Ordeñando a los clientes de los clientes de la empresa "de todos los mexicanos"


Ante cualquier irregularidad o queja en el servicio de gasolineras, denúncielas a los teléfonos 01-800-468-8722.
Correo electrónico: denunciasgasolina@profeco.gob.mx o denunciasprofeco@profeco.gob.mx.

Siempre te echan de menos.


La red de corrupción que extorsiona a gasolineros, a cambio de alertarlos de los operativos de verificación, tiene la complicidad de empresarios vinculados a políticos en varios estados de la república.
Empresarios del ramo señalaron que el sistema de pagos ilegales a funcionarios de la Procuraduría Federal del Consumidor es promovido y alentado por iniciativa de altos directivos de las asociaciones de gasolineros en las entidades.
Según denuncias presentadas ante el gobierno federal, se tienen reportes que se encuentran coludidos líderes gasolineros de Sonora, Sinaloa, Baja California, Jalisco, DF, Puebla, Tlaxcala, Veracruz y Nuevo León.
Incluso ha sido señalado el diputado priista de Sinaloa, Óscar Lara, dueño de la red de gasolineras Horizon, proveedor de combustible del gobierno estatal y varios municipios.
Además involucran a legisladores priistas de Quintana Roo, por supuestamente estar asociados con gasolineros.
Un empresario del ramo en Sinaloa, quien pidió el anonimato, señaló que en esta entidad las rentas ilegales son de 18,000 pesos por cada gasolinera.
El dinero, expuso, se entrega en efectivo a un personaje que administra las gasolineras de un legislador del tricolor.
MURAL publicó el miércoles que el director general de Verificación de Combustibles de la Profeco, Tomás Sánchez, reconoció la corrupción de los verificadores.
Expuso que sólo quedan 23 verificadores de los 50 que iniciaron en la administración del ex titular de la Profeco, Humberto Treviño.

(V.primera plana del periódico Mural del 21 de agosto de 2014).

El tema de las verificaciones al despacho de gasolina se está poniendo tan caliente, que empieza a sacar chispas.
De un lado tiene a la Profeco, dependencia que de pronto retomó la tarea de la verificación de bombas de gasolina para corroborar lo que usted tristemente ya sabe: no le venden litros completos.
En la otra esquina tenemos a los gasolineros, la mayoría de los cuales está agremiado a la Onexpo, que lleva José Ángel García Elizondo, y desde donde consideran que los "sabuesos" de Martínez se están pasando con los procedimientos.
Entre los argumentos de los gasolineros figuran que los verificadores -apenas 23 para todo el país- llegan a los operativos "jarreando", es decir, que inmediatamente vierten gasolina en la jarra de medición que se utiliza, con lo cual no dan tiempo de nada.
Otro de los peros es el tamaño de la jarra. Antes se usaba exclusivamente la de 20 litros, pero ahora se emplea una de 10, porque se detectó que en una medición que venía con faltante, el problema se corregía al litro 13 ó 14.
Tampoco les gusta que ahora se verifican todas las mangueras... ¡nada más eso faltaba!
En lo que va del año, Profeco ha atendido 780 quejas y revisado 12,100 mangueras de gasolina, de las cuales se han inmovilizado 2,265, prácticamente las mismas que en todo el 2013.

(V.pág.2 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 21 de agosto de 2014).

Las irregularidades alcanzaron a los trabajadores de una gasolinera en la colonia La Loma de Guadalajara, tras un operativo de la Profeco en el cual se inmovilizaron 10 mangueras del centro de carga. Rosalía Rodríguez, trabajadora del lugar, llegó a su turno matutino y se encontró con su bomba inmovilizada, así como varias calcomanías que obstruían las mangueras. La acción fue debido a fallas de energía eléctrica y errores en el llenado de los tanques, lo que significó una multa de 350 mil pesos al dueño y pérdidas de 5% en las ganancias habituales, según comentó el gerente.
Estos casos son más frecuentes ya que tan sólo de enero a junio de 2014 se superó el número de multas a gasolineras en Jalisco que se habían registrado en todo el 2013, y es la cantidad más alta de los últimos 5 años, según reporta la Procuraduría Federal del Consumidor.
Hasta 24 sanciones impuso el organismo en el 1er. semestre de este año, mientras en 2013 se cuantificaron 16 en todo el año. Jalisco se ubica en el 1er. lugar nacional por la cantidad de multas.
El monto de las sanciones llegó a 5.1 millones de pesos, sin embargo, la Profeco ha recibido tan sólo el pago de 3 de las 24 infracciones, mismas que se traducen en 139,000 pesos pagados.
Durante el último año el organismo inspeccionó 189 establecimientos en Jalisco y en 92 encontró "presuntas irregularidades".
Las sanciones son impuestas por la Dirección General de Verificación de Combustibles, en materia de gas LP y gasolina, la cual respondió que el cobro se realiza mediante el procedimiento coactivo de ejecución que llevan a cabo las secretarías de finanzas de los estados, por lo que no tiene conocimiento total de las deudas saldadas, "únicamente respecto de aquellas que son informadas directamente por los proveedores".
Ante esa situación, la titular de la dependencia, Lorena Martínez, impulsa una reforma a la Ley Federal de Protección al Consumidor para que la institución tenga "dientes" y pueda aplicar las multas directamente. Al cierre de 2013, la Profeco aplicó multas por 600.7 millones de pesos.

(V.primera plana del periódico El Informador del 19 de agosto de 2014).

La manipulación de las bombas de gasolina y la falta de mililitros en cada llenado de tanques, son las irregularidades más frecuentes que ha encontrado la Procuraduría Federal del Consumidor para inmovilizar 222 mangueras de 78 gasolineras en Jalisco (2,265 en todo el país) en el 1er. semestre de 2014.
Los datos se desprenden del reestreno de la herramienta "Quién es quién en los combustibles", creada por el organismo y disponible en la página web http://200.53.148.113/qqg/. Del total de mangueras, 77 se inmovilizaron por alterar o manipular la bomba mediante componentes ajenos a los aprobados.
Según la plataforma, en 85 de las 222 mangueras (puede haber más de 2 en una bomba) se incurrió en error de "repetibilidad", lo cual significa que registraron variaciones al despachar combustible.
El margen de error no debe ser mayor a 60 mililitros por cada 20 litros de gasolina despachada, según la norma de la Profeco.
"El sistema de despacho de combustible o dispensario no debe contar con elementos o dispositivos ajenos a los aprobados, respetándose el diseño original del fabricante que haya sido sometido a valoración y dictamen en un laboratorio autorizado", establece el reglamento.

(V.pág.7-A del periódico El Informador del 13 de junio de 2014).

La Profeco y los grupos gasolineros se enfrentan por la vía legal debido a que la autoridad exhibía a los establecimientos que no vendían litros completos y, en respuesta, ellos interponían juicios de nulidad.
Sin embargo, desde el 4 de junio, la dependencia está facultada para hacer públicos los productos y servicios riesgosos que hayan sido verificados por el organismo, aseguró Rafael Ochoa, subprocurador jurídico de la Profeco.
"La mayoría de los gasolineros presentaban juicios de nulidad ante el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa y, si obtenían un resultado favorable, las acciones de Profeco perdían eficiencia", destacó Ochoa.
En la subprocuraduría jurídica se tiene registro de 40,000 juicios en todas las modalidades.
Como resultado del cambio, ahora la Profeco hará públicos los nombres de las estaciones de servicio que no vendan litros completos y que presenten otras irregularidades.
La dependencia cuenta con un listado de 866 gasolineras visitadas entre enero y junio de este año, periodo en el que verificó 12,141 instrumentos e inmovilizó 2,265.
Las principales entidades con dispensadores suspendidos fueron el Estado de México, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz, Colima y Nuevo León.

(V.primera plana del periódico Mural del 7 de agosto de 2014).

En el negocio del robo de gasolina, el cliente paga los platos rotos de toda una cadena de robos que inicia ¡en PEMEX!
Según denuncias de empresarios del ramo y ex funcionarios, los usuarios terminan recibiendo litros incompletos porque, en un principio, la propia paraestatal les vende a los gasolineros pipas incompletas.
Carlos Arce, exprocurador federal del Consumidor, aseguró que el hurto se hace con el consentimiento de PEMEX.
"Hay un contubernio entre PEMEX y los gasolineros. A todos ellos les conviene", indicó.
Si se retirara la concesión a aquellas estaciones de servicio que son sorprendidas vendiendo litros incompletos, añadió, las demás se autocorregirían para no ser sancionadas.
Hay problemas desde la entrega en la terminal de abastecimiento de PEMEX. A los propios gasolineros no les entregan tampoco litros de a litro.
Cuando las pipas llegan a surtir combustible a las estaciones de servicio, al gasolinero se le cobran 20,000 litros, aunque en realidad le surtan entre 200 y 400 litros de menos en cada descarga, explicó Pedro Lomelí, empresario gasolinero de Guadalajara.
José Ángel García, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, señaló que, en ciertas refinerías y terminales de abastecimiento de la paraestatal, el faltante en una pipa de 20,000 litros es de hasta 0.9%, cuando el máximo debería ser de 0.45. Esta merma, precisó, es de alrededor de 180 litros por pipa.
Un exadministrador de gasolineras en Monterrey, quien solicitó el anonimato, admitió que recurren a la alteración de bombas para compensar el desfalco del que son víctimas por parte de la paraestatal.
Agregó que PEMEX no cumple con las normas internacionales de medición de combustible, pues el contenido de las pipas es medido sólo en el interior de las refinerías, no al ser vaciado en las estaciones de servicio.
"Si se hace una queja formal ante PEMEX se recibe un castigo en la práctica, donde dejan de surtir", denunció. La fuente asegura que, al final, el costo se lo cargan al cliente.
Para la Profeco la norma de verificación de litros de gasolina no funciona y aplicarla implicaría cerrar 90% de las gasolineras.
"Si yo verifico ahorita la Norma 185, estoy seguro que el 90% de los dispensarios no cumplirían. Porque los fabricantes (del software) no los dejaron afinaditos como los deben de entregar", afirmó Tomás Sánchez, director general de verificación de combustibles de Profeco.
Pese a que estos instrumentos pasaron por laboratorio y fueron certificados por el Centro Nacional de Metrología, de la Secretaría de Economía, 6 de cada 10 dispensadores tienen "disparos" en el despacho de gasolina.
Sánchez atribuyó las fallas a los 9 fabricantes que surtieron el software y dijo que si se aplicara la norma, se crearía un desabasto de combustible.

(V.periódico Reforma en línea del 5 de agosto de 2014).

El robo peso por peso.

Después de que Profeco quitó el semáforo de gasolineras de su página web, aparece el día de hoy en los periódicos de Grupo Reforma un estudio no oficial de estadísticas de gasolineras en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara (30 gasolineras en cada ciudad).
El estudio está hecho por el Grupo Reforma en el que pagaron por 40 litros y muestran cuántos litros faltaron en cada una de estas gasolineras (hay una en la que faltan más del 10%). De acuerdo a una Norma Oficial Mexicana, se considera que 5ml faltantes por cada litro se deben a pérdidas en el proceso de manjero por lo que bajo esta norma, un faltante de 200ml en estas cargas de 40 no se considera robo (equivale 0.5%).
En la página de Reforma puedes ver el mapa interactivo de cada ciudad y más información.

(V.Promo Descuentos del 4 de agosto de 2014).

Petróleos Mexicanos y la Procuraduría Federal del Consumidor deben informar el número de gasolinerías que despachan litros incompletos, exigió ayer en San Lázaro el diputado José Luis Muñoz Soria, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación.
Afirmó que de las 2,909 gasolineras que en 2013 fueron descubiertas robando a sus clientes con litros incompletos, 86 se ubican en Jalisco.
Muñoz Soria adelantó que debido a lo anterior lo propondrá en un punto de acuerdo, que presentará a la Comisión Permanente.

(V.pág.11-A del periódico El Informador del 11 de junio de 2014).

