Ordeñando a la empresa "de todos los mexicanos"


La Sedena agradece la colaboración de la ciudadanía por su apoyo al denunciar de manera anónima y de manera totalmente confidencial actos delictivos que coadyuven a la captura de integrantes de la delincuencia organizada a los números telefónicos 3658-1705 y 3832-1037 y al correodenuncia.15zm@mail.sedena.gob.mx o al teléfono de la policía del estado. También puede marcar el número de emergencias 066.


Una toma clandestina en un ducto de gas LP de Pemex fue detectada en el municipio de Tonanitla, Estado de México, donde una pipa con capacidad para 12,000 litros era abastecida del combustible. Ayer fue detectada la toma clandestina en un ducto de Pemex, a unos 500 metros de donde el pasado 21 de julio ocurrió una explosión.

(V.pág.12-A del periódico El Informador del 22 de octubre de 2014).

En diversos operativos en el último semestre las fuerzas de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato recuperaron 657,474 litros de combustible extraído ilegalmente de los ductos de Petróleos Mexicanos.
En un reporte, la SSP local informó que de agosto a la fecha fueron clausuradas 47 tomas clandestinas de extracción de hidrocarburos, "lo que ha llevado a Guanajuato a convertirse a nivel nacional en la entidad más efectiva en el combate al llamado 'huachicoleo'".
Con la participación de personal de Seguridad Física de Pemex y los cuerpos de emergencias estatales y municipales, en 2 semanas se han localizado, atendido y clausurado un total de 12 tomas clandestinas.
En el reporte sobre resultados del Programa de Seguridad Escudo, precisó que se han asegurado 21 camionetas, 7 pipas, 2 remolques, 2 motobombas y 4 camiones, así como diversos accesorios y mangueras utilizadas para la extracción y transportación de combustible ilegal.
Con la tecnología de Escudo, en coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado, se logró en 6 meses la desarticulación de 7 células criminales y la detención de 428 personas por la comisión de delitos, sobre todo del orden federal, entre éstos la extracción de hidrocarburo, posesión de sustancias tóxicas y la portación de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

(V.pág.18-A del periódico El Informador del 20 de octubre de 2014).

Ahora el desabasto fue provocado por una "ordeña" de hidrocarburo detectada la madrugada de este miércoles en los ductos de PEMEX que pasan por El Arenal, Jalisco, y que abastecen la terminal de Zapopan.
PEMEX confirmó a las 18:00 horas de ayer que el ducto ya había sido reparado; así, la expectativa era que por la noche se regularizara el suministro.

(V.pág.4 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 16 de octubre de 2014).

La ordeña de combustibles recibió un nuevo golpe, ahora en Michoacán.
Agentes estatales aseguraron 11 tractocamiones y 22 semirremolques de la empresa Petrobajío S.A. de C.V., investigada por el robo de combustible y presuntos nexos con el Cártel del Golfo.
El procurador de Justicia en Michoacán, Martín Godoy Castro, informó que en el operativo también fueron detenidas 2 personas.
"En una acción operativa llevada a cabo en el municipio de Lázaro Cárdenas, en coordinación con la Policía Federal, fueron asegurados 11 tractocamiones de la marca Kenworth, así como 22 semirremolques de diferentes modelos", informó.
En conferencia de prensa, detalló que todas las unidades cuentan con razón social de la empresa Petrobajío.
"De acuerdo a la información emitida el pasado 29 de septiembre por la Procuraduría General de la República, (esa empresa) está relacionada en actividades de robo de hidrocarburo crudo", destacó el funcionario.
Según el reporte, las unidades fueron ubicadas en un inmueble localizado en el kilómetro 300+700 de la carretera Morelia-Lázaro Cárdenas.
En el sitio fueron requeridas 2 personas del sexo masculino, una avecindada en el Estado de Hidalgo y otra en Guanajuato, entidad donde la empresa tiene su domicilio fiscal.
"Durante las diligencias realizadas hasta el momento por el personal ministerial con apoyo de Servicios Periciales, se determinó que las unidades cuentan con alteraciones en sus medios de identificación vehicular y en unos casos, con reporte de robo", dijo Godoy.
La semana pasada, la PGR dio a conocer la indagatoria existente contra una banda de ordeña, acusada de extraer ilegalmente más de 4 millones de litros de hidrocarburos al mes, en agravio de Petróleos Mexicanos.
Por esa indagatoria fueron intervenidas las empresas Petrobajío y Translisa, en Guanajuato, y encarcelados 5 líderes de la organización delictiva.
"Hoy nos permitió (esta investigación) pegarle en el centro de una de las organizaciones que lucran con este delito, muy productivo como ustedes podrán ver por los números que se citaron", destacó el pasado 30 de septiembre el procurador Jesús Murillo Karam.
La indagatoria, según la PGR, comenzó el pasado 7 de marzo en Silao, Guanajuato, con la captura de un sujeto que conducía un tractocamión con 40,000 litros de petróleo.

(V.pág.2 del periódico Mural del 7 de octubre de 2014).

Más de 7 toneladas de mariguana, casi 100,000 litros de combustible y 17 personas detenidas, entre lo que resultó de las acciones en septiembre por parte del Ejército en la Comandancia de la V Región Militar, que comprende los estados de Zacatecas, Nayarit, Aguascalientes, Jalisco y Colima, informaron autoridades castrenses.
Se aseguraron 99,020 litros de gasolina, 2,500 litros de diesel.
Soldados lograron localizar 4 tomas clandestinas de hidrocarburos, las cuales se pusieron al resguardo de Seguridad Física de Pemex para su inhabilitación.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 5 de octubre de 2014).

La PGR internó en el penal federal de Villa Aldama, Veracruz, a los 5 presuntos miembros de una banda que ordeñaba 4 millones de litros de hidrocarburos mensuales a Pemex y que estaba vinculada al Cártel del Golfo.
De acuerdo con fuentes judiciales, el principal indiciado es Martín Jiménez Silva, "El Tuercas", identificado como propietario de las empresas Petrobajío y Translisa, la primera de ellas, contratista de Pemex.

(V.pág.2 del periódico Mural del 2 de octubre de 2014).

El director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin, dio a conocer que de enero a agosto de este año, el robo de combustibles ascendió a 15,300 millones de pesos.
En su comparecencia en la Cámara de Diputados como parte de la glosa del Segundo Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el directivo precisó que esta cifra representa unos 7'500,000 barriles de hidrocarburos.
Detalló que de enero a agosto han sido identificadas y clausuradas en el país 2,481 tomas clandestinas, luego que en 2012 fueron detectadas 1,635 y en 2013 2,612 tomas ilícitas.

(V.pág.10-A del periódico El Informador del 20 de septiembre de 2014).

Pemex invertirá en un sistema de automatización para detectar de manera inmediata la caída de presión en el flujo de la red nacional de ductos, así como las tomas clandestinas, para salvaguardar a la población y al medio ambiente.

(V.pág.2 del periódico Mural del 11 de septiembre de 2014).

Un episodio más está pendiente para los 19 choferes de PEMEX acusados de robo de hidrocarburo, ya que fueron citados para comparecer en la PGR desde hoy.
La SEIDO requiere a los operadores de pipas como parte de una nueva averiguación previa, indicó José Luis Guízar Abarca, abogado defensor de los trabajadores.
Guízar Abarca dijo que en la nueva investigación se consideran fotografías obtenidas de los celulares de los empleados, los cuales les fueron decomisados desde julio.
Las imágenes son de empleados de PEMEX en supuestas tomas clandestinas, las cuales fueron tomadas por los trabajadores al acudir por indicaciones de la propia paraestatal, aseguró Guízar Abarca.
La 1a. investigación que involucraba a los conductores se dio a conocer en julio.
La PGR fincó cargos a los operadores de pipas por asociación delictuosa y robo de hidrocarburo, pero fueron liberados en el Juzgado Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales, ya que no había elementos para iniciar un juicio.
El Ministerio Público Federal solicitó que esta determinación fuera revisada en un Tribunal Unitario.

(V.pág.4 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 11 de septiembre de 2014).

El robo de combustible a los ductos de Petróleos Mexicanos ha ocasionado un incremento de las emergencias ambientales este año respecto al anterior, y "tan solo en agosto se han registrado más emergencias por hurto de combustible que en todo 2013", alertó Arturo Rodríguez Abitia, subprocurador de Inspección Industrial de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.
Del total de las 519 emergencias ambientales (ya sea por fuga, derrame, fuego o explosión) registradas en lo que va del año por el manejo de químicos y sustancias peligrosas, cerca de la mitad se atribuye a Pemex y en 73% de los casos se trata de accidentes ocurridos por las tomas clandestinas, indicó el funcionario.
Arturo Rodríguez detalló que en 2013 hubo 163 emergencias ambientales por el robo de combustible a ductos de Pemex, mientras que en lo que va del año suman 187 provocados por las tomas clandestinas, por lo que consideró que "tan solo en agosto, se han registrado más emergencias por hurto de combustible que en todo 2013".
De acuerdo con el funcionario, el año pasado la Profepa registró 605 emergencias ambientales, de las cuales 250 fueron atribuidas a Pemex, de ellas 163 ocasionadas por tomas clandestinas afectaron una superficie de 17.2 hectáreas, en los estados petroleros del Golfo de México: Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Campeche.
Hasta agosto, la procuraduría lleva registradas 519 emergencias ambientales, de las cuales, 263 corresponden a accidentes de Pemex, las 187 emergencias por tomas clandestinas afectaron 42.2 hectáreas.

(V.pág.20 del periódico Milenio Jalisco del 29 de agosto de 2014).

El PRI en el Senado anunció que va por más reformas al sector energético y que alista una ley especial para sancionar el robo de hidrocarburos, pues el año pasado el sector petrolero registró pérdidas de 3,000 millones de dólares.
El tema es de la mayor relevancia para el Estado mexicano, pues no son solo pérdidas económicas, sino de seguridad.
El robo de hidrocarburos es uno de los mayores problemas que enfrenta Pemex, porque al perforarse ductos se generan situaciones de inestabilidad, como ocurrió en Cadereyta con una situación ambiental de la mayor gravedad, de la que Pemex es agraviado, pero que se encargará del daño ambiental.

(V.pág.20 del periódico Milenio Jalisco del 29 de agosto de 2014).

El pasado viernes 22, los vecinos del Ejido Pico de Oro, municipio de Humanguillo, Tabasco, reportaron a Petróleos Mexicanos la fuga de gasolina de un oleoducto que pasa por su localidad, sin que la empresa tomara ninguna acción preventiva.
El derrame de miles de litros del combustible afectó varias hectáreas de parcelas que resultaron contaminadas.
Fue hasta el lunes cuando elementos de Protección Civil y el Ejército Mexicano acudieron al lugar, confirmando que miles de litros de gasolina se habían esparcido por la zona.
Presumiblemente, personas dedicadas al robo de hidrocarburos manipularon el ducto de Pemex y sobrevino el derrame en una extensión de 3 hectáreas de terreno y 800 metros de drenes.

(V.pág.14-A del periódico El Informador del 27 de agosto de 2014).

La instalación de una toma clandestina causó una fuga de gas natural en un ducto de Pemex que cruza campos de cultivo en el municipio de Huehuetoca, en el Estado de México. La fuga fue provocada por la instalación de una toma ilegal en el ducto, que presentaba fisuras. Cerca de 50 personas fueron desalojadas del lugar.

(V.pág.11-A del periódico El Informador del 16 de agosto de 2014).

El gobierno federal desmanteló en Jalisco, Querétaro y el DF a una de las mayores organizaciones dedicadas al robo y venta de hidrocarburos de PEMEX que sustraía alrededor de 2 millones de litros de combustible por mes.
El volumen del tráfico de gasolina equivale a llenar el tanque a 16,000 vehículos diariamente.
Tomás Zerón de Lucio, jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, informó que al realizar 14 cateos en dichas entidades, detuvieron a 5 de los principales miembros de esta banda.
Precisó que los detenidos no son trabajadores de PEMEX, aunque están investigando si hay autoridades involucradas.
En el operativo simultáneo en los 3 estados, las autoridades aseguraron 10 inmuebles, 21 tractocamiones, 28 remolques, 17 camionetas y 8 vehículos de lujo, 5 motocicletas, 4 armas cortas, un arma larga de uso exclusivo de las fuerzas armadas, 190 cartuchos, 15 relojes finos y joyas.
Al mismo tiempo, se incautaron 7'900,000 pesos y 20,000 dólares en efectivo.

(V.primera plana del periódico Mural del 7 de agosto de 2014).

La captura de 62 personas, así como el aseguramiento de 17 armas, 78 vehículos, 116,000 litros de gasolina y 41,000 litros de diésel forman parte de los resultados de la Quinta Región Militar en julio. La Sedena dio a conocer que también se localizaron 6 tomas de combustible clandestinas.

(V.pág.5 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 7 de agosto de 2014).

En las 21 leyes secundarias que están por ser ratificadas por el Senado, luego de recibir cambios por parte de los diputados, no existe una sola mención al problema del robo de petróleo, que cuesta al país 60 millones de dólares al mes.
La sustracción del crudo superligero Olmeca, el más valioso que produce Pemex, alcanzó cifras intolerantes, dijo el diputado federal Luis Espinoza Cházaro, integrante de las comisiones de Defensa Nacional y de Energía de la cámara baja; insistió en que la desaparición de 20,000 barriles diarios “es una muestra de la profunda corrupción que hay en Pemex” y de que la ley no se aplica.

(V.pág.18-A del periódico El Informador del 5 de agosto de 2014).

Ciudadanos, empresarios y hasta gasolineros formales, son la biela que da éxito a una de las actividades de la delincuencia organizada que a últimas fechas se ha tornado más violenta: el robo de combustible. Autoridades, académicos y víctimas coinciden en que el creciente mercado para la gasolina o diésel ilegal comparte responsabilidad con el fenómeno.
“Esto es un tema de consumo, es un tema de que mientras haya quién compre combustible robado habrá quién trate de lucrar con el mismo”, advirtió el fiscal general, Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco.
El académico de la UdeG, Dante Haro, otorga una parte importante al aumento de dicha actividad criminal: “En la medida que haya personas que estén consumiendo, gente que sabe que va a comprar más barato, en ese sentido se está provocando el mercado”.
Las otras piezas clave que completan el delito, de acuerdo con el investigador, son el contubernio entre el personal de Petróleos Mexicanos y el crimen. Nájera coincidió al aseverar que es evidente esta complicidad: “¿Quién sabe a qué hora pasa gasolina? ¿Quién sabe a qué hora pasa diésel? ¿Quién sabe todo eso? No creo que sean cuestiones al azar. (...) Entonces yo sí veo a trabajadores, ex trabajadores o gente que conoce el sistema desde adentro, es un secreto a voces”.
En la detección de tomas clandestinas no hay coordinación entre Pemex y las autoridades, advirtió Haro. Y así ocurre, pues el fiscal reconoció que la paraestatal informa que sí tiene la capacidad para detectar cuándo se vulnera un ducto; no obstante, esa información no la transmite oportunamente a la Fiscalía para capturar a los criminales en flagrancia.

Decomisos y detenidos de enero a julio de este año: 296,720 litros de gasolina, 26,122 litros de diésel, 119,149 litros de hidrocarburos y 40 detenidos.

En Jalisco, las zonas donde más se incide en el robo de combustible -y donde la población lo consume- es en los municipios de Atotonilco, Degollado, Zapotlanejo, Tlajomulco y Tala.
Y la detección de tomas clandestinas va a la alza, pues mientras que en 2013 se detectaron en la Entidad 210 en todo el año, apenas en el 1er. semestre de 2014 ya se habían encontrado 130.
Menor rendimiento, desperfectos en el motor, riesgos de incendios y hasta el peligro de verse involucrado con la delincuencia organizada, son algunas de las eventualidades a las que se exponen las personas que consumen combustible robado.
El doctor Walter Ramírez Meda, investigador de la Universidad de Guadalajara del Departamento de Ingeniería y Proyectos, numeró los riesgos de adquirirlo en puntos clandestinos:
“El riesgo principal está en dañar el sistema de carburación y la máquina del automotor, porque las gasolinas son diseñadas para las especificaciones de los motores, entonces cuando una gasolina nos llega a un precio menor nos presupone que fue adulterada con algo para tener las características parecidas a una de buena calidad”.
En análisis de muestras solicitadas por particulares, se han detectado combustibles que contienen partículas que llegan a obstruir los sistemas de inyección de combustible, lo que reduce la vida útil del motor. En otros casos se ha descubierto que llega rebajado con condensados de sistemas de refinación de gas L.P., con desperdicios o subproductos de la refinación del petróleo, incluso agua: “Es uno de los compuestos que más daños causan a los motores”.
Y además de las sustancias usadas para adulterar la gasolina o diésel, estos pueden estar contaminados con tierra cuando se extrae de las tomas clandestinas, y con sólidos u otros materiales depositados en los contenedores que utilizan los criminales para almacenar el combustible, distintos a los depósitos sellados que existen en las estaciones de servicio.
De este modo, cualquier ahorro que el consumidor crea que tiene al comprar robado es mera ilusión: “Si hacemos un balance en tiempo a la larga va a pagar más porque no dará el rendimiento, el consumo de gasolina va a ser mayor. (...) Y 2o., el daño que va a tener en su sistema de tanque, de inyección y carburación, le va a salir poniendo además de que está fomentando y está siendo víctima o futura víctima de extorsiones y demás a quien le compre este combustible pues normalmente quien está en esto es parte del crimen organizado, entonces va a estar en tratos o en relación con ellos”.
El fiscal general, Luis Carlos Nájera, advirtió que además los ciudadanos se exponen a ser encarcelados si se les descubre en flagrancia cuando adquieren estos productos: “El comprar bienes de materia ilícita es un delito también y se puede proceder”. Agregó que aún no ha habido arrestos de gente por comprar el combustible robado.

(V.primera plana y pág.2-A del periódico El Informador del 4 de agosto de 2014).

Petróleos Mexicanos padece el robo de entre 19,000 y 20,000 barriles diarios de su crudo más valioso: el superligero, u Olmeca, de acuerdo con datos proporcionados por la firma.
En el mercado internacional, este crudo de baja densidad tiene un valor promedio de casi 107 dólares por barril, que multiplicado por el número de crudo sustraído, tendría un valor de entre 60 y 65 millones de dólares al mes, es decir, aproximadamente 360 millones de dólares durante la 1a. mitad de este año.
Este crudo que sustraen a Pemex es independiente de la cantidad de combustible robado también de tomas clandestinas, y de los que la petrolera ha dado cuenta. El Olmeca se encuentra principalmente en los yacimientos de la cuenca del sureste, en las costas de Yucatán y Tabasco; durante junio se produjeron poco más de 305,000 barriles diarios, lo que representa 12.5% del total.
Pemex reconoció que una parte del petróleo superligero es robado; sin embargo, distribuidores afirman que el crudo, con valor de 107 dólares por barril, es vendido directamente a empresas comercializadoras de “combustóleo alterno o ecológico”, compañías que proliferan en el norte y sur del país, y que venden combustible por debajo de los precios de Pemex.
“Es un crudo que se roban, que yo no creo que se vaya a otros países sino que se vende a los industriales, sobre todo a aquellos que no están conectados al gas natural”, señaló César Cadena, presidente de la Asociación de Distribuidores de Combustibles del Norte.

(V.pág.22-A del periódico El Informador del 4 de agosto de 2014).

2 pipas con combustible robado fueron aseguradas por la Fiscalía General del Estado en Tlajomulco de Zúñiga. Cada una tenía la capacidad para almacenar 20,000 litros de hidrocarburos.
Personal de la Fiscalía recibió una denuncia anónima de la presencia de unidades que contenían combustible presuntamente robado.
Al indagar sobre el hallazgo, agentes policiacos indicaron que "los vehículos eran sacados del lugar constantemente por diferentes personas entre las 21:00 y las 5:00 horas".

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 2 de agosto de 2014).

Entre 7 y 9 pesos es en lo que se ofrecen los litros de combustible de dudosa procedencia en Tlajomulco, aseguraron los mismos compradores, quienes señalaron que el hidrocarburo es comercializado sobre la avenida Pedro Parra, en plena cabecera municipal.
Compradores del hidrocarburo aseguraron que éste es fácil de conseguir en diferentes puntos de la avenida antes mencionada, incluso, algunos de ellos se dijeron arrepentidos de la adquisición, pues la gasolina es de mala calidad y han tenido problemas con sus vehículos.
“Viene rebajado [el combustible] con agua, te puedes dar cuenta porque se prende el foquito de servicio del automóvil”, explicó uno de los consumidores, quien añadió que la gasolina suele “estar muy sucia, a veces trae tierra y si tu coche es de alta combustión [camiones de carga o alto cilindraje] no lo alcanzas a notar, pero si le pones a un carro chico hasta se tapan los inyectores”.
En la versión de los compradores se especifica que el proceso de filtración de la gasolina es con un simple pedazo de tela, en donde quedan los residuos de tierra y basura que contiene el combustible que es obtenido de manera ilegal, presuntamente sustraído de los ductos que corren por el municipio.
Ante el cuestionamiento de por qué adquirir dicho hidrocarburo, aún sabiendo que es obtenido de manera ilícita y que puede provocar daños en los automotores, los compradores coincidieron en que el precio es el principal atractivo.

(V.pág.14 del periódico Milenio Jalisco del 1o.de agosto de 2014).

Tomas clandestinas son cosas de todos los días.

Además de traficar drogas como cocaína, mariguana y metanfetaminas, los cárteles en México han diversificado sus negocios a otras áreas lucrativas como la extorsión y el tráfico de migrantes. Pero en los últimos años, han encontrado un nuevo negocio, más fácil, menos peligroso y que potencialmente puede dejarles aún más dinero: el robo de hidrocarburos.
Así lo señala un reportaje de VICE México en coproducción con VICE Nueva York.
En México, el crimen organizado le roba a Petróleos Mexicanos cerca de 10,000 barriles de hidrocarburos todos los días (un barril contiene 159 litros), a través de tomas clandestinas, las cuales a menudo provocan accidentes fatales. Pemex calcula que las pérdidas por lo robado ascienden a más de 65,000 millones de pesos.
Este hidrocarburo se vende en el mercado negro a industrias, gasolineras, particulares e incluso a empresas estadunidenses.
Mientras la policía y el Ejército luchan contra los narcos y los cárteles luchan entre sí, el número de víctimas por secuestros, explosiones o en enfrentamientos por proteger los ductos aumentan.
VICE reporta cómo el narcotráfico accede a los oleoductos de Pemex para drenarlos y después vender el combustible robado, a menudo en Estados Unidos, para obtener ganancias multimillonarias. Desde el año 2000, Pemex ha reportado un aumento del 1,548% en ductos ilegales de su petróleo.
En Reynosa, Tamaulipas, donde se condujo el reportaje, la presencia del narcotráfico es tan fuerte que los reporteros necesitaron de una escolta militar. Visitaron un oleoducto de Pemex donde creían que se había realizado un robo en los últimos días. Camino al oleoducto y a bordo de un vehículo blindado escuchaban a través de un walkie-talkie común y corriente las voces de los narcotraficantes, que ni siquiera se molestan en usar frecuencias cerradas.
Los narcotraficantes vigilaban a los militares y agentes federales que supuestamente los vigilan a ellos. “Pandas” y “ochentas”, decían en código para referirse a policías y soldados.
Un fuerte olor a gasolina reveló a los militares que efectivamente se había llevado a cabo un robo. Desenterrando las tuberías vieron el corte a través del cual se había extraído el combustible. Expertos lo sellaron, aunque a sólo unos metros había un corte exactamente igual que habían tenido que sellar días antes.

(V.pág.12-A del periódico El Informador del 31 de julio de 2014).

El robo de gasolina es ya una de las actividades más importantes y lucrativas del crimen organizado. Según el propio gobierno federal en Tamaulipas es ya el 3er. rubro de ingresos de las mafias de la zona noreste del país. En occidente no tenemos la cifra, pero a juzgar por el número de eventos relacionados con el robo de hidrocarburos en el último año, no debe cantar mal las rancheras.
Ahora que Pemex, la empresa de todos los mexicanos (ya hasta nos repartieron nuestro cachito de deuda) se prepara para convertirse en una "empresa de clase mundial" el 1er. tema que tendrá que resolver será el del robo de gasolina y la implicación de sus empleados con las mafias. Si una virtud tiene el monopolio (quizá la única) es que cuando algo sucede relacionado con esa materia no hay duda de quién se trata. Si la gasolina la produce y la distribuye Pemex, no hay duda de quién es el responsable de una fuga. Si las pipas son de Pemex, no hay duda de donde están los responsables de cualquier alteración en el producto, etc. No se requiere mayor ciencia: si huele a gasolina, es Pemex.
La cuestión no es saber el origen del problema, sino cómo se soluciona. Aunque la Procuraduría General de la República no pudo mantener el caso contra los piperos y sus cómplices involucrados en el tráfico ilegal de gasolina, es evidente que la red de corrupción iba mucho más allá de los 21 detenidos. Si existe una red de crimen organizado para extraer y comercializar gasolina fuera del esquema de Pemex es porque hay gente dentro de la empresa que informa, falsifica, deja pasar, esconde información. No es uno, ni es en un solo lugar, son cientos de empleados en todas las planteas de distribución del país.
El robo de gasolina es más que una afectación a Pemex, es la punta de un iceberg cuyos témpanos están hundidos en las aguas de la paraestatal y del crimen organizado. Romper ese vínculo es tanto o más importante que la reforma energética.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 30 de julio de 2014).

Al indagar sobre una pipa cargada de combustible robado, 2 policías investigadores fueron asesinados la madrugada de este martes, que criminales los acribillaron sobre la Prolongación 8 de Julio en Tlajomulco.
Alrededor de las 2:24 horas del martes, un par de policías investigadores detectaron una pipa que se desplazaba en dirección norte sobre la citada vía. El vehículo transportaba una cisterna con capacidad para 30,000 litros e iba llena de diésel. El vehículo pertenecía a la empresa Combu Energéticos y se presume que era robado.
Se cree que el camión de carga iba escoltado por 2 vehículos más.
Peritos forenses contaron 140 casquillos, 109 de calibre .223 y 31 de calibre 7.62.
Personal de Seguridad de Pemex corroboró que el combustible era robado, pero aseveró que se desconocía la ubicación del lugar donde llenaron la unidad.
Los 2 elementos de la Fiscalía General del Estado que fallecieron a balazos en Tlajomulco habían detenido a 3 personas por el robo de combustible, pero los funcionarios actuaron de forma irregular.
Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, titular de la FGE, explicó que los policías investigadores habían detenido a 3 sujetos y luego liberaron a 2 de ellos.
"Estos elementos con más de una hora de anticipación aproximadamente, a las dos y media de la madrugada tenían asegurada la pipa y tenían asegurados al menos 3 detenidos, sabemos que dejaron ir algunas de esta personas que tenían detenidas".
"Todo esto dio pie, queremos pensar, que los delincuentes pidieron apoyo (...) Todo hace pensar que detuvieron a estas personas, llegaron algún acuerdo con estas personas, dejan ir a dos personas, creemos que les ofrecieron algún dinero, algún acuerdo", explicó Nájera.
Casi 2 horas después, ellos regresaron junto con más hombres armados y los asesinaron.
El titular de la FGE agregó que no habían reportado el arresto de 3 sujetos, sólo la detención de la de uno de ellos.
Además, cámaras de video-vigilancia instaladas en Tlajomulco, pudieron apreciar el paso de 4 camionetas con gente armada, cuando se dirigían asesinar a los policías investigadores.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 30 de julio de 2014).

3,000 litros de combustible recuperados, un vehículo asegurado y un hombre detenido fuel el saldo que reportó la Fiscalía General del Estado luego de un recorrido de vigilancia que realizaron elementos de la Fuerza Única Regional por la carretera Ameca-Mascota.
Al verificar la matrícula de la camioneta Ford F350, model 2006, se percataron que contaba con reporte de robo desde noviembre de 2013, además, en la caja localizaron 17 tambos de 200 litros de combustible, cuya legal procedencia no pudo acreditar Jesús Martínez Gutiérrez, de 37 años.

(V.pág.15 del periódico Milenio Jalisco del 25 de julio de 2014).

El sábado pasado, por supuestamente estar vinculados con la extracción ilícita de combustible, 19 choferes de PEMEX con sus respectivas pipas fueron detenidos cuando salían con las unidades con capacidad de 20,000 litros de gasolina de las instalaciones de San Juan de Ocotán.
"Supuestamente sacaban una pipa sin factura con una copia y después llevaban otro pedido, o sea otra pipa donde sí se cobraba normal", indicó González.

(V.primera plana del periódico Mural del 24 de julio de 2014).

La Fiscalía General del Estado de Jalisco capturó a 2 personas que presuntamente se dedican a la venta de hidrocarburo hurtado en el municipio de Villa Corona, además de que fueron asegurados 21,100 litros de gasolina robada y otros mil de diésel.

(V.pág.2-A del periódico El Informador del 13 de julio de 2014).

La extracción ilegal de combustible de ductos de Pemex en Tamaulipas se extiende hasta fraccionamientos habitacionales, ranchos y ejidos.
Petróleos Mexicanos ha detectado que, por ejemplo, en Altamira la delincuencia ha perforado los poliductos que atraviesan el Rancho de San Gertrudis, la Colonia Río Tamiahua, los ejidos Esteros, Flores Magón, Quinta Marta, La Pedrera, Villa Manresa, Miradores y Santa Amalia.
Otros municipios afectados por el delito en esta entidad son Casas, González, Hidalgo, Llera, Matamoros, Reynosa, Río Bravo y Victoria.
En Reynosa, poliductos han sido ordeñados en los fraccionamientos El Campanario, a 20 minutos del centro de la ciudad, y en el de Vamos Tamaulipas, así como en las colonias Arco Iris y Pedro J. Méndez y los ranchos Santa Lucía, La Polvadera, Guadalupe, Las Minitas, La Retama, San José, Costa Rica y el Paraíso, entre otros.
En Matamoros las ordeñas se centran en los ejidos Control Ramírez y Mojarreñas, principalmente.
De acuerdo con los informes de Pemex, 2013 cerró con un total de 2,612 tomas clandestinas en todo el país, la cifra más alta desde 2000, cuando la paraestatal comenzó a contabilizar los puntos de ordeña.
Hasta marzo de este año, Pemex reportó 696 tomas clandestinas localizadas en el territorio nacional, lo que significa un promedio de 7 perforaciones halladas al día en su sistema de ductos.
En distintas ocasiones, los agentes de seguridad de Pemex han revelado que sus equipos y armamento son inferiores a los que porta el crimen organizado, por lo que existe una incapacidad para su combate.
Desde 2009, Pemex redujo de manera significativa la vigilancia en sus ductos.
En 2009, la Gerencia de Servicios de Seguridad Física realizó 63,712 servicios de vigilancia en la red de distribución de combustible en el país; para 2010, la cifra disminuyó a 58,830; en 2011 a 42,323 y en 2012 bajó [subió] a 43,135 servicios realizados.
De 2004 a 2012, Pemex ha erogado más de 5,000 millones de pesos en el combate a la ordeña de sus ductos, sin resultados positivos.

(V.pág.7 del periódico Mural del 12 de junio de 2014).

Pemex tiene la suficiente capacidad técnica para revisar y avisar a las corporaciones de seguridad cuando acontecen fugas o robos de gasolina en los ductos de Jalisco, por ello el fiscal general del estado, Luis Carlos Nájera, solicita su colaboración para combatir el delito.
"Necesitamos que Pemex ponga algo de su parte, nosotros (la Fiscalía) no tenemos la capacidad de tener a un policía las 24 horas cuidando los ductos".
Agrega que la demanda de cooperación se agudiza por la presunta participación de trabajadores activos o ex empleados de la paraestatal, "muchos sabemos dónde está el ducto que viene desde la refinería de Salamanca hasta Zapopan, y mucha gente sabe cómo se maneja y están en los grupos que roban hidrocarburo (...) Necesitamos el apoyo de Pemex forzosamente para combatir del delito".

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 21 de mayo de 2014).

