hasta el descaro de quejarse de su marido todo el día.

Me confieso inoportuno y abusivo, inconforme con mi salario y barbero con mi patrón. Reconozco que le escondo la lana a mi vieja, y que me lo gasto en la parranda con mis cuates.

Soy mexicano ¿y qué? a mí no me digan qué hacer, porque hago lo que se me pega la gana. Al fin y al cabo las autoridades "me la pelan". Tengo parientes políticos y abogados por montones.

No niego que mi sueño sea vivir del presupuesto, con un "huesito que roer", y si de aviador me invitan, aprendo pronto a cobrar sin trabajar.

Me confieso ignorante, pero si se trata de aparentar que sí sé, pues lo que invento lo hago parecer como si supiera.

Que me perdonen los curas, pero no me arrodillo ni en el confesionario, a mí que me abran las puertas del Santuario de Guadalupe para llorar mis penas y pedir rescate para aliviar mis males.

Mi esperanza está en hacerme rico, comprarme lo que quiera y tener hartas viejas, pero que no se entere la mía.

Con varias chelas encima, veo campeona a mi selección de fútbol, y que no se rajen mis Chivas.

El ¡Viva México! apenas si lo siento cuando viajo y extraño mis tortillas y frijoles, pero con unas copas, lo grito con gusto en los festejos patrios.

Me encanta mi país, pero si puedo, me pelo para probar el sueño americano y regresar con una camionetota, una botella de whisky y dolaritos para que se note que ya deje la miseria de mi pueblo.

Yo soy buena persona, mi mamita lo sabe bien, y que mis hijos me perdonen si no les he dado lo que han querido.

¿Qué no tengo carácter? Jajaja, eso dice el que no me conoce. Si me buscan, me encuentran.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 30 de junio de 2016).

En México, el concepto de negociar goza de una bajísima estima social. No sólo en México, pero aquí con especial dureza. Particularmente en la política, negociar significa para muchos mexicanos un intercambio de fichas entre élites y en donde el interés general queda subordinado a las ambiciones políticas de los representantes públicos. Negociar significa secrecía y opacidad; corrupción e influyentismo. Digamos que en México existe una incomprensión práctica, pero también una historia política que manchó las innegables cualidades de la negociación democrática. En los tiempos del priismo absoluto, todo se negociaba en el cuarto de atrás. El relato del régimen no podía darse el lujo de lucir débil, poroso y fracturado. Como padre estricto, Los Pinos tenían que sostener en la práctica su mensaje de unidad, consenso y autoridad. Negociar con un hijo es sinónimo de debilidad, pensará el padre tradicional. El priato necesitaba una disidencia oficial, controlada y constreñida, pero no admitía ninguna grieta en la élite dominante -sindical, política o económica. El juego de los tapados y los pactos en lo oscurito, son esas analogías que permitían ponerle luz a la política, que siempre fue un asunto de los palacios y sus oscuros salones.

Enrique Toussaint
(v.pág.4-B del periódico El Informador del 17 de julio de 2016).

Si los términos "naco", "prieto", "gordo", "indio" forman parte del trato y lenguaje cotidiano en México, ¿por qué molesta tanto la campaña racista de odio e intolerancia que ha emprendido el candidato estadounidense republicano Donald Trump?

Hay quienes creen que existen peores formas de segregación en otros países, como en el vecino del norte, sin embargo, en la vida cotidiana de los mexicanos se practica a diario de manera invisible y no tan inofensiva como parece. Despreciar, descalificar y juzgar por el color de la piel o aspecto físico forman parte de un racismo latente que potencializa los problemas de crimen, pobreza, desigualdad, escasez de democracia y en general, la intolerancia que manifestamos cada vez que podemos.

Parte de este análisis lo hace el historiador Federico Navarrete en su libro "México racista" (Grijalbo 2016), texto que deberíamos considerar antes de molestarnos por lo que ocurre en otras fronteras. El autor expone que una de las causas por las cuales se ha ignorado o tolerado la violencia que padecemos desde hace diez años es precisamente por los prejuicios racistas que nos dividen como nación y se refleja en aquellos puristas que creen ser parte de una "élite educada, con la identificación implícita entre hablar español correctamente y ser verdaderamente mexicano". Al concebir esta mexicanidad se excluye a millones de habitantes que tienen un acento diferente los definen como "ignorantes" o "atrasados" y se olvida el país plurilingüe y multiétnico que somos.

Gabriela Aguilar
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 2 de agosto de 2016).

Desde: "es que se me ponchó una llanta" o "hay mucho tráfico" y si mi abuelita anduviera en bicicleta. Son maneras burlonas de auto describirnos para no llegar a tiempo o no hacer las cosas que debemos.

Aunque de repente los pretextos fueran ciertos, la verdad es que somos incumplidos y no logramos muchas cosas, por falta de dedicación, persistencia o ganas de alcanzarlas.

"No es fácil", "estoy echándole todas las ganas" y "de verdad no se pudo, aunque lo intenté de la mejor manera posible".

Nuestra mente es culturalmente muy ágil, para encontrar una salida inteligente y comprensiva para justificar lo que no supimos hacer bien.

Aún estamos inmersos en la visión de: "Hay que echarle ganas", "ponle corazón", "haz tu mejor esfuerzo", "hay que salir adelante", etc. Frases bonitas y llenas de buenas intenciones. Pero carentes de método y ciencia.

En las investigaciones que hemos estado realizando sobre nuestra identidad nacional, concretamente sobre nuestra personalidad, hemos encontrado que efectivamente nos cuesta mucho trabajo alcanzar triunfos, y que desde luego hay quien lo logra; pero sobre todo mantenernos en la cúspide, nos resulta más complejo.

En el fondo parece que nos perturba la sensación del prestigio, la fama, el poder y la riqueza. Simplemente no sabemos qué hacer cuando ya los tenemos en la bolsa.

Lo malo del triunfo y de los éxitos es que se convierten en una distracción, y nos impiden continuar con la lucha que ya llevamos y que nos ha puesto en el pedestal. Por eso se acuñó el concepto "dormirse en sus laureles".

Una vez que logras algo, le tienes mucho más miedo a las exigencias que nos imponen los demás, aunadas a las que uno se auto impone. Es una sensación que sólo los que la han vivido saben lo difícil que resulta, cargar con el peso de "tener que hacer las cosas" todavía mejor que antes. Y ahora casi como una obligación. Cuando en realidad lo hiciste por un gusto y una pasión muy personal e interna.

Tenerle que rendir cuentas a los fanáticos, al público, a la prensa, a los familiares y amigos. Ya no resulta tan cómodo y sencillo, como cuando nadie esperaba nada de ti.

El problema es que seguimos con ideas de que "lo voy a hacer lo mejor que puedo" y "ni modo si no lo logramos". "Me da tristeza; pero es que no es nada fácil concretar una nueva hazaña".

Ya existen las ciencias del deporte, concretamente en la Psicología, que nos dan herramientas y métodos para dejar de poner pretextos.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 11 de agosto de 2016).

Los mexicanos han pasado por toda la gama de sentimientos cuando se habla de presidentes. Los han admirado, respetado y condenado. A algunos los han tildado de asesinos, de superficiales, de genios. Para el pueblo, el presidente siempre ha sido el más poderoso, el que más se enriquece, el que es cuestionado en lo privado, pero a quien todos querrían saludar de mano.

Jorge Octavio Navarro
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 23 de agosto de 2016).

En cuanto el pequeño Dante pudo articular palabra, y hasta la fecha, cuando está por cumplir sus 17, se acostumbró a referirse a mí como abuela, para espanto y consternación de quien lo escuchaba y le daba por meter su cuchara en nuestros interloquios para expresar: "¡Ay, hijo!, no le digas así, ella es tu abuelita y te quiere mucho, no le faltes al respeto diciéndole tan feo". Hágame usted el redomado favorcito con los prójimos que sienten que si no se añade el ridículo diminutivo a ciertas palabras, éstas cobran el carácter de ofensa. De modo que, para no agredir o disimular nuestro ánimo de hacerlo, por citar un ejempo, la gente obesa está "gordita", "rellenita", "pasadita" de peso o tiene algunos "kilitos" de más. Las viejas y las viejitas son especies diferentes, al igual que los chaparros y chaparritos, y que ni se nos ocurra faltar a la piadosa costumbre de llamar manquitos, cojitos, cieguitos, muditos y sorditos a quienes padecen alguna limitación, porque entonces sí que se nos arma la obesita por pelados y agresivos.

Paty Blue
(v.pág.3-A del periódico El Informador del 28 de agosto de 2016).

Dicen que los hombres mexicanos sí somos sumisos a la figura de la madre, a la mujer que amamos, a la hija que idolatramos, y en fin a la Tonanzin-Guadalupe, a quien acudimos para que nos resuelva las peores encrucijadas de la vida y recibamos los milagros que tanto necesitamos.

De frente es muy raro que retemos a la autoridad, que desafiemos sus órdenes, que hagamos actos francos de lucha y desobediencias. Si realmente lo queremos hacer, entonces recurrimos a las acciones clandestinas, a los pasillos oscuros de la traición, de la deslealtad y en fin a las espaldas de la autoridad. Para que no me vean. Y si nos logran sorprender con las manos en la masa, aprendemos a negarlo y de todas maneras a ocultar nuestras verdaderas intenciones.

El macho mexicano por eso hace alardes de que no es mandilón, ni que se somete para nada a la voluntad femenina, por eso tiene desplantes de superioridad, dominio y violencia con ellas, para demostrar que no se somete. Pero en realidad sí lo hace y le tiene miedo al abandono y a sentirse sin su afecto y cariño. Pero eso no lo va aceptar nunca ante su mujer, prefiere buscar a otra, antes que reconocerlo.

Algo muy parecido hace el mexicano ante el poder político, finge obedecer y someterse al poder de la fuerza opresora, pero al dar la media vuelta va y hace lo que le venga en gana. Especialmente reírse de las leyes y las buenas costumbres, sus conveniencias van primero.

Entonces los mexicanos, por un lado nos sometemos a las fuerzas infranqueables del poder, y por el otro, tratamos de hacer lo que queremos. Frente a ellos les podemos decir que sí a todos, pero ya en el fondo ni nos importa ni haremos nada que no nos convenga.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 1o.de septiembre de 2016).

Lo que tenemos que ponernos a hacer este 15 de septiembre en lugar de agarrar la borrachera es... estudiar. Estudiar para pensar, para saber sentir, para saber ver. Para dejarnos de salvajadas.

La gran herida de México es la ignorancia. Y la ignorancia es la gran reina de nuestro tiempo: el no saber y el no querer enterarse. Marchen por lo que quieran pero con razones, con los pelos de la burra en la mano.

A lo único que debemos aspirar, en un inicio, para opinar, es a informarnos mejor... Eso evita de entrada juicios a priori nacidos de una ética dudosa impuesta por no sé quién.

Dolores Tapia
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 13 de septiembre de 2016).

La descomposición en la relación social se acrecentó por el fenómeno Trump. Seamos honestos: la mayoría de la población siempre ha desconocido el tipo de relación binacional y ha sido indiferente con la elección norteamericana. Trump cambió la ecuación: sus ataques contra la población mexicana en los Estados Unidos -única minoría que no puede articular una defensa abierta y protestas en las calles por miedo a ser deportados- levantaron el nacionalismo durmiente en los ciudadanos. La invitación y trato al precandidato significó una afrenta, como si el amante fuera invitado a desayunar luego de encontrarlo en la cama con la pareja para ver quién pagará el colchón roto luego del trance amoroso.

Gonzalo Oliveros
(v.pág.15 del periódico Milenio Jalisco del 23 de septiembre de 2016).

Los mexicanos vivimos una extraña ambivalencia afectiva, por un lado fácilmente nos quejamos de lo que sucede en nuestro país, y por el otro rayamos en el narcisismo cuando se trata de ponderar sus virtudes.

Ahora con los comentarios de Donald Trump nos podemos dar cuenta de con qué facilidad nos sentimos heridos y afectados por lo que ha dicho. Es decir, nos ha provocado una herida en nuestro narcisismo. Y la respuesta ha sido casi una declaratoria de guerra a un enemigo que hay que derrotar.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 29 de septiembre de 2016).

La moral social, sobre todo en tiempos de redes y de legiones de idiotas, es tan abundante que, incluso, alcanza para la doble moral.

¿Lo dudan? Van 50 ejemplos de que la corrupción somos todos.

1. Copiar al compañero las respuestas del examen. 2. Pagar al inteligente de la clase para que presente nuestro examen. 3. Sobornar al profesor para acreditar un examen. 4. Comprar el examen a las mafias escolares. 5. Sobornar al portero de la escuela para entrar y salir.

6. Pagar a un compañero para que hiciera tu tarea. 7. Robar dinero de la cartera o la bolsa de tus padres. 8. Falsificar las calificaciones para engañar a los padres. 9. Padres que sobornan a maestros o directivos para aprobar a sus hijos. 10. Maestros y directivos de escuela que ponen precio a calificaciones.

11. Godínez que ordeñan salarios de compañeros. 12. Empleados que sobornan a sus jefes para obtener privilegios. 13. Godínez que pagan para checar la tarjeta. 14. Jefes de Gobierno del DF que retenían diezmo a empleados públicos. 15. Partidos políticos que retienen 50% de salario a empleados.

16. Jefes de partido que se roban los spots. 17. Candidatos a puestos de elección que se roban el dinero. 18. Ciudadanos que venden su voto. 19. Cínicos líderes que recomiendan "agarren todo" y voten libre. 20. Ciudadanos que mienten al dar a conocer su intención del voto.

21. Ciudadanos que falsifican la credencial de elector para el antro. 22. Ciudadanos que compran título profesional en Santo Domingo. 23. Empresarios que sobornan al SAT para no pagar impuestos. 24. Funcionarios de Hacienda que hacen cochupos con impuestos. 25. Basureros que no se llevan la basura si no hay moche.

26. Federaciones de futbol que recurren a cachirules. 27. Actores que solapan a criminales como El Chapo. 28. Constructores que defraudan con casas patito. 29. Taxis pirata que, además, dan votos. 30. Jefes delegacionales que venden la calle para ambulantes.

31. Ambulantes que venden droga y productos pirata. 32. Trabajadores de la CFE que piden cuota para hacer su trabajo. 33. Encuestadores que venden los resultados al mejor postor. 34. Políticos que engañan con promesas imposibles de cumplir. 35. Electores que defienden al candidato preferido a pesar de que miente.

36. Normalistas que hacen del vandalismo un negocio. 37. Ciudadanos que dan moche al oficial de tránsito para no ser multado. 38. Automovilistas que pasan casetas de peaje sin pagar. 39. Empleados que "matan" a la abuela o el tío para no trabajar. 40. Automovilistas que sobornan al verificador de contaminantes.

41. Chistosos que difunden por redes la ubicación del alcoholímetro. 42. Empleados de la SEP que piden pase automático para sus hijos. 43. Políticos que estimulan no realizar evaluación y que regalen títulos. 44. Sindicatos que defienden agremiados ladrones. 45. Padres que solapan los delitos de sus hijos. 46. Padres que estimulan la mentira como modo de vida. 47. Escuelas que solapan alumnos delincuentes y criminales. 48. Ciudadanos que ocupan el lugar de discapacitados. 49. Ciudadanos que compran discos y películas pirata. 50. Ciudadanos que se roban la luz y el internet...

Sí, el que esté libre de culpa, que arroje la primera piedra.

Ricardo Alemán
(v.pág.19 del periódico Milenio Jalisco del 30 de septiembre de 2016).

Luis González de Alba fue mucho más que la memoria histórica del 68. Muchísimo más. Además de ser un notable hombre del renacimiento que cocinaba, cantaba, bailaba, declamaba, escribía novelas, hacía divulgación científica y reflexionaba sobre el presente como periodista, Luis González de Alba era un militante de la razón.

Hay muy pocos. De la razón descreída, de la razón que necesita de premisas válidas y conclusiones lógicas. Lo más impresionante de Luis era su forma de preguntar(se) y su forma de pensar.

Se dice de él que era políticamente incorrecto, que su pluma era imprudente cuando estaba de buen humor y cuando no, que sus párrafos mostraban enojo.