Los mexicanos no sólo tienen que resistir cada mes los "gasolinazos", sino también deben lidiar con la estafa que cometen las gasolineras del país.
4 de cada 10 gasolineras en México roban a los automovilistas: venden litros de combustible que no son litros, pero los cobran como si lo fueran.
El 36% de las 2,359 gasolineras que la Profeco verificó en el país durante el año 2013 presentó este tipo de irregularidades.
La anomalía más recurrente: alteraciones en las bombas de gasolina con la intención de despachar menos combustible del que compran los automovilistas con su dinero.
Reporte Indigo obtuvo de la Profeco, a través de una solicitud de acceso a la información pública, la lista de las gasolineras que fueron inspeccionadas por la dependencia federal durante el 2013 y en las que se detectaron incumplimientos a la ley.
En 850 gasolineras -36% del total- se detectaron "presuntas irregularidades" en los instrumentos de medición que se utilizan para expender gasolina.
La dependencia federal no aclaró en su respuesta las sanciones que aplicó a las gasolineras que detectaron que incumplían con la Ley Federal de Protección al Consumidor y la NOM-005-SCFI-2005, sobre sistemas de despacho de combustible.
La Profeco está obligada a iniciar un procedimiento por infracciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor cuando confirma que un proveedor incumplió y lo debe de sancionar con multas, clausuras o inmovilización.
En Jalisco se encontraron "presuntas irregularidades" en 92 de los 189 establecimientos inspeccionados por la dependencia federal.
Guadalajara es el municipio de Jalisco con el mayor porcentaje de estaciones de combustible que venden litros de menos a los automovilistas.

(V.Reporte Índigo del 10 de junio de 2014).

Entre 2010 y 2014, la Procuraduría Federal del Consumidor sólo ha impuesto 20 multas a las 350 gasolineras que hay en la zona metropolitana de Guadalajara, que sumaron un millón de pesos.
Los datos contrastan con las cifras nacionales: sólo en 2013 se recaudaron 600'767,000 pesos por multas a despachadoras. De esta cantidad, la mitad corresponde a la Subprocuraduría de Verificación, por infracciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor.
La otra mitad se refiere a violaciones a la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, que considera sanciones que pueden llegar a los 7 MDP, especialmente cuando se trate de productos básicos de consumo generalizado como gas natural o licuado de petróleo, y gasolina.
El número de sanciones en la metrópoli ha disminuido desde 2009. Según información concedida a este medio, en ese año hubo cinco sanciones, en 2010 fueron 8 y, en los 2 años posteriores, 4 y 3.
Una de las razones, de acuerdo con Lorena Martínez Rodríguez, titular de la Profeco, es que el consumidor no puede comprobar si recibe la medida correcta y por ello no se puede sancionar a los expendios de gasolina que reinciden en irregularidades.
La procuradora describe que las gasolineras tienen un sistema electrónico que regula el despacho y el organismo no tiene los instrumentos para revisar su funcionamiento: "Estamos desfasados entre la implementación de la norma y la capacidad institucional para verificar".
La Ley Federal del Consumidor considera sanciones que pueden llegar a los 7 millones de pesos. En caso de que se reincida en algún abuso, el total de las mismas puede alcanzar hasta 7'464,000 pesos.
Por otro lado, la Ley Federal sobre Metrología y Normalización destaca multas, clausuras temporales o definitivas, arresto hasta por 36 horas, para los que cometan infracciones a su reglamento.
"El sitio se encuentra en proceso de actualización. Disculpa las molestias", aparece en la página de web del semáforo "Quién es quién en las gasolineras" que promovía la Procuraduría Federal del Consumidor desde 2011, y que terminó por desaparecer porque carecía de bases legales, explica el director general de Verificación de Combustible, Tomás Manuel Sánchez Robles.
"Si yo verificaba una gasolinera y salía en verde, iba a durar 180 días para que fuera revisada de nuevo, probablemente al día siguiente ya la habían movido. Es darle un permiso o una certificación de algo que no nos consta". Las denuncias también provocaban operativos especiales en las despachadoras señaladas.
Sin esta herramienta, la Profeco continúa con verificaciones permanentes, ya que todos los días revisan aleatoriamente las estaciones de servicio.

(V.primera plana y pág.2-A del periódico El Informador del 23 de marzo de 2014).

El Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos instruyó a la Procuraduría Federal del Consumidor dar a conocer la última cifra de gasolineras sancionadas por vender litros incompletos.
Durante la sesión pública, el pleno revocó la respuesta de la Profeco, que había declarado inexistente la información, y le ordenó hacer una búsqueda exhaustiva en sus áreas administrativas y dar a conocer los datos solicitados.
Argumentó la Procuraduría que al exhibir a las gasolineras incumplidas, las ponían en estado de indefensión.
El comisionado Ángel Trinidad Zaldívar recordó que en octubre del año pasado la Profeco entregó información sobre las gasolineras sancionadas, por lo que ahora no puede argumentar que no cuenta con esos datos.

(V.pág.3 del periódico Mural del 16 de enero de 2014).

Está bien que se exija seguridad en el manejo del gas natural; la pregunta es: ¿hasta cuándo se solapará el robo que nos hacen las pipas de gas LP y que va desde un 10 hasta el 15% de cada trasvase? Por supuesto que tengo las pruebas.
El 08-05-2009 levanté una queja personal ante Profeco por el robo de que fui objeto por parte de la gasera Multigas, con el número de expediente PFC. JAL B. 3/002806-2009; la cual fue resuelta a mi favor. Sin embargo, el robo vuelve a repetirse en cada nuevo envío. En el último pedido que hice, el nivel inicial de mi tanque estacionario nuevo, de 300 litros, ¡fue de 4%! Mi tanque recibió un total de 243 litros (el llenado es en forma directa porque no tengo línea de llenado externa), sin embargo, la gasera me expidió un comprobante donde su medidor indica ¡que me vendieron 282 litros!; es decir, me están cobrando 39 litros de más; o sea me están cobrando un 13% de más. Presenté mi queja en la gasera, se presentó un supervisor, admitió su falla, pero sólo me bonificaron 30 litros.
La gasera está consciente de que su medidor está mal, ya que por ley no pueden llenar un tanque con más del 90%, es decir 270 litros. Pido, por favor, que verifiquen todas las pipas de estas gaseras que cometen un robo en despoblado y les apliquen sanciones que vayan de acuerdo a la falta cometida.

José Flores Escareño
(v.pág.4 "Cartas del lector" del periódico Mural del 24 de octubre de 2013).

La Profeco en Jalisco sancionó a 11 gasolineras del estado, entre ellas una en Zapopan que se negó a la verificación y 2 en Tequila en donde se inmovilizaron instrumentos por error máximo tolerado y repetitividad. También se incluyen una en Guadalajara, 4 en El Arenal y 3 en Magdalena.

(V.pág.5-B del periódico El Informador del 17 de agosto de 2013).

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Alfredo Castillo Cervantes, señaló que con tan sólo 57 operativos de verificación realizados a diversas gasolineras en su administración han detectado e inmovilizado 600 mangueras despachadoras de combustible.
Explicó que durante el año pasado la Profeco emitió alrededor de 9,315 órdenes para realizar operativos de verificación en las gasolineras del país, a través de las cuales se detectaron únicamente 2,850 mangueras con irregularidades.
El funcionario dijo que ello significa que los operativos de antes "eran una simulación" o no se hacían de manera exhaustiva, "porque no puede ser que sólo con 57 operativos llevemos la cuarta parte de inmovilizaciones que se hicieron el año anterior".
La norma de verificación establece que se deben de tomar 36 muestras, ya que cada estación cuenta con cuatro mangueras, de las que se toman 9 muestras por cada velocidad a la que suministran el combustible, explicó.
Mencionó que dicho proceso puede tomar de tres horas y media a cinco horas y media, por lo que actualmente tienen un menor número de órdenes de verificación en comparación con las que había anteriormente, cuando sólo se tomaba la muestra a una manguera y si cumplía con el estándar concluía la verificación.
Además, explicó que en la actualidad se hacen verificaciones de todas las bombas al mismo tiempo, lo cual impide que mientras se tomen las muestras de una estación, los dueños de las gasolineras puedan calibrar las otras dispensadoras mediante software especializado.
De igual forma, el titular de la Profeco señaló que el organismo busca que las multas sean mucho mayores, pues en ocasiones los dueños de estos lugares prefieren desactivar las bombas para impedir la verificación y pagar una multa de 25,000 pesos.
Refirió que dicho problema también ocurre con los gaseros, quienes se niegan a hacer la revisión y prefieren pagar una multa mínima, por lo que se trabaja para cambiar la regulación y que cuando ocurran situaciones como las mencionadas se les pueda retirar incluso su concesión.

(V.Notimex del 11 de julio de 2013).

La Procuraduría Federal del Consumidor inmovilizó bombas en 9 de 10 gasolineras de la zona metropolitana de Guadalajara que visitó a propósito del programa permanente de verificación, que mantiene a escala nacional, informó el delegado en Jalisco, Gerardo Gallegos Jiménez.
La dependencia no detalló si la inmovilización en cada sitio fue total o cuántas bombas están en ese estatus, pero el funcionario explicó algunas faltas en las que incurrieron: goteo, no dar litros completos e incluso aplicar un nuevo sistema del que no han informado a la Secretaría de Economía.
El delegado añadió que a las gasolineras inmovilizadas se les aplicará una multa que puede ir de 20,000 pesos hasta 3 millones de pesos. Cuando solventen la irregularidad, se procederá con la reapertura.
El programa de revisión en gasolineras y plantas almacenadoras y distribuidoras de gas LP se da luego de que de toda la república se recibieran denuncias de consumidores insatisfechos con el servicio de los establecimientos expendedores de combustible.
Gallegos Jiménez consignó que en Jalisco hay un "universo amplio" de gasolineras por verificar en el año, pero prefirió no revelar más información de su ubicación o cantidad.
Sobre los 9 sitios inmovilizados, dijo que se informará de su localización a la población. Este medio pidió el domicilio de cada uno, pero la dependencia no pudo otorgar la información. En cambio, ofreció la página web que lo detalla, pero hasta el cierre de edición estaba en "proceso de actualización". Se trata de: http://webapps.profeco.gob.mx/verificacion/gasolina.

(V.primera plana del periódico El Informador del 10 de julio de 2013).

Es prácticamente imposible clausurar una gasolinera en México a pesar de que vendan litros alterados. La tecnología, y una ley a modo, las protegen. A ver qué hace el titular de la Profeco, Alfredo Castillo.

Joaquín López-Dóriga V.
(v.pág.2 del periódico Milenio Jalisco del 14 de junio de 2013).

Cada vez que usted va a la gasolinera, le roban, en promedio, 50 centavos por cada litro de combustible, estimó la Procuraduría Federal del Consumidor a partir de las revisiones realizadas.
Si se consideran las ventas de Magna y Premium el robo significa 62 millones de pesos al día en todo el país.
"Si sacáramos un promedio de todas las verificaciones que hacemos y lo cuantificáramos en dinero, en un promedio nos están robando todas las gasolineras entre 40 a 50 centavos por litro", afirmó Tomás Sánchez, director general de Verificación de Combustibles de Profeco.
Cada vez que un consumidor pide llenar el tanque, le estarían robando 20 pesos, si se toma en cuenta que la capacidad promedio del depósito es de 40 litros.
Ante esta situación, la Profeco retomó operativos sorpresa para atacar esta irregularidad.
Mencionó que si en las mediciones con jarras de 20 litros, hay un faltante mayor a 100 mililitros, se inmoviliza el despachador, y han encontrado faltantes de hasta 1.4 litros por recipiente.

(V.primera plana del periódico Mural del 14 de junio de 2013).

El plazo que otorgó el gobierno federal a todas las gasolineras para que despachen litros completos podría ampliarse por segunda vez, otros 90 días, por lo que consumidores tendrán que esperar para recibir litros de a litro.
De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, de las 9,941 gasolineras que hay en el país, 6,000 aún no cumplen con las normas 005 y 185 que entraron en vigor en octubre pasado.
Estas normas garantizan que las estaciones de servicio despachen litros de gasolina completos.
El plazo vence este 31 de enero, pero según la Profeco, tanto el Centro Nacional de Metrología como la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía no han emitido los certificados del software que deben contener los dispensarios de gasolina.
Con estos certificados se garantiza que los dispensarios no sean manipulados.
Tomás Sánchez, director general de verificación de combustibles de Profeco, previó que habrá una extensión al plazo debido a que un gran porcentaje de las gasolineras carecen del software.

(V.pág.1 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 31 de enero de 2013).