El robo de gasolina se convirtió no sólo en un delito al alza sino en una amenaza para la población, lo cual cambia radicalmente la perspectiva del tema. Hay 3 puntos delicados detrás de este delito que prenden focos rojos en el estado.
El 1o. es sin duda un tema de protección civil. La ordeña de ductos puede provocar un accidente de consecuencias fatales. Van 2 grandes fugas desde octubre a la fecha, que hasta ahora sólo han tenido consecuencias ecológicas muy graves, pero no hemos tenido pérdidas de vidas que lamentar. La anterior fuga obligó al desalojo de una colonia y se controló bien, pero mientras haya gente haciendo agujeros en los ductos la posibilidad de un accidente fatal es altísima.
El 2o. tema es que es más que evidente que este delito está directamente vinculado con grupos de crimen organizado que no sólo roban la gasolina, sino que han encontrado una forma de distribuirla y comercializarla, lo cual plantea otra amenaza a la población, pues el grupo de delincuentes que está robando la gasolina obliga bajo amenaza a ciudadanos a consumirla.
El 3er. tema, no menos importante, es que para que estos señores operen tiene que haber complicidad tanto de autoridades locales como de personal de Pemex. Sea porque están amenazadas o coludidas, las autoridades municipales no enfrentan ni denuncian este delito. Lo más elocuente es el silencio, pues, como lo señaló la Fiscalía, no están apoyando con información. Por el otro lado, para ordeñar ductos se necesita más que una broca y una manguera: es un asunto complejo que requiere especialización y experiencia, y ésa sólo la tienen los que trabajan o han trabajado en Pemex.
Estamos ante un problema cada vez más grave y de consecuencias mayores que requiere soluciones profundas y sobre todo coordinación entre los tres niveles de gobierno. Suponiendo que los municipios quisieran hacer frente a este delito, es más que evidente que no pueden solos. Aun si el Gobierno del Estado tuviese la fuerza para enfrentar a los grupos de delincuentes, no puede cerrar el círculo si el gobierno federal no se mete en serio a combatir a la delincuencia organizada y Pemex no cierra el círculo con tecnología que permita detectar a tiempo el robo.
Ahora sí que, parafraseando al reguetón, si los 3 niveles de gobierno no le dan gasolina al combate al robo de gasolina, en unos años más todos seremos rehenes del grupo delincuencial que lo opera.

Diego Petersen Farah
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 20 de mayo de 2014).

La Fiscalía General del Estado arresta, en promedio, a una persona cada 6 días por el delito de robo de combustible por medio de la ordeña a los ductos de Petróleos Mexicanos.
Durante 2013 y hasta el 9 de mayo pasado, la Fiscalía detuvo a 73 personas por la extracción irregular de hidrocarburo. En ese periodo aseguró 500,600 litros, que equivalen a recuperar poco más de mil litros al día.
Jalisco se ha convertido en paraíso de los ladrones de combustible.
El investigador del Departamento de Derecho Público del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, Juan Manuel Torres, apuntó la importancia de revisar las compras de las gasolineras, el registro de sus adquisiciones y un mapeo de los comprobantes, para evitar la descarga cuantiosa de gasolina: “Son cantidades tan grandes y tienen un sistema de distribución tan efectivo que es imposible no venderlas en gasolineras”.
Y precisamente ayer, policías de San Pedro Tlaquepaque dieron con una gasolinera “pirata” justo en el momento en el que un tráiler era abastecido con diésel. Un reporte anónimo alertó a la autoridad de una supuesta venta de combustible de manera ilegal, en una finca de la calle Águila, en la Colonia Lomas de Santa María.
Policías municipales sorprendieron a 4 personas que abastecían el tanque de un camión de carga con el hidrocarburo. Dentro de la finca había 2 tanques de mil litros, pero sólo en uno había al menos 500 litros de diésel.

(V.primera plana del periódico El Informador del 20 de mayo de 2014).

En 2012, Jalisco ocupaba el 5o. lugar entre las entidades federativas con más casos de tomas de combustible clandestinas a los ductos de Petróleos Mexicanos. Al finalizar 2013 se situó en el tercer sitio, y la ordeña irregular detectada ayer en las inmediaciones de la ranchería de La Villita, que derivó en un derrame de gasolina, evidencia la práctica.
Pemex respondió a una solicitud de información por transparencia y ofreció datos que establecen que las tomas clandestinas de hidrocarburos en Jalisco se incrementaron 18 veces en sólo 6 años. Durante 2008 registró 11 puntos de extracción irregulares que equivalen a detectar uno cada 33 días. Para 2013 se localizaron 203: uno cada 2 días.
Incluso de 2012 a 2013 las tomas irregulares casi se duplicaron al pasar de 114 a 203.
Con el robo, los delincuentes hicieron que Tala y Tlajomulco se alternaran el primer lugar en ordeñas entre 2008 y 2012, pero el año pasado Zapotlanejo subió al número 1 con 57 puntos de extracción irregular.
Ayer le tocó a Tala, en el ducto conectado con Salamanca. Autoridades recibieron el reporte de fuga alrededor de las 7:45 horas de ayer. Pero pasaron más de 8 horas antes de que Pemex controlara el derrame que se apreciaba desde la carretera que conduce de Tlajomulco de Zúñiga a San Isidro Mazatepec.
Sin embargo, en Tala el robo de los ductos de Pemex no es un delito novedoso. Se tienen registros de ordeña de hace 6 años junto con los municipios de Tlajomulco, El Salto, Tototlán, Atotonilco y Encarnación de Díaz.
En Jalisco se limitaba a estas demarcaciones. Pero el año pasado el problema involucró al doble de municipios: Zapotlanejo, Tlajomulco, Atotonilco, Tala, El Arenal, Tototlán, Ayotlán, Degollado, Zapopan, Lagos de Moreno, Juanacatlán y Tonalá.
En noviembre pasado Pemex informó que sus pérdidas en el país por robo de combustible durante 2012 y 2013 ascendían a 14,905 millones de pesos, lo que representa 4.5% de sus ventas totales de gasolina Magna en 2012.
Las pérdidas representarían 35% de las ventas totales de gasolina Premium que en 2012 fueron de 42,486 millones de pesos.
Durante 2013 y hasta enero pasado, la Fiscalía General de Jalisco detuvo a 19 personas por la sustracción y comercialización ilegal de hidrocarburo y recuperó 142,250 litros.
A unos kilómetros de La Villita, donde aconteció la fuga de combustible, está el poblado de Cuisillos. Según relatan pobladores, grupos armados montan guardias, investigan a los visitantes de la zona y amedrentan a los habitantes para obligarlos a comprar gasolina a un precio más barato que los lugares de servicio legal.
Pipas y camiones sin rótulos, identificaciones de Pemex o alguna otra empresa entran y salen del poblado de la Villita en Tala. Algunos de sus habitantes los han visto, otros han escuchado de ellos, pero nadie cuestiona que se den "movimientos raros" en el lugar.
Afirman que en semanas anteriores han visto pipas que entran y salen a gran velocidad por los caminos de La Villita, sin alguna identificación. "Pasan cargados de combustible y a una velocidad alta, pasan a 80 kilómetros por hora. Ojalá hubiera más vigilancia".

(V.primera plana y pág.6-A del periódico El Informador del 19 de mayo de 2014).

En 2 acciones diferentes, policías federales aseguraron 3 tractocamiones con 77,000 litros de hidrocarburo en Jalisco.
La Comisión Nacional de Seguridad detalló en un comunicado que en un primer hecho, agentes federales y personal de Petróleos Mexicanos aseguraron 2 tractocamiones que transportaban 57,000 litros de hidrocarburos, presuntamente sustraídos de manera ilegal.
Policías atendieron un reporte en Atotonilco y en el derecho de vía de un ductoencontraron un tráiler del Servicio Público Federal acoplado a un semirremolque, cargado con aproximadamente 25,000 litros de combustible; al inspeccionar la zona, localizaron al conductor de la unidad, quien trataba de ocultarse pero fue detenido.
A un kilómetro detectaron otro vehículo, también acoplado a un semirremolque, que transportaba 32,000 litros de hidrocarburo, con reporte de robo.
La segunda acción se registró tras realizar revisiones aleatorias sobre el Camino Nacional San Luis Potosí-Guadalajara, donde fue interceptado un vehículo que tenía como destino el municipio de Tepatitlán; al revisiar el área de carga, los policías localizaron un tanque atornillado al piso, con 20,000 litros de hidrocarburo. El conductor no pudo mostrar documentación.
El vehículo tenía reporte de robo en Guanajuato, por lo que los detenidos y las unidades fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal.

(V.pág. 6-A del periódico El Informador del 17 de mayo de 2014).

De acuerdo con información de la Procuraduría General de la República, a las 2 de la tarde del lunes un teniente del 32 Batallón de Infantería informó al Ministerio Público de la Federación que pondría a su disposición una muestra de gasolina de un total de mil litros asegurados en un rancho en Guachinango. Sólo 6 soldados fueron enviados en un camión militar a dicho punto; trasladarían el combustible a las instalaciones de la delegación de la PGR en Guadalajara.
Eran alrededor de las 4:30 de la tarde cuando el camión de militares, justo debajo de los arcos de ingreso —que rezan “Guachinango, tierra de oro y amistad—”, fue emboscado.
La refriega se prolongó por minutos; los agresores, al parecer del Cártel Nueva Generación, vaciaron sus rifles de alto poder AK-47 (“cuerno de chivo”) contra los uniformados.
De acuerdo con la información recabada por la PGR, los militares ni siquiera pudieron repeler la agresión, pues sus rifles G-3 permanecieron a sus lados sin haber sido accionados.
Al sofocar el fuego encontraron 2 soldados calcinados en el camión. Otro cuerpo quemado estaba debajo del tanque de combustible. El 4o. uniformado muerto estaba a unos 10 metros, debajo de un puente.
Un teniente y otro soldado resultaron malheridos y fueron trasladados al hospital militar en Guadalajara.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 14 de mayo de 2014).

Elementos de la Fuerza Única Metropolitana aseguraron una finca con 20,000 litros de hidrocarburo, además retuvieron a un sujeto quien circulaba en un auto en el que transportaba bidones con combustible.
El sujeto responde al nombre de Josep Aarón Rodríguez Jiudo, de 23 años de edad, vecino de la calle Prudencia, en la Colonia la Esperanza, del municipio de Guadalajara.
Los elementos realizaban un recorrido de vigilancia y se percataron que Josep Aarón Rodríguez, quien se trasladaba en un vehículo Nissan Sentra, traía en su interior varios bidones con combustible.
Al ver la presencia de los uniformados, el sujeto trató de introducirse a una finca ubicada en la calle C, al cruce de la calle D16, en la colonia El Tigre, municipio de Zapopan, donde el individuo dejó abierto el portón del inmueble y quedaron al descubierto varios contenedores con hidrocarburo.
Los elementos encontraron en el lugar 20 contenedores con capacidad de mil litros cada uno, mismos que se encontraban llenos.

(V.periódico El Informador en línea del 9 de mayo de 2014).

El hallazgo de combustible dejó ver la sombra de la ordeña clandestina.
En 2 hechos distintos, autoridades aseguraron más de 33,000 litros de hidrocarburos supuestamente de procedencia ilícita, en Tonalá y Zapopan.
En el primer caso, una denuncia condujo a elementos de la Fuerza Única hasta un predio de la colonia Lomas del Camichín, en la Cuna Alfarera, donde localizaron 3 contenedores con 8,500 litros de gasolina.
En tanto, la Policía de Zapopan aseguró un torton con placas sobrepuestas e improvisado como pipa, en el que había 25,000 litros de diesel.

(V.pág.7 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 8 de mayo de 2014).

Un hombre que rendía su declaración ante las autoridades ministeriales por su presunta participación en un homicidio fue rescatado por un comando armado la tarde-noche del miércoles en el municipio de Tala, lo que derivó en un intenso movimiento policial en la región Valles, del que no se reportó la recaptura.

(V.pág.15 del periódico Milenio Jalisco del 11 de abril de 2014).

El robo de petróleo o combustible a PEMEX está a la orden del día.
Según un reporte de la paraestatal, en el 2013 las tomas clandestinas repuntaron 69.4%, al contabilizarse 2,627 sustracciones ilícitas de sus ductos, cuando el año previo fueron 1,550.
La entidad más afectada fue Tamaulipas, la cual registró el 20.7% de todos los incidentes, con un total de 545 en el periodo; mientras que Veracruz registró 241 tomas; Sinaloa y Jalisco tuvieron 227 cada uno, y Puebla, 211.
La delincuencia organizada busca más los combustibles como el Diesel y las gasolinas, por lo que los ductos de Pemex Refinación son los más atacados, reconoció la paraestatal en el informe anual enviado la semana pasada al Senado.
Rafael Ch, del Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac), explicó que el robo de combustibles en México ha representado una afectación económica de entre 3 mil y 7 mil millones de pesos.
Este monto crece anualmente entre 10 y 20% anual y a equivale la quinta parte del presupuesto promedio de un estado.
Señaló que hay varios factores por los cuales el robo de combustible proliferó en los últimos años: corrupción, incremento en el precio del petróleo, la disparidad del precio de la gasolina mexicana contra los combustibles internacionales y la diversificación de negocios en el narcotráfico y el crimen organizado.
El especialista reveló que aún hay muchos mitos en torno al robo de combustibles, como que éste se hace sólo por narcotraficantes.
"Otro mito es que sólo se roba Diesel y gasolinas, porque también se roban crudo", dijo.
Hay casos documentados en los que el petróleo robado se vende a refinerías de Estados Unidos, e incluso a Centro América y Asia en contenedores de productos refinados.

(V.pág.4 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 10 de abril de 2014).

Una pipa robada, cargada con 42,000 litros de gasolina, fue asegurada por la Policía de Tonalá. Además puso en riesgo a los vecinos de la colonia La Jauja, debido a una fuga del combustible.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 5 de abril de 2014).

Petróleos Mexicanos informó que fue extinguido el incendio ocasionado por una toma clandestina en el poliducto Tula-Salamanca, en el municipio de Apaseo El Alto, Guanajuato.
El siniestro, que ocurrió esta madrugada de martes, alcanzó varios vehículos localizados en el lugar. Al menos 3 resultaron quemados.
Previamente, la paraestatal informó que en cuanto se suscitó el incidente, se procedió a suspender el bombeo en el sistema de transporte de hidrocarburo y a bloquear las válvulas de seccionamiento.
Dijo que la flama permanecería en tanto se consumía el combustible remanente del ducto.

(V.periódico El Informador en línea del 1o.de abril de 2014).

De sí, hablar de Oceanografía es despertar el imaginario colectivo sobre corrupción y redes de complicidades que se extienden por más de una década, envueltas en la impunidad. Pero la idea sobre esta empresa, cuestionada por años en los medios de comunicación por los beneficios y protección recibidos en los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, apunta a quedarse corta.
La denuncia la hizo Citigroup, el banco estadounidense cuya filial Banamex le otorgó créditos por 585 millones de dólares, de los cuales 360 fueron respaldados con facturas apócrifas.
El modus operandi que empleaban era participar en todas las licitaciones posibles -la mayor parte de ellas relacionadas con renta de buques petroleros a Pemex- con cotizaciones hasta 30% por debajo del resto, lo que les garantizaba que, por costo, se le asignaran. De esta manera, si el costo promedio por barco era de 90,000 dólares, Oceanografía ofertaba en 60,000.
Pero no había beneficio real para Pemex, de acuerdo con las investigaciones, porque el truco de la licitación no se encontraba en ese 1er. tramo del contrato. Para ese tipo de contratos, en realidad se firman 2, de acuerdo con funcionarios de Pemex. Uno es por el barco en sí mismo, y el otro por los servicios de cubierta que se proveen en el barco. "En donde compensaban su cotización era en el sobreprecio de los servicios de cubierta".
Las ganancias importantes estaban en las facturaciones apócrifas.

Raymundo Riva Palacio
(v.pág.14-A del periódico El Informador del 3 de marzo de 2014).

Agentes de la Policía Federal detuvieron en Taxco, Guerrero, a Javier Garza Medrano, identificado como uno de los fundadores del cártel del Golfo.
Garza Medrano es responsable de coordinar los robos de ductos de Petróleos Mexicanos, el traslado de cargamentos de droga a EEUU y la distribución de estupefacientes en el D.F. y Tamaulipas.
Se le asocia con el secuestro y la extorsión con sus células que operaban en Guerrero.

(V.pág.12-A del periódico El Informador del 25 de febrero de 2014).

Petróleos Mexicanos confirmó que quedó controlada la fuga de gasolina en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México.
La paraestatal informa que el incidente ocurrido en la colonia Alta Villa de ese municipio fue originado por una toma clandestina en el poliducto Tuxpan-Azcapotzalco.
De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos del municipio, la fuga se registró en un ducto de 6 pulgadas ubicado en la calle Temazcaltepec y Gran Canal, aunque el olor se extendió hasta las colonias Las Vegas Xalostoc, en Ecatepec, y Nueva Atzacoalco, en la delegación Gustavo A.Madero, del Distrito Federal.

(V.Notimex del 4 de febrero de 2014).

Elementos de la Policía Estatal Preventiva detuvieron a 5 personas que "ordeñaban" un ducto de Pemex ubicado entre las calles de Nardos y Violetas, de la colonia Viveros, en Puebla, Pue., dijo la secretaría de Seguridad Pública Estatal.
Indicó que en el operativo se aseguraron 2 vehículos (un camión Torton y una camioneta marca Ford Lobo color negro) y seis toneles ya cargados con combustible, cada uno con capacidad de 1,100 litros.
De acuerdo al reporte los presuntos integrantes de una banda dedicada a la "ordeña" de ductos son Carlos Eduardo García Flores, de 26 años de edad; Pablo Ortega Victoria, de 19 años; Alfredo Nava Lobato, de 39 años; Ángel Ortega Victoria, de 20 años, y Lugardo Olán Hernández, alias "El flaco", de 28 años.
La dependencia agregó que con ello se evitó el robo de más de 6,600 litros de combustible.

(V.Notimex del 29 de enero de 2014).

La Fiscalía General de Jalisco forma parte de una comisión especial de análisis e investigación con otras procuradurías estatales, para diseñar una estrategia de combate a la sustracción ilegal de hidrocarburos a la Red Nacional de Ductos de Petróleos Mexicanos, y que tiene al frente a la Procuraduría General de la República.
Las dimensiones que ha alcanzado el problema llevó a los fiscales estatales del país a conformar esta comisión para coordinar sus labores "donde participen las procuradurías de Zacatecas, Coahuila, Puebla, Tamaulipas, Sinaloa, Nuevo León e Hidalgo, así como la Fiscalía de Jalisco".
El objetivo de los procuradores es "diseñar mecanismos y procesos de coordinación que permitan su atención integral, así como instrumentar modelos de capacitación especializada" para la persecución del delito.
Durante 2013 y 2014 la Fiscalía General de Jalisco ha detenido a 19 personas por la sustracción y comercialización ilegal de hidrocarburo y recuperado 142,250 litros, con operativos en los que ha asegurado 30 vehículos, entre éstos, 10 pipas y 2 camiones cisterna que eran utilizados para el traslado de los combustibles, además de un tráiler, camionetas y motocicletas.
En noviembre pasado Pemex informó que sus pérdidas por robos de combustible durante 2012 y 2013 ascendían ya a 14,905 millones de pesos; para dimensionarlo, en 2012 la paraestatal tuvo ventas totales de gasolina Magna en el país por 326,187.2 millones de pesos, y 42,486 millones de pesos por la Premium.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 20 de enero de 2014).

La presunta ruptura de una toma clandestina provocó un derrame de aproximadamente 70,000 litros de gasolina, en el municipio de Altamira, al sur del estado de Tamaulipas, lo que provocó la evacuación de más de 200 personas, habitantes del lugar así como dos instituciones educativas.
El coordinador general de Protección Civil en la entidad señaló que se trató de un derrame de combustible en un ducto que se ubica en el kilómetro 40, dentro del municipio mencionado.

(V.periódico Excélsior en línea del 8 de enero de 2014).

Para Petróleos Mexicanos, el año que terminó representó el periodo en que se encontró la mayor cantidad de tomas clandestinas en sus ductos de combustible de los últimos 5 años.
De acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Procuraduría General de la República, hasta el 31 de octubre pasado se registraron 2,190 delitos de este tipo.
En el 2012 se descubrieron 1,749 ordeñas, lo que representó un incremento de 23 por ciento en relación con el 2011, periodo en que hubo 1,419 tomas clandestinas en los ductos de Pemex en todo el territorio nacional.
Durante los primeros 10 meses del año pasado Tamaulipas encabezó la lista de entidades federativas en que se cometieron más tomas clandestinas, pues ahí se efectuaron 380; le sigue Veracruz, con 194, y Jalisco, con 155 ordeñas.
Cabe señalar que en 2012 Veracruz fue el estado del país más vulnerado por la comisión de este delito.
En contraparte, y según los datos de la dependencia federal, de los 24 estados de la república en que se perpetró este ilícito en Aguascalientes, San Luis Potosí y Chiapas se tuvo la menor cantidad de ordeñas en ductos de la paraestatal.
De acuerdo con datos de Pemex, mediante las tomas clandestinas se extraen diariamente 9,000 barriles de combustible, lo que representa además un riesgo grave de contaminación o explosiones para las comunidades.
De enero a septiembre, Pemex registró pérdidas por 7,605 millones de pesos por el incremento en el robo de hidrocarburos. Al término de 2012, Pemex reportó pérdidas hasta por 2,300 millones de pesos por robo a su red de ductos.
Durante 2010, las pérdidas de la paraestatal por tomas clandestinas fue de 3,000 millones de pesos, pues para ese año el número de tomas se duplicó en comparación con las ordeñas realizadas en 2009. Tan sólo durante ese año fue capturada una banda dedicada al robo de combustible a la que le aseguraron 153,000 litros de gas LP.
En 2011, el entonces director de la paraestatal, Juan José Suárez Coppel, reconoció que el combustible que es extraído de forma clandestina, es utilizado tanto por la delincuencia común como por el crimen organizado.
Con el fin de evitar este tipo de hechos delictivos, Petróleos Mexicanos ha fortalecido la vigilancia en su red nacional de ductos, lo que ha permitido incrementar el hallazgo de tomas clandestinas y la disminución del volumen de combustible robado, además de evitar los riesgos que este tipo de acciones ocasionan a la población, como derrames o fugas de gas que, en ocasiones, culminan en explosiones.
En noviembre pasado, el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, aseguró que aún cuando se cuenta con el apoyo de las autoridades policiacas y militares, el problema de la ordeña de ductos no ha podido ser erradicado, debido a la debilidad de las penas que la ley prevé.
El pasado 2 de enero, la 1a. toma clandestina de este año en ductos de Pemex fue encontrada en Puebla sobre un terreno de cultivo de alfalfa de la comunidad de San Cristóbal Tepatlaxco, San Martín Texmelucan.

(V.periódico Excélsior en línea del 7 de enero de 2014).

Las tuberías de Pemex, transportadoras de hidrocarburos a diferentes partes del país, se han convertido en fuentes de robos millonarios contra la empresa paraestatal, sin que nada se haya hecho para evitarlo; situación rara, dado que las tecnologías existentes deberían darle la capacidad inmediata de detectar el lugar de un intento de extracción del hidrocarburo.
Esas actividades han causado inmensos daños ecológicos así como a las viviendas por donde pasan los ductos subterráneos. Esas actividades del crimen organizado y de rateros independientes no deberían ser tan fáciles.

Jesús Alberto Cano Vélez, presidente de El Colegio Nacional de Economistas
(v.pág.17-A del periódico El Informador del 6 de enero de 2014).

Personal de Seguridad de Pemex circulaba a lo largo y sobre el tendido subterráneo de redes de hidrocarburos a unos 2 kilómetros al oriente del poblado de Cuisillos, en Tala, cuando sorprendieron en flagrancia a un sujeto que extraía combustible desde una toma clandestina en un predio ubicado entre sembradíos de caña.
Al avistar al personal el hombre abordó el vehículo y se puso en marcha; sin embargo, no desconectó la toma, por lo que arrancó la manguera que usaba para extraer el combustible. Se dirigió rumbo al poblado de Cuisillos. El hombre finalmente fue capturado en medio de la plaza principal, donde se aseguró la pipa.
El automotor, de 68,000 litros de capacidad, estaba a 50% de su capacidad cuando lo aseguraron. De manera extraoficial, se sabe que el nombre de la persona detenida es Asunción Cruz Quiroga, de 41 años de edad.
Al lugar de la toma se presentaron elementos de la Policía Municipal de Tala, de Protección Civil del Estado de Jalisco, del Ejército y de Pemex para controlar la fuga. El personal descubrió que la válvula no estaba rota, por lo que solamente la cerraron con una llave para evitar que se siguiera escapando el diésel. Las maniobras duraron alrededor de 10 minutos, aseveró personal de Pemex.
El combustible se derramó en todo derredor y siguió una canaleta a un lado de un sembradío de caña que se extendió por cerca de mil metros, según cálculos de las autoridades en la zona.
Se solicitó el apoyo de Pemex en Salamanca, Guanajuato, para que acudiera con maquinaria para poder realizar el retiro del combustible derramado, que en el lugar se concentraba en charcos; se programó el arribo de la ayuda para la noche del mismo viernes.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 4 de enero de 2014).

El director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, informó que en los últimos dos años, el crimen organizado le ha robado al estado mexicano casi 15,000 millones de pesos en hidrocarburos productos de tomas clandestinas y en el mercado ilícito.
Al comparecer ante la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados para explicar el Plan de Negocios 2013-2018, Lozoya Austin dijo que tan sólo en el 2012 las pérdidas por robo ascendieron a 7,300 millones de pesos y en lo que va de este año al cierre de septiembre van 7,605 millones de pesos, es decir, se concluirá este año con más robo de combustible que el anterior.
El funcionario federal, pidió a los legisladores su apoyo para que la legislación cambie y se penalice este tipo de robo a la nación de forma más contundente, porque hoy en día los instrumentos jurídicos con los que cuenta Pemex "no son suficientes para atender esta sangría a la nación".
"Estamos trabajando de forma muy coordinada con la Defensa y Marina, Cisen, Energía y PGR, pero reiteró se requiere un marco jurídico más agresivo para combatir este cáncer que nos está costando mucho dinero", comentó Lozoya.

(V.periódico El Informador en línea del 20 de noviembre de 2013).

Cuatro sujetos fueron detenidos por agentes de la Fiscalía General del Estado, luego de que se les decomisaran 2 pipas y una camioneta pick up, con reportes de robo, además se les incautó una bomba de succión con la que pretendían robar gasolina de un ducto de Pemex para vender el hidrocarburo en Nayarit.
Los detenidos fueron identificados como Ranulfo Mayorga Pérez, de 33 años; José Isabel Carrillo Solórzano, de 22 años, y Abraham Pérez García, de 18 años, quienes son vecinos de Ixtlán del Río, Nay., así como Sergio Segura Hernández, de 35 años y vecino de Tequila, Jal.

(V.pág.19 del periódico Milenio Jalisco del 8 de noviembre de 2013).

Hay sospechosos ubicados tras la fuga que, el miércoles pasado, causó una gran movilización y desalojo de personas en las etapas finales del fraccionamiento Chulavista, en Tlajomulco de Zúñiga. Los vecinos evacuados aseguran que son personas que se desplazaban en vehículos con logos de Petróleos Mexicanos.
Son varios los habitantes de la zona que coinciden en esto. Y aunque Pemex asegura que no hay una investigación interna a este punto, la Delegación Jalisco de la Procuraduría General de la República asegura que no descartará ninguna línea, por lo que invita a los ciudadanos de Chulavista a denunciar de forma anónima al teléfono 3942-3320.
Algunos rehúsan dar su nombre, aunque no su declaración. La señora Rosa Torres, por ejemplo (solicita que así se le identifique), asegura que constantemente miraba pasar camionetas con logotipos de la paraestatal, y quienes las tripulaban usaban uniformes de la empresa. "¿Para qué nos hacemos tarugos, oiga? Pues si todos sabemos que son ellos mismos quienes le sacan y la venden (la gasolina)".
José Luis Vela Beltrán, corrobora la versión anterior y ventila que incluso ha sabido de personas (también con uniforme y logos de Pemex) que venden un garrafón de combustible a 150 pesos en el mismo núcleo habitacional.
Cristina Marmolejo Torres, por su parte, indica que todos imaginaban que el constante paso de automotores con logos oficiales eran recorridos "normales" que significaban "revisiones". Fue hasta que se presentó la contingencia la semana pasada cuando ya sospecharon que los responsables de la fuga podrían ser ellos.
José Luis Moreno, vocero regional de la paraestatal, destaca que la denuncia penal presentada a la Procuraduría General de la República va "contra quien resulte responsable".
Informa que los primeros detalles indican que los responsables de la "ordeña" que se salió de control la madrugada del miércoles en la toma clandestina son gente ajena a la empresa, pero anticipa que es sólo la fiscalía federal quien tiene facultades para asegurar o desmentir el señalamiento de los vecinos.
No obstante, aclara que en fechas previas a la contingencia sí había personal de Pemex en las proximidades de la etapa 19 de Chulavista, pero eso fue porque detectaron la toma clandestina y la repararon.
Quienes intentaron volver a abrirla el miércoles por la madrugada, subraya, lo hicieron a escasos días de que ésta fuera ocultada.
Sobre el dato compartido por vecinos, quienes aseguran haber escuchado que los mismos empleados de la paraestatal vendían el combustible extraído de la toma en 150 pesos por garrafón, expone que esto tendrá que ser investigado por la PGR.

(V.primera plana y pág.6-A del periódico El Informador del 5 de noviembre de 2013).

La evacuación de al menos 7,500 personas y suspensión de clases ocasionó una fuga de gasolina por la ordeña del ducto Salamanca-Guadalajara en Tlajomulco.
En la entidad, si bien las averiguaciones previas por el robo de hidrocarburos ha tenido un crecimiento de 181% en relación con el año pasado, al pasar de 88 a 248, no así las detenciones.
Según registros de MURAL, sólo 15 personas han sido detenidas por ese delito en lo que va del año, sin que la PGR haya aclarado en cuántos casos se les dictó sentencia.
En este delito se considera tanto la sustracción de ductos como el robo de camiones cisterna.
Por la ordeña de ayer, se informó que hay una persona detenida.
El hecho de que el poliducto de PEMEX que pasa por Tlajomulco de Zúñiga atraviese una zona despoblada, complica la vigilancia y facilita la ordeña de ductos, según el alcalde Ismael del Toro.
"Es un predio rural, esas condiciones facilitan que se pueda dar ese tipo de delito, hoy como lo dijimos, no es solamente un delito patrimonial, sino que pone en riesgo la cuestión de protección civil, del entorno donde se pueda dar el delito", dijo Del Toro.
En el sitio donde ocurrió la fuga, el edil afirmó que, desde el inicio de su administración -en octubre del 2012-, tiene contabilizados 20 casos de extracción ilegal del hidrocarburo, hecho que ya habían comentado con otras autoridades.
Para contrarrestar el delito, dijo que buscará hacer operativos o rondines en coordinación con instancias federales, para lo que se requiere mayor comunicación con PEMEX.
Según cifras de la paraestatal, en 2012 se detectaron en Jalisco 106 tomas clandestinas, la mayoría en Tlajomulco y Tala.
En tanto, en lo que va del 2013, PEMEX ha registrado 60 casos en la entidad, con el mayor número de incidentes en Los Altos y Tala.
La Fiscalía General del Estado dio a conocer a través de un comunicado que, en coordinación con la Policía Federal y la delegación estatal de la Procuraduría General de la República, ya realizan las investigaciones del caso.
Dentro de las indagatorias, dichas dependencias localizaron en el poblado Zapote del Valle, también en Tlajomulco, una bodega donde había varios bidones y contenedores de diferentes capacidades, que en total contienen cerca de 13,000 litros de hidrocarburos.
En octubre 22 de 2013, 8,000 litros de diesel fueron asegurados en un predio del poblado La Alameda, en los límites con El Salto. Se localizaron mangueras conectadas al poliducto de PEMEX.
En marzo 6 de 2013, 2 camionetas quedan calcinadas tras un intento de ordeña al mismo poliducto, en El Capulín; los vehículos correspondían a quienes realizaban el saqueo.

(V.primera plana y pág.6 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 31 de octubre de 2013).