¿Cómo no iba a destilar enojo? Lo molestaba profundamente la estulticia, la creencia ciega (bueno, toda creencia es ciega), la incapacidad colectiva para ver que las piezas no arman un solo rompecabezas y la proclividad nacional a hacer del presente un juego maniqueo, simplificador, que busca satisfacer infantilismos políticos e inmadurez ciudadana. No lo convencía ninguna hipótesis en abstracto. No daba nada por sentado y eso era lo que volvía políticamente incorrecto: se atrevía a decir que el rey iba desnudo. ¿Cuál rey? Todos los reyes, todos los santos, a los que los mexicanos son tan proclives. El rey-santo de la historia, de los grupos intelectuales más respetados, de los colectivos feministas o indigenistas o gays o de mujeres o de grupos vulnerables. Eso es muy difícil de hacer en nuestro país. La noble causa justifica todas las sandeces y nadie quiere decir que una indígena que ha luchado y ha salido adelante es bizca. Luis lo decía sin ambages. No existían los santos, no existían los grupos, no existían las causas. O existía todo eso, pero no como excusa para dejar de pensar con claridad, para ver que las piezas arman muchos rompecabezas y que las víctimas pueden ser victimarios y que hay que pedir justicia para ellas y contra ellas.

Luis cuestionó la historia mexicana, toda. Desde la reverencia a Hidalgo hasta la santificación del movimiento del 68. Cuestionó versiones oficiales y alternativas. Construyó nuevas piezas para ese y otros acontecimientos políticos del país y del mundo. Metió lógica donde a veces sólo había dolor y ceguera y ganas de reparación casi religiosa.

Ivabelle Arroyo
(v.pág.13-A del periódico El Informador del 5 de octubre de 2016).

Tal parece que narcotizar a la población mexicana es un procedimiento muy simple. Basta con difundir globalmente la falacia que somos una nación con recursos naturales de sobra y que son propiedad inalienable de nosotros. No sé, yo personalmente he comenzado a poner esto en entredicho porque todavía no me llegan mis fabulosas ganancias a una de mis múltiples cuentas bancarias. Aunque todititas están en ceros redondos.

Miguel Raygoza
(v.pág.2 "Correo" de La gaceta de la Universidad de Guadalajara del 31 de octubre de 2016).

Preocupado porque el 80% de las llamadas que se hacen a las centrales de emergencia para bromas que redundan en el desperdicio de recursos vitales, el senador por Jalisco Arturo Zamora presentó una iniciativa de reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y al Código Penal Federal para sancionar con cárcel y multa a los bromistas que abusen del nuevo número de emergencia 911 implementado en algunos estados ¿Que la broma la hizo un niño? En ese caso los tutores del menor serían los responsables, la pena de cárcel podría ser de hasta 4 años a la sombra.

La tremenda corte
(v.pág.6 del periódico Milenio Jalisco del 18 de noviembre de 2016).

En México, cerca de 86% de las personas comprenden nada o poco los etiquetados de alimentos y bebidas procesados para determinar su aporte nutricional y la cantidad de calorías ingeridas. Sólo 40.6% lee las etiquetas. 76.3% no sabe cuántas calorías debería consumir al día, siendo este porcentaje mayor en zonas rurales.

El sobrepeso y la obesidad afecta a 33.2% de los niños de 5 a 11 años, es decir, ese indicador disminuyó, ya que en 2012 la cifra era de 34.4%. Ese mal afecta a 36.3% de los adolescentes de 12 a 19 años, grupo en el que el índice se elevó, ya que en 2012 el porcentaje era de 34.9. Mientras tanto, en los adultos mayores de 20 años también se registró un incremento al pasar de 71.2% a 72.5.

Una alerta se centra, según la Ensanut 2016, en el sexo femenino: 35.6% tiene sobrepeso y 37.1, obesidad, dando un total de 72.7%. La obesidad tiene rostro femenino, la prevalencia se incrementó al pasar de 82.8 a 87.7% entre 2012 y 2016, en tanto que la obesidad mórbida es 2.4 veces más alta en mujeres que en hombres.

De manera desglosada, las mujeres de zonas rurales son las más afectadas, con 74.7% de prevalencia (38.8% obesidad y 35.9% sobrepeso), frente a las que habitan en zonas urbanas con 72.2% (34.8% obesidad y 37.4% sobrepeso).

Entre las mujeres adolescentes se registra un aumento de sobrepeso al pasar de 23.7 a 26.4% en el mismo lapso.

La dieta de los adolescentes es pobre en nutrientes y alta en alimentos poco recomendables para consumo cotidiano. Solo 26.9% consume verdura, 39.2 fruta y 63.1 leguminosas, frente a 83.9% que toma bebidas azucaradas no lácteas; 59.4% botanas, dulces y postres, y 50.3% cereales dulces.

Los principales obstáculos para alimentarse saludablemente fueron la falta de dinero para comprar frutas y verduras (50.4%), de conocimiento (38.4%) y de tiempo para preparar alimentos saludables (34.4%). También falta alimentación saludable en la familia (32.4%), preferencia por consumir bebidas azucaradas y comida chatarra (31.6%), falta de motivación (28.3%) y desagrado por las verduras (23%).

Las personas encuestadas tiene una percepción errónea de su alimentación ya que 61.3% considera que come saludablemente.

Las cifras también reportan que casi la mitad de las personas (48%) que son diagnosticadas con diabetes ya no regresan a los centros de atención.

Asimismo, una cuarta parte padece hipertensión arterial, de los cuales 2 de cada 5 no sabe que es hipertenso; solo 4 de cada 5 que sí conocen su condición reportaron recibir tratamiento farmacológico y apenas cerca de 60% tiene controlada la enfermedad.

(V.pág.33 del periódico Milenio Jalisco del 16 de diciembre de 2016).

Uno podría pensar que cuando la Virgen de Guadalupe hizo su aparición en el cerro del Tepeyac en diciembre de 1531 le dijo a Juan Diego: "Juanito, hijo mío, el más pequeño de mis hijos... Quiero mucho y deseo vivamente que en este lugar me levanten mi templo... Y quiero también que me festejen siempre tronando cohetes que hagan mucho ruido y llenen de humo el aire y quemen a los niños y maten a la gente".

No sólo la Virgen habría querido cohetones y petardos para su culto, también San Judas Tadeo y una amplia colección de otros miembros del santoral católico. Parecería que las fiestas patronales de todo el país necesitan cohetes para mantener viva la fe de los creyentes.

¿Por qué es necesario hacer estallar cohetes para rendir culto a una figura sagrada? Algunos dicen que es parte de los usos y costumbres de los pueblos indígenas de nuestro país, pero la verdad es que no había pólvora en México antes de la llegada de los españoles. No hay que echarles la culpa a los aztecas.

La costumbre de usar cohetes sí era común en México en el siglo XIX. La marquesa Calderón de la Barca, Frances Erskine Inglis, quien ofreció crónicas sobre la vida en México entre 1839 y 1842, cuando vivió aquí, señalaba que una de las actividades favoritas de los mexicanos era "lanzar cohetes".

Esta obsesión con los cohetes tiene un saldo trágico que se repite una y otra vez. Este pasado 20 de diciembre se registraron una serie de explosiones en el mercado de San Pablito en Tultepec con un saldo de cuando menos 33 muertos y decenas de heridos y desaparecidos. No es la 1a. vez, sin embargo, que esto sucede. En los últimos 11 años ha habido 3 explosiones importantes en ese lugar.

De hecho, se registran en el país con sistemática frecuencia explosiones de materiales de pirotecnia que dejan muertos y heridos. Es verdad que la pirotecnia genera decenas de miles de empleos, pero también muerte, contaminación del aire y ruido.

No hay razón para que los cultos religiosos usen cohetes o fuegos de artificio. La Iglesia Católica lo reconoce, pero no se ha atrevido a impulsar una campaña vigorosa para acabar con la costumbre. De nada sirve, por otra parte, que las autoridades prohíban el uso de cohetes cuando ellas mismas los emplean para sus fiestas cívicas.

Por lo pronto, hoy la atención del país y del mundo se ha centrado en Tultepec. Si la experiencia nos dice algo, una vez que termine la remoción de escombros, el gobierno mismo aportará recursos para reconstruir el mercado de San Pablito. Esto quiere decir que la tragedia de este 20 de diciembre no será la última.

Sergio Sarmiento
(v.periódico Mural en línea del 22 de diciembre de 2016).

Según el homenaje a la estupidez, cuando el ciudadano provoca una tragedia por sus torpezas, ambiciones sin límite o por su "valemadrismo", entonces la culpa es "de papá gobierno". De esa manera, los ciudadanos nunca se equivocan.

Ricardo Alemán
(v.pág.20 del periódico Milenio Jalisco del 23 de diciembre de 2016).

No hace mucho cuando la bruja le decía a "Martita" en Los Pinos los pronósticos del día, anulando así la capacidad de gobernar cuando en realidad lo que domina a los supersticiosos es el miedo a los dioses, a la tierra, al mar, al aire, al cielo, a la oscuridad, a la luz, a las estrellas, al silencio y hasta sus propios sueños, como aseguraba Plutarco.

Martín Casillas de Alba
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 31 de diciembre de 2016).

El enojo acumulado congestiona las redes sociales, hay ira en el ambiente y a pesar de la temporada vacacional se registran brotes de protesta ciudadana en distintos puntos del país.

La pésima e irresponsable gestión de los aumentos a los combustibles, popularmente conocida como el "gasolinazo", si no fue la gota que derramó el vaso de la tolerancia de los mexicanos, sí la coloca en límites muy peligrosos.

La crispación de estos días no permite una discusión serena sobre el origen y la pertinencia del aumento en los precios de la gasolina y el diesel. Nadie escucha ni quiere escuchar explicaciones técnicas. Son tiempos de emoción no de razón. Como bien lo ha definido el diccionario Oxford al acuñar y registrar el significado del neologismo posverdad: "circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública, que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal".

¿Cómo va a calmar a los exaltados que llaman a la resistencia civil casi violenta contra el mal gobierno?, ¿de qué forma va a frenar la creciente ola de voces que claman por la renuncia de Peña Nieto?

Luis Felipe Bravo Mena
(v.periódico El Universal en línea del 5 de enero de 2017).

Al mediodía de ayer, el taller de una concesionaria automotriz comenzó a llamar a sus clientes. Su auto ya quedó, explicaban, pero estamos cancelando las entregas porque hay manifestantes.

Los "manifestantes" no se encontraban a las puertas del establecimiento. Estaban a kilómetros de ahí, y no marchaban hacia la agencia ni cosa parecida.

Pero el temor a desmanes y saqueos, según pude constatar cuando fui por el auto un par de horas después de la llamada, era palpable en los empleados de la agencia, tanto en la parte de ventas como en el taller.

Temían lo peor. No paraban de asomarse por los ventanales. Y no dejaban de revisar sus teléfonos.

A buen santo se arrimaban esos temerosos empleados: las redes sociales hervían con "noticias" de supuestos saqueos, el miedo se propagaba de whatsapp a whatsapp mediante "audios" de gente que alertaba que poseía "información" de adentro del gobierno con escenarios catastrofistas.

Salvador Camarena
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 5 de enero de 2017).

La doxa prevaleciente, o sea la opinión mayoritaria, se comunica hoy en día en no más de 140 caracteres y en los mínimos intercambios, por lo general analfabetos, irreflexivos y muchas veces impertinentes, del whatsapp y los chats. Sin necesidad alguna, la gente vive hacinada en esas vecindades cibernéticas y, a cualquier hora del día o de la noche, de buenas o de malas, venga o no al caso, se siente con pleno derecho de poner alas a sus cogitaciones (por llamarles de algún modo: suelen revolotear entre lo inane, lo ridículo y lo maligno) y aventarlas sin recato alguno. Las consecuencias a menudo van de lo absurdo a lo funesto.

Para multiplicar la confusión, en las últimas décadas esa opinión mayoritaria, ahora convertida en píldoras de inconsciente desmecatado, está regida (o más bien pretende estarlo) por lo "políticamente correcto". Esto es un adefesio o empanada mental que prescribe y dictamina sin matiz alguno cómo ejercer el raciocinio (es un decir). Discriminar (cualquier idea, gente o cosa) es malo. Tolerar (idem) es bueno. Sólo que la incapacidad de discriminar impide establecer categorías, apreciar y valorar y, en última instancia, destruye la noción de justicia. Y la tolerancia universal lleva a la situación en que se halla México, y que todavía puede empeorar: dado que todo se vale, no hay razón para corregir a nadie (es el reino de los derechos sin deberes) y, como colofón, da lo mismo obedecer la ley que no obedecerla y no hay crimen que se castigue.

Pero alégueles usted a los "políticamente correctos" que entonces por qué no invitan a su casa a todos los que les caen gordos, o a quienes no conocen; o por qué les irrita que el vecino oiga música a altos volúmenes en la madrugada. Y no se asombre ante sus miradas vacunas (tampoco la reflexión se les da mucho): pese a tanta virtud y poses "correctas", en las dichosas "redes sociales" la tontería, la majadería y la mala fe son más patentes que nunca.

María Palomar
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 22 de enero de 2017).

Ahora el gobierno se ha dedicado a instruirnos de cómo vivir, de que forma debemos comer, vestir, relacionarnos y hasta morir, eso, basado en la creación por alguien de unos derechos humanos y de forma absoluta pretenden desde su torre de poder decirnos qué hagamos y como debemos hacerlo, eso sin que sea visible ninguna mejora en las relaciones colectivas.

Carlos Enrigue
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 22 de enero de 2017).

Una de las características importantes de nuestra identidad en el orden político es que arrastramos, desde tiempos muy remotos, la visión de que son los líderes, los "tlatoanis", los caciques, los reyes, los emperadores, y todo lo que se le asemeje, como el único responsable de lo que acontece.

Así por ejemplo, hoy le endosamos todos los males que acontecen en México, al presidente, y eso es simplemente falso, pues existe un sistema político, que bien o mal funciona.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que en nuestra mente sí existe la idea de que las personas están por encima del sistema, y desde luego de las leyes.

De aquí que un político, intelectual y escritor, como José Vasconcelos, en su Breve Historia de México, escribiera sobre la dictadura personal como sistema. Y nos hace estas notas: "Durante todo el período colonial, el poder de los virreyes tuvo 2 límites: las facultades de carácter judicial y administrativo conferidas por la ley a la Audiencia, y el poder municipal que se desarrolló en todas las posesiones de España... El liberalismo empieza en la Nueva España, con un absolutismo, como el de Carlos III, que es francamente hostil a las libertades municipales, que mira con desconfianza a la Iglesia y que lentamente va convirtiendo a los Virreyes, de prudentes, desinteresados gobernantes que fueran con autoridad, en tiranuelos que acabaron por ejercer las funciones del capitán general. De suerte que el llamado 'absolutismo ilustrado', de Carlos III, vino a cambiar el régimen democrático de las colonias, con un militarismo que por medio del intendente destruyó las libertades municipales, a la vez que transformaba el gobierno civil en gobierno militar. El gobierno personal tomó carácter todavía más acentuado al establecerse la Independencia. La era de los generales, la inicia Iturbide, la continúa Santa Anna, la prolonga Porfirio Díaz y revive en la figura reaccionaria y obtusa de don Venustiano Carranza y los generales que fueron heredando su sistema de gobierno por el capricho y el abuso de la fuerza".

Este análisis de Vasconcelos nos ayuda a entender que buena parte de los males de nuestra identidad, y en consecuencia de nuestro sistema político, es no respetar la división de poderes, el gobierno civil, la democracia y el municipio, y querer imponer a la fuerza, de las armas si es necesario o de las leyes y el centralismo, el poder de unos cuantos.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 26 de enero de 2017).