A partir de hoy se espera que las gasolineras del país vendan litros completos con la entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 005 y 185, que obliga a los gasolineros a instalar nuevas bombas dispensadoras o adecuar el software de las obsoletas, a fin de despachar el combustible en la medida exacta a lo que paga el consumidor.
Las autoridades aclararon que tendrán una prórroga hasta el 31 de enero de 2013 solo los empresarios que ya realizaron la contratación de los equipos que van a sustituirse, pero que por el momento no han sido instalados.
Para ello se establecerá un esquema de reconocimiento para identificar las estaciones de servicio que se encuentren en esta situación mediante las facturas que comprueben la compra de los nuevos dispensadores. A pesar del desacuerdo que han mostrado los empresarios gasolineros desde que se dio a conocer dicha iniciativa, la mayoría de las estaciones de servicio comenzaron con estos trabajos a fin de no ser multados por las autoridades por incumplir la nueva normatividad.
Los empresarios del ramo han argumentado el gasto imprevisto que deberán ejercer por estas acciones, así como el tiempo limitado para cumplir con la NOM. Al respecto, Cirilo Tapia, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) dijo que tan solo para el reemplazo de los dispensarios prevén un gasto de 600 millones de pesos, toda vez que se deberán instalar al menos 6,000 bombas nuevas, que tienen un precio aproximado de 100,000 pesos cada una.
La adecuación del software tendrá para los gasolineros un costo de 760 millones de pesos, ya que deberán ajustarse alrededor de 88,000 dispensarios.
Por ello calculan que la inversión total que deberán ejercer superará 1,360 millones de pesos, lo cual aseguran mermará de manera importante sus utilidades e inversiones adicionales en el mediano y largo plazo.
La NOM 185 ha sido impulsada por la Secretaría de Economía y respaldada por la Procuraduría Federal del Consumidor, y entrará en vigor a partir de este viernes. El organismo regulador contará con facultades para sancionar, multar e incluso clausurar las gasolineras que no cumplan con lo establecido en la ley; "no solo protegerán el bolsillo de los consumidores al garantizarles que recibirán completo el combustible por el que pagan, sino que contribuirá a recuperar la confianza entre el público y los gasolineros del país", indicó la dependencia.
En México operan casi 10,000 gasolineras con un parque aproximado de 43 mil dispensarios, se estima que una cantidad importante debe cambiarse o ser modificada para que los consumidores obtengan litros completos.
Los empresarios que no cumplan con la nueva norma serán multados con más de 2 millones de pesos por cada gasolinera que esté fuera de la ley. La autoridad estima que por lo menos 60 a 70% de las estaciones de servicio logró hacer el cambio o está en proceso de concretarlo.
Algunos de los pequeños empresarios del ramo se mantienen descontentos con la nueva norma, por lo que buscan ampararse y protegerse de las multas que tengan por no cambiar o modificar sus dispensarios.
El presidente de Onexpo, indicó que la sustitución de dispensarios y la adecuación del software tendrá un impacto económico "terrible", pues el gremio enfrenta un periodo sumamente grave, debido a la proliferación de estaciones de servicio en todo el país, por lo que sus "ventas se han contraído y por ende las utilidades, por lo que el sacrificio es sumamente alto".
Aun cuando la SE afirma contar con un fondo de garantía de 50 millones de pesos en apoyo al sector para la adquisición de equipo, la Onexpo aseguró que hasta el momento no "han recibido ayuda de nadie".
Refugió Muñoz, director general de la Canacar, aseguró que el gremio transportista ha sido afectado constantemente por la venta de litros incompletos de gasolina y diésel.

(V.periódico Milenio Jalisco en línea del 26 de octubre de 2012).

Aunque el área metropolitana de Guadalajara concentra el mayor parque vehicular en Jalisco, las gasolineras ubicadas en los municipios de Lagos de Moreno y Puerto Vallarta son las más vigiladas por la Procuraduría Federal del Consumidor.
En el municipio alteño hay 31 estaciones de servicio, de las cuales 14 se encuentran sin anomalías, 3 en el semáforo rojo y 1 en amarillo, por lo que solamente en 13 no hay verificaciones (41% del total). Por su parte, el centro turístico tiene 52 estaciones, de las que 24 no tienen anomalías, 2 están en semáforo rojo y otras 2 en amarillo, mientras en 25 no se han realizado operativos en los últimos 180 días.
En 2010, la Profeco advirtió que el país registraba una tendencia alcista en el riesgo de fraude en la compra de gasolina, al crecer el fenómeno de la manipulación por la vía electrónica en las máquinas despachadoras de las estaciones de servicio, reconoció el entonces responsable de Verificación, José María de los Santos.
Precisó que hay cada vez más elementos para presumir "que aumenta la manipulación de las bombas", y que los casos de negocios sospechosos son remitidos a la página electrónica de la profeco.gob.mx, con el objeto de informar a la población de las gasolineras que actúan en forma sospechosa y las que ofrecen un servicio en forma normal.
En el sitio web se pueden consultar todas las gasolineras instaladas por municipio. En cada localidad se publican las estaciones verificadas y las que tienen anomalías. La herramienta que utiliza la dependencia para clasificar a las estaciones es un semáforo, en el que se detalla el color verde para las que no tienen anomalías, así como los colores amarillo y rojo para las que han cometido irregularidades, principalmente por negarse a la inspección.
El programa también promueve el buen comportamiento de los proveedores de combustible para que realicen una revisión periódica de los instrumentos de medición que utilizan para operaciones comerciales y cumplan con la normatividad vigente aplicable, principalmente la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y la NOM-005-SCFI-2005 sobre sistemas de despacho de combustible.
Con estas acciones se pretende garantizar que las bombas de gasolina surtan litros de a litro, en vehículos autotanques (pipas) y en repartidores de cilindros de gas LP. Cuando se detectan irregularidades en el funcionamiento de bombas despachadoras y cilindros de gas, se puede proceder a su inmovilización.
Destaca que en el primer trimestre de 2012, la Profeco implementó mecanismos para evitar actos de corrupción por parte de su personal durante la realización de operativos de verificación en gasolineras. La nueva estrategia consiste en la utilización de tecnología de localización de sus brigadistas y cámaras en los vehículos que graben el desahogo de las actividades.
Estas medidas se aplican tras el caso de extorsión en el que se vieron involucrados la ex subprocuradora de Verificación y Vigilancia, Gladis López, y una decena de verificadores. La investigación se inició el 24 de noviembre de 2009 motivada por una denuncia anónima en la que se mencionaba que presuntos servidores públicos extorsionaban a dueños de gasolineras exigiéndoles el pago de cuotas mensuales. Como resultado de las indagatorias, la Procuraduría General de la República obtuvo una decena de órdenes de aprehensión contra ex verificadores por hechos ocurridos luego de que Gladis López dejara el cargo, de los cuales siete fueron sentenciados por el delito de extorsión agravada, con penas que van de los 2 a 7 años de prisión -López fue absuelta el pasado 7 de diciembre al no acreditarse su participación en actos de extorsión-.
De las gasolineras con más irregularidades, hay 4 señaladas enel "semáforo rojo" y seubican en Guadalajara (en la Calle Mezquitán número 500 y en Eutimio Pinzón 845, en la Colonia Flores Magón) y Tlajomulco (carretera Guadalajara-Colima kilómetro 12,500+250 y López Mateos Sur, en la Colonia Santa Anita). En todas fue aplicada una "medida de apremio consistente en una multa por negarse a que se realizara la visita de verificación".
La procuraduría prioriza las verificaciones en las gasolineras en donde hay denuncias por parte de los consumidores. Las 2 más señaladas se encuentran en Gobernador Curiel número 2448, en la Zona Industrial, y en 8 de Julio número 3564, en la Colonia Polanco,con 9 y10 denuncias, respectivamente.

(V.primera plana y pág.8-B del periódico El Informador del 16 de julio de 2012).

CUANDO VAMOS A CARGAR GASOLINA SIEMPRE PEDIMOS MULTIPLOS DE DINERO, SEGUN NUESTROS BOLSILLOS (50, 100, 200 PESOS ETC.) O DECIMOS 'LLENELO'. PUES AHI ESTA LA TRAMPA, CUANDO EL DESPACHADOR 'PROGRAMA' PESOS O SOLO ABRE LA BOMBA, EL SISTEMA MANDA UNA SEÑAL A LA COMPUTADORA CENTRAL DE LA GASOLINERIA Y ESTA A SU VEZ LE ENVIA A LA BOMBA QUE DESPACHE LITROS DE 900, 850 U 800 MILILITROS, EN VEZ DE 1000 QUE ES UN LITRO, A TRAVES DE UN SOFTWARE ESPECIAL.
ASI DE TRISTE.
LO CUAL QUIERE DECIR QUE POR CADA 100 PESOS DE GASOLINA EN REALIDAD RECIBES, SI BIEN TE VA, 90 PESOS, ASI QUE HAS CUENTAS CUANTO TE HAN ROBADO EN EL ULTIMO AÑO SI CARGAS PROMEDIO 100 PESOS DIARIOS = ENTRE 3,000 Y 4,000 PESOS, ESTO MULTIPLICALO POR MILLONES DE AUTOS.
¿COMO EVITARLO?
CUANDO CARGUES PIDE QUE TE DEN MULTIPLOS DE 20 LITROS (20,40,60 ETC.) Y NO EN PESOS SEGUN LA CAPACIDAD DE TU VEHICULO, LAS BOMBAS PUEDEN DESPACHAR POR LITROS ¿Y DONDE ESTA EL TRUCO?
MUY SENCILLO LAS CUBETAS VERIFICADORAS DE PROFECO SON DE 20 LITROS EXACTOS, CUANDO ESTO SUCEDE EL SOFTWARE RECIBE ALERTA QUE EXISTE UNA POSIBLE REVISION OFICIAL Y ORDENA A LA BOMBA MANDE LOS 1000 MILILITROS EXACTOS QUE CONTIENE UN LITRO.
¿QUE PASARIA SI TU TE QUEJARAS QUE TE ESTAN ROBANDO? MUY SENCILLO: EL EMPLEADO DE LA GASOLINERA LLEVA SU CUBETA 'PROFECO' Y LE INDICA AL DESPACHADOR QUE LE PONGA 20 LITROS EN TU PRESENCIA Y ¡VOILA!, LE ENTRAN 20 LITROS EXACTOS, ENTONCES TE DESMIENTEN Y TE VAS CON CARA DE TONTO SIN COMPROBAR NADA.
NOS SIGUEN Y SEGUIRAN ROBANDO Y ROBANDO HASTA QUE DESPERTEMOS.
A MI SI ME CONSTA Y DESDE ENTONCES PIDO EN LITROS, ASI QUE TE DEJO ESTO PARA QUE LO LLEVES A CABO, TE SORPRENDERA EL AHORRO EN COMBUSTIBLE. DE PESO EN PESO LES HAS DADO MILES. PIDE 20 O 40 O 60 LITROS CADA QUE CARGUES. NO LO OLVIDES... CHECA LA DIFERENCIA EN TU TANQUE.
ATTE.
UN CIUDADANO QUE ESTABA HARTO DE QUE LE ROBARAN GASOLINA DE PESO EN PESO, CON LITROS DE MENOS.
(¡AHORA SI, EL GOBIERNO SI TIENE COMPETENCIA!)

(Recibido por e-mail el 20 de marzo de 2012).

Pemex inicio un operativo en gasolineras en contra de la venta de gasolina y diesel robado en los ductos y en las terminales de almacenamiento de la paraestatal.
Apoyado por instituciones como la Secretaria de la Defensa Nacional y la Procuraduría General de la República este operativo pretende combatir el mercado ilícito de hidrocarburos.
Los trabajos son básicamente de supervisión para evitar la distribución de combustible robado así como validar la correcta operación de las estaciones franquiciatarias.
La acción conjunta incluye los esfuerzos del Grupo Interinstitucional de Combate al Robo de Combustible, integrado por Petróleos Mexicanos, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República y el Servicio de Administración Tributaria.
Pemex Refinación hará un programa de inspección con el fin de garantizar que la calidad de los combustibles que se venden al público cumpla con las especificaciones técnicas por medio de los laboratorios móviles de Pemex los cuales permitirán la detección de desviaciones en su calidad y octanaje.
Los operativos se iniciaron en Monterrey luego de la denuncia presentada por personal de Pemex ante la Procuraduría General de la República en Nuevo León.
Es importante destacar que en estos operativos se aplicará por primera vez la reforma penal en delitos relacionados con el comercio ilícito de combustibles. Ahora, el Código Penal Federal establece penas de 6 meses a 2 años de prisión y de 100 a 500 días de multa a quienes posean y resguarden de manera ilícita petróleo crudo o hidrocarburos refinados, procesados o derivados en una cantidad hasta 300 litros.
Cuando la cantidad sea mayor a 300 litros y menor a 1000, se impondrán penas de prisión de 2 a 4 años y de 500 a 1000 días de multa, y para el caso de que exceda de 1000 litros se podrán hacer acreedores a una pena de 4 a 10 años y de 1000 a 12,000 días de multa.
Asimismo, se prevén castigos de 3 a 10 años de prisión a quien dolosamente altere los instrumentos de medición utilizados para enajenar o suministrar los hidrocarburos o sus derivados.
La reforma aprobada faculta al Ministerio Público para que se encargue de vigilar el aseguramiento del hidrocarburo sustraído y su posterior entrega a la paraestatal.