Alrededor de 50 guachicoleros venden diésel clandestino a plena luz del día, los 365 días, en la carretera Celaya-Querétaro, justo en el tramo de Apaseo El Alto, lo que genera una mala imagen para el sector turismo.
El alcalde de Apaseo El Alto, Jaime Hernández Centeno, reconoció que ese fenómeno no sólo existe, sino que va en aumento, puesto que hace unos meses había alrededor de 30 puestos y ahora hay poco más de 50.
La venta de diésel se hace en garrafas de 30, 50 y hasta 200 litros. Los costos se pueden ver marcados en las garrafas que son colocadas a la orilla de la carretera.
Actualmente, el precio por litro del diésel en cualquier gasolinera es de 12.47 pesos; al comprar 30 litros, los conductores tienen que pagar 374 pesos; es decir que con los guachicoleros el costo es 160 pesos menos, equivalente a 42%.
El presidente municipal explicó que la problemática radica en que la línea de Pemex atraviesa todo el municipio, además, pese a que autoridades del ayuntamiento y el estado han intentando tomar medidas, ha sido imposible por ser un problema federal.
En un recorrido que se realizó en 16 kilómetros, se detectaron 45 puestos funcionando. Los principales clientes son traileros, conductores de tolvas y vehículos pesados de carga.
En ese tramo carretero, el olor a diésel es intenso. La carga del combustible se hace justo en la orilla de la carretera, sin ninguna medida de seguridad, mientras cientos de autos siguen circulando.
El alcalde de Apaseo El Alto confirmó que el número de puestos que operan ilegalmente rebasa los 50, los cuales trabajan las 24 horas del día. Se estima que se venden más de 1,200 litros de combustible diariamente de manera conjunta.
"Se ha ido agravando, porque hay más puestos, hay más gente y trabajan impunemente, creo que en este caso Pemex debe actuar y actuar pronto", enfatizó Hernández Centeno.

(V.pág.14-A del periódico El Informador del 16 de octubre de 2013).

Expendedores de combustible ordeñado reinstalaron sus puntos de venta sobre la carretera Querétaro-Celaya.
A un año del operativo en el que presuntamente fue desmantelada esa red de "guachicoleros", se constató durante un recorrido que continúa la oferta, principalmente de diesel.
Testimonios de vecinos, transportistas y usuarios de la carretera, afirman que los expendedores realmente nunca se fueron.
Los vendedores se ubican en un tramo de aproximadamente 15 kilómetros, entre los municipios guanajuatenses de Apaseo el Alto y San Pedro Tenango.
En la zona es posible observar los puestos de madera y lámina de cartón, en los que se vende combustible en garrafas de 20 y 30 litros, a precios que van de los 220 a los 260 pesos.
Autoridades estiman que en esta región se expenden clandestinamente más de 1,200 litros de combustible diariamente.
El 19 de agosto del 2012, MURAL denunció la presencia de esta actividad ilícita sobre la vía que conecta a Querétaro con Celaya.
En aquella ocasión fue posible confirmar la presencia de 35 puestos de venta ilegal que, a plena luz del día, vendían el producto robado, según la versión de autoridades locales y federales.
6 días después, en un operativo conjunto del Ejército y de la PGR fueron detenidos 50 vendedores ilegales de gasolina, además de que se incautaron 30,000 litros de combustible.
En aquella ocasión, se informó que el operativo abarcó el cateo de algunas viviendas y chozas, donde se vendía combustible en el municipio de Apaseo el Alto, Guanajuato.
De acuerdo con el reporte de la Procuraduría de Guanajuato entre los 50 asegurados había mujeres y menores de edad.
Casi un año después de aquella denuncia, la situación prácticamente no ha cambiado.
Según testimonios de operadores del transporte, usuarios frecuentes de la carretera y vecinos de la zona, los guachicoleros prácticamente nunca se fueron de la zona.
"Aquella vez sí llegaron los policías, armaron su relajo, se llevaron hasta camionetotas; pero casi luego luego ya estaban los puestos otra vez", sostuvo Ana Luisa Herrera, vecina de la comunidad de Apaseo el Alto.
A diferencia del año pasado, actualmente los puestos están "disfrazados" con tarimas de madera, aunque los siguen delatando los bidones con los precios que colocan metros antes de cada puesto.
En un nuevo recorrido de MURAL, se contabilizaron 35 puntos de venta entre los kilómetros 13 y 28 de la carretera libre a Celaya.
Incluso, en un tramo de 2 kilómetros, del 26 al 24, hay 6 puestos juntos, y, a la altura del kilómetro 24, una patrulla de la Policía Federal estaba estacionada a sólo 50 metros de un punto de venta de los guachicoleros.
Los camioneros son los principales clientes de esos lugares.

(V.pág.10 del periódico Mural del 1o.de agosto de 2013).

El Servicio de Administración Tributaria informó del aseguramiento de pipas de gasolina ilícita con valor de más de 2 millones de pesos y la detención de 8 personas en gasolineras del estado de Tamaulipas.
En comunicado, el organismo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público informó que como parte de las acciones que el gobierno federal está ejerciendo para combatir actividades ilícitas, se realizó un operativo coordinado en varias estaciones de servicio de combustible ubicadas en la entidad.
En 2 estaciones de servicio ubicadas en San Fernando, Tamaulipas, donde se identificó la venta de combustible que no fue adquirido legalmente a Petróleos Mexicanos, se levantó la denuncia correspondiente ante la Procuraduría General de la República.
También se logró el aseguramiento de 2 gasolineras, una pipa con combustible y más de 200,000 litros de gasolina.
Detalló que en una estación de servicio ubicada en la ciudad de Matamoros, se identificaron irregularidades en los controles volumétricos y se procedió a levantar el acta correspondiente por constituir un delito de carácter fiscal.

(V.Notimex del 12 de julio de 2013).

Elementos de la Policía Federal Ministerial de la Procuraduría General de la República detuvieron a 18 personas posiblemente vinculadas con la organización delictiva de Los Zetas en Hidalgo, acusados de robo de combustible.

(V.Notimex del 29 de abril de 2013).

Las tomas clandestinas en el 2012 ordeñaron las finanzas de Petróleos Mexicanos, quien perdió 7,200 millones de pesos por 4'389,000 barriles de combustibles, según datos preliminares de la paraestatal.
Este monto de pérdidas es apenas 300 millones inferior de lo que se le destinará este año a la exploración en el Golfo de México norte, específicamente para le área Perdido.
Dentro de los productos más sustraídos ilegalmente se encuentran las gasolinas, el gas LP y el crudo, reportó la empresa.
Carlos Morales Gil, director de la subsidiaria Pemex Exploración y Producción, explicó que sólo de crudo, las tomas han ido en aumento pues en el 2013 diariamente se registra una pérdida de 12,000 barriles diarios cuando el año pasado eran 10,000 en promedio.
"Seguimos en los mismos números, no hemos podido disminuirlos. Estamos del orden de los 12,000 barriles diarios que es lo que tenemos estimado. Principalmente son Tabasco y Veracruz", refirió.
"Lo que tenemos identificado son tomas clandestinas o amenazas al personal que quiere decir que llegan con la pipa a cargar y asaltan a los trabajadores, al lado del pozo en las instalaciones".
En cuanto al robo de condensados en Burgos, Morales Gil detalló que con la identificación de empresas en Estados Unidos que compraban crudo robado, el mercado ilícito de este tipo de combustibles disminuyó y en este momento es casi inexistente.
En el número de tomas, 2013 tuvo un 1er. bimestre con 7% más tomas clandestinas que el año pasado pues presentó un reporte de 413 tomas clandestinas.
En el mismo periodo del año anterior fueron 386 tomas.
El estado que tuvo el mayor número de irrupciones ilegales fue Tamaulipas con 76 tomas, seguida por Veracruz con 47, Sinaloa con 36 mientras que Nuevo León y Jalisco empataron con 33 en el periodo.
Estos 5 estados concentran el 53% de las tomas clandestinas del país.

POR ESTADO
Tomas clandestinas por estado y mes.

EstadoEneroFebrero
Tamaulipas3244
Nuevo León1221
Veracruz2621
Jalisco1221
México1220
Sinaloa2214
Guanajuato914
Coahuila912
Puebla1312
Hidalgo710
Oaxaca28
Tabasco107
Querétaro44
Chihuahua24
Baja California34
Michoacán34
Zacatecas33
Sonora13
Tlaxcala22
Durango10
Total185228

(V.pág.6 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 22 de marzo de 2013).

Elementos de Seguridad Física de Pemex detectaron 5 tomas clandestinas herméticas en distintos oleoductos y poliductos de Nuevo León, sin que se reporten detenidos.
2 de las tomas irregulares se localizaron sobre el derecho de vía del oleoducto Madero-Cadereyta, en el municipio de Montemorelos, y la 3a. en el poliducto Madero-Cadereyta, en el municipio de Linares.
Las 2 restantes se encontraron en el poliducto Monclova-Sabinas, en el municipio de Escobedo, y la 5a. sobre el poliducto Cadereyta-Reynosa-Matamoros, en el municipio General Bravo.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 12 de marzo de 2013).

Personal de Petróleos Mexicanos detectó en las últimas 2 semanas 10 tomas clandestinas herméticas en el poliducto Topolobampo-Guamúchil-Culiacán, y aseguró 3 vehículos y más de 10,000 litros de combustible robado.
PEMEX informó que cuatro de las tomas fueron localizadas en recorridos de vigilancia en las inmediaciones de Villa Adolfo López Mateos, Buenavista, Colonia Tultita y en la Zona Industrial, todos en Salvador Alvarado.

(V.pág.8 del periódico Mural del 14 de febrero de 2013).

En los últimos seis años el número de tomas clandestinas se disparó hasta crecer 721%, rompiendo cada año un récord por el número de irrupciones ilegales a los ductos de Petróleos Mexicanos.
De acuerdo con la empresa, en el 2006 se registraron 213 tomas clandestinas; en el 2007, 324; en el 2008, 392; en el 2009, 462; en el 2010, 691; en el 2011, 1,419, y en el 2012, 1,749.
PEMEX también informó que entre enero y noviembre de 2012 perdió 11,641 barriles diarios con un costo de 19'402,000 pesos, según cifras preliminares.
En 2011 el número de barriles perdidos de productos refinados era de 9,230 diarios con un costo de 13'895,000 pesos.
De acuerdo con la paraestatal diciembre de 2012 fue el mes con el mayor número de tomas clandestinas en toda la historia de la empresa con un total de 186. El resto de los meses PEMEX detectó máximo 170 tomas.
"El incremento en tomas clandestinas y en el volumen estimado de robo observados se debe a que los sistemas de ductos están prácticamente tomados por bandas del crimen organizado y grupos armados", refirió PEMEX en su reporte sobre el mercado ilícito de combustibles.
Actualmente, la paraestatal utiliza un sistema llamado SCADA el cual monitorea la presión de los ductos y puede detectar pérdidas en un tramo.
Sin embargo, esta no es la mejor herramienta para detectar las tomas clandestinas, aseguró Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados, pues el SCADA sólo encuentra pérdidas de presión en tramos de varios kilómetros y puede no ser preciso.
Incluso, los delincuentes pueden sustraer pequeñas cantidades de forma constante sin que el sistema lo detecte.

(V.pág.6 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 17 de enero de 2013).

Jalisco se ha posicionado entre las 10 entidades del país con la mayor incidencia en el robo de hidrocarburos de la Red Nacional de Ductos de Petróleos Mexicanos, de acuerdo con un informe de la Procuraduría General de la República de 2007 a junio de 2012.
Si a nivel nacional el registro de este delito creció 426% de 2007 a 2011, al pasar de 241 denuncias penales a 1,269, en Jalisco el incremento fue de 310%, esto es, de 10 averiguaciones previas se llegó a 41, una cifra que sería rebasada por completo durante la primera mitad de 2012, con 49 ilícitos indagados por el Ministerio Público federal.
Hay investigaciones del Grupo Interinstitucional para el Combate al Robo, Adulteración, Transporte y Comercialización Ilícita de Combustible (GI), del gobierno federal, que señalan el involucramiento en estos hechos de cárteles dedicados al narcotráfico, pero que han diversificado sus actividades (el caso específico de Los Zetas, La Familia o del Golfo); en Jalisco, sin embargo, no hay indagatorias ministeriales que hayan confirmado algo así, es decir, la participación de los grupos locales dedicados a las drogas (el más fuerte, el cártel Jalisco Nueva Generación -emparentado con el de Sinaloa- ni La Resistencia).
Se trata, por tanto, de una delincuencia organizada distinta.
"Aquí en Jalisco no hemos detectado que haya un grupo de la delincuencia organizada (del narcotráfico) encargado del robo de hidrocarburo como en otras partes del país donde se ha detectado, por ejemplo, en Tamaulipas, en Veracruz, donde gente del crimen organizado maneja ya el robo de hidrocarburo. En Jalisco no lo hemos detectado así", refiere el vocero de la PGR en el estado, Ulises Enríquez Camacho.
En el sexenio recién concluido, y de acuerdo con el informe, las cinco entidades federativas con mayor incidencia de este delito fueron Sinaloa (479), Veracruz (462), Nuevo León (325), Tamaulipas (319) y Puebla (295); en el 10o. lugar se encuentra Jalisco, con 130 casos, y al final de la lista Aguascalientes y Baja California Sur, donde no hubo ninguna denuncia al respecto.
En Jalisco se detuvo y consignó a 19 personas por este ilícito en 2012.
De todos los casos de robo de hidrocarburos que se han presentado en Jalisco, en el periodo 2007-2012 (hasta junio), la PGR ha logrado dar con los responsables en tan sólo 15% de los mismos a través de sus indagatorias, según sus propios registros.
Esto es, que de 130 ilícitos que fueron investigados durante este lapso, sólo 19 de estas averiguaciones previas concluyeron con la consignación ante un juez. Los números a nivel nacional de la PGR arrojan exactamente el mismo valor sobre este indicador de eficiencia que lo obtenido dentro del Estado de Jalisco.
Si en el sexenio anterior el Ministerio Público federal persiguió 3,440 de estos delitos en todo el país, finalmente consignaría únicamente 529 (15%). Su mejor año estuvo en 2008, cuando cerró satisfactoriamente sus indagatorias en 23%, pero de ahí en más comenzó a reducir su efectividad de manera gradual, pero sostenidamente: 2009, 19%; 2010, 18%; 2011, 12%; 2012 (a junio), 11%.
Estos delitos comienzan a ser indagados por el Ministerio Público federal básicamente a partir de las denuncias que interpone el mismo personal de Petróleos Mexicanos (su área de Seguridad Física), encargado de custodiar la Red Nacional de Ductos; es decir, que por la complejidad de las operaciones, resulta difícil que sea percibido por la ciudadanía en general, como se expone en la misma delegación local de la PGR (puede reportarse al número 01 800 228 9660).
Las intervenciones a esta infraestructura subterránea no se dan en puntos visibles desde las carreteras (donde, inclusive, llega a estar señalada la existencia de la red por seguridad), sino en zonas inhóspitas, alejadas del flujo de los automóviles. También suelen conectar derivaciones a los ductos (se han registrado casos de hasta 4 kilómetros de longitud) para trabajar desde bodegas o fincas que ocultan la "ordeña" sistemática de la red.
El mismo ex director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, llegó a explicar que las detecciones de tomas clandestinas se dan a partir de la variación en los medidores de presión de los ductos, pero aun contando con esta información, el descubrimiento del punto exacto puede llevar semanas.
Los sistemas de detección y corrección de Pemex llegan a ser burlados de distintas maneras. Decía el mismo ex funcionario el 16 de junio de 2011: "Muchas veces hemos encontrado tomas clandestinas en las cuales, además de estar la manguera para extracción del combustible, hay una manguera que inyecta agua, de tal manera que la variación de presión se minimiza".
O de esta otra: "Puede haber una toma clandestina en un cierto lugar y a 10 metros o 100 metros otra toma clandestina. De tal manera que nosotros vemos la variación de presión, podemos llegar y podemos sentir que ya cerramos la toma clandestina, y después nos damos cuenta que todavía había otra por ahí. Puede haber varias tomas clandestinas en serie, incluso".
Aun así, de todas las tomas clandestinas que halla Pemex, 94% se da con sus propios sistemas, es decir, sin que haya una fuga de por medio.

Criminales usan información de PEMEX

Las investigaciones de la PGR en Jalisco sobre el robo de hidrocarburos demuestran que las organizaciones delictivas dedicadas a esta actividad cuentan a su disposición con información técnica que proviene de la misma empresa paraestatal, por su nivel de precisión o exactitud.
Nunca, sin embargo, se han identificado en el estado a servidores públicos de la empresa involucrados en estos hechos, pero sí en otros puntos del país. Por ejemplo, dice el vocero de la delegación local de la Procuraduría General de la República, Ulises Enríquez Camacho, estos grupos criminales no sólo saben la localización puntual de la Red Nacional de Ductos, también los horarios exactos de uso de la misma, es decir, los lapsos en que no hay flujo de sustancias (que es cuando se coloca el dispositivo intrusivo) e, inclusive, los periodos de transportación que le corresponden a cada producto de Pemex dentro de un mismo conducto (como gasolina o diesel).
En 2011 el Grupo Interinstitucional para el Combate al Robo, Adulteración, Transporte y Comercialización Ilícita de Combustible, que tiene entre sus objetivos "identificar y desactivar redes de corrupción y/o protección institucional que faciliten la operación de las organizaciones delictivas dedicadas al robo de hidrocarburos", informó que tenía bajo investigación a 75 empleados de la paraestatal, de los cuales 44 ya habían sido separados de sus cargos. La empresa tiene cerca de 139,000 empleados a nivel nacional.
La PGR en Jalisco informa del aseguramiento en 2012 de 60,800 litros de hidrocarburo robado, una cantidad equivalente a 3 auto-tanques de Pemex (su capacidad es de 20,000 litros).
¿Cuál es el destino de los hidrocarburos robados a Pemex? Son varios: a nivel nacional se ha informado que entre los compradores finales más importantes hay industrias (algunas norteamericanas) y las propias estaciones de servicio, aunque también se comercia a una escala mucho más reducida.

(V.primera plana y pág.2-A del periódico El Informador del 6 de enero de 2013).

9 sujetos fueron detenidos ayer acusados de robar combustible de un poliducto de PEMEX en Culiacancito, municipio de Culiacán, Sin.
Entre los detenidos están Jesús Antonio Ruiz Luna, de 31 años; Cristian Elías González Cárdenas, de 29; Omar Felipe Armenta Arellanes, de 38, y José Andrés Alcalá Ortiz, de 44 años.

(V.pág.10 del periódico Mural del 13 de diciembre de 2012).

En los municipios de Ayotlán y Atotonilco, personal de Seguridad Física de PEMEX localizó 2 tomas clandestinas.
Las conexiones ilegales para sustraer combustible fueron encontradas en el poliducto que viene de Salamanca, Guanajuato, a Guadalajara.
La paraestatal afirmó que la primera toma fue hallada en el poblado Maluco, en Ayotlán, donde avistaron una manguera de aproximadamente 15 metros, utilizada para altas presiones, además de aditamentos para la extracción del hidrocarburo.
Por otra parte, la 2a. conexión fue localizada en el interior de un predio llamado El Potrero de San Juan, en el poblado de San Joaquín, en Atotonilco.
Personal de PEMEX realizó las reparaciones necesarias en ambas tomas del poliducto afectado.
De acuerdo con datos de la compañía, los municipios más afectados por el robo de combustible son Tala, Tlajomulco, El Arenal, Ayotlán y Atotonilco El Alto.

(V.pág.5 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 6 de diciembre de 2012).

Saldo de 3 personas detenidas deja un operativo del personal de Seguridad Física de Pemex en el municipio de Atotonilco donde se localizó una toma clandestina.
El hallazgo se realizó en las inmediaciones del predio La Providencia, donde se descubrió una manguera de 45 metros conectada a una válvula, en el acueducto Salamanca Guadalajara, desde la cual se ordeñaba el combustible.
Personal de la paraestatal también reportó otras 2 tomas clandestinas.
La 1a. cerca del rancho Los Alapes, en el poblado Coyotes de Zapotlanejo y la 2a. en San Isidro Mazatepec, municipio de Tala, por estos hechos ya se interpusieron denuncias penales ante el Ministerio Público de la Federación.

(V.resumen informativo de Notisistema del 16 de noviembre de 2012).

El secretario de Energía, Jordy Herrera, reconoció que las instalaciones de Pemex son vulnerables ante el crimen organizado y que la paraestatal no tiene recursos para enfrentar el problema.
Ante diputados integrantes de la Comisión de Energía, el funcionario advirtió que el robo de crudo y otros petrolíferos se ha convertido en algo ordinario para la empresa.
Señaló que la prevención es complicada, pues para vigilar 70,000 kilómetros de ductos sólo tienen 1,500 trabajadores, por lo que a cada uno le correspondería estar al tanto de 46 kilómetros al día, lo cual consideró imposible.
"Tenemos que reconocer que en el marco de inseguridad que se vive en algunas regiones específicas del país, la vulnerabilidad de instalaciones por acciones del crimen organizado se ha hecho evidente".
"No puedo aceptar que la incidencia del crimen organizado sea una responsabilidad absoluta de Petróleos Mexicanos... Si se encuentra una toma clandestina, no es culpa de Pemex que ello suceda; no obstante, del propio presupuesto de mantenimiento y operación de la empresa se tienen que destinar recursos materiales, humanos y económicos", apuntó.
Herrera, llamado a comparecer junto con el director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, aseguró que las tomas eran consideradas como un hecho extraordinario, pero ahora esa actividad ilícita es algo ordinario, y lo único que puede hacer Pemex es adoptar soluciones técnicas, como detectar, a través Sistema Scada, cambios repentinos en la presión y con ello identificar las tomas.
De 2008 a 2011 Pemex gastó 105 millones de dólares en un sistema de seguridad para vigilar la red de ductos, conocido como Scada, así como 244'905,000 pesos en servicios de patrullaje del Ejército y la Armada durante 2011.
Sin embargo, de acuerdo con agentes de la Gerencia de Seguridad de la paraestatal, el sistema no ha sido aprovechado en su totalidad.
Ante la lluvia de preguntas de los legisladores sobre las acciones para enfrentar al crimen organizado, el titular de Energía insistió que Scada hace su trabajo; sin embargo, dijo, se requieren más recursos, cuya asignación es facultad del congreso.
Herrera y Suárez Coppel comparecieron para hablar sobre los percances de los últimos meses en instalaciones de la paraestatal -que según los legisladores suman una veintena entre fugas por robo, explosiones y otros accidentes- y de la situación del mercado ilícito de combustibles.
Sobre los percances en Salina Cruz, Reynosa, Jalisco y Tepeji del Río, Suárez Coppel resumió que las causas están en proceso de investigación.
Fue hasta que los diputados perredistas acusaron que en Pemex puede haber funcionarios que están en contubernio con delincuentes para el robo de combustibles, que Herrera retomó el tema y les exigió que denuncien.
"No admito los adjetivos que se han dado sobre contubernios, y si alguien tiene información, ¡denuncie! Se ha sancionado a una cantidad importante de empleados de Pemex por faltas administrativas, pero no ha habido un vínculo con el crimen", aseguró.

(V.pág.4 del periódico Mural del 8 de noviembre de 2012).

Diputados de de la Comisión de Energía acusaron a Pemex de no actuar frente al incremento de tomas clandestinas en sus ductos y de no prevenir percances en sus instalaciones.
Jordy Herrera, secretario de Energía, y Juan José Suárez Coppel, director de Pemex, recibieron ayer múltiples reclamos por los accidentes de los últimos meses en la paraestatal y por el robo de combustible.
El diputado Javier Treviño, del PRI, aseguró que en el congreso hay preocupación porque en los últimos 2 años se ha dado un incremento de 100% en tomas clandestinas.
"Es causa de consternación el deterioro significativo de la seguridad industrial en el sector energético, ante la frecuencia y la gravedad de los incidentes que causan trágicas muertes e incapacidad de horas-hombre trabajadas, cuya frecuencia se incrementó en un 17% en el 1er. semestre de 2012", señaló.
El perredista Luis Espinosa Cházaro consideró difícil creer que no haya empleados de Pemex en contubernio en la "ordeña" de los ductos.
"De acuerdo con informes oficiales la sustracción ilícita ascendió a 850,417 barriles, mayor que el faltante calculado para el mismo periodo en el año pasado, que fue de 691,348 barriles. Esto significa que el quebranto anual para las finanzas de Pemex por el robo gordo de combustibles se calcula alrededor de más de 5,000 millones de pesos", apuntó Espinosa.
Ricardo Astudillo, del PVEM, indicó que los sistemas de seguridad están siendo rebasados y no están cumpliendo su cometido al 100% en cuanto a la capacidad de prevención.
"Es imperativo que la Secretaría de Energía también sancione de manera ejemplar a todas aquellas empresas o permisionarios que se encuentren ligados o que estén de alguna forma involucrados a los hechos vandálicos que hoy están sucediendo", demandó el legislador.
El petista Alberto Benavides aseguró que la delincuencia organizada ha encontrado la forma de sacar ventaja a la débil infraestructura que Pemex, por lo que las últimas tomas ilícitas detectadas muestran la crisis de seguridad en la empresa.
"Debemos reconocer que la paraestatal ha quedado rebasada por las prácticas delictivas", dijo.
Ante la lluvia de cuestionamientos, que en su mayoría no fueron respondidos, Herrera aseguró que la incidencia del crimen organizado no sólo depende de la paraestatal.

(V.pág.4 del periódico Mural del 8 de noviembre de 2012).

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional decomisaron en el municipio de Villa Purificación 62,600 litros de gasolina que estaban almacenados en un predio.
El combustible fue acumulado de manera clandestina, luego de ser sustraído ilegalmente de los ductos cercanos de Petróleos Mexicanos.
No se reportaron personas detenidas tras el decomiso.

(V.pág.17 del periódico Milenio Jalisco del 26 de octubre de 2012).

En la sesión de este martes programada a las 11:00 horas se prevé avalar un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, para pedir a Petróleos Mexicanos, a la Secretaría de Energía, a la Secretaría de la Defensa Nacional, a la Procuraduría General de la República, a la Secretaría de Marina y a la Policía Federal que destinen labores de inteligencia y más recursos económicos y humanos, así como la adquisición de nuevas tecnologías para volver eficientes las labores de prevención del robo de hidrocarburos.
El punto de acuerdo es obra del diputado del PAN Julio César Lorenzini Rangel y pide también mejorar y ampliar la supervisión y vigilancia que se haga sobre la red nacional de ductos, principalmente en las principales zonas donde se presentan este hecho ilícito y el derrame de hidrocarburos.
"De igual forma, se exhorta a Pemex Refinación a resguardar y equipar con tecnología las válvulas que aún no se encuentran protegidas, y a realizar labores de mantenimiento en la red nacional de ductos en la forma necesaria y suficiente para garantizar seguridad y prevenir pérdidas humanas y materiales, así como desastres ecológicos", señala el resolutivo.
En las consideraciones, el diputado Lorenzini Rangel argumenta que en los recientes años se ha observado un fenómeno "que ha ido en aumento y que afecta a todos los mexicanos: derrames de hidrocarburos que ocurren en instalaciones de Pemex y que causan daños humanos, ecológicos, materiales y económicos".
Sostiene que estos derrames son causados principalmente por 2 problemas : por un lado, la falta de mantenimiento en la red nacional de ductos, es decir, en válvulas, pozos, ductos, oleoductos, poliductos, oleogasoductos de Pemex; y por otro, por la colocación de dispositivos intrusivos denominados tomas clandestinas que sirven para el robo de hidrocarburos.
El legislador acepta que se tiene que reconocer que Pemex ha ejecutado proyectos y acciones en una estrategia integral de abatimiento del mercado ilícito del robo de hidrocarburos, "sin embargo, falta mucho por hacer para tener pleno control en los centros de trabajo y sobre esta red de ductos".

(V.periódico El Universal en línea del 23 de octubre de 2012).

Un almacén de hidrocarburos y 2 tomas herméticas de combustible clandestinas, fueron encontradas en los municipios de Tlajomulco de Zúñiga y de Tala.
Dichas tomas ilegales fueron encontradas en el poliducto que va del municipio de Salamanca al de Guadalajara.
Luego de que los empleados ubicaron el hurto en Tlajomulco, descubrieron en la colonia La Alameda, en inmueble donde se guardaba el combustible, el cual fue asegurado.
La 2a. toma fue hallada en las inmediaciones del poblado de Huaxtla, en el municipio de Tala.
Los trabajadores de Pemex aseguraron varios artefactos en el ducto para facilitar la extracción del combustible, como una manguera utilizada para altas presiones que media aproximadamente 80 metros de longitud.
El pasado 9 de agosto durante la madrugada fue localizada en el predio Los Laureles, en el municipio de Tala, una fuga de gasolina tras la "ordeña" de un ducto de Pemex.
De acuerdo con datos de la compañía paraestatal, los municipios más afectados por el robo de combustible son Tala, Tlajomulco, El Arenal, Ayotlán y Atotonilco El Alto.
Según el Código Penal Federal a la persona que sustraiga o aproveche petróleo crudo o hidrocarburos refinados, puede tener una pena de 8 a 12 años.
Las sanciones se aumentarán hasta una mitad cuando el responsable sea o haya sido trabajador o servidor público de la industria petrolera.

(V.pág.5 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 4 de octubre de 2012).

Dos tomas clandestinas de combustible fueron detectadas por elementos de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos en el poliducto de 10 pulgadas Rosarito-Mexicali.
Durante un recorrido rutinario en la línea del poliducto, personal de Mantenimiento de Pemex localizó la 1a. en Mexicali.
Se llevaron a cabo trabajos de excavación con herramienta manual, descubriendo diversos aditamentos que fueron retirados conforme al protocolo de seguridad requerido, así como una manguera de 60 metros de longitud.
La 2a. toma clandestina se localizó en el municipio de Tecate, donde fue necesario activar el Plan de Respuesta a Emergencias y cerrar la válvula de La Encantada.
A fin de recibir denuncias anónimas de estos hechos ilegales, Petróleos Mexicanos ha puesto a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 01800 228 9660.

(V.periódico El Universal en línea del 3 de octubre de 2012).

En los últimos 4 meses se han detectado 23 tomas clandestinas en los ductos que controla la Refinería Antonio M.Amor en Salamanca.
De acuerdo con reportes de Pemex Gerencia Salamanca, disponibles en el sitio web de la paraestatal, las tomas ilegales en la región del Bajío se localizan en Guanajuato y Querétaro, con 7 municipios en la primera entidad y 3, en la segunda.
Las últimas 2 tomas fueron reportadas apenas el lunes en el municipio de Villagrán, Guanajuato, donde personal militar encontró la extracción ilegal de combustible en los oleoductos Nuevo Teapa-Tula-Salamanca y la 2a., en el ducto que conduce de Poza Rica a Salamanca.
Los informes de Pemex detallan que la mayor parte de las perforaciones clandestinas a los ductos se ubican en Salamanca, Guanajuato, Valle Santiago, Apaseo el Alto, Celaya, Villagrán y Pénjamo, en Guanajuato.
Mientras que en Querétaro, la presencia de bandas dedicadas al robo de combustible se reduce a tres demarcaciones, aunque es en San Juan del Río y Huimilpan, donde se concentraron 6 casos y uno en el de Corregidora.
Los ductos que resultaron violentados en este periodo son los de Tula-Salamanca, con 16 perforaciones ilegales, seguido del tramo Salamanca-León, Salamanca-Poza Rica, con 2 tomas cada uno; mientras que en los de Salamanca-Guadalajara, Salamanca-Morelia, Cactus-Guadalajara, se reportó sólo una toma clandestina por cada línea.
De acuerdo con los informes de Petróleos Mexicanos, el hallazgo de las conexiones; la supervisión para clausurarlas y para reparar los ductos está a cargo tanto de personal del área de Seguridad Física de Pemex.
El Ejército y, en algunos casos, los elementos de seguridad pública de los distintos municipios colaboran con Pemex en los operativos de localización de tomas clandestinas.
La paraestatal informó que en los operativos se recuperaron, en distintas acciones, un total de 82,000 litros de petróleo y sus derivados, tanto en pipas, tractocamiones, como en tambos que son abandonados por las bandas de ordeñadores.

(V.pág.4 del periódico Mural del 27 de septiembre de 2012).