Samuel Ramos, en su libro sobre el Perfil del Hombre y la Cultura en México, en el capítulo sobre la pasión y el interés, nos hace una referencia sobre la obra de Aldous Huxley, titulada Beyond the Mexique bay, subrayando el siguiente párrafo:

"El hecho más sorprendente acerca de las guerras en la América Central es que ninguna de ellas ha tenido un origen que pueda ser interpretado como económico. Nunca ha sido cuestión de capturar mercados, destruir peligrosos competidores comerciales, atrapar provincias a causa de sus valiosos recurso industriales. Las guerras en las cinco repúblicas han sido entre conservadores y liberales, entre clericales y anticlericales, entre los que desean la república federal y los que claman por una independencia soberana de cada Estado. No han sido guerras de interés, sino de 'principios políticos'".

Samuel Ramos festeja este párrafo porque es muy revelador el identificar que los latinos, en este caso México y los centroamericanos, nos movemos más por las pasiones que involucran las ideas y convicciones ideo-políticas, que los puros y llanos intereses económicos, como acontece con nuestro vecino país del norte.

Y así lo recalca Ramos: "Es indiscutible que un interés económico apasiona, pero no toda pasión es el resultado de un interés económico". Y cita al pensador Allain, citado por Huxley, sintetiza en una fórmula perfecta esta diferencia psicológica: "Los intereses transigen; las pasiones no transigen jamás".

En México, siguiendo esta misma reflexión, nos apasionamos con las ofensas, con los insultos a nuestro modo de ser, con las posturas que sostenemos, con nuestra visión de la historia y con nuestra religión. Lo que implica, que muchas cosas nos importan poco, pero si nos tocan estos puntos en particular, nos sale lo sensible que somos.

Es el caso de los tumultos durante el Virreinato, la Independencia y las largas luchas entre conservadores y liberales, durante la Reforma, y qué decir de los derramamientos de sangre en la Revolución y la Guerra Cristera. No importa el costo, o los aspectos económicos, lo importante fue defender nuestras ideas, con singular pasión.

De aquí que los mexicanos vivimos con una gran indiferencias a muchas cosas que suceden a nuestro alrededor, y todo puede cambiar, cuando sentimos herido nuestro orgullo y es cuando se desata una apasionada lucha por defendernos.

Y Samuel Ramos concluye: "Nuestro romanticismo en la vida, es el de los adolescentes inmaduros que sacrifican la realidad a las ideas. Siempre estamos dispuestos a salvar los principios, aun a costa de un verdadero suicidio... Hágase la justicia aunque perezca el mundo".

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 2 de febrero de 2017).
Patriotas de red social.

(V.periódico El Financiero en línea del 7 de febrero de 2017).


El problema con el patriotismo es lo fácil que desemboca en el patrioterismo, particularmente cuando es invocado por una clase política cuya aspiración en la vida es comprar casa en San Antonio y apartamento en Miami.

La campaña lanzada hace unos días por el presidente Enrique Peña Nieto para promover el consumo de los productos hechos en México parecería una iniciativa encomiable y bien intencionada. En realidad no es tan inocente y entraña riesgos.

¿Cómo defender el argumento que permite a los japoneses de la Honda invertir en México con el propósito de exportar sus autos a Estados Unidos si nos envolvemos en la bandera y proponemos un boicot disfrazado contra los productos extranjeros? Y no seamos inocentes: una campaña para consumir artículos mexicanos es por omisión una campaña para abandonar los que no son mexicanos.

Ciertamente sería sano fortalecer el mercado interno, pero eso solo se logra mejorando el poder adquisitivo de los sectores populares. Significa combatir la desigualdad y la pobreza; es decir, afectar a un sistema que opera en detrimento del desprotegido y a favor del privilegiado. Obviamente eso es más difícil que lanzar una convocatoria demagógica y lacrimógena para consumir exclusivamente lo que ha sido preparado por manos mexicanas.

También sería deseable sustituir importaciones para disminuir nuestra dependencia. Pero la única manera de hacerlo bien es mejorando la competitividad de los fabricantes nacionales para que usted y yo no resultemos lesionados, en calidad y precio, al preferir un producto mexicano. El problema para el gobierno es que mejorar la competitividad de nuestras empresas supone sacrificios fiscales, combatir monopolios y oligopolios, propiciar la mano de obra calificada, evitar la sangría por la corrupción o hacer más eficiente la infraestructura de todo tipo, entre otras cosas. O sea, pedir peras al olmo.

Al desenterrar del panteón la campaña Hecho en México, sin tocar los temas de fondo, Peña Nieto exalta el sentimentalismo en detrimento de la razón. Intentar sacar raja de un patrioterismo trasnochado y ponerse a la cabeza de una cruzada a favor de los supuestos intereses del pueblo.

En realidad los intereses nacionales pasan por sumarse a los esfuerzos internacionales para contrarrestar a Trump. Los aliados de México en este momento son todos los rivales que ha generado el incendiario mandatario neoyorquino. La lista de frentes abiertos que tiene Trump es enorme y crecen cada día: los gobiernos estatales dañados por sus estrategias, las ciudades santuario opuestas a su política migratoria, las universidades y el mundo académico que lo desafía, las empresas importadoras estadounidenses afectadas, Europa y China, los demócratas, los líderes religiosos preocupados por la intolerancia, los millones que han salido a marchar, la prensa y los medios de comunicación, la industria del entretenimiento afincada en Hollywood, entre otros muchos.

No está mal la idea de hacer boicot a todo aquello que se convierta en cómplice de Trump, pero no a las empresas e instituciones que se oponen a sus iniciativas y elevan el costo político y económico de sus caprichos y desplantes. 200,000 personas dieron de baja la aplicación de Uber cuando se enteraron de que su director formaba parte de un consejo asesor de Trump. Ante la reacción, el ejecutivo prefirió retirar su apoyo al mandatario. Pero de la misma forma, no tiene sentido boicotear a Amazon o a Starbucks, que han salido en defensa de los migrantes y están dispuestos a resistir a la Casa Blanca.

México no va a vencer a Trump, pero sí puede formar parte de las fuerzas que podrían debilitarlo y contenerlo. Esto implica una estrategia inteligente de alianzas internacionales y, sobre todo, de complicidad con aquellos que pueden disuadir y afectar al presidente; y la mayor parte de estos protagonistas están en Estados Unidos.

En lugar de una convocatoria a consumir lo exclusivamente hecho en México, lo que necesitaríamos es una información oportuna y actualizada de todo aquello que favorece a Trump y todo aquello que lo resiste. Y entonces sí, operar en consecuencia.

Por último, habría que explotar mejor el hecho de que lo mexicano forma parte intrínseca de la vida estadounidense: en términos demográficos, culturales, laborales y políticos. No se trata de cerrarnos sino de abrirnos con inteligencia y responsabilidad. La "causa México" es una de varias causas surgidas a raíz de las amenazas del nuevo gobierno. No es apelando al sarape y al tequila como podremos salir bien librados de este Atila.

Jorge Zepeda Patterson
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 7 de febrero de 2017).

Le pusimos banderitas a nuestras redes sociales y hubo una erupción de nacionalismo. Eso fue lo que propició la actitud agresiva hacia México de Donald Trump.

Y por lo mismo, surgió la idea: hay que unirnos para enfrentar a Trump.

¡Ah, sí! Pero ahora hay muchos que dicen: unidad, pero no en torno al gobierno y menos en torno al presidente de la república.

Plantean entonces unidad entre los mexicanos para enfrentar el desafío.

Bueno, pues en todo esto hay una parte de la ecuación que no cuadra. Es unidad, sí, pero no.

¿Quién va a negociar con la administración Trump? ¿Serán las ONG que convocaron a la marcha del próximo domingo?

O si las negociaciones no prosperan, ¿quién va a enfrentarse con el gobierno norteamericano? ¿Pondremos trincheras y barricadas en el Paseo de la Reforma?

El pequeño detalle es que más allá de la diplomacia de empresarios, organizaciones sociales, partidos, etc., las relaciones internacionales ocurren entre los gobiernos, que representan a los países.

Lo que va a suceder si el gobierno mexicano, fuere cual fuere, carece de respaldo social en la negociación con el gobierno de Trump, es que los negociadores van a llegar con mayor debilidad y sus márgenes de maniobra van a ser menores.

El juego político interno que se orienta a debilitar al gobierno, al presidente y al PRI, con vistas a las elecciones de 2017 y 2018, puede tener el efecto de debilitar a quienes van a negociar, así no sea ese el propósito de las críticas al gobierno.

Otra visión que flota en el ambiente es que no necesitamos a Estados Unidos. Hay quienes casi se alegran de que Trump haya ganado porque eso nos va a permitir alejarnos de Estados Unidos.

Más allá de voluntades, nuestra principal relación comercial será con EU, con TLCAN o sin él. Si cayera en 25% la exportación a EU, México perdería ingresos por 75,000 millones de dólares anuales. Y si aumentara 50% la exportación total a América Latina, Europa y Asia juntas, obtendríamos 29,000 millones más.

En la gran crisis de 2009 las exportaciones del país cayeron 30% y la economía se desplomó.

No hemos calibrado el riesgo económico y social de vivir una crisis de gran magnitud provocada por el trastorno que produciría el intento del gobierno norteamericano de distanciarse de México.

Desde luego que México sobreviviría al TLCAN o aun a una ofensiva mayor, como la imposición de aranceles ilegales o disfrazados de impuesto fronterizo, pero el costo sería muy elevado.

A veces me pregunto si entre quienes plantean romper con Estados Unidos no existe el deseo soterrado de que sobrevenga una crisis de gran magnitud para propiciar el hundimiento del régimen, pensando en que sería mejor reconstruir sobre ruinas.

Enrique Quintana
(v.periódico El Financiero en línea del 8 de febrero de 2017).

El negocio de los casinos deja ingresos millonarios. Según la Secretaría de Gobernación, entre 2010 y 2015 estos negocios han tenido ventas por 99,838 millones de pesos, pero los ingresos podrían ser mayores porque no todas las empresas tienen publicados sus estados financieros en la página web de la Segob.

En 2015, los jugadores dejaron 15,500 millones en los 326 establecimientos en el país, de los cuales 24 están en Jalisco. El problema es que cada día surgen más casos de personas con adicción al juego, mientras el gobierno federal no cuenta con presupuesto ni ha capacitado a profesionales de la salud para tratar la llamada ludopatía.

En 2012, personal de Gobernación, Secretaría de Salud, Comisión Nacional contra las Adicciones y la UNAM elaboró el documento "Consideraciones hacia la prevención y la atención del juego patológico", donde se establecieron las directrices para prevenir y tratar esta enfermedad. Se comprometieron a la elaboración de políticas públicas y la aplicación de acciones, pero todo quedó en el olvido. Incluso el Directorio de Servicios para la Prevención y Atención del Juego Patológico no ha sido actualizado desde la pasada administración federal.

Según la Secretaría de Salud, la ludopatía es un comportamiento del juego "desadaptativo, persistente y recurrente, caracterizado por la constante preocupación por jugar, la necesidad de apostar crecientes cantidades de dinero, el fracaso por controlar el juego, la inquietud o irritabilidad cuando se intenta detener, entre otros síntomas". Esta situación trae diversos problemas de salud, que incluyen conductas compulsivas, padecimientos de orden psiquiátrico (como depresión y ansiedad), así como problemas financieros y, en casos extremos, la comisión de delitos para conseguir dinero para apostar.

Los centros DIF de Guadalajara y Zapopan abrieron un centro de atención, aunque ya cerraron.

Durante varios años, Lety fue directora de mercadotecnia de un casino en la ciudad. Su labor consistía en organizar eventos, promociones y torneos para entretener a los clientes y hacer que se quedaran el mayor tiempo posible gastando su dinero.

Había clientes que hacían fila para entrar antes de las nueve de la mañana y que se iban hasta las tres de la madrugada, cuando cerraba el casino. También amas de casa que dejaban a sus niños en la escuela y se iban a apostar hasta que sus hijos salían de la escuela, luego los recogían al mediodía, los llevaban a su casa y regresaban al casino.

"Conocí gente humilde que se gastaba lo poco que traía. Hasta me tocó clientes que, al salir sin un peso, me pidieron prestado para su camión de regreso", explicó Lety. "Hubo casos en los que gente adinerada jugaba hasta 80,000 pesos diarios... una vez que se acababan su dinero, pedían prestado a otros clientes asiduos y nunca volvían".

Señala que los casinos están diseñados para que pase el tiempo sin notarlo: luces tenues, sin vista al exterior, música, bebida y comida casi gratis. Y la esperanza de ganar un buen premio.

Además, cada empleado está "desbordándose" por atender a los clientes, pues los premian con propinas de cientos o miles de pesos. "Más aún cuando cobran un premio y los empleados daban promociones de forma irregular para que siguieran jugando. Los casinos son un gran riesgo para la población", considera Lety, "todos pueden caer en la ludopatía, independientemente de su estatus social".

Hay una historia. La pesadilla de Jorge comenzó hace 7 años cuando una amiga lo invitó a un casino de un centro comercial en la colonia Arcos Vallarta. Inició como un pasatiempo, siempre que tenía un dinerito extra iba y lo apostaba en las máquinas donde jugaba bingo.

"Vas y te entretienes un rato, a lo mucho pierdes mil o 1,200 pesos, pero no lo sientes tanto. Luego lo agarré como costumbre y ni me di cuenta", explica el tapatío de 45 años. "Fue cuando empecé a notar que se me hizo una necesidad porque el dinero se ganaba muy fácil, aunque también se perdía igual".

Relata que "iba al casino todos los días aunque el tiempo que estaba ahí era relativo. A veces estaba de 8 a 10 horas, o sólo una hora, dependiendo del dinero que tenía, aunque en promedio pasaba en el casino 5 horas diarias".

Cuando Jorge apostaba sentía que escapaba de todas sus preocupaciones, estaba cómodo y tranquilo. El tiempo pasaba rapidísimo y no se daba cuenta, era como estar dormido. Así estuvo dos años apostando sin parar, luego dejó de ir por casi un año, pero retomó la costumbre y regresó al casino por otros 2 años hasta que lo dejó definitivamente.

Durante ese tiempo ganó 500,000 pesos, pero perdió más de un millón y medio. Allí dejó sus ahorros de toda la vida, además tuvo que vender 3 camionetas y empeñar varias de sus pertenencias para seguir jugando.

"Tuve problemas en mi casa, nos empezó a faltar el dinero y crecían las necesidades. Mi esposa y mis 3 hijos no se daban cuenta de lo que me gastaba, sólo se daban cuenta de mi ausencia".

Jorge tocó fondo cuando su adicción lo llevó al hospital por estar al borde de un infarto provocado por sus altos niveles de estrés. Identificó que el juego le había causado todo ese problema, así que decidió dejarlo.

Acudió con un psiquiatra particular porque tenía problemas emocionales y de ansiedad. Recibió terapia y además tuvo que ser medicado, aunque duda que esté curado. Sin embargo, asegura que jamás volverá a apostar.

Durante 2015, la zona Centro-Occidente y Bajío de los Centros de Integración Juvenil atendió 4 casos de ludopatía en la unidad de hospitalización del Centro de Internamiento para el Tratamiento de Adicciones. Se trata de 3 mujeres y un hombre.

En el caso de las mujeres, todas son casi de la 3a. edad, mientras que el hombre es un joven de 30 años.

Las 3 mujeres internadas son de clase media baja a baja; 2 también adquirieron la adicción al alcohol, a la par de la ludopatía. Una tenía la problemática del "pensamiento mágico", que la hacía creer que, si pedía una bebida en específico, le traería suerte en el juego, o que si la atendía algún mesero en particular le iría mejor.

Todas llegaron con su familia al centro de internamiento, después de afrontar la realidad de que ya no tenían control en su manera de jugar. El común denominador es que presentan una situación vulnerable, de abandono. Algunas viudas o divorciadas empezaron a refugiarse en el juego para sentir placer y no deprimirse.

Una de las internas trabajaba en una maquiladora y ganaba el salario mínimo. Organizaba tandas con sus compañeras para asegurar que en ciertas fechas contaría con dinero para pagar deudas del juego o simplemente para jugar.

En el caso del joven, su estatus económico es alto, tiene una profesión, pero robaba dinero a sus abuelos para ir a jugar.

La estancia de los 4 fue de 3 meses y recibieron terapia individual y familiar.

(V.primera plana y pág.2-A del periódico El Informador del 14 de febrero de 2017).

Desde que el dirigente de Morena está arriba en las encuestas, éstas han recuperado su credibilidad y referencia perdidas desde 2006.