(V.periódico El Universal en línea del 27 de enero de 2012).

Se impondrá cárcel y sanción económica a quienes enajenen o suministren gasolina o diesel con conocimiento de que está entregando una cantidad inferior desde 1.5% de la cantidad que aparezca registrada por los instrumentos de medición.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 25 de octubre de 2011).

Las gasolineras del país cobraron a los consumidores el equivalente a 622 millones de pesos anuales en promedio entre el 2008 y 2010 -1,865 millones en total en el periodo- por combustibles que no entregaron, de acuerdo con datos de la Procuraduría Federal del Consumidor.
Este organismo revisó 7,172 gasolineras en todo el país en dicho lapso, lo que representa 91% del total de establecimientos, y encontró irregularidades en el 5.3%.
De los 46,160 dispensarios que existen en el país, el 56.7% carece de aditamentos de confiabilidad para garantizar la venta de litros completos al consumidor.
A nivel nacional, la entidad con mayor cantidad de gasolineras anómalas en el 2010 fue el Distrito Federal, con 35; seguida del Estado de México, con 32.

(V.pág.6 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 22 de septiembre de 2011).

Alrededor de 120 instrumentos de medición han sido inmovilizados por dar litros incompletos del combustible, al verificar más de 4,350 estaciones.
La Secretaría de Economía, a través de la Procuraduría Federal del Consumidor, mantiene los operativos de verificación para detectar las irregularidades en gasolineras.
Con el fin de alertar a los consumidores sobre las centros que infringen la ley, la SE incluyó en su página web el análisis de "Quién es quién en las gasolineras" para frenar los abusos o en su caso denunciarlos.
De acuerdo con el programa llamado "Cero tolerancia", anunciado por Bruno Ferrari, secretario de Economía, a quien no cumpla con el volumen de combustible estipulado por las autoridades será sancionado.
Hasta el pasado 25 de abril y a nivel nacional, de acuerdo con información de la Profeco, se verificaron 4,371 estaciones, de las cuales 622 recibieron sanciones y medidas precautorias.
El porcentaje de verificación es de 47.73% estaciones visitadas, 48.79% de verificaciones realizadas y 13.92% por inmovilización respecto a la verificación.
En cuanto a los instrumentos de medición verificados, ya suman 52,789 en todo el país, de los cuales 1,446 fueron inmovilizados, 119 por no dar litros completos y 182 por aspectos o errores electrónicos.
En la página web, el consumidor encontrará un menú con tres motores de búsqueda: por domicilio, número de gasolinería y razón social, con los cuales podrá conocer el estatus del establecimiento que desee.
La Profeco establece 3 alertas de color (verde, roja y ámbar) que detallan la situación de las estaciones de servicio de acuerdo a la última visita de verificación realizada y no mayor a 180 días de antigüedad.
La de color rojo refiere que el combustible verificado se encontró fuera de las especificaciones establecidas por Petróleos Mexicanos; el precio exhibido no corresponde al precio establecido o no se cuenta con instrumentos de medición aprobados por la NOM-005-SCFI-2005.
Otro problemas característico es que el instrumento de medición no se encuentra despachando dentro de la tolerancia (error máximo permitido) establecida en la NOM; lo que implica que el faltante es mayor a 300 mililitros en una muestra de 20 litros, o es mayor de 180 mililitros en una muestra de 10 litros.
El color ámbar se aplica a estaciones en las que no cuenta con la aprobación o especificaciones del modelo o prototipo, establecida en la NOM; la tubería o medidor se encuentra con fugas que afecte la seguridad del consumidor o el dispensario no cumple con la tolerancia establecida como error de repetibilidad señalada. También contempla cuando el dispensario se encuentra fuera de servicio temporal.

(V.periódico El Universal en línea del 8 de junio de 2011).

Los litros de 900, 800 y hasta 750 mililitros que suelen despachar en las gasolineras de México, han generado ganancias extraordinarias a los gasolineros que rozan los 48,000 millones de pesos anuales, según han denunciado en San Lázaro reiteradamente diputados del Partido del Trabajo.

Vicente Bello
(v.pág.9-A del periódico El Informador del 22 de mayo de 2011).

A decir del diputado Mario di Costanzo, hay 2 escalones en el robo a través de las gasolinas: a) el perpetrado mediante comisiones a funcionarios que avalan la importación de gasolinas y b), el cometido por las gasolineras, cuando entregan al consumidor litros, probados en ciertas ocasiones, de hasta 750 mililitros.
Ha observado también el diputado cómo en lo que va del sexenio "se está oyendo que las gasolineras despachan litros fraudulentos; pero dime cuántas franquicias ha cancelado Pemex... Ninguna. Y no lo ha hecho porque muchos concesionarios son en realidad gente prominente de la clase política del país".
Y entonces Mario di Costanzo soltó: "Se cuenta que Jesús Ortega, Carlos Navarrete y Guadalupe Acosta Naranjo, la plana mayor de la corriente perredista Nueva Izquierda, tienen gasolineras en Nayarit y Sinaloa".

Vicente Bello
(v.pág.7-A del periódico El Informador del 21 de mayo de 2011).

La Secretaría de Economía busca cambiar todas las bombas que hay en las estaciones de servicio del país, proyecto que tendría un costo para los franquiciatarios de Pemex Refinación de 1,440 millones de pesos, pero el objetivo es garantizar el despacho correcto de gasolina y diésel.
La Secretaría de Economía señala que los cambios en los dispensarios deben hacerse obligatorios, porque se han detectado dispositivos que entregan un volumen de combustible diferente al pagado.

(V.pág.21 del periódico Público del 15 de abril de 2011).

El crimen organizado opera ya en instalaciones aeroportuarias del país para robar turbosina que más tarde utiliza en sus propios aviones o comercializa ilegalmente, primero entre pequeñas aeronaves privadas y después entre grandes líneas aéreas a precios de "oferta".
El director de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, Gilberto López Meyer, reconoció la existencia de un "mercado negro" dentro de los propios aeropuertos a través del "robo hormiga" de combustible, en donde participan empleados del propio organismo y a pesar de tratarse de un entorno "muy controlado, muy vigilado y con mucha seguridad".
Las debilidades en esquemas de medición del combustible que entra a las 59 estaciones del país y que sale para su venta, así como las deficiencias en el despacho a pie de avión (el registro se realiza manualmente), son aprovechadas por el hampa para obtener utilidades con la turbosina que no se contabiliza.
ASA maneja un mercado con la comercialización de este tipo de combustible de 30,000 millones de pesos anuales.
ASA reconoce en su Programa Sistema de Medición de Combustibles de Aviación 2011, "que debido a las grandes cantidades de combustible que se manejan diariamente, en la práctica existen muchas situaciones que provocan diferencias entre lo que entró, salió y el producto almacenado; algunas de ellas se pueden deber a producto no medido, datos imprecisos, a las inexactitudes en las mediciones, entre otros".
Información de la Policía Federal Preventiva proporcionada vía Instituto Federal de Acceso a la Información, revela que la turbosina es uno de los combustibles con mayor demanda entre los ordeñadores de ductos en el país.
En la solicitud número 0002200129207 se detallan pérdidas por robo de diesel del orden de 5,400 litros diarios; gasolina, 28,610 litros; y de turbosina 58,136 litros.
A un precio de 10 pesos por litro, las pérdidas diarias por robo de turbosina serían del orden de 581,000 pesos y al año 212 millones de pesos.
Hasta 2004, la SIEDO había detectado que el robo de turbosina y gasavión se realizaba en en carreteras federales por parte de bandas organizadas que más tarde surtían a cárteles.
Hoy, el crimen organizado utiliza empleados de ASA para realizar el "robo hormiga" de turbosina, dentro de las propias instalaciones aeroportuarias.

(V.Notisistema del 7 de marzo de 2011).

En lo que va del año, personal de la Procuraduría Federal del Consumidor ha inmovilizado 2,599 gasolineras en el país por irregularidades en los dispensarios.
Las estaciones de servicio ubicadas en la zona metropolitana de la Ciudad de México y en el Estado de Jalisco, son las que más registraron anomalías en sus aparatos, dijo la directora general de Verificación de Combustibles del organismo, Claudia Castro.
"Lo que buscamos es que las estaciones cumplan con la normatividad, pero detectamos que venden menos litros de los que se compran, además de fallas en sus sistemas electrónicos, como el software, display y otros componentes", comentó la funcionaria.
Las sanciones económicas dependen del tipo de irregularidad, pero alcanzan hasta los 2 millones de pesos, advirtió.
En el periodo mencionado se llevaron a cabo 10,168 visitas de verificación a nivel nacional, mismas que se han intensificado en los últimos 3 meses.
En estas visitas, 116,502 mangueras registraron alguna irregularidad, de las cuales 7,518 se inmovilizaron.

(V.pág.6-B del periódico El Informador del 22 de diciembre de 2010).

Por unanimidad y sin debate, el pleno del Senado aprobó el dictamen de reformas en materia penal y de delincuencia organizada, que tipifica como delito grave la alteración de los instrumentos de medición para vender o suministrar hidrocarburos refinados.
Es decir, se sancionará penalmente a quienes alteren las bombas de gasolina y vendan por litros cantidades que no lo son o a quienes alteren los tanques de gas LP y sin que estén llenos los vendan como si lo estuvieran.
Las sanciones para ambos casos son prisión, de 3 a 6 años, y 500 a 1000 días de multa.

(V.pág.21 del periódico Público del 10 de diciembre de 2010).

La Procuraduría Federal del Consumidor detectó una nueva práctica de las gasolineras para no entregar litros completos a los clientes: la alteración electrónica de las despachadoras de combustible.
José María de los Santos Quezada, subprocurador de Verificación y Vigilancia de la dependencia, recomendó a los usuarios conocer la capacidad de combustible de su vehículo, llevar una bitácora y mantener afinado el auto para controlar el consumo.
"En lugar de observar irregularidades de litros incompletos al momento de practicar o realizar alguna verificación, detectamos irregularidades en el sistema electrónico de los dispensarios, lo que nos hace presumir que algunas bombas están alteradas y pudieran estar causando perjuicio al consumidor", advirtió.
Así, para evitar que las gasolineras continúen con esta práctica, la dependencia inmoviliza los equipos y no retira los sellos hasta que el propietario comprueba que corrigió la irregularidad.
Por ello, comentó, hay un monitoreo permanente a este sector, y los usuarios pueden reportar irregularidades al 01-800-468-8722.
En el 2009, la Profeco hizo 11,420 visitas de verificación a las estaciones de servicio y analizaron 122,055 instrumentos, de los cuales inmovilizaron al menos un instrumento en 2,925 gasolineras, lo que equivale al 25% de los establecimientos de la muestra.
En total inmovilizó 10,052 instrumentos, de los cuales 1,906 fueron por concepto electrónico.
En lo que va del año, la dependencia reportó 55 estaciones de servicio cerradas, de las cuales, cuatro están en Jalisco.
De 2,889 instrumentos inmovilizados en este año, el 16% corresponde a irregularidades en conceptos electrónicos.

(V.pág.7 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 29 de abril de 2010).

En el informe anual 2009 remitido al Senado, Pemex señaló que en 19,150 visitas a estaciones de servicio se identificaron 34 estaciones con producto fuera de especificación y como resultado de 301 operativos denominados usuarios simulado, se reportaron 90 estaciones a la Procuraduría Federal del Consumidor por no despachar litros completos.

(V.pág.16 del periódico Público del 11 de abril de 2010).

"A propósito del robo de las gaseras. El pasado 20 de enero compré un cilindro de gas de 30 kilos y, ¡oh, sorpresa!, para el 5 de febrero se acabó. Otras veces ha durado hasta 40 días, pero esta vez me robaron; sólo duró 16 días."
"Señores de Z Gas: revisen sus aparatos de medición con frecuencia y supervisen a su personal. A la Profeco le pido, con el debido respeto, que realice su trabajo en bien de los consumidores, ya que requerimos recibir los kilos completos, por los que se está pagando, independientemente de las multas a las que se hagan acreedoras las distribuidoras gaseras."

Raúl Márquez Jarillo
(v.pág.19 "correo" del periódico Público del 19 de febrero de 2010).