Una toma clandestina de donde se sacaba combustóleo de manera ilícita fue descubierta en la colonia Mazatlán II, ubicada a la salida sur de Mazatlán, Sin.
El reporte de las autoridades policíacas señala que la "ordeña" de combustible se localizó en el interior de un domicilio de la calle Bahía Acapulco.
En dicha casa se aseguraron mangueras, una motobomba y motores, además se detectó un pozo de más de 2 metros de profundidad y 1.5 metros de diámetro, que comunicaba con las tuberías de Petróleos Mexicanos.
Las autoridades indicaron que no se lograron detenciones, sólo decomiso de objetos personales de la gente que habitaba en el sitio.

(V.periódico El Universal en línea del 14 de septiembre de 2012).

Autoridades del municipio de Acajete localizaron una toma clandestina de gas y 3 pipas cargadas con este producto.
Los hechos ocurrieron en el kilómetro 21 de la carretera Puebla-Tehuacán, en el paraje Los Pilares de la junta auxiliar San Agustín Tlaxco en Acajete.
Al sitio arribó personal de seguridad de la paraestatal para atender una posible fuga, misma que fue descartada aunque se instaló una válvula de seguridad para evitar riesgos.
Fueron aseguradas tres pipas que se encontraban en el lugar, las cuales corresponden a las empresas Gas de Oriente y CarbuExpress, cada una de ellas con capacidad para 19,000 litros, y una tercera de Gas Poblano, con capacidad de 12,500 litros. No hay detenidos por el ilícito.

(V.periódico El Universal en línea del 28 de agosto de 2012).

El robo de combustible se ha convertido en un "dolor de cabeza", pues el año pasado generó pérdidas por más de 5,000 millones de pesos, señaló el director general de Pemex Refinación. Este año repuntan 20%.

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 31 de julio de 2012).

Nuevamente el municipio de Tala fue escenario de una "ordeña" ilegal a ductos de Petróleos Mexicanos. No hay detenidos ni lesionados, pero sí grandes pérdidas. La fuga masiva, de varios miles de litros de combustible, fue descubierta la madrugada de este martes en el predio conocido como Maravillas.
El derrame se extendió aproximadamente en un kilómetro de longitud y en unos 500 metros de ancho, sin que hasta el momento se hubiera registrado alguna explosión.
A los trabajos de neutralización del combustible se unieron elementos de Protección Civil de Tala y de Seguridad Física de Pemex, así como también del Ejército.
El predio se ubica aproximadamente a unos 15 kilómetros de la cabecera municipal. En el sitio se aseguró herramienta y una camioneta con una cisterna, en lo que se presume sería trasladado el combustible, al parecer gasolina.

(V.pág.6-B del periódico El Informador del 25 de julio de 2012).

El mercado ilícito de combustibles significó en el 2011 una pérdida de 2'986,000 barriles de combustible que fue surtido ilegalmente al mercado interno, este monto es un aumento del 52% frente a los niveles alcanzados en 2010, lo que significa que se requiere elevar el control en la comercialización de parte de Pemex Refinación, reveló José Antonio Beltrán Mata, analista del sector.
Además del descontrol, en la subdirección Comercial de Refinación se han reportado cifras poco confiables, es decir, los informes que se entregan al Sistema Integral de Información Comercial no cumplen las premisas del artículo 83 del Reglamento de la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público Federal.
"No es aventurado dar por bueno el reconocimiento por parte de algunas autoridades en Pemex Refinación sobre la participación de grupos delictivos y del crimen organizado en la distribución, transporte y comercialización de petrolíferos", señala.
"Durante las administraciones panistas los cárteles de la droga han diversificado sus negocios ilícitos al punto de infiltrarse en Pemex mediante una compleja trama de complicidades en las que participan contratistas y trabajadores que permiten el robo, el saqueo y la impunidad", expresó.
El especialista señaló que el valor del mercado interno de los derivados del petróleo es de 75,000 millones de dólares y Pemex lo tiene compartido, a querer o no, con el crimen organizado.
La existencia del mercado negro de combustibles se explica a partir de los problemas que enfrenta la paraestatal en su área comercial donde hay serias deficiencias en los controles que le corresponden, sobre todo en el área comercial.
Se advierte que existen problemas en el control de almacenamiento de Pemex Refinación, en la logística de distribución y un nulo control sobre el producto que se mueve el país.
"Las áreas responsables de la comercialización y distribución de hidrocarburos no cuentan con sólidas áreas de medición y calidad que le permitan a la paraestatal tener una vocación productiva y analítica, usando medios tecnológicos que le permitan cumplir con su obligación de elaborar conciliaciones de recibo, salida y producto almacenado en forma de balance", señala el especialista.

(V.periódico El Universal en línea del 16 de julio de 2012).

Los empresarios gasolineros están sometidos por el crimen organizado y son obligados a vender combustible que fue robado tanto a las pipas de Petróleos Mexicanos Refinación, así como a los ductos de la paraestatal.
Conforme a la denuncia interpuesta por la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo A.C. ante las autoridades judiciales, los empresarios gasolineros de Coahuila, Tamaulipas, Veracruz, Nuevo León, Durango, Michoacán y Zacatecas trabajan bajo amenazas del crimen organizado.
Las gasolineras "en general de toda la República Mexicana, están siendo víctimas de la delincuencia organizada, al presionar y amenazar a través de personas fuertemente armadas a nuestros compañeros empresarios para que comercialicen combustibles de dudosa procedencia".
Uno de los estados más afectados es Zacatecas. De hecho, en las denuncias que han hecho los empresarios de esa Entidad se explica que son forzados y amenazados, que independientemente de comprar el combustible por las vías legales, en reiteradas ocasiones no se puede hacer, porque tienen combustible robado en sus inventarios.
De acuerdo con los datos recabados por las propias gasolineras, los camiones de combustible robado cuestan, dependiendo de la zona, entre los 120 y los 150,000 pesos que deben ser pagados en efectivo por los empresarios gasolineros.

(V.pág.11-A del periódico El Informador del 9 de julio de 2012).

En lo que va del año, personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos ha detectado 72 tomas clandestinas herméticas en Tamaulipas, de las cuales 38 han sido encontradas en el municipio de Reynosa.
Pemex informó que en el segundo lugar de tomas clandestinas aparece el municipio de Altamira, con 20 casos.
A la altura del ejido Miradores, de Altamira, se detectó la toma más reciente, en el poliducto de 12 pulgadas Madero-Linares-Cadereyta.
En el sitio se observó una mancha de producto de aproximadamente 10 x 10 metros, por lo que de manera preventiva, técnicos especializados del Sector Ductos Madero de Pemex Refinación realizaron maniobras de bloqueo y depresionamiento del ducto y colocaron abrazaderas de emergencia para obturar la perforación, indicó la paraestatal.
Al igual que en todos los casos, el área jurídica de la paraestatal tomó conocimiento de los hechos y presentó las denuncias respectivas ante el Ministerio Público Federal, con objeto de efectuar las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades.
A nivel estatal la detección de tomas clandestinas herméticas se han registrado de la siguiente forma: 38 en Reynosa, 20 en Altamira, 5 en Villa de Casas, 3 en González, 3 en Hidalgo, 2 en Matamoros y un caso en Zaragoza, detalló Pemex.

(V.periódico El Universal en línea del 29 de junio de 2012).

Elementos de la Policía del Estado lograron la detención en Zapopan de 7 hombres y una mujer, a quienes se les relaciona con el robo de hidrocarburos.
La captura ocurrió en la finca marcada con el número 123, de la calle Nicolás Bravo, a su cruce con Miguel Alemán, en la Colonia Francisco Sarabia de Zapopan, donde también fueron asegurados unos 10,000 litros de gasolina, además de 3 vehículos, bidones, tambos y cisternas, con capacidades desde los 20 hasta los 2,000 litros.
El hidrocarburo se sustraía de un ducto de la empresa Pemex, en los límites de Jalisco con Colima.
El litro de gasolina lo vendían entre 5.50 y 7 pesos. Por día comercializaban entre 15 y 20,000 litros.
Las detenciones se derivaron de denuncias anónimas que referían que de la bodega entraban y salían vehículos, pues se vendía gasolina de manera clandestina.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 19 de junio de 2012).

Protección Civil de Zumpango, Edo.de México, desalojó a habitantes de la colonia San José La Loma, luego de que se reactivara una fuga de combustible en un oleoducto de Petróleos Mexicanos, donde fue detectada una toma clandestina.
Julio Rubén Estrada Galindo, director de Protección Civil del municipio, informó que la mañana de hoy jueves, personal de la empresa paraestatal controló totalmente la fuga de combustible del oleoducto de 24 pulgadas, de la línea Venta de Carpio-Tula.
Agregó que la noche de ayer se reactivó la fuga del combustible y el líquido volvió a salir a chorros que alcanzaron una altura considerable, por lo que fueron desalojados habitantes de San José de la Loma y este día suspendieron las clases en una escuela de la comunidad.
Aseguró que personal de Pemex trabaja en el lugar y ya fue retirado el combustible esparcido en los campos de cultivo, por lo que espera que en las próximas horas quedé sellado el ducto.

(V.periódico El Universal en línea del 14 de junio de 2012).

La Secretaría de Seguridad Pública en el municipio de San Juan del Río, Qro., confirmó la localización de una nueva toma clandestina en ductos de Petróleos Mexicanos, la número 59 en los últimos dos años y medio.
Mediante un comunicado, la dependencia reportó que fueron elementos de esta corporación quienes ubicaron la toma ilegal en un extremo de la comunidad de Cazadero.
La acción ilícita, se confirmó por la secretaría, no causó fuga alguna de combustible como tampoco afectación para la población del lugar.
De acuerdo con el reporte oficial, los elementos de la SSP realizaban un recorrido de vigilancia por varias zonas donde anteriormente se han detectado hurtos de hidrocarburo, lo que dejó como resultado la ubicación de la toma ilegal mediante la cual se sustraía diesel.
En el lugar fueron localizadas huellas de remoción reciente de la tierra en el sitio donde se encontraba insertada la toma clandestina, a la altura del kilómetro 78 +100 de la carretera Palmillas-Huichapan, entre tierras de cultivo.
En una excavación de aproximadamente 50 centímetros de profundidad, quedó al descubierto una válvula de dos pulgadas conectada mediante arreglo a un poliducto perteneciente al tramo Tula-Salamanca, mediante la cual se sustraía diesel.
Desde inicio de año, la Secretaría de Seguridad Pública de San Juan del Río realiza el operativo "Reconocimiento de Zonas", en coordinación con autoridades de los 3 niveles de gobierno, mediante el cual se ha logrado la ubicación de las tomas clandestinas a ductos de la empresa paraestatal.

(V.periódico El Universal en línea del 22 de mayo de 2012).

Ayer Petróleos Mexicanos reportó a la Cámara de Diputados que el robo de hidrocarburos pasó de 4.9 millones a 6.8 millones de barriles en 2011.

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 23 de abril de 2012).

Desde la una de la mañana se registra fuerte incendio aparentemente en otra toma clandestina de un ducto de Pemex, ahora en una brecha de San Isidro Mazatepec, cerca del poblado conocido como La Villita.
En el lugar se localizó un camión chamuscado y varias mangueras.
Bomberos de Protección Civil del Estado, de Tala, de Ameca, Tequila y Guadalajara, apoyan a personal de Petróleos Mexicanos a controlar el incendio que no provocó heridos ni evacuación de personas.

Tras varias horas de trabajo, bomberos de al menos 5 diferentes instancias han logrado controlar el incendio en un ducto de Pemex del municipio de Tala.
Momentos de angustia vivieron los tragahumo cuando las llamas se extendieron hasta donde estaban algunas de las pipas con agua.
Ahora continúan los trabajos para evitar derrames del diesel que se estaba fugando, además que personal de Seguridad Física de Pemex deberá reparar el tramo de ducto que se dañó.
No se ha confirmado si dentro de la camioneta siniestrada hay algún cadáver.

(V.resumen informativo de Notisistema del 12 de abril de 2012).

Un ducto de Pemex que corre a través de Tlajomulco de Zúñiga era "ordeñado" por un grupo no determinado de personas. Sin conocerse las causas, el automotor que utilizaban para tal labor ilegal se incendió.
Los hechos ocurrieron la noche de ayer en un predio que se encuentra un kilómetro atrás de una plaza comercial ubicada sobre la carretera Guadalajara-Morelia.
Al llegar los bomberos, se encontraron un camión que contenía 4 cubos con capacidad para mil litros cada uno, el cual estaba hecho una bola de fuego.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 14 de marzo de 2012).

Elementos del Departamento de Seguridad Física de Pemex descubrieron una toma clandestina de un ducto de gasolina dentro de una finca del municipio de Ojuelos. En este punto, sobre la carretera que conduce de San Luis Potosí a Ojuelos, a la altura del kilómetro 79, se encontró una manguera conectada al ducto y que se enlazaba a un tanque instalado en un vehículo. Las autoridades lograron asegurar 18,000 litros de gasolina robados, pero no hubo personas detenidas.

(V.pág.7-B del periódico El Informador del 7 de marzo de 2012).

El pasado 9 de febrero, personal militar en coordinación con personal de seguridad privada de Petróleos Mexicanos localizó 2 tomas clandestinas utilizadas para el robo de hidrocarburos en los poblados de San Juan de los Arcos y Cuxpala, pertenecientes al municipio de Tala, Jalisco, logrando la detención de 2 personas. En total, los soldados lograron el aseguramiento de 1,300 litros de combustible, además de 10 contenedores con capacidad de mil litros cada uno y vehículos.
¿Cómo denunciar?

(V.periódico El Informador en línea del 11 de febrero de 2012).

Detecta PEMEX 2 tomas clandestinas herméticas en el poliducto Salamanca-Guadalajara, en Zapotlanejo. Una persona fue detenida y se aseguró una pipa con más de 5,000 litros de hidrocarburo.

(V.pág.1 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 9 de febrero de 2012).

Miles de litros de gasolina robados de oleoductos propiedad de la paraestatal Pemex aparentemente tenían un nuevo punto de distribución: una gasolinera que parecía operar con toda normalidad, dijeron el lunes funcionarios.
Desde hace mucho tiempo las autoridades mexicanas sospechan que los ladrones venden en el mercado negro los productos robados a la industria petrolera, pero al parecer los delincuentes mejoraron sus técnicas al recurrir a una estación de gasolina que hasta 2010 contó con una concesión de Petróleos Mexicanos para vender el combustible de manera legal.
Es la primera ocasión que se detecta combustible robado a la venta en una gasolinera, dijo un funcionario de Pemex. En el pasado se han hallado precarias estaciones de carga de combustible con tanques improvisados en parajes solitarios, lotes vacantes y edificios industriales, presumiblemente para suministrar carburante a flotillas privadas.
En un operativo efectuado el fin de semana en la ciudad norteña de Monterrey, se descubrieron en la estación aproximadamente 48,000 litros de gasolina robada con un valor de unos 77,000 dólares, informó la Procuraduría General de la República. La gasolinera generó sospechas porque en 2010 se le había cancelado la concesión para suministrar combustible al público.
Las fotografías que se le tomaron mostraban que aún lucía los logotipos de Pemex color verde, blanco y rojo que tienen todas las estaciones de servicio en México. La paraestatal da las gasolineras en concesión a empresas privadas, que a su vez deben comprarle el combustible.
La empresa consideró el hecho como grave, por lo que decidió iniciar una auditoría al azar de estaciones de suministro en todo el país, en parte porque el volumen de derivados del petróleo que está siendo robado parece ser demasiado grande como para moverlo a través de medios primitivos e improvisados.
La compañía informó que perdió unos 2.99 millones de barriles (equivalentes a 473 millones de litros) de productos petroleros en los primeros 11 meses de 2011, las cifras más recientes disponibles. Eso representa aproximadamente un día de producción de la compañía, y un incremento del 52% en comparación con los 1.96 millones de barriles robados en el mismo período de 2010.
1,324 violaciones a oleoductos de Pemex descubiertas en 2011.

(V.Associated Press del 30 de enero de 2012).

La Procuraduría General de la República cerró una toma clandestina y recuperó 39,459 litros de hidrocarburo, tras catear un inmueble en el Parque Industrial Puebla 2000, de esa entidad.
Ahí se hallaron 4 tanques para almacenar hidrocarburo dispuesto para su comercialización.
El cateo se derivó del arresto de 11 personas, presuntamente dedicadas al transporte y venta de hidrocarburo.

(V.periódico El Universal en línea del 15 de enero de 2012).

La Procuraduría General de la República aseguró una toma clandestina de hidrocarburo en la colonia San Juan Ixhuatepec, de Tlalnepantla, Estado de México e inició averiguación previa contra quien o quienes resulten responsables por el delito de robo de hidrocarburo.

(V.periódico El Universal en línea del 22 de diciembre de 2011).

Tres hombres que operaban en la Región Ciénega en actividades catalogadas como delitos del fuero común y federal, fueron detenidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Los detenidos presentados en la base central de la SSPE, confesaron conformar una célula delictiva y estar bajo las orden de un individuo que lo identificaron como "El Beto".
De acuerdo con lo explicado por el titular de la SSPE, Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velazco, los 3 detenidos están involucrados con la muerte del agente vial, el robo de automotores y el hurto de combustibles de los ductos de Petróleos Mexicanos que atraviesan diversos municipios de la Región Ciénega.
Los detenidos se identificaron como: Jorge Alberto Villalba Barbosa, de 26 años de edad, con domicilio en la cabecera municipal de Jamay; José Erasmo Zaragoza Montaño, de 29 años, vecino de Tototlán y Ángel Avilés Fernán, de 30, vecino de La Barca.

(V.pág.6-B del periódico El Informador del 4 de diciembre de 2011).

Agentes de la Coordinación de Seguridad Pública de Hidalgo frustraron el robo de combustible a ductos de Pemex al detener a varios sujetos.
De acuerdo con el reporte de los agentes policiacos, al realizar un recorrido de seguridad y vigilancia sobre la carretera México-Pachuca se detectó a un sujeto que conducía de manera sospechosa un tractocamión con 2 cilindros, los cuales introdujo al estacionamiento de una gasolinería ubicada en el municipio de Zapotlán.
Tras ser detenido, dio a conocer que esperaba la llamada de su jefe, quien le indicaría a qué hora y el lugar en el que instalaría una toma para realizar la "ordeña" de combustible.
Durante su declaración, el detenido recibió la llamada de su jefe, quien le informó que al lugar arribaría otro de sus empleados para darle instrucciones.
Ante ello se montó un operativo para detectar la llegada del sujeto, quien tras ser detenido ofreció 8,000 pesos a los agentes de seguridad para que liberaran las unidades.
En otro punto del estado fue intervenido un hombre que transportaba mil litros de combustibles, 400 litros de diesel y 600 de gasolina.
En este caso se dio a conocer que sobre la carretera estatal Otongo-Tepehuacan se marcó el alto al conductor de una camioneta pickup, quien no respetó los semáforos.
La persona mostró un permiso de carga que no correspondía al combustible y también estaba fuera de vigencia, ambos casos se encuentran en investigación.

(V.periódico El Universal en línea del 28 de noviembre de 2011).

Los militares que transitaban por una brecha de la cabecera municipal de Tototlán, ubicada en la Región Ciénega de Jalisco, localizaron 2 tanques con 8,500 litros de gasolina, mismos que presuntamente fueron robados de algún ducto de Petróleos Mexicanos. En ese punto, no fue sorprendida ninguna persona.

(V.pág.8-B del periódico El Informador del 21 de noviembre de 2011).

El coordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo en el Senado de la República, Ricardo Monreal busca que la cámara alta cite a comparecer a los titulares de la Procuraduría General de la República, Marisela Morales, y de Energía, Jordy Herrera, para que informen sobre las tomas clandestinas de Gas LP.
En un punto de acuerdo que se debatirá hoy miércoles en la sesión del Senado, Monreal busca que la cámara alta se entreviste con ambos funcionarios también para que se avance en la averiguación de los responsables.
Además de conocer las pérdidas que han dejado los robos de Gas LP debido a la instalación de tomas clandestinas.
El ex gobernador de Zacatecas reveló que las tomas clandestinas son uno de los grandes problemas que enfrenta Petróleos Mexicanos, pues de acuerdo con la información recabada en los últimos años, éstas han aumentado de forma considerable causando cuantiosas pérdidas para la empresa y dañando de manera preocupante la infraestructura que recorre varios estados de la república.
Reveló que durante 2010 se detectaron 710 tomas clandestinas, 10 de ellas de gas LP, mientras que en lo que va del año han sido ubicadas 200 tomas, 13 correspondientes a gas licuado de petróleo.
El gas es extraído de manera ilegal en tomas clandestinas y provoca la perdida de 17 millones de dólares mensuales, que la paraestatal califica como merma.
El hurto, que representa la desaparición de 20,000 toneladas de gas, afecta en gran medida los ingresos obtenidos por esta fuente de energía, ya que anualmente las ganancias de estos delincuentes ascienden a 204 millones de dólares -un total, dependiendo el tipo de cambio, de 2,652 millones de pesos- , dinero que puede ser invertido en la exploración y en la construcción de refinerías que tanta falta hacen para disminuir en gran medida la importación a costos altos de combustibles.
Sin embargo, a la fecha no se hace nada, la situación no se ha podido aclarar, la PGR sigue en la averiguación e integración del expediente y determinar si existe delito.

(V.periódico El Universal en línea del 26 de octubre de 2011).

La reforma que sanciona hasta con 18 años de prisión [a quien robe] hidrocarburos y que lo tipifica como como delincuencia organizada forma parte de la estrategia del estado mexicano para combatir el funcionamiento y las operaciones del crimen organizado.
Las sanciones para castigar el robo a ductos de Petróleos Mexicanos, son resultado de reformas a diversas disposiciones del Código Federal Penal, del Código Federal de Procedimientos Penales y de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.
También será delito la sustracción o aprovechamiento ilegal de equipos o instalaciones de Petróleos Mexicanos, sus organismos subsidiarios o empresas filiales.
El presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, Humberto Benítez Treviño, dijo que el robo de combustible asciende a 7'791,000 litros, lo que representa una pérdida de 1,300 millones de pesos al mes y 43.5 millones de pesos al día.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 25 de octubre de 2011).

Las terminales de carga de gas LP de Tepeji del Río, en Hidalgo, Abasolo, en Guanajuato y Zapopan, en Jalisco, no cuentan con el energético para surtir a las empresas distribuidoras, por lo que a partir de ahora escaseará este energético en la zona centro y occidente del país, según un comunicado emitido por empresarios del estado.
Ante la fuga ocasionada por una toma clandestina el viernes pasado en el municipio de Tepeji del Río, el Ejército acordonó el área para evitar una explosión y comenzaron a realizarse las labores de reparación.
Sin embargo, hasta ayer todavía no se había resuelto el problema.

(V.pág.15-A del periódico El Informador del 11 de octubre de 2011).

Armas de fuego, gasolina robada, y vehículos asegurados fue el resultado de un operativo en el municipio de La Barca, en la región Ciénega del estado. Soldados de la XXI Zona Militar, destacamentados en el Estado de Michoacán, aseguraron una bodega donde estaban automotores de dudosa procedencia y al menos 120,000 litros de gasolina. La bodega tiene unos 9,000 metros cuadrados y un almacén de una hectárea, sin techar. Los militares acudieron a dicha bodega por denuncias anónimas debido a la presencia de gente armada; la cual está ubicada sobre la carretera que conduce de Guadalajara a Zamora a la altura del kilómetro 79, donde se encuentra una planta tratadora de aguas residuales.

(V.pág.7-B del periódico El Informador del 27 de agosto de 2011).

El robo de hidrocarburos es un delito que registra una tendencia alcista en los últimos años a nivel nacional. Tan sólo en Jalisco, de enero a junio de este año se han abierto 20 averiguaciones previas por este delito, el cual se encuentra en aumento desde 2005, principalmente en Tala, Guadalajara y Tlajomulco.
La Procuraduría General de la República reconoce que en años anteriores, el número de averiguaciones previas era mucho menor. Y es que en Jalisco, en 2005 se integraron 5, en 2006 aumentó a 7 y en 2007 sólo 3. Sin embargo, este delito registró unnotable incremento en la entidad a partir de 2008, pues en ese año se levantaron 10 averiguaciones previas, mientras en 2009 la cifra llegó a 12 y el año pasado fueron 19.
En contraste, la cifra de detenidos es mucho menor al número de las averiguaciones previas: sólo 2 aprehendidos en 2005, ninguno en 2006, 2 en 2007, 4 en 2008, 15 en 2009 y 8 el año pasado.En lo que va del presente año solamente se han detenido 2 personas.
Llegan con camionetas, tractocamiones y hasta pipas. Operan a plena luz del día o de noche. Perforan ductos de Petróleos Mexicanos, colocan artefactos, conectan mangueras y llenan contenedores una y otra vez. A veces los sorprenden policías y son capturados. Organizados en redes, los grupos que roban hidrocarburos no sólo cometen diversos delitos al instalar tomas clandestinas, también, por las posibles fugas o incendios, ponen en riesgo sus vidas y las de quienes radican en comunidades cercanas a las instalaciones.
En Jalisco, la Procuraduría General de la República ha iniciado 77 averiguaciones previas en torno al robo de hidrocarburos en el periodo que va de 2005 a junio del presente año. Por su presunta responsabilidad, han sido detenidas 35 personas. Se les acusa de robar, sobre todo, gasolina y diesel.
Las "ordeñas" de ductos descubiertas por las corporaciones policiacas o el propio equipo de seguridad de Pemex, se realizan sobre todo en 2 regiones jaliscienses: Valles y Los Altos.
De los municipios donde la PGR ha abierto averiguaciones previas por este delito destacan 3: Tala, con 17; Guadalajara, con 12, y Tlajomulco, con 11.
Sobresalen también las tomas clandestinas descubiertas cerca de carreteras, por donde corren los ductos. Es el caso de la carretera que va de la refinería de Salamanca a la zona metropolitana de Guadalajara, donde los saqueadores se apersonan con sus vehículos, escarban hasta hallar el ducto y extraen el combustible.
El robo de los hidrocarburos aumentó sustancialmente en el país. Pemex estimó que de enero a abril de 2011 el volumen de combustible sustraído ilegalmente a través de tomas clandestinas en el sistema nacional de transporte por ductos ascendió a 969,120 barriles.
Dicho volumen es 49% mayor respecto al mismo periodo de 2010, cuando ascendió a 648,257 barriles.
El incremento en las tomas clandestinas y en el volumen estimado de robos observados, se debe a que los sistemas de ductos "están tomados prácticamente por bandas del crimen organizado, asociadas a grupos fuertemente armados", alertó la paraestatal.
El propio director general de Pemex, Juan José Suárez Coppel, reveló en junio pasado que de enero a abril de este año la pérdida de producto por el robo de hidrocarburos ascendió a 3,000 millones de pesos.
El saqueo a nivel nacional equivale a 20,000 barriles diarios. O, con otro referente, a 100 auto tanques diarios de producto robado.
Delito grave que daña el patrimonio de Pemex, y por lo tanto de la nación, el robo de productos derivados del petróleo, como lo ha indicado el titular de la Secretaría de Energía, José Antonio Meade, ha venido creciendo en los últimos años.
"Las organizaciones criminales que participan en este delito han crecido en su sofisticación; se han organizado mejor; se han ejecutado o se ejecuta este robo empleando tecnología muchas veces de última generación".
De enero a mayo de este año, Pemex identificó en todo el país y clausuró 494 tomas clandestinas, 347 de las cuales se localizaron en poliductos y 115 en oleoductos a cargo de Pemex Refinación, 7 en ductos de Pemex Exploración y Producción, y 25 en líneas de Pemex Gas y Petroquímica Básica.
Además, se consignó a 29 personas que fueron encontradas en flagrancia; de ese número, 2 fueron capturados en Jalisco.
El robo de combustible a Pemex mediante tomas clandestinas representa pérdidas por 15 millones de pesos mensuales, además de los daños que se generan a las instalaciones, al medio ambiente y a las personas.
Lo más grave es que la paraestatal ni siquiera sabe con certeza cuánto pierde por este delito, pues el volumen de combustible que maneja es tan grande y tan elevados los márgenes de merma considerados, que es difícil precisar si existe alguna toma clandestina, aunque se estima que cada 3 días se pone una a lo largo de los 8,500 kilómetros de poliductos.

Pemex invita a los ciudadanos a denunciar de manera anónima los robos de hidrocarburos. Se puede llamar a los números gratuitos 01800-228-9660 y 01800-062-0779, o escribir al correo electrónico vigilante@pemex.com.

A pesar de las posibles sanciones, los delincuentes continúan el saqueo. No los detiene la posibilidad de ser acusados de los delitos de sustracción de hidrocarburos, daño en propiedad, alteración a instalaciones de la industria petrolera o hasta delincuencia organizada, entre otros.
Tampoco los intimidan las posibles penalidades a que pueden ser condenados.
Los grupos que sustraen ilegalmente combustibles de los ductos de Pemex suelen formar parte de redes. Un ejemplo ocurrió en Jalisco el año pasado. El hilo que permitió jalar la madeja se descubrió cuando las autoridades capturaron el 9 de junio de 2010 a 7 personas acusadas de robar 90,000 litros de gasolina.
Los 7 detenidos llenaban un tractocamión con capacidad para 30,000 litros de combustible. A pocos metros de la toma clandestina se hallaban enterrados 3 tanques con 20,000 litros de gasolina cada uno.
La investigación condujo después a la captura en Monterrey, Nuevo León, de Francisco Guízar Pavón, conocido como "El rey de las gasolinas", a quien se le acusa de "ordeñar" ductos desde hace 20 años, como informó la Secretaría de Seguridad Pública federal.
La paraestatal apuntó que los proyectos de monitoreo, supervisión y medición del producto que se distribuye en las estaciones de servicio y se expende a los clientes: Laboratorios Móviles, Control Volumétrico de Estaciones de Servicio, Sistema Integral de Monitoreo y Control de Terminales, Sistema de Rastreo Satelital de Autotanques y Circuito Cerrado de Televisión, "han permanecido operando para acabar con la ocurrencia de actividades ilícitas al interior" de la empresa.
Para enfrentar el robo de combustible, la empresa federal realiza auditorías técnico operativas en diferentes centros de trabajo, para detectar posibles áreas de vulnerabilidad y control de la correcta aplicación de los procedimientos operativos, de medición y de manejo de productos.
Para impedir este tipo de hechos delictivos, Pemex anunció que fortaleció la vigilancia en su Red Nacional de Ductos, con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, la PGR, la Secretaría de Marina-Armada de México y la Policía Federal. Este hecho ha permitido incrementar la detección de tomas clandestinas, además de evitar los riesgos que este tipo de acciones ocasionan a la población.

(V.primera plana y pág.4-B del periódico El Informador del 13 de agosto de 2011).

Durante el primer semestre de 2011, le fueron sustraídos de manera ilegal a Pemex -mediante tomas clandestinas- poco más de 969,000 barriles de petróleo crudo y otros petrolíferos.

(V.pág.23-A del periódico El Informador del 18 de julio de 2011).

Personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos detectó 2 tomas clandestinas en sus ductos que atraviesan por municipios del sur de Veracruz.
La paraestatal reportó que las 2 tomas clandestinas herméticas fueron encontradas en el poliducto de 12 pulgadas Minatitlán-México, a la altura del municipio de Juan Rodríguez Clara.
En el lugar se localizaron diversos implementos para la conexión ilícita, como niples, válvulas, mangueras de alta presión, conectores metálicos y reductores.

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 12 de julio de 2011).

Elementos de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos detectaron una toma clandestina hermética en el poliducto 12 pulgadas Minatitlán-México, ubicado en el poblado de Nopalapan, municipio de Juan Rodríguez Clara, Veracruz.
Personal técnico especializado de Ductos Sector Mendoza de Pemex Refinación realizará los trabajos necesarios para clausura de la toma para impedir con ello el robo de combustible, informó la paraestatal.

(V.periódico El Universal en línea del 1o.de julio de 2011).