Lo que son las cosas.

Joaquín López-Dóriga V.
(v.pág.3 del periódico Milenio Jalisco del 17 de febrero de 2017).

Formo parte de ese pequeño grupo de tapatíos que jamás pone su salud en manos de personas que no saben nada medicina sino que prefieren hablar de campos de energía, flores curativas, agüitas místicas, sobas de Ipecacuana o meditación. Y de esos que, si es que le llegan a doler las muelas con persistencia, acude a un dentista y no ante una pitonisa que se pasa la tarde releyendo a don Lobsang Rampa y cree en la reencarnación (¿quién acepta que lo atienda alguien que profesa la idea de que, total, ya habrá otra vida más adelante y salvar la actual quizá no sea tan importante?). Tampoco me cuento entre las filas de conciudadanos que se hacen pacientes del Doctor Google y, aquejados de un dolor de cabeza, se ponen a teclear en internet hasta establecer la convicción de que padecen lepra o se les formó un tumor maligno en el cerebelo entre el sábado y ese instante y, acto seguido, se las arreglan para meterse a una farmacia (o se van al barrio del Santuario) y se autoadministran sustancias indicadas para mitigar la andropausia del búfalo de agua. De esta clase de valientes, me temo, estamos rodeados: un conocido perdió el pelo por aferrarse a la idea de que unas ronchas que le nacían en los omóplatos ameritaban antirretrovirales, cuando lo que pasaba era que su higiene no era precisamente la mejor.

Antonio Ortuño
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 5 de marzo de 2017).

Ahora los gandallas están bajo la lente y un video de sus patanerías puede lograr que paguen por sus abusos. Las redes sociales son un extraordinario canal de denuncia.

Lo malo es que esto tiene un lado peligrosísimo: no siempre vemos la verdad completa y no siempre son denuncias honestas sino ataques organizados contra personajes públicos y, peor, contra vidas privadas, adversarios en pleitos jurídicos o profesionistas libres.

Ivabelle Arroyo
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 15 de marzo de 2017).

Especialistas consultados coincidieron en que los mexicanos no aprovechan el potencial de internet para realizar actividades comerciales, financieras y educativas; por el contrario, se enfocan a actividades de entretenimiento o al uso de redes sociales. La capacitación sería clave para cambiar los usos de esta herramienta.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 16 de marzo de 2017).

8 de la noche del domingo 19 de marzo. Llega al celular una alerta informativa de Milenio. "La Fiscalía de Veracruz informó que hasta el momento han sido extraídos 47 cráneos de las fosas de Alvarado". 1a. reacción mental: Un horror, y ni así va a pasar algo. 2a. reacción: ¿Por qué no va a pasar algo? Van respuestas.

-Porque esos muertos son, eran, en su mayoría, gente pobre, o muy pobre, cuyas familias carecen de capacidad para presionar al poder, a los medios, al resto de la sociedad.

-Porque no es, ni por mucho, la primera fosa de la que surgen decenas de cadáveres, y si antes no pasó nada, ¿por qué habría de pasar algo ahora?

-Porque mucha gente cree que los ahí encontrados son malos, que algo malo hicieron, que merecían ese infierno, que son distintos a mí, que a mí no me va a pasar nada porque yo no "ando en malos pasos".

-Porque estamos resignados a que es inútil espantarse si sabes que los gobiernos no tienen, no han desarrollado, la capacidad para procesar la identificación de esos cuerpos antes de que surjan nuevas fosas, nuevos restos.

-Porque la noticia cayó en puente.

-Porque si identificar los cuerpos será un proceso largo y fatigoso, doloroso para las familias de cada desaparecido, esperar que se haga justicia a todos esos asesinados, o siquiera a la mayoría, es vivir fuera de la realidad.

-Porque creemos que esas noticias (esas realidades) no mueven al dólar, ni afectan a las inversiones foráneas, acaso dañen (un poco más) la imagen de México en el mundo, pero si los visitantes extranjeros siguen viniendo, entonces para qué tanta alharaca.

-Porque en este país terminamos por creernos eso de que en México nos reímos de la muerte, la vida no vale nada, la muerte tiene permiso, la violencia es parte de nuestra herencia prehispánica, siempre ha habido violencia nada más que ahora las redes sociales hacen de todo un escándalo.

-Porque hay gente que ha tenido cierto éxito al desprestigiar a las organizaciones independientes de derechos humanos, por lo que algunos las ven como una lata, un negocio privado, defensores de malhechores, enemigos de las fuerzas armadas.

-Porque las organizaciones de derechos humanos del Estado mexicano están rebasadas, desgastadas, con ceguera de taller, y porque esos órganos independientes terminaron contagiándose de burocratismo e indolencia.

-Porque la oposición (cualquier cosa que eso signifique hoy en nuestro país) no va a decir nada para que el PRI no les diga nada en los estados en los que la oposición gobierna (es un decir).

-Porque Graco Ramírez dice que Javier Sicilia es poco serio, porque otros dirán que ya ven, les dijimos que Emilio Álvarez Icaza lo único que quería con sus denuncias en la OEA sobre la gravísima situación de derechos humanos era construir una candidatura presidencial, así que no politicemos el tema, dejemos a las autoridades hacer su trabajo, y que caiga todo el peso de la ley...

-Porque un gremio periodístico desunido nunca podrá denunciar en toda su dimensión la tragedia que estamos viviendo.

-Porque el mayor triunfo cultural de los criminales, incluidas autoridades cómplices, es que hoy vemos como normal 47 cráneos en una fosa de Alvarado, Veracruz.

Salvador Camarena
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 21 de marzo de 2017).

¿Si tu hija fuera víctima de una violación y quedara embarazada, considerarías interrumpir la gestación? La pregunta la hice a algunos padres de familia varones que no dudaron de inmediato en contestar: "a favor", aun cuando algunos de ellos tienen ideas resistentes e inflexibles sobre el tema del aborto.

El objetivo de la discusión la semana pasada en la Cámara de Diputados sobre la Norma Oficial Mexicana 046, no tenía que ver con legislar sobre la suspensión del embarazo, sino con la obligación de las autoridades estatales y municipales en el país para dar atención integral en salud a mujeres víctimas de violencia sexual.

La reforma planteaba un protocolo en donde el Sistema Nacional de Salud brinde atención médica a las víctimas, suministre la píldora del día siguiente en casos de violación, que el personal de salud no condicione el servicio a la presentación de una denuncia previa, además establece que las víctimas de 12 años o menos estén acompañadas de un padre o tutor para solicitar la interrupción legal del embarazo y el punto más polémico: garantizar la interrupción sin que se tenga que presentar un orden judicial.

El debate se frenó, pero permitió lo visto en otras ocasiones en México: grupos de ultraderecha y conservadores -que se dicen a favor de la vida- expresaron su oposición a la propuesta legislativa resguardados en el escudo de la intolerancia y confrontaron, en la mayoría de los casos, cualquier intento de análisis, y por el contrario, hicieron alarde de los alcances con información poco precisa como la expuesta en el sitio de internet infocatolica.com que señala: "La reforma pretendía que los menores desde los 12 años puedan acceder a esta práctica sin permiso de sus padres".

El año pasado el Grupo de Información en Reproducción Elegida GIRE, dio a conocer en el informe "Niñas y mujeres sin justicia. Derechos reproductivos en México", que una de cada 4 niñas sufre de abuso sexual antes de cumplir 18 años y 6 de cada 10 agresiones sexuales, son cometidas en el hogar, por familiares o conocidos cercanos.

La redacción final de la reforma deja la atención médica inmediata para la víctima a lo que disponga la ley, a pesar de que no en todos los estados del país la legislación lo permite.

Como sociedad se podrá "avanzar" en otros términos, pero que en pleno 2017 se insista en querer imponer razones por encima de un diálogo racional, es lamentable, más si se piensa como una diputada federal panista: "Conceder la interrupción del embarazo a mujeres violadas no es técnicamente viable ni jurídicamente aceptable; es aberrante".

Lo aberrante es que no entendamos ni adoptemos el respeto a las decisiones, creencias y preferencias de los demás imponiendo una cuestionable verdad absoluta. Las cifras hablan de una realidad que no puede ocultarse bajo la alfombra de los discursos radicales y totalizadores de las buenas conciencias, que velan más por sus intereses que por el bien común y la calidad de vida ajena.

Gabriela Aguilar
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 21 de marzo de 2017).

Veamos lo que nos dice Samuel Ramos en su Perfil del Hombre y la Cultura en México: "En el fondo, el mexicano burgués no difiere del mexicano proletario, salvo que, en este último el sentimiento de menor valía se halla exaltado por la concurrencia de dos factores: la nacionalidad y la posición social. Parece haber un contraste entre el tono violento y grosero que es permanente en el proletario urbano, y cierta finura del burgués, que se expresa con una cortesía a menudo exagerada. Pero todo mexicano de las clases cultivadas es susceptible de adquirir, cuando un momento de ira le hace perder el dominio de sí mismo, el tono y el lenguaje del pueblo bajo. ¡Parece un pelado!, es el reproche que se hace a este hombre iracundo. El burgués mexicano tiene la misma susceptibilidad patriótica del hombre del pueblo y los mismos prejuicios que éste acerca del carácter nacional".

El acercamiento que hace Ramos al mexicano culto, por la vía del burgués que disimula con más recursos intelectuales sus sentimientos de inferioridad, que sólo lo hace ser un distinguido actor que pretender ser lo que en realidad no es.

Digamos que en toda pretensión de aparentar ser un mexicano culto, se esconde un auténtico "pelado", especialmente cuando aparece la ira.

Al exagerar los modales o presumir sus viajes y dotes poliglotas, en el fondo lo que pretende es distinguirse de la gente vulgar y corriente, lo que quiere es "ponerle crema a sus tacos".

Hay que distinguir entre el que realmente es una persona culta, del que sólo pretende y simula serlo. Este último es el que alardea cambiar el tequila por un whisky, o se las da de experto en vinos y desprecia las bebidas de frutas, el tepache o el pulque. Esas son para el pueblo.

El desencanto mayor es cuando se descubre que disfruta aparentar que sabe, que viste bien imitando a otros y que va a Nueva York, porque lo hace sentir superior.

Ese es el tema, se cree que ser culto es imitar a otros modos de ser y de demostrar que se deja atrás al pelado y corriente, que aún siente que lleva adentro. Y andar por la vida con la sensación de que hay que presumir todo lo que lo hace distinguirse del pueblo.

En cambio el que verdaderamente es culto, es el que ya ha vencido esa tremenda lucha interior, y no se siente amenazado por su "peladito interior" y deja de vivir de la pretensión y la necesidad de presumir y destacar por encima de los demás.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 23 de marzo de 2017).

En México existe una escasa cultura financiera, lo que sumado a una mala administración, crean las condiciones ideales de un sobreendeudamiento. El mal uso de créditos y préstamos, llevan a las familias mexicanas a descapitalizarse.

De acuerdo a un reciente estudio realizado por Resuelve tu Deuda, entre sus clientes, el desmedido uso de las tarjetas de crédito es uno de los principales factores por el cual los mexicanos se quedan sin capital.

Existen al menos, 4 factores comunes que las familias mexicanas mencionan como la causa principal de endeudarse más allá de la capacidad de pago, pero el hallazgo principal recae en un tipo de deudas ocasionadas por terceros, específicamente familiares.

A continuación, se enumeran las causas comunes de sobreendeudamiento:

Enfermedad o fallecimiento de un familiar

Ocurre cuando uno de los padres, suegros o hijos, enferma o sufre algún accidente, y la persona se ve obligada a cubrir los gastos de medicamentos, hospitalización, terapia y, en el peor desenlace, gastos funerarios. Para estos casos, la recomendación es contar con un fondo de ahorro para emergencias y un seguro de gastos médicos mayores.

Endeudamiento de terceros

Un gran número de encuestados, asoció su problema financiero a una deuda de terceros. Un escenario común es cuando alguien se encuentre endeudado y solicite un préstamo a sus familiares y/o amigos. Prestar la tarjeta de crédito o pedir un préstamo para un tercero, puede ser un gran error financiero. Si para apoyar a un familiar se tiene que poner en riesgo el patrimonio o historial crediticio, tal vez sea mejor aconsejar al pariente, que busque nuevas alternativas para liquidar su deuda, tales como un plan de aumento de ingresos y recorte de gastos, además de brindarle el apoyo moral.

Desempleo del cónyuge

La pérdida repentina de empleo de uno de los cónyuges, tiene un impacto inevitable en la economía familiar, máxime cuando se tiene un nivel de vida que se intenta sostener y ya no es coherente con la situación. Existen muchos casos de personas que de un día para otro se quedaron sin empleo, y ya contaban con un nivel de deuda. La recomendación de Katy Quintero, representante de Resuelve tu Deuda, es contar con un ahorro de por lo menos 3 meses, que funja de colchón en esa situación temporal.

Colegiaturas

Mantener a los hijos en colegios y universidades privadas, a pesar de no tener las posibilidades financieras para hacerlo, es otra causa por la que muchas familias mexicanas caen en deudas de las que es difícil recuperarse. La buena noticia es que existen otras opciones como los fideicomisos, seguros o fondos de ahorro para la educación, que están pensados específicamente para estas situaciones. La planificación de las finanzas es básica en estos casos y la asesoría fundamental, para tener un buen estado de salud financiero.

Los imprevistos o hasta un accidente suceden, sin embargo, existen alternativas que permiten aminorar el golpe al bolsillo. La cultura financiera de prevención es y será siempre, una clave de éxito que contribuye en la generación de confianza hacia hijos y familiares.

(V.periódico El Informador en línea del 27 de marzo de 2017).

Decenas de mujeres y hombres cayeron en la falsa salida de la cirugía estética para embellecer su cuerpo y exaltar su figura. Muchas cayeron en los engaños de Oneal Ron Morris, conocida como "La Duquesa" quien por 12 años inyectó en los glúteos de sus pacientes: cemento, aceite mineral, silicona, pegamento y sellador de llantas, entre otros productos tóxicos.

Los pacientes de la Duquesa eran regularmente personas transgénero. Una de sus pacientes murió debido a que entre los años 2007 y 2010 le inyectó hasta en 10 ocasiones silicona con cemento, antes la victima mortal denunció que sus glúteos se le habían puesto negros.

Esta es la 2a. vez que La Duquesa pisa la cárcel por crímenes relacionados con su falsa profesión.

(V.24 Horas del 29 de marzo de 2017).

Ya la psicología ha estudiado la neurosis de clase, que es un síndrome de angustia social que implica sentirse menos y por ello dejar de disfrutar la vida, y en consecuencia proponerse escalar y demostrar que no se es inferior a nadie.

Pues ciertamente hay muchas personas que sufren de complejos sociales de inferioridad y se sienten menos, si no poseen ciertos bienes materiales, un buen apellido o pertenecer a un prestigiado club. Por eso, en siglos pasados muchos mexicanos ricos compraron sus títulos de nobleza e imitaron a las cortes europeas, para según ellos, estar a su nivel.

Hay muchas familias de escasos recursos muy cultas, en cambio hay multimillonarios que carecen de ella aunque vivan en preciosas mansiones; sus hábitos, lenguaje y formas de ser los delatan.

El "peladito" es una expresión que se ha utilizado en México, para describir a un niño corriente de la calle, que está rapado, es huérfano, deambula pidiendo limosna y hablando de una manera muy vulgar. Es el opuesto del niño bonito, bien vestido y lleno de atenciones, por un chofer y nanas que lo mantienen pulcro y aliñado, para agradar a sus padres y a la sociedad privilegiada en la que viven.

Una persona que no se siente segura en sí misma, y aun posee ese terrible complejo de inferioridad de clase social, y se encuentra atrapado en una neurosis, desde luego que buscará salir de ese cuadro, a base de una pertinaz lucha por aparentar ser más de lo que en realidad es. Tratará de simular y hacer creer que posee lo que en el fondo no tiene, o que sólo ha comprado con mucho esfuerzo.

Pero la mala noticia es que no lo va a lograr así, podrá presumir de que lee mucho, de que ha viajado, de que se roza con gente destacada, que ha asistido a buenas escuelas y universidades. De cualquier manera el "peladito" sigue estando allí.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 30 de marzo de 2017).