"Luego de conocerse los resultados parciales de los operativos de la Procuraduría Federal de Consumidor en gasolinerías que arrojaron irregularidades en el despacho del combustible, la Unión de Gasolineros de Jalisco, Colima y Nayarit se defiende y desmiente a la dependencia. Sin embargo, la Profeco anuncia que reforzará los operativos contra las estaciones de servicio."
"El año anterior, la Profeco inmovilizó 176 gasolinerías que presentaron irregularidades."
"A la fecha se han detectado cuatro irregularidades en gasolinerías, informó la delegada en Jalisco de la Profeco, Lilia Bejarano Casarez, por lo que se endurecerán los operativos de verificación y vigilancia."
"El coordinador de Verificadores, Daniel de la Torre, apuntó: 'Vamos a realizar más operativos, vamos a visitar a todas las empresas en general. Dependerá mucho de las denuncias que realicen los consumidores para poder regular esta situación y acudir a los lugares en donde se está abusando del consumidor'."
"Reconoció que la mayoría de las gasolinerías prefiere pagar una multa para evitar ser verificados, ya que las sanciones alcanzan los 18,000 pesos como máximo."
"La procuraduría cuenta con 6 personas que realizan las verificaciones. 'Por ser insuficiente el número de verificadores, la población puede ayudar a detectar las anomalías que se presenten en la ciudad. Para ello, pueden interponer su denuncia ante la Profeco'."

(V.pág.1-B del periódico El Informador del 13 de febrero de 2010).

"Me llevé un galón de gasolina, y se notaba que tenía agua, porque se separaba", comentó un taxista ayer, reflejando una de las varias anomalías que muchos conductores de la zona metropolitana de Guadalajara señalan haber encontrado en gasolineras de la ciudad. Pero la queja que más se repite es el surtido de una cantidad menor de combustible al marcado en la bomba despachadora.
La mayoría de los consumidores consultados señaló que ha hecho pruebas al poner la misma tarifa en diferentes estaciones, y los litros de gasolina no son los mismos entre una y otra. Por ello, los usuarios han extendido la costumbre de recomendarse entre sí "cuáles son las gasolineras que dan más litros que las demás", comentó una conductora.
Otro conductor dijo que entre sus conocidos ha crecido la costumbre de "pedir la gasolina por litros y no por cantidad de dinero", ya que, dijo, la maquina se programa para la revisión y los carga completos, aunque hay gasolineras que se abstienen de dar este servicio.
Las quejas se extienden a los consumidores de gas LP por cilindros. Una ama de casa contó que "el cilindro que me entregaron, a los 2 días ya no tenía gas. Salí a buscar a la persona y no la encontré, de hecho", el personal de una compañía gasera le envió hasta diez camionetas para ayudarla a identificar al sujeto que le vendió el cilindro, pero nunca apareció. La empresa argumentó que "era una camioneta pirata".
Son las 2 caras de una misma moneda. Tanto los consumidores de gasolina como los de gas se cansan de sentirse estafados, reflejando el alza en las irregularidades que encontró el año pasado la Profeco en estos 2 servicios. Una de las personas consultadas resumió la sensación colectiva: "no rinde la gasolina ni el gas, y con el incremento de precios en todos los productos y servicios, cada vez cuesta más sacar para el gasto familiar".

(V.pág.31 del periódico Público del 12 de febrero de 2010).

Otra papa caliente a la que debe echar agua el director de Pemex refinación, Miguel Tame, es el eterno problema de los litros incompletos en las gasolineras de la Franquicia Pemex.
Las unidades de verificación de la subsidiaria han encontrado, no lo van a creer, ¡que más de de una gasolinera está entregando litros de menos! Claro, los datos específicos sólo los conocen en Pemex. Además, la gran duda es cómo recopilan la información.
Los controles volumétricos siguen sin funcionar, pues la información que deberían aportar de las ventas en las estaciones de servicio no llega en tiempo real a Pemex. ¿Será a ojo de buen gasolinero?

(V.pág.2 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 21 de enero de 2010).

En una ocasión tuvimos que ir a la gasolinera a rellenar un bote con capacidad de casi 5 litros. Al llegar ahí, el operador de la bomba nos indicó que el importe de la venta sería por 5.125 litros, cuyo precio aparecía en el tablero de la máquina. Nos llevamos una sorpresa al ver que nuestro bote, que tenía una nomenclatura para saber su contenido exacto, indicaba 4.8 litros. Tras preguntarle al operador de la bomba por qué el contenido del bote era menor a lo que señalaba la máquina, él echó un vistazo a nuestro bote (que originalmente era de diesel y aún conservaba la etiqueta) y con gran seguridad contestó:
-Porque es un bote para diesel, no para gasolina.

David Ortiz
(v.pág.136 de la revista Selecciones del septiembre de 2009).

La Procuraduría Federal del Consumidor tuvo que retirar de su portal la "lista negra" de las gasolineras que venden litros incompletos, al perder un proceso en contra de un empresario gasolinero.
José María de los Santos, subprocurador de Verificación, dijo que se quitó en marzo el programa "¿Quién es quién en las gasolinas?", porque el Tercer Tribunal Unitario en Materia Civil le ordenó que modificaran el criterio de búsqueda de "gasolineras con irregularidades".
Ahora la Profeco únicamente podrá subir a su portal aquellos casos en los que se haya concluido el proceso, el cual puede durar hasta 3 años.
"A efecto de no causarle perjuicios legales al propietario de la estación de servicio, nos vamos a abstener de señalar que le fueron encontradas irregularidades, pero sí habrá información de cuántas verificaciones ha recibido, si se ha negado y si ha promovido Amparos en contra de alguna autoridad", dijo De los Santos.
Del total de casos que inician un proceso de suspensión por irregularidades, señaló el funcionario, se comprueba que el 30% efectivamente estaban cometiendo ilícitos. El proceso legal puede tardar hasta 3 años en resolverse.
"Podría hablarse de un tiempo de hasta 2 a 3 años en que tarde en resolverse un juicio, y esperar hasta 5 años para subir la información.
"¿Qué beneficio trae al consumidor hablar de que después de 4 o 5 años un cuate lo estuvo robando?", cuestionó De los Santos.
Según información de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, un empresario dueño de una gasolinería ubicada en Coyoacán fue el que interpuso una demanda en contra del programa y un juez ordenó a la Profeco bajar la información.
La justificación es que cuando algún establecimiento es sorprendido vendiendo con faltantes, la Profeco sólo puede suspender la gasolinera y no clausurarla, mientras se resuelve el proceso legal interno, por lo que se determinó ilegal que se identificaran con semáforo rojo argumentando que presentó irregularidades, en su portal electrónico.
"El juez deja a salvo nuestras facultades de seguir informando al consumidor, salvo (con) esas modificaciones, que pudieran considerarse que lesionan el interés o las garantías de los propietarios de las estaciones de servicio", indicó De los Santos.

(V.primera plana del periódico Mural del 13 de mayo de 2009).

La Procuraduría Federal del Consumidor informó que asciende a más de 11 millones de pesos el monto por sanciones económicas a gaseras, las cuales cometieron prácticas abusivas contra los consumidores en el 2008.
En un comunicado, la dependencia señaló que durante las acciones de verificación a gaseras del país realizadas el año pasado se clausuraron 23 distribuidoras de gas LP por comercializar cilindros portátiles con faltantes de hasta 15.8 kilogramos.
Indicó que se llevaron a cabo 1,213 visitas de inspección a plantas distribuidoras del combustible y 13,045 a camiones repartidores de cilindros.
Entre las empresas sancionadas por entregar cilindros con contenidos inferiores a lo pagado se encuentran Servigas del Guadiana, Distribuidora de Gas Noel, Grupo Ramagas, Tabagas, Gas Express Nieto de México, Gas Com y Distribuidora de Gas Butano de Acuña.
Además, Daniel Vela, Garcigas de Tulancingo, Soni Gas, Gas Maru, Gas La Encantada, Gas Modelo, Holbox Gas, Petroquímica Del Golfo, Rivera Gas, Gas Comercial de Cuauhtémoc, Gas de Apan, Gas Monarca, Gas Silza, Gas de Chiapas e Hidrogas de Agua Prieta, S.A.
Dichas empresas se localizan en los Estados de Coahuila, Jalisco, Tabasco, Estado de México, Chiapas, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Quintana Roo, Sonora, Michoacán, Baja California, Guanajuato y Morelos.
Asimismo, la Profeco informó que reforzará sus acciones de vigilancia de los precios del gas en el país, con el fin de dar cumplimiento al anuncio que hiciera el presidente Felipe Calderón, el pasado 7 de enero, con relación al "congelamiento" en el precio del gas LP, publicado en el Diario Oficial de la Federación el lunes pasado.

(V.pág.4 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 15 de enero de 2009).

6 empresas mexicanas exportan de manera ilegal diesel hacia Estados Unidos.
Petróleos Mexicanos indaga actualmente a estas empresas, las cuales engañan a las autoridades al reportar exportaciones de Fueloil (combustóleo) y aceite parafínico, cuando en realidad lo que venden en el extranjero es diesel subsidiado por el gobierno federal.
La bancada del Partido Verde Ecologista de México en el Senado anunció que prepara una iniciativa de reforma para rescindir los contratos de Pemex con particulares cuando éstos falsifiquen, sustituyan o diluyan la composición de los combustibles o productos que compran a la paraestatal.

(V.pág.2 del periódico Mural del 9 de octubre de 2008).

La Comisión Permanente del Congreso Indicó que "las irregularidades en la venta y suministro de gasolina en las gasolineras es un mal endémico", pues se quedan con "casi 100 mililitros por cada litro que venden".
"No se requiere realizar investigaciones, análisis y estudios para reconocer la existencia de múltiples irregularidades en gran parte de las siete mil 200 gasolineras que hay en el país", agregó la Comisión Permanente.
"Hoy que se habla de crisis alimentaria internacional, de alza de los precios de los productos básicos y de la falta de sustentabilidad alimentaria, urge adoptar medidas para resolver dichas anomalías", subrayó.
La máxima instancia del Congreso de la Unión advirtió que "la persistencia de esta situación quebranta el estado de derecho, vulnera la confianza y castiga a los consumidores".
Sostuvo que la Ley Federal de Protección al Consumidor obliga a los proveedores a "respetar los precios, tarifas, cantidades, calidades, cargos, términos, plazos, fechas y las condiciones en la entrega del bien o prestación del servicio".
La Procuraduría Federal del Consumidor debe garantizar que se cumpla con la ley para evitar que la gasolina se siga vendiendo "por litros incompletos, con sobreprecio y sin alterar el producto", agregó.

(V.El Informador en línea del 8 de julio de 2008).

La Profeco impondrá multas desde 1,000 hasta 500,000 pesos a los dueños de gasolineras que vendan el combustible a un precio superior al autorizado. Con eso de que los propietarios se han quejado de lo poco que ganan con sus establecimientos...

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 8 de julio de 2008).

El 60% de las más de 8,000 Franquicias Pemex carece de los estándares de medición establecidos por la paraestatal para garantizar la entrega de "litros de a litro".
Así que en este cuento de nunca acabar, el consumidor es, como siempre, el perdedor.
Los automovilistas del país no pueden tener la certeza de que al llegar a una estación no serán robados.

Capitanes
(v.pág.2 de la sección "Negocios" del periódico Mural del 26 de junio de 2008).

"La Procuraduría Federal del Consumidor detectó casi 70 gasolineras en la zona metropolitana que venden litros incompletos, de las cuales, 12 han sido reincidentes en esta práctica. En entrevista, Lilia Bejarano, delegada de Profeco en la entidad, indicó que la relación de estas gasolineras aparece en la página profeco.gob.mx."

(V.pág.3 del periódico Mural del 5 de junio de 2008).

La Procuraduría Federal del Consumidor establecerá operativos especiales de verificación y vigilancia ante los precios vigentes de hidrocarburos en abril, con la finalidad de prevenir abusos. Esta revisión especial se extenderá a las plantas distribuidoras y los camiones repartidores de gas LP, para constatar que se respete el precio oficial y se comercialicen contenidos completos.

(V.pág.12-A del periódico El Informador del 2 de abril de 2008).

Gasolinero.

Los gasolineros son expertos en vender litros de a 900 mililitros; saben el arte del rebaje para cucharear el combustible y dejarlo más ralito que leche Liconsa.

Jairo Calixto Albarrán
(v.pág.46 del periódico Público del 28 de marzo de 2008).

Según la Profeco, 86% de las gasolineras utilizan bombas que no garantizan la venta de litros completos. Con la ley que aprobó el Senado, de las 7,622 estaciones de servicio que hay en el país, corren el riesgo de perder la concesión 6,578.
Si no se amparan antes.

(V.pág.4 del periódico Público del 29 de febrero de 2008).