En 2 acciones distintas, la Policía Federal aseguró 1'562,500 litros de hidrocarburo sustraído de manera ilegal en los estados de Puebla y Tabasco."
De acuerdo con la corporación, este aseguramiento es el "más grande" realizado por las autoridades federales.
La dependencia informó que el primer decomiso se llevó a cabo en Huejotzingo, Puebla, donde elementos de la Policía Federal tuvieron conocimiento que en ese municipio se encontraba una empresa en la que se almacenaba y comercializaba hidrocarburo de manera ilegal.
Así se aseguró un total de 1'508,000 litros de combustible, los cuales fueron trasladados a las instalaciones de Petróleos Mexicanos en el estado de Hidalgo.
En otra acción distinta, en las inmediaciones de la ciudad de Villahermosa, Tabasco, un grupo de personas realizaba la compra-venta ilegal de hidrocarburo.
Los policías federales se trasladaron a la Ranchería Lázaro Cárdenas donde localizaron un tractocamión acoplado a 2 semirremolques tipo pipa de los cuales 2 personas por medio de una manguera conectada a diversas garrafas extraían combustible de manera ilegal.
Los elementos federales solicitaron a estas personas la documentación correspondiente y revisaron la seguridad de los tanques percatándose que los sellos expedidos por Petróleos Mexicanos estaban rotos.
Ante la flagrancia de un delito de manera fueron detenidos quienes se identificaron como Juan Antonio Romero Santos, chofer del camión y Francisco Magaña León, conductor de la camioneta Dodge Durango, por lo que junto con los vehículos y las garrafas fueron trasladados a las instalaciones de la Policía Federal para realizar una inspección.
En presencia del agente del Ministerio Público de la Federación y al verificar el contenido de las pipas, mismo que arrojó un total 54,500 litros de combustible al parecer gasolina.

(V.periódico El Universal en línea del 23 de junio de 2011).

En los primeros 4 meses de 2011, Pemex perdió 3,000 mdp por robo de combustibles, un poco más de lo hurtado en todo 2010, informó Suárez Coppel.

(V.periódico Mural en línea del 16 de junio de 2011).

La resolución del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos indicó que Petróleos Mexicanos tendrá que hacer una nueva búsqueda y rendición de cuentas sobre el número de empleados despedidos por participar o facilitar el robo de hidrocarburos, desglosado por año, de 2000 a 2010.
En un comunicado, el IFAI destacó que el Comité de Información de Pemex había confirmado la inexistencia de la información solicitada, después de buscar en los archivos de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física, así como en los archivos de trámite, concentración y en los sistemas institucionales de la Subdirección de Recursos Humanos y Relaciones Laborales.
Inconforme con la respuesta, el solicitante interpuso un recurso de revisión con base en las declaraciones del director general de la paraestatal, Juan José Suárez, que fueron publicadas en distintos medios de comunicación destacando que 75 empleados estaban sujetos a investigación por el robo de hidrocarburos, de los cuales, 44 fueron separados de sus cargos.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 23 de mayo de 2011).

Petróleos Mexicanos controló la fuga de gasolina Magna provocada ayer por una toma clandestina en el poliducto de 14 pulgadas Tuxpan-Azcapotzalco, en el municipio de Ecatepec, Estado de México. La paraestatal informó que personal especializado suspendió de inmediato el suministro del combustible para realizar las labores de control.
Personal de la paraestatal detectó abrazaderas en la válvula de seccionamiento utilizadas para poder extraer ilícitamente el combustible, así como tablones que fueron colocados para llegar hasta la toma.

(V.pág.33 del periódico Público del 6 de mayo de 2011).

El volumen de crudo y condensados robados a Petróleos Mexicanos aumentó en 163.7% durante el primer trimestre comparado con el mismo periodo de 2010, informó la paraestatal.
De acuerdo a su reporte trimestral, en el periodo le fueron sustraídos 1'162,000 barriles, cuando en el lapso enero-marzo de 2010 reportó que le fueron sustraídos ilegalmente 441,000 barriles.
Durante el primer trimestre de 2011, Pemex reportó que el número de tomas clandestinas identificadas creció en 264.63% en relación al mismo lapso de 2010. Los estados con mayor incidencia de tomas clandestinas son Sinaloa con 70, Veracruz con 43, Tamaulipas con 28, Estado de México con 26 y Coahuila con 21.
Así, el faltante estimado de producto sustraído ilícitamente durante el primer trimestre de 2011 de los ductos de Pemex asciende a 773,000 barriles, 81.3% mayor que los 144,000 barriles calculados en el mismo periodo de 2010.

(V.pág.14-A del periódico El Informador del 5 de mayo de 2011).

Un hombre murió por la explosión de un camión cisterna en el que presuntamente cargaba combustible robado de Pemex en el Estado de Sinaloa, informó la policía estatal.
"Los primeros indicios indican que, por razones que se desconocen, explotó la 'pipa' y la persona que estaba maniobrando más cerca fue la que murió", explicó un funcionario de la Secretaría de Seguridad Pública de Sinaloa.

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 17 de abril de 2011).

Elementos de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos localizaron una toma clandestina hermética en el poliducto de 14 pulgadas del derecho de vía Tula-Salamanca, a la altura del poblado El Potrero de San Juan, ejido de Cazaderos, municipio de San Juan del Río, Querétaro.

(V.periódico El Universal en línea del 15 de abril de 2011).

Elementos de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos, bomberos y el Ejército mantienen acordonada un zona despoblada de la comunidad de Ixcuincuitlapilco en San Agustín Tlaxiaca, por una fuga de gasolina ocasionada por una toma clandestina.
El incidente fue reportado a las autoridades hasta las 15:00 horas; sin embargo, se cree que la fuga llevaba varias horas, señaló el director del Sistema Estatal de Protección Civil, Miguel García Conde.
Explicó que se desconoce cuánto combustible se ha derramado ya que continúan los trabajos de control. "Se está realizando un dique para desviar el combustible hacía una parcela. No hay riesgo debido a que la población se ubica como a 40 minutos", acotó.
Dijo que pese a las altas temperaturas no existe peligro ya que el ducto fue cerrado para poder realizar los trabajos de control.
Por Hidalgo atraviesan más de 900 kilómetros de ductos, en más de 20 municipios por lo que en reiteradas veces se ha pedido a Pemex mayor control.

(V.periódico El Universal en línea del 25 de marzo de 2011).

El director general de Petróleos Mexicanos, Juan José Suárez Coppel, dio conocer que el número de tomas clandestinas para robar a la paraestatal, se duplicó en los últimos años, y que esto ya representa pérdidas de hasta 3,000 millones de pesos.
"Si bien, esta es una caída de casi 50% de robo contra lo registrado el año pasado (2009), es muy importante decir que el incremento fue de casi el doble en el número de tomas clandestinas en 2010", dijo Suárez Coppel.
Explicó que en 2010 hubo 710 tomas ilícitas, de las cuales, 57 era para extraer gas licuado de petróleo.
Este año, agregó el funcionario, se han detectado por lo menos 200 tomas clandestinas, de las cuales 13 eran de gas LP.
En conferencia de prensa, el directivo de Pemex informó que el pasado 15 de marzo se detuvo a 18 personas que poseían 153,000 litros de gas LP almacenados en 7 pipas, y que habían robado de la paraestatal.
El hidrocarburo, de acuerdo con las investigaciones, lo obtuvieron mediante 2 tomas clandestinas que conectaban con un ducto propiedad de Pemex.
Luis Cárdenas Palomino, jefe de la división de seguridad regional de la Policía Federal, precisó que los 18 detenidos formaban parte de una banda delictiva encabezada por Raúl Osorno Bautista, de 36 años de edad, quien fue detenido durante el operativo.

(V.periódico El Universal en línea del 17 de marzo de 2011).

Un apoderado legal de la paraestatal Petróleos Mexicanos denunció ante el agente del Ministerio Público de la Federación sobre una toma clandestina en Nextlapa, Estado de México.

(V.periódico El Universal en línea del 26 de febrero de 2011).

Una toma clandestina provocó un escurrimiento de hidrocarburo en el oleoducto de 30 pulgadas de diámetro ubicado en el ejido Punta Valiente, municipio de Alvarado, Ver.
De acuerdo con un comunicado de Petróleos Mexicanos, elementos de Seguridad Física detectaron la toma en el oleoducto Nuevo Teapa-Poza Rica, a la altura del kilómetro 178+950 metros.
Al lugar de los hechos arribó personal técnico del Sector Ductos Veracruz de Pemex Refinación, que custodiado por elementos del Ejército Mexicano procedió a realizar los trabajos de soldadura en el ducto dañado.
En el sitio se encontraron 3 costales rellenos de tierra impregnada de producto, niples y válvulas.
Además, en el oleoducto de 24 pulgadas Nuevo Teapa-Cadereytra, en el kilómetro 177+630 metros, a 15 metros de distancia del primero, se estaba colocando para instalar otra toma clandestina.

(V.Notimex del 17 de febrero de 2011).

Técnicos del Sector Ductos de Petróleos Mexicanos Refinación atendieron una fuga de diesel provocada por una toma clandestina en el poliducto de 10 pulgadas Rosarito-Mexicali, en el kilómetro 8, en el municipio de Rosarito, Baja California.
En un boletín, la paraestatal informó que la fuga se suscitó en un sitio despoblado, próximo a la colonia Plan Libertador, donde no existen cuerpos de agua cercanos.
El área jurídica de Pemex tomó conocimiento de los hechos y realizó la denuncia respectiva ante el Ministerio Público Federal, para efectuar las averiguaciones correspondientes y deslindar responsabilidades.
A fin de recibir denuncias anónimas de estos hechos, Pemex puso a disposición el número de teléfono gratuito: 01 800 228 96 60.

(V.resumen informativo de Notisistema del 9 de febrero de 2011).

Tres sujetos, 2 de ellos policías de Amozoc, fueron aprehendidos por participar en la ordeña de combustible en ductos de Petróleos Mexicanos.
En el transcurso de la mañana de este viernes, elementos del Ejército Mexicano, Petróleos Mexicanos y de la Procuraduría General de la República, detectaron una toma clandestina en el ejido de San Salvador Chapapa, perteneciente a San Miguel Espejo del municipio de Amozoc en Puebla.
La Secretaría de Seguridad Pública estatal halló en la zona un camión tipo troton, marca Kenworth con placas de circulación XN-74551, proveniente de Veracruz. La unidad -con capacidad para 23,000 litros- se encontraba cargada de combustible y en el lugar además había un recipiente con el que presumiblemente se habría extraído el líquido de manera ilegal.
En atención a un reporte ciudadano, en la carretera federal a San Miguel Espejo justo atrás del corredor industrial del municipio de Amozoc, se detuvo el camión junto con una patrulla de la Policía Municipal.
El reporte preliminar sostiene que los policías se encontraban resguardando la unidad para lograr el robo de combustible.
Los sujetos arrestados son Ofelio Valdés Cano, de 28 años, y José Felipe Torres García, de 42, ambos policías municipales de Amozoc que circulaban en la patrulla P 001, así como Noé Serrano Soledad, de 25 años, quien tenía uniforme de policía pero en realidad no lo es.

(V.resumen informativo de Notisistema del 4 de febrero de 2011).

La Secretaría de la Función Pública comprobó que funcionarios de Pemex Refinación manipularon procesos de licitación para contratar con sobreprecio el arrendamiento de cuatro buques tanque por 5 años.
Tras una investigación que incluyó la auditoría a los dos contratos que se adjudicaron a la arrendadora Ocean Mexicana y a Transportación Marítima Mexicana, se determinó que la paraestatal pagó un sobreprecio de 23.5 millones de dólares en total por la renta de los barcos.
Ante ello, la SFP decidió destituir e inhabilitar a 14 servidores públicos de la Gerencia de Operaciones Marítimas y la Gerencia de Administración de Pemex-Refinación.
"Se presume que la licitación fue manipulada y las empresas participantes se coludieron para obtener los contratos", indicó la SFP en un comunicado.
8 de los funcionarios deberán pagar una multa de 500'913,000 de pesos; 2, de 355 millones de pesos; uno, de 145 millones de pesos; y 3 más de 90'415,000 pesos.
Ocean Mexicana fue creada durante el sexenio de Vicente Fox por Antonio Juan Marcos Issa, ex coordinador de asesores del ex director de Pemex, Raúl Muñoz Leos.

Personal de Operaciones Marítimas que avaló estudios de costo-beneficio deficientes y tendenciosos:

· Jorge Basualto
gerente de Operación y Mantenimiento Marítimo
$500,912,730.06
· Mario Magallón Cruz
subgerente de Tráfico Marítimo y Fletamento
$500,912,730.06
· Gilberto de Hoyos Peña
jefe de la Unidad de Control de Gestión.
$354,918,409
· Hugo Alfonso Zermeño Díaz
superintendente General de Análisis de Fletamentos.
$500,912,730.06
· Alejandro Dorantes Valderrama
superintendente General de Tráfico Marítimo
$500,912,730.06
· Carlos Alberto Martínez
Superintendente General de Evaluación.
$500,912,730.06
· Antonio González Martínez
encargado del Despacho de la Unidad de Control de Gestión.
$145,994,323.06
· José Luis Ortiz Ochoa
gerente de Coordinación de Operaciones.
$354,918,409.00
· Augusto Guillermo Acosta
superintendente General de Evaluación de Operación Marítima.
$500,912,730.06
· Cruz Jaime Olvera Rico
subgerente de Operaciones Marítimas.
$500,912,730.0611
· Francisco Guillermo Cuneo Pérez
superintendente General de Evaluación de Operación Marítima
$500,912,730.06

Personal de la Gerencia de Administración sancionado por autorizar el pago de propuestas:

· Guillermo González Lozano
gerente de Recursos Materiales
$90,413,190.32
· Edith Eugenia Blancas García
subgerente de Contratación para Producción y Embarcaciones Marítimas
$90,413,190.32
· Juan Antonio Zapata Muñoz
superintendente de Compras.
$90,413,190.32

(V.pág.2 del periódico Mural del 27 de enero de 2011).

Personal de la Policía Federal se enfrentó en Michoacán contra una presunta célula de "La Familia Michoacana" que custodiaba un predio donde se identificó una toma clandestina usada para el robo de combustible; se detuvo a dos agresores a quienes se les aseguró un arsenal. La Secretaría de Seguridad Pública federal informó que el hallazgo se realizó el pasado viernes, gracias al seguimiento a reportes de inteligencia.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 23 de enero de 2011).

El gobierno mexicano reconoció hoy que el pasado año la toma clandestina de los ductos de la empresa estatal Petróleos Mexicanos se incrementó en un 61%, aunque el robo de hidrocarburos disminuyó de los 3 millones a 1'700,000 barriles.
La toma clandestina de ductos se situó el pasado año en 712 frente a los 462 de 2009.
69% de las tomas clandestinas se concentraron en sólo 6 entidades federativas: Veracruz, Sinaloa, Estado de México, Tamaulipas, Nuevo León y Puebla.
Actualmente el robo de combustibles representa el 0.4% del total de la producción de Pemex y el 0.8% del total de ventas de la empresa estatal.
Durante el año pasado las autoridades mexicanas desarticularon 3 organizaciones criminales dedicadas al robo de combustibles y a las que confiscaron 2,500 millones de pesos (unos 208 millones de dólares).
Las tomas clandestinas que se han logrado detectar y cancelar son herméticas ya que el 94% no tenía riesgo de fuga.
El Servicio de Administración Tributaria, realizó en 2010 auditorías a 41 estaciones de servicio y ejerció acción penal en 2 de esos casos por la venta de combustibles robados.
En México existe una red formada por 13,000 kilómetros de oleductos dedicados a la transportación de crudo; unos 8,300 kilómetros para transportar hidrocarburos refinados como gasolina y diesel y otros 17,000 kilómetros para gas natural y gas LP.

(V.Agencia Efe del 13 de enero de 2011).

Encargado por la organización criminal de "Los Zetas" de supervisar el robo de combustible a Petróleos Mexicanos, efectuar secuestros y vigilar la venta de droga al menudeo en diversos municipios de Veracruz, Orlando Hernández Aguirre, "El Barrabás", fue detenido por elementos de la Policía Federal cuando transitaba por calles de Boca del Río, en la citada entidad.

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 8 de enero de 2011).

La Policía Federal detuvo en el municipio de Villa de Ayala, Morelos, a dos hombres cuando realizaban una operación de compra-venta de combustible robado a Petróleos Mexicanos en San Martín Texmelucan, Puebla.
A los 2 detenidos, Ubaldo Nau López Díaz, de 26 años, y José Luis Olvera Lara, de 39 años, se les investiga también para determinar si tuvieron alguna participación en los hechos que produjeron la reciente explosión en ductos de la paraestatal en el municipio poblano y que ocasionó más de 25 muertos, decenas de heridos y millonarias pérdidas económicas.
De acuerdo con informes de la corporación policiaca, López Díaz y Olvera Lara revelaron que el combustible provenía de San Martín Texmelucan, Puebla, y éste estaba destinado a ser vendido en las rancherías de Morelos.
A los detenidos se les decomisó 715 litros de diesel y 247 litros de gasolina.

(V.periódico El Universal en línea del 7 de enero de 2011).

Petróleos Mexicanos anunció la separación de su cargo de 45 funcionarios, a casi 3 semanas de la explosión registrada en uno de sus ductos de San Martín Texmelucan, en Puebla.
De acuerdo con reportes de radio, el personal destituido es investigado por las autoridades ministeriales, ante la posibilidad de que estén cooperando con delincuentes en el robo del combustible.

(V.periódico El Universal en línea del 5 de enero de 2011).

Tras la recepción de un llamado anónimo a la cabina de radio de la Unidad Municipal de Protección Civil de Tlajomulco de Zúñiga, rescatistas de la corporación dieron cuenta de un ducto de combustible de Petróleos Mexicanos que estaba siendo "ordeñado" de forma clandestina.
De esta forma, los elementos se trasladaron a la carretera San Sebastián-Santa Fe, y al llegar a la altura de Hospital Regional del IMSS corroboraron que una pipa dañada y sin matrículas se hallaba ahí. El carguero estaba completamente lleno de diesel, por lo que la autoridad municipal turnó el dato a Seguridad Pública y a la propia paraestatal.
Ahora, la empresa paraestatal terminará de investigar la "ordeña", pues se trata de un delito de orden federal en el cual no hubo detenidos.

(V.periódico El Informador en línea del 30 de diciembre de 2010).

Por 2 casos diferentes, la Procuraduría General de la República inició igual número de investigaciones sobre el robo de combustibles a los ductos de Petróleos Mexicanos, hurtos ocurridos en los municipios de Lagos de Moreno y Ameca.
En el primer caso, fue consignada una pareja originaria del Estado de Guanajuato, por un agente del Ministerio Público de la Federación ante un juez, por el robo de gasolina.
El fiscal federal ejerció acción penal en contra de Adriana Rodríguez Buendía, de 24 años de edad, vecina de la comunidad Los Sauces, ubicada sobre en la carretera León-Silao, y de Miguel Ángel Guerrero, de 31 años, originario de Silao, Guanajuato, por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de daño en propiedad ajena y robo de hidrocarburo.
Los hechos ocurrieron cuando elementos de la Policía Municipal de Lagos de Moreno, recibieron una denuncia anónima en la que señalaban que en una brecha que conduce a la comunidad de "Las Cruces", a la altura del kilómetro 108 de la carretera Guadalajara-León, se encontraba la pareja sustrayendo el combustible.
Por lo anterior, los elementos se trasladaron a dicho lugar donde detuvieron a la pareja sustrayendo el combustible ilícitamente de un poliducto, el pasado domingo 26 del presente mes, aproximadamente a las 22:30 horas.
En el lugar, se aseguró una camioneta con placas de circulación GJ-81-598, del Estado de Guanajuato, conteniendo cuatro contenedores con 1,083 litros de gasolina, además de una manguera conectada al poliducto de alta presión de Pemex que terminaba en los contenedores del vehículo.
En el segundo caso, elementos de la Dirección de Seguridad Pública de Ameca acudieron a un predio denominado "San Francisco", ubicado sobre el kilómetro 8 de la carretera Guadalajara-Ameca, debido a que recibieron una denuncia anónima en la que manifestaban el robo de gasolina.
En el lugar, policías municipales aseguraron una camioneta con placas de circulación JH-60-654, la cual tenía en su caja de carga dos contenedores con 23 litros de gasolina, 2 polines, tuvo galvanizado; además se aseguró una manguera conectada al poliducto de alta presión de Petróleos Mexicanos y una válvula, utensilios que eran utilizados para el robo de hidrocarburos. Sin embargo, no hubo personas detenidas.

(V.pág.6-B del periódico El Informador en línea del 30 de diciembre de 2010).

Petróleos Mexicanos informó que a las 07:10 horas quedó controlada la fuga de gasolina provocada por una toma clandestina que se suscitó esta madrugada de viernes en el poliducto de 18 pulgadas de diámetro Poza Rica-Azcapotzalco, a la altura del kilómetro 120 de la carretera Apizaco-Tejojotal, en el municipio de Ahuazotepec, Puebla.
Personal del sector Ductos de Pemex procedió de inmediato al cierre de las válvulas para que se dejara de emanar el hidrocarburo, a la vez de que se colocaron barreras oleofílicas, a fin de impedir su propagación.
En estos momentos, se trabaja en la recuperación del producto y en la reparación del ducto, y posteriormente se efectuarán las labores de limpieza y rehabilitación del terreno.
El comunicado de la paraestatal señala que el área jurídica procederá a la levantar la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público a fin de deslindar responsabilidades.

(V.periódico El Universal en línea del 24 de diciembre de 2010).

El director general de Petróleos Mexicanos, Juan José Suárez Coppel, afirmó que la causa de la explosión del ducto en San Martín Texmelucan, ocurrida el pasado domingo, fue una fuga ocasionada por una toma clandestina.
Agregó que en el sitio donde se originó el derrame del producto se encontró una zanja de 2 por 2 metros y hecha a mano.
Subrayó que dicha zanja no se hace sola y es una toma clandestina, y expresó: 'Pedimos el apoyo de la ciudadanía para encontrar a los responsables, ya que estas tomas clandestinas son un riesgo total'.
Señaló que la zanja localizada en el punto donde se originó la fuga fue hecha a mano y que el ducto tenía una toma clandestina, por lo que la Procuraduría General de la República desde el primer día realizó peritajes.
Refirió que el oleoducto donde ocurrió la explosión tiene un registro de 103 tomas clandestinas en el presente año y el combustible es usado para sustituir combustóleo para la quema de ladrillos.
Destacó que se requieren sanciones más altas y por tanto un cambio a la ley para combatir el robo de combustible.

(V.periódico El Informador en línea del 22 de diciembre de 2010).

El día después de las explosiones en ductos de Pemex en San Martín Texmelucan, Puebla, que dejaron destrucción y 29 muertos, según el último conteo oficial, la coordinadora general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Laura Gurza, afirmó que en la zona donde ocurrió el siniestro ya se habían detectado más de 60 tomas clandestinas.
Si embargo, el titular de Petróleos Mexicanos, Juan José Suárez Coppel, insistió en su hipótesis del accidente: "No podemos desechar que sea un problema en el ducto" y no de una toma clandestina, pero confirmó el señalamiento de Protección Civil, en el sentido de la existencia de fugas provocadas.
Las declaraciones contrastan con lo que dijo el domingo el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla, Rodolfo Igor Archundia Sierra, quien aclaró que nunca antes se habían recibido denuncias de "ordeña" de combustible.
La Procuraduría General de la República tiene documentada la participación de un número indeterminado de empleados de Pemex como cómplices y parte de la red de corrupción que utilizan para el robo de combustible, tanto el cártel del Golfo como "Los Zetas".
Será hasta dentro de 3 meses cuando se determinen las causas del estallido, informó anoche Pemex.

(V.primera plana del periódico El Informador del 21 de diciembre de 2010).

Si tan abundantes han sido las denuncias y las admisiones de que los combustibles nacionales son robados directamente de los ductos, también se reconoce que para estas "ordeñas" es indispensable el conocimiento de técnicos educados en Pemex.
¿Cuándo castigarán la corrupción de Pemex que propicia el robo en sus ductos?

Jorge O.Navarro
(v.pág.2-A del periódico El Informador del 21 de diciembre de 2010).

Explosiones aún de origen desconocido en 2 oleoductos de Petróleos Mexicanos en San Martín Texmelucan, Puebla, dejaron el saldo de al menos 28 muertos y 52 heridos.
Una de las hipótesis sobre los estallidos refiere a una posible fuga, debido a daños en instalaciones, señaló la Procuraduría General de Justicia del Estado, por lo que exige a la paraestatal aclarar las causas de siniestro.
El procurador de Puebla, Rodolfo Igor Archundia Sierra, señaló que nunca antes habían recibido denuncias de "ordeña" de combustible, aunque la Procuraduría General de la República investiga el hurto de hidrocarburos.
La versión de secretario de Gobernación estatal, Valentín Meneses, es que el estallido ocurrió a las 05:30 horas, cuando un grupo de delincuentes pretendía extraer crudo de manera ilegal. "Se les salió de control por el alto grado de fuerza con la que sale el combustible". Meneses agregó: "Diversas calles se empezaron a inundar de combustible, vino un chispazo y eran ríos de fuego lo que veíamos en las calles".
Desde Rosarito, Baja California, hasta el Sur de Chiapas, Petróleos Mexicanos se enfrenta a la instalación de tomas clandestinas en los ductos y oleoductos, secuestro de carros-tanque, asalto de pipas, extracción ilegal de materiales y equipo, todo con el fin de robar gasolinas y diesel, petróleo, petroquímicos, condensados y gas.
Un informe de la Gerencia de Seguridad Física de la paraestatal revela que el crimen organizado utiliza las mismas rutas de distribución que Pemex para vender el combustible que sustrae de los ductos, terminales de refinamiento y hasta refinerías.
El documento refiere que también existen operaciones ilegales en las terminales de Salinas Cruz, Oaxaca, y Tuxpan, Veracruz, de donde salen los productos que abastecen todas las terminales portuarias del litoral del Pacífico e incluso para exportación hacia Estados Unidos, así como las zonas del norte de Puebla y Veracruz, y Centro y Altiplano (Bajío).
Incluso en junio pasado Pemex interpuso una demanda ante la Corte Federal de Distrito de Houston, Texas, para frenar la compra de condensado de parte de compañías norteamericanas y que es robado por grupos delictivos en México.
De acuerdo con cifras oficiales, el daño patrimonial para el país derivado de la ordeña de ductos se calcula en más de 30,000 millones de pesos anuales. El Senado aprobó una reforma para castigar por primera vez a quienes dañen la industria petrolera con el robo, transportación o posesión ilícita de combustible, con penas que oscilan de 6 meses a 10 años de prisión.
Durante la negociación de este dictamen en la cámara alta -que aún tiene que ser ratificado por la Cámara de Diputados para entrar en vigor- Petróleos Mexicanos informó a los legisladores que en 2009 detectó 462 tomas clandestinas en oleoductos, y hasta el 8 de marzo de este año, sólo 122.
Se sancionará con una pena de 6 meses a 2 años de prisión y 500,000 días de multa a quien resguarde de manera ilícita petróleo crudo o hidrocarburos refinados, procesados o derivados en una cantidad menor a 300 litros.
Cuando la cantidad sea mayor a los 300 litros pero menor a 1000, se impondrán de 2 a 4 años de prisión. Y cuando la cantidad sea igual o mayor a mil litros, habrá de 4 a 10 años de prisión y de 1,000 a 12,000 días de multa.
Además, se castigará de 3 a 10 años de prisión a quien altere los instrumentos de medición utilizados para enajenar o suministrar los hidrocarburos refinados, su proceso o sus derivados.

(V.primera plana y pág.6-A del periódico El Informador del 20 de diciembre de 2010).

Después de que el Senado tipificara el robo de hidrocarburos como un delito grave, durante este año se han recibido 1,214 denuncias, de las cuales únicamente han procedido 116.

(V.pág.4 del periódico Público del 10 de diciembre de 2010).

Se especifican sanciones a quienes sustraigan o aprovechen hidrocarburos o sus derivados de los equipos o instalaciones de la industria petrolera, cualquiera que sea su estado físico, o realice cualquier sustracción o alteración de dichos equipos o instalaciones y sus acciones serán consideradas como delincuencia organizada.
Las sanciones así tipificadas alcanzan a quienes posean o resguarden de manera ilícita petróleo crudo o hidrocarburos refinados, procesados y sus derivados, y deja a salvo sólo a pescadores y campesinos que tengan en su poder cantidades menores a 300 litros.
La sanción que corresponda se aumentará cuando se realice en los ductos o instalaciones de la industria petrolera o cuando el responsable sea o haya sido trabajador o servidor público de dicha industria, y se aplicará también a quienes, sin derecho, realicen cualquier sustracción o alteración de equipos o instalaciones del servicio público de energía eléctrica.

(V.periódico Público en línea del 10 de diciembre de 2010).

El Senado aprobó elevar las sanciones contra las personas que sean descubiertas ordeñando los ductos de Petróleos Mexicanos, de tal forma que éstas no puedan alcanzar libertad bajo fianza aún cuando reparen el daño.
Anteriormente, los delincuentes no pisaban la cárcel con tan sólo reparar el daño y pagar una fianza de 5,000 pesos.
La instalación de un sistema para evitar la ordeña de los ductos de Pemex costaría prácticamente lo mismo que construir la nueva refinería en Tula, Hidalgo, alrededor de 800 millones de dólares, calculó el ex director de Pemex Refinación, Bueno Torio.
El saqueo a ductos de Petróleos Mexicanos es cubierto por un manto de impunidad y de ninguna manera México debe acostumbrarse a vivir con ello, señaló la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados.
A su vez, la Comisión Especial de la Región de Cuenca de Burgos lamentó que el estado mexicano haya perdido control de esa zona petrolera, donde el crimen organizado ha sobrepasado al Ejército y los cuerpos policíacos locales y federales.
La Comisión de Energía en San Lázaro espera que Pemex entregue un reporte sobre los casos descubiertos de ordeña a ductos de la propia paraestatal.
El presidente de la Comisión de Energía, el diputado Felipe Cantú del Partido Acción Nacional, dijo que Pemex debe señalar lo sucedido con los delincuentes detenidos.
Petróleos Mexicanos afirma que de 2006 a la fecha ha logrado disminuir "el volumen faltante de crudo, gasolinas y diesel robado mediante la colocación de tomas clandestinas".
"Pemex ha intensificado los operativos de vigilancia en toda la red de ductos en el país, a través del Programa Integral de Combate al Mercado Ilícito de Combustibles, lo que precisamente ha permitido detectar un mayor número de tomas clandestinas. Derivado de ello, el volumen faltante de crudo, gasolinas y diesel robado mediante la colocación de tomas clandestinas, que antes no eran detectadas, ha bajado cada año y de 2006 a la fecha ha disminuido 60%", dijo la empresa paraestatal en una carta.

(V.pág.4-A del periódico El Informador del 3 de agosto de 2010).