2 graves y pesados lastres pesan sobre muchos mexicanos, ambos nacen desde luego de patologías, es decir, de personalidades enfermizas, sicóticas; la una es la obsesión del poder sin el cual consideran que valen nada, que no existen, en lo cual tienen razón, pues es el cargo que ostentan lo que los hace temporalmente importantes, sin él, vuelven a la nada que ya eran y eso desde luego que no les gusta, de ahí que se mediomaten por llegar y se acaben de matar por continuar promoviendo cuanta inútil acción se les ocurra pero que impresione a las mentes débiles. El otro lastre, en lenguaje coloquial, se llama "mendiguez" y la podemos traducir como un síndrome de carencia, acaso un síndrome de origen, por el cual la persona que lo padece quiere siempre tener más y nada lo sacia, por el temor sicótico a perder lo logrado y volver a las condiciones del principio, hay que imaginar lo que sucede cuando personas con ambos lastres llegan a ocupar un puesto de importancia que además les reporta jugosas ganancias.

Armando González Escoto
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 2 de abril de 2017).

Una persona que tiene complejos de inferioridad a la mexicana y además se cree culto y superior a los demás, necesita hacer un esfuerzo significativo para no dejarse atrapar por la petulancia, el engreimiento y un mal gusto en su estilo de vida.

El llevar en el interior un "peladito" oculto puede ser muy cansado y provocar tensión, pues algún día se va a caer la máscara. Y entonces quedará al descubierto la realidad que siempre ha tratado de encubrir.

Muchos mexicanos todavía arrastran la sensación de que lo indígena es de corrientes y lo europeo o americano, es lo que vale la pena imitar y considerar como valioso. Por lo que inventan desdeñar y devaluar todo lo que huela a pueblo y a la gente del campo.

Mucho del problema que tenemos en nuestra sociedad, es el "clasismo", y nos referimos a la configuración de los niveles de clase social que son tan evidentes y sobre todo, tan discriminativos, que por eso hay colonias, restaurantes y escuelas que son exclusivas para un cierto nivel y que no admiten a gente que no está a su altura.

La gente de clase alta, ni de chiste se mezcla con gente de niveles inferiores y sobre todo los tiende a tratar con desdén. Y si los trata bien, es porque son sus empleados. Pero, de todas maneras, procura mantener una distancia "prudente" con la persona.

Los mexicanos sabemos bien identificar a la clase social a la que pertenecemos y no nos gusta relacionarnos con los de menor nivel, y si nos encanta buscar a la que consideramos superior. Los que andan en ese plan, los llamamos "escaladores", que quiere decir que escalan niveles, con tal de llegar a una posición mejor que la que tenían.

Para algunos estudiosos, ese fenómeno de escalar, es una de las motivaciones para obtener dinero fácil y caer en la corrupción, pues con dinero se cree que se compran mejores niveles de estilo de vida.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 6 de abril de 2017).

Todos los que somos un poco obesos pensamos que el gordo es el otro. Y el obeso siempre tiene como referencia a otro que es mucho más gordo. Pero un anoréxico nos verá a todos como unos perfectos marranos. He visto a personas de 1.60 metros hablar con desprecio de "ese enano", porque el otro mide 2 centímetros menos. Pensamos que lo gordo o lo chaparro es relativo, a pesar de que existen convenciones y definiciones médicas muy claras de cuál debe ser la relación entre peso y estatura.

Algo muy similar sucede con la corrupción. Uno de los problemas más complejos cuando queremos combatirla es justamente que nadie se ve a sí mismo como un corrupto. Un gobernador o un presidente municipal ratero piensa que, corrupto corrupto, lo que se llama corrupto, Padrés o Duarte (en cualquiera de sus 2 versiones, Chihuahua o Veracruz) y estos seguramente piensan que los verdaderos corruptos son los funcionarios federales o el presidente de la república que hacen negocios con grandes compañías transnacionales, y así sucesivamente hacia arriba y hacia abajo. Nadie, ningún policía, empresario o secretario de Estado se ve en el espejo y dice "mira, un corrupto" porque en el momento que se reconozca como tal sería incapaz de darle los buenos días a sus propios hijos.

La corrupción no es cultural, como dijo Peña Nieto; es un delito. Lo que sí es cultural es la aceptación social de la corrupción. El trato que damos a los corruptos es parte fundamental del ecosistema del cochupo: mientras los partidos no expulsen a los funcionarios corruptos; las cámaras empresariales mantengan como agremiados a los grandes corruptores y sigan siendo sus cómplices a través de las comisiones de adquisiciones que avalan compras amañadas o a sobreprecio; mientras veamos como normal el enriquecimiento de funcionarios públicos y festejemos como inteligente a quien logró un contrato que daña el erario, los corruptos se verán al espejo y verán a una persona "exitosa".

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 7 de abril de 2017).

Queda en manos de los sociólogos interpretar la preocupación -ocasionalmente obsesiva- por "preservar tradiciones" como la Navidad, el Día de los Muertos, las relacionadas con las "apariciones" de la Virgen de Guadalupe, las de "Semana Mayor", y aun otras de alcance meramente regional; botón de muestra obligado, la romería anual del 12 de octubre a Zapopan o las orientadas hacia Talpa o San Juan de Los Lagos. "Expresiones de religiosidad popular", como las llamó el Papa Juan Pablo II cuando estuvo en Guadalajara y Zapopan en 1979, y para las que él mismo hizo un llamado a los ministros religiosos para aprovecharlas al efecto de "purificarlas", intentando despojarlas de su cariz superficial, meramente cultural, vinculado muchas veces con lo supersticioso, e incorporarlas a un esquema de valores en que se privilegien, más allá de las creencias, discutibles, valores de validez universal como la solidaridad con el prójimo.

Jaime García Elías
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 10 de abril de 2017).

Los mexicanos tenemos un grave problema con las noticias, increíble que no tengamos capacidad para entenderlas mediante un procedimiento lógico y de sentido común, que para algunos es el más escaso de los sentidos, ya que muchos hechos que se convierten en noticias, son como simplemente ocurren, y al contrario, generamos toda una serie de teorías completamente infundadas. En el caso de la reciente detención en territorio guatemalteco del buscado por la PGR e Interpol Javier Duarte, situación que debía ocurrir tarde o temprano, pone a temblar a muchos, pero causan diversión todas las teorías de complot que se generan, no solo en redes sociales, sino también de periodistas, que por su labor debieran ser más serios.

Las más preocupantes, por sus distorsiones informativas, son las elaboradas por Andrés Manuel López Obrador (MALO) y sus comunicadores, que apoyados por una serie de boots o robots en redes sociales y sus seguidores, generan información ilógica que uno pensaría que solo un estúpido la creería (y muchos las creen).

En el caso del ex gobernador de Veracruz, Duarte, el reclamo al gobierno federal y concretamente al presidente Peña Nieto, era precisamente que no realizaban acciones para detenerlo, y ahora se logró su detención, autorizada incluso por un juez guatemalteco, inventan todo tipo de teorías, pretendiendo desvirtuar el trabajo de la PGR, con un "sospechosismo" que cualquier escritor de novelas policiacas envidiaría. Nadie se pone a pensar que simplemente la PGR siguió a sus hijos, eso le llevo a ubicar en territorio guatemalteco a Duarte, y como consecuencia solicitó el apoyo de Interpol y de las autoridades guatemaltecas, y una vez ubicado el prófugo, en una operación exitosa fue detenido. Pero no, nuestro sospechosismo y la pretensión de vacunación anticipada de López Obrador, previendo que Duarte confirme lo denunciado por el actual gobernador de Veracruz en el sentido de que el ex gobernador financió la campaña de los Morena Co. en ese estado, soltaron una campaña ahora criticando la detención, porque la misma a juicio de estos, sólo es con pretensiones electorales. ¿Qué querían, que al ubicarlo no lo detuvieran hasta pasar la elección en el Estado de México? Luego el señor López tuiteó que "Detienen a Duarte para simular que combaten la corrupción. Pero el pueblo no se conforma con chivos expiatorios...", entonces, quien lo entiende, primero vociferaba que había protección para evitar su detención y ahora que lo detienen, lo defiende diciendo que es un chivo expiatorio.

Héctor Romero Fierro
(v.pág.14 del periódico Milenio Jalisco del 21 de abril de 2017).

Basta una vuelta de 5 minutos en un automóvil, para darnos cuenta de la cantidad de gente con mala educación al volante de uno. No son mayoría, o simplemente no podríamos circular, pero sí es un número elevado lo suficiente como para que necesitemos estar más que atentos a ellos, buscando anticipar sus intenciones y evitar problemas. Pena que no siempre es posible y con mayor frecuencia de la que sería mentalmente saludable, nos sorprenden con una creatividad tan grande que resulta difícil creer que es fruto de la improvisación, de la infinita estupidez humana, como lo describió Einstein.

El problema mayor, me parece, es que muchos circulan como si no hubiera nadie más en la calle. El que se para de repente para mirar algo, sea una dirección que está buscando, un accidente en el carril contrario o algún ejemplar del sexo opuesto que le parece atractivo, no considera que detrás de él viene alguien más, muchas veces varios más, que por alguna extraña razón no tiene el mismo interés que él o ella y necesita o quiere seguir su camino.

El que se estaciona en una cochera o sobre una banqueta, no toma en consideración el hecho de que alguien usa eventualmente ese lugar donde se guardan los autos entrando y saliendo. Tampoco percibe que los peatones pueden tener serias dificultades, incluso verse obligados a arriesgar su vida al bajar a la calle para rodear su mal estacionado vehículo.

El que por desesperación se pone a pitar durante un atasco cerca de un hospital, no piensa que esa actitud aparentemente inocua puede quitar el descanso de alguien que lo necesita urgentemente luego de una cirugía, por ejemplo.

Cuando la situación se invierte, los descuidados mencionados anteriormente se vuelven los más exigentes y críticos del mal comportamiento ajeno. Cuando alguien se estaciona en su cochera es un imbécil. Cuando él lo hace es porque era "solo por 5 minutos".

Parte del problema es la impunidad, la casi certeza de que la infracción no tendrá consecuencia. Prueba de esto es el comportamiento de muchos de los que viven en la frontera, que al conducir en Estados Unidos respetan la velocidad máxima permitida, usan las luces indicativas de dirección y se detienen cuando los semáforos se ponen en rojo, cuando en México tratan un semáforo como una sugerencia y no como ley.

Pero también es fruto de la falta de educación de cuna, de esas que la escuela complementa mas no otorga. Todos quieren que los demás los respeten, pero pocos están dispuestos a dar ese respeto. Mientras eso no pase, la frase de otro brillante mexicano, Octavio Paz, que dice que "mientras en el 1er. mundo el territorio común es considerado un bien de todos, en el tercero es visto como tierra de nadie", seguirá siendo tan válida como dolorosa.

Lo que muchos no ven es que el buen humor, la buena educación, la acción propia, son tan contagiosos como lo opuesto. Quien trata bien será bien tratado. Quien trata mal, recibirá lo mismo a cambio. ¿A quién le gusta recibir un maltrato?

Sergio Oliveira
(v.pág.3-B del periódico El Informador del 22 de abril de 2017).

De acuerdo a lo que la lógica enseña, una falacia es un argumento que parece válido pero no lo es. En la sociedad contemporánea este tipo de falacias abundan de manera exponencial, y dada la apariencia de verdad que presentan, muchas personas, poco avisadas, las creen y lo que es peor, las divulgan y magnifican. Las falacias se producen lo mismo desde la esfera privada, cultural o comercial, que desde la política, sea en forma de sentencias, anuncios comerciales, refranes, titulares de noticias y otros recursos. Me permito proponer algunas con su respectiva posible respuesta.

"El gobierno siempre sabe lo que el pueblo necesita", sí, pero nunca se lo da. "El que nada debe nada tiene", sí, pero es mejor no tener a deber y no tener con qué pagar. "Dame una prueba de amor", amar es no pedir pruebas. "Vive el momento", sí, pero vívelo de tal manera que no sea tu último momento. "Lo que importa es el aquí y el ahora", pero no olvides que el aquí y el ahora es consecuencia del ayer y determinará el mañana. "Cada quien su vida" a condición de que "su vida" no afecte la vida de los demás. "Lo bueno cuenta", sí, pero sólo si es cierto."Prefiero vivir un año como rey, que 10 como mendigo", siempre y cuando no pases el resto de tu vida en una cárcel o amanezcas encostalado. "La vida es para vivirla", entonces ¿por qué estás acabando con ella? "Es terrible llegar a la vejez", sí, pero es más terrible no llegar. "Yo a mis hijos los dejo hacer lo que quieran", gracias a lo cual nunca harán lo que deben. "Lo importante es ganar", es más importante no hacer trampa. "México necesita estar unido", pero para acabar de una vez por todas con la pandilla de políticos que lo explota y tiraniza. "Respeta mi territorio", entonces no te cases. "Pare de sufrir", pero no de pagar. "El Senado de México defiende los derechos de los trabajadores mexicanos en Estados Unidos", si los defendieran en su propio país podrían tener mejores resultados. "México unido jamás será vencido", excepto por su propio sistema político. "Jalisco tendrá el sistema anticorrupción a tiempo" entonces debía haberlo tenido hace 200 años. "Recordar es vivir", sí, vivir en el pasado. "Jalisco, 1er. lugar en transparencia", lo cual parece bastante oscuro. "La música no tiene fronteras", la letra sí. "Actualízate abuelita", actualízate tú, porque lo que andas haciendo siempre se ha usado, nomás que tú lo haces gratis.

Armando González Escoto
(v.pág.6-B del periódico El Informador del 23 de abril de 2017).

Es curioso comprobar la ruindad de ciertas personas. Un amigo acaba de sufrir la escapatoria de su perro. El animal estaba en un 5o. piso pero, en un momento de distracción, aprovechó para ganar el pasillo, la escalera y luego la calle y se perdió por allí. No se sabe dónde. Mi amigo, como haríamos todos en su situación, colocó un mensaje en redes sociales para solicitar la ayuda de quienes pudieran llegar a ver a su chucho. ¿Con qué se encontró? Pues con apoyo, claro, pero también con una cantidad enorme de mensajes de asnos, desconocidos para él, que se deleitaban en repetirle que, a esas horas, era probable que su mascota ya estuviera convertida en carnitas en alguna lateral o servida en forma de tacos al pastor. ¿Qué sentido puede tener decirle eso a alguien que uno ni siquiera conoce? No se trata de que todos seamos San Francisquito de Sales, vaya: hay gente a la que quisiéramos ver frita en aceite por toda clase de problemas personales, laborales, vecinales, etc. ¿Pero moler a desconocidos y gastar tiempo en teclear idioteces dedicadas a ellos por un asunto que nos viene guango?

Hace unas semanas fue noticia la medida de un medio escandinavo, que decidió que para comentar un artículo publicado en su página, el espontáneo crítico tuviera que pasar antes un test de comprensión lectora. Este tipo de iniciativas son criticadas por algunos pero dan como resultado la desaparición del troll gratuito, que es el tipo de troll más incomprensible: aquel que no se juega nada y solamente friega por el placer de que alguien se sienta mal.

Antonio Ortuño
(v.pág.2-B del periódico El Informador del 23 de abril de 2017).

Se dice que los factores que favorecen más la corrupción son tratar de ganar más o conseguir lo que se desea, por un camino más fácil y con menor esfuerzo. A tener beneficios personales por encima de los colectivos, por lo que es una visión muy egoísta.

Está promovido por un ambiente social que lo facilita y justifica al cantar victoria del "si todos lo hacen, ¿por qué yo no?". Un comportamiento que se ha generalizado tanto, que acaba por convertirse en parte de un sistema de vida. Y para acabarla de amolar, se acompaña de una maravillosa impunidad que elude topo tipo de procedimientos legales, también con la estratégica capacidad de mentir, y de cínicamente solicitar "que me lo demuestren".