El Senado aprobó endurecer las sanciones contra las gasolineras que no vendan litros completos de gasolina y avaló tipificar en el Código Penal la venta fraudulenta de gas, gasolinas o diésel.
Las sanciones serán de tres a 10 años de cárcel y con 200 a 1000 días de multa a quien suministre o entregue dolosamente de manera reiterada y en cantidades menores a las convenidas tanto gasolina como diésel y gas carburante.
Aunque dentro del Código Penal no se incluye el retiro de concesiones a quienes incurran en este tipo de delitos, el senador priista Francisco Labastida adelantó que esto se incluirá en el Código Mercantil y la Ley Orgánica de Pemex.
A petición del PRI, la iniciativa que originalmente fue presentada por los senadores del PRD, Tomás Torres y Silvano Aureoles; amplió su contenido para que el castigo sea contra los dueños de la concesión, quienes son los directamente beneficiados con el fraude, y no a los empleados de las estaciones, pues ellos no reciben nada a cambio.
La iniciativa, que modificó los artículos 253 y 387 del Código Penal Federal, sancionará por la vía penal, con multas e incluso cárcel a quien de manera dolosa suministre para la venta al consumidor, administre el suministro o detente franquicia o concesión, gasolina, diésel o gas carburante, en cantidad menor a la que registre la bomba de servicio o el instrumento que corresponda para el suministro cuando dicha cantidad supere el margen de tolerancia que marque la norma emitida por la autoridad competente.
Pese a las medidas asumidas por el gobierno federal, que van desde la verificación física de las bombas expendedoras del combustible hasta medidas fiscales, éstas no han traído el beneficio esperado por diversas dificultades para su aplicación.
De acuerdo con cifras de la Profeco, sólo durante septiembre de 2006 se inmovilizaron en forma parcial o total 404 expendios de gasolina, 25 por ciento de las cuales contaban, incluso, con el certificado "Qualli", que confiere Pemex a expendedores con estándares de calidad y garantía.
A pesar de que el problema disminuyó, según la Profeco 40% de las estaciones de servicio continúan con esas prácticas ilícitas, que les dejaron ganancias de 8,000 millones de pesos en 2007.

(V.pág.33 del periódico Público del 29 de febrero de 2008).

Petróleos Mexicanos está de acuerdo en que se endurezcan las sanciones contra los gasolineros que defrauden y vendan por litros una cantidad menor o combustible adulterado, informó Francisco Labastida Ochoa, presidente de la Comisión de Energía del Senado. Labastida precisó que la consulta se hizo directamente al director de Pemex, Jesús Reyes Heroles. Se dejó en claro que la carga de la prueba la tiene que hacer el acusador y no la paraestatal. Según el dictamen, que el mes anterior se regresó a las comisiones unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, se castigará con cárcel de 3 a 10 años, multa de hasta 200,000 días de salario y revocación de la franquicia, al que cometa esas faltas. El senador Tomás Torres, secretario de la Comisión de Justicia, explicó que era necesario hacer la consulta a Pemex, sobre todo porque se requería saber si la empresa podría asumir el cargo de la prueba cuando se presentara alguna denuncia. Se convino en que la responsabilidad del cargo de la prueba la tenga el acusador, que podría ser la Procuraduría Federal del Consumidor, que es la institución que por ley defiende a los compradores de productos o servicios.

(V.Notisistema del 6 de noviembre de 2007).

Desde diciembre de 2006, una veintena de gasolineras mantiene graves irregularidades como litros incompletos (faltantes en el despacho del combustible), instrumentos o mangueras que presentan desajustes, que no cuentan con calibración obligatoria del periodo ordinario, inmovilizadas por falta de certificado de aprobación de modelo de prototipo, entre otras anomalías.
De las 20 con anormalidades, 11 están instaladas en la ciudad.
De acuerdo con la página de internet www.profeco.gob.mx prevalecen las anormalidades en las mismas 20, según el programa "Quién es quién en las gasolineras".
¿Qué gasolineras presentan fuertes anomalías?

Guadalajara
Zapopan
Tlaquepaque
Tonalá
Interior del estado:
El Salto
Puerto Vallarta
Zapotlanejo
La Barca
Autlán de Navarro
Encarnación de Díaz
Guachinango
Lagos de Moreno
(V.pág.1-B del periódico El Informador del 21 de febrero de 2007).

La Procuraduría Federal del Consumidor cumplió la advertencia de incrementar operativos en gasolineras instaladas en el Estado de Jalisco, después del alza en combustibles Premium y Diesel. El resultado de la verificación de estaciones hasta el 25 de noviembre, de acuerdo con la página de internet www.profeco.gob.mx, revela que brigadas de la dependencia federal detectaron graves irregularidades en 18 gasolineras, cuando en el mes de octubre sólo estaban seis en la lista negra.

GUADALAJARA
  1. Lázaro Cárdenas 860
  2. Gobernador Curiel 3467
  3. Marcelino García Barragán 1701*
  4. Vallarta 2605*
ZAPOPAN
  1. Prolongación Mariano Otero 79
  2. Gobernador Curiel 2980 (esta dirección está ubicada en el municipio tapatío; hay un error de Profeco)
  3. Avenida Guadalupe 9500*
TLAQUEPAQUE
  1. Carretera libre a Zapotlanejo sin número (en Tateposco)
  2. Periférico Sur sin número (San Sebastianito)*
TONALA
  1. Calzada Tonalá 70*
  2. Emiliano Zapata 420*
EL SALTO
  1. Carretera al Verde kilómetro 1*
  2. Carretera Guadalajara-El Salto kilómetro 9*
ZAPOTLANEJO
  1. Hidalgo 393*
LA BARCA
  1. Carretera La Barca-Atotonilco kilómetro 1.9*
GUACHINANGO
  1. Carretera Ameca-Mascota kilómetro 40.5*
AUTLAN DE NAVARRO
  1. Carretera Guadalajara-Autlán-Barra de Navidad (sin número)*
LAGOS DE MORENO
  1. Libramiento Norte (margen izquierdo)
(*) Estaciones de servicio de reciente aparición en la lista de las que presentan anomalías graves.

(V.primera plana del periódico El Informador del 4 de diciembre de 2006).

En este año, la Profeco pretende realizar unas 14,000l revisiones, es decir, dos por cada estación de servicio, para evitar que reincidan las gasolineras en sus prácticas irregulares y afecten al consumidor.
A decir de Profeco, a raíz de estas acciones, el porcentaje de gasolineras que abusan del usuario disminuyó al pasar de 90% a 40% de las estaciones de servicio que aún no cumplen con la Norma Oficial Mexicana.
Hasta el 15 de noviembre de este año, de las 90 gasolineras que la Dirección de Gasolina suscrita a la Procuraduría Federal del Consumidor revisó en el Distrito Federal, 54 de ellas presentaron irregularidades que que van desde sellos mutilados hasta "robos sistemáticos de gasolina".
EL INFORMADOR publicó (18 de noviembre de 2006) que en Jalisco sólo una estación de servicio corrigió graves irregularidades en el último mes, a pesar de que la Delegación de la Profeco en el estado ha refoirzado las inspecciones en las estaciones de servicio.
De acuerdo con la Profeco, hasta hace 11 días, se han sancionado 121 estaciones de servicio en el estado.

(V.pág.20-A del periódico El Informador del 27 de noviembre de 2006).

Es penoso que Pemex tenga que hacer una nada barata campaña publicitaria donde el piloto mexicano Mario Domínguez se preste para decir que "él sólo carga en las gasolineras Cualli de Pemex" debido a que estos centros de servicio sirven litros completos de gasolina a sus clientes. ¿Qué nos quieren decir?, esto significa que Pemex acepta que durante no sé cuántos años estuvieron robando a los clientes cobrando litros completos y entregando litros incompletos.
Es penoso porque es nuestra gran empresa nacional, porque es una de las empresas más grandes del mundo en su categoría, porque es uno de los principales generadores de empleo y de dinero en México, pero lo más penoso es que no tengan autoridad o dirección estratégica para poner en orden la operación de sus propios distribuidores.
Si analizamos esta campaña desde el punto de vista de marketing estratégico podemos notar que nos está informando que Pemex no puede tener un control operativo sobre sus distribuidores ni lo ha tenido en el pasado, nos recuerda que la marca Pemex es ineficiente y que estamos obligados a seguir comprando ahí porque no tienen competencia y eso significa que tenemos completamente limitada nuestra elección, nos motiva a cuidarnos de sus propios distribuidores, es decir, de entrada no confíes en los portadores de nuestra marca, únicamente hazlo si tienen este certificado "Cualli", si vas con otros lo haces bajo tu propio riesgo"

Sergio E.Rodea
(v.pág.37 del periódico Público del 27 de octubre de 2006).

Aunque el pasado 17 de agosto la Procuraduría Federal del Consumidor informó que los días 25 de cada mes actualizaría la base de datos del historial de gasolineras en el país, en su página de internet www.profeco.gob.mx, hasta la fecha no hay información nueva.
Carlos Arce Macías, titular de la dependencia federal, sorprendió hace dos semanas al subir a su página web el historial de 6,901 estaciones de servicio que existen en el país, en donde se relevan los últimos dos operativos efectuados por brigadas especializadas, exhibiendo a las gasolineras que continuamente cometen irregularidades. Aunque esta medida desató la inconformidad de gasolineros, advirtió que los días 25 de cada mes actualizarían la base de datos, pero la página no ofrece información nueva.

(V.pág.1-B del periódico El Informador del 30 de agosto de 2006).

En operativo de verificación en la venta del combustible en las gosolinerías en Puerto Vallarta llevaron a cabo la verificación en 13 de las 17 empresas. Detectaron cantidades faltantes con relación a lo etregado al cliente en 8 estaciones.
En la empresa Combustibles Francisco Villa, S.A.de C.V., número 4907, ubicada en la calle Francisco Villa 783 de la Colonia Versalles, inmobilizaron una manguera despachadora porque no coincidía la gasolina entregada con el cobro.
El 28 de septiembre de 2005 ya habían verificado esta estación encontrándose la misma irregularidad. La Profeco aplicó sanciones.

(V.pág.2-B del periódico El Informador del 26 de agosto de 2006).

En la zona metropolitana de Guadalajara, 76 de las 168 gasolineras (45.25%) trabajan con irregularidades de menores a graves, según la Procuraduría Federal del Consumidor.
De acuerdo con la página de internet de la dependencia, en la metrópoli están registradas 168 estaciones de servicio. De éstas, con base en la última revisión, 7 tienen anomalías graves, 69 irregularidades menores y 48 están "limpias". Sin embargo, el número de gasolineras con alguna anormalidad podría incrementarse, considerando que la Profeco no cuenta con datos actualizados en 51 establecimientos (no aparecen resultados).

(V.primera plana del periódico El Informador del 23 de agosto de 2006).

Las gasolineras "tramposas" en Jalisco:

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 19 de agosto de 2006).

Robo a mano armada.

La Procuraduría Federal del Consumidor dio a conocer ayer en su página de Internet el historial de las 6,901 gasolineras que operan en toda la República Mexicana.
La dependencia ofrece a los consumidores esta información para que conozcan cuáles han presentando irregularidades y de esta forma tenga la seguridad de que recibirán "litros de a litro".
Las estaciones están clasificados con los colores de los semáforos. El rojo significa que la gasolinera presenta irregularidades graves, el ámbar indica que presenta fallas menos graves y el verde es que funciona con absoluta regularidad.
Los días 25 de cada mes la Profeco actualizará la información de cada una de las estaciones en su página electrónica. También invita a los usuarios a pedir la información vía telefónica.
El procurador Federal del Consumidor, Carlos Arce Macías, señaló que los abusos de los malos gasolineros en el país implican pérdidas por nueve mil millones de pesos, sólo en 2006.
En respuesta a la Unión de Gasolineros de Jalisco, Colima y Nayarit, quienes han acusado a la Profeco de mentir en esta materia, Arce Macías rechazó esa postura y aseguró que la dependencia no miente. "Estamos metiendo en cintura a los gasolineros", subrayó.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 18 de agosto de 2006).

En Jalisco, del primero de enero a la fecha se han realizado 94 visitas de verificación, se han revisado 1,423 mangueras de las cuales se han inmovilizado 131 y 28 fueron apercibidas, es decir presentaron anomalías pero al no tener que ver con el despacho, no son inmovilizadas, pero sí señaladas para corregirse.
De las inmovilizadas el motivo principal fue porque excedieron el límite de tolerancia en el despacho que es de 100 mililitros por cada 20 litros y como segundo motivo presentaron el holograma deteriorado.
Aun y cuando 45% de las gasolinerías visitadas en Guadalajara presentaron anomalías, hasta el viernes pasado todas han corregido los errores, y actualmente funcionan normalmente.
En la ciudad se inmovilizaron 37 mangueras. Aquí ya se arregló el problema. En contraste en Puerto Vallarta hubo casos de estaciones de servicio en las que todas las mangueras presentaron problemas y se tuvo que inmovilizar el establecimiento.