En 5 años, el crimen organizado pasó de ser un riesgo focalizado para la industria petrolera mexicana a una amenaza para la seguridad energética nacional que se expande a ritmo acelerado, de acuerdo con cifras e información proporcionadas por Petróleos Mexicanos.
Desde Rosarito, Baja California, hasta el sur de Chiapas, la paraestatal se enfrenta a la instalación de tomas clandestinas en los ductos y oleoductos, secuestro de carros-tanque, asalto de pipas, extracción ilegal de materiales y equipo, todo con el fin de robar gasolinas y diesel, petróleo, petroquímicos y condensados y gas.
El daño patrimonial para el país derivado de la suma de los delitos se calcula en más de 30,000 millones de pesos anuales.
Datos de inteligencia de la Gerencia de Seguridad Física de Pemex, la Procuraduría General de la República, secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Seguridad Pública federal hacen evidente la evolución del problema.
De los 110 casos de tomas clandestinas que Pemex registró en 2004, año con año la cantidad se elevó. En 2005 fueron 136, en 2006, 220; en 2007, 323; en 2008, 396 y en 2009, 453.
Pero el robo a Pemex no sólo se reflejó en la cantidad de actos ilícitos con tal fin, sino que se expandió territorialmente; si en 2004 se concentraban en zonas como Veracruz, Tabasco, Tamaulipas y el Estado de México, para 2008 eran ya 15 entidades federativas más en las que se cometían hurtos: Baja California, Durango, Sinaloa, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala, Oaxaca, Puebla y en el Distrito Federal.
A esta lista se agregaron en 2009 Aguascalientes con 4 tomas clandestinas reportadas; Sonora con una; Zacatecas con 4 y Chiapas con una.
De acuerdo con funcionarios de alto nivel de la dependencia, a este ritmo, la red de distribución energética de Pemex estará en poco tiempo bajo control total de la delincuencia organizada.
Expedientes confidenciales de la empresa reconocen que Pemex está atrapada en una inmensa red de corrupción en la que participan desde empleados de confianza, trabajadores sindicalizados y ahora el crimen organizado que han sabido sacar provecho de las debilidades y enormes vacíos de la empresa en materia de seguridad física.
Los reportes de inteligencia precisan que durante casi 10 años, la estructura de complicidad dentro de la paraestatal filtró "información confidencial" sobre el funcionamiento de los sistemas de seguridad en la empresa.
Al robo de petróleo, condensados y gasolinas se añaden la sustracción ilícita de aparatos tan pequeños como radios Trunking, computadoras de escritorio y portátiles, herramientas de uso cotidiano como pinzas, desarmadores, cables y hasta válvulas de presión que se utilizan en ductos y que más tarde son empleadas por la delincuencia para las tomas clandestinas.
Los registros de las pólizas de seguros presentados por Pemex a Seguros Inbursa en los últimos 2 años, revelan que la práctica del robo a autos-tanque, propiedad de la paraestatal y de los contratistas, va en aumento.
En 2008, fueron interceptados 32 autos-tanque para robarles producto; en 2009, la cifra se elevo a 50; y en lo que va del año ya suman 39.
Además, se tiene documentado que desde 2003 se ordeña gasolina Magna, Premium y Diesel en el momento mismo en que se descargan los buques-tanque en terminales marítimas como La Esperanza, en Mazatlán, Sinaloa.
Un expediente de 56 páginas documenta que personal de Pemex Refinación, distribuidores de la paraestatal y presumiblemente autoridades locales estarían coludidos en este ilícito.
El problema, según la documentación, podría estar presente en las 15 terminales marítimas que actualmente opera Petróleos Mexicanos en todo el país, así como en las 19 embarcaciones propias que desplazan los productos hacia estos puntos de distribución, a donde llegan diariamente poco más de 2 millones de barriles para ser enviados a diferentes centros de procesamiento.
La Procuraduría General de la República, Policía Federal y la subdirección de Auditoría en Seguridad Industrial de Pemex, detectaron que durante la descarga de los buque-tanques se registraron faltantes del orden de 500 barriles en cada uno de los ductos (6 en total) que salen de la terminal de Mazatlán. Para evitar ser descubiertos durante la descarga, debido a la caída de presión en los ductos, los delincuentes introducen agua para suplantar los petrolíferos.
El expediente cita las fichas de 27 trabajadores de Pemex indiciados en julio de 2003, aunque la mayoría sigue laborando en la petrolera.
Apenas el 7 de julio pasado, la Gerencia de Ingeniería de Telecomunicaciones de la paraestatal informó a la Secretaría de Hacienda sobre el robo de una planta generadora de energía eléctrica en la estación de microondas San Miguel Atepoxco.
Esta estación corresponde a una de las principales de la ruta troncal Ductos Golfo, por donde cursan los servicios de larga distancia de voz, datos, video e imágenes que se proporcionan a las regiones del Golfo. En 2009, las estaciones de Linares y Nuevo Pemex se quedaron sin motogeneradoras por la misma razón. El costo de cada una de estas unidades es de casi 500,000 pesos.
Héctor Moreira, consejero profesional de Pemex, dice: "Hay una preocupación muy grande a nivel de Consejo de Administración porque hay una cadena de corrupción enorme que presume que puede haber gente de adentro involucrada y porque el robo de combustibles es muy rentable".
"Se requiere robar el combustible, exportarlo con permisos falsos o incluso legales, que quien te lo compre cierre los ojos. Son necesarios 3 personajes que están metidos en esto".
"'Hay que tomar en cuenta, además, que el crimen organizado se ha vuelto tecnológicamente avanzado; no sólo ordeñan ductos y te quitan gasolina, sino que inyectan agua para que no baje la presión y sean detectados".
Moreira es directo cuando comenta: "Si me roban gasolinas, me las roban porque hay un mercado, porque hay gasolineras que compran barato y venden más caro, y Pemex está acotado porque ni es policía ni es Ministerio Público. Ahí hay un vacío legal".
El consejero revela que hay también preocupación porque las tomas clandestinas provocan fugas y derrames, sobre todo en ductos, que pueden ser sumamente peligrosos para la empresa, sus trabajadores y para la población que habita cerca de las instalaciones.
Desde 2007, Pemex recibió un diagnóstico de las secretarías de la Defensa Nacional, Marina y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física que permitió identificar problemas en los equipos y sistemas de seguridad en La Cangrejera, Morelos y Pajaritos, donde los controles de acceso resultaban vulnerables por obsoletos y limitados, exponiendo a la empresa a actos de sabotaje y a la sustracción de materiales y equipos.
La empresa enfrenta el problema en sus balances de material respecto al envío y recibo de productos en las refinerías, terminales de almacenamiento, terminales marítimas y controles de ductos.
Pemex sostiene que el problema es tal que "los reportes que genera el Sistema Nacional de Refinación no garantizan la confiabilidad de los datos registrados".
Un problema similar se detecto en la transferencia de custodia en Pemex Refinación, lo que refleja diferencias en los balances entre las áreas de producción, distribución y comercialización, así como incertidumbre en los inventarios de los productos petrolíferos transportados por ductos y poliductos o almacenados en los puntos de distribución.
Otra de las debilidades es la relacionada con los procedimientos de detección de pérdidas de presión en ductos, que no son consistentes dentro del Red Nacional de Ductos de Pemex Refinación.
Se decidió instalar SCADA (Sistema de Control y Adquisición de Datos) en 47 sistemas de transporte, con una inversión de 2,734 millones de pesos. El problema es que el proyecto se ha pasado en la tramitología y en 2010 sufrió un recorte de 48 millones de pesos.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 2 de agosto de 2010).

Elementos de la Policía del Estado localizaron una toma clandestina de un ducto de Petróleos Mexicanos, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga; no hubo detenidos.
Fue durante la madrugada de ayer cuando los oficiales que circulaban por la carretera Morelia al cruce con Antiguo Camino a Tlajomulco, a la altura del kilómetro 2, dentro de fraccionamiento La Soledad, vieron a varios hombres corriendo al ver su presencia.
Acto seguido, los elementos inspeccionaron el lugar localizando un camión tipo cisterna con capacidad de 40,000 litros, de donde tenía conectadas 2 mangueras hacia una toma clandestina del ducto número 160 de Pemex, por lo que aseguró el área y dio aviso al personal correspondiente.

(V.pág.5-B del periódico El Informador del 19 de junio de 2010).

Elementos de la Policía Federal detuvieron a Francisco Guízar Pavón, "El Rey de las Gasolinas", presunto líder de un grupo dedicado a la extracción ilegal de combustible desde hace 20 años.
A través de un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública federal detalló que la detención, efectuada en Monterrey, Nuevo León, se logró gracias al seguimiento de la captura de siete personas investigadas por el robo de 90,000 litros de gasolina, el pasado 9 de junio en Jalisco.
Tras esas detenciones se pudo conocer que los asegurados forman parte de una red de personal al servicio de Guízar Pavón, quien trabajó en Petróleos Mexicanos en 1974 en el departamento de perforaciones en los estados de Tabasco y Veracruz.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 14 de junio de 2010).

7 hombres fueron sorprendidos cuando robaban gasolina de un ducto de Petróleos Mexicanos por elementos de la Policía Federal en el Municipio de Atotonilco El Alto, Jalisco.
La Secretaría de Seguridad Pública Federal informó que después de realizar investigaciones por el hurto del combustible acudieron al camino que conduce de Atotonilco-El Maguey, dentro del ejido San Joaquín, donde encontraron una toma clandestina a campo abierto para sustraer el combustible.
Aunque el operativo fue realizado el pasado 9 de junio se informó a los medios de comunicación hasta el sábado por la noche.
Dicha perforación tenía conectada una manguera al tanque de un camión Freightliner con placas 887DL2, y el cual tiene una capacidad de 30,000 litros. Se encontraba llenó de gasolina.
Además se localizaron 3 tanques de almacenamiento de combustible enterrados con 20,000 litros llenos de gasolina cada uno.
Se presume que, al menos 2 veces por semana, los ladrones sustraían la gasolina para venderla más barata en estaciones y empresas en diferentes puntos del Estado de Jalisco.

(V.periódico El Informador en línea del 14 de junio de 2010).

Desde el 23 de mayo, uno de los pozos de la Cuenca de Burgos, el Gigante Uno, en Nueva Ciudad Guerrero, Tamaulipas, está bajo control de un comando armado.
Aunque en PEMEX se negaron a dar información, se sabe que los pozos de esa región y las estaciones de recolección son los más productivos de la zona.
En esas instalaciones se genera gas líquido no asociado que, desde hace años, el crimen organizado roba y revende a empresas gasolineras del área.
También lo venden a empresas petroleras texanas para su refinación, aunque este negocio de exportación se diezmó con la detención de Miguel Ángel Almaraz, líder perredista detenido por encabezar la banda de las exportaciones ilícitas.
Este condensado del gas funciona como gasolina en automotores de combustión interna, pero por no estar refinada afecta los motores a largo plazo, pero en la frontera hasta se comercializa clandestinamente, según fuentes del sindicato de Pemex.
Los delincuentes se apoderaron del Gigante Uno, luego de que cinco empleados fueron secuestrados, según denunciaron sus familiares.
Ni el Ejército ha podido entrar, señalaron.
Incluso, aseguran que directivos y jefes de personal se resistían a creerle a sus trabajadores que no podían laborar en el pozo, por lo que fueron en un helicóptero militar, pero no pudieron descender a las instalaciones porque estaban tomadas por los delincuentes.
Sobre los secuestrados, sus familiares señalaron que aún no han sido liberados porque PEMEX se ha negado a pagar.
La incertidumbre y el temor entre la base laboral de petroleros y empresas subcontratadas, se agravó con el secuestro de los 5 trabajadores petroleros.
"Ahora ya nadie quiere ir a trabajar por allá", comentó un empleado petrolero, "hasta las compañías que dan servicio están batallando, nadie va a ir hasta que no se arregle esto".
Los trabajadores petroleros allegados a las familias aseguran que las personas que tiene el pozo-estación tomado ha pedido una cuota a Pemex para dejarlos trabajar.
"A las familias no les han pedido rescate, pero aquí se sabe que a la empresa (Pemex) sí, les pidieron una cuota para dejarlos trabajar, y también los soltaban a ellos, pero la empresa no quiso negociar", señala la fuente.
La negativa de la empresa a negociar con los hombres armados trascendió entre los trabajadores sindicalizados y es otro factor que los motiva a negarse a ir a los pozos de perforación y en producción que están en la ribereña o municipios de Díaz Ordaz, Camargo, Miguel Alemán, Mier, Guerrero y algunos que colindan con municipios de Nuevo León.

(V.primera plana y pág.7 del periódico Mural del 10 de junio de 2010).

Un total de 14 personas fueron detenidas por autoridades federales dentro de una bodega, en la que se construyeron instalaciones para sustraer combustible de Petróleos Mexicanos de manera ilegal, quienes estarían vinculados a la banda "Los Carcachos", informó este martes la Secretaría de Seguridad Pública federal.
El operativo lo realizaron las autoridades federales ayer lunes en la bodega, ubicada en la colonia Ampliación Granada, de la delegación Miguel Hidalgo, donde se había construido un túnel de tres metros de diámetro por 4.5 metros de profundidad y 150 metros de largo.
La excavación tiene comunicación hacia un poliducto de 12 pulgadas de diámetro, en el tramo de Azcapotzalco a Barranca del Muerto, y a un gasoducto de 14 pulgadas, mismos en los que se detectó una pérdida de presión, indicó la dependencia.
El líder de "Los Carcachos", Ricardo Yáñez López, quien presuntamente se dedicaba a rentar inmuebles mediante un prestanombres conocido como Javier Alfredo de la Sierra Mendoza u Octavio Arias Carrasco o Esteban Olea Falcón, fue detenido el 3 de noviembre de 2009 y se encuentra a disposición de un Juez Federal en el penal de máxima seguridad de Matamoros, Tamaulipas.
Los integrantes de esa banda también fueron señalados como accionistas de diversos centros nocturnos, por medio de los cuales presuntamente lavaban el dinero ilícito producto de la venta del hidrocarburo extraído de manera ilegal.

(V.periódico El Universal en línea del 8 de junio de 2010).

Petróleos Mexicanos presentó una demanda inédita en una Corte de Estados Unidos por el robo de condensado de la Cuenca de Burgos, un hidrocarburo que después es vendido en Texas por mafias del crimen organizado a empresas que han favorecido este tráfico ilegal.
De acuerdo con una investigación realizada por la paraestatal mexicana en colaboración con el gobierno estadounidense, empresas como BASF Corporation y Murphy Energy Corporation "han participado y alentado" el tráfico ilícito en la unión americana del condensado robado.
Otras empresas involucradas son Trammo Petroleum Inc., Valley Fuels y US Petroleum Depot, Inc., "junto con otras personas".
A través de un comunicado, Pemex indicó que en los últimos años grupos delictivos se han centrado en el robo de condensado proveniente de los campos de la región de Burgos, en el Estado de Tamaulipas, con un alto valor en el mercado.
Pemex sostuvo que interpuso la demanda con el fin de recuperar el monto del producto robado y frenar el mercado ilícito principalmente en el estado de Texas, como parte de su esfuerzo para combatir el contrabando de hidrocarburos.
"En la demanda se deja clara la forma cómo la delincuencia organizada utiliza la amenaza contra los trabajadores de Pemex Exploración y Producción para sustraer de las instalaciones de almacenamiento o mediante el secuestro de camiones de transporte, para posteriormente pasar de contrabando el condensado a Estados Unidos".
De acuerdo con estimaciones de la empresa, en 2008 el robo de combustibles ascendió a 9,300 millones de pesos, de los cuales 3,500 millones correspondieron a condensados, que se obtienen con la extracción del gas natural no asociado, y 5,800 millones al robo de petrolíferos (gasolinas, diesel y turbosina), mediante tomas ilícitas en la red nacional de ductos.

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 8 de junio de 2010).

Personal de la Decimoquinta Zona Militar en coordinación con personal de seguridad de Pemex, descubrió una toma de gas natural clandestina en el municipio de Atotonilco, Jal.
El hallazgo se descubrió sobre el tramo carretero Atotonilco-La Barca, a la altura del ejido San Joaquín. Pese al operativo no se logró ninguna detención, pero sí se aseguró una pipa con capacidad para 50,000 litros, con placas de circulación D-3434-DF de servicio público federal, con razón social "Autotanques Daniela", cargada con gas natural robado.

(V.pág.6-B del periódico El Informador del 29 de mayo de 2010).

La Secretaría de la Función Pública detectó un presunto fraude por más de 13 millones de dólares contra PMI Comercio Internacional, filial de Petróleos Mexicanos, presuntamente cometido por la subdirectora de Destilados Intermedios de esta última, María Karen Miyasaki Hara.
La funcionaria enfrenta 2 denuncias por enriquecimiento ilícito y administración fraudulenta.
Miyasaki hizo al menos 4 operaciones fraudulentas de compra venta de combustible a nombre de PMI Internacional en las cuales podría estar involucrado su esposo, Max Miles Beckett.
Las operaciones de la funcionaria, quien ya fue separada de su cargo, consistieron en compra venta de energéticos a empresas privadas, una de las cuales detalló Vega Casillas.
Para abastecer a Pemex Refinación, Miyasaki compró a la empresa japonesa Idemitsu Kosan Company un cargamento de unos 330,000 barriles de diesel de ultra bajo azufre en el puerto de Chiba, Japón, en 27'624,000 dólares.
Pero, en el mismo puerto vendió el mismo combustible en poco más de 28 millones de dólares a la empresa Blue Oil Trading, de cuya filial (Blue Trading S.R.L, de C.V.) Max Miles es socio y director comercial.
Días más tarde, la servidora pública volvió a comprar el mismo cargamento a Blue Oil Trading en más de 34 millones de dólares, pagando de manera adicional 4.5 millones de dólares más por el combustible, que finalmente revendió a Pemex Refinación, la cual recibió el cargamento en sus instalaciones de Rosarito, Baja California.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 24 de mayo de 2010).

Dos hombres murieron hoy en la ciudad de Mazatlán, cuando explotó la conexión clandestina que instalaron para robar gasolina de un ducto del monopolio estatal Petróleos Mexicanos, informó este lunes la compañía.
La explosión tuvo lugar en el kilómetro 5 de un ducto que conecta una instalación de operaciones marítimas y portuarias de Pemex en Mazatlán con una terminal de almacenamiento en esa ciudad.

(V.Agencia Efe del 26 de abril de 2010).

En el informe anual 2009 remitido al Senado, Pemex destacó que el volumen de hidrocarburos sustraído ilícitamente fue de 3'078,363 barriles, cifra menor en 1'906,208 barriles respecto a 2008."
Asimismo, informó que con el apoyo de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina se identificaron y clausuraron 439 tomas clandestinas en el Sistema Nacional de Ductos de Pemex-Refinación.
Detalló que las entidades en las que se localizaron la mayor parte de tomas clandestinas son Veracruz, con 113; Nuevo León, con 66; Estado de México, con 57; y Tamaulipas, con 31.

(V.pág.16 del periódico Público del 11 de abril de 2010).

Autoridades federales estadounidenses acusaron al presidente de Continental Fuels, una pequeña compañía distribuidora de combustibles en San Antonio, Texas, de haber adquirido derivados de petróleo que sabía fueron robados en México a la paraestatal Pemex, generando utilidades por 200,000 dólares.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 6 de abril de 2010).

Cuatro puntos de donde se extraían y almacenaban más de 30,000 litros de gasolina por día fueron descubiertos por la policía. En la operación se detuvo a 12 personas.
Los operativos se llevaron a cabo en el ducto ubicado en la avenida Las Torres, entre las colonias Rinconada y 10 de Mayo, de Tijuana, así como en casas y almacenes del ejido Chilpancingo, fraccionamiento Murúa, y en el ejido Maclovio Rojas.
La operación clandestina de estos lugares se dio a conocer por una denuncia ciudadana.
El combustible era vendido entre los habitantes de la zona, así como a algunos servidores de transporte público.

(V.pág.23 del periódico Público del 7 de marzo de 2010).

Elementos del Ejército en Atotonilco El Alto, Jal., localizaron una toma clandestina en un ducto de PEMEX, donde aseguraron 30,000 litros de gasolina y 2 vehículos.

(V.pág.5 de la sección "Comunidad" del periódico Mural del 28 de enero de 2010).

La Procuraduría General de la República y autoridades capitalinas descubrieron una toma clandestina de combustible a menos de 500 metros de la sede de Petróleos de Mexicanos en la ciudad de México, por una denuncia anónima.
La dependencia informó que, como parte de la investigación, se solicitó una orden de cateo para poder ingresar a un inmueble ubicado en Marina Nacional 157, colonia Anáhuac, delegación Miguel Hidalgo de esta capital.
Se descubrió una toma clandestina conectada a un ducto de Pemex. También se encontró un contenedor con 82,000 litros de diesel, una compresora para bombear el hidrocarburo obtenido ilícitamente y documentación diversa.

(V.periódico El Universal en línea del 14 de diciembre de 2009).

Autoridades de México y Estados Unidos han cifrado en una cifra superior a un mil millones de dólares los beneficios obtenidos por "Los Zetas" en los últimos 2 años como resultado del sistemático robo de petróleo a Petróleos Mexicanos, según reveló ayer el diario "The Washington Post".
La práctica de estos robos, reconocidos por el presidente de México, Felipe Calderón, desde agosto pasado, ha supuesto una considerable pérdida de ingresos para una industria que constituye la principal fuente de divisas y con la que el país financia casi 40% del presupuesto nacional.
La versión difundida por el rotativo estadounidense da cuenta de la metodología empleada por los criminales para perforar ductos, para ordeñar el petróleo con mangueras y válvulas para disfrazar la pérdida de presión y para distribuirlo mediante la utilización de flotillas de transporte robado hacia distintos puntos de Estados Unidos.
"Ha sido una vasta y audaz conspiración para sangrar los recursos de la nación", aseguró "The Washington Post" en un reporte que ha recordado la implicación de la empresa Trammo Petroleum de Houston, cuyo presidente, Donald Schroeder, se declaró culpable en mayo pasado de haber vendido 2 millones de dólares en petróleo robado y revenderlo a otra empresa, BASF, obteniendo una ganancia de 150,000 dólares.
Otro de los implicados, Arnoldo Maldonado, presidente de Y Gas & Oil, se declaró culpable en septiembre pasado de haber recibido cerca de 327,000 dólares para coordinar al menos 3 entregas de camiones cisternas con petróleo a otra compañía, identificada como Continental Fuels.
Según "The Washington Post", tan sólo este año ejecutivos de 4 compañías de Texas se han declarado culpables de conspirar para recibir y vender millones de dólares en petróleo robado en México.
En algunos casos, las empresas intermediarias sabían que el petróleo era hurtado, de acuerdo informes de funcionarios mexicanos y estadounidenses, así como documentos judiciales citados por el diario.
El rotativo estadounidense asegura que la implicación de los cárteles de la droga en el robo de petróleo aumentó considerablemente desde el recrudecimiento de la ofensiva del Ejército Mexicano en distintos frentes, en una guerra declarada que se ha saldado con un total aproximado de 16,000 muertos en lo que va de este sexenio.
Según el periódico, los responsables de Pemex calculan que este año las pérdidas derivadas del robo de petróleo sumarán 350 millones de dólares, la mitad de ellas en el Estado de Veracruz.
El año pasado esta pérdida alcanzó los 715 millones de dólares.
En agosto pasado, el presidente Felipe Calderón, se declaró consternado por el robo sistemático del petróleo y por la participación de los cárteles de la droga en el robo y tráfico hacia Estados Unidos de un recurso que constituye el principal pilar de la economía.
El gobierno estadounidense no ha procedido ni ha detenido a algún miembro de los delincuentes o sus operativos involucrados en la venta y distribución de gasolina robada.
El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos dijo que utilizando pipas plateadas nuevas con una "Z" en color rojo pintada en la parte posterior de éstas, introdujeron la gasolina de Pemex.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 14 de diciembre de 2009).

Elementos de la Sedena detuvieron en flagrancia a 5 individuos que extraían combustible de una toma clandestina de un ducto de Petróleos Mexicanos en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga.
La XV Zona Militar informó que el hecho se les reportó de forma anónima, por lo que acudieron a verificar la existencia de dicha toma ilegal en el kilómetro 15.5 de la carretera Guadalajara-Morelia.
Soldados del 79 Batallón de Infantería, coordinados con personal de seguridad física de Pemex, notaron que 5 personas extraían combustible, razón por la cual los detuvieron. Se les decomisaron 4 vehículos y 4 radios portátiles de comunicación.
Los detenidos son Leonardo Hernández Alonzo, de 19 años; José Hernández Alonzo, de 25 años; Quetzalcóatl Pérez González, de 26 años; Luis Gilberto Guiza, 32 años, y Aurelio Román de Jesús, de 36 años.
Uno de los vehículos se encontraba cargado con aproximadamente 45,000 litros de diesel hurtado.

(V.pág.10-B del periódico El Informador del 14 de diciembre de 2009).

José Luis Manzo Yépez, consultor y experto en temas de energía, sostuvo que por años los ingresos totales de Petróleos Mexicanos se han visto mermados por la corrupción, y acusó la venta de productos petroleros más baratos que en los mercados legales, con la posibilidad del contubernio de trabajadores, quienes permiten el robo de combustibles.

(V.pág.29 del periódico Público del 11 de diciembre de 2009).

Petróleos Mexicanos registró en el último año el robo de combustibles por 9,300 millones de pesos, de los cuales 5,837 millones fueron de gasolina, diésel y otros productos petrolíferos, y 3,500 a condensados de gas, se desprende de un documento legislativo.
Tan sólo durante el primer semestre de 2009 se descubrieron 190 tomas clandestinas, de las que se extrajeron 2'088,000 barriles de combustibles de los ductos de Pemex."
La ordeña en ese lapso representa 10% más respecto al mismo periodo de 2008, con un total de 1'898,000 barriles, añade el texto.
A través de un punto de acuerdo del diputado Leandro Rafael García Bringas (PAN) se resalta que "el robo de gasolina en nuestro país no es reciente; sin embargo, desde 2006 se ha venido registrando un incremento importante en los volúmenes de robo".
El documento refiere que en 2004 las tomas clandestinas descubiertas por Pemex fueron 110, para 2008 ascendieron a 396, lo que significa un incremento de 260%.
Las principales entidades afectadas por el robo de combustibles en 2008 son: Veracruz, con 176 tomas clandestinas; Estado de México, 37; Nuevo León, 31; Tamaulipas, 23; Guanajuato, 22; Hidalgo, 17; Tabasco 13, y Coahuila, con 12.
García Bringas consideró que las autoridades deben poner mayor cuidado e intensificar sus operativos principalmente en Veracruz, ya que es la entidad que presenta 45 por ciento del robo total nacional en combustibles.

(V.pág.19 del periódico Público del 29 de noviembre de 2009).

Personal de la PGR encontró ayer 6 pipas de tráiler enterradas que eran usadas para almacenar combustible robado a Pemex.
El descubrimiento fue realizado al catear un terreno en el munciipo de Escobedo, N.L., donde el viernes se detectó una toma clandestina de combustible.
Se recuperaron alrededor de 90,100 litros de gasolina y diesel escondidos en los contenedores, que estaban un metro bajo tierra.

(V.pág.2 del periódico Mural del 22 de octubre de 2009).

Por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de daño en propiedad ajena y robo de hidrocarburos, nueve sujetos recibieron el auto de formal prisión, tras ser detenidos cuando robaban gasolina de los ductos de PEMEX.
Los inculpados fueron detenidos por elementos de Seguridad Física de Pemex en coordinación con elementos del Ejército Mexicano, al recorrer un poliducto sobre el poblado de Huaxtla, en el municipio de El Arenal, quienes se encontraban sustrayendo hidrocarburos de un poliducto de 16 pulgadas de diámetro, de la ruta Salamanca-Guadalajara.

(V.pág.9-B del periódico El Informador del 21 de octubre de 2009).

Personal de Seguridad Física de Pemex en Nuevo León detectó ayer una segunda toma clandestina en el municipio de Escobedo, conurbado a Monterrey, donde fueron detenidas 6 personas y asegurados 4 vehículos, informó la paraestatal. Dijo que la toma clandestina se ubicó en un poliducto de 10 pulgadas de diámetro en Satélite-Monclova-Sabinas, a la altura del kilómetro 19.5. Refirió que el viernes detectó una primera toma clandestina hermética, en el kilómetro 63.5 en Cadereyta-Santa Catarina.

(V.pág.21 del periódico Público del 18 de octubre de 2009).

Para combatir el robo de combustible no basta con la vigilancia directa de los ductos de Pemex, sino que se debe ir en contra de las cabezas de las bandas organizadas, advirtió Jesús Reyes Heroles, director general de la paraestatal.
"La vigilancia directa de los ductos, que lo hace personal de Pemex en parte, en otras lo hace personal militar, en otros de Marina, es una actividad que es necesaria, pero no es la actividad (con la que se acabaría con las tomas clandestinas)... aunque triplicáramos la vigilancia, si no hacemos el desmantelamiento de las organizaciones criminales, el robo desgraciadamente continuaría", señaló el directivo.
Comentó que hay una estrategia de mediano plazo para hacer operativos, como el que se realizó en Burgos, en el norte del país, donde se desarticuló una organización que incluso tenía casas de cambio para lavado de dinero y otros negocios vinculados al narcotráfico.
"Hay un estrategia de mediano plazo, en Veracruz se han hecho avances, en la zona de Tierra Blanca hay robo sistemático de combustibles, se ha generado mas información y se esta trabajando con el mismo esquema", externó.
Enfatizó que no basta con interceptar un autotanque o una toma clandestina porque otra banda podría continuar con esta práctica en poco tiempo.
Reyes Heroles advirtió que los gobiernos estatales deben prevenir asentamientos irregulares alrededor de los ductos.

(V.pág.6 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 27 de agosto de 2009).

Petróleos Mexicanos prácticamente no recupera nada de los combustibles que le roban.
En el primer semestre del año, de cada mil barriles de gasolinas, diesel, condensados y petróleo crudo que le robaron, sólo recuperó uno.
Los volúmenes de recuperación por parte de la empresa han venido a la baja entre el 2007 y 2009, según datos de la propia empresa.
El producto más robado es la gasolina tipo Magna, de la que se han recuperado 664,000 barriles en lo que va del año, 30.5% debajo de lo recuperado durante el 2008.
De Diesel se han recobrado, de enero a julio, 395,000 barriles, 28.4% menos de lo que se obtuvo en el mismo periodo del periodo anterior. Para el caso del crudo se han rescatado 550,000 barriles, 11.5% menos contra el 2008.
En combustóleo la diferencia es de 5.5%, ya que el año pasado se recuperaron 90,000 barriles contra los 85,000 de este año.
La gasolina Premium es el único caso en el que la petrolera rescató más, al asegurar un volumen de 148,000 barriles en lo que va del año, mientras que durante el 2008 no recobró nada.
Según fuentes de PEMEX, las cuadrillas de seguridad que custodian los 20,000 kilómetros de ductos con mayor índice de robo tienen miedo de sorprender a las bandas delictivas porque están mejor armados que ellos.
Además de que el crimen organizado tiene amenazados a trabajadores de la paraestatal -como superintendentes que operan las estaciones de suministro y reparto- en caso de que denuncien los ilícitos.

(V.pág.4 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 13 de agosto de 2009).

Petróleos Mexicanos expresó ayer su reconocimiento a las instituciones que participaron en la detención del empresario Donald Schroeder, presidente de Trammo Petroleum, quien adquiría hidrocarburos mexicanos robados a la paraestatal.
El daño a Pemex fue por 2.4 millones de dólares, recursos que fueron entregados ayer mismo por la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos a una delegación mexicana integrada por la PGR y el SAT.

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 12 de agosto de 2009).

El brazo armado el Cártel del Golfo, Los Zetas, podría estar implicado en la ordeña de ductos de Pemex y recibir protección de los mismos funcionarios de la paraestatal.
De acuerdo al periódico Reforma, fuentes del Estado Mayor Presidencial de la Secretaría de Defensa Nacional indicaron que Los Zetas tienen acceso a vehículos y uniformes para realizar la ordeña, además de reportes de operativos que les permiten evadirlos para continuar con el robo y posterior venta ilegal de combustible.
El rotativo publica este viernes que un reporte del Ejército señala que este grupo delictivo se dedica a la ordeña de ductos desde 2006 y que cada litro de combustible robado se vende en 4 pesos, por lo que con cada pipa robada -con capacidad de entre 15,000 y 45,000 litros-, pueden recibir ganancias hasta por 180,000 pesos.
Las autoridades han dicho que Los Zetas roban combustible en los estados de Veracruz, Tamaulipas, el Estado de México, Nuevo Laredo, Oaxaca y Tabasco.

(Publicado por CNN EXPANSION.com el 7 de agosto de 2009).

Durante el sexenio de Fox se encontraron 885 tomas clandestinas, mientras que en dos años y medio este gobierno ha detectado 911.
¿Atrapan más o roban más?

(V.pág.4 del periódico Público del 7 de agosto de 2009).

En 2007 Pemex estimó en 9,000 millones de pesos las pérdidas por el robo de combustibles y desde entonces comenzó la investigación en la que colaboraron las secretarías de la Defensa Nacional, la Marina, Seguridad Pública y la Procuraduría General de la República.
La mayor incidencia de robo y venta ilícita de combustibles se registra en Tamaulipas, Veracruz, Estado de México y Nuevo León.

(V.pág.20 del periódico Público del 7 de agosto de 2009).

El presidente Felipe Calderón dijo que "ha llegado la hora de dejar de ordeñar a Pemex con el robo de combustible", por lo que informó que se ha instrumentado una estrategia para combatir al crimen organizado en esa modalidad.
Informó que desde 2007 Pemex pidió apoyo para combatir ese delito y agradeció el trabajo de información desarrollado por la Procuraduría General de la República, la Policía Federal así como las fuerzas armadas, pues se han podido hacer importantes operativos para detener esa actividad.