Sobre el origen de esta conducta, hay una interesante descripción que realiza un clérigo, político, escritor y defensor de los indios del siglo XVII, llamado Juan de Palafox y Mendoza (1600-1659) en su estudio sobre las virtudes del indio de la Nueva España, escritas a su Majestad el Rey Felipe IV. En la que señala que: "los indios están libres de la ambición que es natural en los hombres, porque son poquísimos los indios que aspiren con vehemencia a los puestos de gobernadores y alcaldes que les tocan, antes hacen con mucha paz las elecciones; y si hay algunos que las revuelven, son mestizos que ya salen de su nación... elegían a sus alcaldes con tanta sinceridad y tan sin ambición obran en las elecciones".

De igual manera describe el tema de la codicia en los indios al señalar: "no la conocen los indios comúnmente, y rarísimo se hallarán que amen el dinero, ni que busquen la plata, ni la tengan más que para un moderado uso y sustento; ni juntan unas casa a otras ni unas heredadas a otras, sino que con parsimonia moderadísima vive cada uno contento con su estado".

Así que de esta forma vemos que la raíz de la corrupción se centra más en la ambición y la codicia, y que estas no son propias del mundo mesoamericano, y que provienen de los vicios de los conquistadores.

Los corruptos se forjan al tener ambiciones egoístas y no pensar en los demás. Poseen la debilidad de acumular riqueza y ser avaros. De gustar de los lujos y privilegios y de aspirar a tener un mejor nivel de vida, y no estar contentos con lo que ya tienen.

En conclusión, es un vicio importado por los extranjeros que bien se ha arraigado en México, y ahora con nuestro ingenio, la hemos perfeccionado.

Guillermo Dellamary
(v.pág.9-A del periódico El Informador del 27 de abril de 2017).

Contrario a las famosas reglas no escritas del sistema político mexicano, los ex presidentes Carlos Salinas y Felipe Calderón andan desatados.

Una buena parte de la sociedad los odia profundamente, otra los estima y los alaba. En cualquier lista de los mejores presidentes de México que haga alguien de derecha aparecerán Salinas y Calderón (el orden cambia si quien hace la lista es panista o priista, pero en todas están ambos). En las listas de la izquierda los 2 aparecen en el fondo, son los representantes más puros de los vende-patrias y el neoliberalismo. Presidentes como Fox y Zedillo no llegan a esa polarización; a ellos se les malquiere como a cualquier ex presidente y básicamente por el hecho de haber ocupado la silla presidencial.

La regla de los ex presidente callados era sin duda un absurdo en un régimen democrático. El primero que lo vio y lo entendió así fue Vicente Fox; otra cosa es que sus mismos correligionarios hubiesen preferido que usara la boca solo para comer, pero es más un tema del contenido de sus declaraciones que de la violación a la "regla no escrita".

Es muy sano que los expresidentes jueguen en el terreno político, entre otras cosas porque permitirá desmitificar la figura de ex mandatario, pues todos creen que mueven los hilos del poder y manejan al país cual titiriteros y muchas veces no se mandan (ni se entienden) ni a sí mismos.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 28 de abril de 2017).

El género agrupado bajo el común epíteto de "gorrones" no muestra el mínimo recato para sablear a quien se deje, aunque sea la 1a. vez que lo ven en su vida, abordándolo con una ofensiva confianza que nadie les ha otorgado. Y si bien me indigestan los que son tan asiduos a las reuniones como a su costumbre de no aportar ni los palillos para la botana, de igual manera me sulfuran quienes se hacen guajes a la hora de liquidar la cuenta en un restaurante; los que no cooperan en la medida que consumen cuando la ocasión lo impone y los que, a la hora de liquidar la factura generada en común, la auscultan minuciosamente para reducir su aportación.

La gente coda, como también se les distingue a los de generosidad engarruñada, me cae bien gorda, y no pocos prójimos he borrado de mi lista de allegados por tal motivo, pero entre todos ellos podría destacar con especial encono a los individuos víctimas de ese nocivo doble vicio que es fumar y pedir cigarros a quien se les atraviese. ¿Quién les enseñó a fumar y no les enseñó a comprar?, ¿por qué suponen que uno debe costear su propia adicción y también la ajena?, ¿qué dignidad les asiste que demanda de los demás semejante pleitesía?, ¿piensan que a sus eventuales patrocinadores nos regalan los cigarros? Y todavía aparecen los desvergonzados que piden un cigarrito porque ya no fuman, lo que lleva a plantearse una nueva interrogante: ¿ya no fuman o ya no compran?

Me dan una envidia loca todos los amigos y parientes que han renunciado a la aborrecible adicción que es hora que yo misma no destierro, pero lo que sí logré someter recientemente, creo que por primera vez en la vida, fue la mano suelta para satisfacer los apetitos de una prójima imprevisora, quien me confundió con un faro de esperanza cuando me vio sustraer la cajetilla de mi bolsa y encender un tabaco. "Disculpe, señora, ¿tendrá un cigarrito que me regale?", preguntó con voz melosa y casi frotándose las manos por el deseo a punto de ser satisfecho. Pues no, le respondí con inédito aplomo. De hecho, traigo para fumar yo, pero los de regalar, tal como usted argumentó para pedírmelo, los dejé en el carro.

Por su cara de estupefacción supe que la lección, aunque tardía porque he mantenido el mal hábito de más de un centenar, había quedado aprendida. ¿Por qué debería darme pena negar a quien no le da ni tantita vergüenza andar pidiendo? Y si no he tenido las agallas para sacudirme el vicio, recién las he adquirido para no cooperar a que otros las desbalaguen.

Paty Blue
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 7 de mayo de 2017).

Curioso -¿o sería más exacto decir "patético"...?- el caso de México: un país en que un porcentaje significativo de sus habitantes coincide en que las mejores virtudes de un político tienen nombre y apellido: Luis Donaldo Colosio.

Caso curioso, reiterémoslo, porque en México se tiende a satanizar a los hombres que acceden a la Presidencia de la República; a culparlos de los grandes males nacionales; de la pobreza y la violencia, principalmente. Un repaso somero de los capítulos más recientes de la historia lleva a la conclusión de que si De la Madrid y Zedillo fueron la encarnación misma de la grisura, Echeverría, López Portillo, Fox y Calderón lo fueron de la corrupción -y el consiguiente empobrecimiento del pueblo- unos, y de la incompetencia otros.

Colosio, en esa tesitura, no sólo se salva de la quema: se ha ganado a pulso -desde la óptica de los centenares de hagiógrafos que le han salido- un lugar de privilegio en el santoral de la política mexicana, porque el destino dispuso las cosas de manera tal que su ideario, que quedó plasmado en las frases de algunos de sus discursos, no tuvo que pasar por la prueba del ácido de la acción. Así, aunque posiblemente un ejercicio que con cierta facilidad podría realizarse en las hemerotecas permitiría rescatar muchos de los mejores conceptos teóricos de Echeverría, López Portillo, Fox y Calderón como modelos de buenas intenciones, el hecho consumado es que ellos fueron gobernantes, y que sus gobernados se sienten con derecho a emitir -mayoritariamente, quizá- juicios condenatorios, a partir no de sus discursos sino de sus actos.

Esas reflexiones vienen al caso porque, de cara a las elecciones federales del año próximo -y de acariciar, por tanto, la ilusión de que un iluminado sea capaz de transformar este país, al conjuro de una palabra mágica o al contacto con una varita de virtud-, no se ve en el horizonte ninguna figura carismática. Los precandidatos que ya asoman la oreja (López Obrador, Margarita Zavala, Ricardo Anaya...), coleccionan más denuestos que elogios. De los que, fieles a la disciplina partidaria, se mantienen agazapados, silenciosos, no se adivina ninguno poseedor de dotes ya no digamos extraordinarias sino siquiera sobresalientes.

Jaime García Elías
(v.pág.12-A del periódico El Informador del 8 de mayo de 2017).

Para el economista de la Universidad Popular Autónoma de Puebla, Marcos Gutiérrez Barrón, al llegar al plano de los símbolos el fenómeno del huachicol comienza a transformarse en una cultura periférica o emergente en diversas regiones del Estado de Puebla.

"La comunidad lo protege como algo intrínsecamente suyo; así como se protege el narcotráfico en las comunidades, aquí también se protege al que roba gasolina, porque forma parte de la propia comunidad y de su economía".

La cultura periférica asimila aspectos preexistentes para crear sus propias figuras religiosas como el "Santo Niño Huachicolero", una imagen que circula en redes sociales.

(V.pág.18-A del periódico El Informador del 8 de mayo de 2017).

En días pasados visitamos el estado de Nayarit. Lo que más llamó mi atención, además de las playas, fue la percepción de la gente de comunidades rurales hacia los candidatos gubernamentales, quienes adquieren valor según los beneficios que otorguen a la comunidad para ganarse el voto, en algunas rancherías lo único que desean es que el candidato se presente y deje algún recuerdo y/o se tome una foto, haga una fiesta, un jaripeo o dé una despensa y con eso quedan convencidos; por otro lado, hay ciudadanos que realmente desean un cambio y están cansados de su realidad.

Me preocupa que esta sociedad defina su futuro en términos de beneficios inmediatos, poniendo en 2o. lugar sus necesidades más importantes como alimento, salud, infraestructura y seguridad. Lo que me hace preguntarme: ¿todo el país funciona igual?

Héctor Iván Navarro García
(v.pág.2 "Correo" de La gaceta de la Universidad de Guadalajara del 8 de mayo de 2017).

No es ya una simple lucha contra una actividad delincuencial. Las autoridades se enfrentan cada vez más a grupos que exigen que se respete el derecho a robar.

Este 4 de mayo algunos grupos de huachicoleros, ladrones de combustible, se enfrentaron en distintos momentos en Palmarito de Tochapan, municipio de Quecholac, con soldados que llevaban a cabo operativos en el Triángulo Rojo de Puebla, donde el robo de combustible se ha convertido en una actividad habitual, incluso comunitaria. Un grupo bloqueó durante 5 horas la autopista Puebla-Orizaba en protesta por la desaparición de 14 personas, detenidas por su probable participación en los ataques a militares, mientras exigía el retiro del Ejército de la zona y la terminación de los operativos contra los huachicoleros. En los enfrentamientos murieron ese día 4 militares y 6 civiles.

Los huachicoleros han asumido la posición de que el robo de combustible de los ductos es un derecho. La actividad, en efecto, se ha convertido en una supuesta expresión de los usos y costumbres de las comunidades del Triángulo Rojo, lugar donde se concentra esta actividad que deja miles de millones de pesos al año en pérdidas a Pemex y al país.

El presidente Enrique Peña Nieto señaló el 5 de mayo que "trabajaremos de cerca con las autoridades del gobierno de Puebla para coordinar esfuerzos hasta desmantelar por completo a las bandas delictivas... El robo de combustible... es un delito. Quienes lo practican exponen a sus familias y dañan a sus comunidades".

No todos piensan así en el medio político mexicano. Andrés Manuel López Obrador ha cuestionado las acciones del gobierno para evitar los robos. "Esta estrategia del uso de la fuerza para resolver los problemas sociales lo que hace es agravar más las cosas y producir sufrimiento y dolor", declaró el 6 de mayo. Meses atrás el candidato presidencial de Morena había justificado los saqueos de trenes en Irapuato al expresar en Twitter el 7 de octubre: "En vez de acabar con la corrupción y combatir la pobreza, mandan mil soldados a Irapuato para enfrentar a los que roban trenes por necesidad".

La verdad es que ningún Estado puede darse el lujo de permitir los robos "por necesidad" o por "derecho adquirido". Si cualquiera tiene permiso para perforar un ducto de petróleo para sacar combustible y revenderlo por su cuenta, dejará de haber inversión productiva en el transporte de combustible y los ductos quedarán vacíos. No sólo los huachicoleros no tendrán ya combustible que robar, sino que decenas de miles de trabajadores de Pemex perderán su empleo y muchas otras empresas se verán obligadas a cerrar las puertas por falta de combustible. El costo económico y social de legalizar el robo sería tan grande que ni siquiera un gobierno encabezado por López Obrador podría permitirlo.

El Estado mexicano, sin embargo, se ha tomado demasiado tiempo en reaccionar con fuerza al robo de combustible. Llama la atención que el presidente Peña Nieto diga ahora que "trabajaremos" -en futuro- para combatir el robo de combustible. Quizá era inevitable que las comunidades pensaran que tenían realmente el derecho de tomar ese maná que circula en ductos. Si desde el 1er. momento el Estado hubiera actuado con vigor, no estaríamos viendo a huachicoleros que consideran que pueden hasta matar para preservar su derecho a ordeñar ductos.

Sergio Sarmiento
(v.periódico Mural en línea del 8 de mayo de 2017).

Cada quien, como si fuera una huella digital, tiene su propio sistema de chats o aldeas, único e irrepetible, y ya en su criterio estará el subir e intercambiar información de un chat a otro.

Pero es fundamental entender la naturaleza de cada chat y evitar que se contaminen. Y es muy fácil contaminar un chat; basta con que uno de sus integrantes sea un amante de las "buenas vibras" e inmediatamente empiece a compartir mensajes ajenos de buenísima voluntad que van desde los buenos días dichos en decenas de idiomas y con imágenes sentimentales o bucólicas, hasta reflexiones profundas sobre la vida y consejos prácticos de salud física y mental. Claro, no faltan los amantes de propagar miedos informando de enfermedades hasta ahora desconocidas susceptibles de ser padecidas por cualquier persona, un extraordinario regalo para los hipocondríacos.

Uno o dos mensajes de este tipo en un chat estarían bien, pero hay quienes con la facilidad cibernética del "copy paste" inundan los chats de "buenas intenciones". Los saturan. Resultado: lo convierten en un chat perfectamente prescindible, que difícilmente consultaremos a menos que tengamos todo el tiempo y la voluntad del mundo.

Pablo Latapí
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 11 de mayo de 2017).

Muchas familias de empresarios y funcionarios deshonestos, realmente nunca recapacitan que los lujos que se dan, tienen su origen en la corrupción. El dinero lo gastan sin reflexionar de dónde viene. Y la lógica es que supongan que su esposo o papá, se lo gana bien y debido a su profesionalismo y éxito laboral.

Quiero tan solo pensar, qué pasa cuando la esposa o los hijos se enteran de que el hombre de la casa es un corrupto. Desde luego lo negarían y se sentirían ofendidos. Por lo tanto si en México hay tanta corrupción, es lógico pensar que hay todo un sistema de encubrimiento y forma de "lavar" el dinero sucio, a la hora de gastarlo en y con la familia.

Muchos hombres corruptos son expertos en manejar, con elevada inteligencia, el dinero que ganan. Precisamente para que no sea fácil que sus propios seres queridos sepan de dónde viene. Y la idea más frecuente, es aparentar que las cosas están saliendo muy bien y que sus ingresos y patrimonio son producto de su gran capacidad de trabajo y de fórmulas exitosas de hacer negocios. Por eso la compra venta de bienes raíces es una fórmula muy eficaz.

Ciertamente hay muchas esposas que sí sospechan de la corrupción de su marido, y hay casos en que son verdaderas cómplices. Pero la mayoría de las veces prefieren hacerse de la vista gorda, porque les beneficia directamente el enorme caudal de dinero que les llega para gastar. Y la verdad, la moral en estos casos no es tan importante. Eso sí, en caso de infidelidad la moral es muy estricta y exigente. Pero no en el origen sucio del dinero.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 11 de mayo de 2017).

No hay duda que el gobierno debe asumir una posición más enérgica contra el robo de combustibles. Durante mucho tiempo su actitud ha sido laxa. La ordeña de ductos no se consideraba delito grave, pero además había temor de enfrentar a grupos delincuenciales con fuerte presencia en algunas comunidades. Las autoridades permitieron que se pensara que este robo era un derecho adquirido. Por eso la práctica se ha vuelto tan común y tan costosa.

Sergio Sarmiento
(v.periódico Mural en línea del 12 de mayo de 2017).

La Iglesia ha perdido mucho en todas partes, debido a su... bueno, en realidad, lo perdieron cuando se quitó el ritual latino, que era una especie de rito mágico, que atraía a la gente. Pero desde que se impuso la lengua de cada pueblo, para hacer sus actos religiosos... En castellano, en español, la misa perdió toda su magia.