(V.pág.12-A del periódico El Informador del 12 de junio de 2006).

Un poco menos de la mitad de las estaciones revisadas por la Profeco presentaron irregularidades entre enero y abril de este año. Estuvieron robando a los consumidores un promedio de 5% por litro y evadiendo el pago de impuestos a un ritmo de mil millones de pesos al mes.

Estamos en el reino de la impunidad. Por eso, en vez de retirar las concesiones a los empresarios corruptos se les otorgó todo lo que pedían, como si tuvieran derecho a exigir. La comisión por venta de gasolina aumentó 18% y la diesel, 48%; creció el plazo que tienen para liquidar el combustible a Pemex de 60 a 90 días y recibirán financiamiento para la compra de nuevas bombas.

Los gasolineros tratan al gobierno como si éste no tuviera otra finalidad que cumplir con sus exigencias. Lo peor es que lo consiguen. Esta semana fueron clausuradas 12 gasolineras en Oaxaca por fraudes al consumidor. La hermandad reaccionó con un paro que afectó 60% de las estaciones de servicio en ese estado y una amenaza de no asistir a la firma del acuerdo con Pemex y la Secretaría de Energía. ¿Es necesario contar el final de la historia? El gobierno cedió otra vez.

A partir de la información disponible, no se entiende la generosidad del nuevo acuerdo con los gasolineros. Las autoridades encargadas de la negociación deben ofrecer una amplia explicación de la forma como entienden el Estado de Derecho y los derechos de los consumidores.

Luis Miguel González
(v.pág.34 del periódico Público del 5 de mayo de 2006).

Los fraudes contra la sociedad por robo y adulteración de gasolina ascienden a 40,000 millones de pesos al año [20,000 por robo y otro tanto por la adulteración], de acuerdo con información de la Asociación de Distribuidores de Combustibles y Lubricantes.

(V.pág.3-A del periódico El Informador del 27 de febrero de 2006).

Escoltados por la Policía Federal Preventiva verificadores de la Procuraduría Federal del Consumidor inmovilizaron de forma simultánea dos gasolineras ubicadas en el Estado de México que vendían litros incompletos, engañando al usuario.
De acuerdo con Francisco Javier Pinacho, director Operativo de Gasolinas de la Profeco estos establecimientos daban litros incompletos del combustible con faltantes de hasta tres litros por tanque, lo que le representaba una sangría de 25 a 30 pesos en promedio al usuario en cada visita.
De enero a la fecha, como parte del Programa Nacional de Verificación de Combustibles Líquidos, el organismo inmovilizó 26 estaciones de servicio, acción que continuará de forma permanente y se extenderá en todo el país.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 18 de febrero de 2006).

Los litros incompletos vendidos en las gasolineras cuestan a los consumidores 20,000 millones de pesos anuales, según estimaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor.

(V.pág.37 del periódico Milenio del 17 de febrero de 2006).

Después del anticipado y muy cacareado "gran paro nacional" de los gasolineros de buena parte del país, que amenazaban hasta con dejar de ganar un billetote por cerrar sus expendios un día completo (asústame, panteón), a la mera hora se hicieron litros... de a ochocientos mililitros. ¿O serán "minilitros"?
Y todo porque: 1.- El gobierno (otro nido de rateros) les exige instalar unas maquinitas para que sus víctimas, digo, sus clientes puedan pagar con tarjeta bancaria y así deducir impuestos, y los gasolineros no quieren pagar por el numerito, y 2.- más importante, porque también les quieren "colocar" un sistema de control para evitar que sigan robando impunemente en cada litro que despachan. Los gasolineros ven así lesionado el derecho más importante de todo comerciante en el país: el de obtener su ganancia "extra"... ¡Y ése es el comercio dizque "formal"!
¿Cómo estará el informal?

Paco Navarrete
(v.pág.12 del periódico Mural del 9 de febrero de 2006).

La amenaza de los gasolineros de realizar un paro el 8 de febrero si no cesaban las clausuras no intimidó a la Profeco.
"Es una decisión de ellos (el paro) y no sé si lo quieran llevar a cabo o no, yo lo que les puedo decir es que los consumidores están enojados y no sería para menos luego de conocer las sumas multimillonarias que le son robadas anualmente", afirmó Carlos Arce Macías, titular de la Profeco.
Por no despachar litros completos, los gasolineros ganan entre 18,000 y 20,000 millones de pesos anuales, según la Profeco, por ello les exige cambiar unas 35,000 bombas instaladas en más de 7,000 gasolineras. En 15 días han clausurado 17 estaciones por robar entre el 5 y 8% del combustible.

(V.primera plana del periódico Mural del 2 de febrero de 2006).

Según un sondeo de la Procuraduría Federal del Consumidor a 2,543 consumidores de gasolinas, 87.1% desconfían del servicio de las gasolinerías, pero sólo 3.7% ha presentado una queja o denuncia.
Para colaborar con el consumidor, la Profeco ofrece un servicio de calculadora de carga de gasolina para 594 tipos distintos de vehículos. Lo puede consultar en Internet o en el teléfono gratuito 01-800-468-8722.

(V.primera plana del periódico El Informador del 17 de enero de 2006).

La Agencia Federal de Investigación, aseguró cuatro contenedores, dos tractocamiones, un camión de volteo adaptado como cisterna y 130,000 litros de gasolina adulterada en el poblado de San Agustín Huichochitlan de el municipio de Toluca.

(V.pág.12-A del periódico El Informador del 19 de diciembre de 2005).

Elementos de la Procuraduría General de la República y personal de Petróleos Mexicanos aseguraron una pipa con más de 40,000 litros de gasolina Magna adulterada en el Estado de México.
La empresa paraestatal informó en comunicado que al realizar un operativo conjunto, personal de Pemex y de la PGR detectaron en territorio mexiquense un auto-tanque de la empresa Super Servicio Asunción S.A. de C.V. que transportaba gasolina adulterada.
La pipa había cargado casi 42,000 litros de gasolina Magna en la Terminal de Abastecimiento y Distribución de Pemex-Refinación en Toluca a las 06:50 a.m. de este día y en el trayecto se desvió a un almacén clandestino en la calle Moctezuma en San Pablo Autopan, donde presuntamente se procedió a adulterar el producto.
Posteriormente, la pipa se dirigió a descargar el combustible a la estación de servicio número 4929, ubicada en el kilómetro 32 de la autopista Toluca-Atlacomulco, perteneciente a dicha empresa.
Pemex informó que una vez que se realizó el análisis químico al producto asegurado se determinó que se encontraba fuera de especificación.
El chofer Rafael Mejía Pineda, empleado de la citada empresa, quedó detenido, en tanto el Ministerio Público solicitará a la autoridad judicial libere la correspondiente orden de cateo del almacén en donde se adulteró el combustible.
Asimismo, los señores Juan Carlos Antón y Gaudencio Morales, encargado y empleado, respectivamente, de la misma estación de servicio se encuentran en calidad de presentados.

(V.pág.18-A del periódico El Informador del 5 de diciembre de 2005).

Pemex rescindió el contrato a 15 gasolineras en 11 estados donde la Procuraduría Federal del Consumidor detectó que se despachaba fuera de las especificaciones autorizadas, dijo Juan Bueno Torio, director de Pemex Refinación.
Jorge Roque, subprocurador de Verificaciones de la Profeco, advirtió que ahora las multas por adulteración o despacho incompleto del combustible son más severas, hasta un millón de pesos, y propician la clausura de los establecimientos.

(V.primera plana del periódico Mural del 29 de septiembre de 2005).

Tan sólo en el Distrito Federal, en donde se ubican aproximadamente 2,500 [gasolinerías], de acuerdo con muestreos de la Procuraduría Federal del Consumidor realizados a 400 de ellas el año pasado, sólo dos cubrieron con éxito todos los estándares de calidad.
Para la Profeco el asunto está claro, por definición son los gasolineros quienes roban a sus clientes y con base en sus muestreos deducen que 90% de las estaciones de servicio actúan de manera ilegal.
De acuerdo con sus propias cuentas, el robo de gasolina al consumidor es cercano a los 4,500 millones de pesos al año, debido en gran medida a que las bombas no están calibradas correctamente.
La Profeco debe medir con una jarra patrón , a velocidad alta, media y baja la entrega de 20 litros y la merma legal es menor a menos de 10 mililitros.
De acuerdo con la Profeco lo que debería ocurrir es que cada bomba de las casi 7,000 estaciones de servicio la revisaran dos veces cada año, ahora mismo, su capacidad no les da ni siquiera para checar a todas las gasolinerías que están en operación en las zonas urbanas del país.

(V.pág.24 del periódico Público del 31 de julio de 2005).

De cada 20 litros de gasolina que compran los automovilistas, por lo menos un litro se queda en las mismas estaciones de servicio.
La Procuraduría Federal del Consumidor denunció que en el 70% de las gasolineras entregaban volúmenes incorrectos o tienen irregularidades en el despacho del combustible.
"El promedio de desviación que nosotros hemos podido constatar a través de los usuarios simulados es del 5% de lo que se debería surtir en la expedición de gasolina", afirmó Carlos Arce, procurador federal del consumidor.
El funcionario explicó que el robo de gasolina representa un desfalco anual de entre los 18,000 a 20,000 millones de pesos al año.
De acuerdo con la Profeco esto significa que la federación deja de recibir por este concepto entre 6,400 millones y 8,000 millones de pesos anuales.
A nivel nacional mensualmente se presentan 100 quejas por alteraciones en el despacho del combustible.
"Son pocas porque es nada más de la gente que se da cuenta de lo que le cabe a su tanque y lo que recibe".
Recientemente la Profeco realizó operativos de verificación a las estaciones de servicio en estados como Veracruz, Puebla, Guanajuato y Guerrero donde detectó faltantes hasta del 40%.
Arce informó que para evitar el robo de gasolina se busca incluir la Norma Emergente 011, mediante la cual se autoriza a la Profeco revisar los componentes electrónicos de las máquinas expendedoras de gasolina.
Sin embargo, los empresarios gasolineros rechazan la medida y ya han presentado 1,613 solicitudes de amparo, de las cuales 60 ya fueron concedidas.

(V.primera plana del periódico Mural del 14 de julio de 2005).

La falta de protección a los consumidores en materia de combustibles deja de manifiesto la obsolescencia de los procedimientos de inspección y prácticas empresariales irresponsables. El Consejo Consultivo del Consumo sostuvo que uno de los problemas más graves de los compradores en México está relacionado con el uso de gasolinas y gas LP, que denota la existencia de lagunas legales y las carencias administrativas institucionales.

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 28 de junio de 2005).

En diferentes gasolinerías del país se despachaban litros de 900 mililitros o menos. Todos sabemos que la situación ha provocado una pugna legal entre los gasolineros y el poder judicial.
Una lluvia de amparos contra la posibilidad de ser revisados y clausurados ha sido promovida por los dueños de las gasolineras, evidenciando tristemente hasta dónde hemos llegado cuando se trata de cumplir con aspectos de elemental justicia y ética de servicio al cliente. Ni siquiera debería ser necesario que las autoridades amenazaran con clausurar a los defraudadores. Lo inaudito es que todo este asunto es una muestra clara del bajísimo nivel de responsabilidad que algunas personas en ciertos sectores de comercialización, tienen. La actitud es clara: vendo litros de gasolina por debajo de la norma oficial, me molesto si comprueban que no estoy dándole al cliente exactamente lo que ha pagado con su dinero y si se atreven a clausurarme, busco el amparo... ¡De la justicia!
En verdad que es deplorable esta situación; si bien no abarca a todos los empresarios del ramo. Más inaudito aún es que ahora los consumidores quedemos desprotegidos, pues se ha dictaminado que no podrán ser revisadas ni clausuradas las gasolineras. ¿Cómo es posible esto? ¿Cómo se puede permitir? ¿Qué clase de tecnicismo legal impide algo tan elemental como es el garantizar que el consumidor reciba por su dinero la cantidad exacta del producto? El impacto es brutal y permea a toda la sociedad dado el tipo de producto de que se trata: la gasolina es -literalmente- el motor de las actividades productivas, recreativas y de servicio.
Basta imaginar las estratosféricas pérdidas que puede tener el gobierno de cualquier municipio o entidad, cuando toda su flotilla de vehículos cargue combustible en un establecimiento donde se defrauda al consumidor. ¿Podemos imaginar la pérdida de recursos en un país donde las necesidades son muchas y los recursos tan escasos? Es casi lo mismo que si se dedicaran a "ordeñar" los ductos de combustible. Es un robo. No hay otro término.
¿Y qué podemos hacer los consumidores mientras se resuelve esta madeja legal? ¿Habremos de recurrir al boicot contra los establecimientos que comprobadamente defraudan al público?, ¿y cómo probarlo?, ¿llevar garrafas certificadas y un notario público, como hizo cierto periódico en Irapuato? ¿Quién está dispuesto a perder su tiempo y -como se dice coloquialmente- "aventarse el toro"? ¿Dónde están nuestros representantes populares?
Aquí hay una gran oportunidad para servir al ciudadano. ¿Qué tal si empezamos por telefonearle a nuestro diputado para pedirle que vaya tomando cartas en el asunto? ¿Qué tal si llamamos a la Profeco y sumamos esfuerzos para que tal práctica se erradique? ¿Acaso no podremos hacer ni eso? ¿Seguiremos tirando alegremente miles de millones de pesos al año con tal de enriquecer ilegalmente a unos cuantos? Considero que esta es una de las situaciones que exigen la participación ciudadana, actuar como consumidores responsables y exigir de las autoridades correspondientes la aplicación de la ley sin tecnicismos legaloides.