(V.Notimex del 6 de agosto de 2009).

La secretaria de Energía, Georgina Kessel Martínez, aceptó que el combate al robo de combustibles en Petróleos Mexicanos "llevará tiempo, cuantiosos recursos y tecnología".
Admitió que el crimen organizado está utilizando tecnología cada vez más sofisticada, mientras que la petrolera tendrá no sólo que introducir nueva tecnología sino realizar un análisis integral de la forma como funcionan los sistemas para tener mejores herramientas y poder enfrentar este tipo de delitos.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 4 de agosto de 2009).

En la semana hemos conocido la magnitud de uno de los robos que existen en Pemex -el de combustibles en los ductos-; es de proporciones descomunales y al parecer vincula a directivos de la empresa con criminales vulgares y delincuentes de alta escuela. El tamaño del robo supone toda una cadena de complicidades. Los datos revelan que se ha agravado en los últimos años, aumentan las pérdidas y disminuyen las detenciones.

Federico Berrueto
(v.pág.2 del periódico Público del 2 de agosto de 2009).

Los robos de combustibles mediante tomas clandestinas en la red de ductos de la estatal Petróleos Mexicanos durante 2008 supusieron una pérdida de 9,300 millones de pesos para esa empresa (unos 700 millones de dólares), informaron hoy fuentes oficiales.
Pemex precisó que del total de pérdidas, unos 5,800 millones de pesos (unos 440 millones de dólares) correspondieron a los robos de gasolinas y otros combustibles extraídos en tomas clandestinas, y los restantes 3,500 millones (unos 260 millones de dólares) fueron hurtos de productos condensados que se obtienen en la extracción del gas natural.
Pemex recordó que desde 2007 había solicitado a las autoridades federales atender el problema del robo de combustibles e investigar el mercado ilegal de estos productos, por lo que se comenzaron a aplicar diversas medidas y estrategias de prevención.
Entre esas medidas se incluyeron mayores controles al manejo de productos y documentación, supervisión a contratistas, creación de puestos móviles de seguimiento y vigilancia en las rutas de transporte, entre otras.
También se han organizado operativos de vigilancia permanente en las regiones donde se extraen y transportan condensados.
La petrolera dijo que estas medidas permitieron desarticular una red de lavado de dinero que operaba en el norte de México a la que se le congelaron cuentas por unos 102 millones de dólares.
Pemex agregó que gracias a estas acciones se ha reducido en un 95% el robo de combustibles y se logró el desmantelamiento de la banda y se decomisó un elevado número de camiones cisterna que eran usado en el transporte de combustible robado.
También se detectaron y clausuraron 396 tomas clandestinas, y se logró la identificación de las principales organizaciones delictivas en las zonas de mayor actividad de robo de combustibles en los estados de Veracruz, Nuevo León y en el valle de México.
Asimismo, se desmantelaron bodegas de almacenamiento y distribución de productos refinados en la zona metropolitana de Ciudad de México, entre diversas medidas.
La empresa reconoció que las investigaciones mostraron que "lamentablemente pudiera haber complicidad" de trabajadores y empleados de Pemex, por lo que fue indispensable la toma de las instalaciones de "la Gerencia de Seguridad Física de la empresa" el pasado 29 de julio.

(V.Agencia Efe del 31 de julio de 2009).

El general de brigada retirado Miguel Estrada Martínez, titular de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de PEMEX, fue retenido ayer por la PGR y la Policía Federal para ahondar en una investigación sobre robo de combustible.
Ayer por la mañana se realizó un operativo en las oficinas corporativas de Petróleos Mexicanos, en el que participó personal de la Secretaría de la Función Pública, del órgano interno de control de PEMEX y de la Procuraduría General de la República.
Se aseguró equipo de cómputo, documentos y archivos de la GSSF con el propósito de recabar información sobre la indagatoria que apunta a una presunta complicidad de funcionarios de PEMEX con el robo del condensado en tomas clandestinas en la red de ductos, principalmente en la región de la Cuenca de Burgos.
Datos de la paraestatal indican que en lo que va del 2009 se detectaron y clausuraron 190 tomas clandestinas, principalmente en Veracruz, Tamaulipas, Guanajuato, Estado de México y Tabasco. En el 2008 fueron 396 tomas clandestinas.
Al cierre de la edición, casi 40 empleados de la GSSF habían sido interrogados.
Fuentes de la PGR revelaron que la investigación sobre ordeña de combustible a PEMEX, apunta al deficiente despliegue de seguridad por parte de la GSSF.
Personal de Petróleos indicó que se les informó que los interrogatorios se aplicarán a los 800 trabajadores que componen esta área en el DF.

(V.primera plana del periódico Mural del 30 de julio de 2009).

Personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos, localizó ayer una toma clandestina hermética, en las inmediaciones de la población de Cuxpala, municipio de Tala, Jalisco, sobre el derecho de vía del poliducto Salamanca-Guadalajara.
Esta es la cuarta ocasión en el año que se detecta este tipo de instalaciones en el estado; en 2008 se descubrieron 11 tomas clandestinas.
La Delegación Jurídica de PEMEX en Guadalajara denunció los hechos registrados ante la agencia del Ministerio Público Federal, a fin de iniciar las averiguaciones correspondientes para deslindar responsabilidades.

(V.pág.8-B del periódico El Informador del 20 de junio de 2009).

Petróleos Mexicanos, detectó y clausuró 3 tomas clandestinas herméticas, aseguró 4 vehículos con producto sustraído y recuperó 75,250 litros de petróleo crudo, en 4 municipios del Estado de Veracruz.
La paraestatal informó este viernes que personal de Seguridad Física de la empresa descubrió una toma clandestina en el oleoducto de 30 pulgadas de diámetro Nuevo Teapa-Venta de Carpio, a la altura del kilómetro 271+408, en terrenos del Rancho la Victoria, municipio de Omealca.

(V.pág.5-A del periódico El Informador del 23 de mayo de 2009).

El robo de combustibles en ductos de Petróleos Mexicanos no podrá ser combatido hasta que no se tenga un sistema de control electrónico, conocido como SCADA, que ayude a impedir la extracción ilícita, reconoció el senador Juan Bueno Torio (PAN), ex director de Pemex-Refinación.
En un programa de 3 años, a partir de 2009, esto podría estar listo, reveló el legislador panista, aunque señaló que se requiere una inversión de casi 400 millones de dólares; en febrero pasado, Pemex informó que inició la instalación del sistema SCADA en 7 poliductos de la paraestatal.
Mientras no se use este sistema, dijo el legislador, "los que delinquen, los que ordeñan ductos van a seguir haciéndolo porque en 20 minutos, a la presión que operan los ductos, llenan una pipa de 20,000 litros con un tubo de 2 pulgadas".
La red de ductos de Pemex-Refinación es de cerca de 14,000 kilómetros de longitud, "entonces -dijo- aunque hay muy buena supervisión y el Ejército Mexicano patrulla, como también el personal de Pemex, y hay medición de caídas de presión en las estaciones de rebombeo, cuando se dan cuenta de una caída de presión y el tiempo que tardan en llegar a donde se supone pueda estar la toma clandestina, pues pasan más de 20 minutos, en ocasiones tardan hasta una hora u hora y media en llegar por lo difícil del terreno o por lo lejos de una terminal de rebombeo al otro".
Juan Bueno aseguró que "desde hace 4 o 5 años se está planteando este esquema para el combate al robo de gasolina en ductos.

(V.periódico El Universal del 23 de mayo de 2009).

La Procuraduría General de la República investiga si el cártel del Golfo y su brazo armado están detrás de la venta ilegal de diesel a empresas en el Distrito Federal y el Estado de México, entidades donde más de 70 compañías podrían estar involucradas en la compra del combustible que presuntamente era robado a Petróleos Mexicanos en Poza Rica, Veracruz.
La implicación de organizaciones del narcotráfico en el robo de combustible es una de las líneas de investigación que sigue la PGR para esclarecer uno de los robos más cuantiosos a Pemex.
Declaraciones en poder de fiscales federales revelan cómo operaba la venta ilegal de diesel y que partía desde la empresa Procesadora de Especialidades Industriales, ubicada en Poza Rica, Veracruz, propiedad de Mario Alberto Mejía Aguilar.
Esta persona enviaba el combustible a la empresa transportadora Auto Express Especializados Teoloyucan S.A. de C.V., la cual lo distribuía a diversas empresas, como Bautech.
La presunción de las autoridades de que pudiera estar involucrado el crimen organizado en esta red surge luego de que en marzo pasado fue detenido el perredista Miguel Angel Almaraz, quien pagaba protección al cártel del Golfo para presuntamente perpetrar el robo de combustible a Pemex.
La PGR investiga el padrón de empresas a las cuales distribuía combustible AETSA, en un promedio de 3 a 4 veces por semana en cantidades que iban de 10,000 a 20,000 litros.
La citada empresa se encuentra localizada a un costado del kilómetro 21.5 de la carretera Teoloyucan-Huehuetoca.
20,000 litros por semana distribuía AETSA. 40% ahorraban las compañías que compraban el diesel.

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 19 de mayo de 2009).

Autoridades locales y federales detuvieron a 39 personas implicadas en el robo de 120,000 litros mensuales de diésel a ductos de Pemex en Poza Rica, Veracruz, cuyo destino era la empresa Bautech, que lo adquiría a 70% de su precio real.
Esta compañía asegura en su página de internet que sus productos han sido utilizados en importantes obras del país, como los segundos pisos del Distrito Federal.
Miguel Angel Mancera, procurador de Justicia capitalino, dijo que hasta el momento no se ha cuantificado el monto del robo, pues no se ha precisado desde cuándo se ordeñaba la red de distribución de la paraestatal.
Aseguró que el combustible era trasladado a un almacén de la empresa Auto Express Especializado (Aetsa), en Teoloyucan, Estado de México, y posteriormente vendido a Bautech.
"Tenían de 8 a 10 pedidos mensuales de aproximadamente 12,000 litros cada uno. El precio oficial del diésel es de 6.61 al productor y 7.78 al público, por lo que estos señores lo adquirían entre 5 y 5.50 pesos por litro", aseguró.
En conferencia con Edmundo Porfirio Garrido, delegado metropolitano de la PGR, Mancera explicó que el caso se descubrió cuando una pipa de Aetsa descargaba combustible en instalaciones de Bautech, en la colonia Agrícola Oriental. Esta firma se dedica a fabricar impermeabilizantes y aditivos para concreto.
Precisó que el conductor de la unidad, tras caer en contradicciones, confesó que se trataba de diésel robado en Veracruz.
Mancera detalló que los empleados de la empresa sabían que el combustible era hurtado, pues cada litro que recibían era facturado como aceite.
Hasta el momento no se ha confirmado la participación de personal de Pemex en el ilícito.

(V.periódico Público en línea del 8 de mayo de 2009).

El 22 de abril de 1992 era miércoles. Como hoy...
La explosión de millones de litros de gasolina que manos criminales vaciaron en las alcantarillas, dejó una estela atroz de destrucción en la calle, y de luto y dolor perennes en muchas familias.
Muchos aprovecharán la efeméride para hacer una dolorosa reflexión: los esquemas de corrupción que hicieron posible el robo de millones de litros de gasolina -algo que, quizá (nunca se supo a ciencia cierta...) se dio sistemáticamente durante mucho tiempo-, en detrimento del patrimonio nacional y en beneficio de unos cuantos pillos, no se han extirpado del todo.
La impunidad fue la lápida bajo la que se pretendió sepultar aquel acontecimiento. La relativa reconstrucción de la zona se dio merced a una multimillonaria aportación "voluntaria, generosa y solidaria", de Petróleos Mexicanos; no fue, como debió haber sido, la consecuencia de una sentencia judicial que obligara a los culpables -porque, oficialmente, no los hubo- a indemnizar a las víctimas, no de un accidente sino de un delito... Así, porque fue evidente que no hubo ni un ápice de voluntad política por realizar una investigación acuciosa y por hacer caer sobre los culpables todo el peso de la ley, y sí, por el contrario, se trató de evitar a toda costa la sombra del descrédito sobre la empresa paraestatal, el acto criminal se cubrió, oficialmente, con un gesto supuestamente altruista...

Jaime García Elías, columnista y conductor telefónico
(v.pág.4-A del periódico El Informador del 22 de abril de 2009).

Otro tema que Pemex clasifica como prioritario son las tomas clandestinas, que pueden provocar afectaciones severas al entorno y a poblaciones aledañas.
El año pasado, la paraestatal detectó y clausuró 396 tomas clandestinas de distintos productos a nivel nacional.
No obstante, sostiene que en Veracruz las tomas clandestinas aumentaron de 173 en 2007 a 176 en 2008. En esos 2 años, las cifras de tomas clandestinas en el estado, son las más altas a nivel nacional.
Pemex sostiene que la problemática de las tomas clandestinas no se reduce solamente al aspecto económico, sino a las continuas fugas generadas por dicho ilícito.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 22 de abril de 2009).

Miguel Angel Almaraz Maldonado, el dirigente perredista vinculado a "Los Zetas" y que encabezaba una banda que traficaba gasolina a EU, tenía una red de protección y cómplices que incluía a militares, personal de PEMEX y agentes de Aduanas.
Cuando Almaraz Maldonado fue detenido, las autoridades le decomisaron 15 pipas de combustible, algunas de ellas con el logotipo de PEMEX.
Varios de estos vehículos, se informó, estaban al máximo de su capacidad de gasolina, listos para ser enviados a EU.
Grupo Reforma publicó ayer que Almaraz Maldonado y José Raúl Zertuche González, dirigentes y miembros de la Comisión Política Estatal del PRD en Tamaulipas, eran los líderes de la banda criminal dedicada al robo de gasolina, que operaba incluso con protección de "Los Zetas", brazo armado del Cártel del Golfo.
Un agente federal ministerial en Tamaulipas reveló que Almaraz Maldonado tenía el apoyo de un grupo de militares, al que le pagaba 1,500 dólares por cada pipa que circulaba por las carreteras de Tamaulipas.
Además, fuentes oficiales de la PGR revelaron que al menos 9 funcionarios aduanales y una veintena de trabajadores de PEMEX, principalmente del servicio de vigilancia, son investigados.
Las detenciones de Almaraz Maldonado y de Zertuche González, así como de otras 8 personas, se derivan de una querella presentada por parte de Petróleos Mexicanos respecto al robo de combustible en la Cuenca de Burgos desde el 2007.
La investigación se dio también gracias a diversas alertas del Departamento de Seguridad Interna de EU.

Juan Antonio Guajardo Anzaldúa denunció en 2007 los negocios ilícitos de Miguel Angel Almaraz Maldonado, pero nadie le hizo caso. En noviembre de ese año fue ejecutado por un comando.
Guajardo y Almaraz pasaron de ser amigos y candidatos a enemigos a muerte. El distanciamiento fue mayor en 2007, cuando ambos contendían por la alcaldía de Río Bravo y las acusaciones del abanderado del PT arreciaron contra su rival perredista.
"Sin que se le conozca oficio ni en qué trabaja (Almaraz) anda en camionetas Nitro y Escalade...", declaró Guajardo en aquella ocasión.
"El proceso electoral está contaminado por el dinero que sale del robo de gasolina a Pemex, del gobierno del estado y de apoyos que, mínimo, son de origen dudoso", arremetió.
Por esa razón, Guajardo no quiso ir en alianza con Almaraz, y en varias entrevistas y posicionamientos públicos dejó en claro que el abanderado del sol azteca estaba metido en el robo a Pemex.
El candidato del PT reveló el decomiso de 45,000 litros de hidrocarburos encontrados en bodegas de Almaraz Maldonado, y también denunció el aseguramiento de 2 tráileres cargados con combustible robado y la captura de un sobrino de Almaraz.
Por sus denuncias públicas, Guajardo recibió amenazas de muerte y, a pesar de que la PGR le asignó escoltas de la AFI, el 29 de noviembre del 2007 fue asesinado a balazos por un comando de sicarios, presuntamente de los Zetas.

(V.primera plana y pág.3 del periódico Mural del 2 de abril de 2009).

Pemex tuvo en 2008 pérdidas por 800 millones de pesos, unos 57 millones de dólares.
Entre 2000 y 2008 se han descubierto 1,563 tomas clandestinas en ductos.
Durante 2007 se detectaron 323, de las cuales 296 se realizaron a ductos de Pemex Refinación, 17 en oleoductos de Pemex Exploración y Producción, y 10 en líneas de Pemex Gas y Petroquímica Básica.
Ese mismo año Pemex contabilizó el robo de 53.1 millones de litros de gasolina, diésel, turbosina y petróleo crudo.
Las entidades que concentran 82% del hurto en la red de ductos, según la Asociación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Lubricantes, son Veracruz, con 57%; Chihuahua, 6%; Estado de México, 5%; Puebla, 5%; Morelos, Oaxaca y Sinaloa con 3% cada uno.
Se menciona que ese ilícito es uno de los más frecuentes en el país, "pero hasta la fecha no se ha logrado frenar, sino que por el contrario continúa incrementándose cada año".

(V.pág.16 del periódico Público del 29 de marzo de 2009).

La Policía Federal detuvo a José Javier Castelán Ugarte y Alfredo Cortés Ureña, alias "El Pecas", como presuntos responsables del robo de hidrocarburos mediante una toma clandestina, en el municipio de Tultitlán, estado de México.
En un operativo derivado de la averiguación previa iniciada a petición de personal de Pemex el 19 de noviembre de 2008, elementos de la Policía Federal acudieron al predio ubicado en la esquina de las calles Cartagena y Querétaro, colonia Libertad, en el municipio de Tultitlán, donde cruza un poliducto de la paraestatal que registraba baja presión.

(V.Notimex del 24 de febrero de 2009).

En el Municipio de Tototlán, personal del Departamento de Servicios de Seguridad Física del Sector Guadalajara, de Pemex detectó una toma clandestina hermética en el oleoducto de 16 pulgadas Salamanca-Guadalajara, a la altura del kilómetro 184+600, justo en las inmediaciones del rancho conocido como Santa Martha.
En el sitio se encontró una manguera de alta resistencia de 1.5 pulgadas, la cual se encontraba tendida en dirección al rancho ganadero ubicado a una distancia de 1,500 metros, aproximadamente, al pie de una bodega donde se observó la terminación de la derivación, la cual fue retirada.
El rancho en mención consta, además, de un área para ganado, una casa habitación, un taller mecánico y otra bodega pequeña donde estaba estacionada una camioneta con placas del Estado de Jalisco.
Asimismo, en la caja de dicho automotor había 2 cisternas de plástico con capacidad de mil litros cada una, las cuales ya estaban debidamente abastecidas con producto derivado del petróleo, al parecer gasolina Pemex Magna y Diesel. Al arribar el personal de la paraestatal no se encontró persona alguna, ya que al parecer se retiraron intempestivamente, dejando olvidada una camioneta Chevrolet, con el motor encendido.
El robo de combustible es un delito grave que atenta contra el patrimonio de la empresa y del país. Por ello, Pemex invita a la ciudadanía en general a que denuncie anónimamente, al teléfono gratuito 01-800-22-89-660 o al 066, cualquier anomalía que observe en las instalaciones de la paraestatal.

(V.pág.7-B del periódico El Informador del 7 de febrero de 2009).

Personal de Pemex detectó la decimotercera toma clandestina en lo que va del año en el Estado de México, en donde se aseguró un autotanque con más de 40,000 litros de petróleo crudo y no hubo detenidos.

(V.pág.27-A del periódico El Informador del 3 de noviembre de 2008).

El diputado Javier Martín Zambrano Elizondo aseguró que en 2007 Pemex contabilizó el robo de 53.1 millones de litros de gasolina, diésel, turbosina y petróleo crudo, por lo que registró más de 272 millones de pesos en pérdidas.
Dijo que en 2007 se detectaron 323 tomas clandestinas y para junio de 2008 se han registrado 152 más.

(V.Notimex del 13 de octubre de 2008).

El Ejército Mexicano propinó otro golpe a las bandas que trafican con el condensado robado de ductos de Pemex en la Cuenca de Burgos.
Luego de asegurar 225,000 litros la semana pasada, ayer les decomisaron 195,000 litros en las calles de la colonia Vamos Tamaulipas, al sur de Reynosa.
Los patrullajes constantes de los soldados de la Octava Zona Militar por toda la ciudad ha llevado a confiscar en los últimos meses decenas de tráileres y pipas con condensado de campo, utilizado como mezclador de diesel y gasolina.
Genaro Elizondo Rosales, portavoz de Pemex Distrito Reynosa, informó que ayer el Ejército avisó a Pemex del hallazgo de 4 tractocamiones y 8 autotanques, con el hidrocarburo robado, en la colonia Vamos Tamaulipas.
Los soldados sitiaron casi todos los accesos a la colonia, pues las pipas y los tractocamiones estaban diseminados por las calles sin pavimentar.
En total, indicó Elizondo, fueron rescatados 195,000 litros de condensado y trasladados con todo y vehículos a las instalaciones de Pemex Exploración y Producción para trasvasarlos con seguridad.
"Todas las unidades motrices traían placas sobrepuestas, todas eran placas americanas, de Texas; excepto un tonel que traía placas de remolque del Servicio Público Federal", informó.
Según un informe de la paraestatal enviado a la Comisión de Energía del Senado, el robo de gas condensado en la Cuenca de Burgos sumaba 1,666 millones de pesos a finales del año pasado.
Pemex informó que investigaba a grupos que han desarrollado un mercado ilícito de 8,000 barriles diarios del combustible, robado de los campos productores de gas húmedo.
En el mercado formal, ese tipo de condensados se utiliza para aligerar crudos pesados o para la elaboración de derivados petroquímicos.
Sin embargo, los grupos delictivos los usan como mezclas en la gasolina para aumentar los volúmenes.

(V.pág.2 del periódico Mural del 25 de septiembre de 2008).

Qué gran negocio es robar al gobierno. Como es el caso de los ductos de Pemex: ¿quién más que los mismos trabajadores saben por dónde pasan? ¿Quién los vigila? ¿Dónde no los vigilan? ¿Cómo se pueden preparar para ordeñar sin causarse daño a ellos ni a sus alrededores? ¿Cómo abrirlos y cerrarlos, cuando ellos lo necesitan?

Francisco Molina Martínez de Castro
(v.pág.8 "Cartas del lector" del periódico Mural del 10 de julio de 2008).

La Comisión Permanente del Congreso señaló que Pemex pierde cada año 20,000 millones de pesos por fugas, "ordeñas" y venta clandestina del combustible, además de 17,000 millones de pesos por la subfacturación que hacen las gasolineras.

(V.El Informador en línea del 8 de julio de 2008).

Personal de Pemex detectó una toma clandestina hermética ubicada en Omealca, Veracruz, donde se detuvo a un presunto delincuente y se aseguró un tractor agrícola y un autotanque con capacidad de transportar 45,000 litros de petróleo.
En un recorrido de rutina sobre el derecho de vía del sistema de ductos Nuevo Teapa-Venta de Carpio, personal de la Gerencia de Seguridad Física detectó un autotanque con un cargamento de 45,000 litros de petróleo crudo extraído ilícitamente.
Petróleos Mexicanos precisa en un comunicado que se ubicó una toma clandestina a la altura del kilómetro 271+408, en terrenos del ejido Matatenatito, municipio de Omealca, del oleoducto de 30 pulgadas de diámetro que va de Nuevo Teapa a Venta de Carpio.

(V.Notimex del 15 de junio de 2008).

José Manuel del Río Virgen (Convergencia), presidente de la Comisión de Marina en la Cámara de Diputados, dijo que para lograr una estrategia eficaz en materia de seguridad se debe echar mano de agrupaciones como la Policía Federal Preventiva.
Reconoció que la situación en el hurto del combustible es grave, pues el año pasado se registraron más 350 tomas clandestinas, lo que genera una gran pérdida de recursos para el estado.
Consideró que en vez de declarar ante los medios de comunicación, los funcionarios de Pemex deben declarar ante el Ministerio Público por esos delitos y hacer públicas dichas denuncias. De otra forma, ellos mismos se convierten en cómplices.
"Lo que tenemos que hacer los mexicanos es exigirle a Pemex que cuide todo sus sistema de ductos a nivel nacional, para eso tienen un área de seguridad y control", advirtió.
Para el senador panista Rubén Camarillo, secretario de la Comisión de Energía, se requiere invertir en un sistema de monitoreo que le permita a Pemex detectar cualquier fuga y, dijo, ahuyentar a los ladrones.
Respecto a la sustracción de crudo, el legislador expresó sus dudas porque para procesarlo y convertirlo en gasolina se requiere una destiladora con una torre de 30 metros, por lo menos.
Camarillo nunca antes había escuchado algo similar y le resulta difícil creerlo, por lo complejo que resulta procesar el petróleo crudo. Sin embargo, comentó que la capacidad de la delincuencia organizada no tiene límite.

(V.periódico El Universal del 3 de junio de 2008).

El crimen organizado ya no se conforma con robarle a Petróleos Mexicanos gasolinas, diesel y condensados. Ahora sustrae de los ductos la materia prima, el petróleo crudo, al que somete a un proceso de supuesta refinación y termina en estaciones de servicio y en carreteras como gasolina y asfalto de mala calidad.
Utilizando carrotanques y facturas apócrifas de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, con el logotipo del sexenio pasado -que son utilizadas en caso de ser detenidos como manifiesto de entrega, transporte y recepción de residuos peligrosos-, los delincuentes están llegando prácticamente al corazón de la industria petrolera para sustraer crudo, que es utilizado además para adulterar combustóleo.
Pemex Refinación reconoció que el número de tomas clandestinas en oleoductos que transportan crudo va en aumento: En 2005 se reportaron 5 conexiones ilegales, en 2006 el número se elevó a 72, y el año pasado la cifra ronda los 137 "chupa ductos".
Aunque oficialmente el volumen de crudo robado está en evaluación, el problema ha alcanzado tal dimensión que actualmente casi la mitad de las tomas clandestinas detectadas (48%) se registran en oleoductos, por donde se transporta el crudo hacia las refinerías, plantas petroquímicas y terminales de exportación.
El año pasado fueron recuperados con distintos operativos alrededor de 457,000 barriles, equivalentes a 35% del consumo de un día realizado por los 6 complejos que integran el sistema nacional de refinación operado por Pemex, con un valor a precios internacionales de 60 dólares por barril.
Sin embargo, otro volumen aún no determinado queda en manos del crimen organizado, que utiliza el hidrocarburo para adulterar combustóleo y para fabricar gasolinas que se entregan clandestinamente a estaciones de servicio coludidas y asfaltos de mala calidad que colocan entre la industria del transporte y la construcción, sobre todo para el tendido de carreteras federales y concesionadas a privados.
Las investigaciones realizadas por la Policia Federal, la Produraduría General de la República y Pemex revelan que los ductos que se han convertido en el blanco preferido de la delincuencia organizada para efectos de robo de petróleo crudo son:

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 2 de junio de 2008).

La Procuraduría General de la República informó que fue detenida una organización delictiva conformada por 7 personas que se dedicaban al robo de gasolina propiedad de Pemex en Hidalgo.
Una mujer encabezaba al grupo delictivo que operaba en un predio localizado en el kilómetro 3.2 de la carretera Tula-Refinería.
En el paraje conocido como "El Llano", en Tula de Allende, se aseguraron a siete personas, 28 recipientes con gasolina, 13 tractocamiones con autotanques y 11 vehículos particulares.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 5 de mayo de 2008).

El robo de gasolina en la red de tuberías de la empresa estatal Petróleos Mexicanos alcanzó un récord histórico en 2007 con 323 tomas clandestinas descubiertas, informó hoy la compañía.
La compañía afirmó que cada uno de estos robos de combustible han puesto en riesgo a las comunidades cercanas debido a que en muchos casos provocaron fugas que dañaron al medio ambiente.
Pemex precisó que del total de tomas clandestinas, 296 fueron descubiertas en ductos principalmente de gasolinas, de las cuales 27 generaron fugas, otras 17 tomas se detectaron en oleoductos y 10 en gasoductos.
El 87% del total de los robos ocurrieron en el estado de Veracruz con 173 tomas clandestinas, seguido de Puebla con 22, Chihuahua 17, estado de México 17, Coahuila 16, Nuevo León 11, Oaxaca 10 y Sinaloa y Morelos cada una con 8.
[Al webmaster tampoco le cuadran los números... pero ya ven cómo son los periodistas, para quienes la exactitud de la información es algo secundario, porque muchos ni siquiera saben calcular un porcentaje.]
Pemex indicó que también se descubrieron dos túneles en construcción para alcanzar los ductos subterráneos, uno en Coahuila y otro en Sinaloa.

(V.Agencia Efe del 22 de enero de 2008).

Cuatro individuos que intentaban robar combustible de un ducto de PEMEX, fueron arrestados en la Colonia Jesús García, de Mazatlán.
Los detenidos son Leonel Loaiza Manjarrez de 25 años; David Cabrera González, de 25; Pedro Ríos Patrón de 26 y José García Flores de 27.

(V.pág.15 del periódico Mural del 6 de diciembre de 2007).

La fuga de gasolina en un poliducto de Petróleos Mexicanos producto, presumiblemente, de una "ordeña" ilegal, provocó ayer la movilización de personal de la empresa paraestatal, agentes de la AFI, Ejército y de Protección Civil.
La fuga que se registró en el acceso principal a Valle de Santiago, Gto., generó que se acordonara una superficie de un kilómetro a la redonda.

(V.pág.5 del periódico Mural del 16 de agosto de 2007).

Elementos de la Policía Federal Preventiva recuperaron un tractocamión en una carretera de Veracruz que transportaba cerca de 65,000 litros de gasolina Magna robado en las inmediaciones del municipio Minatitlán.
La Secretaría de Seguridad Pública federal informó que el representante legal de una empresa de carga alertó a las autoridades federales del robo de una de sus unidades.
Se implementó entonces un operativo de localización que permitió ubicar al tractocamión robado, acoplado a remolque y semiremolque tipo tanques con un total de 64,702 litros de gasolina Magna.

(V.Notimex del 11 de agosto de 2007).

Los ataques y robos a redes de distribución de combustible de Petróleos Mexicanos en el último sexenio llegaron a ser tan comunes para la paraestatal que en ese periodo le representaron una pérdida de al menos 157'609,403 pesos.
Pemex tiene documentadas 1,012 afectaciones a lo largo de sus instalaciones en el territorio nacional y es de resaltarse que la paraestatal prevé una media anual de 168 ataques o robos a los ductos e instalaciones de bombeo de carburantes. Es decir, un ataque cada 2 días, lo que desencadena además la necesidad de reforzar con apoyo de la Policía Federal Preventiva los operativos de vigilancia en instalaciones estratégicas.
Los principales problemas que ha enfrentado la paraestatal en los últimos años han sido principalmente el robo de combustible, sobre todo de gasolina y diesel, lo que muchas veces pone en riesgo instalaciones, tuberías y principalmente las arcas de Pemex.
De acuerdo con información de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, Veracruz es la entidad en donde las instalaciones sufren mayores ataques, pues se acepta que existen múltiples zonas de la red de distribución de carburantes que cuentan con muy poca o escasa vigilancia.
Oaxaca es otra entidad que ha sido utilizada por la delincuencia pues de acuerdo con Pemex, en los últimos seis años en Salina Cruz se presentaron 33 denuncias penales por el mismo número de tomas clandestinas localizadas por las autoridades.
Por esos hechos se registró un quebranto de 4'792,745.53 pesos y sólo la detención de un probable responsable.
En Monterrey, Nuevo León, se reportó que en los últimos seis años se presentaron 193 denuncias por ataques en contra de instalaciones importantes de Pemex; lo que provocó perdidas por 122'860,000 pesos.
De hecho, en seis años las instalaciones de Pemex en dicha región sufrieron al menos 253 robos y ataques a ductos que principalmente contenían combustible y diesel.
Pese al problema que ha tenido la paraestatal en los últimos años la Subprocuraduría de Investigaciones Especializada contra Delincuencia Organizada de la PGR no ha intervenido en la totalidad de asuntos, pues de los 1,012 casos detectados sólo inició 45 averiguaciones previas, mismas que hasta la fecha no han logrado ser resueltas en su totalidad.
Las estadísticas de la PGR muetran que entre 2001 y 2006 han sido detenidas y procesadas 1,539 personas que han vulnerado la seguridad de Pemex y que han provocado robos de hidrocarburo y otro tipo de ilícitos.
Hay que resaltar que de acuerdo con los análisis de la paraestatal y de las investigaciones hechas por la PGR, se ha dejado en claro que es necesario contar con mejores instrumentos de vigilancia y seguridad.
El informe de las autoridades señala que se han detectado a lo largo del país modificaciones en la red de distribución y válvulas de inspección, con alteraciones que ponen en riesgo a las poblaciones aledañas.