Juan Rulfo
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 17 de mayo de 2017).

Por un dolor en una pierna, Javier acudió al médico. Semanas atrás había sufrido un choque. Decidió tratarse y el doctor le pidió que se practicara una radiografía. Aunque lo hizo, su lámina no llegó al consultorio. Le recomendaron una bruja.

"¿Cuál fractura? A usted lo tienen 'trabajado'". Esa es la conclusión a la que llegó "Paquita". En la 2a. sesión, la curandera le mostró el fetiche que "alguien" sembró en un panteón con mechones de su cabello. "Le dijo que lo habían enterrado de la cintura para abajo y amarrado con unos clavos".

La historia la cuenta Thelma, su esposa. "('Paquita') le pasó unas hierbas y una vela por el cuerpo y le 'enjaretó' un líquido oscuro... y luego le rezó y lo sobó". Javier gastó más de 6,000 pesos y sigue igual.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación validó la charlatanería como un delito en 2010. Esto después de analizar el caso de un grupo conocido como los hermanos Kendall, en San Luis Potosí, quienes habían logrado ingresos por 600,000 pesos al engañar a varias personas diciendo que eran curanderos.

Desde entonces se publicó que las autoridades del área metropolitana de Guadalajara toleraban esa práctica. 7 años después, la existencia de giros en los que se ofrecen limpias, funcionan como boutiques esotéricas o de adivinaciones para detectar y curar enfermedades de forma anticipada, sigue siendo una constante.

Sólo en 19 entidades -como Jalisco- se menciona que el delito de fraude es aplicable para quien "obtenga cualquier beneficio, explotando la superstición o la ignorancia de una persona...". El problema es que la Fiscalía de Jalisco ni siquiera conoce si hay personas consignadas por charlatanería.

El Código Penal del Estado de Jalisco, en su Artículo 250, explica que el delito de fraude es cometido por quien "engañando a alguno o aprovechándose del error en que éste se halle, se haga ilícitamente de una cosa o alcance un lucro o beneficio indebido, para sí o para otro".

Líneas abajo, precisa que una modalidad de fraude es aplicable para quien "obtenga cualquier beneficio, explotando la superstición o la ignorancia de una persona por medio de supuesta evocación de espíritus, adivinaciones o curaciones".

En total, suman 19 estados de la república que tienen una tipificación de fraude en estos términos, pero 13 carecen de la legislación correspondiente. Estos últimos son Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz.

El Código Penal vigente del Estado de Coahuila es el único en el país que establece la "explotación de ignorantes" como delito e impone penas que van desde 1 y hasta 8 años de prisión, de acuerdo con la gravedad del caso.

Si un curandero que carece de título profesional (o autorización para ejercer) promete la cura de cualquier enfermedad, está poniendo en riesgo la vida de quien acude a él, por lo que incurre en el delito de usurpación de funciones, que en Jalisco tiene una penalidad de 3 a 8 años de prisión.

"Hay un vidente en Tonalá que, desde las 4 de la mañana, ya repartió todas sus fichas". Doña Rosa, habitante de la colonia Morelos, en Guadalajara, afirma que el personaje en cuestión es tan famoso que las "bondades" de sus prácticas para -según lo que él mismo afirma- curar desde el mal de amores hasta el cáncer y la diabetes, rebasaron desde hace tiempo las fronteras de ese municipio.

Internet, los medios impresos y miles de papeletas son algunos de los medios de difusión que han logrado que los asistentes de ese vidente repartan todas sus fichas con mayor velocidad que, por ejemplo, en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Y para evitar que este tipo de publicidad siga atrayendo a las personas, la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (Coprisjal) finalmente comenzará a regularla.

"En 2017 estamos controlando el tema de la publicidad. Una gran parte de estos elementos que usurpan la función de un profesionista van a ser detectados (...) Facilitamos acompañamiento a los medios de comunicación, les enviamos formatos de cómo se deben hacer los diferentes tipos: qué sí y qué no se puede publicitar", dice el comisionado Dagoberto García Mejía, titular de esa instancia.

Desde los chamanes o curanderos que prometen una vida eterna con herbolaria, hasta los productos o terapias "milagro" que se publicitan por televisión, la Comisión promete establecer nuevos criterios que abonen a que las personas dejen de ser víctimas de este tipo de fraudes.

La Coprisjal también solicitará que se les "derive" a quienes buscan publicitarse o vender ese tipo de productos o servicios para tenerlos "registrados y controlados". Y ese protocolo, afirma, comienza este mes, por lo que quienes incumplan se harán acreedores a sanciones que van desde los 8,000 y hasta los 600,000 pesos, "de acuerdo con el impacto que pueda tener el medio o que pueda ser reiterativo".

También se les pedirá a los ayuntamientos que desistan de autorizar permisos de operación comercial a los establecimientos ocupados por charlatanes.

"Hemos estado haciendo acercamientos y acompañamientos y hemos tenido muy buena respuesta (...) Se les está avisando y demostrando, de acuerdo con la norma y la Ley General de Salud, el delito en el que se puede incurrir".

"¿La pseudomedicina se castiga con fuerza en la entidad?", se le pregunta al funcionario. Su respuesta: "Sí. Estamos trabajando de lleno con ello". Sostiene que no hay una alerta ante estas prácticas, pero sí una "guardia" permanente para contener la problemática.

Antes de entrar a la casa de la vidente que le recomendó su estilista, la señora Luna sólo tenía en mente encontrar una solución para sus problemas económicos. Buscaba alguna fórmula para cambiar su suerte en los negocios y una manera efectiva de hacer rendir sus ingresos. Pero cuando salió del lugar ya tenía cáncer, problemas legales en puerta, su esposo la engañaba y uno de sus hijos pronto enfermaría. "Me asustó... me dijo que no duraba 3 años más".

Acudió a ella en varias ocasiones, pues su efectividad estaba "comprobada". Al menos eso le dijo su estilista cuando le compartió sus datos. La vidente extremó cuidados. Interrogó a la señora Luna antes de que la "aceptara" como cliente.

"Me pedía tremenda discreción. Dijo que era muy profesional, que atendía a políticos, a empresarios y artistas. Cuando llego y veo el lugar le pregunté que cuánto cobraba, porque no me quiso decir por teléfono. Cobraba 800 pesos. Le respondí que no tenía tanto dinero y me dijo que, para no hacerme dar la vuelta en balde, me iba a quitar mis dudas, pero que no esperara grandes respuestas porque no llevaba dinero".

Al final la evaluó. Tras decirle todos los males que detectó al leerle las cartas, le expuso el tratamiento: una limpia. "Y tenía que comprarle una serie de cosas que me salían en 3,000 pesos. Y me comentó: 'Y tiene que ser mañana mismo porque esto es urgente'. Todo el tiempo me asustó". La señora salió de ahí.

Antes había acudido con otra "psíquica", cuya especialidad era el mal de amores. Prometía afianzar matrimonios, evitar separaciones y formar parejas. El problema es que en alguna ocasión platicó con ella de manera informal y la vidente le reveló que estaba separada de su esposo, porque éste "la había dejado por otra".

"Y si el amor es su especialidad, ¿entonces por qué no se hizo un amarre para que su pareja regresara con ella? Si según eso ella tiene la capacidad de hacer cambios. Caí en cuenta que era charlatanería".

La señora Luna recuerda sólo 2 de sus experiencias, porque no son las únicas. Finalmente desistió y narra sus conclusiones: "La desesperación te hace acudir a personas que te engañan. Tu desesperación y las ganas de mejorar tu calidad de vida hacen que tengas que recurrir a este tipo de personas. Yo, por ejemplo, no tenía para el gas, pero sí para pagarle a ella. Cometí un error".

El dolor de cabeza de doña Ana era tan grave que, gradualmente, comenzó a perder la visión. "No se preocupe: es por la menopausia", le dijeron en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Su malestar empeoraba y en otros consultorios médicos tampoco la pudieron ayudar.

"¿Por qué no van con una curandera?", le sugirió una familiar a Edna, su hija. Con la afirmación de que era efectiva y que "ya había ayudado a sus hijos", ambas decidieron ir al domicilio, ubicado en Periférico Sur. "Llegamos a un portón grande. Eran como las 6 de la mañana y ya había un montón de gente formada".

Finalmente abrieron y ambas entraron a un estacionamiento, donde un individuo se dirigió a los presentes: "La señora no cobra por su servicio, pero sí es necesaria una donación de 100 pesos". Todos entregaron el dinero.

4 horas después, Edna y doña Ana finalmente conocieron a "la señora". Cada una entró por separado, pues también Edna tenía "un problemilla" que deseaba atender.

El cuarto, recuerda, era muy pequeño. Atiborrado de imágenes y figuras de dragones. La vidente, inmersa en su rutina, ni siquiera intentó tocar a su paciente. La inexistente evaluación confirmó el fraude. "No le dijo nada. Sólo 'tenga, tome esto y vaya atrás a que le den unos remedios'. Mi mamá se quedó como de: ¿qué?".

Edna fue la siguiente. Con ella abundó un poco. Le aseguró que una persona "cubierta con un velo negro" deseaba verla muerta. ¿Y cómo se resuelve algo así? Con 500 pesos, necesarios para pagar los preparados que ahuyentarán al mal. "'Te vas a tomar esto, a bañar con esto y a darte un masaje con esto. Págame'. En total fueron como 1,500 y ahí vamos para afuera, con bolsas llenas de agüitas que, además, olían horrible".

No estaban convencidas, pero ya habían pagado sus productos de "sanación". Doña Ana bebió uno de esos líquidos y, para tratar de endulzar el sabor, enseguida se tomó un té con azúcar. El líquido en cuestión era belladona. Su presión se fue al cielo y eso la llevó a la sala de urgencias.

El malestar nunca redujo. Un vecino que es médico supo del caso y, conociendo los síntomas, le sugirió practicarse estudios específicos para confirmar un tumor de hipófisis. "Y sí: era un tumor en la cabeza. En ese rato nos movimos y, gracias a que mi papá había contratado un seguro de gastos médicos, fuimos al hospital". La señora fue sometida a una operación. "Hoy está con nosotros", celebra Edna.

Si en algo han adquirido experiencia las personas que afirman solucionar todos los problemas de salud con una limpia o una infusión herbal, es la labia. Los discursos de manipulación son tan buenos que terminan por convencer a las personas, y esto eventualmente se traduce en riesgos para su salud.

José de Jesús Gutiérrez Rodríguez, presidente del Colegio de Profesionales de la Psicología del estado, explica que "un charlatán tiene una habilidad verbal y diseña las situaciones para que las personas caigan en su discurso".

Para lograrlo, ocasionalmente se asiste con cómplices y promocionales que distorsionan la realidad. Sus "productos milagro" captan el interés de su audiencia y las ventas comienzan.

"Por ejemplo, sé del caso de un hierbero que utilizaba fotos de personas que no conocía y las publicaba en revistas de consumo. Ahí decía que las personas eran de Fresnillo, de Culiacán, etc., y en la publicación se aseguraba que les habían resuelto sus problemas de salud, de cáncer, insuficiencia renal y hepatitis".

El discurso manipulador, insiste, posee habilidades significativas y logra que el potencial consumidor de estos servicios caiga. "Pueden manipular hasta el punto de lograr que les cedan bienes materiales, como ha pasado en distintos lugares, sólo que en nuestro país las autoridades no han puesto mucho empeño".

(V.primera plana y págs.2-A y 3-A del periódico El Informador del 20 de mayo de 2017).

La experiencia demuestra que en México, cuando se trata de enfrentar asuntos que interesan, afectan o indignan a los más amplios sectores sociales, marchas, desplegados y discursos son los más socorridos sucedáneos de las soluciones propiamente dichas.

Jaime García Elías
(v.pág.6-A del periódico El Informador del 23 de mayo de 2017).

Los corruptos se sienten cómodos porque brillan con sus "éxitos económicos", pueden presumir y exhibir sus bienes y lujos, sus viajes y negocios, y crean un aire de superioridad y logro, que puede provocar más bien admiración y envidia, en vez de rechazo y desdén.

Los familiares no hacemos nada, nos quedamos calladitos, especialmente si vamos a las fiestas que organiza, a las grandes bodas que prepara, y gozamos del departamento de la playa que nos presta.

La familia debería de ser un freno a la corrupción y no parece cumplir esta función. Los mismos hijos no reclaman, ni le escarban al origen de la fortuna de sus padres, más bien la desean como una jugosa herencia, mientras disfrutan de todos los beneficios.

En nuestra cultura mexicana, algo no anda bien, pues si estamos invadidos e infestados de corrupción, es porque en la familia tampoco hemos logrado hacer conciencia y poner un alto a esta epidemia.

A veces me da la impresión de que resulta lo contrario, desde la familia la fomentamos ¿Si mi hermano lo hace, por qué yo no?

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 25 de mayo de 2017).

Es bien sabido que los mexicanos nos deslumbramos fácilmente con las ofertas que nos vienen a hacer los extranjeros. Nos pueden vender muchas cosas y casi todas las compramos.

Hay quien dice que se trata de un sentimiento de auto devaluación que nos lleva a sobrevalorar lo que viene del extranjero. Y que por ello somos muy propensos a quedarnos con los productos y servicios que se hacen en otros países, evidentemente cuando nosotros mismos los consideramos como superiores, y no darle prioridad a los nuestros.

Conozco a varios empresarios e instituciones en México que contratan especialistas españoles, alemanes o americanos, sólo por el simple hecho de la buena impresión y curriculum que ellos tienen, sin antes investigar si en México hay gente también competente en ese campo.

Genera mucho más prestigio a una universidad traer un conferencista foráneo y pagarle su boleto de avión, hospedaje y estipendios, que pagarle a un mexicano por mucho menos que eso. Aunque prácticamente estén al mismo nivel académico.

Parece que impacta más en el auditorio, de casi cualquier nivel, un acento de Argentina o de España, y más aún de países centro europeos y nórdicos, que escuchar un acento de Sonora, Veracruz o Michoacán.

El tema tiene que ver en lo que aún persiste en nuestro colectivo, lo creado en México, sobre todo a nivel académico e intelectual, no tiene todavía el peso suficiente como para que le demos el lugar que se merecen.

Desde luego que hay que reconocer que en todo el mundo existen mentes brillantes y grandes talentos. Y que ciertamente vale la pena escucharlos y tenerlos en casa, especialmente en una universidad. Pero también vale la pena sondear los grandes talentos que existen en México, antes que importarlos.

¿Será parte del famoso malinchismo? Todavía somos propensos a comprar espejitos, que realmente no valen gran cosa y no apreciamos el oro que tenemos.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 29 de junio de 2017).

[Las redes sociales demuestran] que hay una cantidad enorme de gente que no sabe leer de un modo no literal, es decir, que no entiende lo que lee y tampoco se informa para contrastar nada (incluso en la prensa). Que se limita a maldecir, a lanzarse al cuello sin siquiera entender lo que sucede.

Antonio Ortuño
(v.pág.6-B del periódico El Informador del 2 de julio de 2017).

Dentro de las características que marcan el perfil del mexicano es nuestra peculiar manera de aprovechar las situaciones para beneficiarnos a costa de no cumplir las reglas o las normas sociales. Por ejemplo, el no hacer fila y tratar de adelantarse sin respetar el lugar de los demás; tomar lo ajeno cuando sentimos que nadie nos vigila; lo que encontramos, que aunque no es nuestro, lo tomamos y lo hacemos propio. Si se tienen buenas relaciones en alguna institución o empresa, nos parece fácil sacar provecho de ellas y pedir algo que nos resulta conveniente.

Simplemente nos parece muy sencillo tratar de acortar distancias entre un punto y otro, sin cuidar el respeto a las reglas. Si lo puedo hacer, pues ni lo dudamos, lo haremos porque se nos antoja más cómodo y ventajoso.

Tiene que ver con la idea de que si es gratis lo tomamos, si cuesta, ya no se está dispuesto a pagarlo. Es vestirse con sombrero ajeno, es decir, obtener mérito de algo que no nos ha costado. Es aprovechar de que me dan a probar una muestra y queremos consumir todo lo que podamos.

Y cómo negar el gusto de consentir como algo válido, simplemente porque todos lo hacen ¿Por qué no yo también?