Fundación México Unido

El presidente vitalicio de la Asociación Nacional de Distribuidores de Combustibles, José Antonio Beltrán Mata, estimó que de 1999 a 2004 se evadieron al fisco unos 330,000 millones de pesos por la adulteración de combustibles líquidos.
Dijo que en el mercado se registran ilícitos como la adulteración de gasolinas y diesel, así como la introducción ilegal de combustibles, lo que genera pérdidas a Petróleos Mexicanos y a la Secretaría de Hacienda.

¿Y los consumidores estafados a quién le interesan? - El webmaster..

(V.pág.8-A del periódico El Informador del 31 de mayo de 2005).

La Procuraduría Federal del Consumidor y Petróleos Mexicanos iniciaron las primeras acciones contra el abuso que realizan gasolineras de México con sus clientes.
Mientras que la paraestatal informó que ya rescindió contrato a siete operadores de estaciones de servicio, después de los requerimientos de la Profeco, ésta ha aplicado multas hasta por 470,000 pesos y clausurado establecimientos.
El titular de la Procuraduría, Carlos Arce, destacó que además la Profeco estudia la posibilidad de interponer denuncias penales ante los fraudes en el despacho de gasolinas.
Arce advirtió que las "perversas y patéticas" actuaciones de malos gasolineros por más de una década han llegado a su punto final, pues ya se están aplicando "acciones coercitivas" contra los delincuentes.

(V.pág.12-A del periódico El Informador del 5 de octubre de 2004).

En caso de que Pemex decida retirar la concesión a unas 300 gasolineras que se ha comprobado que defraudan al público consumidor con litros incompletos, la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo junto con las organizaciones de gasolineros de Puebla-Tlaxcala y Jalisco-Nayarit-Colima, realizarían paros escalonados en contra de la medida.

Pregunta del webmaster: ¿La mafia?

(V.pág.37 del periódico Público del 13 de agosto de 2004).

APENAS EL MARTES la Profeco, de Carlos Arce, envió la pelota al terreno de PEMEX en este controvertido asunto del fraude cotidiano en gasolineras que recién se denunció. El manejo de equipos de suministro que alteran el surtido con sólo apretar un botón, ha neutralizado a esa procuraduría en este tema, sin descartar la misma complicidad de los supervisores, y la distancia mostrada por los antecesores de Arce a un problema bastante añejo. La petición de Profeco a PEMEX es actualizar la norma, con lo que se facilitaría la supervisión de procesos. En este punto la paraestatal podría comenzar a trabajar pronto, pero en lo que se refiere a detener la entrega de nuevas franquicias, se va a analizar por las implicaciones de cobertura que habría. Lo más interesante es que el equipo que encabeza Raúl Muñoz pretende retomar la revisión del contrato de franquicias, cuestión que inclusive al interior de la paraestatal ha presentado grandes reticencias, vinculadas al tamaño del negocio involucrado. Aunque no lo crea, pese a sorprender in fraganti a un franquiciatario suministrando mal la gasolina, la cancelación de su contrato tendría sus bemoles. Así de absurdo, lo que explicaría la impunidad.

Alberto Aguilar
(v.pág.2A de la sección "Negocios" del periódico Mural del 5 de agosto de 2004).

Por vender menos gasolina de la que marcan las bombas expendedoras, 15 gasolineras de Hermosillo, Cajeme, Guaymas, Nogales y Santa Ana, están identificadas por la Secretaría de Seguridad Pública, y la Procuraduría Federal del Consumidor. Ambas dependencias federales se coordinaron para verificar e inspeccionar 410 estaciones de gasolina en todo el país, entre ellas 17 ubicadas en distintos municipios de Sonora.

(V.pág.6-A del periódico El Informador del 3 de agosto de 2004).

Pedro Ibarra, coordinador general de Planeación y Operaciones de la Secretaría de Seguridad Pública, detalló que el operativo consistió en verificar la entrega de combustible a clientes, en una muestra de 410 estaciones de servicio del País de las 6,594 que tiene registradas Pemex.
De los resultados se concluyó que en 368 gasolinerías se surten litros incompletos, con porcentajes que van de 43 al 5% menos del volumen que pagan los clientes.
"Esto generalizado al consumo de gasolina Magna en todo el país, nos representa un promedio de casi un 5% (menos), que equivale a 8,650 millones de pesos por año", detalló Ibarra.
Se estableció que la gasolinería con registro E02915, instalada en Acapulco, Guerrero, en las avenidas Cuauhtémoc y Universidad, entrega litros de menos de 600 mililitros.
Sin embargo, también hubo 3 gasolinerías, una en Chihuahua, en Puebla y en el Distrito Federal en donde se entrega un poco más de combustible a los consumidores, pero en un porcentaje de 1.2 como máximo.

(V.pág.2A del periódico Mural del 29 de julio de 2004).

Las sanciones levantadas por la Procuraduría Federal del Consumidor el año pasado en contra de gasolineras disparó en un 140% el monto de las multas de 2002, señaló su titular en Jalisco, Adriana Romo.
Durante el año pasado, la Profeco levantó 746 acciones por un monto de 14'494,428 pesos, en contraste con los 6'017,624 pesos con que se multó a empresas un año anterior.
"Hubo una gran participación de la brigada que nos visita de la Ciudad de México, que tuvo varias intervenciones a lo largo del año, y esto nos da unos montos muy interesantes".
En noviembre, MURAL publicó los resultados de una investigación que determinó que, en promedio, cada vez que se llena un tanque de 50 litros, el automovilista no recibe 1.21 litros.
Días después un operativo que la procuraduría llevó a cabo en 11 gasolineras de la Zona Metropolitana de Guadalajara concluyó con la inmovilización de 13 mangueras que no despachaban el volumen de combustible que el indicador afirmaba.
La procuraduría permite una merma de 100 mililitros por cada 20 litros de gasolina vendidos, y cinco de las 11 estaciones revisadas no cumplían con esta disposición. Algunas de las gasolineras restantes también presentaron irregularidades en el volumen despachado, pero no tan altas como para violar la norma.

(V.pág.1A de la sección "Negocios" del periódico Mural del 15 de enero de 2004).

El director de Pemex Refinación, Juan Bueno Torio, reconoció que algunas gasolineras en el País despachan menos combustible del que marcan sus bombas.
"Nosotros hemos denunciado ante la Profeco este tema (del menor despacho) porque recibimos denuncias del público, sin embargo, es la Profeco quien debe atender este tema".
Explicó que mediante la compra de tecnología, la paraestatal a su cargo incrementará el control sobre las estaciones de servicio tanto de la cantidad, como de la calidad del producto que vendan.
Esos artefactos informarían con exactitud la cantidad de litros vendidos por cada gasolinería para cotejarlos con los datos que la empresa entrega a Pemex, indicó.
"(Serían) controles electrónicos vinculados a un centro de control, para poder identificar el volumen de combustibles que venden esas bombas", especificó el funcionario.
Pemex no es la única dependencia que pretende incrementar medidas en contra de ese tipo de fraude practicado a automovilistas y transportistas, de acuerdo con Bueno Torio.
"Hacienda también está viendo mecanismos para controlar el fenómeno que está afectando al público consumidor por un lado, pero por el otro, está evadiendo el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y el IVA, y al ser esto un delito fiscal, la Secretaría de Hacienda tiene mayor interés.
"Por otro lado, Profeco está preocupada por este asunto y estamos conversando para (...) lanzar a la calle 30 camionetas con laboratorio móvil incluido para verificar no sólo el volumen que se despacha contra el precio, sino también la calidad de los combustibles", añadió Bueno Torio.
Una investigación de GRUPO REFORMA puso al descubierto el mes pasado que para algunos gasolineros de la zona metropolitana del Distrito Federal, las matemáticas no son una ciencia exacta, ya que despachan "litros" de 958 mililitros.
Una de cada tres estaciones de servicio en esa ciudad entrega a los consumidores un volumen inferior al que compran, de acuerdo con una investigación realizada en 33 gasolineras.

(V.pág.3A de la sección "Negocios" plana del periódico Mural del 11 de diciembre de 2003).

La falta de mayor competencia en la distribución de combustible al menudeo, particularmente de inversión extranjera, es una de las razones fundamentales por las que se presentan irregularidades en la venta final al público, coincidieron especialistas en derecho energético.

(V.pág.3A de la sección "Negocios" plana del periódico Mural del 27 de noviembre de 2003).

Cada vez que llena su tanque usted recibe en promedio 1.21 litros menos que lo que paga, lo que se traduce en un desfalco para su bolsillo de alrededor de 58 litros al año, considerando un vehículo que se llena con 50 litros semanalmente.
Con el apoyo técnico de la Universidad de Guadalajara y la supervisión del Colegio de Notarios de Jalisco, MURAL realizó un muestreo en gasolineras de la Zona Metropolitana de Guadalajara, que arrojó una pérdida de 7.26 pesos por gasolina que usted no recibe cada vez que llena su tanque de 50 litros.
Tomando en cuenta que el parque vehicular en la zona metropolitana es de un 1'200,000 autos, el fraude de las gasolineras ascendería a 418'176,000 pesos anuales.
En total se analizaron aleatoriamente las muestras en 15 gasolineras de las cuales solamente dos cumplieron con las especificaciones de la Profeco, que toma en consideración una evaporación de 100 mililitros por cada 20 litros.
Como es una muestra representativa de las gasolineras en la ciudad, esto quiere decir que el 87 por ciento de las estaciones de servicio está vendiendo menos combustible, es decir, en promedio dan litros de 976 mililitros.

(V.primera plana del periódico Mural del 24 de noviembre de 2003).

Cansados de los abusos en algunas gasolinerías, propietarios de vehículos presentaron sus quejas en el Congreso del Estado [de Jalisco], para que a su vez los diputados exhortaran a las autoridades correspondientes a tener un mejor control sobre las estaciones de servicio...
Entre las anomalías destacó: combustible mezclado con carburantes o sustancias que afectan la calidad del mismo, la alteración de las bombas despachadoras de gasolina y la venta de magna por premium.

(V.pág.1-B del periódico El Informador del 2 de agosto de 2003).

Diputados exigen explicación sobre gasolinas adulteradas, y que se actúe contra culpables.
Aseguran que se han adulterado las gasolinas Magna y Premium con mezclas de aceites quemados y lodo de desecho de pozos petroleros, importando poco el daño a los automotores y al medio ambiente.
El Partido del Trabajo solicitó a la Cámara de Diputados llame a comparecer a Raúl Muñoz Leos, director general de Pemex; Ernesto Martens, secretario de Energía, y a funcionarios que tienen que ver con la refinación y la petroquímica, para que 'expliquen por qué razón, conociendo el fraude de la adulteración de gasolinas, no han actuado contra quienes resulten responsables'.

(V.pág.3-A de El Informador del 17 de abril de 2002).

Millones de litros de gasolinas Magna y Premium que se venden en todo México, son adulterados con productos refinados de menor calidad como naftas y solventes, denunció el presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores en Combustibles y Lubricantes, J.Antonio Beltrán.

(V.pág.5 de Ocho Columnas del 1o. de abril de 2002).


Fecha de última actualización: 21 de agosto de 2014.

Regreso a mi página base
El Tesoro de la Jumentud > La página de los países y sus costumbres > ¿Un "ratero" en cada hijo te dio? > Ordeñando a los clientes de los clientes de la empresa "de todos los mexicanos"
Powered by Linux