(V.pág.28 del periódico Público del 23 de julio de 2007).

Hace casi tres meses, el director general de Petróleos Mexicanos, Jesús Reyes Heroles, advirtió en la Cámara de Diputados sobre la falta de seguridad en las instalaciones de la paraestatal.
Ese día, Reyes Heroles admitió que Pemex era en parte culpable de esta situación, y que el robo de combustible evidenciaba la "vulnerabilidad" de las áreas petroleras, principalmente de refinación.
"Quiero apelar no sólo a su comprensión, sino a su solidaridad con un problema que tiene Petróleos Mexicanos y que es el hecho de que estamos siendo víctimas de una serie de actos vandálicos, de ataque a nuestras instalaciones en materia de ductos: nos están picando más ductos ahora más que nunca, o es lo que estamos detectando nosotros con el propósito de robar gasolina, diesel e incluso crudo". Pero la alerta lanzada por Reyes Heroles no tuvo eco en los legisladores. Ni él mismo hizo nada.

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 14 de julio de 2007).

El delegado de la Procuraduría General de la República en Puebla, Rolando López Villaseñor, aseguró que cinco personas han sido detenidas en los municipios de Huauchinango y Amozoc por ordeñar gas en ductos de Pemex.
Sin embargo, según especialistas de Pemex, sólo se pueden ordeñar de los ductos la gasolina y el diesel, pero no gas.
El funcionario afirmó que los detenidos son personas de las mismas poblaciones, quienes se dedican a la extracción ilegal del energético.

(V.pág.32 del periódico Público del 13 de julio de 2007).

El priista Francisco Labastida, presidente de la Comisión de Energía [del Senado] señaló que hoy el traslado de hidrocarburos se hace en camiones privados y lo óptimo sería enviarlo por ductos, lo que implicaría reducir el costo en 500 millones de pesos, además de evitar la "ordeña" durante el traslado, que elevaría el ahorro en mil millones.

(V.pág.32 del periódico Público del 15 de junio de 2007).

Fueron remitidos al Ministerio Público de la Federación los dos sujetos que fueron sorprendidos ordeñando un ducto de Pemex en el predio El Tepopote, en Tala, Jalisco. Los ahora detenidos, José Saúl Sandoval López y Juan Alfredo González Castañeda, lograron sustraer 8,000 litros de gasolina al horadar un ducto de 16 pulgadas de la red Salamanca-Guadalajara. Podrían ser consignados por robo de hidrocarburos y daño en propiedad ajena.

(V.resumen informativo de Notisistema del 7 de febrero de 2007).

La evacuación de la comunidad y el cierre de la carretera federal Villahermosa-Cárdenas se originó tras la fuga y explosión que se registró a las 7:00 horas de hoy en el gasoducto de Etano Plus, de 12 pulgadas de diámetro, luego de que fue averiado por ladrones de combustible.
Petróleos Mexicanos informó que la línea de 12 pulgadas de diámetro, transporta el gas de Ciudad Pemex, Tabasco, a Coatzacoalcos, Veracruz.
"La fuga fue provocada por un acto vandálico -ya que se encontraron herramientas y artefactos propios para este tipo de fechorías-. Consecuencia de la fuga, a las 7:00 horas, como se suscitó una explosión en el lugar sin que ocasionara lesionados", sostuvo Pemex en un comunicado.

(V.El Informador en línea del 22 de enero de 2007).

El relajamiento en las políticas de seguridad en el transporte por ducto en Petróleos Mexicanos propició que el año pasado creciera en 47% el número de tomas clandestinas en al menos tres de sus subsidiarias.
De acuerdo con un reporte del año pasado, el robo de los combustibles de Pemex Refinación llegó a sus niveles más altos desde 1999, año en que reconoce la petrolera se inició esta práctica ilegal.
El año pasado las tomas clandestinas que le robaban combustible a Pemex Refinación sumaron 185, mientras un año antes fueron 134, es decir, hubo un crecimiento de 38%.
El reporte de Pemex señala que en 2006 se detectaron al menos 200 ilícitos en los ductos de Pemex, de los cuales 196 fueron tomas clandestinas que afectaron la integridad del sistema de transporte de Pemex Refinación.
Hubo también siete tomas clandestinas a los oleoductos de Pemex Exploración y Producción y otras cuatro en los gasoductos de Pemex Gas y Petroquímica Básica.
Pero no es todo, el reporte señala que también se realizaron trabajos internos de trasiego de combustible o petróleo, ya que al menos se detectaron dos extracciones ilícitas en las válvulas de seccionamiento de los oleoductos de Pemex Refinación.
Adicionalmente hubo una extracción ilícita en la refinería de Tula, en el ducto que va hacia Pachuca y la construcción de un túnel hacia los ductos de Mazatlán.
Los números que presenta la subsidiaria señalan que la cantidad de tomas clandestinas en 2006 fue más alta aún que la de 2002 cuando se detectaron 152; en ese sentido, el ataque al mercado negro de combustibles permitió que en 2004 se detectaran 110 tomas.

(V.pág.35 del periódico Público del 19 de enero de 2007).

Elementos de Seguridad Pública estatal detuvieron a un hombre, quien junto con cuatro sujetos más, ordeñaba un ducto de 4 pulgadas de gasolina que corre de Tuxpan, Veracruz, a la Refinería Miguel Hidalgo de Tula, propiedad de Pemex, informó Martín Torres, vocero oficial de la dependencia.
Tras el descubrimiento de la toma clandestina, donde se derramaron más de 5,000 litros de combustible, la policía aseguró la camioneta donde ya llevaban 1,000 litros del hidrocarburo.
"La unidad traía un contenedor de polietileno de mil litros, una manguera y diversas herramientas que utilizaban los ordeñadores para llevarse la gasolina", señaló Torres.
Tras un operativo, fue detenido José Torres Pérez, quien manejaba la camioneta donde transportaban la gasolina robada.

(V.pág.2 del periódico Mural del 20 de agosto de 2006).

Siete sujetos que durante un año ordeñaron petróleo crudo de un ducto de Pemex, fueron asegurados la noche del martes en un operativo de la Policía del Edomex y la PFP, en el Municipio de Teoloyucan.
Los ladrones usaban una bodega como disfraz para saquear la tubería. Las autoridades decomisaron cuatro camiones con tanques de 15,000 litros, además de una pipa y un auto. Se estima que extraían 80,000 litros diarios del combustible.

(V.pág.7 del periódico Mural del 17 de agosto de 2006).

La Policía Federal Preventiva descubrió en Alvarado, Veracruz, una toma clandestina mediante la que se robaban un promedio de 28,000 litros por hora de petróleo crudo, de ductos de Petróleos Mexicanos.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 25 de marzo de 2006).

Andrés Manuel López Obrador anunció que construirá dos refinerías en Veracruz, (Tuxpan y Minatitlan) y ampliará la de Salina Cruz; advirtió que Pemex dejará de ser "el charrito que lo aguanta todo", ya que se pondrá fin al saqueo y el objetivo es que en tres años se deje de importar gasolina.
Anunció una inversión total de 75,000 millones de pesos (25,000 millones por cada refinería) y dijo que esos recursos saldrán de abatir la corrupción ya que en Pemex se han robado 15,000 millones de pesos cada año en la comercialización de combustible, es decir, 70,000 millones de pesos en lo que lleva Vicente Fox como presidente, "tengo pruebas", afirmó.

(V.pág.32 del periódico Público del 17 de marzo de 2006).

Pemex y la Profeco, en la contabilización de las pérdidas para el país a propósito de las gasolinas, han hecho un recuento de las tomas clandestinas detectadas en cada una de las regiones de las siete refinerías del país, en los tres años recientes.

Lugar200320042005
Refinería de Minatitlán461927
Región de Cadereyta363846
Salamanca212418
Tula291618
Salina Cruz956
Madero312
Ductos Pacífico8112
Mérida1

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 27 de febrero de 2006).

Personal de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos detectó y clausuró, en las últimas dos semanas, siete tomas clandestinas.
En Veracruz se detectó una toma en el poliducto de 14 pulgadas Cima de Togo y una más en el poliducto de 12 pulgadas Minatitlán-México, en el municipio de Hueyapan de Ocampo.
Otra toma clandestina fue detectada en el poliducto de 16 pulgadas que corre de la Terminal de Almacenamiento y Distribución El Castillo, en el municipio de El Salto, Jalisco, a San Juan de Ocotán, en Zapopan, a la altura del kilómetro 313. En este caso, muy cerca del lugar estaba abandonada una camioneta con placas del estado de Nayarit, dentro de la cual se encontraron cuatro contenedores con capacidad de 1000 litros cada uno, un tambor de 200 litros y un bidón de 60 litros. Todos estaban llenos de gasolina.
Asimismo, en el kilómetro 195 del poliducto que va de Gómez Palacio, Durango, a Avalos, Chihuahua, se detectó una toma ilegal colocada sobre el cauce de un arroyo seco, dentro del rancho denominado San Rafael, en el municipio de Jiménez, en el estado de Chihuahua. En el lugar fue hallada tubería, válvulas y niples (conexiones de un tubo) que serían utilizados para instalar una derivación.
También se localizó una toma clandestina en el kilómetro 62 del poliducto de 18 pulgadas de Cadereyta-Satélite, muy cerca de Escobedo, Nuevo León.
En el combustoleoducto de 24 pulgadas que corre de la terminal marítima de Mazatlán a las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad "José Aceves Pozos", se localizó otra toma clandestina dentro de un almacén abandonado. Ahí, personal de Seguridad Física de Pemex halló muestras de extracción de combustible, tales como rodadas de autotanque, mangueras y manchas recientes de combustóleo.
Finalmente, en el ejido Santa María Nenezintla, en el estado de Puebla, en el poliducto de 12 pulgadas Tepeaca-Agencia de Ventas, se descubrió, a una profundidad de metro y medio, una toma clandestina. En el lugar se percibía un fuerte aroma a combustible, como consecuencia de un goteo.

(V.pág.9-A del periódico El Informador del 16 de enero de 2006).

Las acciones emprendidas en 2005 para evitar el robo de combustibles de las instalaciones de Pemex dejaron como resultado la recuperación de 7,000 millones de pesos y la detección de 124 tomas clandestinas.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 10 de enero de 2006).

La Delegación de Ministerio Público Federal detuvo a Martín Santiago Martines autor de una toma clandestina donde había extraído gasolina por un ducto de Petróleos Mexicanos en el Rancho de Matamoros en el municipio de Aguadulce del sur de Veracruz.
Explicó que con la ayuda de 2 personas más que se dieron a la fuga, robó 31,000 litros de una pipa procedente de Autotanques Nacionales, SA de CV.

(V.pág.20-A del periódico El Informador del 28 de noviembre de 2005).

Durante la tarde de ayer viernes, elementos de la Agencia Federal de Investigación, con el apoyo de un agente del Ministerio Público Federal catearon la finca número 96 de la calle San Francisco en el poblado de Tololotlán en el municipio de Tonalá, en donde encontraron un ducto de Petróleos Mexicanos del que dos personas le extraían gasolina de manera clandestina.
Cabe señalar que el pasado jueves, cuando fueron sorprendidos Ernesto Arvizu Mantiezo, de 24 años de edad, y Roberto González Trujillo, de 39, se aseguraron 24 bidones de 200 litros cada uno, los cuales contenían gasolina Magna.

El ducto bajo la casa.

(V.pág.8-B del periódico El Informador del 26 de noviembre de 2005).

En lo que va del año Petróleos Mexicanos ha detectado 119 tomas clandestinas en diversas regiones del país, lo que le permitirá recuperar combustibles para uso automotriz por más de 6,000 millones de pesos.
Del volumen de hidrocarburos recuperado, corresponde a diesel alrededor de 65% y el 35% restante a gasolinas.
Los grupos delictivos operan de manera más importante en 21 estados de la república, fundamentalmente en Coahuila, Veracruz, Guanajuato, Nuevo León, Sinaloa, Durango y Chihuahua.
La zona de influencia de la refinería de Cadereyta, N.L., se mantiene como la que muestra mayor número de este tipo de tomas descubiertas, con 38 en este lapso, seguida del área de Minatitlán, con 21, y la de Tula con 14.
Se calcula que el valor del mercado ilegal de petrolíferos (adulteración y contrabando, sustracción ilícita de ductos y robo en terminales de almacenamiento y distribución y de carros-tanque) es de casi 2,000 millones de pesos.

(V.pág.43 del periódico Público del 25 de noviembre de 2005).

Petróleos Mexicanos informó ayer que clausuró seis tomas clandestinas de gasolina en los estados de Coahuila, Jalisco, Hidalgo y Baja California.
De dichas tomas, tres afectaban el poliducto Satélite-Gómez Palacio, que parte de la Terminal de Almacenamiento y Distribución en Santa Catarina, Nuevo León, en tanto que las otras tres se localizaron en los de Salamanca-Castillo-Zapopan, Tula-Azcapotzalco y Rosarito-Ensenada.
En un comunicado, la paraestatal destacó que procedió a la clausura, y personal especializado se abocó a la inmediata rehabilitación de los tramos deliberadamente afectados.
Seguridad Física de Guadalajara halló una toma clandestina en el kilómetro 322.2 del poliducto de 16 pulgadas Salamanca-Castillo-Zapopan, en las inmediaciones del poblado Las Tortugas, municipio de El Arenal, en Jalisco.
Ahí fueron asegurados un camión torton con placas de Nayarit equipado con una cisterna con capacidad de 10,000 litros, otra de 1,000 y tres tambores de plástico de 200 litros de capacidad.

(V.primera plana del periódico El Informador del 16 de noviembre de 2005).

Como resultado de la intensificación en todo el país del Programa de Seguridad, Salud y Protección Ambiental, personal de Pemex adscrito al Departamento de Seguridad Física descubrió una toma clandestina en un dieselducto en Salina Cruz, Oaxaca, por lo cual personal de la empresa se abocó a su desmantelamiento y reparación. De acuerdo con un boletín de la paraestatal, dicha toma fue localizada a la altura del kilómetro 4 (+700 metros) del dieselducto de 24 pulgadas, que va de la Refinería "Ing. Antonio Dovali Jaime" a la Terminal Marítima Salina Cruz, en las inmediaciones del predio propiedad de Bernardino Hernández Meléndez, ubicado en la colonia Deportiva Norte de esa ciudad.

(V.resumen informativo de Notisistema del 7 de septiembre de 2005).

Las cifras

(V.pág.24 del periódico Público del 31 de julio de 2005).

Mediante un operativo implementado en la ciudad de Reynosa, la Procuraduría General de la República, decomisó un líquido conocido como "condensado" que se extraía ilegalmente de pozos de Petróleos de México (Pemex) en Tamaulipas y que se comercializaba de manera ilegal como si se tratara de gasolina.
La PGR informó que decomisó siete pipas que contenían este líquido, el cual, explicó, "es un carburante que se consume con rapidez debido a su pésima calidad" y que, por lo mismo, daña a los automóviles que lo usan.
De acuerdo con los reportes obtenidos por la PGR, en respuesta a una denuncia presentada por el departamento jurídico de Pemex, "el líquido que se extrae de los pozos que Pemex Exploración y Producción tiene en la región, presuntamente se comercializaba de manera ilícita en diversos lugares, pero especialmente en gasolineras" de la entidad.
En un comunicado de prensa, la Procuraduría reportó que además de las siete pipas cargadas con el líquido, también decomisó tres tractocamiones, un remolque y cinco cajas para tráiler.
"Anteriormente -recordó la institución- personal de seguridad física de Pemex detuvo a Pablo Rodríguez Hernández y José Luis Hernández Orozco, cuando fueron sorprendidos 'ordeñando' una pipa en un predio ubicado en el Ejido Las Anacuas".

(V.pág.14-A del periódico El Informador del 25 de julio de 2005).

Los ingresos por ventas de gasolinas y diesel en México crecieron unos 4,500 millones de pesos en 2004, después de un operativo antirrobo en marzo de ese año, dijo ayer la Secretaría de Hacienda. Según datos de Petróleos Mexicanos, las pérdidas por robo y contrabando de combustibles sumaron unos 92,000 millones de pesos entre 1998 y 2003."El año pasado, a partir de que se implementaron las principales medidas para combatir el mercado ilícito de combustibles, de marzo a diciembre de 2004 hubo un ingreso adicional por ventas de gasolina y de diesel de aproximadamente 4,500 millones de pesos", afirmó el director de Planeación Hacendaria, Alejandro Werner.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 3 de mayo de 2005).

Otro caso de robo "hormiga" de gasolina se descubrió en instalaciones de Pemex, debido a que se produjo un derrame de 8,000 litros del hidrocarburo en el punto en el que se realizaba el ilícito.
Esto sucedió en el predio denominado La Minita, ubicado a unos 3 kilómetros del poblado El Arenal y a unos 300 metros del kilómetro 28, de la carretera Guadalajara-Nogales. En ese lugar estaba una cisterna con capacidad de 10,000 litros, llena de hidrocarburo.

(V.pág.11-B del periódico El Informador del 20 de abril de 2005).

El diario La Opinión, de Poza Rica, Ver., hace un año investigó también sobre los robos y el tráfico de carburante, en perjuicio de la compañía petrolera nacional Petróleos Mexicanos. Un empresario local, hoy denunciado por evasión fiscal, tuvo que poner fin a sus actividades.

Miguel Angel Granados Chapa
(v.periódico a.m. del 14 de abril de 2005).

Investigaciones del área de inteligencia de la Policía Federal Preventiva detectaron durante el Operativo Pemex, aplicado en 2004, que la empresa paraestatal no cuenta con un sistema de facturación confiable o con controles suficientes para evitar el robo de combustibles.
Los elementos de inteligencia descubrieron "facturación doble" en cargamentos de gasolinas y otros combustibles en las pipas de la empresa, o en las unidades concesionadas para trasladar los productos de Pemex.
El doctor José Rodrigo Roque, subprocurador de Verificación de la Procuraduría Federal del Consumidor reconoció que "tenemos los datos del año pasado, y conforme a ellos podemos decir que en promedio se está dando 5% menos de gasolina al público consumidor, con una afectación anual estimada en 18,000 millones de pesos".
Explicó que los amparos promovidos por dueños de estaciones de servicio tienen como argumento principal que las medidas adoptadas por la Profeco y Pemex les causan más gastos de operación, lo que se traduce en eventuales "costos adicionales, en pérdidas no contempladas en sus esquemas de administración, que la gente de la procuraduría actúa con discrecionalidad y en contra de los intereses de los concesionarios señalados por ventas irregulares".
Roque indicó que este argumento "no es válido, porque hemos armado una estrategia de que la obligación de vender litros de a litro y no medios litros surge de la aplicación de la ley, no de la norma oficial".

(V.pág.10-A del periódico El Informador del 23 de marzo de 2005).

Personal del departamento de vigilancia de Pemex descubrió en San Juan del Río un túnel de más de 30 metros de largo excavado desde una propiedad privada hasta los ductos de diesel, en donde se robaban desde hace un mes miles de litros de combustible. Los ladrones contaban con equipo sofisticado capaz de extraer hasta 30,000 litros en tan sólo media hora. El hallazgo fue hecho por personal del servicio de seguridad de Pemex, y elementos de la Policía Federal Preventiva, quienes el pasado sábado descubrieron una válvula clandestina en el ducto Tula-Salamanca, a la altura de la localidad de Palmillas, en el estado de Querétaro.

(V.pág.10-A del periódico El Informador del 8 de marzo de 2005).

Uno de los problemas mayores que tiene Petróleos Mexicanos en Jalisco son las tomas clandestinas en el poliducto de Salamanca hasta las terminales Zapopan y El Castillo. En 2004 se localizaron 7 tomas clandestinas en territorio jalisciense. En lo que va de 2005 se tuvo un incidente más de esa naturaleza, en Atotonilco. Quienes lo hacen están bien organizados, aunque los hay malhechos que dejan fugas peligrosas. Por ese ducto se conducen cada día, en promedio, más de 10,000 metros cúbicos de gasolina y diesel.

(V.primera plana del periódico El Informador del 7 de marzo de 2005).

El director general de Pemex, Juan Bueno Torio, reconoció ayer que funcionarios de la paraestatal han participado en la venta ilícita de combustible y aseguró que ya existen denuncias para deslindar responsabilidades.

(V.pág.7A del periódico Mural del 17 de febrero de 2005).

La resistencia que mostró un grupo de 39 empresas franquiciatarias (sic) de las gasolineras Pemex en contra de los controles volumétricos en las estaciones de servicio, fue la gota que derramó el vaso. Aunque la instalación de esos controles fue una disposición oficial, diversos empresarios gasolineros se ampararon en contra. "¿Pues de qué se esconden?", se preguntaron los jerarcas en seguridad pública y el jurídico de la paraestatal. Y es que resultaría inconcebible que aquellos que cometen un delito se protegieran legalmente para seguir delinquiendo... y que sería por partida doble, pues intuyen que donde se vende combustible robado se despachan litros incompletos.
Así que el estado mexicano, a través de la SHCP, junto con la Profeco, no se pueden ir con medias tintas ante un ilícito que cuesta cerca de 10,000 millones de pesos anuales al erario.

Mauricio Flores
(v.pág.40 del periódico Público del 28 de enero de 2005).

Andrés Manuel López Obrador, jefe de gobierno del Distrito Federal, aseguró que la Secretaría de Hacienda ya entregó los recursos provenientes por los excedentes en la venta de petróleo. Sin embargo, dijo que les asignaron menos de lo debido, pues tuvieron que descontar los 12,000 millones de pesos producto del robo de gasolina, escándalo que se suscitó hace unos meses cuando Petróleos Mexicanos, dio a conocer que se sustraía el combustible de los ductos.

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 31 de julio de 2004).

En una acción conjunta entre personal de la Policía Municipal y la Unidad de Protección de Tala se logró descubrir una toma clandestina de combustible en un ducto de Pemex. En esta acción se detuvo a dos sujetos vecinos de Zapopan y se les aseguró una camioneta en donde transportan seis tambos de 200 litros de diesel.
La clásica "ordeña" del ducto se localizó en el predio Las Maravillas, a la altura del kilómetro 17.5 de la carretera Guadalajara-Ameca, a unos 200 metros del lugar donde hace aproximadamente tres años se registró un robo de combustible que, en aquella ocasión, propició un incendio por el derrame del mismo.

(V.pág.9-B del periódico El Informador del 26 de junio de 2004).

Elementos de la Policía Federal Preventiva detuvieron en Aguascalientes a 4 policías municipales que sustraían de manera ilegal de un ducto de Petróleos Mexicanos, alrededor de 120,000 litros de combustible.

(V.pág... de 2004).

En 60 días, el gobierno federal consiguió incrementar la facturación de Petróleos Mexicanos por 3,200 millones de pesos, como resultado del operativo de la Policía Federal Preventiva para evitar el saqueo de combustible en refinerías, terminales de almacenamiento y distribución, terminales marítimas y centros de embarque.

(V.pág.42 del periódico Público del 7 de mayo de 2004).

El que todavía no se acuse a nadie del increíble robo de gasolina en Pemex por falta de pruebas es muy preocupante, pues cientos de miles de litros de combustibles han sido sustraídos por años. Lo cual otra vez nos muestra esa terrible combinación de "ineptitud con corrupción" que tanto daño nos ha causado. La secrecía, la confidencialidad y la lealtad, son estrategias para esconder la "ineptitud y la corrupción". ¿Cuántos miles de administradores de Pemex no han querido saber nada de "comprobar y demostrar"?

Enrique Canales
(v.pág.4A de la sección "Negocios" del periódico Mural del 25 de marzo de 2004).

100,000 litros de combustóleo sustraídos clandestinamente de un ducto de Pemex, fueron recuperados por la Policía Federal Preventiva, y se detuvo a siete presuntos delincuentes. La Secretaría de Seguridad Pública informó que en la acción efectuada en San Juan del Río, Querétaro, también se aseguraron tres vehículos, entre ellos dos camiones pipa.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 20 de marzo de 2004).

Las ventas de combustibles han aumentado 11.5% en la primera quincena de marzo a raíz de que se aplicó el operativo de vigilancia de la Policía Federal Preventiva en las instalaciones de Pemex Refinación, afirmó su director, Juan Bueno Torio.
Este incremento representa para la empresa ingresos adicionales por 1,053 millones de pesos, y equivale a 8,345 pipas de gasolina.

(V.pág.8A de la sección "Negocios" del periódico Mural del 18 de marzo de 2004).

La Comisión de Energía de la cámara alta cuenta con evidencias que demuestran que en el robo de gasolina a Pemex, se encuentran involucrados funcionarios del nivel medio y superior de la propia paraestatal y la Secretaría de Hacienda.

Jorge Nordhausen González, legislador panista
(v.pág.4A de Ocho Columnas del 14 de marzo de 2004).

Empresarios gasolineros de todo el país gestionan amparos en contra de la disposición del gobierno federal de instalar controles volumétricos en las estaciones de servicio.

Aurora Berdejo
(v.pág.7/B de El Occidental del 8 de marzo de 2004).

El director de Pemex-Refinación, Juan Bueno Torio, advirtió que las bandas criminales que roban combustibles están dejando las cárceles en 'tres días', gracias a las leves penas impuestas y a la calificación de los delitos que permiten la libertad bajo fianza.
Incluso, algunos trabajadores de la paraestatal que han sido consignados por estar involucrados en el mercado ilegal de combustibles han tenido que ser reinstalados en sus puestos de trabajo, por órdenes de la Junta de Conciliación y Arbitraje.

(V.pág.11A de Ocho Columnas del 7 de marzo de 2004).

Francisco Arellano Noblecía, comisario de las Fuerzas Federales de Apoyo, informó ayer viernes que en las primeras horas de la incursión de los efectivos de la Policía Federal Preventiva en instalaciones de Pemex, para combatir el robo de combustible, se detectaron en Zapopan tres pipas de la empresa que intentaron salir de las instalaciones de la paraestatal con sellos violados y con una cantidad de combustible diferente a la reportada.

(V.primera plana del periódico El Informador del 6 de marzo de 2004).

El director de Pemex Refinación, Juan Bueno Torio, aseguró que quienes cometen los ilícitos en perjuicio de las finanzas de la empresa petrolera y del país, son bandas organizadas vinculadas con personal de la paraestatal.
De los 45,000 barriles diarios que representa el mercado ilícito, 22,500 provienen de la adulteración y contrabando de combustible, 9,000 del robo en ductos y 13,500 de hurtos en terminales de almacenamiento y pipas.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 3 de marzo de 2004).

Elementos de la Policía Federal Preventiva tomaron este lunes instalaciones de Petróleos Mexicanos con el fin de combatir las "pérdidas millonarias y la grave situación" que representa el robo de combustible en la paraestatal. Más de 600 agentes resguardan la refinería de Tula, Hidalgo; la estación de bombeo de Palmillas, estado de México, y el poliducto que va de Tula a Toluca. En conferencia de prensa, Gertz dijo que la medida tiene el objetivo de "atacar de fondo el problema tan grave que ha existido durante los últimos años". En septiembre de 2003, el director de Pemex Refinación, Juan Bueno Torio, reveló que entre el robo y la adulteración de combustibles las pérdidas que sufre la paraestatal ascienden a unos 9,000 millones de pesos anuales. El Operativo Tula comenzó a las 8:00 de la mañana, con el ingreso de los elementos de la PFP, quienes aplicarán 16 medidas para evitar el robo del combustible. Las acciones tendrán alcance nacional. El funcionario señaló que no existe un plazo determinado para que la PFP abandone las instalaciones de Pemex. Explicó que "estamos haciendo lo que nunca se había hecho, que es llevar una auditoría fiscal y controles sobre entrada y salida de combustibles en poliductos, así como verificar que los camiones salgan con las facturas correspondientes". Detalló que "en las gasolineras también tenemos problemas porque algunas de ellas reciben poca gasolina y venden mucha. Allí adelantó, habrá vigilancia permanente".

(Resumen informativo de Notisistema del 2 de marzo de 2004).

Según el esquema que la Asociación Nacional de Distribuidores de Combustibles y Lubricantes presentó a los senadores, primero hay una merma importante en las refinerías, ductos, buques, transporte primario y terminales, posteriormente hay una ordeña de las pipas y un desvío de producto de las estaciones de servicio hacia el canal de distribuidores genéricos para atender industrias.
Asimismo hay una merma de producto al cliente final, a través de mezclar producto de baja calidad o inframediciones (skimming), sólo en esta parte se han obtenido 1,140 millones de dólares en los últimos cinco años.
El organismo señala que hay falsos fletes en gasolina y diesel por "autoabasto", mismo que es consentido por el área comercial de Pemex Refinación desde 1999, aquí se han movido cerca de 10 millones de dólares.
El impacto de la mala calidad de los productos en el consumidor final causa un daño cercano a los 300 millones de dólares en el periodo referido, mientras que las importaciones irregulares de productos que se usan para mezclar combustibles en el país suman los 40 millones de dólares.
Según el texto, denominado Mercado Ilícito de Combustibles Líquidos, la evasión fiscal estimada es de unos mil millones de dólares anuales.

(V.pág.31 del periódico Público del 17 de febrero de 2004).

Juan Bueno Torio, director de Pemex Refinación, dijo que cada año el mercado negro de combustibles se lleva cerca de 10,000 millones de pesos y tan sólo el año pasado ya se recuperaron cerca de 3,500 millones.
"El problema es que tenemos muchas áreas en donde no hay suficientes equipos de medición", dijo.
Al parecer para Pemex no hay ninguna relación entre el mercado negro de combustibles y las irregularidades en las estaciones de servicio, sin embargo, justamente el control que existió hasta hace cuatro años impidió comprar combustible robado.
Mientras que para Pemex no se han presentado irregularidades en la propiedad de las estaciones de servicio, el mercado negro de combustibles se está convirtiendo en una carga para la paraestatal, admitió el director de Pemex Refinación.

(V.pág.34 del periódico Público del 3 de febrero de 2004).

La Unidad Jurídica de Pemex en Jalisco acudió ante la Procuraduría General de la República para denunciar el robo de combustible perpetrado a través de una toma clandestina que la paraestatal detectó en el poliducto Salamanca-Guadalajara, en las cercanías de El Zapote, Municipio de Tlajomulco de Zúñiga, en el kilómetro 24.8 de la carretera a Chapala.
Cabe recordar que en el 2003 se descubrieron robos de combustible similares en las cercanías de Tala.

(V.pág.16/A de El Occidental del 18 de enero de 2004).

Las tomas clandestinas en ductos de Pemex Refinación generan pérdidas en promedio al año de más de 150 millones de pesos, además de que constituyen riesgos de incendio, explosión y daño ambiental, revela información de esa subsidiaria de Petróleos Mexicanos
En 1995, Pemex Refinación detectó 297 tomas clandestinas, el siguiente año la cifra alcanzó 366, para disminuir a 159 un año después, pero una vez más se elevó a 240 en 1998. La incidencia menor se alcanzó en 2001 con 131 tomas y en 2003 se han reportado 136.

(V.pág. 3A de Ocho Columnas del 24 de noviembre de 2003).

El robo de combustibles es uno de los problemas más serios que afecta la operación y tiene enormes repercusiones económicas, porque Pemex pierde 12,000 millones de pesos al año.

Raúl Muñoz Leos, director de Petróleos Mexicanos
(v.pág.3A del periódico Mural del 13 de noviembre de 2003).

Comentario del webmaster: El robo a esa escala no es obra de aficionados. Que investiguen a su propio personal, que es el único en el país con experiencia y medios para el manejo de combustibles en esas cantidades. ¡Está hablando de cientos o miles de millones de litros, no se los van a llevar en cubetas!



Fecha de última actualización: 22 de octubre de 2014.

Regreso a mi página base
El Tesoro de la Jumentud > La página de los países y sus costumbres > ¿Un "ratero" en cada hijo te dio? > Ordeñando a la empresa "de todos los mexicanos"
Powered by Linux