En distintos eventos comerciales, ferias y exposiciones el mexicano se caracteriza por ser un peligro para llevarse lo ajeno, probando su astucia para que no lo cachen en su fechoría.

Puede ser que también hemos desarrollado el cinismo de lanzar una piedra y esconder la mano, como también gritar insultos perdidos en el anonimato de las masas.

De esta manera los mexicanos hemos desarrollado una forma de ser, que tiene una serie de artimañas que vigorizan el poder sacar provecho y ventaja de situaciones que en otras culturas no se dan, aunque tampoco les sean extrañas.

Así un japonés no haría suyo algo que encuentre tirado por la calle, ni se saltaría lugares en la fila, ni abusaría de las muestras de algún alimento o bebida. Ni tampoco creo que lo hagan gentes educadas.

Hay gente que tiene clase, y clases de gentes, decía un apenado español al reconocer que si hay ciertas personas sin educación en España, que arrojan los restos de lo que traen en las manos por doquier, o italianos que se cruzan las calles por donde sea sin respetar los respectivos pasos peatonales. En cualquier lado la educación y el cuidado respetuoso de las normas es un valor cultural importante. El problema es que hay muchos pueblos, como el nuestro, que no lo entienden. Y hay personas que si tienen la oportunidad, porque así les conviene hacerlo, van a hacer lo que les venga en gana, sin preocuparse por respetar las buenas costumbres y las normas.

Tomar ventaja se hace un hábito individualista, que además cuenta con la gran ventaja de encontrar justificación para todo momento y nunca sentirse ni mal, ni con ganas de reparar las cosas y daños que se hacen.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 13 de julio de 2017).

Un asunto ligado a la esperanza que tienen los adictos, cuando ya se dan cuenta de su problema, es esperar a que el tiempo ayude a resolverlo.

Puede ser cierto, que "con el tiempo y un ganchito" las cosas se puedan ir mejorando. Pero la realidad es que con el tiempo, más bien las cosas pueden ir empeorando.

Dentro de la mentalidad que tienen los adictos es la de tener una esperanza por que las cosas se resuelvan, sin ellos mismos sentirse obligados a hacer algo.

Es parte de una visión mágico religiosa, que impregna su forma de pensar de que alguna fuerza mayor o divina, vendrá a ayudarles a superar sus problemas y a llenarlos de la fuerza de voluntad necesaria para poder dejar su adicción.

No hacer nada, es tener la idea de que alguien lo va a hacer por ti. Es una manera de ser dependiente y poner las soluciones fuera de sí mismo.

Mientras, se sigue viviendo la adicción y obteniendo sus beneficios, muchos adictos llegan a vivir con la sensación de que en algún momento de su vida, cuando ellos lo decidan, creen que se podrá controlar su vicio y terminar con su problema. Pues creen que la fuerza de voluntad surgirá con el tiempo y entonces tendrán la capacidad para superar su adicción.

La sorpresa es que sentarse a esperar no resuelve nada, más bien tiende a complicar las cosas. Mas vale hacer algo a tiempo. Y que sea él, quien se comprometa.

Guillermo Dellamary
(v.pág.4-B del periódico El Informador del 16 de julio de 2017).

Un pariente muy cercano del acto de tomar ventaja, es el de buscar oportunidades que beneficien egoístamente sin pensar en el daño que se le puede causar a las demás personas.

Es una manera de ser corrupto con mayor discreción y sutileza, pero no deja de serlo.

El poderoso siempre tiende a aprovecharse de los más débiles, el que tiene el mando, de los que lo deben de obedecer, el que tiene la autoridad del que la debe de respetar.

Porque los mexicanos tenemos más dificultad para respetar y cumplir las reglas, se nos hace muy fácil romperlas y no hacerles caso. Y en eso consiste la psicología de aprovecharnos también.

Cuando no somos vigilados, nos sentimos con el derecho de hacer lo indebido, simplemente porque nadie nos ve. No tenemos desarrollada suficientemente la conciencia ética para ser nosotros mismos los que pongamos un límite a nuestras conductas, sentimos que si los demás no nos dicen nada, nos lo están permitiendo, y si a eso le agregamos que lo respaldamos con el "todo mundo lo hace", entonces tenemos una combinación exacta para aprovecharnos de cuanta cosa se nos ocurre.

Para eso sí somos muy creativos, para buscar la manera de burlarnos de la ley y de encontrar la manera de darle la vuelta. Somos astutos y marrulleros.

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 20 de julio de 2017).

La gente practica con soltura la simulación. Puede simular que le va muy bien en su negocio o trabajo, y en realidad todo es un desastre, o fingir que todo marcha muy bien en su matrimonio, y estar en un verdadero conflicto. Ir al trabajo con una sonrisa y así enmascarar una depresión. O saludar a un compañero con afecto, cuando en el fondo lo envidia y le tiene mala voluntad. Y lo más común es fingir y simular que se ama a la espos@ y en realidad estar enamorad@ de un@ amante.

Por supuesto que no es nada fácil ser un buen simulador, pero es increíble lo bien y pronto que se aprende a serlo en nuestra cultura. Hay muchos maestros en todos lados y ámbitos.

El que sabe simular, también se hace un experto en ocultar lo que verdaderamente siente o tiene. Se acostumbra a traer la máscara puesta y suele tener dificultades para despojársela.

Los expertos en la simulación, tienen una salida muy usual. "Que me demuestren lo contrario a lo que finjo". Lanzan a diestra y siniestra, el reto de que se le descubra su teatrito. Pero como lo suelen tener todo muy fríamente calculado y previsto, existe mucha dificultad para que les tumben su simulación.

Aparentar es una arte, que también se perfecciona a lo largo de los años y por consiguiente se desempeña con mayor finura y cinismo.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 27 de julio de 2017).

"El más competitivo", como varias veces ha sucedido en la historia de las elecciones en México, es el candidato ideal: el más atractivo para un electorado que, poco analítico -el mexicano común no tiene empacho en declarar su aversión a la política...- fácilmente puede ser seducido por una presencia física más o menos atractiva y engatusado por un "rollo" demagógico.

Jaime García Elías
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 7 de agosto de 2017).

Una de las más importantes características de nuestro modo de ser es la suavidad con la que tratamos a las personas. Desde los tonos de voz que expresamos en nuestras expresiones coloquiales, hasta una dulce y acogedora cortesía.

Hay quien dice que nuestros meseros son ejemplo de este trato amable y cortés, pues lo hacen de una manera sensible afectiva y con verdadera eficacia.

Los mexicanos, cuando estamos de buenas, somos personas con muy bonito carácter, pero si nos "agarran de malas" entonces nos sale ese lado violento y rudo que casi todo mexicano puede tener.

Cuidado cuando nos enojamos, nos sale el "chamuco" y explotamos llenos de ira desquitándonos con quien esté enfrente, sea quien sea.

Algunos sociólogos de la familia han señalado que muchos mexicanos son ejemplo de buen trato y modales, pero fuera de su contexto familiar. Porque ya estando en casa, las cosas son distintas. El mal genio aflora y explota de un momento a otro y muchas veces por cualquier tontería.

De estar de buenas y con un semblante agradable y afectivo, el mexicano rudo puede saltar con ira en un momento inesperado y transformarse en un ser irreconocible y pleno de manifestaciones de agresividad e insulto.

Es muy conocida la expresión de "candil de la calle y oscuridad de su casa" y es ciertamente una dualidad que puede marcar la pauta de cómo podemos llegar a ser muchos mexicanos. Mientras que tenemos una excelente actitud en nuestra vida social y laboral, ya dentro de los muros del hogar es otra cosa, el angelito de la oficina y los negocios se convierte en un monstruo en las relaciones con la familia.

Ni quién lo pudiera imaginar tan amable y educado en la calle, y tan majadero y grosero en casa.

No se puede negar que también muchos hombres de negocios son una perita en dulce con los clientes, pero unos verdaderos patanes con sus colaboradores y empleados. Un roce, una contradicción, un error, una desobediencia o cualquier cosa que no le parezca, y el rudo explota de la nada para descargar su furia contra el que le viene en gana.

¿Quién pudiera imaginar que ese pequeño hombre, tan dulce y educado en su trabajo, cuando llega a casa y se encuentra con algo que no le parece, puede cambiar en un segundo y sacar toda su frustración y coraje del día con su esposa e hijos?

Y todo porque el enojo está latente en su interior y cualquier cosita, lo hace explotar.

El mexicano rudo se puede convertir en un ser peligroso y capaz de muchas fechorías cuando está bajo los efectos del alcohol, las drogas, los celos, la codicia, la avaricia y, en fin, muchas de las afecciones humanas le facilitan que la violencia y los sentimientos de odio y venganza afloren la rudeza.

Guillermo Dellamary
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 17 de agosto de 2017).

En la extensa cadena productiva del tráfico de drogas, el lavado de dinero es considerado por muchos como una actividad menos punitiva, menos condenable que el resto.

Sanjuana Martínez
(v.pág.5-A del periódico El Informador del 21 de agosto de 2017).

Lo divertido del eclipse solar de ayer no fue el fenómeno meteorológico, sino el sociológico. Si algo quedó claro es que seguimos siendo una sociedad mágica. Que la modernidad nunca terminó por instalarse y que la educación de corte positivista que tanto trabajo costó instaurar en México desde finales del siglo XIX realmente no sirvió de mucho.

Un fenómeno meteorológico que no es frecuente pero sí simple y repetitivo (el próximo será en 2024) puso al país entero a divagar: aumentaron las consultas esotéricas, llámese tarot, adivinos o brujos. Circularon en las redes las recomendaciones más extrañas para evitar daños o ser motivo de maldiciones. Crecieron las netas de los adivinos que disfrazaron todo tipo de deseos dentro del fenómeno, desde quienes aseguraron que esto significaba el fin de Trump hasta la guerra y el cataclismo, según predijo nada menos que Mhoni Vidente.

¿Por qué estamos tan dispuestos a creer en tanta tontería, o si se prefiere por qué la post modernidad y las redes sociales lejos de erradicar el pensamiento mágico lo han potenciado? Una explicación, no única por supuesto, pero que puede ayudar a entender el fenómeno, es la fusión entre información y entretenimiento. Durante muchos años en los medios la información corría por un riel y el entretenimiento por otro. Eran parte del mismo sistema mediático, pero no se tocaban. Nadie esperaba que el noticiero fuera divertido, entretenido y picante, y nadie deseaba enterarse de nada en un programa de entretenimiento.

Las redes han logrado que la política, el espectáculo y el pensamiento mágico compartan una misma dimensión y que le demos la misma importancia a una predicción de una bruja fantoche que a un discurso político.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 22 de agosto de 2017).

La Virgen de Guadalupe en la tradición católica es la que está en la Basílica. Todas las demás, incluyendo la de [la Av.] Federalismo y las que todos tenemos en nuestras casas (confieso que en mi caso son varias y muy disímbolas) son representaciones, nada tienen que ver con el mito fundante ni con la imagen viva. ¿Qué no se supone que el catolicismo no es idólatra?

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 31 de agosto de 2017).

Cuando ves que corre tanta lana y que realmente no es dificil echarte algo de ella a tu bolsillo, hasta estúpido te sientes si no lo haces.

Es un modo de vida muy extendido, para donde uno se mueva, hay manera de hacer las cosas chuecas y rompiendo las normas y reglas.

La honestidad se convierte en un valor muy lejano a ti, lo que importa es la ventaja que vas a sacar. Ya estás pensando en qué te lo vas a gastar. Porque muchas veces las necesidades son muy fuertes. Y lo que más te preocupa es dejar de ir esa oportunidad.

Sacar ventaja no es robar. Yo nunca le quite nada a nadie, sangrar las arcas del gobierno, cuando todos lo hacen, no es un robo.

El dinero del gobierno es para los que gobiernan, y lo que se hace con él, aunque sea para beneficio de las políticas públicas y la administración, es el botín que hay que asaltar. Ése es el chiste de llegar a estar cerca de la mina de oro. Es una tentación irresistible.

La aspiración a un cargo público, de cualquier nivel, es tener un sueldo fijo y la oportunidad que tienes de hacerte de un patrimonio con lo que está a tu alcance.

En donde todos estamos de acuerdo en que se vale ser corruptos. Ahora sí que como dicen, si todos nos merecemos la cárcel, quien cierra la puerta. Jajajaja.

[Tomado de una entrevista ficticia].

Guillermo Dellamary
(v.pág.8-A del periódico El Informador del 31 de agosto de 2017).

El imperio español del cual fuimos parte se mantuvo con base a un sistema escalonado de lealtades personales, una relación de benefactor a beneficiario. En principio el gran benefactor era el rey que otorgaba a sus súbditos mercedes, concesiones, privilegios, títulos y responsabilidades, a las cuales el beneficiario debía responder con una permanente lealtad a la persona del rey, gracias al cual tenía él y en ocasiones toda su ascendencia [¿descendencia?] tal o cual positiva situación. Estos grandes beneficiarios tenían a su vez una corte entera de dependientes que recibían de él sus respectivos beneficios a cambio de lealtad personal.

En este sistema debemos observar que la lealtad es a la persona que me ayuda o privilegia, no al reino o al imperio. El reino es posesión del monarca razón por la cual éste me otorga, de su reino, una parcela para que trabajándola pueda obtener riqueza. Parcela puede ser también un conjunto de minas, un cargo público, un puesto como recolector de impuestos o alcabalas, o cualquier otro beneficio.

Este sistema de lealtades personales pasó del virreinato al México independiente y se mantiene sin mayores cambios, siendo precisamente una de las principales causas que afectan la vida democrática del país, prolongan sus grandes problemas e impiden los cambios radicales que se requieren para salir del atolladero. Claro que ahora las lealtades no son a un monarca, sino al presidente, al gobernador, al alcalde y por supuesto, al partido.

Muchos mexicanos, sobre todo en determinados estados del país, ahí donde la evolución social y política ha sido más lenta o mucho mayor el arraigo en esos usos, la gente siente que un determinado partido es el que le ha beneficiado, que todo lo que tienen se lo deben a ese partido, y que por lo tanto seguirán votando por él pase lo que pase, hagan lo que hagan, pues es un asunto precisamente de "lealtades personales". El país no importa, lo que le ocurra a México es secundario, este "x" partido a mí me ayudó, me importa poco si se hunde la nación entera.

Este egoísmo histórico y convenenciero se puede vivir también a nivel de pequeños grupos o comunidades, y se vive ahora en una nueva dinámica donde las lealtades son a cárteles y grupos delincuenciales, porque ellos sí nos arreglaron la carretera, sí trajeron el alumbrado, sí nos hicieron "justicia", o nos están dando fuentes de trabajo. Que esto tenga un costo colosal para todo el país es lo de menos, a "nosotros" nos beneficiaron y eso es lo importante. ¿Tiene lógica? Sí, la del egoísmo criminal y torpe, la de los que piensan que lo que pase en el resto de la sociedad jamás los afectará, la de los que no advierten que su beneficio personal tan agradecido supuso injusticia, corrupción, atropello a los derechos de los demás, robo de recursos públicos.

No puede haber otra lealtad que al bien común que incluye a todos y exige la construcción de un país con igualdad de oportunidades, seguro y equitativo; en tanto la cultura mexicana de lealtades personales se mantenga, la nación seguirá teniendo en su contra a sus mismos habitantes.

Armando González Escoto
(v.pág.5-B del periódico El Informador del 17 de septiembre de 2017).
"El pensamiento mágico remedia la ignorancia."
Scott Adams

"La superstición atrae la mala suerte."
Umberto Eco

"Nadie debe cifrar sus esperanzas en un milagro."
Vladimir Putin

"Los casinos son el único lugar donde el dinero habla... dice adiós."
Frank Sinatra

"Para ganar en las apuestas necesitarías comprar tu propio casino."
Nicolas (en la película Amor Índigo)


Contenido permanentemente en construcción El contenido de esta página está (permanentemente) en construcción.

Fecha de última actualización: 17 de septiembre de 2017.

Regreso a mi página base Regreso a mi página base
El Tesoro de la Jumentud > La página de los países y sus costumbres > Lógica mexicana