La realidad de la vida

La realidad de la vida.

Los burros resisten, estoicos, las ironías que los humanos perpetran, en su nombre, contra el prójimo -de los humanos-. Verbigracia, que la denominación que desde el sexto día de la Creación (cuando el hombre puso los nombres al resto de las creaturas) corresponde al cuadrúpedo del género de los mamíferos y la especie de los solípedos, se aplique, alevosamente -dice el diccionario- al "hombre o niño bruto e incivil"; o que se denomine "burrada" a cualquier dicho o hecho necio y brutal, o "burricie" la torpeza o rudeza dizque características de los pollinos.

Los burros no merecen tanta saña. Ni tanta soberbia... Los burros, como nos recuerda Alfonso Castelao -un clásico de las letras gallegas, casi desconocido por los lectores de lengua castellana-, nos enseñan que "Los hombres (...) quisieran (...) ser leones, tigres, lobos... justamente porque son más burros que los leones, los tigres, que los lobos. Por eso la palabra ‘burro’ es una etiqueta insultante para ellos".

"No nos quieren -reflexiona el asno de Castelao- porque ven en nosotros las virtudes de los hombres de bien. Somos amigos de los pobres, amparo de los mendigos; hemos llevado sobre nuestras costillas a Nuestro Señor y a San Francisco de Asís... pero jamás hemos llevado a un guerrero".

Los burros merecen la promesa de Juan Ramón Jiménez a Platero: "Si te mueres antes que yo (...), te enterraré al pie del pino grande y redondo del huerto de la Piña, que a ti tanto te gusta. Estarás al lado de la vida alegre y serena. Los niños jugarán y coserán las niñas en sus sillitas bajas a tu lado. Sabrás los versos que la soledad me traiga. Oirás cantar a las muchachas cuando lavan en el naranjal, y el ruido de la noria será gozo y frescura de tu paz eterna...".

Jaime García Elías, periodista y conductor radiofónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 16 de abril de 2007).

Burritos


Tu casa vista por ti:

Por ti.

Tu casa vista por el comprador:

Por el comprador.

Tu casa vista por el banco:

Por el banco.

Tu casa vista por el valuador:

Por el valuador.

Tu casa vista por el gobierno cuando fija el impuesto predial:

Por el gobierno.

(Recibida por e-mail el 1o.de agosto de 2009).


Regreso a mi página base. Regreso a mi página base
El Tesoro de la Jumentud > La página de las narraciones interesantes > La realidad de la vida